Por favor, hackea mi producto

Imagen Cada vez lo vemos más: una empresa saca un producto al mercado, y este es “mejorado” por sus propios usuarios, a menudo utilizando prestaciones no documentadas, accesorios originalmente diseñados para otros modelos, o simplemente, artefactos hechos por los propios usuarios. Andy Kessler lo mencionaba hace tiempo en su artículo en WSJ,“Hack this (please)” (disponible en su página). Ha ocurrido, por ejemplo, con teléfonos móviles, que eran ofrecidos con algunas de sus prestaciones deshabilitadas en las típicas ofertas de operadoras, y ahora veo, vía Slashdot, que ha ocurrido con ese artefacto de tan buen aspecto que es el Treo 650, último smartphone de PalmOne: un usuario ha hackeado el producto, haciendo que éste pueda reconocer y utilizar las tarjetas WiFi de PalmOne, algo que posiblemente (pura especulación mía) la propia PalmOne, por sus acuerdos con operadoras, no quería que ocurriese (o al menos no todavía). Sin embargo, la presión de sus propios usuarios, la velocidad con la que estas cosas se esparcen por Internet, y la propia competencia de otras marcas que ya empiezan a ofrecer terminales con prestaciones WiFi, han hecho que PalmOne tenga que reconsiderar la decisión de que el Treo 650 no tuviese WiFi, y de hecho haya empezado a ofrecer soporte para una función que originalmente no existía y, por tanto, no estaba documentada.

En un escenario tecnológico como el actual, las empresas tendrán que acostumbrarse a que los usuarios “mejoren” sus productos, y a verlo además como algo ventajoso. Al final, que los usuarios “trabajen” en mejorar tu producto y no el de la competencia llegará a convertirse en un activo intangible de alto valor. Se acabó eso de “la garantía queda anulada si el producto es abierto o modificado”. Bienvenidos al “por favor, hackeen mi producto…”

4 comentarios

  • #001
    ultor - 4 enero 2005 - 16:03

    Y siguiendo con el argumento, y uniendo el “cuentecillo de los aguadores” que alguna vez te he oído (lo de que las empresas deben adaptarse al cambio)…

    ¿No es posible que sean las mismas empresas las que filtran estos “hacks”?. Supongo que esta pregunta podría llevarno a la ya sabida “¿no serán las empresas de antivirus las que hacen los virus?”, que la veo una tontería.

    Así que mejor la dejaré en su punto medio. Ya se sabe que para romper un mercado hay un buen método que consiste en “engatusar a los early adopters” para que estos vayan convenciendo a sus amigos sobre el producto que deben comprar. (¿quién no le ha preguntado a su amigo especialista en xxxxxx sobre qué producto comprar?).

    Para cuando los early adopters se aburren, y empieza a llegar la gran ola de consumidores, una buena táctica sería la de filtrar algún “hack” para volver a utilizar a la fuerza de estos especialistas que se emocionan con la capacidad “oculta” que ellos son capaces de activarle a su amigo/familia (a mi me pasa).

    En el caso de la informática/electrónica, que es la que me pilla más a mano, se me ocurren los casos de los chips BT848 que se podían utilizar para decodificar el C+, los teléfonos móviles e incluso podría creermelo del chip para la PlayStation sino fuera porque la propia Sony vende juegos.

    En fin, sólo es una reflexión (a veces pienso que debería tener mi propio blog, pero en este seguro que me lee más gente ;-) ) (¿es esto una forma de “hackear” tu producto, Enrique?)

  • #002
    Enrique Dans - 4 enero 2005 - 20:18

    Pues si es una forma de “hackear mi producto”, te animo profundamente a hacerlo :-)

    La reflexión me parece muy interesante. A lo que entiendo que vas es a la posibilidad de que la empresa “gestione” esos “hacks”. Hacerlo torticeramente no creo que sea posible como tal, al menos a largo plazo, porque la inteligencia de los consumidores lo pondría de manifiesto. Pero posiblemente se pueda “jugar con el tema”… Y cuando menos, pensar así es una forma de aproximarse a la idea de gestión de ese tipo de temas, lo cual ya va mucho más allá de lo que hacen las empresas hoy…

  • #003
    Josema - 5 enero 2005 - 12:16

    Yo voy por la misma línea de ultor y me/os pregunto ¿no es posible que esta práctica, quizás casual aunque incipiente, pueda convertirse en una estrategia de mk?. Aunque claro, ¿qué hubiera pasado si en vez de descubrir una función oculta, se hubiera descubierto un bug de seguridad (equiparable a aquello del candado que se podía abrir con un boli bic)?¿podría ser igual de beneficioso para PalmOne? Evidentemente no, y si no que se lo pregunten a Microsoft. Entonces, ¿hasta dónde podemos estar dispuestos para que “hackeen” nuestro producto?. El resultado dependerá de cómo seamos capaces de venderlo (si es que lo somos).

  • #004
    Luis Alonso-Lasheras - 6 enero 2005 - 13:39

    Alguien sabe con cierto fundamento si las tarjetas piratas de canal satelite (y la posibilidad tecnica de hacerlas) fueron planeadas por la propia empresa? Si es asi realmente creo que fue una maniobra genial.

    El titulo de este post y el contenido me han recordado el famoso articulo llamado “por favor pirateen mis canciones” que escribio un componente del grupo Meteosat, y que creo que gano un premio.

    Lo he encontrado aqui por si alguien no lo conoce:
    www.baquia.es/com/20010118/art00001.html

    Luis

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados