Carta abierta de la industria informática a las productoras

Me ha gustado tanto esto, que hasta me he lanzado a traducirla (pero no soy traductor, así que sigo recomendando el original en inglés). Viene del “The Butt Ugly Weblog“, yo lo ví en BoingBoing, y está inspirada en la fantástica conferencia sobre DRM que dió Cory Doctorow, de la Electronic Frontier Foundation.

Os mentimos. En la dorada época de los 80 y los 90, os dijimos que los micropagos y las protecciones funcionarían; que seríais capaces de cobrar minúsculas cantidades de dinero cada vez que alguien escuchase vuestra música o viese vuestras películas. Os contamos mentiras que sabíamos perfectamente que nunca funcionarían – nosotros mismos jamás las habríamos usado. En su lugar, nos dedicamos a desarrollar cosas como Kazaa y Gnutella, y otras malvadas aplicaciones P2P para conseguirlo todo gratis.

Os contamos todas esas cosas para que así financiaseis las cosas que realmente queríamos construir. Sabíamos perfectamente que el DRM no funciona, y que cualquier cosa que creásemos podría eventualmente ser rota por nosotros mismos. Ahora ya nos trae sin cuidado, porque vuestro dinero nos ha hecho más grandes que vosotros mismos.

Fijaros en nosotros: cada año, sacamos más en juegos de ordenador que lo que vale vuestra industria entera. ¿Sabéis como lo hacemos? Nos gustan nuestros clientes. No los tratamos como criminales en potencia ni hacemos que nuestros productos sean capaces de hacer cada vez menos cosas. Inventamos cosas nuevas, como los juegos online y los escenarios virtuales, cosas en las que el dinero no viene de la duplicación de bits (que no puede ser detenida, no importa como sea tu sistema de DRM) sino de dar a la gente las experiencias que realmente quieren.

Vimos que erais viejos y débiles, y nos aprovechamos de ello: os dijimos las cosas que queríais oír, para poder daros una patada en la cabeza al cabo de veinte años. Algunos os dijimos que el futuro sería interactivo – ¿qué hicisteis? Empezasteis a pensar en como hacer películas interactivas (¿quién quiere un CD-I?), mientras nosotros programábamos juegos e intentábamos entender los nuevos medios, en lugar de seguir cabalgando sobre cosas viejas.

Os mentimos. Y os pedimos disculpas, pero fue en nombre del bien común. Y no estamos ni siquiera mínimamente arrepentidos.

Firmado: la industria informática.

No tiene desperdicio. ¿Alguien se la puede hacer llegar a Teddy? El pobrecito no creo que lea blogs…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados