La experiencia sueca y el efecto Esquilache

El llamado “motín de Esquilache” se produjo en el año 1766, cuando el entonces Ministro de Hacienda, el Marqués de Esquilache, pretendió promulgar una ley para regular la vestimenta de los madrileños prohibiendo el uso de la capa larga y el sombrero de ala ancha. La pretensión era evitar el anonimato del que disfrutaban los ciudadanos cuando circulaban completamente embozados, y que presuntamente podía favorecer que se diesen a todo tipo de delitos o que escondiesen armas entre sus ropas. La medida abogaba por el uso de una indumentaria extranjera, la capa corta y el tricornio, y castigaba el uso de la capa larga y el sombrero de ala ancha con importantes multas que escalaban además en función de la reincidencia.

La policía sueca ha dado cuenta de la primera consecuencia de la legislación antidescargas, IPRED, introducida en el país en abril del pasado año 2009, y es precisamente el efecto que muchos habíamos anticipado: una elevación importantísima del uso de herramientas de anonimización y cifrado de la conexión, unido a la negativa de los ISP a almacenar datos de sus clientes con el fin de proteger su privacidad. Con los ISP en abierta situación de no colaboración, y la proliferación de herramientas como IPREDATOR, de la que hablamos anteriormente, que por cinco euros al mes ofrece un cifrado a prueba de bomba y una ausencia total de almacenamiento de registros, la policía sueca afirma que ahora, en un entorno en el que una amplísima mayoría de los usuarios circulan por principio encapuchados, le resulta prácticamente imposible perseguir a los verdaderos delincuentes, aquellos que se dedican a crímenes serios como la explotación sexual de menores o el fraude a gran escala.

Ese es el escenario al que se dirigen asimismo países como Francia, que optaron en su momento por promulgar “estados de sitio” en Internet suprimiendo derechos tan fundamentales del ciudadano como el secreto de las comunicaciones. Si decides criminalizar algo que simplemente no debería ser delito, te encuentras con que la jugada se vuelve en tu contra, y con que construyes un escenario de impunidad para el que sí quiere cometer crímenes serios. A eso se le llama “hacer un pan con unas tortas”. Una pista clara y cristalina para legisladores irresponsables. Que no digan que no se lo advertimos.

16 comentarios

  • #001
    Tony-tux - 30 diciembre 2010 - 02:22

    Y eso que desde todos lados se les venia advirtiendo, pero su cabezoneria a podido mas.
    Mas de un pederasta les estara dando las gracias, por poder esconderse mejor en la web. ¿Se les hara algo a los inutiles que han legislado eso?, porque ahora son, indirectamente, complices de pederastia, trata de blancas, blanqueo de capitales, etc. ¿o no?

  • #002
    Pedro - 30 diciembre 2010 - 08:29

    Una cosa que siempre me ha extrañado es el distanciamiento con el mundo real de los que promulgan estas leyes. Parece que no se busca legislar para conseguir resultados, sino para crear sistemas legales imposibles de cumplir en la práctica.

    Si se aprueba un sistema a la francesa, se conseguirá lo que en Francia, que los provedores de VPN y sistemas de anonimato se forren, pero no que los artistas ganen más dinero.

    Si en Francia, Suecia y otros sitios la gente está dispuesta a pagar una cuota mensual por un acceso anónimo, probablemente tambien la pagaría por acceder a un sistema oficial de descarga de contenidos artísticos, pero nadie parece interesado en poner algo así en marcha. ¿Será porque igual funciona y deja sin argumentos a los que reclaman más canon, más subvenciones y más intervención de las instituciones?

  • #003
    bonhamled - 30 diciembre 2010 - 09:08

    Parece bastante claro que una presión excesiva lleva a que los ciudadanos quieras “escaparse”. Mejor que la coacción/coerción el consenso. Además es posible.

  • #004
    David - 30 diciembre 2010 - 12:03

    Si fuera delincuente, me vendría estupendamente que se aprobara una disposición parecida, dado que en este caso provocaría la reacción lógica de la gente de proteger sus comunicaciones.

    En este caso, el que yo cifrara mis comunicaciones no resultaría nada sospechoso, dado que todo el mundo lo haría.

    No me extraña que la policía sueca haya puesto el grito en el cielo.

  • #005
    Zapatero a tus zapatos - 30 diciembre 2010 - 18:26

    No si ahora el Motín de Esquilache sólo fue por las capas… que reducidas son algunas mentes….

  • #006
    GGarcias - 31 diciembre 2010 - 12:12

    #05
    Me parece que en el enlace que subyace detrás de las palabras ‘Motin de Esquilache’, se puede leer con meridiana claridad cuales fueron los motivos del citado motín, una acción tan ‘reducida’, como la de dar un simple click. Simple cuestión de fijarse.

    Salut

  • #007
    Gorki - 31 diciembre 2010 - 13:42

    Yo propugno algo mas sencillo, que cada uno se compre un pendriver de 8 gigas, (no es mucha inversión), y que cargue en el lo mejor que tenga en su disco duro de un determinado tema, programas, películas, música, libros, etc. y que los lleve con sigo a sus puntos de encuentro con otra gente, lugares de trabajo, de estudio, de ocio y que el domingo quedemos en un determinado sitio de cada ciudad para hacer los cambios, yo aconsejo hacerlo donde habitualmente los aficionados cambian sellos, en Madrid por ejemplo, son los soportales de la Plaza Mayor.

    En poco meses todos tendremos de todo y el P2P no será necesario.

  • #008
    spawn - 31 diciembre 2010 - 14:25

    ¿ Tu crees que de esto se han enterado los politicos de este pais ?. Aqui seguira todo como hasta ahora, volveran a intentar colar la ley una y otra vez hasta que lo consigan. Nosotros cifraremos las comunicaciones como en Suiza y como en Francia y no habran conseguido nada.

    Eso es lo que tiene el servir a unos amos que tienen mucha pasta y pueden comprar lo que sea y a quien sea

  • #009
    Iker - 31 diciembre 2010 - 15:26

    Que se puede esperar de leyes que intentan poner vallas al monte. No hace falta ni cifrar las comunicaciones, simplemente saldra otro sistema, como siempre ha ocurrido que evite las webs de links. Y a otra cosa.
    Lo que no entiendo es por que el gobierno esta dispuesto a pagar a la SGAE, cuando podria estar ganando su parte de impuestos de cada descarga… a veces creo que son idiotas.

  • #010
    Infine - 31 diciembre 2010 - 23:43

    Para el gobierno será tan sencillo como prohibir las conexiones cifradas y cualquier tipo de VPN o similar. Y en breve lo harán y se acabó el anonimato en la Red ¿Veis que fácil?

  • #011
    Gorki - 1 enero 2011 - 13:21

    #Infine
    Un montón de bares, kioskos, hoteles de Madrid ofrecen Wifi gratis y abierto, Un momtón de autobuses ofrecen Wifi y el ayuntamiento desea extenderlo a toda la ciudad, en muchos pueblo el wifi es municipal, pronto habrá Wifi abierto en todos los lados y encima las IP son dínámicas, como diablos van a controlar quien se une a la red, las comunicaciones serán anónimas a la fuerza dentro de poco.

  • #012
    GGarcias - 1 enero 2011 - 21:49

    #Gorki

    Salvando las distancias, también eran anónimos en un principio los propietarios de móviles, ahora hay que ir con el dni en la boca para adquirir uno… todo es posible en este mundo de ‘libertades’.

    Salut

  • #013
    Nolo172 - 2 enero 2011 - 01:59

    Leyendo el artículo al que enlaza la entrada de Enrique, ¿El problema hoy para la policía sueca no es que los proveedores de internet hayan decidido dejar de registrar los datos de quiénes entran a la red, o que la legislación no les obligue a guardar y entregar esa información a la policía?

    Un saludo.

  • #014
    Juan H. - 5 enero 2011 - 16:10

    ¿Y quien dice que nuestro legislador no desea bloquear a las FCSE? Esta es otra de tantas que van obstaculizando el trabajo. Como la violencia de género. Cuando insultar está penado con cárcel, no quedan policías para ir a las de verdad.

  • #015
    wapo - 6 enero 2011 - 10:33

    no se pueden prohibir las conexiones cifradas, muchas empresas las usan…

  • #016
    Sebbe - 9 enero 2011 - 18:57

    En Suecia se ha dado un paso mas y ha aprobado otra ley en la que una gran mayoría de lo que pase en internet, y por los telefonos moviles es visto por el ministerio de defensa. Osea todos son registrados como criminales.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

7 comentarios en Menéame

#016
ombresaco - 30 diciembre 2010 - 15:01

Qué buena comparación, pero qué mal explicada:
Empieza cokmparando el anonimato en 1776 y en internet, para acabar con la conclusión de internet, sin hablar de cómo acabó aquél motin.

Por cierto:
Finalmente, el motín se saldó con el exilio forzado del marqués de Esquilache, Secretario de Hacienda e inspirador del edicto.» autor: ombresaco

#016
Fingolfin - 30 diciembre 2010 - 15:08

Una comparación muy oportuna. Esquilache era un reformador ilustrado, que pretendía modernizar el país, y se encontró con un pueblo ignorante y reaccionario que acabaría gritando “vivan las caenas” décadas despues, junto con una nobleza que no aceptaba la modernidad que daba de lado a parásitos como ellos. Es uno de tantos personajes históricos de cuya mano España podría haberse incorporado al tren del progreso, pero todos se pusieron de acuerdo para echarle. La analogía con quienes tratan de defender los derechos de autor es totalmente acertada.» autor: Fingolfin

#016
jorsovernet - 30 diciembre 2010 - 21:04
#016
Observer - 30 diciembre 2010 - 21:13

#1 Un mensaje diciéndomelo también habría servido.

Vamos, curioso una la votas cansina para hundirla y la otra duplicada. {tongue}» autor: Observer

#016
Observer - 30 diciembre 2010 - 21:20

#2 Por desgracia para ti una comparación no significa que sean dos cosas iguales. Asi que si, es oportuna pero no por lo que te gustaría.
Estos “reformadores” no son ni por asomo ilustrados y mucho menos pretenden modernizar nada.

Solo son iguales en las cosas malas por poco que te guste. {tongue}» autor: Observer

#016
Fingolfin - 30 diciembre 2010 - 23:54

#3 Me parece que el que no ha entendido mi mensaje eres tú.» autor: Fingolfin

#016
Observer - 31 diciembre 2010 - 00:04

#4 Explícate entonces.» autor: Observer