El Blog de Enrique Dans

Rediseñando los controles de privacidad

Escrito a las 2:12 pm
14

Facebook anuncia un rediseño y simplificación de sus controles de privacidad, un tema que había causado un cierto revuelo últimamente: cuando una búsqueda de la palabra “privacy” en Google Images te devuelve como primera sugerencia “Facebook privacy”, es que evidentemente el tema está calentito, aunque no se haya traducido en bajas sino todo lo contrario (más de diez millones de nuevos usuarios desde que se anunció el cambio de condiciones de privacidad).

La pregunta que surge, por supuesto, es clara: ¿cómo deben plantearse los controles de privacidad? Actualmente, como comenta el NYT, dichos controles en Facebook ocupan un total de seis pantallas con diversas opciones que el usuario puede controlar fijando a varios niveles: cincuenta parámetros con más de ciento setenta opciones, que regulan todas las posibilidades existentes, justificados por la compañía como un intento de ofrecer un control exhaustivo sobre todas las opciones posibles. La política de privacidad de Facebook es más larga que la Constitución de los Estados Unidos: cinco mil ochocientas treinta palabras, contrastando con aplicaciones como Flickr, con una exigua redacción de trescientas ochenta y cuatro palabras y sin quejas reseñables acerca de sus políticas de privacidad.

En la práctica, la complejidad tiene una consecuencia clara: pocos usuarios se molestan en cambiar sus opciones de privacidad, y la amplísima mayoría opta por aceptar las que vienen por defecto (y son cambiadas cada cierto tiempo siempre en dirección hacia un mayor nivel de apertura). El compromiso es evidente: los usuarios tienen necesidades de privacidad variables en función de una amplia variedad de parámetros, mientras que Facebook pretende llevar al lado público todo lo que pueda para así tener más material que ofrecer a sus anunciantes. El último cambio en las opciones por defecto, anunciado en el f8, se apoyaba en la misma inacción habitual de sus usuarios: aunque los cambios podían ser fácilmente revertidos a su condición anterior, Facebook contaba con que un porcentaje muy pequeño llegaría en realidad a hacerlo.

Tras el reconocimiento por parte de Marc Zuckerberg en el Washington Post de que la compañía podría “haber ido demasiado rápido” y hacer el anuncio de nuevos controles de privacidad (hoy en Palo Alto a las 13:30 EST), cabe plantearse qué avenida tomará el rediseño de dichos controles: una posibilidad sería la agrupación de las opciones en una serie de perfiles tipificados, simplificando la enorme variedad de cuestiones en forma de “paquetes” representativos, una posibilidad que habría que mirar con gran interés pero que cuenta con la ventaja de tener una capacidad de extensión rápida y elevada. Una segunda posibilidad sería cambiar el esquema, permitiendo una escala sencilla de gradaciones – a mí me parece especialmente brillante la utilizada por Flickr: familia, amigos, contactos y resto, por su claridad en la definición – y una definición de las acciones en cada momento (subo una foto o publico algo en mi muro, ¿para cuál de mis colectivos lo hago?), que sin embargo, por el cambio que supone, podría provocar una adopción compleja hasta que los usuarios se hicieran con el nuevo sistema. Otra posibilidad, sin duda, es que la compañía simplemente vuelva atrás: retorne las opciones a sus valores anteriores, pero mantenga los controles de la misma manera. Sin duda, existen más posibilidades, dignas de atención desde el punto de la usabilidad y la estrategia. En unas pocas horas, veremos si hay cosas interesantes que comentar…

ACTUALIZACIÓN: Ya hay respuesta de Facebook sobre el tema, con una entrada en el blog, Making control simple,  y un vídeo de Mark comentando el tema. Incorporan un panel de control principal en el que aparecen los tres niveles definidos (solo amigos, amigos de amigos, o todo el mundo) y los diferentes tipos de contenidos, a los que los niveles se aplican también retroactivamente. Sobre ese panel, lanzan una recomendación de configuración, que el usuario puede mantener o modificar, y mantienen los controles anteriores para dar la posibilidad de un ajuste más fino. Además, se mejoran las opciones de control sobre la plataforma de aplicaciones y se incrementa el control sobre los datos básicos, dos peticiones que habían surgido de manera persistente. A mí, la verdad, me parece un movimiento muy adecuado, y que tanto las medidas como la situación previa ha promovido una reflexión y una discusión sumamente necesarias en los tiempos que vivimos.

14 comentarios

001
charli
26.05.2010 a las 16:11 Permalink

Me alegra leer esto.
Precisamente no soy usuario de Facebook debido a la falta de privacidad que ofrece. Y eso es un peligro potencial. Mis datos personales son muy valiosos como para los vaya regalando por ahí así como así.

002
Gorki
26.05.2010 a las 16:37 Permalink

#1 charli
¿Y piensan introducirlo si cambian un poco las normas de privacidad ? ¿Para qué? ¿Qué consigues?

003
Gorki
26.05.2010 a las 16:41 Permalink

Yo creo que cofigurar manualmente cincuenta parámetros con más de ciento setenta opciones puede decir más de tí, que utilizar un alias y dejar todo tal cual te lo encuentras.

004
GabrielMora
26.05.2010 a las 18:30 Permalink

Pueden simplificar los controles, pero es importante que, para quienes nos tomamos nuestra puerta a la red social con la misma preocupación que si fuera la puerta a nuestra casa, las posibilidades de control sigan siendo igual de potentes. Si quieres la configuración simple, ok, pero si te lo quieres tomar en serio, te voy a dar tantas opciones para configurar tu privacidad que vas a estar un año consultando a tu abogado.

005
Carlos Arnelas
26.05.2010 a las 18:59 Permalink

Me ha gustado el artículo y sobre todo la ilustración de los perros: ¡Es genial!

Le entrevisté hace poco para un trabajo de investigación sobre el grado en que afecta al publicidad a los usuariosn de Internet.

Un seguidor

006
Eduardo Reyes
26.05.2010 a las 19:27 Permalink

Que simplifiquen lo que quieran, pero que dejen unas “opciones avanzadas”.

Incluso ahora mismo se echa en falta algunas cosas (¿160 opciones? supongo que se refiere a 160 combinaciones, que no son tantas: 160 parámetros no hay, ni 160 valores).

007
Martin
26.05.2010 a las 21:32 Permalink

Enrique, me parece tremendamente simplista recurrir a los 10M de altas como prueba de algo, supuestamente de que todo va bien en Facebook.

En primer lugar. ¿cómo sabemos que la cifra es cierta? La fuente no puede ser otra que la propia Facebook, interesada en dar el máximo nº posible. ¿Quién me dice que no la está engordando?

En segundo lugar, supongamos que la cifra es cierta. Estamos hablando de que la gente ve violada su privacidad y por eso recela de Facebook, es decir, el problema lo “sufren” los usuarios que ya estaban de antes. ¿Qué sentido tiene mencionar aquí lo que pasa con los nuevos usuarios? En todo caso habría que ver el número de bajas, y ese dato nos lo esconde la compañía.

En tercer lugar, aceptemos si quieres que el número de nuevas altas es significativo en el sentido de que sirve para interpretar que Facebook no parece sufrir desgaste de imagen por los problemas de privacidad. ¿Y si la mayoría de la gente se da de alta simplemente para comprobarlo, ve que la configuración de privacidad es un infierno y no sigue usándolo? Eso significaría que las nuevas altas no indicarían nada bueno.

En cuarto lugar, incluso aunque obviemos todo lo anterior, ¿10 millones es mucho o poco? Cambiemos la pregunta: ¿cuántos se habrían dado de alta si no hubiera explotado el tema este de la privacidad? ¿Y si hubieran sido 30 millones y no lo han sido por esa causa? No lo sabemos, por supuesto, pero sería muy preocupante para Facebook.

Y para terminar (y esto aplica a PRÁCTICAMENTE TODOS los servicios de la web 2.0, especialistas en dar números absolutos de usuarios y NADA MÁS), ¿qué porcentaje de usuarios han simplemente abandonado su cuenta por los problemas de privacidad? ¿Cuál es el número de usuarios ACTIVOS de Facebook en cada momento? Ese es el número importante, y ese tampoco nos lo darán nunca.

En resumen, yo no digo que las hipótesis que menciono sean ciertas o falsas, simplemente no lo sabemos, pero dejan claro que las cosas son un poquito más sutiles como para tener claro que mencionar a los 10 millones de nuevos usuarios es algo que no da ninguna información. ¿Cuándo aprenderemos a pedir algún dato más a las empresas en lugar de dejarnos llevar por los dos o tres números que tienen a bien enseñarnos (y que ocultan CASI TODA la información necesaria)? Y ¿cómo es posible que estas cosas no las tenga en cuenta un profesor, supuestamente especialista en la materia?

008
David Hernández
26.05.2010 a las 23:43 Permalink

A mi la opción de “amigos de mis amigos” me parece una chorrada.

Si tengo 200 amigos, tengo 200 nodos de conexiones, de donde saldrán un numero de amigos de media parecido al mio, al final, tengo mi perfil “prácticamente abierto” a todo el mundo que viva en mi “pueblo”.. recordemos la teoría de los 6 grados, que dice que una persona como máximo esta separada de otra en 6 nodos (no siempre se cumple vale, pero suele ser cierta en un porcentaje muy grande).

Yo por ejemplo vivo en una isla, vivo en Canarias, si activo esa opción, es como dejar mi perfil completamente abierto a toda la gente de esta isla.

009
hormigas
27.05.2010 a las 00:05 Permalink

Aunque a nosotras no nos ha ido mal con las recomendaciones de seguridad para Facebook de Sophos > http://esp.sophos.com/security/best-practice/facebook.html

Lo cierto es que Facebook se ha rendido . Se han bajado los pantalones ante las presiones de los usuarios que son su auténtico patrimonio y razón de ser. Y todos deberíamos felicitarnos por ello.

Las críticas de Bruselas a Facebook > http://www.publico.es/312256

010
mantequero
27.05.2010 a las 02:07 Permalink

#007 Martin

Estoy bastante de acuerdo contigo. Dado que la fuente es la propia compañía, poco importa preguntarse con qué dato de captación previo podemos comparar los 10 M o qué tasa de bajas pueden estar manejando.

Lo cierto de todo esto, datos aparte, es que Zuckerberg y su Consejo han dejado que la pelota de la privacidad se hinchara demasiado, no actuando en la dirección en la que el cliente le estaba pidiendo que lo hiciera. Es decir, obviando la máxima fundamental de satisfacer las necesidades de tu cliente. Si tu cliente (aunque no sea el mayoritario) te pide privacidad, ¿por qué tardar tanto tiempo en dársela?

Mi teoría es que se trata de algo pretendido. Aunque Zuckerberg tenga cara de estar todo el día bebiendo batidos y viendo pelis de Tarantino, es obvio que en Facebook no se chupan el dedito, y deben tener preparadas reacciones varias a posibles debates crecientes sobre la privacidad (como éste) o episodios virales más rápidos y devastadores (de momento ninguno).

Pueden permitirse contemporizar, porque no hay una alternativa clara y su masa de clientes es lo suficientemente grande como para que el coste de oportunidad de “mudarse” (juanto a sus contactos) para cualquier usuario medio es considerable: Facebook tendría que tocar los webs mucho a mucha gente para una auténtica “diáspora”. Y dado que un porcentaje alto realmente no se entera mucho de la película ni le preocupa de momento la (falta de) privacidad, se pueden ir pensando los pasos a dar con cierta previsión. A priori, y de momento, creo que es así.

No podemos saber los datos con certeza, pero yo pienso que desde hace meses, y especialmente desde el f8, están monitorizando las bajas “24×7″. Y si se han movido, es porque algo se ha movido.

PD.- Es evidente que la web 2.0 está en pañales, y que de aquí a no mucho tardar, los anunciantes crearán o propiciarán la creación de organismos de control que auditen y homologuen las cifras de usuarios.

011
Albert
27.05.2010 a las 08:36 Permalink

No voy a entrar a valorar ni al propio FB ni a sus 10 millones de supuestas nuevas altas. Lo que sí puedo comentar es que mi cuenta hace ya un tiempecito que es simplemente una cuenta zombie: la vacié y entro apenas una vez al mes para ver qué se cuece por ahí. Pero lo curioso es que creí que esta manera de proceder era cosa mía que me canso rápido de las cosas, y con el paso del tiempo he ido hablando con gente y cuando ha salido de casualidad el tema de FB me ha parecido ir notando que la gente cada vez lo está utilizando menos y le está encontrando menos la gracia.

Insisto, es totalmente subjetivo y puede que no se ajuste nada con la realidad y lo haga solo con mi microentorno. Pero igual no. Veremos.

En otro orden de cosas, tal vez hay material para un post en esa prohibición que el ilustradísimo Fernando Hierro (y demás secuaces iluminados) ha impuesto a todos los jugadores de la selección…

012
AUDEA
27.05.2010 a las 09:47 Permalink

Los últimos meses las noticias y comentarios sobre la privacidad en Facebook han invadido la web e incluso la prensa escrita, pero cuantos usuarios generales (gente que no esta interesada en el día a día de las tecnologías) les a preocupado realmente esto. ¿Alguno de esos noventa y pico por ciento de usuarios se ha planteado dejar Facebook? Yo creo que no…

013
Marcos
27.05.2010 a las 16:49 Permalink

Es evidente que la burbuja Facebook está en su punto más alto y lo lógico sería un descenso de usuarios en los próximos 2 años. El hecho de que en FB existan millones de usuarios, no significa que para todos ellos sea realmente un canal de comunicación diario y recurrente.

En mi opinión, es más bien un arma valiosa para cotillear de los demás e inflar el ego propio con cientos de “amigos”.
No seré yo quien niegue la importancia de FB y las redes sociales, con toda la revolución que han supuesto. Pero de ahí, a lo que en muchos foros se nos quiere vender, va un abismo… de transformaciones sociales y esas cosas, al menos de momento… me temo que nada de nada.

Yo también trabajo en un ámbito tecnológico-innovador y no tengo FB, y nunca lo tendré. Si algún día me tengo que comer esta afirmación os lo diré, con el permiso de Enrique.

014
mantequero
28.05.2010 a las 00:27 Permalink

#13 Marcos

Yo también curro en una empresa (una multi) de las TIC, y hasta hace algo más de dos meses no le he empezado a dar caña a FB, LinkedIn y Twitter. A esta última no le llego a pillar el truco (aunque tampoco me he dedicado a encontrárselo) pero a las otras dos, sin ser ninguna de ellas ninguna panacea, lo cierto es que algo me aportan.

En el caso de Fb, que nos ocupa más, por lo que parece, lo cierto es que, sin ser lo que yo habría diseñado para algo así, me ha permitido el reencuentro con unas cuantas personas (no con todo Cristo viviente que haya conocido en mi vida) a las que por lo que sea había perdido de vista y ahora tengo controladas (quiero decir que hablo con ellos por el móvil y todo, de vez en cuando, porque en su día hubo amistad, hubo algo real; no me refiero a un tío de tu quinta con el que llevas 20 años sin hablar y con el que tampoco hablabas en su día). Establecer un contacto de ese tipo es de ser, cuando menos, un poco zoquete. Pienso yo.

Luego está la funcionalidad “mantengo a mi círculo habitual desde FB”, y es cierto que, en parte, puedes mantener un flujo (NO EL ÚNICO, integristas!) de comunicación con todos ellos (aunque al rato o días depués les veas físicamente o hables por el móvil).

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens