¿Pagar por aparecer?

Parece que por fin empieza a desaparecer una práctica deleznable, que empezó con el auge de los catálogos y motores de búsqueda al principio de la era Internet: la inclusión o posicionamiento ventajoso basada en el pago. Microsoft y AskJeeves parece que renuncian a este tipo de ingresos. Vista como la forma más primaria de explotar económicamente una página de búsqueda, la inclusión o posicionamiento pagados nunca llegaron a contar con el favor de los usuarios, que en general rechazaban la distorsión a que daba lugar. Tuvo que llegar Google para poner de manifiesto que la relevancia, y no el dinero, era quien debía guiar las posiciones que una página tuviese en un motor de búsqueda. Cuando Google empezó a introducir publicidad, lo hizo de manera sutil, al otro lado de la página, sin “enturbiar” los sacrosantos resultados imparciales que el usuario quería obtener, y basado en un algoritmo natural, de una lógica aplastante. El resto, es historia, y todos la conocemos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados