El Blog de Enrique Dans

¿Qué hacemos con las cabinas de teléfonos?

Escrito a las 3:10 pm
21

IMAGE: Christian Delbert - 123RFInteresante artículo en Quartz al hilo de la petición de propuestas del ayuntamiento de la ciudad de Nueva York para remodelar la red de cabinas telefónicas de la ciudad, a la que están concurriendo empresas como Google, Verizon, IBM, Cisco, Samsung y hasta cincuenta más, incluida la malograda Gowex

¿Para qué sirve hoy una cabina de teléfonos? En plena era de la telefonía celular, la necesidad de proporcionar una red de telefonía pública en las calles empieza a resultar anacrónica, y no puede ya justificarse ni siquiera por criterios de exclusión sociodemográfica: un teléfono móvil es ya lo primero que obtienen incluso los inmigrantes ilegales cuando acceden a la frontera de un país.

Indudablemente, los rendimientos de la función intrínseca de una cabina de teléfonos, hacer llamadas telefónicas, han ido decreciendo hasta el punto de convertirse en meramente testimoniales, salvo en momentos de emergencias y colapso de la red celular. La red de algo menos de nueve mil teléfonos que quedan en Nueva York fueron utilizados para alrededor de veintisiete millones de llamadas durante el año 2011, una media de poco más de ocho llamadas por cabina y día. En términos de rendimiento económico de las comunicaciones, parece claro que ni las compañías telefónicas ni los ayuntamientos – el de NYC recibe un tercio del importe de las llamadas – pueden estar demasiado satisfechos. Como soporte publicitario, la factura es algo más interesante: el ayuntamiento de la ciudad norteamericana obtuvo casi diecisiete millones y medio de dólares.

Sin embargo, una infraestructura de puestos conectados en lugares estratégicos en una ciudad no puede ser minusvalorada. Sea como forma de proporcionar conectividad mediante WiFi, como red de aviso de emergencias o de otras maneras, parece claro que la tecnología tiene que haber generado formas razonables de poner esa infraestructura en valor.

Algunas personas piensan que los ayuntamientos podrían encontrarse con la oposición de las operadoras si tratasen de poner en valor esas cabinas de teléfonos como puntos de acceso WiFi, creando redes de cobertura municipal. De hecho, ese era precisamente el principal punto de fricción hace algunos años, como yo mismo pude experimentar en las conversaciones sobre el futuro de la ciudad de Madrid, en un foro en 2005 llamado FOROmaR, pero decididamente, ya no parece serlo. En el mundo actual, las operadoras están locas por poder quitarse de sus infraestructuras cuanto más tráfico de datos mejor, y el WiFi se apunta como una de las grandes esperanzas en ese sentido. Pocos o ningún usuario cancelaría su contrato de datos por el hecho de contar con una red WiFi ciudadana tendida utilizando las cabinas de teléfonos, sencillamente porque la considerarían poco operativa o fiable y no querrían prescindir del uso de datos en otras situaciones en las que la cobertura de esos puntos no fuese adecuada o estuviese saturada, lo que convierte la alternativa de las cabinas en una buena manera de hacer offloading de sus antenas – particularmente en zonas urbanas con elevado tráfico de datos – y mantener a sus clientes satisfechos.

Pero además del obvio uso de la provisión de conectividad, todo indica que las propuestas incluirán kioscos electrónicos de información local o municipal, servicios de emergencias o soporte publicitario, aunque hay ciudades en las que han sido utilizadas incluso como punto para albergar desfibriladores.

¿Qué otros usos podrían proponerse para una infraestructura como la red de cabinas telefónicas?

 

This article is also available in English in my Medium page, “What are we going to do with all those public phone booths?” and also republished at The Daily Dot

1 trackbacks

001
Amnesia digital | BIDITAL
03.08.2014 a las 17:53 Permalink

[…] de cualquier turista. En este sentido os recomiendo leer este artículo de Enrique Dans “¿Qué hacemos con las cabinas de teléfonos?” que trata este problema representado en la ciudad de Nueva […]

20 comentarios

001
Andrea
03.08.2014 a las 16:08 Permalink

Podrían ser un espacio reservado para hablar tranquilamente, protegido de los ruidos de coches y otras distracciones. Si además tuvieran acceso wifi, sería un buen servicio y útil.

002
Luis Hernandez
03.08.2014 a las 16:22 Permalink

A ver que se me ocurre…
Recarga de baterías para móviles
Puntos de encuentro fijos geolicalizados
Estaciones de medición de contaminación
Puntos de vigilancia del tráfico
Ventanillas online para trámites administrativos
Servicios de impresión rápida
Miniestaciones meteorológicas
Chequeo médico básico automatizado
Acceso a teclado y monitor conectando el móvil.
Información local relevante en tiempo real
Refugio seguro en caso de atraco etc.
Videovigilancia en espacio publico
Punto de descanso con privacidad…

003
Jose
03.08.2014 a las 16:42 Permalink

Me acuerdo hace años que las empresas de cable les hacian los ojos chirivitas pensando en el coste de cablear ciudades enteras…
Pero una vez el coste ya esta hecho (y amortizado o casi) como las cabinas. Todo lo que venga es beneficio y en este caso para todos.

Asi… ideas… a lo rapido….
informacion de negocios locales (obviamente solicitada). Te conectas al wifi de la cabina y en un portal cautivo te sale info del area de la cabina.

Boton de panico o de emergencia

camaras de video vigilancia (si gran hermano y tal pero ya esta la calle plagadita de camaras, unos miles mas, pseee)

rastreo de personas desaparecidas (obviamente con permiso del legislador)

y una idea loca
juego por turnos , gente que siempre pase por el mismo sitio. ^_*

004
Felix Maocho
03.08.2014 a las 16:46 Permalink

Yo pensaría en albergar impresoras POD rápidas para suministrar en cada cabina por el importe correspondiente, cobrado al usuario en monedas o con tarjeta, o a quien lo esponsoriza de forma diferida, cientos de impresos que pueden hacer falta cuando estás en la calle, “novelitas pulp”, periódicos, revistas y tebeos, librillos de sudokus, entradas de espectáculos, planos turísticos, planos del metro, carteleras de espectáculos, farmacias de guardia, horarios de trenes, etc. Sin olvidar su antiguo uso de teléfonos fijos, pues hay quien se le olvida el teléfono en casa con cierta frecuencia.

Además se podría fusionar con los kioskos de prensa, que cada día tienen menos venta y el de buzones de correo cada vez menos utilizados. Es decir, ir aglutinando en un solo punto todos los pequeños servicios que antes andaban desperdigados por la ciudad y complementarlos con necesidades modernas son puntos de entrega y recogida de paquetes, impresoras y escaneado 3D y cosas por el estilo.

Por ejemplo veo útil si estas en un barrio que te gustaría para vivir que vayas a la cabina y que Idealista te proporcione información de todas las viviendas que hay en un radio de 300 mts, el coste del servicio se podría pagar holgadamente con anuncio de empresas que se dediquen a la reforma, anuncios de hipotecas y
y empresas de mudanzas. La persona exploraría los barrios que le son agradables y una vez localizado uno solo tendría que buscar la cabina más próxima.

005
Antonio Castro
03.08.2014 a las 18:52 Permalink

Las cabinas son elementos que ya no tiene sentido mantener. Esos servicios se pueden ofrecer en lugares que tengan vigilancia: Bares, grandes almacenes, gasolineras, etc. La vigilancia reduce el coste de mantenimiento por vandalismo.

Los servicios podrían ser: asistencia para emergencias, hablar, consultar mapas, usar Wi-Fi, pantalla informativa, cajero, terminal para llamada directa al servicio de taxi, etc.

De todos estos servicios el que me parece más interesante es el servicio de WiFi que debería ser gratuito.

006
Nacho Blanco
03.08.2014 a las 20:57 Permalink

No lo veo. La mayoría de las cosas que describís se pueden hacer con el móvil. Lo que sí considero interesante es aglutinar cacharros en uno sólo. Por ejemplo, en Madrid están cambiando los parquímetros y éstos se podrían incluir en las cabinas. Ponerle una impresora no lo veo muy rentable, pues ya hay muchos sitios donse imprimir y cada vez se usa menos papel. Y loa puntos wifi… acabamos de ver que es un negocio ruinoso y que debería haber desaparecido hace años. No tiene sentido volver a caer en él. En cuanto a usar el teléfono para emergencias, yo he prestado mi móvil variaa veces a grnte que no tenía el suyo con batería o que lo había perdido y teniendo comercios disponibles tampoco es imprescindible. Hay muchos lugares donde no hay cabinas y no se acaba el mundo. Yo estoy más por la desaparición de las cabinas que por mantener mamotretos inútiles y feos.

007
Garepubaro
03.08.2014 a las 21:13 Permalink

Seria quitar las cabinas por ahora y mantener el cableado por si algun dia sirve, pero no, porque mantenerlas por si algun dia sirve es como el que guardaba los disquetes 1.44, o los discos duros de 100 megas o micros y placas de los 80s pero costosos … cuando se vaya utilizar ya han sacado otra cosa mil veces mas potentes y mil veces mas pequeña y barata, asi que a la basura con las cabinas tranquilamente como con todo el hardware y sofware de mas de 5 años … porque esta ocupando y quitando el sitio que SI SERVIRIA para otra cosa e impidiendo la evolucion, la renovacion

008
Anes
03.08.2014 a las 22:11 Permalink

Las cabinas de teléfono son una excelente oportunidad para cambiar el modelo de negocio, aprovechar la infraestructura existente y darle otro uso a estos inventos que poblan las ciudades y que de alguna forma son un clásico.
Yo ya reflexioné sobre este tema a primeros de año en mi blog y se lo mandé a Movistar :)

009
acerswap
04.08.2014 a las 03:24 Permalink

Me ha gustado la idea de los parquimetros integrados. Tambien se podrian usar para recargar tarjetas monedero (en España tambien sirven para eso) o realizar pagos pequeños online generando un codigo que puedas usar en tiendas virtuales como iTunes o Google play. Todo ello sin desechar las llamadas de voz (o las videollamadas, dado que habria que poner pantallas). Tambien para servicios de taxi (habria que pagar por reservar el taxi, para evitar el vandalismo). Las ideas se cuentan por cientos, pero eliminar una tecnologia que funciona porque si es algo irracional. Ha bajado el uso, pero no esta muerta.

010
Carlos
04.08.2014 a las 07:25 Permalink

“Un teléfono móvil es ya lo primero que obtienen incluso los inmigrantes ilegales cuando acceden a la frontera de un país”.
Atractiva y sugerente de picar el anzuelo por parte de los inmigrantes para ser vigilados………no vaya a ser que nos pongan bombas. El Gran Hermano que todo lo ve se difraza en forma de apetecible golosina.

011
Julio2
04.08.2014 a las 08:40 Permalink

¿También queréis quitarnos las cabinas? ¿Qué es lo próximo que tenéis pensado para los que no usamos el móvil? ¿Tirarnos al mar?

012
Alberto Lozano
04.08.2014 a las 09:16 Permalink

En el pueblo donde resido aún queda una cabina y siempre hay cola de latinoamericanos en su mayoría.
Supongo que obtienen alguna ventaja al hacer llamadas a sus países mediante sus tarjetas de descuento en lugar de usar sus terminales móviles.

014
Bertie
04.08.2014 a las 11:25 Permalink

Lo del wifi municipal/urbano sólo vale para pegar pelotazos a lo Gowex. Con la generalización del 4G, a las operadoras no les resultará rentable tener que mantener dos infraestructuras paralelas.

Por cierto, ¿conocéis a alguien que tenga un smartphone sin plan de datos?

015
acerswap
04.08.2014 a las 15:53 Permalink

#014
Yo. Y de tarjeta prepago. Dos lineas, para ser exacto.

016
Jordi
04.08.2014 a las 17:09 Permalink

- Punto de acceso para trámites municipales rápidos y/o sencillos
- consulta de mapa de la zona para turistas
- impresión/recarga abonos de transporte público
- localizador de comercios y/o servicios locales etc
- localizador de productos en la zona (donde puedo comprar una junta torica del 10 para solucionar el escape de mi ducha?)

Pero nadie ha hablado de su mejor uso potencial: bases de teletransporte!

017
Domenico
04.08.2014 a las 21:57 Permalink

Estoy trabajando en un proyecto de recuperación de las cabinas. El proyecto lo hemos llamado Cube of Silence.

El silencio es un recurso muy escaso en la ciudad. Cuando nos movemos en ella a menudo nos encontramos con la necesidad de encontrar un espacio con silencio.

Las razones pueden ser diferentes, desde la necesidad de hacer una llamada por teléfono, a la necesidad de hacer una videoconferencia por skype o simplemente para acabar tranquilamente un trabajo, un texto o escribir un correo.

La idea es diseñar una cabina suficientemente confortable como para permitir que una persona pueda trabajar unos pocos minutos en ella o simplemente descansar unos minutos en silencio.

Se puede entender como una armadura “sensible” que aumenta la capacidad de conexión del usuario no solamente con cualquier persona en el mundo gracias a internet, sino con cualquier persona que le rodea en el espacio público en el que se encuentra la cabina.

Estamos trabajando en tres enfoques: uno ciudadano, uno profesional y otro lúdico.

La revista Yorokobu me entrevistó hace más de un año; en este articulo encontráis más detalles sobre el proyecto > http://yorokobu.es/cubeofsilence/

018
Miguel A. Tovar
04.08.2014 a las 23:34 Permalink

Creo que se les podría dar una mayor utilidad transformándolas parcial o totalmente en kioskos de telemedicina. Permitirían consultar inmediatamente con un médico mediante videoconferencia, en el idioma del usuario. El kiosco estaría dotado de elementos de control de constantes y vitales. Ya se han desarrollado distintas soluciones alrededor de este concepto, como por ejemplo ésta: http://www.usmddirect.com/TelemedicineKiosk.aspx

019
Planetagoma
10.08.2014 a las 15:20 Permalink

Cabinas de relajación y meditación. Cápsulas urbanas insonorizadas con opciones en su interior para escoger una meditación guiada durante 15 min , o modo sólo música relajante o modo silencio absoluto. mentes estimuladas y en paz es lo que necesita el mundo para crear todos esos nuevos negocios. :)

020
Anónimo
26.08.2014 a las 20:26 Permalink

En un pueblo cito sueco, Sigtuna, hay una antigua cabina telefónica transformada en un puesto de intercambio de libros. Claro, es Suecia, aquí los libros durarían un telediario…

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens