Sobre el uso corporativo del código abierto

Importante artículo en Business Week sobre el uso corporativo de software de código abierto. Importante, en primer lugar, por el foro, que lleva el tema a todas las mesas de todos los directivos con capacidad de toma de decisiones. En segundo lugar, por el tipo de miedos que puede esparcir en esos directivos, al “enturbiar” una decisión que debería ser puramente técnica (desde el punto de vista de rendimiento, disponibilidad, escalabilidad, coste de mantenimiento, coste de programación y soporte), con aspectos jurídicos derivados de una serie de leyes de propiedad intelectual desfasadas y caducas, que se están demostrando como la mayor lacra para el progreso de la Humanidad en su conjunto.

En el artículo se citan las 283 potenciales infracciones de patentes existentes en el código de Linux que Open Source Risk Management (OSRM) afirma haber detectado. Deduzco dos problemas: uno, que 283 infracciones me parecen muchas infracciones, y me llevan a pensar en la profusión de patentes absurdas que simplemente nunca debieron ser concedidas. Dos, un conflicto de intereses: si OSRM es una empresa que vive de proveer a las empresas del hipotético riesgo de incurrir en hechos potencialmente denunciables en relación a la propiedad intelectual por haber usado software libre, está absolutamente en el interés de OSRM que dicha amenaza parezca lo mayor posible. ¿Es OSRM un aliado dispuesto a ayudarnos para que podamos usar software libre con un riesgo menor, o un actor interesado en su propio beneficio y preservación que pretende exagerar las amenazas lo más posible, o incluso contribuir a ellas?

Desde mi modesto punto de vista, creo que es absurdo defender rígidamente que la ley es la ley y debe ser cumplida. Las leyes tienen un contexto histórico y una naturaleza ligada, entre otras cosas, a las posibilidades y tecnologías existentes cuando fueron promulgadas. Si una ley o conjunto de leyes impide el progreso, debemos reescribirlas. No es algo que se pueda hacer a la ligera, de acuerdo, pero debe hacerse, o cuando menos, estudiarse. Entre ley y progreso, me parece más inteligente y de más sentido común escoger este último.

Ampliando sobre esto, el artículo de Business Week contiene una cita a uno de los textos de lectura indispensable para entender todo el movimiento del software libre, “Why Software Should Not Have Owners“, de Richard Stallman, también disponible en español. Creo que lo asignaré como lectura obligatoria en el curso que empieza.

Un comentario

  • #001
    Pablo Perez - 24 Agosto 2004 - 10:34

    Para compensar puedes poner como lectura la posicion contraria que detalla Xavier Ribas en su articulo “Por qué el software debe tener propietarios”:

    http://www.onnet.es/01001036.htm

    Dice 2 o 3 cosas con sentido pero el resto son autenticas memeces.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados