“El ocio de los sanos”, de Santiago Egido

ImagenMe lo prestó mi amigo Luis Solís, con una de esas miradas típicas de “te va a gustar”. Es la edición que recoge los finalistas al Premio de novela corta de ciencia ficción de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) 2004, un libro editado por Ediciones B, en la colección Nova, y habitualmente dificil de encontrar. Luis me señaló directamente uno de los relatos, el último del libro, titulado “El ocio de los sanos”, de Santiago Egido, que obtuvo la Mención UPC… y me ha encantado. Simplemente el comienzo ya es buenísimo:

“La primera vez que Isabel se infectó deliberadamente con un virus diseñado genéticamente fue a los nueve años, antes de una obra de teatro en el colegio…”

El libro transcurre en algún momento del futuro en el que el hombre ha ganado la batalla contra las enfermedades infecciosas, y ha aprendido a controlar los agentes virales. Resulta posible reproducir todo tipo de condiciones infecciosas en un ser humano, y hacerlo de manera perfectamente controlada: provocar una infección viral localizada, por ejemplo, en los ojos, puede usarse para dotarlos de un tono blanco perfecto, una pupila contraída que destaca el iris, y un brillo especialmente patente. Sin embargo, la infección se desactiva de manera prácticamente automática con una segunda pastilla. El sistema, diseñado por una empresa, Bausch-Naningenotech, con enorme esfuerzo de I+D, pero había sido pronto hackeado, y existía toda una vibrante comunidad de personas que vivían de poner en el mercado sus propias variaciones de virus. De ahí, a los primeros sistemas operativos virales que se instalan sobre un organismo humano, a la posibilidad de instalar diferentes sistemas, a la ruptura de las reglas y protocolos iniciales… Una historia completamente geek, con un rigor y unas descripciones muy buenas, muchísimos guiños a cosas que están pasando o han pasado recientemente en la historia de la tecnología, y una narrativa impactante.

Con un poco de googling del autor veo que tiene un Ph.D. en Matemáticas por Maryland, lo cual me explica la brillantez de las descripciones… No hay como un geek escribiendo para geeks

DISCLAIMER: No conozco
de nada al autor, no tengo intereses en la editorial, ni afiliación con Casa del Libro, ni perrito que me ladre :-) Simplemente me ha gustado.

2 comentarios

  • #001
    ovidio vidal - 11 octubre 2005 - 02:58

    Pues la vréfáf es que no tengo mucho que aportar hoy,sólo que como si ciencia ficción se tratase te estoy posteándo desde el paritorio…seguro que soy el primero que te postea desde este sitio…

  • #002
    Elbier Minks - 12 octubre 2005 - 22:05

    Hace ya varios años que descubrí los Premios de la Universidad Politécnica de Cataluña y desde entonces no me los pierdo.

    Por mi parte los he comprado siempre en El Corte Inglés.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados