Cumpleaños

Efectivamente, estoy de cumpleaños, y muchas gracias a todos por las llamadas, mensajes, e-mails y demás variadas formas de felicitación. Este año ha sido claramente diferencial en cuanto a volumen de felicitaciones, y claro, uno, hacia el mediodía, se empieza a plantear si es que este año habrá sido más simpático, bueno o agradable que otros… hasta que, gracias a algunas personas, caí en la cuenta: la diferencia fundamental entre este año y el pasado se llama redes sociales. El año pasado, el concepto no existía. Este año, estoy en unas cinco redes sociales con las que estoy haciendo variados experimentos que ya he comentado en alguna ocasión, y eso hace que mi fecha de nacimiento no sólo sea mucho más visible, sino que incluso, como en el caso de Plaxo, sea insertada en la agenda de Outlook de aquellos que la usan y recibieron mi tarjeta. En resumen, que el teléfono y el mail echan humo, y yo, por supuesto, encantado :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados