¿Cómo leemos?

ImagenEsta entrada me la ha sugerido el par de comentarios de Nacho en la anterior, y tiene mucho que ver con cosas como el diseño, la usabilidad y las pautas de lectura que seguramente estarán muy investigadas y modelizadas. Pero dado que el cambio de hábitos que se sufre al pasar el hábito de lectura en papel a la pantalla, concretamente en el caso de los periódicos, fue uno de mis temas de tesis, la verdad es que el tema me ha resultado muy interesante.

¿Cuáles son las diferentes posibilidades a la hora de enfrentarse a la lectura de una entrada en un blog? El tema no es sencillo, porque varían ambos lados de la ecuación: la entrada, que puede contener diversos tipos de vínculos y en diferente disposición; y el lector, que puede tener diferentes hábitos relacionados con factores como sus niveles de interés o de experiencia, entre otros.

Una entrada en un blog suele tener vínculos, en los que el autor ofrece al lector la posibilidad de ampliar información, validar sus aseveraciones, profundizar en temas relacionados, o completar un argumento. Los vínculos no han sido creados iguales, todos sabemos que en ocasiones, y según la forma en la que nos vinculen en un sitio, nos llegan cantidades mayores o menores de visitas, no es lo mismo un vínculo “intrigante” o apoyado por una frase redonda, que un vínculo casual o colocado al final de la entrada en plan “Vía: Blog de Fulano” o “Más información: Blog de Mengano”, como hacen los blogs de Weblogs, S.L. (Xataka, para ver un ejemplo), en una práctica que no me gusta nada (nunca clico en esos vínculos del final, están para mí “desconectados”, “descontextualizados”, cuando llego a ellos se me ha pasado el interés que me pudo generar el texto…)

Un lector también puede tener diferentes condicionantes. Si la entrada es sobre un tema que te interesa muchísimo, o del que sabes un montón, es posible que tu inclinación a clicar en los vínculos a medida que pasas por ellos aumente, o al menos pases el ratón por ellos para comprobar que el sitio que vinculan es el mismo que tú, en tu conocimiento del tema, vincularías. Si es “tu tema”, creo que clicas más, aunque no estoy completamente seguro de ello. Por el contrario, si haces una lectura más desapasionada, de un tema que te preocupa menos o del que sabes lo justo, me parece más posible que hagas una lectura lineal del texto, y sólo cliques una vez que has terminado, si es que llegas a clicar. El nivel de experiencia también cuenta: no es la primera ni será la última vez que alguien hace preguntas en los comentarios, como “¿dónde puedo encontrar nosequé” que, en realidad, están perfectamente respondidas en el vínculo de la palabra correspondiente. Tenemos desde el rango de los que no se han enterado de que esas palabritas subrayadas y en otro color son vínculos, hasta los que en una primera ojeada y en función del número y situación de los vínculos, ya saben si se enfrentan a una entrada descriptiva, de referencia de otra, o puramente especulativa… De todo, como en botica.

Y claro, según como sean las pautas de lectura preponderantes, eso tiene implicaciones en el diseño de la página y en la forma de vincular. Lectura predominantemente interruptiva (detengo la lectura de la entrada para irme al vínculo que señala y después, cuando lo he visto, seguir leyendo) versus lectura predominantemente secuencial (lo leo todo, y después vuelvo a clicar en algunos vínculos que me dejaron intrigado o me interesaron).

¿Me faltan elementos en el análisis? (lógicamente, porque esto es lo que se llama una “primera pensada” a bote pronto)

¿Y tú? ¿Cómo lees?

22 comentarios

  • #001
    Creigphor Danny - 19 noviembre 2005 - 13:22

    Yo personalmente, clikeo casi todos los vinculos primero, pero los pongo en otros tags de firefox.
    Así, cuando termino de leer el texto me miro las otras paginas a ver si me interesa leerlos.

  • #002
    Oopsh! - 19 noviembre 2005 - 15:03

    Interesante,
    Aqui la tecnologia juega un papel determinante, desde firefox, si el tema me interesa, abro todos los links por “detras” en subventanas, y los reviso cuando se que han cargado, durante o despues de la lectura.
    Antes con explorer, esto era muy pesado

  • #003
    alex - 19 noviembre 2005 - 15:38

    Como comentan en el artículo, todo depende del grado de interés y motivación que tenga el lector en un determinado tema, pero, personalmente, me ha pasado que muchas veces he dejado de leer algo (que consideraba interesante) por el diseño que tenía la página, el mal uso de los colores, la mala distribución del texto, etc, etc.

  • #004
    Alfonso (Tochismochis) - 19 noviembre 2005 - 16:10

    Enrique,

    Es curioso que trates este tema, porque es algo a lo que llevo dándole vueltas unos cuantos días, después de una reunión con clientes que veían difícil leer sobre la pantalla determinados informes.

    Mi naturaleza difusa (tendencia a hacer varias cosas al mismo tiempo) me “obliga” a:
    1) Ver en la barra de estado dónde hace referencia el vínculo,
    2) Hacer clic en el vínculo si la website/blog es interesante (normalmente lo es, porque tiendo a adoptar la posición “esponja” en modo absorción :-)). Yo también suelo abrirlos en pestañas (tabs) de Firefox, de modo que pueda leerlos después.
    3) Normalmente, una vez leído la entrada del blog completa (cuando la termino), echo un vistazo rápido al contenido del enlace. Si no hay nada que me llame la atención o el tema es sólo de curiosidad, lo cierro. En caso contrario, intento documentarme un poco más.

    A diferencia de Alex, nunca he dejado de leer algo por su mala organización.
    Si me interesa, lo leo, aunque es cierto que hay algunos blogs que dejan bastante que desear.

    Y no me refiero al tuyo, Enrique. ;-)

  • #005
    mariluz - 19 noviembre 2005 - 16:18

    A mi los links al final del texto me gustan y los empleo, pero no por ello dejo de vincular frases o palabras a lo largo del post. Simplemente sigo unos criterios fijos establecidos por mí para enlazar durante o al final de la entrada. Estos criterios se basan en una metodología que me facilita la recopilación final de información. De ese modo en función de los vínculos que tenga y el texto que redacte acabo creando posts con enlaces durante y al final, posts con enlaces sólo a lo largo del texto y posts con enlaces sólo al final(estos últimos evidentemente minoritarios).

  • #006
    Agus - 19 noviembre 2005 - 16:27

    Yo también lo suelo abrir todo en tags diferentes del firefox, y luego cierro la mitad sin nisiquiera leerlo.

  • #007
    pezhammer - 19 noviembre 2005 - 16:42

    Resulta un tanto paradójico que un profesor universitario no entienda el sentido de ese vínculo final tras el consabido Vía. Es un reconocimiento al otro, al que te ha hecho conocer lo que estás comentando o incluyendo en tu blog. Ese es el sentido, Enrique. Si los blogs son diálogo, hay que agradecer al que lo inició, ¿no?

  • #008
    Nacho - 19 noviembre 2005 - 16:49

    Me agrada haberte inspirado tan curioso e interesante asunto.

    La verdad es que la cosa tiene algo de miga, pues a mi mismo me llama la atencion mi propia forma de “mirar” y “leer” las cosas.

    El periodico siempre lo empiezo alreves (de atras a adelante), los post… a menudo escapo a los enlaces, antes incluso de leer la referencia de bloggero de turno, lo mismo me pasa en determinados sites… parece que mi ansiedad con el raton en la mano, supera la previsión lógica del diseñador del contenido. no se…

    Supongo que algo puede tener que ver mi antigua afición a los libros de tecnicas de lectura rapida, unos manuales de doctores rusos para aprender a “tragarse” libros tecnicos gordos, saltandose, palabras, frases y hasta paginas sin perder (¿?) el hilo de lo que lees. Intentaba linkartelos pero no los acabo de encontrar en mi libreria.

  • #009
    PPPerez - 19 noviembre 2005 - 17:10

    Enrique, me parece que a lo que comentas en el artículo sería bueno añadirle también un “ingrediente” de bastante importancia: EL TIEMPO.

    En mi caso, coincido con bastantes de las opiniones anteriores. Suelo abrir links en las pestañas del Firefox y, dependiendo de lo esencial que parezca en enlace para la comprensión del tema, lo leo inmediatamente … lo leo al final … o paso de leerlo.

    Pero, muchas veces esta actitud varia en función del tiempo.
    Si estoy en un momento sosegado, tranquilo, relajado, me trago casi todo aquello que me parezca solo un pelín interesante.
    Si no dispongo de mucho rato (tengo que salir, hacer otras cosas o es tarde para irse a la cama), muchos de los enlaces abiertos ni los miro.

    Esto parece algo bastante obvio, si no tienes tiempo no puedes hacerlo.
    Sin embargo, ¿cuantas veces nos pasa esto a todos?
    Cuantas veces decimos,”Hmmm, tengo un ratito y voy a aprovechar para mirar el correo” … luego, como no había correo, te vas a leer algo y cuando estás en lo mejor, dices: “coño, que me he liado, tengo que marcharme !!” … y cuelgas todo lo que tienes entre manos.
    Creo que es algo bastante habitual y que tiene su especial importancia.

    Nuestros hábitos no están solamente relacionados con nuestro interés, sino también con nuestra disponibilidad de tiempo.

  • #010
    Enrique Dans - 19 noviembre 2005 - 18:59

    pezhammer, lo entiendo perfectamente… lo que pasa es que creo que debe ponerse en su sitio, no al final. Al final están “muertos”, o al menos esa es mi impresión (por supuesto completamente subjetiva).

    PPPerez, a mí me pasa eso que describes mucho con Bloglines. Le doy a leer todos los feeds pendientes, se abren todos, y de repente me tengo que ir por lo que sea y dejo un montón de cosas sin leer que ya no recupero… En fin, supongo que es como cuando dejas el periódico a medias…

  • #011
    pezhammer - 19 noviembre 2005 - 19:38

    Evidentemente, todo es opinable. Ahora bien, el uso habitual y mayoritario ha convertido esta práctica casi en una norma, por lo que el lector cotidiano de blogs busca, consciente o inconscientemente, esa referencia a pie del artículo. Esta es mi visión subjetiva.

  • #012
    Jordi Abad - 19 noviembre 2005 - 23:23

    No veo mal el hecho de que los enlaces aparezcan al final del blog en determinados casos. Es el caso de Genbeta, blog que leo habitualmente, y que mantiene la política de Weblogs, S.L. de colocar los enlaces al final de artículo.

    En este blog, se describen nuevos servicios web que van apareciendo. Leo por encima cada uno de los artículos y, si me interesa, siempre se que el enlace hacia la web de este nuevo servicio se encuentra al final y no tengo que ir buscando por el artículo donde está el enlace. Creo que este caso justifica este tipo de política de enlaces.

    De todas maneras, no digo que siempre tenga que ser así. Sencillamente, depende.

    En cuanto a mi manera de leer, la respuesta es sencilla: Voy a por faena. Cada vez me gusta leer más blogs y el tiempo que dispongo para leerlos sigue siendo el mismo. Si un artículo no me interesa, tan solo leo el titular. Si me interesa, me leo el artículo completo y, si creo que los enlaces me pueden aportar información extra, también los abro (que bien funcionan las pestañas del Firefox) y los leo.

    Lo reconozco Enrique, aunque sigo tu blog, no leo todos tus artículos. Perdóname! ;)

  • #013
    Fernando - 20 noviembre 2005 - 21:24

    Hombre, lo que dices de los enlaces al final no tiene mucho sentido ahora que existen los tabs en los navegadores. La idea es no perder el hilo de la noticia y leer entera hasta el final, momento en el que la “pierdes” si buscas más información o si el tema no te interesa y te vas.

    En cuanto a mis preferencias, me gustan los blogs cuya longitud de línea es corta, pienso que se leen mejor. Además, como suelo leer desde el lector de feeds muchas veces me quedo en el titular.

  • #014
    Alberto V2.0 - 21 noviembre 2005 - 06:34

    Creo que la mayoría coincidimos en el aspecto del seguir los vínculos a través de las pestañas de Firefox.

    Respecto a cómo colocar los links, en lo personal prefiero siempre tratar de colocarlos “en contexto”, es decir, que el usuario ni siquiera necesite saber a qué sitio apunta para darse una idea de la relevancia del mismo.

    Los links al final del artículo los considero más como algún autor de artículos de revista (no recuerdo quién) bautizó como “Caja de Recursos” (resources box), destinada a aquellos que quieren seguir documentándose en el tema.

    Y ya para cerrar, y que estamos en el tema de las prácticas de lectura, ¿qué opinas acerca de expandir un poco el interleado en tus entradas?…

    Sería una lástima perderme algunos artículos por culpa de lo “cansado” que puede resultar re-orientarme en cada renglón del post. Sólo una humilde sugerencia.

  • #015
    Enrique Dans - 21 noviembre 2005 - 09:57

    Alberto, ese tema lo llevo pensando cierto tiempo: el tamaño de letra es pequeño, y el interlineado muy comprimido (no por nada, sino porque era el que venía por defecto en la primera versión de template de Blogger que estrené en 2003). Estoy tentadísimo de buspar una letra más agradable o un interlineado más amplio, pero teniendo en cuenta que suelo escribir entradas tirando a largas, ¿no te resultaría intimidatorio? ¿No te daría una fatiga horrible meterte a leer si ves que se prolonga dos pantallas y media? Mi impresión es que la métrica es el número de pantallas que ocupa un post, y que si crece, aunque sea pura psicología, habrá gente que pierda interés porque las ve demasiado largas…

  • #016
    raul2010 - 21 noviembre 2005 - 12:23

    A mi me tira mucho más atrás las líneas apiñadas y larguísimas como están ahora.

    Yo reduciría el número de entradas en portada (para que la barra de scroll intimide menos) y dejaría que cada cual decidiese si una entrada es demasiado larga para él o no.

    Tus posts son como son, osea, largos. Pero si además acabas saltando de linea por lo largas y juntas que están, te buscas alternativas como pegar el texto sin formato en Word o tratar de leer el blog desde Bloglines (cosas que yo hago).

    Por supuesto, si no fuera tan interesante el contenido, no lo haría ;)

  • #017
    Almudena - 21 noviembre 2005 - 12:45

    Yo también soy exclava del tiempo y lo que hago es:

    Los post largos los leo por encima, me provocan desasosiego, me fijo en las palabras destacadas (las que enlazan) y si puede interesarme dejo el post abierto, para luego.

    Los post cortos me gustan, los leo y si me interesan pincho en los enlaces después de leerlos.

    En definitiva los enlaces después de leer el post.

  • #018
    DeWeert - 21 noviembre 2005 - 14:30

    Quizás mi comentario sea obvio para muchos de ustedes, pero me parece extraño que nadie haya mencionado a dos organizaciones que han estudiado mucho el asunto:
    La Universidad de Stanford y el Poynter Institute.

    Les recomiendo leer http://www.poynterextra.org/eyetrack2004/

    y http://www.poynter.org/

    Allí se escribe de todo esto con una lucidez maravillosa.

    En el tema de las pestañas es interesante que la mayoría de los usuarios somos multiventanas/pestañas:
    Tenemos varias ventanas o pestañas abiertas al mismo tiempo y pasamos de una a la otra (Es lo que estoy haciendo ahora para armar mi comentario). Mirando el nombre en las solapas sabremos cuál es cada una (salvo que se llamen “untitled document” como en 26.900.000 casos -según google-).

    También -igual que a Enrique- me faltarán muchos elementos en el análisis, porque el asunto es larguísimo. Pero en el sitio del Poynter hay material como para varios meses.

    Personalmente, el modo en que lo hago (sea para mi sitio o ajenos), es insertar los vínculos en el cuerpo del texto porque esa es la diferencia en internet. La primera vez que navegué en internet quedé fascinado con lo que después supe que se llamaba hipervínculo. De hecho, hoy detesto leer tesis en las que tengo que recurrir al pie de página o a un apartado para consultar las llamadas o asteriscos.

    La lectura interruptiva o secuencial que mencionas, Enrique, puede tambien estar influenciada por el diseño en la forma de enlazar: el subrayado, el color, la tipografía. Y por supuesto, por el poder de las palabras elegidas para el link.

    La cuestión del contenido es un mundo aparte, al que le he dedicado años, y en este nivel funciona de modo similar al de los periódicos, donde el “cómo” es -quizás- más importante que el “qué” y determinará (y estará determinado por) el perfil de lectores.

  • #019
    Alberto V2.0 - 21 noviembre 2005 - 17:28

    Sí, es un hecho que al usuario promedio las barras de desplazamiento “tan pequeñas” (es decir, cuando hay mucho contenido en un sitio son intimidantes.

    Sin embargo, lo que sugiero es que expandas el interlineado en un 120%, lo cual añadiría sólo un 20% de longitud a la página principal.

    Por el tipo de contenido que manejas, no te recomiendo que lleves a la práctica fragmentar tus artículos en portada, pero si te atrevieras a, seguramente ayudará que dentro de la página del artículo, acortaras la longitud de los renglones, abrieras el interlineado, e incluso puedes utilizar una fuente sans-serif (Georgia funciona muy bien) para ayudar a la lectura rápida y cómoda.

    De adoptar la técnica de fragmentar, bastaría con ocupar el primer párrafo en introducir el tema a grandes rasgos, si el lector se interesa, irá a la página del artículo.

    Estas y otras prácticas ya probadas (y comprobadas) son las que estoy enfatizando en la renovación del sitio en el que estoy actualmente.

    Hay muchas formas de optimizar la lectura en pro de tus lectores, pero no me voy a extender aquí. (También este espacio de comentarios tiene de dónde mejorarse).

    Ahora que si Blogger te está limitando mucho, podemos platicar acerca de explorar otras alternativas. Vale la pena, créeme.

  • #020
    Intempest - 21 noviembre 2005 - 17:47

    Pues yo leo interrumpiendo la lectura cuando llego a un enlace, pues visitar éste me permite contextualizar mejor la secuencialidad (quebrada) del texto original.

    Muy acertada esta entrada que toca un tema muy interesante como es el lenguaje del hipertexto (y en concreto del hiperenlace). La pregunta es: si hemos roto con la lectura lineal ¿qué técnicas debemos usar cuando escribimos con esta herramienta? ¿A lo mejor el enlazamiento constante de dos o tres argumentos básico que sirvan de motor de nuestra conversación? ¿Aprovechar las expectativas que nos creamos al ver un enlace mediante técnicas de deslizamiento semántico?

    Dejo aquí mi pequeña aportación al tema.

  • #021
    JFT - 21 noviembre 2005 - 18:06

    estoy esperando los buscadores basados en la aplicación de semantíca. Hasta ahora sólo esta la versión para empresas.
    porque lo que hago es oprimizar mucho las busquedas para poder leer sólo lo que me puede interesar.
    no hago paradas “esteticas” a no ser que sea un diseño impactante.
    si algo lo considero importante, pido perdón, lo imprimo para una lectura con muchas notas.
    Todo lo guardo y suelo pasarlo a un doc

  • #022
    k1n1 - 24 noviembre 2005 - 22:31

    Lo que parece estar claro, por los comentarios y por mi propia experiencia es que los que estamos acostumbrados a “leer con links” necesitamos FireFox.

    La herramienta del futuro. No se porque Microsoft, esta tardando tanto en proporcionar una nueva versión del explorer mas avanzada. Sera una extrategia???

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados