El Blog de Enrique Dans

La imperiosa necesidad de redefinir la web (y las implicaciones para la democracia)

Escrito a las 12:10 pm
51

IMAGE: Marcin Sadlowski - 123RFLa mayor enseñanza que hemos obtenido de la durísima era post-Snowden, además de la justicia que supone compensar al propio Edward Snowden por su descomunal y sacrificada contribución mediante el premio Nobel de la Paz, es la imperiosa necesidad de redefinir y reconstruir la web que conocemos en base a protocolos que incluyan el anonimato como estándar por defecto.

Es un escenario muy razonable y que cada día tiene más sentido: ante una red dotada cada vez de un mayor número de conexiones, lo que tenemos que hacer es incorporar las características de Tor, la “red cebolla”, por defecto: que cada transmisión se reparta y divida entre las que tenga a su alcance en cada momento. Que cada nodo actúe parcialmente como un servidor Tor, que contribuye a anonimizar a todos los demás. En esa dirección se mueve la Internet Engineering Task Force (IETF): una red completamente cifrada por definición, en la que deberemos asumir que nuestra conexión está transmitiendo cuando no la estemos utilizando nosotros, simplemente reenviando paquetes de terceros que no conocemos de nada, mediante algoritmos que no pueden ser trazados.

Si crees que los escándalos y la vigilancia de la NSA no te afecta porque no tienes nada que ocultar, estás profundamente equivocado. La primera regla de toda democracia es que puedas protestar pacíficamente en contra de las propuestas de tu gobierno: ¿cómo puedes imaginar un escenario en el que puedas organizarte para protestar, si aceptas que tu gobierno espíe y tenga constancia de todo aquello que pretendes hacer para actuar en contra de sus designios?

Peor aún: si una de las normas definitorias de toda democracia es la separación de poderes, ¿cómo puedes pensar que esa separación de poderes va a ser efectiva, cuando uno de los poderes puede escuchar de manera permanente lo que hacen y deshacen los otros dos? ¿Un escenario en el que el ministro de turno escucha las comunicaciones entre los jueces para asegurarse de que le van a ser favorables, y actuar rápidamente cuando ven que no va a ser así? Lo único peor es un escenario como el español, a todos los efectos una auténtica “democracia de sainete”, en el que directamente los dos partidos políticos mayoritarios pactan la composición de los principales órganos judiciales para asegurarse el número de jueces favorables a cada uno. Añade un anteproyecto de ley que permita multar severamente o encarcelar a todo aquel que plantee un acto de disidencia, por pacífica que sea, y ya tienes la evidencia de un país que ha visto deteriorarse en un tiempo récord la calidad de su democracia.

El mayor problema de la cibervigilancia no es solo que suponga una afrenta a los derechos humanos en su capítulo dedicado al secreto de las comunicaciones y una auténtica redefinición del contrato social: es que, además, permite que todos seamos acusados de algo. No importa cómo de buen ciudadano y de modélico seas: todos incumplimos algunas normas. Y como bien decía el Cardenal Richelieu,

Dadme seis líneas escritas por la mano del hombre más honesto, y yo encontraré algo para hacerlo ahorcar.

No se trata de cómo seas de bueno o de malo, sino del interés que el que ejerce la vigilancia tenga en hacerlo parecer algo incriminatorio. Hay tantas leyes, tantos reglamentos, tantas normas, que seguro que es posible encontrar algo que estés haciendo mal. Un incentivo que aumenta cuanto más incómodo seas, cuantas más reformas plantees, cuanto más ejercites tu legítimo derecho a no estar de acuerdo con las resoluciones que tome tu gobierno y a pretender que sean reformadas.

Ya no estamos hablando de internet. Estamos hablando de la calidad de la democracia en el mundo. De la capacidad de las sociedades para organizarse de una manera justa. Una red bajo vigilancia permanente supone una caída absoluta de la calidad de la democracia, un escenario inaceptable para cualquier persona de bien, un paralelismo siniestro con los regímenes totalitarios. No está en juego la seguridad y la amenaza del terrorismo: la inmensa mayoría de los “malos” optan por otros sistemas de transmisión cuando saben que los que utilizan están comprometidos, o recurren a sistemas de cifrados robustos. Es hasta qué punto la democracia que en países desarrollados tomábamos como un elemento fundacional ha sido subvertida por el control de la red, mediante el uso de herramientas creadas por nosotros mismos.

Si crees que la vigilancia de la NSA no va contigo, porque nadie va a tener interés en espiar lo que tu haces, prepárate, porque no tendrás a nadie para defender tus derechos cuando el espiado, por la razón que sea, seas tú. No subestimes la capacidad de tu gobierno para dictar leyes absurdas a las que quieras oponerte: cuando intentes hacerlo, te convertirás en objeto de vigilancia. Cuando los gobiernos recolectan, almacenan y procesan información, lo hacen para utilizarla contra el activismo, y proteger el activismo es una norma fundamental de la democracia, como lo es proteger a quienes protestan contra el mal uso de la ley por los propios gobiernos. La vigilancia de la NSA define la norma necesaria para definir un país como auténtico estado policial. Porque algo esté hecho por un gobierno, no necesariamente significa que sea legal.

¿Te parece que en realidad, ya perdimos todos nuestros derechos cuando permitimos que las compañías tecnológicas siguiesen y analizasen nuestros movimientos? Te equivocas. En primer lugar, porque las compañías tecnológicas no tienen capacidad para sancionarte, multarte o detenerte en función de lo que hagas. En segundo, porque su motivación está en la sostenibilidad empresarial: nadie utilizaría los servicios de una compañía si hacerlo pudiese arruinar tu vida, o hacerte objeto de sanciones graves: la motivación de esas compañías es adaptar su publicidad para que sea más efectiva, para que responda mejor a tus intereses, o para que mejore tu experiencia, no incriminarte o perseguirte. Y en tercero, porque son precisamente los gobiernos los que amenazan a esas compañías tecnológicas convirtiéndolas en cómplices y obligándolas a entregar la información de sus usuarios, subvirtiendo leyes que nunca fueron creadas para eso y nunca debieron poder ser utilizadas sin la adecuada supervisión judicial (adecuada significa fundamentalmente “por jueces independientes”, no en función de algún tipo de siniestra norma de uso general, o “carpet legislation”).

Lo que Edward Snowden ha revelado es que todos estos movimientos contra la democracia se estaban llevando a cabo en el más absoluto de los secretos, reinterpretando las leyes que los teóricos representantes del pueblo habían votado. No, las leyes nunca pueden ser secretas para los ciudadanos, porque el propio concepto es completamente absurdo e insostenible. El escenario que se nos plantea si no cambiamos el entorno es terrorífico para las libertades civiles. Y en gran medida, depende de cómo evolucione la arquitectura de la red. Las características tecnológicas de la red, como elemento indispensable para el sostenimiento de la democracia. ¿Te habías parado a pensar en la importancia de semejante vínculo?

 

(This post is also available in English in my Medium page, “The urgent need to redefine the web, and its implications for democracy“)

2 trackbacks

[…] La imperiosa necesidad de redefinir la web (y las implicaciones para la democracia) […]

[…] Fuente: http://www.enriquedans.com/2013/11/la-imperiosa-necesidad-de-redefinir-la-web.html […]

49 comentarios

001
mercadder
27.11.2013 a las 12:47 Permalink

Sí, la web está desactualizada, o tiene una anomalía como dijo uno de sus creadores.

Existe aún complejidad entre lo prácticamente posible a nivel de protocolos en la red y lo prácticamente útil para, no digamos el usuario, sino para la sociedad en su totalidad.

No estoy de acuerdo en el anonimato total. Creo más en la total privacidad total, aunque para ello deba dejar mi información verdadera en manos del gobierno de residencia.

002
Dubitador
27.11.2013 a las 14:02 Permalink

Dadme seis líneas escritas por la mano del hombre más honesto, y yo encontraré algo para hacerlo ahorcar.

Apropiadisima la cita, aunque no parece atribuida a Richelieu, pero perteneciente al proceder de todos los despotas de todos los tiempos:

Se efectuó una cumplida inquisición sobre el peligroso personaje: y todos sus libros y papeles fueron confiscados. Se comprobó con gran sorpresaque en su biblioteca no figuraba ni una sola obra sobre artes de magia o hechicería. En cambio, se encontraron en ella una copia de la Lettre de la Cordonnière junto con el manuscrito de aquel Tratado sobre el celibato de los sacedotes que había escrito Grandier para dar satisfacción a la conciencia de la señora de Brou.
En ocasión del convite, se oyó decir a Laubardemont que si se hallase en posesión de tan sólo tres líneas escritas por la mano de un hombre, siempre encontraría alguna razón para colgarlo. En e1 Tratado sobre el celibato de los sacerdotes y en el libelo contra el Cardenal ya tenía la más completa justificación, no tan solo para colgarle de una soga, sino para torturarlo y quemarlo vivo en la hoguera.
[...] Jean de Martin, barón de Laubardemont, primer Presidente del Tribunal de Apelación de la Guayana, miembro del Consejo de Estado y en esta ocasión, comisionado especial de Su Majestad para la demolición del castillo de Loudun. Para ser un hombre de sólo cuarenta y un años, el señor de Laubardemont había llegado lejos. Su carrera era una convincente demostración de que, en determinadas circunstancias, el saber arrastrarse constituye un medio más efectivo de locomoción que la marcha erecta, y que los mejores reptiles son, también, los más impostores. Como Laubardemont se había arrastrado frente a los poderosos y se había ensañado con los indefensos durante toda su vida, ahora le tocaba recibir el premio: ya era uno de los favoritos entre los subordinados de Su Eminencia

Aldoux Huxley – Los demonios de Loudun http://ebiblioteca.org/?/ver/8024

Sin embargo… el Estado Social Democratico y de Derecho no es el sucesor del Rey Sol, de aquel monarca absoluto contra el que se reviraron los liberales, o sea los feudales (aristocratas) enchiquerados en la Corte y convertidos en capitalistas.

La libertad que exigian los liberales era la libertad para ellos, la libertad para los negocios, la de los propietarios, la cual incluia la libertad para utilizar como siervos bajo sueldo (poco sueldo, incluso mera promesa de sueldo) a los siervos. Lo que interesaba era que los siervos dejaran de estar ligados a la tierra y a un señor para que pasasen a ser siervos de todos los liberales, o sea de todos los capitalistas.

003
Antonio Castro
27.11.2013 a las 14:20 Permalink

Un artículo catastrofista pero que no podía ser de otra forma si ha de ser mínimamente realista. Yo lo aplaudo.

Estamos infravalorando constantemente toda clase de peligros globales y los conductores de las políticas a nivel mundial nos están llevando a un aumento del diferencial de riqueza escandaloso que no terminará hasta que se imponga la idea de que para que la economía se tenga en pie, un 1% ha de disfrutar del esfuerzo del 99%.

Internet, el ultimo bastión de nuestras libertades es ahora un arma en manos de gente poderosa sin escrúpulos. Perdón por la redundancia porque para ser poderoso debe resultar casi imposible tener escrúpulos.

La frase de “hacemos lo que hacen todos” empleada como disculpa política ya la hemos oído varias veces y tienen razón.

Internet nació en un entorno confiable, los protocolos TCP/IP nacieron abiertos al uso de cualquier fabricante y fueron diseñados para compartir el máximo de información y las restricciones no parecían buena idea en un principio, pero se ha transformado en un monstruo por asumir un nivel de confiabilidad que dista mucho de la realidad.

Respecto al pacto a la composición de los principales órganos judiciales por parte de los dos partidos más indeseables siendo gravísimo, la cosa viene de mucho antes. Estos partidos logran mantenerse en el poder merced al master en manipulación de masas a las que son acreedores y a las herramientas ilícitas para fidelización del voto.

Este desastre ha sido posible porque cuando se redactó la constitución se tenía pánico a la fragilidad de los partidos políticos frente a fuerzas antidemocráticas de los nostálgicos de la dictadura franquista. Por ello se reservaron una serie de privilegios que hicieron al los partidos muy poderosos pero que debido a ese exceso de poder han ido derivando en fascismo.

Los partidos españoles han ido esquilmando el poder de los ciudadanos poco a poco penetrando todas las instituciones hasta dejar nuestro poder reducido a las elecciones cada cuatro años. De poco sirven las elecciones si el que llega al poder lo usa como un cheque en blanco para hacer lo que le de la gana durante cuatro años.

No tenemos elecciones primarias abiertas donde los ciudadanos podamos elegir a nuestros representantes así que presentan a los más corruptos que para eso llegan acompañados de poderosos amiguetes. Luego las elecciones son listas cerradas y tampoco pueden hacer otra cosa que elegir a un partido o a otro, pero con el equipo de corruptos que presenta cada cual.

EQUO estaba hace poco haciendo primarias en la calle por su propia cuenta porque la constitución no lo prohibe, faltaría más (Lo admito, me gusta EQUO).

El discurso político impulsa la idea de que votar a partidos pequeños es totalmente inútil. Una falacia tremenda mire por donde se mire y que consagra a los partidos más corruptos en el poder.

Los ciudadanos, hemos perdido todo el control sobre los que se hacen llamar nuestros representantes y esto ha ocurrido a nivel global con ayuda del uso de Internet como herramienta para aprovechar la información más relevante para manipularnos y con ayuda de los mercados que con el fenómeno de la globalización se han hecho tan poderosos que los políticos se han convertido en sus marionetas.

Ignoro que futuro espera a nuestros hijos y nietos si no hacemos algo porque toda mala situación es susceptible de empeorar y si se trata de desequilibrios de poder, más todavía.

004
Observador
27.11.2013 a las 15:06 Permalink

#003 Preocúpate antes de la imbecilidad reinante en España, que es lo verdaderamente importante y déjate de cuentos. Yo no he visto país en el que haya mayores gilipollas ostentando todo tipo de cargos, ni idiotas lanzando hipótesis erradas en todo tipo de foros (ahora blogs), y he vivido/estado en unos cuantos. Eso sí es realmente espeluznante…

Por cierto, recuerdo que determinados payasos que en su tiempo libre hacen analogías rocambolescas criticaban las CCTV que tan bien funcionan en otros países porque consideraban que era atentar contra la privacidad. Hoy mismo he recibido esta petición:

Six months ago our son Richard was travelling home from holiday on a night ferry across the channel. He went on deck for a cigarette and never returned. We do not know what happened to Richard. We don’t know if he fell or jumped or was pushed from the deck. He has never been found.

There was no CCTV on the deck of the ferry. If there had been a CCTV camera on the deck, it could have been checked as soon as Richard was reported missing. It would have told us where to start the search and it may have helped the search and rescue teams find him.

We don’t want this to happen to another family, that’s why we started a petition on Change.org asking P&O to install CCTV on decks to protect passengers. Please support us.

¿Por qué quieren estos padres que se coloque una CCTV? Porque hasta que no han experimentado que la realidad no es lo que ellos quieren que sea, no se han dado cuenta de lo importante de la prevención y de la diferencia empírica que hubiera significado algo tan simple. Más o menos como los gilipollas que por blogs como este pululan, que en vez e pedir regular el uso de esas cámaras piden eliminarlas, hasta que un buen día sucede algo que les afecta directamente.

Pero vosotros seguid jugando a que entendéis algo, cuando no tenéis ni puta idea de nada. Si os dieran un dólar por cada idiotez que decís seríais ya Onassis.

005
Luis
27.11.2013 a las 16:58 Permalink

@Observador, no sé si existe la falacia de “Churros con merinas”, pero es justo la que estás usando.

006
Enrique Dans
27.11.2013 a las 17:11 Permalink

#004: Luis, Observador cultiva la falacia con la misma pasión que Gardel el tango o Gómez de la Serna la greguería. Pero como le pone ganas y aparenta incluso creérselo, no lo bloqueamos y hasta le tenemos cariño, en el fondo tiene un punto entrañable :-)

007
Antonio Castro
27.11.2013 a las 17:14 Permalink

#004 ¿La imbecilidad reinante en España te parece casual? ¿En que crees que consiste el arte de manipular a la gente? Llamar imbéciles a todo el mundo no te hace más inteligente. Yo admito mi imbecilidad, si fuera listo no me molestaría en contestarte.

008
mercadder
27.11.2013 a las 17:15 Permalink

#004 menos mal que la verdad es tan relativa como colectiva. Cada quien opina lo que le da la gana y emite las hipótesis que considere oportuno. Las hipótesis no pueden ser erradas hasta que no se demuestre lo contrario y antes de un negacionaista (troll) de profesión prefiero uno creativo que intente vislumbrar causas o efectos.

Veo que aún sangras por viejas heridas. Perdona, asimila y avanza antes de quedarte atrapado en ese paradigma que te hace pensar ser el poseedor de la verdad absoluta.

009
Antonio Castro
27.11.2013 a las 17:48 Permalink

#008 ¿Te parezco que hablo como poseedor de la verdad solo porque contesto al que dice que yo sería millonario por cada idiotez que digo? Me insulta después de decir que España está itiotizada y creer que eso no tiene que ver con la capacidad estupidizante de nuestros políticos que todo lo arreglan echándose mierda el uno al otro. Yo ignoro si observador y mercader son uno solo no solo en espíritu sino en algo más. Yo me presento con mi propio nombre y apellido y con mi propia foto. No me escondo tras un alias para vomitar basura. ¿Y tú me llamas troll a mí? ja, ja, ;D

010
mercadder
27.11.2013 a las 17:57 Permalink

#009 yo respondía a #004. Ponte los lentes anda.

011
Enrique Dans
27.11.2013 a las 18:08 Permalink

#009, #010: Perdón, puede que el malentendido sea culpa mía… a veces la página no es tan rápida como me gustaría cargando los comentarios, es algo derivado del cache de WordPress. Haya paz… :-)

012
Mario
27.11.2013 a las 18:39 Permalink

Lo siento pero implementar un cifrado masivo y de resultados dudosos nunca va a sustituir nuestro derecho a la privacidad. Nuevamente una solución tecchie -el DRM de los free internet- a un problema de comportamiento humano y orden social que es donde debería actuar el derecho y no la tecnología.

Enrique Dans falla el blanco nuevamente y nos induce a pensar que es para seguimientos individuales de rivales políticos que se construyó el data center de Utah o que Google copia conserva y procesa la información de millones de usuarios de sus servicios. Si así fuese los esfuerzos serían desproporcionados. La red, libre de garantías o límites legales, que es la red que durante tantos años viene promoviendo este mismo blog: piratería, pornografía infantil, ataques de Anonymous, la red del todo vale; es también un fantástico mecanismo de control y manipulación ciudadana.

Hace unas entradas di el siguiente ejemplo de uso avanzado de la internet con fines de marketing corporativo, pero que es totalmente replicable a un uso con fines políticos: “(…)en el 2020 mi auto tiene ya cinco años y le comento por chat a un amigo mi intención de cambiarlo por un auto eléctrico, que aunque cueste mucho más, satisface un deseo personal de contribuir al medio ambiente. Es una decisión bastante loable ya que tengo los medios suficientes pero también son malas noticias para las petroleras y buenas para los proveedores de electricidad.

Ya que las petroleras son mejores clientes de Google que mi compañía eléctrica, al buscar noticias relacionadas a estos autos, sus primeras páginas de resultados me arrojan -además de las descripciones neutrales- algún artículo sobre las fallas frecuentes de las baterías, otro sobre su desfavorable comparativa de precios, otro sobre su falta de repuestos en mi localidad. Luego en la calle, mi móvil me informa la oferta personalizada de un cómodo BMW gasolinero en un concesionario a unas cuadras de distancia y a un precio increíble. Días después y aunque los temas económicos no sean de mi interés, recibo un retwit de un reputado economista que sugiere tener cuidado con los gastos superfluos porque pronostica una fuerte recesión en la economía. Al final de la semana, mi pequeño sacrificio personal para contribuir con el medio ambiente ya me empieza a parecer estúpido. “Será para el 2025″ concluyo al final, convencido de haber tomado la decisión más informada y autónoma gracias a internet… pero lo que en realidad ha sucedido es que la venta de miles de galones de gasolina para el próximo lustro ha sido asegurada gracias a Google.”

Este es un ejemplo mínimo de las posibilidades de una red sin controles legales en manos de los gestores actuales, donde la información es un commodity y la privacidad del internauta una “anomalía histórica”.

Antes de internet y sin necesidad de ninguna contramedida rocambolesca de cifrados, las empresas de correos o telefonía tenían como piedra angular de su negocio el respeto a los derechos de privacidad de sus clientes: la información pertenecía a los clientes, no al servicio; y la sola propuesta de permitir al correo copiar nuestras cartas para ahorrarnos una estampilla de dos centavos sonaba a un despropósito.

¿Cómo se lograba este respeto tan elemental hacia nuestra privacidad pero tan difícil de obtener hoy en día? “DO NOT TRACK, DO NOT COPY” era el diseño por defecto de nuestras comunicaciones personales no digitales. Tanto era así que para que el mismo Gobierno accediera a ella, incluso con fines legítimos de investigar delitos, era necesaria la autorización de un poder autónomo judicial dentro del mismo Estado. Si alguna empresa, también con fines legítimos de confeccionar ratings, quería saber qué veíamos y a qué horas en televisión, pues antes se nos pedía permiso para instalar unos medidores y se nos pagaba por nuestra, sí, “nuestra” información.

Las comunicaciones digitalizadas van en sentido opuesto y la economía en internet está diseñada por defecto (no en su tecnología entiéndase bien, sino en su economía), para recolectar, conservar y procesar nuestra información sin reconocernos ningún derecho a ella. Más allá pues de objeciones legales y constitucionales que siempre han sido menospreciadas por el discurso libertario de internet, subsiste un trasfondo económico que impide hoy el pleno respeto a nuestros derechos que es el siguiente: cifrar o impedir que Google o la NSA recopile, analice y ordene con la mayor exactitud posible nuestra información atenta directamente contra la economía de las corporaciones tecnológicas.

013
Pedro
27.11.2013 a las 20:20 Permalink

No creas en el anonimato 100% de la red Tor. Cada vez le salen más ‘fallos’:

Parece que los ‘malos’ acaban por destripar lo poco bueno que queda.
Saludos

014
CMT
27.11.2013 a las 20:22 Permalink

Enrique, otorgar el premio Nobel de la Paz a Snowden es casi lo mismo que ningunearle. Está tan absolutamente devaluado que Mr. Obama lo ganó en 2009

http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/peace/laureates/2009/press.html

Y dos años antes Al Gore, vicepresidente con Clinton junto con el IPCC por

http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/peace/laureates/2007/index.html

Absolutamente surrealista la propuesta de este parlamentario alemán, máxime cuando se sabe desde hace DÉCADAS qué es Echelon. (Por cierto, la propia Alemania es socio de esta red desde nada menos que 1955…):

http://www.theguardian.com/world/2010/jun/25/intelligence-deal-uk-us-released

Snowden nos ha refrescado la memoria pero no ha descubierto nada nuevo.

¿Que tenemos que refinir la web?: si, pero antes debemos acotar las atribuciones de los estados, algo que ya estaba perfectamente claro en la primera Constitución escrita de la historia.

La democracia no es perfecta desde luego, pero, ¿conoces algún sistema mejor de gobierno?

Un saludo.

015
Rointe
27.11.2013 a las 23:09 Permalink

La nueva web será el resultado de las demandas de quienes vivimos en internet

016
Krigan
28.11.2013 a las 01:41 Permalink

Mario:

¿A qué ley te refieres? ¿A FISA tal vez?

Me fío más de Diffie-Hellman.

017
Luis Hernández
28.11.2013 a las 10:33 Permalink

La verdad es que da mucho que pensar. Suponiendo que la batalla de la privacidad estuviera perdida (espero que no), ¿puede un gobierno con unas características tan antidemocráticas mantenerse en el tiempo , en una sociedad de la información?. Cuando una goma se tensa demasiado termina por romperse y a veces parece que estuvieran apostando cuanto es capaz de aguantar.

018
Antonio Castro
28.11.2013 a las 11:53 Permalink

#009 yo respondía a #004. Ponte los lentes anda.

#009, #010: Perdón, puede que el malentendido sea culpa mía… a veces la página no es tan rápida como me gustaría cargando los comentarios, es algo derivado del cache de WordPress. Haya paz… :-)

¡¿?!

#010 Enrique, mercader, este mal entendido podría haber sido culpa del caché de WordPress pero pudiendo echar la culpa a la NSA no voy a desperdiciar la ocasión. Probablemente algo han tenido que ver. ;-) ja, ja.

019
Observador
28.11.2013 a las 12:38 Permalink

#008 Mercadder, el tema es el siguiente: la verdad es algo muy relativo, pero uno puede estar más cerca o más lejos. Lo primero que dice un imbécil es “tú no tienes la verdad absoluta!”, que no es lo mismo que alguien que ha experimentado, comprobado y validado hipótesis correctas y refutado incorrectas. ¿Entiendes lo que te digo? No es lo mismo un imbécil sin una información mínima decir que A lleva a B, que alguien que sí la tiene y además ha comprobado que A no lleva a B, sino a C, aunque a veces parezca que sea a B. Ese sí puede hablar de verdades absolutas, y no el imbécil que cree que la tiene y no sabe ni en qué está basando su convicción. Hay una GRAN diferencia, aunque realmente los dos puedan llamarse imbécil mutuamente.

#005 Si nos hace usted el favor nos explica dónde y por qué es una falacia. Tiene pelotas que después de tener que leer todas las idioteces churrimerineras que hacéis los techies fuera yo el que hace las falacias… Sería como decir que Galli o Dans son maestros de la lógica…

#007 No te pongas nervioso ni te des por aludido. RELEE #003 y verás que sólo te estaba haciendo un comentario.

#006 Ya, pero… ¿CCTV o not CCTV? Porque el CCTV también es tecnología que asalta nuestra privacidad, ¿verdad? ¿Por qué no pedimos que quiten las cámaras de todo tipo si están invadiendo nuestra privacidad y con ellas incluso podrían espiarnos? Ah, no, pero sí aquí ya lo habéis pedido también… Y el de las churras y merinas soy yo…

Vosotros tenéis el objetivo mal puesto. Queréis un Internet “neutro”, pero os da igual si ese neutro se convierte en “irregular”, porque en vuestro mundo perfecto Internet se autoregularía como lo hacen los termostatos. No habría pedofilia, ni habría gente vendiendo medicamentos ilegales, ni estafando a través de la red continuamente, ni todo tipo de actividades que de alguna forma es posible que acabaran por afectaros directa o indirectamente. Vuestra neutralidad es otra, que es la del “yo quiero hacer lo que me dé la gana”, que es la intersección en la que se juntan determinados perfiles.

020
stefano
28.11.2013 a las 13:33 Permalink

Enrique 4 president!!!

021
mercadder
28.11.2013 a las 13:45 Permalink

#019 Observador no has entendido lo de la verdad absoluta o relativa (me gusta más llamarla colectiva), porque sigues queriendo imponer tu verdad como la única verdadera. Se puede probar “científicamente” la inexistencia de Dios, pero si a la gente le da la gana de tener Fe en su existencia, Dios va a existir para ellos. Puedes comerte varios Snickers, como en el comercial de Joan Collins, pero seguiras siendo Joan Collins si no asumes que todos pensamos y opinamos lo que nos dé la gana, que incluso cualquier validez científica depende del “obervador” y de la Fe.

El borde de la muerte es la última oportunidad para abrir una mente cerrada a la verdad colectiva.

022
Observador
28.11.2013 a las 14:47 Permalink

#21 No hace falta que me expliques que vosotros os basáis en fe y creencias y yo en términos más empíricos y racionales. Yo no tengo MI verdad, intento simplemente acercarme a LA verdad. No sé cómo cojones os tengo que explicar este punto. Soy totalmente distinto a vosotros por muy distintos y variados temas.

Se puede probar “científicamente” la inexistencia de Dios, pero si a la gente le da la gana de tener Fe en su existencia, Dios va a existir para ellos.

No suelo discutir con aficionados sobre estos temas, pero te voy a explicar un poco, porque seguís hilando analogías bastante ridículas. La inexistencia de Dios no se puede probar “científicamente”. Decir eso es una gilipollez. Entre otras cosas porque el mismo concepto es relativo y aparte es mucho más sencillo probar una existencia que una inexistencia. Es por ello, también, que el que afirma debe probar, y no al revés.

A mí me importa una soberana mierda que alguien quiera creer que el arcoiris es un puente a otra dimensión. Yo tengo los datos para saber que se produce por otra cosa y que su finalidad, si la tiene, no es intercambiar de dimensiones. De la misma forma, uno puede saber por qué en determinados país la tasa de desempleo es mayor o menor que en otro y observar unas causas. Que tú creas que eso es algo casual es sencillamente porque eres un cafre.

incluso cualquier validez científica depende del “obervador” y de la Fe.

Esto es otra soberana idiotez. Una validez científica no depende ni del observador ni de la fe. Depende del ser. La validez es la comprobación del ser, no de lo que yo creo que sea. La diferencia es bastante notable. Que la Tierra gire alrededor del Sol y no al revés no depende del “observador” ni de su fe de que así sea. Depende de otra cosa.

Pero ya sabemos que por estos lares las gilipolleces están a la orden del día. No te preocupes, por otros blogs es lo mismo o peor…

023
Mario
28.11.2013 a las 15:41 Permalink

#016. Krigan. Para empezar poner las comunicaciones digitales bajo el paraguas protector de la Cuarta Enmienda en EEUU.

024
CMT
28.11.2013 a las 17:49 Permalink

#022 Hablas de LA VERDAD, y parece que sabes cual es. Aunque se salga del tema hay por ahí una pregunta que hizo alguien a otro al que estaba juzgando hace ya mucho tiempo y que aún no ha sido respondida: “Y qué es la verdad?” A lo mejor tú, con tu proverbial “sentido” de la observación y dilatada experiencia puedes aclarárselo a tantos miles de millones de personas que han estado buscando la respuesta sin haberla encontrado aún.

Puedes empezar cuando quieras, soy todo oidos…

025
mercadder
28.11.2013 a las 18:01 Permalink

#022 Observador Sabes que me recuerdas a los borrachos de los pueblos, de algunos olvidados pueblos, que se paran en el centro de la plaza a despotricar desesperanzas y miserias, pero cuyo discurso es solo producto de la intoxicación etílica remanente, de esa que ya no se elimina sino que se va quedando hasta consumir el hígado? Pues así me parece tu discurso: ruidoso, incoherente, narcisista, infantil, vacío. Esa combinación es sobretodo muy cómica.

026
Krigan
28.11.2013 a las 19:35 Permalink

Mario:

En España ya tenemos de eso. Es decir, las comunicaciones digitales ya están protegidas por nuestra constitución. ¿Ha servido de algo? No.

Sin embargo, si cifras la comunicación, ya te pueden venir con todas las leyes injustas, con todas las infracciones de la ley, y con todos los fiscales negligentes y gobiernos cómplices que quieran, que no van a poder leer tus mensajes.

Ojo, que yo no estoy diciendo que renunciemos a nuestros derechos, pero a día de hoy quien me protege en este tema es la encriptación, no la ley.

027
Observador
28.11.2013 a las 20:01 Permalink

#24 ¿Te refieres, por ejemplo, a si es verdad que la protección de derechos de la propiedad intelectual debería ser justa para que sea sostenible? ¿O a la verdad de algunos de que debería ser más abierta para que ellos puedan “compartir”? ¿Te refieres a la verdad de que el desempleo tiene parcialmente que ver con Internet o a la de que Internet genera más puestos de los que destruye? ¿A la verdad de que la calidad de los productos/servicios ha mejorado gracias al crowdfunding o a la verdad de que cada vez son menos y peores? ¿A la verdad de que Internet tiene que ser neutral y para ello alejarse de regulaciones o a la de que un día pedirás que sea regulada porque alguien la ha usado en tu contra?

Es que no sé a qué verdad te refieres, pero yo la tengo muy clarita. Me imagino que a ti te importa un carajo lo que pueda ser verdad, mientras te pueda seguir beneficiando otra cosa (que ni siquiera, porque sois tan rematadamente imbéciles que pensáis que algo que en el corto plazo os beneficia también lo hará en uno más largo).

#025 Después de escribir las dos “perlas” que he comentado en #22 lo menos que podrías hacer es dejar de seguir escribiendo lo primero que se te pasa por la cabeza, porque hablas de cómico y eres poco más que un chiste…

028
Observador
28.11.2013 a las 20:13 Permalink

#026

pero a día de hoy quien me protege en este tema es la encriptación, no la ley.

Esto me recuerda al tema de los homeópatas charlatanes que a menudo se quejan de las medicinas oficiales “porque están todas conchavadas con las farmacéuticas”. Pues hombre, claro que las habrá. Pero no serán todas y por tanto habrá medicinas que funcionen y médicos profesionales. Y no por ello a alguien que no sea un pobre imbécil se le va a ocurrir sustituir la homeopatía por la medicina.

Vuestra lógica es algo parecido a esto: voy un día por el campo y observo un rebaño de ovejas. De repente, una oveja negra se acerca hacia mí y parece querer atacarme. Todas las ovejas menos esas son blancas, todas las que habías visto hasta ese momento lo eran. Pero para ti a partir de ese momento todas las ovejas son negras. Y cuando te pregunten, tu respuesta será que las ovejas son feroces y negras.

Pero eso sencillamente lo pensarás porque eres un cretino, un desinformado, un cínico y poco más que un payaso, pero no porque sea verdad. Con el tema de la Ley te sucede exactamente lo mismo, Krigan… Exactamente lo mismo.

029
Joan Vilarnau
28.11.2013 a las 22:21 Permalink

Qué queréis que os diga. Cifrar las connexiones para entregar nuestros datos a Facebook no parece que tenga mucho sentido. Hacen falta más cambios, desde mucha más formación a un modelo de Internet totalmente distribuído. Las redes sociales deberían ser una especie de P2P. Los servidores centrales los cierran (Napster) o acaban formando parte de las redes de espionaje (Google, Facebook)…

030
mercadder
28.11.2013 a las 23:10 Permalink

#027 Observador, no suelo contestar directamente a los ataques de un troll, tragicómico en tu caso, pero para ilustrar a los demás para que dejen de caer en tus tontas descalificaciones, respondo lo siguiente:

1. Se puede probar “científicamente” la inexistencia de Dios, pero si a la gente le da la gana de tener Fe en su existencia, Dios va a existir para ellos.

Es evidente para los que saben leer, que esa frase es una exageración, una ironía de mi parte, parafraseando entre comillas a Albert Einstein. Es muy conocido que Einstein decía que mientras más se adentraba en la física (ciencia) más tenía la certeza de la existencia de Dios. Mi frase dice probar “científicamente” la inexistencia, con la palabra “científicamente” entre comillas, ya que discrepo que ni de esa forma se pueda llevar a cabo. Al final quise decir que se puede llegar al extremo para negar la existencia de Dios de una manera “científica”, eso no importará nada cuando lo que mueve a ciertas personas es la Fe en su existencia.

Y tu, troll tragicómico, trataste de convertir una simple frase en caldo para tu sopa de incoherencias.

2. Cualquier validez científica depende del “observador” y de la Fe.

Es evidente que no has oído hablar del experimento de Schrödinger. Pues en ese experimento tu eres el gato, que no se entera de nada.

En fin que no contestaré de nuevo a tus ridiculeces, para no desviar la atención del tema principal. Invito al resto a que hagan lo mismo. Lo mejor es no leerle, que la palabra de los troles son como serpientes.

031
CMT
28.11.2013 a las 23:13 Permalink

#027 Me refiero a lo que es el concepto de verdad: la verdad lógica, que es la conformidad del entendimiento con las cosas; la verdad óntica o del ser, que es la inteligibilidad del ser, que se desvela al entendimiento; y sobre todo a la verdad moral, que consiste en la conformidad de lo que decimos con lo que pensamos (veracidad) o, más ampliamente, en la conformidad de nuestra conducta con nuestros ideales o proyecto vital.

Pero claro, un sujeto que piensa que por llamar imbéciles a los demás se coloca varios escalones por encima de los que él cree haber insultado, no es más que un pobre majadero.

Por cierto Observador, ya que tan cultivado dices ser, supongo que sabrás que el que responde a una pregunta con otra nada interesante puede decir ni aportar, por no hablar de carecer de la más mínima educación.

032
Krigan
29.11.2013 a las 00:06 Permalink

Joan Vilarnau:

Ya hay una red social “estilo p2p”:

https://diasporafoundation.org/

033
Joan Vilarnau
29.11.2013 a las 14:49 Permalink

#032 Exacto. Es esto! Gracias Krigan!

034
Mario
29.11.2013 a las 17:25 Permalink

#026. Krigan. ¿Estás seguro que en España tienen eso? Si el Estado Español encuentra que las tecnológicas americanas no cumplen sus leyes podría echarlas del país como a cualquier otra.

Lo cierto es que si hubiesen empresas respetuosas de estas leyes que pueden reemplazar a Google, Microsoft, Apple o Facebook, pues todos nos pasaríamos a ellas y fin del problema. De lo que hablamos todos aquí es de los servicios dominantes que todos usamos y de empresas domiciliadas en California que responden a las leyes de los EEUU.

Cuando se tienen los recursos, el tiempo y la motivación económica suficientes no hay cifrado que valga. Eventualmente acabarás al descubierto y peor aún, pensando que les ganaste. Lo que planteas es un inmenso desperdicio de infraestructura y recursos informáticos, como si en la vida real no se respetase el derecho a la propiedad y robar las casas fuera impune: los particulares gastaríamos ingentes recursos en construir verdaderos bunkers para vivir en ellos y los ladrones buscarían formas cada vez más sofisticadas de ingresar a robar ya que la recompensa lo vale y subsiste la impunidad.

Si uno se pone a comparar, la protección física de nuestras casas es muy fácil de vulnerar: una llave, un candado, quizás una alarma fácil de desactivar. Lo que en realidad está protegiendo tu casa no son las cerraduras sino el derecho ya que sí existen sanciones y sí se hacen efectivas cuando alguien entra a robarte y es atrapado.

Vulnerar tu privacidad online en cambio no está hoy sujeto a ninguna sanción. Es inclusive el modelo de negocio dominante en internet. Los “ladrones” corporativos de privacidad no solo no tienen ningún riesgo sino que son muy bien recompensados económicamente y la mayoría de la gente está más que feliz con los servicios gratuitos que ofrecen porque considera que no cede nada a cambio de ellos.

Me alegra ver que tanto tú como Enrique intuyen que algo anda mal con todo esto y que no crean que simplemente se debe renunciar a los derechos por motivos tecnológicos (aunque esto mismo es lo que exigen de los autores cuando se trata del derecho de autor).

035
Observador
29.11.2013 a las 19:51 Permalink

#030 A ti te faltan muchos libros por leer para entender lo que Einstein quería decir cuando usaba la palabra Dios…

Es evidente que no has oído hablar del experimento de Schrödinger.

Lo que no he hecho ha sido ver un par de capítulos de Big Bang Theory y pensar que ya sabía quién era y qué hacía Schrödinger. De todas formas, la mecánica cuántica tiene unas características particulares que poco tienen que ver con el hecho constatable de que la Tierra gire alrededor del Sol y no al revés. Eso al gato y a Schrödinger le importaban bien poco. Porque por mucho que tú seas un pobre desgraciado para el que el sistema sea heliocéntrico en vez de geocéntrico, y además te empeñes en repetir una y otra vez esa gilipollez suprema, nada hará que cambie por mucho observador, subjetividad o individualidad diferente que haya. Al Sol le importa un huevo tu interpretación, tu subjetividad y tus ideas.

Cuando el coco cae de la palmera genera unas ondas; eso es una verdad natural. Pero hasta que un organismo no lo escucha no podemos decir que exista el sonido. Pero eso, pequeño saltamontes, no significa que lo otro sea falso, simplemente que tú lo interpretas como te sale del orto. Aquí os pensáis que sois vosotros los que generáis el sonido, y lo único que generáis, si acaso, es poco más que ruido.

#031 Yo no creo estar por un escalón encima de, eso es pura subjetividad de un tipo acomplejado. Yo simplemente me limito a describir a un imbécil que hace analogías propias de un imbécil. No es tan complicado…

No te líes, hay muchos tipos de verdad, todas pueden ser interpretables y subjetivas, pero sólo una es esencial, la cual se acerca al hecho puro, a su descripción real, a la esencia de los objetos. Lo demás es tu imaginación. Y la imaginación no es la mejor forma de argumentar cosas, ni de hacer valoraciones ni mucho menos juicios.

036
Krigan
30.11.2013 a las 07:16 Permalink

Mario:

Vives en un reino de fantasía. La gente cierra la puerta al salir de casa, puerta que además es blindada en muchos casos. En las ventanas de viviendas en planta baja siempre hay reja, las tiendas echan la persiana metálica al acabar la jornada. Asimismo, en muchos hoteles hay caja fuerte en cada habitación. Las tarjetas de crédito y débito ahora llevan chip, y siempre tuvieron PIN. Pero, eso sí, nos dices que en Internet debemos comunicarnos sin protección.

Dices que el cifrado se puede romper. No es esto lo que ha hecho la NSA, sino ir a donde no hay cifrado. La infracción legal ha sido masiva, pero el fiscal pasa de perseguir al infractor, posiblemente porque esas son las instrucciones que ha recibido de nuestro propio gobierno. Pero, en tu mundo de piruleta, lo que me protege es la ley, no la encriptación.

Los autores, ¡oh, los autores! Menos mal que tengo la tecnología para protegerme de los “autores”, porque si tuviera que confiar en la ley…

037
Jesus Raro
01.12.2013 a las 18:55 Permalink

Krigan…¡¡
Los autores, ¡oh los autores….
Pero tus cacharritos te protegen de ellos…,¡¡
Cada vez te pareces más a “Montoro”…
Carcel para los autores…¡¡ que nos hacen la vida imposible con sus derechos…¡¡

038
Krigan
02.12.2013 a las 06:43 Permalink

Jesus Raro:

Yo iba más en la línea de que fuera legal el romper la protección de un DVD o un libro electrónico que has comprado.

¿Qué derechos? ¿Derecho a cerrar webs legales? ¿Derecho a dejar a una familia sin conexión? ¿Derecho a cobrar canon a cambio de nada?

039
Jesus Raro
02.12.2013 a las 09:30 Permalink

Si Krigan, si…
Tuve la suerte de conocer y tocar con Antonio Vega, uno de los mejores autores de Pop Español (mi opinión…), y ahora que lo dices, recuerdo que todos los dias se levantaba y cerreba una “web”, si se aburria se ponia a dejar sin conexión a familias enteras…, el muy….
Y todo gracias a que ganaba dinero sin hacer nada…
Es muy duro ser usuario…¡¡

040
Krigan
03.12.2013 a las 00:14 Permalink

Jesus Raro:

No es tan duro ser usuario… porque tenemos a la tecnología de nuestra parte. En cuanto a la ley, esas leyes tan especiales se hacen en vuestro nombre. No me eches la culpa de ello, no la tengo.

041
Jesus Raro
03.12.2013 a las 09:04 Permalink

Krigan:
“Tenemos la tecnologia de nuestra parte…”.
Como dice el chiste de “El Roto” ayer en El País.
“La abundancia digital, no deja ver la escasez de la cosecha…”, incluso sin el dibujo se entiende …, o nó??…

042
Krigan
03.12.2013 a las 15:20 Permalink

Jesus Raro:

Estás asumiendo que la cosecha es escasa. ¿Algún dato que lo apoye? Por otro lado, incluso si fuera cierto, antes la cosecha era abundante (eso nos dicen), pero la mayor parte de la gente se tenía que conformar con un mendrugo de pan. Ahora todo el mundo se pega un festín a diario. Pocos encontrarás que quieran volver a lo de antes.

043
Observador
03.12.2013 a las 17:47 Permalink

#42 Pocos encontrarás que quieran volver a lo de antes.

Sólo es cuestión de tiempo… Y de que se acabe la cosecha. Tú lo sabes, pero no te interesa reconocerlo.

Tú sí que eres un buen mendrugo… y no de pan precisamente.

044
Krigan
03.12.2013 a las 22:42 Permalink

Observador:

¿No eres capaz de escribir un comentario sin insultar?

045
Observador
04.12.2013 a las 00:20 Permalink

#045 Yo lo de “insultar” no lo veo por ningún lado… Aunque para “despistar” está muy bien, Krigan. Se nota que eres un maestro del “despiste”.

046
Jesus Raro
04.12.2013 a las 11:20 Permalink

Krigan:
“Estás asumiendo que la cosecha es escasa. Algún dato que lo apoye?…”
Pues prefiero sin duda alguna los mendrugos de antes, conciertos, entrevistas, Jazz, clásica, pop …. Por que los festines de Bisbales ,Belenes, Bustamantes, (Solo por la “B”…) me dejan un poco estreñido.

047
Krigan
04.12.2013 a las 12:00 Permalink

Jesus Raro:

Es la edad. Yo también prefiero la música de los 80.

Lo cierto es que se piratea lo que le gusta a la gente, y que lo que estás discutiendo ahora es la calidad de la cosecha, pero no la cantidad. Y de música más moderna podías haber buscado ejemplos mejores, como por ejemplo Amy Winehouse, pero preferiste ir directo a la serie B.

La música se muere… llevamos ya 14 años oyendo esa canción. Eso sí que es remember.

048
Jesus Raro
04.12.2013 a las 15:59 Permalink

Krigan:
La música nunca puede desaparecer, hay música hasta en la naturaleza…¡¡
Ahora también hay muchas cosas buenas…, pero si en los 80 se buscaba “rentabilidad”, lo de ahora es insultante…
Un reflejo de “la cosecha” en tiempos de internet, ayer murió Fernando Argenta, presentador de “El conciertazo”…, ahora tenemos ¨La Voz¨…
Calidad, cantidad….

049
Krigan
04.12.2013 a las 20:42 Permalink

Jesus Raro:

“Ahora también hay muchas cosas buenas…” me quedo con eso. La calidad es en parte subjetiva, y sobre la cantidad, ninguno de los 2 ha buscado una estadística, que sería la única forma de mirarlo.

Lo insultante no pasa solo en la música, es generalizado.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens