Un paso más en la batalla de los buscadores

Después de pasarme una semana contando mis aventuras y desventuras por Europa y aprovechándolos para hablar de movilidad, vuelvo a comentarios sobre noticias de tecnología.

Este tema lo habíamos comentado antes, y me parece importantísimo: hasta ahora, un usuario, para buscar archivos en su PC, sólo podía utilizar herramientas del propio sistema operativo, que, en el caso de los PCs resultan claramente deficientes. ¿Quién no ha acabado desesperado en ocasiones al intentar buscar un archivo en su disco duro o, peor aún, en su PST de Outlook? Microsoft, hace tiempo, anunció que Longhorn solucionaría este problema con un buscador capaz de hacer olvidar al usuario si los resultados se encontraban en su PC, en su red o en Internet. Ahora, Google reacciona anunciando un producto, Puffin, que promete traer a nuestro PC las deliciosas capacidades de búsqueda del Google que todos conocemos, y que lo han convertido en el número uno del mercado. Pienso instalarlo en la primera beta que vea disponible.

En otro orden de cosas, estoy pensando seriamente en hacer de Gmail no una cuenta accesoria que uso sobre todo para enviarme archivos a los que necesito acceder desde cualquier sitio, sino convertirlo en mi cuenta principal. En la actualidad, la gestión de mi información consiste en un ordenador, el principal de casa, que contiene mi información y mis correos clasificados en carpetas, y otros ordenadores (un portátil, un Tablet, el sobremesa del despacho, etc.) desde los que accedo a mi correo, pero no lo clasifico, simplemente lo voy borrando. Esto hace que tenga que ser cuidadoso con, por ejemplo, las respuestas: puede ser que responda a alguien desde un ordenador, la copia de mi respuesta se quede en él, y posteriormente, haciendo alarde de mi legendaria «tostada», vuelva a responder al mismo mensaje al no figurarme como contestado (espero en esos casos al menos ser coherente en ambas respuestas :-)

La solución, se me ocurre, es enviar copia de mis cuentas de correo a Gmail, y utilizarlo para contestar. ¿Ventajas? En primer lugar coherencia. Todos mis correos en el mismo sitio, con sus respuestas, capacidades de búsqueda, y agrupables en secuencias fáciles de manejar. En ese caso, un giga, efectivamente, se me quedaría corto en no demasiado tiempo, y el «error» reciente de Gmail de ofrecer todo un tera me haría soñar con un Google depositario de mi «casita en la Red», del almacén de toda mi información: archivos, correos, historial de búsquedas, etc.

De un mundo ordenador-céntrico, a un mundo red-céntrico. La Red está cambiando.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados