El Blog de Enrique Dans

¿Podría resistir Google un bloqueo de sus usuarios a sus fuentes de ingresos?

Escrito a las 10:36 am
31

¿Puede una empresa que depende tanto de la percepción de sus usuarios como Google tomar decisiones que abiertamente contravienen los intereses de estos? Hipotéticamente, ¿qué ocurriría si una acción creciente entre usuarios de Google apuntase directamente no a un boicot directo de sus productos, algo a día de hoy casi imposible y decididamente poco práctico, sino a un ataque directo a sus fuentes de ingresos?

La reflexión no es baladí: el pasado 18 de enero, una protesta colectiva en la red con más de sesenta mil páginas en negro y con el apoyo, entre muchos otros, de la propia Google, logró torcer la voluntad de un gobierno de los Estados Unidos donde los lobbies de la propiedad intelectual tienen aparente carta blanca, y culminó con la suspensión del proceso legislativo de dos proyectos abiertamente nocivos para la red, SOPA y PIPA. ¿Es posible utilizar el poder de la red para hacer entender a Google que queremos que siga siendo el buscador que responde a nuestros intereses de una manera lo más transparente posible, y no un sistema que promociona u oculta páginas en función de los intereses de un lobby determinado?

A día de hoy, el dominio de Google es aplastante, y está basado además en una premisa: crear buenos productos que todos queremos usar. Pedir a los usuarios que renuncien a usar su motor de búsqueda o su correo electrónico favorito es simplemente absurdo, y solo concitaría un apoyo minoritario, el de aquellos con una postura más radical. Sin embargo, se pueden llevar a cabo otras acciones que posibiliten que Google haga tangible la protesta, al tiempo que ejerzan presión sobre lo más delicado de una empresa: sus fuentes de ingresos. En el caso de Google, además, hablamos de una empresa con un nivel de concentración de ingresos enorme, 37.9 mil millones de dólares en 2011, de los que un 96% provienen de una sola línea de actividad: la publicidad. Si un número mínimamente significativo de usuarios deja de ver la publicidad que Google pone en su red de páginas propias y ajenas, la empresa lo nota.

¿Qué hay que hacer, como usuarios, para privar a Google de nuestra contribución a sus ingresos? Para afectar los ingresos de Google no es necesario boicotearla ni dejar de usar sus herramientas. Sencillamente, utilizar los mecanismos que la propia Google ofrece para ello. Y alguno más. Vamos por pasos:

  1. Vete a la página que especifica tus preferencias de anuncios y, tras identificarte, inhabilita las dos opciones que te encontrarás, haz opt-out tanto de “Anuncios en búsquedas y en Gmail” como de “Anuncios en la web“. Hasta el momento, esta opción, relativamente oscura y enterrada en las preferencias del usuario, ha sido claramente minoritaria, pero es la que da permiso a Google para utilizar tus preferencias e intereses, para vender tus impactos publicitarios a los anunciantes por un importe mayor en base a su mayor nivel de cualificación. Bloqueando estas opciones no pierdes ninguno de los servicios de Google, simplemente recibirás publicidad más genérica, no basada en tus hábitos, y puedes volvera a activar las opciones en el momento que quieras.
  2. Instala AdBlock Plus en tu navegador y, una vez instalado, vete a sus opciones generales y asegúrate de que la opción “Me gustan los anuncios de texto en las búsquedas de Google; enséñamelos.” está desmarcada. AdBlock Plus es una herramienta genial, pero peligrosa: usándola sin definir listas blancas podrías estar privando a tus páginas favoritas de sus fuentes de ingresos. Te recomiendo que vayas a esas páginas, a aquellas en las que la publicidad no te resulta especialmente molesta pero a las que quieres apoyar económicamente, y pulses el botón de AdBlock Plus para dejarlo en verde. Un pequeño gesto, pero que quienes están detrás de las páginas que lees todos los días agradecerán. Si se trata de sitios que abusan de la publicidad y te resultan molestos, déjalos bloqueados. Ya aprenderán. Y ya puestos, si quieres contribuir al sostenimiento económico del desarrollador de AdBlock Plus, puedes hacerlo donando la cantidad que quieras en el enlace que pone “¿Sabías que este es mi trabajo a jornada completa?”
  3. Con estas dos acciones, ya hemos quitado de nuestra vista una parte muy significativa de la publicidad de Google, y además, se lo hemos dicho claramente. Ahora vamos a impedir que recopile información sobre nosotros: instálate DoNotTrack Plus (le dediqué un artículo no hace mucho) o Ghostery y bloquea específicamente el seguimiento de Google. Puedes aplicarlo en su totalidad o puedes excluir aquellos productos o páginas en los que notes algún tipo de problema, simplemente recuerda que lo tienes por si notas algún tipo de interferencia. Como en el caso del plugin anterior, todo es perfecta y fácilmente reversible.
  4. Si quieres ir todavía más allá, intenta sustituir aquellos productos de Google que estimes oportuno. Sustituir al buscador puede parecer complicado: el mercado, sobre todo en algunos países, se ha vuelto tan hegemónico que da auténtico miedo, y las barreras de entrada a la competencia se han elevado hasta el punto de convertirlo en prácticamente un duopolio. En este sentido, probar a utilizar DuckDuckGo es un gesto tal vez simbólico, pero que algunos pueden querer hacer como compromiso personal. DuckDuckGo es un metabuscador de código abierto combinado con un pequeño crawler propio: utiliza múltiples fuentes y, por una cuestión de principios, no recolecta información personal ni filtra sus resultados en función de la misma, evitando el llamado “efecto burbuja“.
  5. ¿Más allá? Prescinde de otras cosas. Puedes abandonar Chrome, por ejemplo, y volver a Firefox, que sigue siendo un gran navegador y tiene detrás a la fantástica Mozilla Foundation. O renunciar a aquellos productos de Google para los que encuentres una alternativa razonable, todo depende de tus necesidades y de la criticidad de ese producto para ti.

España es el país líder del mundo en cuota de mercado para Google: no es un país especialmente importante en su cuenta de resultados global, pero sí uno en el que puede medir adecuadamente. Lo importante no es adoptar una posición “religiosa”: estaríamos simplemente demostrando a Google que sin sus usuarios, no es nada, y que no puede actuar de espaldas a nuestros intereses o tomar decisiones que abiertamente nos perjudican en funciónd e intereses de terceros. Obsérvese la ironía: hablo de bloquear la publicidad de Google, pero lo publico en Google+, propongo donar a AdBlock Plus, pero hago mi donación con Google Wallet. No se trata de “boicotear Google”, sino de transmitir un sentimiento, una protesta, y de hacerlo demostrando que, si la acción toma cuerpo, la empresa puede tener un problema. Recordar a Google que se debe a sus usuarios. Si Google quiere irse a la cama con los lobbies del copyright, allá ella. Pero no con mi dinero.

2 trackbacks

[...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Podría resistir Google un bloqueo de sus usuarios a sus fuentes de ingresos? » Enrique Dans http://www.enriquedans.com/2012/08/podria-resistir-google-un-blo…  por gelatti hace [...]

[...] beraz, zer egin Google anaia handia ez bilakatzeko. Erantzuna, Enrique Dansek idatzitako beste post honetan duzue. This entry was posted in Uncategorized and tagged Google, hezkuntza, segurtasuna by [...]

29 comentarios

001
Anónimo
16.08.2012 a las 10:43 Permalink

Creo que se te escaparon 3 ceros y querías poner: “37.9 milmillones de dólares”

002
Diego Gaspar (@sokrtes)
16.08.2012 a las 11:19 Permalink

Hace unos años en Berlin con uno de los SEOs más relevantes del sector alemán me comentaba “Siempre usaremos Google”

Le contesté. Si eso se decia de IBM en los setenta, de Microsoft en los ochenta y de yahoo y de altavista en los noventa.
Nada es para siempre, y si es cierto que nos tienen enganchados con muchos productos (que personalmente me gustan mucho) pero es tán facil como un click el cambiar y hay más cosas en el mercado.

LLegará otro puedo apostar lo que queráis. Además Google no está en todos lados. Rusia, Corea del Sur, China, Japón son reinos de otros buscadores con sus herramientas.

Mapa de los buscadores a nivel mundial

http://bit.ly/TGM4GV

003
Industrial
16.08.2012 a las 11:27 Permalink

Amigo anónimo del comentario 001, deberías de saber que en USA los Billones son equivalentes a nuestros 1.000 millones; es decir, el gráfico es correcto al estar generado en USA, somos nosotros los que debemos “traducir”.

004
Anónimo
16.08.2012 a las 11:36 Permalink

Bueno, todo depende de como se mire la cosa. En la época en la que Google aun no existía, se usaban otros motores de busqueda (altavista, etc). Llego google y se empezó a usar hasta día de hoy.

Todo depende de que salga una buena alternativa. Yo desde hace tiempo estoy usando ya otro buscador y me va de lujo. Duckduckgo

005
Ana
16.08.2012 a las 11:49 Permalink

La mejor alternativa para Chrome puede ser su versión Open Source chromium: http://www.chromium.org/

006
Anónimo
16.08.2012 a las 12:29 Permalink

No sé de dónde ha salido esa moda que se ve últimamente por internet que consiste en escribir mal los números. ¿Tanto cuesta poner 37.900 millones? Ni 37.9K ni 37.9 mil ni nada.

007
Luis
16.08.2012 a las 12:34 Permalink

No entiendo muy bien. ¿Realmente quieres que pase eso?, ¿das ideas por si a alguien le interesa?, ¿estás enfadado con google por algo? No pillo muy bien la motivación de este artículo ni su finalidad.

008
1Qalkiera
16.08.2012 a las 13:49 Permalink

a 002 Diego Gaspar Gracias por la información. Sabía lo de China pero lo de los otros países lo ignoraba.

009
Julian
16.08.2012 a las 14:20 Permalink

Lamentablemente, me parecen demasiados pasos como para que suficiente gente los siga.
Yo uso ad blocker desde que tengo memoria, de modo que ya estoy “quitandole ingresos”.

En los comentarios alguien recomendó DuckDuckGo, lo he configurado como buscador default en Chrome. Me parece muy bueno.
Aqui https://duckduckgo.com/about.html hay un video explicando algunos de los problemas de privacidad con Google y otros buscadores.

010
RevolucionPC
16.08.2012 a las 14:21 Permalink

Esa es la actitud Enrique !!!

011
Gorki
16.08.2012 a las 14:49 Permalink

Lo que comentas no me parece factible, no creo que suscitemos el dejar de ver anuncios ni en el 1 por mil de los usuarios y con el 999 restamte, Google viviría absolutamente tranquilo.

Por lo tanto, doy la vuelta al argumento. ¿Qué pasaría si existiera un programita que cada vez que hacemos una consulta a Google, pinchara automáticamente en todos los anuncios que vienen en el buscador y abriera las pantallas de los anunciantes en segundo plano y al cabo de un minuto las cerrara automátiammente?

Hay diariamente 70.000 millones de consultas, (a mi me parecen muchas, pero es la cifra que he encontrado http://www.redusers.com/noticias/70-mil-millones-de-peticiones-diarias-para-google-public-dns/9 ), supongamos que de esa cifra solo un 1 por mil (70 millones), hiciera mediante una rutinilla colocada en la ventana de búsqueda esa consulta sistemática a los anuncios, para para tirar a la papelera el resultado sin enterarse de lo que allí pone.

Eso les supondría a los anunciantes una autentica sangría de dinero imposible de contener. Como solo ocasionalmente se pinchan voluntariamente los anuncios y algún motivo tendrán, desde el momento que se geeneralizase ese programilla, una proporción creciente de cliks en un anuncio serían “fakes”, que ni remotamente están interesados en sus productos, pero que cuestan lo mismo que quien clika voluntariamente por algún interés.

Los anuncios en Google serían entonces carísimos para el anunciante, dada su baja efectividad y o bien Google rebaja precios inmisericordemente, con lo que eso supone para su economía o los anunciantes dejas de anunciar en el buscador, lo cual, también es terrible para Google.

Estoy seguro que una rutinilla de busqueda que hiciera tal cosa, sería muy fácil de hacer y si ademas haceos otra para para visitar los Adwords que vengan en las páginas web, podemos arruinar a Google rápidamente y favorecemos además a quienes hacen los contenidos, ¿que más queremos?.

Lo que pasa, es que yo al menos no quiero arruina a Google solo advertirlo de nuestro desagrado, por tanto habria que poner algún freno aal invento por ejemplo un uso que durara solo dos meses desde su puesta en marcha y que hubiera que reactivar voluntariamente pasado ese tiempo.

Esta sencilla solución, utiliza método de lucha que aprendí de la serie Kung Fú de mi juventud, (para que se diga que la tele embrutece). Me parece mucho más realista que la que tu, “pequeño saltamontes”, propones.

“Ser como la hierba que se dobla bajo el vendaval y no como el roble que le hace frente y es arrancado por el viento y utilizar la propia fuerza del contrario para llevarlo a la derrota”. Una frase que pudo haber dicho el maestro ciego Po, y que si no la dijo, la digo yo, su humilde discípulo televiivo.

Google es muy vulnerable, vive de que nosotros nos portemos honestamente con sus anunciantes, pero eso solo lo haremos, si Google se portan honestamente con nosotros. Por eso el “Don’t be evil”, no es una opción moral de unos dirigentes empresariales, es en esta compañía, la única forma que tienen de subsistir.

012
Observador
16.08.2012 a las 15:52 Permalink

estaríamos simplemente demostrando a Google que sin sus usuarios, no es nada, y que no puede actuar de espaldas a nuestros intereses o tomar decisiones que abiertamente nos perjudican en funciónd e intereses de terceros.

¿Pero todo esto viene por que las páginas que se lucran directamente con trabajo ajeno van a ser menos visibles? ¿No sería más fácil que aprendieras a tocar la guitarra, componer una canción y ponerla en una de esas páginas? ¿No sería más fácil que dejaras de leer los libros de esos escritores que casi todos piratean y te pusieras a leer los del vecino? ¿O lo que queremos, en realidad, es consumir cosas muy concretas -sobre todo las que cuestan un dinero pero podemos obtener por la cara- y funcionamos en base a ello?

Yo creo que Google no es -o no debería ser- un mero distribuidor de cosas ajenas mediante las que se lucran otros, por mucho que quieras ver series gratis, Enrique.

Ya, de por sí, es bastante curioso ver tu reacción; como si no supieras tú que Google -y todo tipo de webs que únicamente se lucran mediante producto ajeno- ya han chupado lo suficiente de teta ajena como para poder mandarla a tomar por saco antes de que le cueste dinero. Tienes una película montada en la cabeza digna de cualquier productora (nunca mejor dicho).

013
David
16.08.2012 a las 16:33 Permalink

Google contra Dans ! LUCHA DE TITANES !!!!!!!

Seriously

En el anterior post ya me dije “se acabo, es suficiente” pero también me dije “y ahora que ?”. Este post de ahora es lo que redondea al primero. Mirad, no se cuanto “evility” hace falta para que una masa critica de usuarios decida dar la espalda a Google, pero el camino para reunirlos ya lo ha empezado a andar. Pensar otra cosa que lo que dice el 002 es de ignorantes o de ingenuos. El problema de estos casos como el de google (fijaos, ya ni lo pongo con mayúsculas) es que una vez que empiezas a probar hasta donde puedes llegar, cuando te quieres dar cuenta de que has ido demasiado lejos ya es demasiado tarde.

Cuando entenderan que si quieren jugar en este campo no puedes durar si lo haces de espaldas a los usuarios ? El primer párrafo del 012, paradojicamente, explica muy bien la cosa. Lo que dice Enrique no suele pasar desapercibido y de los que se leen sus comentarios, algunos entre los que me encuentro ya deben estar pinchando en el duckduckloquesea ese.

Saludos.

014
Javier Español
16.08.2012 a las 16:59 Permalink

#12 Observador
Creo que el punto de Enrique es que no debe ser Google la que decida si tu puedes descargarte contenido pirata o no (porque directamente no lo encuentres en el buscador), esa decisión la debes tomar tu. Es decir, tu eres el que tiene que tener la libertad de decidir esto.
Llevando el argumento al extremo: supongamos que otra industria (la de la salud) presiona a Google para que los productos “poco sanos” no aparezcan. No encontrarías jamón serrano, dónuts, caramelos, etc. Lo primero es que el concepto “poco sano” es difícil de definir, igual que el de “contenido pirata”. Lo segundo es, ¿porque Google tiene que tener el derecho de decidir si yo como jamón serrano o no?

015
hombrelobo
16.08.2012 a las 17:23 Permalink

Gracias, hoy he aprendido varias cosas nuevas :)

016
Enrique Dans
16.08.2012 a las 17:25 Permalink

#014: Muchas gracias, Javier. Tu ejemplo, además, es muy bueno: el jamón serrano es sanísimo. Pero como el lobby musulmán le exija a Google que elimine o entierre más allá de la página cien los resultados referentes a productos de la carne del cerdo porque están proscritos por la ley islámica, la habremos cagado exactamente igual.

017
Gorki
16.08.2012 a las 18:35 Permalink

#014 Javier Español #015 Enrique Dans. Ja ja ja. genial lo del jamón, un ejemplo perfecto.

El fin del Pagerank por someterse a las peticiones de la audiencia

El Vaticano, que alejen las páginas de uso de anticonceptivos
Los ateos que alejen todo lo que mencione a Dios
Los verdes que alejen cualquier incitación al consumo no sustentable
Los alcoholicos anónimos, que alejen cualquier cosa relacionada con la venta del alcohol
Los de derechas que alejen a los extremistas de Izquierda
Los de izquierdas que alejen a los extremistas de derechas
Los fabricantes que alejen cualquier denuncia a un producto, sin sentencia judicial previa
China que alejen cualquier mención a los DDHH
Venezuela que alejen información no oficial sobre la salud de Chaves
……….
……….
Las feministas que alejen cualquier web que haga uso de la imagen de la mujer como un objeto
Los ex fumadores que alejen cualquier página en la que venga la palabra tabaco
Los mongoles, que alejen cualquier referencia a los mongólicos
Hacienda, que alejen cualquier información relacionada con paraísos fiscales

Consecuencia, las diez primeras páginas palabras de respuestas de Google en
blanco y a partir de ahí todo sin ningún orden razonable.

018
Juan Car
16.08.2012 a las 19:18 Permalink

No entiendo el origen de la pregunta.
Y no entiendo porqué E.Dans se la plantea.
Bueno, creo que la intuyo.
Es cuestion de tiempo y ver que pasa.. o que se escribe

019
Javier Español
16.08.2012 a las 20:16 Permalink

#14 Enrique
La elección del jamón serrano no es casual, elegí mis tres ejemplos para tomar en cuenta los escenarios que en mi opinión se dan con este tipo de bloqueos arbitrarios:
1. El jamón serrano es efectivamente muy sano. Si se bloquea estaría yendo contra los propios intereses de la organización/lobby que promueve el bloqueo. ¿os imagináis que alguien denuncia a una discográfica por piratería y Google la relega en las búsquedas de música? La que se podía liar…
2. Dónuts. Objetivamente no serán muy sanos pero me encantan! Seguiré tomándolos aunque vaya a vivir menos años por tomarme uno de vez en cuando… o dos. Es mi derecho, mi libertad, mi libre albedrío…
3. Caramelos. Es genérico, habrá caramelos sanos y menos sanos. Acabarían pagando justos por pecadores, que es lo que suele ocurrir con este tipo de medidas arbitrarias y sin control (judicial, por ejemplo).

020
Jose
17.08.2012 a las 09:13 Permalink

#14 y #17 Hay ejemplos mucho más sencillos:

Para los observatrolles que quiten páginas relacionadas con el uso del cerebro.
Para los machupichus que dejen páginas muy breves y fáciles de entender.
Para los observatontos que sólo aparezcan gilitrolleces.
Y así ad infinitum.

021
Cristian Marti
17.08.2012 a las 09:56 Permalink

Enrique,

un planteamiento más sencillo no sería simplemente no clickar en ningún anuncio de google? Creo que, por sencillo de implementar, sería más efectivo

022
Jesus Raro
17.08.2012 a las 11:59 Permalink

Los musulmanes aparte de el jamón, siguen prohibiendo literatura, libros, música… proteger los derechos de autor es algo común en “casi” la mayoria de el mundo, por que entienden que aparte de enseñar y entretener, crea mercado alrededor. Nos corresponde a nosotros elegir, igual que con la comida.
El jamón serrano es buenísimo, pero el de jabugo… y su valor añadido tiene un precio.

023
Observador
17.08.2012 a las 16:43 Permalink

#014, claro, me parece muy bien la concepción Heidiana (de Heidi) que pueda tener Dans sobre el tema. De hecho, toda la gente que consume contenidos ajenos, aparte de aquellos que se están lucrando haciendo de terceros mediadores me lo dicen: “Yo lo hago por amor al arte” (supongo que Dans se lo creerá en su concepción Heidiana, yo ya tengo los huevecillos un poco más pelaos). “Lo lícito es que la decisión entre lo legal y lo ilegal sea cuestión de X”. Sí, eso estaría muy bien en un país adelantado… pero no es el caso. Me parece que poca teoría de juegos habéis leído vosotros… Para un programa que hacen interesante en la tele y no sabéis de qué va…

Sintiéndolo mucho, de analogías y comparaciones chapuceras, tendenciosas y poco más ya estoy bastante curtido. Y te puedes imaginar lo que me parece la tuya, supongo (jamón de jabugo incluído). Volvemos a lo mismo: la cultura está en todas partes, si quieres consumirla de forma lícita tienes mil formas. Pero no seas tan cínico de consumir cultura “mercantilista” sin pasar por caja y luego vayas de filantrópico por la vida. ¿Quieres cultura gratuita? Siéntate y créala.

#20 ¿Habéis oído una ligera brisa con fragancia a mierdecilla o son imaginaciones mías?

024
Belén
17.08.2012 a las 20:35 Permalink

No le veo el punto.

Si aunque sea una proporción lo suficientemente significativa hiciera todo eso, el inventario se reduciría. El sistema de pujas volvería a equilibrarlo, elevando precios. Es una subasta al fin y al cabo. Coges curva de oferta, la desplazas a la izquierda, etc.

Y aunque no pasase así de manera natural, podrían perfectamente cambiar su sistema para recuperar la facturación. O eso, o se recupera el sector display de la publicijajjajajajajaj. NO.

025
Jose
17.08.2012 a las 21:38 Permalink

#23 No son imaginaciones… Son tus observapolleces que tapan el de troll barato e independiente.

026
Pablo Roca
18.08.2012 a las 12:43 Permalink

Google es ya muy grande, un monopolio de facto, al menos en los buscadores.

Es difícil cambiar y que se reduzca, pero no imposible. Sino recordar el tema de Netscape, cuando dominaban los navegadores y las búsquedas .. ¿donde están ahora? desaparecidos

Es lo que tienen las empresas tecnológicas de solo software, pueden caer y subir a un ritmo muy elevado. Que no se duerman, que atiendan a las peticiones de los usuarios.

027
Mario
18.08.2012 a las 20:52 Permalink

La opción de cumplir o no cumplir las leyes nunca es cuestión de gustos o aficiones, por eso se puede consumir jamón serrano (o tabaco para dar un mejor ejemplo) mientras la ley no lo prohiba aunque le duela a todos los musulmanes -de allí que el tan celebrado ejempolo sea una idiotez. Por no estar prohibido por la ley, se puede legítimamente también, coadyuvar, anunciar, facilitar y hasta publicitar abiertamente el comercio de cigarrillos, como sucedió durante tantos años.

Pero la sociedad y la ciencia evolucionan y puede suceder, como ya ha ocurrido en muchos países, que por razones de salud pública, se prohiba o se restrinja la publicidad del tabaco con el fin explícito de menguar su comercio.

Esta es una solución intermedia que toma en cuenta el problema social que acarrearía una prohibición absoluta, primero de tabaco, luego de alcohol, grasas trans en los menus para niños de un fast food, etc. Hoy en día, hasta se le ha prohibido a McDonald en California, obsequiar un juguete en sus Happy Meals. Otra medida intermedia, pero con el resultado positivo de ver cada vez más frutas y ensaladas incorporadas en su oferta. La corporación se está curando en salud ante una tendencia a la comida sana impuesta por los Estados y sus leyes.

Cuando Google decide restar visibilidad a las páginas piratas también se está curando en salud. La piratería no es un producto que tenga detrás una industria legítima como la del tabaco o el alcohol, ni tampoco se trata de una dieta que recién se considere nociva para la salud; se trata de una actividad delictiva y nada más. Por tanto, facilitar o contribuir a este delito le puede acarrear problemas a la propia Google (como ya le sucedió cuando facilitaba el consumo de fármacos ilegales).

Es un primer paso importante, no tanto por los efectos prácticos (la gente accederá directamente a los sites piratas que ya conoce sin ver otras opciones), sino por el reconocimiento implícito de que estos sites son negocios de acceso a un consumo ilegal. Un segundo paso coherente será cortarles el financiamiento vía adwords y doubleclick, que Google puede hacer sin siquiera anunciarlo porque estos sites incumplen hoy los propios términos y condiciones con Google (como ya sucedió con Megaupload antes de su cierre).

028
Dubitador
18.08.2012 a las 23:02 Permalink

Lo curioso es que tras ese bloqueo “amistoso”, para que Google sea mas “buenísimo” y menos “evil”, si realmente adquiere un peso significativo, ello representaria el comienzo del declive, el acelerado principio del fin, de Google.

029
pedro
26.08.2012 a las 13:19 Permalink

A mí las alternativas me parecen bastante sencillas.

Usar outlook.com que no analiza tus mails para mostrate publicidad, sólo te muestra publicidad generalizada.

Es de los mejores webmails que hay (si no el mejor), y además está perfectamente integrado con Skydrive, Office Web Apps, etc,…

A eso le sumamos la integración con Windows 8 y todos los servicios online que lleva (ríete tú de Chrome OS) y tenemos un producto redondo.

Como buscador y navegador se puede usar IE y Bing. IE en Windows 8 va rapidísimo. El más rápido del mercado y cumple perfetamente con los stándards web.

Hay muchas alternativsa y de gran calidad…Es cuestión de abrir los ojos.

Comentarios cerrados

2 Comentarios en Menéame

001
sorin
16.08.2012 a las 09:28 Permalink

Me quedo con esta frase: Recordar a Google que se debe a sus usuarios. Si Google quiere irse a la cama con los lobbies del copyright, allá ella. Pero no con mi dinero.» autor: sorin

002
Nova6K0
16.08.2012 a las 11:44 Permalink

Yo ya hice eso con la música con copyright. Ni pierdo el tiempo en bajarla, y menos les pago un euro.

Salu2» autor: Nova6K0

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens