Google y la personalización

Vía Dirson, Monika Henzinger, Directora de Investigación de Google, en Frankfurter Allgemeine Zeitung:

“Los buscadores deberían entender mejor los gustos de los usuarios. Podrían indicar sus intereses, y los resultados de las búsquedas irían en la dirección de estas preferencias (…) El futuro son los perfiles de búsqueda personalizados.”

Hace poquito, en este post y en Libertad Digital me dediqué a especular sobre la necesidad que tenía Google de empezar desarrollos más “inteligentes”, más centrados en las preferencias del usuario y en los contenidos reales de las páginas, en un esquema más semántico (y opinaba además que se podía hacer sin necesidad de esperar al desarrollo de esa tan esperada pero tan quimérica web semántica) . Ahora quien lo dice es la Directora de Investigación de la propia Google, utilizando algún ejemplo conocido que muchos henmos usado en clase para explicar la web semántica:

“Si el usuario teclea ‘jaguar’, por ejemplo, y previamente ha indicado su interés por los animales, deberían aparecer sitios de animales, y no los ligados a la marca de automóviles. Las búsquedas anteriores y los sitios visitados en el pasado también podrían utilizarse para incrementar el ratio de éxito”.

El tema apunta a algo muy interesante, que ya comenté en posts anteriores: los recursos en manos de Google son ilimitados. Pueden utilizar la información del caché local de mi Google Desktop para filtrar los resultados de las búsquedas genéricas, y pueden hacerlo además sin necesidad de “llevárselos” (amenazando esa privacidad tan desarrollada que tienen algunos, que parece que todos los días estuviesen planeando matar a Bush) . Pueden usar el historial de búsquedas anteriores o, más fino aún, el índice de éxito de páginas recuperadas de listados de dichas búsquedas. Ya puestos a imaginar, podrían ver qué buscan mis amigos y miembros de mi red social en Orkut, o los tags de mis fotos en Picasa, o los contenidos sobre los que escribo en Blogger, y n cosas más si utilizan la totalidad de su oferta de productos… Si yo les autorizo a hacerlo porque tengo un gran interés en que mis búsquedas proporcionen mejores resultados, ¿por qué no lo van a hacer? Incluso podría tener un interés más allá de la mera búsqueda, porque francamente, prefiero recibir anuncios que puedan tener cierta relevancia para mí a recibirlos de cualquier cosa indiscriminada…

Hay mucho más en inteligencia artificial que aquello a lo que tradicionalmente se ha llamado inteligencia artificial. La diferencia es que antes no había ninguna empresa que pudiese obtener tantos datos de nuestra esfera personal como lo puede hacer un Google, un Yahoo! o alguna otra empresa de la red a la que confiemos partes significativas de nuestras actividades online. Termino el post como cerraba el artículo de Libertad Digital, en abierta referencia a Howard Rheingold y a su “era of sentient things“:

“En breve, algún competidor en la esfera tecnológica será capaz de convertir sus productos en ‘modestamente inteligentes’, en ‘medianamente sensibles’, inaugurará la ‘era de las cosas que piensan’, y comenzará la carrera de la inteligencia artificial”.

5 comentarios

  • #001
    Hector - 22 febrero 2005 - 18:19

    Hay un intento relevante de aportar inteligencia en la busqueda, se trata de mSpace, una aplicacion que mezcla Google con iTunes, a la que agrega capacidad de relacionar archivos audio o videos. Esta en beta y lo desarrolla la Universidad de Southampton. Ver mi post: http://www.hectormilla.com/index.php?id=73

  • #002
    Consultor Anónimo - 22 febrero 2005 - 19:14

    El otro día hacía esta reflexión en Periodistas 21 a cuenta del incendio en el Windsor y la pretendida ausencia de cobertura blogger:

    “Para mi la utilidad de los blogs para el periodismo está en su capilaridad, en su capacidad (como conjunto, no mirando blog a blog) para abarcar muchos más acontecimientos (de menor envergadura, probablemente), con una diversidad mayor de enfoques y hasta con mayor profundidad (derivada de los conocimientos especializados, los contactos, etc…)

    El problema es el que he dicho antes: que toda esta potencia se da tomando la blogosfera como conjunto, pero difícilmente en un blog individual.

    Aplicado al Windsor: podríamos encontrar información de un afectado por el incendio en un blog, la experiencia de un bombero en otro blog, algún detalle de la investigación…

    Ahora bien, ¿cómo agregar estos contenidos sin conocer las fuentes a priori? ¿cómo buscar en la web, de forma inteligente, estos enfoques para nanoaudiencias?”

    Pues eso, que si alguien (Google?) es capaz de desarrollar una herramienta de búsqueda que sea capaz de identificar la información RELEVANTE (aunque no esté muy enlazada, ni sea conocida), marcará un antes y un después: si todo el mundo puede publicar algo relevante, y alguien es capaz de “hurgar” en ese montón de información hasta ofrecernos una visión conjunta… bufff!!!

  • #003
    Javier Ferraz - 22 febrero 2005 - 22:56

    Quizá el camino pase por los trackbacks.. q aún necesitan q el escritor aporte en retroenlace en el blog de otro.

    Pero quizá tirando de uno y navegando hacia otros, se podría crear una herramienta q actuara como un humano, yendo de vínculo en vínculo y acabara presentándolos todos…

    Me gusta la estética de buzzmaps para esto, ¿q tal q la referencia más visitada se presentara como la de mayor tamaño?

    Saludos.

  • #004
    Javier Ferraz - 22 febrero 2005 - 22:58

    Ah! Y creo q en Technorati acabarán teniendo medios para esto.

    Technorati + Bloglines + Buzzmaps + … = ?

  • #005
    Carlos Alvarez - 23 febrero 2005 - 14:14

    esto me recuerda a una novela futurista de Neil Stephenson. En él, la inteligencia artificial ha pasado a llamarse pseudo-inteligencia, es decir, falsa inteligencia. A mi me parece un término más apropiado ;-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados