El Blog de Enrique Dans

El reconocimiento facial ya está aquí

Escrito a las 6:13 pm
17

NameTag by FacialNetworkEl pasado mes de diciembre se presentó NameTag, una aplicación para Google Glass desarrollada por FacialNetwork.com capaz de analizar los rasgos de una cara, buscarla en su base de datos en la nube, y presentar al usuario con una colección de datos relevantes sobre la persona que ha identificado.

El desarrollo no debería pillarnos de sorpresa: es algo sobre lo que llevamos hablando cierto tiempo como un destino inexorable, imposible de evitar, una de esas cosas que va a ocurrir nos guste o no, lo que los norteamericanos llaman “an idea whose time has come”.

 

 

Basta con ver el vídeo para hacerse una idea: sí, aún tarda bastante en devolver los resultados y está haciendo pruebas con caras que ya están en su base de datos, pero la idea está clara, y nunca la velocidad de transmisión o de proceso ha supuesto un freno para nada: miraremos a una persona, y nos devolverá información relevante de la misma, con todo lo que ello conlleva.

La idea, como decimos, no es en absoluto nueva. Además de llevar tiempo siendo utilizada a nivel de usuario final para cuestiones como etiquetar fotografías en Picasa o en iPhoto, también es usada por la policía en algunas jurisdicciones, además de ser protagonista de un desarrollo importante por parte de, como no, algunos departamentos federales de los Estados Unidos. La posición de Google al respecto ha sido hasta el momento clara: no está dispuesta a admitir desarrollos que utilicen tecnologías de reconocimiento facial en aras del respeto a la privacidad al menos hasta que haya desarrollado protecciones en ese sentido, pero eso no ha impedido que incluyese en su Google I/O de 2013 una sesión impartida por dos ingenieros de la compañía y titulada Voiding your warranty: hacking Glass, con el claro mensaje “Disclaimer: you’ll be stepping into uncharted and unsupported territory!”, que viene a ser precisamente el mensaje que todos sabemos que tenemos que dar a un hacker para que se decida a seguir una dirección determinada en sus desarrollos. De hecho, es lo que está ocurriendo: los desarrolladores están generando aplicaciones, y buscándose maneras de hacerlas llegar a los usuarios de Google Glass del mismo modo que podemos instalar apps no oficiales en nuestros teléfonos móviles.

Un artículo reciente en The New Yorker, titulado Through a face scanner darkly siguiendo la obra de, como no, el gran Philip K. Dick, explora precisamente las consecuencias de este desarrollo tecnológico: una “memoria con esteroides” que nos permite “recordar” a todo aquel que se cruza con nosotros – o no recordarlo, sino directamente reconocerlo aunque no nos uniese ningún tipo de relación anterior – y que nos asocia de manera inexorable e indeleble con nuestro ego-search, con todo lo que una aplicación o motor de búsqueda pueda extraer de nosotros utilizando nuestros rasgos faciales como clave maestra.

El escenario es el que es: ya resulta perfectamente posible cruzarse con una persona por la calle, hacerle una foto con un mínimo de calidad en cuanto a orientación (frontal y con relativa poca distancia) teniendo en cuenta que ya existen aplicaciones para hacer una foto simplemente guiñando un ojo y sin tener que decir en voz alta eso de “OK Glass, take a photo”, enviar esa fotografía a una base de datos para que la busque, y obtener una selección de detalles personales de quien tenemos delante que pueden incluir su nombre, ocupación, perfil en redes sociales… o, en países como Estados Unidos o el Reino Unido, si está registrado como agresor sexual.

Esto ya está aquí. No hablamos de ciencia-ficción ni de visiones distópicas del futuro. Conviene ir pensando sobre ello, y en parte con la aproximación tecno-fatalista de “en realidad, va a ocurrir igual me guste o no”. Porque, en el fondo, hablamos de dispositivos cuyo funcionamiento es imposible chequear individualmente, de bases de datos cuya existencia es prácticamente imposible controlar, de una cara que no nos podemos quitar, y de procedimientos ya desarrollados para poner esa información, literalmente, delante de nuestra vista. En todos los sentidos, un mundo diferente.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Facing up to facial recognition“)

17 comentarios

001
Daniel Terán
03.02.2014 a las 18:23 Permalink

Efectivamente, las tres reglas de oro para los desarrolladores de Glass son:

- Nada de aplicaciones relacionadas con el porno,
- Nada de aplicaciones relacionadas con la publicidad,
- Y nada de aplicaciones relacionadas con el reconocimiento.

No sé cómo reaccionarán ante esto.

002
Antonio Castro
03.02.2014 a las 18:25 Permalink

Lo comenté el otro día. Algunos “avances” tratan de que Internet nos use a nosotros y no al revés. Es una situación peligrosa porque no está dirigida con un interés social y por ello este tipo de intereses serán los que irán perdiendo terreno frente a los intereses de otro tipo (políticos, empresariales y financieros principalmente)

003
jincho
03.02.2014 a las 19:27 Permalink

El episodio final de la actual tercera temporada de la serie británica Sherlock, va precisamente de esto.

Saludos

004
Pedro
03.02.2014 a las 22:54 Permalink

Vaya fracaso que tiene pinta de ser Google Glass. No sólo por mediocres aplicaciones como esta, si no porque tiene todas las papeletas para ser un producto para FRIKIS que no usará nadie.

Tengo ganas de que Microsoft saque sus gafas enfocadas a OCIO con la Xbox, porque estoy seguro que venderán mucho más que este intento hypeado de Google, que tiene pinta de acabar como Google Wave (un “game-changer” incomprendido….).

Eso sí, Enrique, sigue dándole bombo que le va a hacer falta…..

Por cierto…¿habías dicho que te las ibas a comprar, no? ¡ Qué ganas de verte con “eso” puesto en la cabeza!!!

005
Gorki
04.02.2014 a las 00:03 Permalink

Puesto a buscarle las ventajas, solo se me ocurre una,como tengo 70 años comienzan a huir de mi mente el nombre de las personas. Con mayor frecuencia de la deseada, comienza a ocurrirme, que veo una persona se quien es, en que trabaja, cuantos hijos tiene y el color de su coche, pero su nombre no me viene a la memoria. Es angustioso mantener una conversación teniendo como meta encontrar la forma de eludir el nombre qu quien dialoga contigo. Sería fenómeno guiñar un ojo y que su nombre apareciera en el cristal de las gafas.

También lo veo útil para sustituir a los “fisonomistas” esas personas que hay en los casinos y en cuerpos de escolta capaces de recordar cientos de caras vistas en fotografía, que tiene prohibido acercarse a las ruletas o a las personas escoltadas.

Sin embargo creo que va a ser fatal para todos en general, pues de momento lo que los aparatos registraban nuesstras personas, lo que hacian es reconocer las interfases que utilizamos para conectarnos con el mundo exterior los DNI, las matrículas, el Nº del movil etc, etc, por lo que es muy facil volverlos locos con solo que la misma nterfases, por ejemplo el teléfono, o el coche lo utilicen diversas personas, o que quien esté inscritos como “propietario” sea difernte s en realidad lo utilizar. Pero los reconocimientos biométricos, huella dactilar, iris, o rasgos faciales, identifican de forma univoca al individuo por lo que el control es mucho más efectivo. El VIPS no sabe si la tarjeta que le enseñas es tuya o de tu acompañante, pero si te solicita la huella sabe perfectamente quien paga.

Curiosamente hoy estoy leyendo un Comic futurista muy valorado en USA The Private EYE, que trata de gente que v con careta por la calle para preservar su identidad. Es GRATUITO, LEGAL y de CALIDAD, pero los autores (que ya han hecho cinco), solicitan una ayuda para hacer más en el futuro.
http://panelsyndicate.com/

En ese sentido para mi me parece un alarmante retroceso de la privcidad, pero habra que aceptarlo pues como dice eDans lo que es posible hacer se impondrá nos gust o no, por un camino o por otro..

006
ShefaProducts
04.02.2014 a las 01:59 Permalink

No debería impresionarnos, facebook ya lleva un tiempo haciendo esto. Reconoce tu cara aunque estes lejos en la foto o bien de perfil.
Siguiendo con la estructura del comentario de “jincho” :
yo recomiendo ver el tercer capitulo de “Black Mirror” (no se preocupen, no hay drama con que no vean los dos primeros)

007
Carlos Aledo
04.02.2014 a las 10:40 Permalink

Es más o menos el futuro que muestra el cortometraje “Sight” http://www.youtube.com/watch?v=lK_cdkpazjI
Realmente inquietante a partir del minuto 2′ 40″

008
pedro torres
04.02.2014 a las 10:59 Permalink

Me estoy convirtiendo en un bereber, que cuando le hacen una foto mira para otro lado de manera molesta.

Ecología Emocional de Daniel Goleman:

6. Principio de la auto-aplicación previa.
No podrás hacer y dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo.

Quien no respete la suya, terminará por no respetar la nuestra.

¡Yo no tengo nada que ocultar! ¿Y tú?
Yo creo que eres un mentiroso y que hay que respetar tu derecho a mentir

Dime de lo que presumes… Y te diré de lo que careces…

009
Luis Hernandez Peña
04.02.2014 a las 13:28 Permalink

A lo mejor me equivoco y soy muy optimista, pero tengo la sensación que en un “mundo aldea” donde todos nos conocemos porque tenemos acceso a los datos de todos, necesariamente aumentará la tolerancia y el respeto hacia los demás.
También me pregunto si eventualmente no surgirá algún tipo de propiedad emergente a un sistema tan conectado: los átomos se unen para formar moléculas, las moléculas se especializan, células, tejidos, órganos, sistemas, seres… y finalmente nos interconectamos para formar ¿qué?. Las propiedades emergentes, por definición, no pueden inferirse a partir del estudio pormenorizado de las partes que forman un sistema.
En fin, a lo mejor me equivoco y me estoy yendo por las ramas :-)

010
Gorki
04.02.2014 a las 14:01 Permalink

Para emprendedores, preveo una necesidad futura, por tanto el nicho para un negocio, que por una pequeña cantidad una empresa garantice tu intimidad. ¿Cómo? llenando Internet de falsos “datos personales” tuyos de modo que nadie pueda saber si el dato que tiene es tuyo o no y si el mensaje es cierto o está adulterado.

Por ejemplo empleados de la empresa muestren en diversas ciudades del mundo y con más intensidad cerca de las barriadas que frecuenta, una careta con tu cara, (y la de otros abonados para rebajar gastos), a los “escrutadores fisionómicos automáticos”. de modo que tu cara real captada se confunda con los cientos de caras captadas en diversos lugares y momentos. Igual puden hacer simulando que mandas y recibes emails, visitas sitios web o cambias diariamente el contenido de tus cookis, simulan llamadas enviads recibidas de tu teléfono, pasos de la maatrículas del coches entrando y saliendo de parkinngs y autopistas, falsos datos RFID etc.

Gran parte de estas simulaciones pueden hacerse directamente con software instalado en e los Smartphone, y PCs pero una pequeña parte habraque hacerla con hardware de siulacion de presencia, de modificacion de personalidad (seudonimos) e inclus de intercambio aleatorio de personajes, (digitalmente y por unas horas pasas a ser otro abonado al servicio mientras tu “persona” la “transporta” otro abonado que no conoces.

Ya que no podemos ocultarnos, la solución para hacerte invisible es la misma que aplica Dios, estar en todas partes.

No creo que sea difícil “engañar” a los aparato que captan estas cosas. Hoy en día lo comsigues a poco que te esfuerces, y espero que siga siéndolo en el futuro y si mejoran los aparato para evitarlo, entraremos en la “Guerra del DRM”, ellos mejoran el invento y nosotros a los dos días lo saltamos con recursos muy simples y baratos.

011
Xaquín
04.02.2014 a las 14:56 Permalink

Hay gente que se pasa el día con las gafas de sol y la que las usa solo cuando le molesta el sol. Con la tecnología siempre habrá quien la use puntualmente (un ejemplo bien ilustrado por Gorki) o quien abuse de su uso (incluso con protésis varias) y desde luego explote a seres humanos con ese uso…no cambia mucho la historia de la humanidad…la evolución de tipo cibernético pasó hace tiempo de ser terreno exclusivo de la ciencia ficción….

Eso no hará diferente el problema de base: usar el hueso (2001) para buscar comida o para apoderarse del agua colectiva…

012
Jose Luis Portela
04.02.2014 a las 15:04 Permalink

Hola

Desde hace tiempo en el mundo de la seguridad se han desarrollado sistemas integrados que son capaces de analizar e interpretar las imágenes recibidas a través de las cámaras. Algo que en principio se desarrolló para la seguridad, para evitar el coste que supone revisar todas las grabaciones ahora se está utilizando para otras numerosas aplicaciones que sirven también para reducir costes en las empresas o aumentar inclusos sus ventas

* Análisis de imágenes en una cadena de producción que interpretan fallos en las piezas
* Contar personas y segmentación posterior (edad, sexo, etc) de las personas que acuden a un comercio a comprar.
* Vídeo vigilancia. No es solo identificar personas en concreto, se puede por ejemplo predecir comportamientos extraños, o si una persona deja un bulto o maleta mas de un tiempo en un mismo lugar.
* Control de trafico. No solo para las multas, sino análisis densidad trafico, accidentes, etc.

013
Jose Gil de Biedma
04.02.2014 a las 18:07 Permalink

La gente no se convence que la privacidad tal y como la conocíamos ha muerto. Yo incluso le veo cierto paralelismo con Nietzsche y su Dios ha muerto.

014
mhyst
04.02.2014 a las 20:02 Permalink

Olvidando por el momento lo peligroso que pueda ser que un criminal use esa aplicación para sacar información sobre ti y acosarte, imaginemos un mundo en el que todo el mundo lleva unas gafas de esas características. Conociendo el marco actual donde todo lo que pasa por Internet es almacenado y analizado… ¿no pensáis que los gobiernos tendrán acceso a lo que vemos y que será el sistema de vigilancia perfecto? ¿Dónde tendremos que ir para permanecer lejos de las miradas artificiales? ¿Se pondrán de moda los pasamontañas? Yo personalmente me compraré un cómodo disfraz de Darth Vader y pasearé por la calle tan tranquilo. En un mundo así, seguro que me detienen por inidentificado. ¿Nadie ve problemas en eso?

Si ahora mismo facebook y google+ pueden ser usados como sistemas de vigilancia por el mero etiquetado de las fotos (que recomiendo no hacer). ¿Qué no podrán hacer con un sistema en el que puedan conectar en vivo con lo que está viendo una persona, o seguir a cualquiera a través de las gafas de otra gente?

No veo que esto sea un avance en absoluto. Lo siento.

015
Gorki
04.02.2014 a las 21:05 Permalink

#014 mhyst

Comprendo tu preocupación pero yo soy optimista y pienso que burlar aa la máquina es senciallo, Lee mi solución aqui #10 Pero si sigues pensando que es imposible te aconsejo que leas el comic francamente bueno de Ciencia Ficcion que es gratuito (aunque solicitan una aportación voluntaria) The Private EYE, que trata de gente que v con careta por la calle para preservar su identidad.http://panelsyndicate.com/

016
Pedro Torres
05.02.2014 a las 10:49 Permalink

#014 hablas de “criminales” y yo leo “estado”.

¿A quien tienes mas miedo? ¿A un drogadicto que entre a tu casa a robar pensando que no estás? ¿O a que el estado se coma con impuestos y devaluaciones tus ahorros, tu trabajo, tu calidad de sanidad, salud y seguridad, que te expropien para hacer un puticlub, que te vendan preferentes como acciones, etc?

Prefiero que me robe un desconocido, a que me robe la organización delictiva mas poderosa de este país. Déjate de policías y ladrones, que el problema en estos momentos es que tus temores se han hecho realidad. Gracias a SNOWDEN sabemos que todo lo de Google o FB pasa directamente por la NSA, que incluso la NSA tiene oficina dentro de Google o FB, hasta se habla de que el código de Google lleva puertas traseras para que la NSA entre directamente. La NSA son expertos en trabajar con BIG DATA, es decir, que tienen reconocimiento de voz, reconocimiento facial, reconocimiento de escritura… Todo lo digitalizan y procesan según sus designios, pues han ocultado sus actividades a los propios congresistas.

¿Y a ti te preocupan los “criminales”?
A mi también, pero normalmente en vez de tacharlos de lo que son, delincuentes, se les llama “corruptos”.

—————————–

Hace 3 meses que borro todo mi rastro de internet. De toda la vida los malos programas insisten en que estén ejecutándose todo el tiempo. El día que metí mano al administrador de tareas deje de formatear. Hoy que han conseguido que los ejecutemos 24H (en los smartphones) lo que tienen es una voracidad incansable por DATOS… DATOS… DATOS…

El problema con los datos es que se ceden en términos: “todo lo que recopilemos de usted será fruto de comercio, puede y será usado en su contra”

Me he sentido aludido cuando Enrique habla de extremistas, pero lo mio es pasajero, pues mi objetivo no es borrar mi rastro de internet, sino controlarlo EMPOWERMENT. Con el tiempo adoptaré programas y hábitos sencillos que protejan mi intimidad, y que me protejan de criminales, los toxicómano o los delincuentes mal llamados “corruptos”.

¿Y Si mañana te roban el móvil?
¿Accedes al banco con el móvil? ¿Pagaste WhatsApp con el móvil?
¿Perderías tus contactos? ¿Recuerdas las contraseñas? ¿Y las fotos?
¿Sabrías localizarlo? ¿Conoces el EMAI para bloquearlo?

Seguridad y privacidad van de la mano.

O aprendemos a respetar las reglas del mundo digital, o seremos barridos como la industria donde hace años que entretenimiento es sinónimo de JUEGO y no de música o cine.

017
Jaime Leal
11.02.2014 a las 12:01 Permalink

Leo que en Sochi, los rusos estan empleando en el aeropuerto un software americano para reconocer a los miles de visitantes que llegan a los Juegos de Invierno. El software proviene de una empresa de Sillicon Valley, Artec Group, creada por ingenieros rusos hace tiempo. El producto es una camara 3-D que puede identificar, y diferenciar, hasta personas gemelas identicas.

Como siempre, surge la pregunta sobre la violacion de nuestra vida privada. ¿Hay limites? ¿Hay en camino un software para identificar el alma?. Quiza en cien años esta preguntas no tendran sentido alguno.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens