El Blog de Enrique Dans

Todo necio confunde valor y precio: la guerra de los eBook

Escrito a las 10:08 am
103

Amazon anuncia que muy a su pesar acepta las condiciones de Macmillan con respecto al precio de los libros electrónicos, consolidando así la evidencia de que las editoriales se disponen a repetir uno por uno los mismos errores que anteriormente cometieron las discográficas.

La que ya ha sido bautizada como “guerra de los eBooks” se desencadenó el pasado viernes, cuando Amazon decidió eliminar de su tienda todos los libros de la editorial Macmillan, con la que mantenía una discusión sobre las condiciones de venta de sus libros electrónicos: mientras Amazon insistía en un precio único de $9.99 para la mayoría de los best-sellers y novedades, Macmillan ha forzado las negociaciones hasta obtener la posibilidad de fijar libremente un precio de entre $12.99 y $14.99, mucho más próximo al precio del libro en papel. El movimiento de Amazon, retirar sin aviso alguno los libros de la editorial por una decisión sobre la que lectores o autores no tenían control alguno, ha sido considerado por muchos un error estratégico.

Pero independientemente de lo erróneo de la reacción puntual de Amazon, el verdadero perdedor en esta historia no es ni más ni menos que la editorial implicada, Macmillan. El asunto de la fijación de precios para bienes distribuidos a través de Internet es una de esas historias en las que la frase de Antonio Machado, “todo necio confunde valor con precio”, toma plena validez. A nadie escapa que la distribución a través de Internet tiene como consecuencia inmediata la desaparición de la gran mayoría de los costes implicados en la cadena de valor: en el caso de un libro, éste no precisa ser impreso, ni encuadernado, ni empaquetado en cajas, ni distribuido en camiones… sin embargo, al igual que ocurre con la música, las empresas implicadas insisten en sostener de una manera completamente artificial el precio de sus productos para ponerlo en función de la preservación a ultranza de su margen comercial, provocando un rechazo en el cliente que lo arroja directamente en manos de canales de distribución irregular en los que puede obtenerlo gratis. En realidad, la insistencia en mantener precios similares a los del mundo físico se relaciona habitualmente con otros condicionantes de la industria: por ejemplo, en caso de no hacerlo así, las librerías podrían interpretar que las editoriales dan preferencia a las ventas por el canal electrónico perjudicando a la distribución tradicional, y podrían llegar a retirar el apoyo a los libros de esa editorial en sus puntos de venta. Tradicionalmente, el apoyo en los puntos de venta ha sido siempre un factor clave: pon un libro en un expositor o escaparate, y éste se venderá. Déjalo enterrado en el fondo de una estantería o en el almacén, y pasará desapercibido. Los libros, como tantos otros productos, tienen un importante componente de “entrar por los ojos”. Pero ¿está justificado sacrificar el canal directo del futuro a cambio de una hipotética preservación de utilidades en el canal indirecto del presente?

Con este episodio, Macmillan se convierte en la editorial antipática cuyos libros es mejor buscar fuera de Amazon: si no pones a tus productos un precio que los clientes consideren adecuado, o directamente, como en el caso de los libros en español, no los pones a disposición de los clientes a ningún precio, no te extrañes cuando éste se vaya a obtenerlos a otros canales. Tú lo habrás invitado a hacerlo, y habrás contribuido con ello a la creación de un hábito contra el que posteriormente te resultará difícil luchar.

 

ACTUALIZACIÓN (8/09/2012): La llamada “guerra de los eBook” es finalmente ganada por Amazon en los juzgados, con expresa condena a los editores por fijación de precios.

8 trackbacks

[...] Se confunde valor con precio: la guerra de los eBook http://www.enriquedans.com/2010/02/todo-necio-confunde-valor-con-pr…  por Naruedyoh hace 2 segundos [...]

[...] Una guerra de las empresas del libro contra la amenaza del eBook. Último capítulo: Macmillan se niega a equiparar los precios de sus libros digitales a los estándares de Amazon, con el argumento de competencia desleal con sus libros impresos. Por lo visto, el nuevo mercado debe regirse por los márgenes de ganancias y las pautas del antiguo, confundiendo valor con precio. [...]

[...] A mí la situación me recuerda demasiado a lo que ocurrió cuando salieron los CD’s, por aquella época un LP de vinilo costaba 1000 pesetas, al salir la música en CD estos pasaron a valer el doble que los vinilos, nos vendieron que esto se debía a que la calidad era mejor y el proceso de fabricación era más caro, el primer argumento puede ser más o menos discutible, pero el segundo es rotundamente falso, sin embargo el precio dela música ya no volvió a bajar; Ahora se compran muchos menos discos, el tener las canciones cómo ficheros que se pueden almacenar en el disco duro facilita la obtención y reproducción de la música, nosotros tenemos más de 300 discos que vamos a guardar en el trastero porque resulta mucho más cómodo reproducirlos desde la biblioteca de música almacenada en el ordenador, lo que es inadmisible es que la respuesta de la industria a esta situación sea: “canciones a 1 euro”, con lo que el disco sale al mismo precio que si se comprara en su soporte físico, aunque se ahorren el “carísimo” proceso de fabricación y el transporte y la distribución lo pague yo de mi bolsillo. Y algo parecido pasa con los libros en formato electrónico. [...]

[...] Enrique Dans Blog de la autor: [...]

[...] Dans hace una comparación en su Blog con lo que ha sucedido con el sector de la música que me parece muy acertada. Además, otro punto [...]

[...] superará en pocos años al libro de papel (Sergio Vila-Sanjuán / Miquel Molina) La guerra de los eBook (Enrique [...]

[...] reflexión máis sobre a situación do mercado do libro dixital recomendo esta lúcida nota de Enrique Dans sobre a "guerra dos eBooks". febreiro 1st, 2010 | Category: Alfredo Ferreiro, Breves, libro [...]

[...] superará en pocos años al libro de papel (Sergio Vila-Sanjuán / Miquel Molina) La guerra de los eBook (Enrique Dans) Post relacionado: Amazon Kindle. Blog sobre Apple iSlate: Tabletmania (Juan Antonio [...]

95 comentarios

001
A.
01.02.2010 a las 10:23 Permalink

“A nadie escapa que la distribución a través de Internet tiene como consecuencia inmediata la desaparición de la gran mayoría de los costes implicados en la cadena de valor”.

¿Ah sí? Lo que hay que leer, madre. Por lo menos cuando hagas generalizaciones de este tipo, sería mejor que lo hicieras con cifras contantes y sonantes en la mano. Coges un libro y analizas el coste de producción real, incluyendo TODO (edición, corrección, traducción, etc. etc. etc.) A ver si entonces desaparecen “la gran mayoría de los costes implicados en la cadena de valor”.

002
Enrique Dans
01.02.2010 a las 10:33 Permalink

#001: No seas ignorante, o al menos, no hagas gala de ello. En un análisis, que por supuesto he hecho, se tienen en cuenta los costes DIFERENCIALES, y teniendo en cuenta si estos son fijos o variables. La edición, corrección, traducción, etc. etc. etc. que dices es un coste fijo en el que tienes que incurrir en cualquier caso, edites en papel o en electrónico. A partir de ahí, la impresión, encuadernación, empaquetado, transporte y distribución son exclusivos de la edición en papel, y determinan un incremento de precio muy elevado que además es un coste variable, no fijo como los que tú citas. La diferencia fundamental es que los costes fijos se diluyen con el número de copias de la tirada, mientras que los variables se incrementan (aproximadamente) a cada copia. Si aprendes a multiplicar, verás que el impacto es completamente diferente.

La próxima vez que quieras tratar a alguien de ignorante, hazlo como mínimo con la educación adecuada, y asegúrate primero de que la ignorante no eres tú.

003
Viper
01.02.2010 a las 10:56 Permalink

Yo, sinceramente hay algo que no entiendo: viendo el precedente de la música, y en menor medida, del vídeo, viendo que siguiendo el modelo Itunes se puede vender (¡¡¡y mucho!!! , viendo el triunfo de modelos como Spotify, etc….. ¿no hay nadie en las editoriales que tenga un poco de cerebro?
Ahora haré de adivino: dentro de 6 meses manifestación de escritores delante de industria diciendo que “en 5 años la literatura se muere” y pidiendo alguna modificación de las leyes……
Si es que no hay mas ciego que el que no quiere ver……

004
Gorki
01.02.2010 a las 11:01 Permalink

#3 eDdans
Creo que tampoco es correcta tu apreciación, al dejar de aparecer la edición físico desaparecen unos gastos como tu bien dices, como es la impresión, el transporte y la librería ciertamente, pero aparecen otros, derivados de la edición digital que grandes o pequeños existen y en mayor o menor medida reducen la diferencia, pongo unos cuantos, transformar el libro en digital, formártelo hacer y hacer los ficheros digitales, espacio em disco con todo los que supone de hosting webmaster medidas de seguridad etc, conexiones por internet, tienda electronica, gestion de del pago digital, etc, etc.

Por otra parte como tu bien dices, “todo necio confunde valor con precio” lo que cueste o no hacer un libro nada tiene que ver con el precio que se le ponga, pues el precio realmente lo marca el mercad mediate la ley de la oferta y la demanda. Cueste poco o mucho hacer un libro si lo marcas a un precio que el mercado no acepta mmo lo comprará y viceversa.

El problema es que aquí la competencia es el P2P de precio gratis. En este contexto qué mas da que el libro valga 9,9€ o 12€. Yo la verdad es que no veo gran diferencia.

005
LVTN
01.02.2010 a las 11:07 Permalink

Por eso yo solo compro cuando el precio me parece adecuado.
El único disco que he comprado online a sido el Ghost I-IV de Nine Inch Nails, que comentabas en un post tuyo a principios de 2009, Un doble disco a 5$ a elegir la descarga en MP3 320Kbps, FLAC o Apple Lossless, evidentemente elegí FLAC que es el que mas oportunidades de conversion/calidad me da. Aun siendo Creative Commons BY-NC-SA opté por comprarlo por que me pareció un precio justo y una forma de apoyar a un artista que me gusta. Mientras los demás artistas sigan poniendo sus discos online a precios desorbitados, 1€ por una pista en un formato con perdida como MP3 me parece caro, no los pienso comprar.
Con el resto de los discos que me gustan o me los bajo, o si encuentro alguna oferta interesante me lo comprare para pasarlo a FLAC y luego tirar el CD a la basura…
La última maravilla de NIN para y con sus fans a sido la creacion de un BluRay en 1080p 5.1 totalmente gratis realizado conjuntamente con los fans, la gente de NIN con camaras de calidad grabó en los conciertos y los fans realizaron la edicion y montaje ahorrandose altos costes, el resultado: libre descarga para todos.
Aquí la noticia,
http://www.nin.com/?id=95355

006
LVTN
01.02.2010 a las 11:11 Permalink

#3 Gorki
Esos gastos son fijos y ya están en la edición en papel. Los libros siempre se hacen en algún editor de textos y luego la maquetación en Indesign o algún programa parecido. Tanto el documento original de word, openoffice como la maquetación siempre se guardan, posteriores ediciones, correcciones, etcétera, generar un ebook ya sea pdf u otro formato a partir de alguna de estas fuentes en formato digital es algo trivial que se puede automatizar para generar el formato deseado por el consumidor bajo demanda.

007
oleurud
01.02.2010 a las 11:16 Permalink

Como te comenté anoche en Twitter, los cambio no se producen en un día, y lo único que tiene que ocurrir es: primero que un emprendedor monte una empresa intermediaria adaptada al siglo XXI (un escritor sigue necesitando de alguien que revise su texto, le ayude,…) como ya ocurre. Luego, los escritores entenderán la nueva situación y dejarán de trabajar para una editorial que les paga algo irrisorio frente al 75% de los beneficios que le pedía Ian McEwan a Amazon recientemente.

008
asmpredator
01.02.2010 a las 11:17 Permalink

Parece que en toda esta historia de la conversión de contenidos al mundo digital todos se olvidan intencionadamente de los ahorros que ello conlleva,
En musica, video, literatura las ediciones digitales cuestan mucho menos de hacer ya que evitan los soportes físicos para ser accesibles, los costes de creación serían los mismos pero los de edición y distrubución desaparecen, pero eso no interesa.
Como bien dice Enrique, el coste de hacer un libro o un disco se divide por el numero de unidades hechas y vendidas por tanto no aumenta los costes finales, en cambio no cuesta lo mismo imprimir un libro que imprimir mil.
No solo hay esta aportación importante de la era digital a los contenidos sino que tambien elimina gran parte de los intermediarios, que tanto lo encarecen todo, y son justamente estos quienes mas pegas encuentran al sistema digital de transmisión de contenidos.
El autor creo que se lleva un 10% por libro vendido, el resto lo maneja la editorial para cubrir sus gastos…
Tengamos en cuenta que en la cadena de valores de toda producción artistica el autor es el que menos porcentaje de lo vendido se lleva siendo mayoritariamente los intermediarios los que se llevan la mayor tajada.

009
A.
01.02.2010 a las 11:18 Permalink

Menos mal que te ha respondido el #4 con lo mismo que te iba a responder y que no vas a poder llamar “ignorante” a cualquiera que ose contradecirte. Ocurre, por ejemplo, que los costes fijos no “se diluyen” del todo, puesto que las tiradas y ediciones son limitadas y están sujetas a restricciones temporales (el traductor puede, transcurrido el plazo marcado en su contrato, renegociar los términos para futuras ediciones e incluso “llevarse” su traducción a otra parte). Por otro lado, si estuvieras al tanto de las negociaciones que actualmente mantienen las asociaciones de traductores con diversas editoriales, sabrías que las asociaciones plantean una renegociación de los derechos de traducciones ya realizadas para el papel con el fin de digitalizar las obras, es decir, que la traducción NO es un coste fijo en lo que estamos hablando, como es el paso del papel al digital (que es de lo que se habla ahora, de la digitalización de obras ya publicadas en papel y con derechos vigentes) porque los derechos de traducción tienen que renegociarse (un editor no puede publicar digitalmente una traducción procedente del papel sin renegociar un nuevo contrato con el traductor, por ejemplo). Y esto es aplicable para TODAS las obras que ahora se quieran digitalizar y para las que será necesario volver a renegociar contratos, uno por uno.

Mi mensaje inicial no tenía, por cierto, ninguna intención agresiva ni ofensiva (aunque a ti te lo pareciera). El tuyo, desagraciadamente, sí.

010
A.
01.02.2010 a las 11:23 Permalink

Y por cierto, mal ejemplo es Macmillan como “editorial antipática”, que desde hace ya bastante tiempo ofrece (al menos en su sección de libros de ESL, que es una de sus mayores fuentes de ingreso) contenidos completamente digitalizados para profesores de inglés (ESL). Es verdad que en este departamento sus productos no son precisamente baratos, pero tener los materiales completamente digitalizados a tu disposición de diversos métodos de idiomas es una maravilla. No sólo eso, sino que a través de su portal tiene ya desde hace años una base de datos enorme de contenidos digitalizados que funciona con un pago de cuota anual que no llega a los 40 euros y que te permite acceder a miles y miles de contenidos gratuitos y fotocopiables para dar clase. ;-)

011
Alberto
01.02.2010 a las 11:26 Permalink

Parece mentira que estemos discutiendo esto.

Cuando compras un libro por $15 en una librería, ¿cuánto va a cobrar el autor?
Cuando Macmillan vende un libro por $15 en una librería ¿Cuánto va a cobrar el autor?

La misma cuenta se puede hacer par un CD de plástico/album en iTunes

Es evidente que el señor de la librería, el de la imprenta, el transportista, el de la Papelera y el leñador que tala el arbol ven perjudicado su negocio, pero la cultura gana, ganamos los lectores.

Que adapten su negocio, porque resulta que ahora la función de recomendarme libros la hace un programa de Amazon mejor que el librero.

Que el librero se recicle y me ofrezca algo diferente y/o mejor que el sistema de recomendaciones de Amazon si quiere perder su negocio.

La editorial por avaricia y/o miedo al librero da la espalda al lector, intenta estafarle en lugar de redefinir su papel, que en el fondo sigue siendo el mismo: seleccionar buenos libros, editarlos bien y promocionarlos mejor.

012
Enrique Dans
01.02.2010 a las 11:29 Permalink

#009: se ofende cuando se duda de la competencia de alguien para escribir de lo que escribe. Con tu

“¿Ah sí? Lo que hay que leer, madre. Por lo menos cuando hagas generalizaciones de este tipo, sería mejor que lo hicieras con cifras contantes y sonantes en la mano.”

me estás diciendo que no me documento o que hablo por hablar, y eso no lo admito, menos aún en un tema que tengo no solo muy investigado, sino que estoy experimentando ahora mismo de manera directa (estoy publicando un libro, ¿recuerdas?, me conozco los costes y las cuentas perfectamente). Si tu intención no era ofender, me parece muy bien: tú te disculpas, yo me disculpo, cerramos el tema y seguimos adelante.

013
Alejandro Lloro
01.02.2010 a las 11:29 Permalink

Me gusta la comparación de la industria discográfica con la editorial ya que les veo un gran parecido.

Los costes de publicar una obra (ya sea musical o editorial) en internet son mucho menores ya que el coste de almacenamiento en disco es mucho menor que el de un almacén físico así como la distribución.

El problema reside en que la venta online de estas obras hace tambalear la industria actual, ya que posiblemente el mayor coste esté en los royalties de la propia editorial, ya que el autor se lleva una pequeña parte de la venta.

Para editar una obra en internet probablemente no se necesite una gran editorial que promocione tu obra, ya que los sistemas de recomendaciones como el de Amazon (y muchos otros) posicionarán esa obra como un bestseller si lo merece.

Por tanto mientras la industria no evolucione cometerán estos errores que lo único que consiguen es que la gente use el P2P con la consiguiente bajada de ingresos.

014
Emi Garcia
01.02.2010 a las 11:34 Permalink

El precio es determinante. Se da el caso de que hoy en día los libros digitales en castellano no se pueden conseguir ni pagando. Pero si así fuera me encontraría 2 opciones:
a) Buscar el libro en p2p o alguna descarga directa. Puede tener los siguientes inconvenientes:
- Le faltan paginas (me ha pasado).
- Es una traducción amateur (me ha pasado, para mas inri mejicana).
- No están bien formateado (tamaño de la fuente variable, me ha pasado).
- OCR mal corregido (me ha pasado y es frecuente, i por 1 o l, 0 por o).
- Solo en formato pdf con los consiguientes problemas al pasarlo a epub (habitual).

b) Descargar el libro de una fuente legal y disfrutar de la lectura. Inconveniente:
- Hay que pagar

Ponme un precio con el que no sienta que me estás tomando el pelo (te cobro lo mismo o casi por una descarga que por un libro físico) y no dudes que no me complicaré la vida y compraré el libro. Creete que eres el más listo de la clase, que vas a cobrar lo mismo y vas a multiplicar por 10 tu margen y sufrire los inconvenientes el p2p.

015
A.
01.02.2010 a las 11:35 Permalink

Disculpas ofrecidas y aceptadas, pues. No me refería a eso, Enrique, pero creo que a veces incluyes generalizaciones que involuntariamente esconden las aristas más problemáticas (y más importantes) de algunas de estas cuestiones.

016
A.
01.02.2010 a las 11:38 Permalink

p.s. Quizás te interese seguir el tema de Macmillan en el ámbito de la enseñanza de inglés, porque realmente imagino que hoy por hoy una buena parte de sus proceden de portales como onestopenglish: ofrecen contenidos gratuitos semanalmente para todos los suscriptores, y una versión más completa de contenidos de pago con una cuota de unos 40 euros anuales. Es un modelo de negocio inteligente, yo de hecho llevo ya varios años suscrita (si no recuerdo mal, desde 2005 más o menos). Han incluido dentro de su portal montones de funcionalidades (desde foros de debate entre profesores a aplicaciones de diccionario, descargas de materiales de audio para acompañar a las lecciones, diccionarios, etc.)

017
Gonzalez Sinde
01.02.2010 a las 11:45 Permalink

Aquí hay algo que has dicho que me parece muy importante. La creacion de habitos en los usuarios. Si yo me acostumbro a conseguir algo por algún medio, cuando quiera conseguir otra cosa, lo primero que intentaré será el medio que anteriormente me dio resultado.

Parece mentira que no vean, después de tantos años, todos los beneficios que pueden conseguir con la red.

Allá ellos.

018
Arantxa
01.02.2010 a las 11:46 Permalink

Estimado Enrique:

Te dejo mis comentarios a tu post sobre la fijación de los precios en los e-books, que me parece muy interesante.

En primer lugar, entiendo la reacción de las editoriales y su resistencia a bajar el precio. Una vez que se ha producido la bajada, la pérdida de margen unitario es inevitable y tiene que verse muy claro el incremento de ventas en unidades, ya que de otro modo se sufrirá una caída considerable del margen comercial global y es bastante difícil volver a incrementar el precio una vez que éste ha disminuido.

Entre los argumentos que utilizas para fundamentar tu tesis es que se produce una significativa reducción de costes variables cuando se publica un e-book, frente a la publicación de un libro en papel (desaparecen los costes de impresión, encuadernación, etc…). Aunque estoy de acuerdo con ello , la utilización del método de variables + margen no puede ser la única va para fijar el precio de un producto o servicio. Se trata de una condición necesaria pero no suficiente. Es decir, si fijamos un precio con el que no cubrimos costes variables más margen, es decir, el margen de contribución unitario es negativo, vale más no lanzar el producto (salvo que sea una promoción puntual) ya que mal negocio vamos a hacer.

Ahora bien, una vez solucionado el tema del margen de contribución unitario, también habrá que atender al valor que los consumidores dan a un e-book (y ahí es donde, en mi opinión, das por sentado que dicho valor va a ser inferior al de un libro en papel -¿por qué? tal vez sea el mismo o incluso superior, si, por ejemplo, dicho e-book puede ser adquirido en V.O. y traducido, de modo que se dispone de ambas versiones sin que ocupe un mayor espacio físico…yo estaría dispuesta a pagar un mayor precio por tener esta posibilidad, por ejemplo).

En este sentido, Amazon y las editoriales no harían mal en plantearse una investigación de mercados para conocer realmente qué quieren sus potenciales clientes, quiénes son estos, qué precios estarían dispuestos a pagar, sus hábitos de lectura y compra, su percepción de los libros digitales, posibles obstáculos a la adopción de esta tecnología…en resumen, un U&A (estudio de Usos y Actitudes) del mercado de los e-books.
También me planteo si la calidad del libro que nos ofrezcan a través de algún canal alternativo, será la misma que la del original…

Igualmente, habrá que fijarse en qué está haciendo la competencia (es decir, otras editoriales y otros distribuidores de e-books), ya que si se va a situar el precio por encima habrá que convencer al consumidor de que se le está aportando un valor añadido que no tiene el resto de competidores.

Por todo lo anterior, mi conclusión es que no está tan claro que el precio de los e-books (no me refiero al aparato, por supuesto, sino a los libros en sí) tenga que ser inferior al de los libros en papel, pero en caso de que no sea así, estoy de acuerdo en que tendrán que convencernos de que merece la pena pagar ese precio, ya que nos van a proporcionar un valor que no vamos a encontrar ni en el canal tradicional ni en ningún canal “alternativo”.

¿Qué opinas?
Muchas gracias

019
Alberto Aliaga
01.02.2010 a las 11:48 Permalink

Como bien dice, sabe las cifras que se manejan por estar implicado en la elaboración de un libro. Asumo por el comentario #12 que el precio de veinte euritos por su libro en papel lo considera adecuado, como su buena posición en el top de la web de casa del libro está demostrando.

Teniendo cifras y conociendo el valor y el precio, mójese un poco ¿que precio le pondría a una versión digital de su libro? si no recuerdo mal habló de una futura versión para iPhone, nada mal teniendo en cuenta la entrada del iPad en el escenario ¿qué precio le daría? ¿o ya tiene un precio asignado?

020
A.
01.02.2010 a las 11:54 Permalink

Se cortó, disculpas. Decía que han incluido montones de funcionalidades, pero además lo han hecho integrando la parte digital con la parte en papel, con lo cual ambas salen reforzadas. Para profesores o escuelas con pocos recursos, la parte digitalizada gratuita combinada con el papel tradicional ofrece una solución completa perfectamente integrada; para profesores con más recursos, existe la posibilidad de pasar a contenidos plenamente digitalizados (ideal para profesores que trabajen en entornos de e-learning, por ejemplo). Que yo sepa ninguna de las otras grandes editoriales de este sector ha hecho algo parecido ni de tal envergadura (y juro que no me pagan :-) pero lo pongo como ejemplo porque aquí empezamos a utilizar los materiales en papel de Macmillan precisamente porque nos “engancharon” sus contenidos digitales, anteriormente utilizábamos otros métodos en papel que no eran Macmillan). Dado que digitalizar una clase en nuestro entorno no tiene todavía mucho sentido, la combinación de papel + materiales digitalizados (y fotocopiables) es ideal para lo que necesitamos y necesitan los alumnos. Supongo que el problema que tienen con Amazon tiene que ver con otras secciones y ahí ya no puedo decir nada, pero ya digo que M. no ha sido precisamente una editorial conservadora en lo digital.

021
asmpredator
01.02.2010 a las 12:12 Permalink

#14 Completamene de acuerdo contigo, las descagas gratuitas tienen un buen montón de riesgos e inconvenientes que se soportan porque son gratis, si las descargas de pago no fueran demasiado caras se harían mas.

022
A.
01.02.2010 a las 12:33 Permalink

¿y no creéis que el modelo que terminará imponiéndose será una especie de “spotify editorial” con una tarifa plana, posiblemente dividida en diferentes tramos en función del uso? Por ejemplo: suscripción gratuita, permite acceder a todo tipo de materiales libres de derechos o con licencia CC. Suscripción mensual de X euros: acceso a un número ilimitado de libros dentro de la Categoría A. Suscripción a Y euros: acceso a un número ilimitado de libros dentro de las Categorías A y B. Suscripción a X+Y euros: acceso a un número ilimitado de libros dentro de todas las categorías y a toda la prensa digital.

Yo creo que eso es lo que terminará ocurriendo de todas todas.

023
Diego Garcia
01.02.2010 a las 12:51 Permalink

Creo que es demasiado prematuro el definir el movimiento de Macmillan como un error. Aunque se presta a ciertos paralelismos con el mercado de la musica, sus diferencias tienen relevancia, y para muestra un boton, la sensibilidad al precio.
La musica tiene un precio para el que la mayoria es muy sensible porque ya esta al alcance de todos (gracias al P2P) asi que cualquier precio nos parece caro. ¿Sucedera lo mismo con los libros/ebooks?… pues no me basta decir que se repiten los mismos errores para ver el paralelismo, porque ¿si estas dispuesto a pagar 9,99 $ entonces 12,99$-14,99$ te parece caro? ¿esperaras a que este en el P2P por 3$-5$ despues de comprar un dispositivo de lectura de precio X?
El mercado objetivo actual de los eBooks no tiene esa sensibilidad al precio que le queremos dar (al menos de momento), o bien no le ven ninguna utilidad (como dice Gorki-#4) o bien 3$-5$ no va marcar la diferencia en el volumen de ventas.

024
Andrés
01.02.2010 a las 13:04 Permalink

En el sector editorial el público percibe con claridad los costes: la edición “premium” de un libro, cuesta unos 20-25 euros, mientras que la de bolsillo cuesta unos 6. Y, aún así, el coste de papel, impresión y distribución sigue siendo buena parte del producto final.

El lector sabe que, en soporte digital, esos costes desaparecen, y que el 100% de la “tirada” son ventas, de modo que no hay que repercutir en el PVP final unitario el coste de los libros o revistas que no se venden. A cambio de todos esos costes e intermediarios que desaparecen, sólo aparece uno nuevo, la librería electrónica.

Por eso, el precio “razonable” que el usuario está dispuesto a pagar sin irse a buscar otras alternativas que machaquen al sector está por debajo del que pagarían por un ejemplar de bolsillo y, probablemente, para poder mantener unos márgenes elevados durante el periodo de transición entre el modelo basado en papel y el modelo electrónico, aportando valor añadido (en la música son bonus track en exclusiva, libretos electrónicos, etc., los editores tendrán que buscarse sus propios “extras” para llegar a los lectores).

El riesgo de la piratería está ahí, y tendrán que aprender a convivir con ella, porque si pretenden impedirla, cuando se den cuenta de que tratan de poner puertas al campo será tarde. Se trata de ver al usuario que descarga contenidos como a un potencial cliente, no como a un enemigo.

025
Albert
01.02.2010 a las 13:07 Permalink

Hace unos días en otro post ya comenté sobre este tema en una interesante discusión con A. Hoy aporto un caso propio muy directo y reciente…

Tengo ya el Kindle DX en mis manos. He hecho ya una primera compra de ebook en Amazon. Pagando. El precio me pareció adecuadísimo (apenas unos pocos dólares) y pagué a gusto y disfruto del libro.

Hoy estaba buscando el libro “Head First Design Patterns” y he ido a parar a la página de la editorial (O’Reilly) porque me constaba que lo vendían en versión electrónica* y estaba dispuesto a pagarlo si el precio me parecía adecuado. 36 dólares. Frente a los 45 de la versión en papel. Como no me pareció adecuado añadí la palabra “megaupload” en la búsqueda de Google y en un par de minutos tenía el mismo archivo PDF en mi ordenador.

¿Ético? Que lo discuta el que quiera, no es mi intención hacerlo yo. ¿Real? Vaya que sí… A partir de aquí pueden patalear o pueden buscar soluciones (yo no, it’s not my business). También pueden llamarme pirata y todas esas cosas, no problem… :-)

(*) La chica de la portada del libro, desde luego, encajaría mucho mejor en otro género que en un libro de programación, que levante la mano quien no lo haya pensado… :-D

026
Ernesto
01.02.2010 a las 13:11 Permalink

Al final es que puntos de la cadena se van perdiendo, y claro en algunos casos se puede controlar en los paises productores de contenido, pero…. ¿en los paises consumidores de contenido?

Lo digo concretamente por el caso de las cadenas importadoras de libros en los paises que no son grandes productores, parte de su labor era justamente la seleccion de lo que podria ser mas atractivo de la oferta mundial, para el publico de su pais. Amazon pasaba a cumplir un rol muy util en tanto podia permitir la compra directa de los productos de “nicho”, quedando el mainstream para las cadenas importadoras.

En estos tiempos, es probable que tanto por los P2P como por los ebooks oficiales, mucho de ese publico se reduzca, por lo que toca un periodo de aprendizaje, valorar que lineas editoriales aun ofrecen valor diferencial mediante la impresión “tradicional”, y de momento me quedo con dos: comics y material grafico.

Las cosas cambian y en lugar de solo predecir la muerte o declive de tal o cual estamento en la cadena, creo que es valido el ejercicio de plantearse las alternativas de reciclaje y subsistencia.

027
Andy
01.02.2010 a las 13:12 Permalink

El producto digital -al menos en su forma actual- es claramente INFERIOR al libro de papel de toda la vida y el precio debería reflejar éste hecho.

Cuando se pueda hacer lo mismo con un libro digital que con uno de papel (por ejemplo: prestarlo libremente), entonces podremos hablar de precios similares. Hasta entonces no.

Mientras los ebooks tengan DRM no se podrá hablar de “producto equivalente en la era digital”, ya que claramente no lo es.

028
Enrique Dans
01.02.2010 a las 13:14 Permalink

#022: No sé si será el modelo que se acabe imponiendo. Pero que alguien lo vaya a intentar por ahí, seguro :-) Y la diversidad en modelos de negocio siempre aporta mucho a una industria.

029
trikar
01.02.2010 a las 13:15 Permalink

¿Un spotify editorial?.En una hora puedo escuchar 20 canciones, pero no me puedo leer 20 libros.A ver si ahora leemos libros como nº5 (El robot de cortocircuito).

Respecto a los costes.Me da igual que los traductores tengan que negociar si sale el libro en ebook.Hacer un ebooks tiene mucho menos coste que en papel.¿servidores para guardarlo? Solo tienes que tener una copia del libro. (1 mega o 2 como mucho)y este se autocopia en el ereader u ordenador del cliente.
No es cuestión de quitarle valor a un libro,pero objetivamente no tiene los mismos costes y eso tiene que repercutir en el precio final. A mi desde que la editorial Lafavre me dijo que sus mementos (cuestan en papel 100€ en adelante) costaban 100€ en Ebook, y ahora con el caso Macmillan,estamos viendo que nos han estado engañando. Ni en ebook vale 15€ un libro ni en papel 20 o más. ¿Por que cuesta una canción 0,99?¿ Es eso barato u otro robo?
El 95% de los Españoles que nos hemos comprado un Kindle u otro ereader,tenemos que recurrir a la descarga de los ebooks. Falta de oferta. Cuando me lo quieran vender,muchos ya no lo compraran. 1º por llegar tarde y 2º Por llegar mal,poniendo un precio totalmente fuera de lugar,como es el ejemplo de Macmillan y otros.

030
A.
01.02.2010 a las 13:22 Permalink

#26: es cierto que las editoriales que menos pierden son aquellas que vienen ofreciendo contenidos difícilmente digitalizables. Y curiosamente me viene a la cabeza el ejemplo de Taschen (fundada en 1980), que fue pionera en ofrecer algo que por ejemplo en España no era muy común (los llamados “coffe table books” y sus versiones menores en formatos más pequeños) a precio insuperable. Es verdad que tienen libros caros, pero en el mundo del papel Taschen lleva ya muchos años ofreciendo contenidos en papel de gran calidad (sus colecciones de arquitectura o fotografía son estupendas y a precios muy accesibles). Luego el que quiera gastarse los más de 1000 euracos de la retrospectiva de Helmut Newton, también puede hacerlo :-)

031
Pedro
01.02.2010 a las 13:23 Permalink

Arantxa, esa forma de calcular el precio que proponer, basada en el valor percibido, me parece bastante demencial.

Seguro que a los editores les convence, eso si, y no me extrañaría que empezaran a cobrar más cara la descarga de un disco que la compra física en una tienda, porque no te ocupa sitio en la estantería, no se te puede romper la caja, y encima te ahorras el paseito para comprarlo, que en la calle ahora hace frio.

Eso si que es ver la red como una oportunidad, y no las tonterías que están haciendo los de Apple o Spotify

032
A.
01.02.2010 a las 13:23 Permalink

#28: No me cabe la menor duda (aunque personalmente no me mola nada de nada eso de que “alguien” sepa qué libros leo… brrrrrr).

033
Alvaro [teleforma.me]
01.02.2010 a las 13:30 Permalink

Enrique, creo que te resultará más que interesante lo que publica este autor en su blog. J.A. Konrath es un midlister, un autor de thrillers “del montón” y cuenta con números cuál es su experiencia con la venta de ebooks en Amazon, tanto directamente como a través de su editorial (Hyperion). Y también sus experiencias de primera mano en la fijación de precios.

Kindle Numbers: Traditional Publishing Vs. Self Publishing

No es una experiencia con grandes números, pero sí una experiencia real y de primera mano que da creo incluso para un caso de negocio.

Su comentario sobre la piratería es clarísimo: The Only Way To Fight Piracy Is With Cost And Convenience.

Al igual que sus predicciones para el 2010.

Y para los críticos a tu post, participes de la industria editorial, la idea de “estributor” y lo que parece una excelente oportunidad de negocio como intermediario en la desintermediación ;-)

Konrath puede que sea un autor del montón, pero tiene las ideas bastante más claras que los capitostes de esta industria.

034
Enrique Dans
01.02.2010 a las 13:43 Permalink

#033: Muy interesante, Álvaro, no lo conocía. Muchas gracias por el enlace.

035
Gorki
01.02.2010 a las 14:23 Permalink

Sigo viendo que muchos gente intenta relacionar el precio de venta con el de coste, valores que son relativamente independientes entre si. Cualquier economista explica que el precio de venta lo marca el equilibrio de la oferta con la demanda, mientras que si el coste está por debajo del precio de venta, se incita a la produccion de más bienes en el futuro y si está por encima se para la producción, (Ver lo que ha ocurrido con la construcción en España).

Podemos llamar especuladoras, ladrones o lo que queramos a las Editoraiales, pero se sujetan a estas leyes económicas, igual que las constructoras, o los cultivadores de arroz.

El problema es que en el mundo digital, la oferta es indeterminada cuando de hecho la produccion de una copia más tiene un valor residual, por tanto se ponga el precio que se ponga de venta, el coste de una unidad más es insignificante. Por otra parte la demanda es en cambio bastante inelástica, leerán el libro los que quieran leerlo y ninguno más, aunque lo regales.

En estas condiciones, plantearte monetizar una edición vendiendo copias. es más que problemático, pues cualquiera puede hacerte la competencia vendiendo una copia mas por un precio testimonial, como es simplemente el ser “coleguis” (P2P)
Cualquier precio puede ser excesivo en estas circunstancias, igual da 9 que 12.

036
Ernesto
01.02.2010 a las 14:30 Permalink

#30 Cierto, Taschen es un buen ejemplo de una editorial que encontrara su nicho de “papel” en la era de los ebooks, pues justamente sabe que valor ofrecerle a sus clientes para que los sigan prefiriendo en el denostado formato de papel.

037
ebc
01.02.2010 a las 14:50 Permalink

Yo creo que #35 ha dado en el clavo: no podemos plantearnos rentabilizar los libros solo a base de vender copias, pues cualquier precio resultara excesivo si se puede conseguir gratis. Habrá que inventar alternativas. Actualmente los que nos bajamos ebooks ilegales sabemos que les falta calidad, pero cuando sean copias piratas de archivos perfectos, se acabará ese problema y una enorme porcentaje jamás comprará un libro. ¿Deben los escritores cobrar por la declamación de sus textos en un auditorio como hacen los músicos? No, no lo veo. ¿De qué vivirá un escritor? ¿y su editorial? Mi opinión: (desde dentro de una editorial)
- hay que gastarse una buena pasta en estudios de mercado, para determinar el precio justo en el cual habrá un % alto de compradores y a partir del cual el % de compradores empieza a disminuir por causa del alto precio. Me importa un pepino el coste, el acierto debe estar en el PVP
- habrá que redifinir una estrategia de precio variable en función del momento y de la cantidad de compra en una web, de una editorial o de un autor
- Actualmente un autor se lleva entre el 6 y el 10% del PVP y habrá que subir significativamente este porcentaje a cambio de exclusividad. No olvidemos que no hay imprentas, no hay libreros, no hay distribuidores, no hay camiones y algo muy importante….no habrá invendidos ni almacenaje.
- los autores muy vendedores ganarán menos dinero, así como los grandes músicos ya no amasan las enormes fortunas que se hacían en los 70’ y 80’.

038
Alvaro [teleforma.me]
01.02.2010 a las 15:00 Permalink

@Gorki, esa es la hipótesis del Free de Chris Anderson. Si el coste marginal tiende a cero, el precio tarde o temprano también tenderá a cero. Lo cual para cualquier industria es poco menos que terrorífico ;-)

Aun así no creo que el precio vaya a ser cero siempre. En muchos casos será lo que comentaba más arriba si el precio es percibido como inferior al coste y conveniencia el consumidor lo pagará.

Siempre habrá quien prefiera las descargas o modelos alternativos, y también gente que padece síndrome de diógenes digital. Pero no me creo ese modelo en el que todo tiene que ser necesariamente gratuito, por ejemplo, la gente está pagando dinero real para poder comprar cosas virtuales en el Farmville. Y no es en otros países, conozco al menos 3 casos cercanos.

Comprar cosas virtuales para tu granja de Farmville puede parecer el colmo del absurdo. Pero no lo es más que comprar objetos decorativos para tu casa de muñecas… lo que tampoco difiere tanto de la compra de sellos, cromos o cualquier otro artículo de colección o si me apuras de objetos de arte.

Creo que también simplificamos excesivamente los mecanismos de percepción de los precios por parte del consumidor.

039
igarciaoliver
01.02.2010 a las 15:18 Permalink

“Pero ¿está justificado sacrificar el canal directo del futuro a cambio de una hipotética preservación de utilidades en el canal indirecto del presente?”

No entiendo porque llamás a las librerías un canal indirecto y no a amazon?
No parece del todo correcto pensar que en Amazon la venta es de la editorial al lector (ni autor-lector para los que se autoeditan). Amazon está en el medio, con una significancia e influencia importantísima, convirtiendo el sistema en uno tan mediado como el de la librería.

No siempre el futuro es tan el futuro como nos gustaría creer.

040
Gorki
01.02.2010 a las 16:03 Permalink

#38 Alvaro [teleforma.me]

Mi opinión, y no tiene más valor que ser eso, una opinión, es que la venta por copias esta condenada al fracaso en el mundo digital, y que al contrario, el producto que ofrezcas,(igual me da que sea texto, música, o vídeo), ha de producirte beneficio en función de cuanto alcance su difusión. De acuerdo con ello, solo sera rentable ofrecer productos que de una forma u otra lleven oculta publicidad.

eDams le trae al pairo que le pirateen su libro, porque lo que el vende en ese libro, es su imagen como experto en TIC, cuanto más le copien a más sitios llegará que él es un experto de la cosa. Y Ide más saraos le llamarán para que participe, algo parecido a lo de los músicos haciendo bolos. El prestigio personal, un motivo para poner un contenido en Internet un producto digital.

Si por ejemplo, la Generalitat decide subvencionar las obras completas de los clásicos catalanes, aparte que tenga lógicamente interés que ese libro se difunda lo más posible por la población catalana, su prestigio como entidad que se preocupa de la cultura catalana aumenta cuanto más se difunda la obra. El patronazgo es otro motivo para poner un contenido en Internet un producto digital.

Si Gallina Blanca, paga a alguien para que escriba “Las 1000 recetas con sopicaldo” tendrá interés que se difunda lo más posible. El anuncio puro y duro es otro motivo para poner un contenido en Internet un producto digital.

Seguramente habra más motivos, el egocentrismo de los poetas, las prédicas de todo tipo de apóstoles, el honor de hacerlo etc etc. todos se me ocurren menos ganar dinero por el procedimiento de vender copias.

041
Andy
01.02.2010 a las 16:19 Permalink

#039
Un autor puede vender al lector por utilizando Amazon. Consulta aquí.
Es verdad que no es un canal directo (como podría ser una Web de ecommerce montada por el propio autor), pero es mucho más directo que el camino editorial. Y además conservas todos tus derechos de autor sobre tus obras.

042
José Luis
01.02.2010 a las 16:27 Permalink

Pues una vez más veo como se habla y opina del sector editorial sin conocerlo suficientemente y del mundo de la distribución digital, conociendolo algo menos.

Efectivamente, los costes de desarrollo de producto son “similares” para la edición papel y para la edición digital. Eso si, al enterado que ha dicho que desde un documento word o un documento indesign sacas la versión e-book automáticamente, le invitó a que lo haga en 2.000 libros de un fondo y que solamente uno de ellos quede decente, porque la conversión de una maqueta de calidad “publicable” a un epub os garantizo que tiene muy poquito de automático y está costando horrores conseguir productos decentes.

Por otro lado, olvidais que la mayoría de los distribuidores digitales (que aquí se está creando otro monopolio) están aplicando unos royalties por distribución y aplicación de DRM que “no te menees”, y a día de hoy, por muy happys que seamos, los editores siguen viviendo de vender propiedad intelectual, y no hableis de reinventarlos y que den conciertos, que cada sector para sus similitudes pero también sus diferencias.

Por último, y para que tengáis toda la información sobre el scandallo de costes de un producto digital, los derechos de autor que tanto mencionais y por el que tanto predicamos todos, no son los mismos para el libro en papel que para el libro en digital. El autor está negociando un 5% o más de derechos de autor en el libro digital con lo que el margen disminuye otro 5% y está intentando vía “lobby” sacarle los ojos a la editorial para llevarselo “por la cara”, porque en este segundo producto, el autor si que no hace “ni el huevo” y es al todos defendemos en nuestros alegatos.

En resumen, que es muy fácil demonizar a las editoriales, pero como todos los negocios, cuando se marcan unos precios, la competencia manda y nunca se marcan tan alegremente como pensais.

043
Andy
01.02.2010 a las 16:28 Permalink

#040

…todos se me ocurren menos ganar dinero por el procedimiento de vender copias.

Eso es muy corto de miras. Dale a la gente motivos y facilidades para pagar y pagarán. ¿Porqué buscar el libro que quieres en las redes P2P, esperar a que baje, asegurarte que sea el apropiado, que esté en el formato correcto, transferirlo al Kindle, etc, etc, etc… si puedes conseguir el mismo libro al instante por 2€?
La gente se lo piensa a la hora de ahorrarse 10€ o 15€, pero si el precio pasa a ser tan pequeño que no vale la pena tomarse todas esas molestias habrá muchos usuarios que peferirán pagar.
Personalmente creo que el precio clave está en torno a los 2€. Puedo equivocarme, pero mucha gente asocia 2€ a pagar “monedas” (menos que un paquete de cigarrillos!), mientras que para 9€ se necesitan “billetes”.

044
A.
01.02.2010 a las 16:37 Permalink

#29: “¿Un spotify editorial?.En una hora puedo escuchar 20 canciones, pero no me puedo leer 20 libros.A ver si ahora leemos libros como nº5 (El robot de cortocircuito).”

Ya, pero aquí tú hablas de consumo, yo te hablaba de acceso. La Enciclopedia Britannica lo lleva haciendo ya algún tiempo. Ya no te tienes que comprar los chorrocientos volúmenes en pesadísimo papel y esperar a las actualizaciones: ahora, si quieres consultar la enciclopedia, te suscribes con un pago anual por acceso y arreglao. Yo sí concibo un panorama en el que el pago por acceso y no por cantidad de “algo consumido” tenga futuro: enciclopedias, diccionarios y muchso libros especializados de los que se venden poquísimos ejemplares debido a su elevado precio, pero que podrían empezar a dar beneficios si el modelo fuera el que yo te digo. Ya no se paga por la propiedad, sino por la posibilidad de tener determinados materiales a tu disposición. Las grandes bases de datos que utilizan las universidades llevan años funcionando con este modelo (Factiva y similares), y no creo que les vaya mal, la verdad ;-) No me parece tan descabellado preguntarle a un investigador: ¿cómo dice? ¿Que le gustaría tener acceso a todos los libros especializados sobre tal material publicados por tantas o cuantas editoriales en los últimos X años? Dont worry, nosotros le facilitamos el acceso por una cómoda cuota anual (o semestral, lo incluso de un día si no necesitas más) de tantos euros. Por ejemplo, con el gasto anual en libros que yo tengo (incluidos los materiales especializados) sería feliz como una perdiz si de repente me viniera alguien y me dijera “mire, por una cuota de 500 euros anuales tiene usted acceso a todos los libros del mundo mundial con la conveniencia de no tener que salir de casa y este otro montón de funcionalidades asociadas (portabilidad, acceso desde diferentes medios, blablabla)”. Vamos, que lo pago con los ojos cerrados.

Sería un error pensar que nuestra forma de lectura (en tu caso quizás sea la del lector consumidor de grandes éxitos, por decir algo) es la única forma de lectura que existe. Aparecerán muchas modalidades (de compra individual de volúmenes, de pago por uso, de pago por acceso temporal, de acceso gratuito a materiales libres de derechos, de combinación de acceso a contenidos digitales que complementen al papel y viceversa) y aprenderemos a convivir con ellas. Estoy con los que dicen que el mercado editorial no tiene tanto que ver con el discográfico como podría parecer en un principio.

045
A.
01.02.2010 a las 16:41 Permalink

p.s. por si había alguna duda sobre la cantidad he escrito “500″, o sea, quinientos euros. No cincuenta. Y todavía me saldría baratísimo.

046
Juan Navidad
01.02.2010 a las 16:57 Permalink

Me suena que hace no mucho en este mismo blog puse un mensaje premonitorio en este sentido. Es una pena, pero viendo lo horriblemente mal que se lo han montado las discográficas, el mundo editorial tiene pinta de querer lo mismo, es decir, un súpercanon y a vivir del cuento sin trabajar. Toda esta guerra no está justificada y lo curioso es que, a la larga, las editoriales tienen -también- las de perder.

Saludines,
Juan Navidad

047
jaume
01.02.2010 a las 17:44 Permalink

Es triste ver como está el mundo editorial tropezando con la misma piedra que la industria discográfica.

No es verdad que el mundo editorial comercialice la propiedad intelectual, es cierto que paga a autores, pero tan sólo una fracción mínima de su cadena de valor. Ojalá los autores tuvieran un porcentaje mayor del valor que se genera con sus libros.

Las editoriales son fundamentalmente empresas logísticas (ya que la impresión está externalizada, incluso en china), de una gran complejidad y que utilizan estrategias de gran consumo para conseguir colocar sus libros. Una política de devoluciones complicada y una gestion de las tiradas de libros en un modelo de precio fijo que les obliga a destruir miles de ejemplares cada mes.

Lo que temen es al cambio. nada mas. Temen a tener que transformar a sus empresas de tal modo que no se conocerían ni ellas mismas. Es miedo.

Pero si se dedicaran cinco minutos a pensar posiblemente se darían cuenta de que el mundo que viene tiene mas sentido. Un mundo en el que realmente se gestionaría la propiedad intelectual, en el que se tendrían que preocupar realmente del producto que ofrecen, ya que se puede comparar mucho más fácilmente, añadir valor al producto, etc, etc. Y sobre todo se ahorrarían de quemar libros, que en el fondo es un malgasto inútil, que es una herejía para los que amamos los libros por lo que significan, no por el negocio que generan.

048
Eloy Garza
01.02.2010 a las 17:54 Permalink

Los procesos de transición del mercado son a veces lentos pero inevitables. Tarde o temprano serán las editoriales, no Amazon, quienes ajusten su precio al verdadero valor; es cosa de esperar algunos meses, ya lo verán. A Enrique, el tiempo le dará la razón, como el tiempo se la dio a Machado.

049
Auhnne
01.02.2010 a las 17:57 Permalink

Y allá va de nuevo la misma historia. ¿Quién será el siguiente?
Ayer intenté buscar un libro que me encanta en amazon para el kindle (solo por ver si estaba disponible) y no lo encontré. Acto seguido fui a google y en el primer enlace, en menos de 5 segundos (en amazon me costo dar con ello) tenía el libro descargado y en español.
Como las editoriales de todo el mundo no empiecen a volcar sus contenidos a internet a un buen precio (10$ no está mal, aunque como empiecen con lo de 1$=1€…) antes de que los ebooks se hagan asequibles al gran público, de momento ya habrán perdido un cliente, y como yo seguro que muchos más.

050
Silvano Gozzer
01.02.2010 a las 18:50 Permalink

Una análisis Enrique que hacíamos con más editores hace unos días en Twitter. Los costes de impresión, encuadernación, comercialización, distribución y venta de los libros físicos son cerca del 50% o 60% del libro. Por lo tanto, lo que se van a ahorrar las editoriales (puesto que Amazon se queda, por ejemplo, con 30%) sería del 30%. Entonces, si un libro físico cuesta 20 € su versión digital debería costar 14 € (es decir, un 30% menos que me estoy ahorrando). Por lo tanto, igual MaCmillan no estaba tan equivocado (otra cosa es que la gestión de la “crisis” haya sido nefasta).

Otra cosa sería que Internet garantizara el aumento de las ventas, ya que al tratarse de costes variables se podría reducir el precio del libro pero como esto sigue siendo algo incierto, la opción MaCmillan puede no ser tan descabellada.

051
Jose Ramon Lopez
01.02.2010 a las 20:02 Permalink

Como diria Warren Buffett:

“Price is what you pay. Value is what you get.”

052
Trikar
01.02.2010 a las 20:51 Permalink

#44 A. Ese modelo ya existe. Se está poniendo sobre todo en las bibliotecas,mundo académico. En el mundo jurídico de donde procedo Aranzadi y otras editoriales te dan acceso a jurisprudencia y legislación,incluso manuales pagando una cuota. Recuerdo que en Deusto tenias que mirarlo todo en papel. Ahora puedes pedir “prestado un ebook” y no tienes que esperar a que se liberen las 2 copias que tiene la biblioteca.Creo que es un modelo valido,pero para un publico determinado, académico, jurídico,empresa,etc.
Para los libros de exito o no, no lo veo tanto futuro. Por ahi alguien decia que 2€ es el precio. No se si son 2€ u 8€. El libro claro que tiene valor y no se puede devaluar,pero lo que está claro es que no puede tener el mismo precio en papel y en ebook. Y aunque parezca algo lógico y de sentido comun,estamos viendo que no es así, y las editoriales creen que vale lo mismo el papel que el 01010010101110010101101001101110101111100111001010101.

053
Gorki
01.02.2010 a las 21:34 Permalink

# Trikar
Tu argumentacion tiene un fallo, el papel no es más que un monton de átonos de escasisimo valor, carbono casi en el 7% hidrógeno oxigeno, algo de nitrógeno y poco más igual que los 1 y 0. Lo que vale es la organización que tengan esas moléculas o la de los 1 y 0.

Otra cosa es lo que esté dispuesto a pagar por ello el personal por la cosa, cundo a un clik lo va a tener gratis.

¿1€? Puede, lo malo es como pagar semejante cantidad mo creo que se pueda ni por Paypal, vale más la gestion del cobro que el importe. ¿Aceptaran una cuscripcion de 20€ para bajarse 20 libros? Pues puede quesi, o puede que no
¿9€? Es poco, pero la tentación del P2P es fuerte.

Yo sinceramente los regalaría poniendo un anuncio en la contraportada y que lo copien cuanto quieran.

054
Koyaanisqatsi
01.02.2010 a las 22:08 Permalink

Sinceramente no comprendo bien que se discute aquí. ¿Si Macmillan se equivoca subiendo un poco sus precios (entre un 30 y un 50%) para sus productos digitalizados distribuidos por Amazon?

Puede ser, pero están en su derecho de acertar o equivocarse. Eso ya se verá. Y, lógicamente, no se puede pretender o exigir que Amazon les obligue a bajarlos por decreto. Han llegado a un acuerdo de partes, libremente, a pesar de que Amazon les diera antes un ultimatum. Es decir, que los de Amazon no están, en el fondo, por la labor de imponer en estos casos los precios a editoriales como Macmillan.

#42 Escribes. “…los derechos de autor que tanto mencionais y por el que tanto predicamos todos, no son los mismos para el libro en papel que para el libro en digital. El autor está negociando un 5% o más de derechos de autor en el libro digital con lo que el margen disminuye otro 5% y está intentando vía “lobby” sacarle los ojos a la editorial para llevarselo “por la cara”, porque en este segundo producto, el autor si que no hace “ni el huevo” y es al todos defendemos en nuestros alegatos.”

No sabía que existe un “lobby de los autores” que intenta sacarle los ojos a las editoriales. Tenía entendido que, en general, son las editoriales las que se aprovechan de los autores y les sacan a estos todo lo que pueden (estaré desinformado…). Otra cosa es que los lobbys de estas industrias utilicen para lavar su imagen a algunos autores. Pero en la mayoría de los casos los beneficios se los lleva la industria y no los autores.

#43 Coincido contigo. Que cueste 10 o 12 o 15 no creo que cambie el fondo. Si algo cuesta 2 se venderá masivamente y la gente ni se planteará buscar el producto gratis (posiblemente de menor calidad) en una red P2P, etc. Pero si la distancia entre el precio y lo gratis merece la pena será a la inversa.

En este sentido creo que una opción inteligente sería “fragmentar”. Que no nos vendan albums completos sino canciones sueltas (ya lo hacen). Pero con películas o libros no existe esta opción. Véndeme, por ejemplo, un archivo con la primera media hora de la peli o la tercera parte del libro. Y luego, si me interesa, ya compraré el resto. Antes esto no era posible pero ahora si.

La teoría objetiva del valor y el precio: http://www.monografias.com/trabajos13/vapre/vapre.shtml

055
Valentín
01.02.2010 a las 23:37 Permalink

No he leído todos los comentarios, pero creo que no debéis olvidar que ahora mismo generar un fichero legible para los muy diferentes dispositivos electrónicos de lectura no es una tarea ni mucho menos 100% automática. Solo el que se ha pegado con ello, lo sabe. Algunos de los que estáis en este foro quizá habéis hecho alguna vez web, y quizá también habréis visto que hay programas que generan webs automaticamente (el propio word lo hace), bien pues supongo que no pensaréis que Planeta, por ejemplo, genere su página web con word, pues como comprenderéis tampoco va a generar sus ficheros ePub de forma automática. Los ficheros ePubs se pueden generar automáticamente pero el resultado puede ser un desastre más o menos grande dependiendo del libro y ahí está el maquetador digital que debe darle formato. Si el maquetador digital ha empezado su trabajo antes (preparando la maqueta en Indesign o etiquetando un XHTML) el resultado será mejor, pero hay que dedicarle un tiempo que se cobra. Por tanto generar una maqueta en digital tiene un coste que puede ser similar a la de papel si no se hace la versión papel, me explico, si no sacamos el libro en papel, hay que hacer una maqueta solo para la versión digital, es decir, hay que formatear el texto bien sea etiquetandolo o bien, maquetandolo y luego exportandolo, en cualquier caso, lleva un coste, que se compartirá si se hace versión papel o se asumira solo si no se hace. Por otra perte el editor seguirá fijando los precios que consiere adecuados tanto en el libro en papel como en el digital. Si hay una demanda de libros electrónicos a un precio inferior al que el consdiera adecuado para su negocio sencillametne no hará libros electrónicos, igual que el señor que planta tomates dejará de venderlos si el precio que le pagan por ellos no es el que permite mantener su explotación. Que habrá libros piratas, seguramente, pero seguirá habiendo lectores que quieran una determinada calidad, igual que ahora hay lectores que compran libros en bolsillo, libros en tapa dura, ediciones baratas y ediciones más caras de un mismo libro, porque uno tiene una mejor tradución o simplemente le gusta la portada de uno más que la de otro. No podemos simplificar tanto las cosas. Por supuesto el libro electrónico será más barato que el libro en papel por una razón obvia, pero los profesionales que participan de la creación de un libro tienen que seguir viviendo de su trabajo y por tanto un exceso de reducción es imposible sin perder calidad, salvo que empiecen a proliferar editoriales que como esas que te cobran por sacarte tu libro, pues se dediquen a exportar tu word directamente a electrónico y ponerlo en la web por 1 €. Pero los que nos dedicamos a esto sabemos que un editor no es precisamente eso, ni un libro es un texto en un determinado formato, sino algo más. Y si el mercado lo que nos pide es bajar la calidad de la edición, pues habrá muchos editores que preferirán plantar tomates a sacar textos mal editados sea en papel, en formato digital o en cualquier otro sistema que se invente en el futuro.

056
Alvaro [teleforma.me]
02.02.2010 a las 00:09 Permalink

@ Andy, estoy contigo, tengo un Kindle y cuando el precio de un ebook baja de 4$ y me interesa lo más mínimo prácticamente ni me lo pienso, es compra por impulso. ¿Porqué tendría que pensarlo, cuando cuesta como el periódico en fin de semana?, algo que acaba en la basura 24 horas después.

De hecho los bestsellers recién editados suelen costar 9,99$, pero cada vez aparecen más ediciones a precios muy inferiores, incluso 1$ o 2$ o gratis.

@Gorki, me temo que en el Kindle los libros están mucho más cerca que a un click, con el wishpernet ni siquiera necesitas descargar nada al ordenador. Puedo comprar el siguiente tomo de una serie tumbado en la playa. Ahí es donde amazon ha acertado de lleno, la experiencia de compra es perfecta, rápida y sin problemas. Es el servicio más que el libro por lo que pagas: conveniencia. comparativamente bajar ebooks via p2p es un incordio con resultados pobres (conversiones, formatos, erratas).

Eso sí, con el Kindle hay muchos libros que no puedes comprar en España porque tienen los derechos comprometidos en español. Es curioso porque lo que quieres comprar es la edición USA en inglés, pero para evitarse problemas legales Amazon opta por vetar la venta en España. Lo grotesco es que perfectamente podría comprar la edición americana en papel.

¿Y qué pasa entonces?… que sólo me dejan la alternativa p2p o megaupload. Todos pierden, Amazon, la editorial USA, la española y el autor. Vuelvo a lo mismo: precio + conveniencia, pónmelo fácil y ni se me ocurre ir a buscarlo a otra parte.

057
Albert
02.02.2010 a las 07:12 Permalink

Vuelvo a lo mismo: precio + conveniencia, pónmelo fácil y ni se me ocurre ir a buscarlo a otra parte.

Creo que esa simple frase lo resume todo desde el punto de vista del usuario/cliente. Las editoriales tendrán que pensar en mil temas complicados. Pero desde el punto de vista del que está al otro lado del Kindle (o el lector que sea), esa frase lo es todo. Así de sencillo.

058
Jesus
02.02.2010 a las 10:21 Permalink

Está claro, el precio de una canción de “Karmele Marchante” puede ser igual que una de Paco de Lucia, pero el valor…
De acuerdo plenamente con “A”.#22…

059
A.
02.02.2010 a las 10:28 Permalink

#52 Trikar: Es verdad que el modelo ya existe (yo lo utilizo desde el año 99 más o menos, cuando existían las primeras versiones de todas esas bases de datos), pero hasta ahora no se concebía la posibilidad de ampliarlo al mundo editorial. Pero si Spotify funciona con la música, ¿por qué no puede funcionar en el mundo editorial? Es compatible tanto para las modalidades con un gran número de usuarios (que pagarían por número de licencias: imagínate poder ahorrarte esos incómodos viajes a la biblioteca para descubrir que los libros que necesitas ya los ha sacado alguna de las otras 300 personas que estudian en tu mismo curso), hasta el pequeño usuario. Yo seguiría comprando libros en papel como forma de lectura lúdica: no me atrae excesivamente la idea de leer a través de una pantalla por cómoda que sea. Pero para todo lo demás…

Tomemos por ejemplo la guerra entre Amazon y Macmillan. Macmillan no quiere (y de momento, con razón) dejar que Amazon sea quien dicte su política de precios y se convierta en un intermediario sí o sí (la excusa de Amazon de que todo lo hacen “por el bien del lector” cuando resulta que su Kindle hace uso de unas tecnologías restrictivas de agárrate y no te menees es eso: una excusa). Por lo que yo entiendo, Macmillan propone una política dinámica de precios que vaya desde 4.99 a 14.99, mientras que Amazon quería vender siempre por debajo de 10, a 9.99. Macmillan tiene derecho a intentar vender 3 meses a 14.99 si así lo prefiere, otros 3 meses a 12.99 y así sucesivamente, explotando el ciclo de vida del libro como mejor le parezca.

Si los seis grandes decidieran crear una gran plataforma de distribución digital que hiciera sombra a Amazon con una oferta así, habría que ver quién ganaría la batalla. Después de todo, Amazon no crea nada ni produce nada, y Macmillan sí.

060
Forrester
02.02.2010 a las 11:01 Permalink

En relación a la relación entre el valor y el precio os recomiendo este blog post de Forrester donde James McQuivey afirma “Current book prices are a lie”: http://blogs.forrester.com/consumer_product_strategy/2009/12/whats-a-book-really-worth.html

061
Gorki
02.02.2010 a las 12:04 Permalink

#59 ª
Amazon no crea nada ni produce nada, y Macmillan sí.
¿Cuál es el lector de libros ebook que ha creado Macmillan?m¿Qué tienda digital tiene mMacmillan para vender sus libros digitales? ¿Que ha creado que sea digital hasta ahora Macmillan?

Hombre ¡ No futem,,,!

062
A.
02.02.2010 a las 12:23 Permalink

“¿Cuál es el lector de libros ebook que ha creado Macmillan?”

Ninguno. Touché. Pero Amazon ha creado un lector para leer libros que no produce, y que producen otros. O sea: es un intermediario que depende de voluntades ajenas.

“¿Qué tienda digital tiene mMacmillan para vender sus libros digitales?”

En algunas secciones, la suya propia. Te he dado el ejempo de su departamento de ESL, que ya ofrece muchos de sus contenidos digitalizados para su uso directo en aulas digitalizadas. No es broma.

“¿Que ha creado que sea digital hasta ahora Macmillan?”

Ver supra ;-) Macmillan fue una de las pioneras en la digitalización de contenidos e incluso en la oferta de contenidos digitalizados gratuitos. Por eso digo que se la está poniendo (equivocadamente) como editorial conservadora en lo digital cuando no es cierto que sea así.Lo que quería decir es que Amazon no deja de ser un intermediario y que está intentando posicionarse como EL intermediario por excelencia (y naturalmente están en su derecho, pero es que Amazon no es una monja de la caridad). Es una estrategia válida (sobre todo teniendo en cuenta que durante años Amazon fue un negocio deficitario). Pero eso no quiere decir que Macmillan tenga por qué aceptar condiciones con las que calculan que perderán dinero.

063
A.
02.02.2010 a las 12:24 Permalink

Piénsalo Gorki: si mañana los 6 grandes deciden que quieren crear una plataforma de distribución alternativa y que no les sale de la coleta vender a través de Amazon (por razones X o Y), pues la gente tendrá mucho Kindle y mucha gaita, pero tal y como está el mercado del libro, no sé muy bien qué iban a leer. Lamentablemente, ese es el panorama.

064
A.
02.02.2010 a las 12:36 Permalink

Además, piensa en cómo ha funcionado siempre Amazon. A Amazon lo que le interesa es tener el mayor número de ventas posibles, aunque sean a 1 centavo. Cuando no existía el libro digital, Amazon empezó abriendo su tienda virtual a los brick-and-mortar stores. Muchas de las tiendas tradicionales se abrieron su tiendecita virtual en Amazon y comenzaron a vender libros de segunda mano. El caso es que había miles de libros que se vendían a un centavo, los llamados “penny books”. ¿Dónde estaba el negocio, si luego Amazon resulta que le cobraba al vendedor 0,99 dólares por libro vendido? Muy sencillo: en los gastos de envío. El comprador pagaba (al menos cuando yo tuve mi tiendecita abierta hace ya bastantes años) unos 4,50 de gastos de envío para EEUU. Pero en Estados Unidos enviar un libro por correo no solía costar más de 2 dólares. El negocio era. El comprador pagaba 4,51: 1 dólar pa Amazon, 2 para correos y 1,50 pa mí, más o menos. Siempre que venda por encima de 1 céntimo en papel o por encima de 0 céntimos en digital, Amazon gana dinero.

065
Krigan
02.02.2010 a las 13:18 Permalink

#2 Evidentemente estás en lo cierto, pero vayamos un paso más allá. Resulta que con el libro electrónico también desaparecen un buen número de costes fijos. Por ejemplo el diseño de cubierta, los elibros no tienen cubierta. Asimismo, la maquetación pasa a ser una actividad trivial en formatos reflowables como ePub, a menudo consiste simplemente en darle al botón del programa conversor.

Además, en un libro impreso hay que seleccionar lo que publicas, dado que has de vender una parte sustancial de la tirada y seleccionar también el número de ejemplares de la misma. Esto requiere de un editor experto leyendo un buen montón de candidatos a publicación, y tomando decisiones al respecto, pero con el libro electrónico puedes publicar cualquier libro que te presenten, entra en acción la larga cola.

El escritor suele cobrar en torno a un euro por libro vendido, el traductor no existe si publicas en la lengua original, y el corrector orto-tipográfico dudo que cobre tanto como el escritor, además de que este puede asumir su función, o contratarle. Veo difícil justificar un precio por encima de los 2 ó 3 euros en el caso del libro electrónico, y eso asumiendo que es un libro nuevo, porque si es antiguo tanto el traductor como el corrector son costes que ya quedaron amortizados en su día.

De hecho, ¿en qué momento consideramos amortizado el coste del autor? A diferencia del traductor y el corrector, la parte del autor está conceptuada como coste variable en la actualidad, pero eso podría cambiar en el futuro.

La fama del escritor o del propio libro pueden cambiar algo las cosas, pero en la inmensa mayoría de los casos ni el autor ni el libro son famosos. En ausencia de fama, hay una competencia feroz y los precios caerán inevitablemente al coste marginal. Por si fuera poco, parte de los libros y autores famosos están en el dominio público.

Tan sólo un dato: la gran mayoría de los elibros de la lista de best-seller del Kindle son… libros gratuitos. Nótese la ausencia total de la mal llamada piratería en tal lista, y que han pasado sólo 2 años desde que el Kindle se lanzó.

066
Jorge
02.02.2010 a las 13:20 Permalink

De acuerdo. Nosotros hemos fijado el precio del libro-e por debajo del 50% del libro en papel. Puedes consultar nuestra web o en

Todoebook
http://www.todoebook.com/ficha-editor.asp?cod_editor=EDIT000238

o nuestro escaparate.
http://sites.google.com/site/librosesirius/

067
A.
02.02.2010 a las 13:41 Permalink

“pero con el libro electrónico puedes publicar cualquier libro que te presenten,”

Ni en broma. Esa actitud van completamente en contra del concepto de lo que es una editorial. ¿Como lector nunca te fijas en qué editorial ha publicado lo que quieres leer?

068
Javier
02.02.2010 a las 14:36 Permalink

Veremos a qué precio vendes tu libro… aunque defendiendo la cultura como la defiendes imagino que lo ofrecerás en libre descarga ¿no?

No parece muy coherente defender lo que defiendes y que ahora que publicas un libro nos vayan a clavar 18-24 lereles por la edición en papel, pero bueno… como estás a favor de la libre difusión de la cultura seguro que no te enfadas cuando aparezca por las redes P2P.

Veremos.

Javier

069
Ernesto
02.02.2010 a las 14:43 Permalink

A proposito de esto http://entreblogs.com/papyre, acabo de percatarme de que en el Metro ya hay gente que va de la mano con su Papyre, algo tendra que ha pegado en este segmento.

El problema viene luego con eso de la interoperabilidad, aunque igual es un nicho de mercado para el que quiera venderle (al menos en España) a los poseedores de este aparato.

070
Pejeno
02.02.2010 a las 15:07 Permalink

Amazon tiene la oportunidad de convertirse en distribuidora para autores que deseen pasar de las editoriales.

Las herramientas están ahi. Que Apple no haya querido hacerlo con iTunes en la música no significa que Amazon no pueda/deba con los libros.

Los que se encargan actualmente de los derechos de autor están siendo una piedra de tropiezo para el avance en esta era digital.

071
charli
02.02.2010 a las 15:44 Permalink

Enrique, ahora los libros no necesitan que las librerías les den publicidad y los pongan en el “escaparate”.

Para eso ya está internet y su viralidad. Si el libro es bueno, su fama se extenderá y todo el mundo querrá comprarlo.
Las editoriales y los libreros sobran en esta cadena.

Esa es la realidad: renovarse o morir. Y Darwin bien sabe lo que le pasa a quien no cumple eso ;-).

072
Gorki
02.02.2010 a las 18:59 Permalink

Uno que no ha entendido aun nada, lo hechaba en falta. #68 Javier, ¿De veras que a eDans le importa que su libro se reparta gratis por Internet? ¡¡¡ TIO DESPIERTA !!!

#071 charli ¿Conoces un best seller editado por LulU? ¿Por qué no funciona la virilidad en esos casos?

#6 A Piénsalo Gorki: si mañana los 6 grandes deciden que quieren crear una plataforma de distribución alternativa y que no les sale de la coleta vender a través de Amazon
Lo tienen aun más fácil, la tienda ya existe y se llama la Casa del Libro. Solo tienen que ir y ofrecerles la venta de su catálogo. ¿Te crees que es lo mismo que lo venda la Casa del Libro que lo venda Amazon?

¿Amazon lleva ya más de 190 años en el negocio y ha acumulado una riqueza en “How know”, que los demás tardaran años y necesitarán millones de inversión para alcanzar ese mivel. Poder, pueden hacerlo, otra cosa es que sea sensato y no lo intenten.

073
jesus
02.02.2010 a las 22:13 Permalink

y los que es más importante, internet sigue defraudando en cuanto a aquella utópica sensación de que al desaparecer costes de la cadena de valor, todo sería más barato. ¡¡Ya se vé!!
saludos

074
Krigan
03.02.2010 a las 03:33 Permalink

#67 Pues no, los lectores no solemos fijarnos en la editorial.

Y el concepto de lo que es una editorial cambia radicalmente con Internet. Bubok es una editorial, o lo más cercano que hay a una editorial para impresión bajo demanda. En ese sentido, Scribd y Wattpad son también editoriales para el elibro. También Amazon es cada vez más una editorial.

Seguís atados a conceptos que en Internet carecen de sentido. Una web que distribuye libros ¿es una editorial o es una librería? En realidad no es ninguna de ambas cosas, es una cosa diferente. No es una librería porque vende (o da gratis) a nivel mundial. Tampoco es una editorial porque no hace tiradas, ni le vende a librerías, sino al usuario final, y eso suponiendo que no lo esté dando gratis, como hace Amazon con la mayor parte de sus best-seller para Kindle, o como hacen Feedbooks y Wattpad con todos los libros que distribuyen.

El coste de almacenar un elibro en el disco duro de un servidor es inferior a una centésima de céntimo. Con ese coste ridículo, ¿te vas a molestar en leer el libro para decidir si lo almacenas en tu servidor? Te sale mucho más barato admitir automáticamente todos los que te envíen.

075
Lector
03.02.2010 a las 17:42 Permalink

Ya hay autores que han empezado a contemplar sus propias iniciativas, como la de regalar algunas de sus obras en formato ebook y con caracter promocional. Por ejemplo:

http://www.pedrodepaz.com/ebooks.htm?8

Me parece que en este asunto van a andar algo más listos que los de la música. Dicen que nadie escarmienta en cabeza ajena, pero estos ya les han visto las orejas al lobo.

076
Montadito
03.02.2010 a las 21:04 Permalink

#72, Gorki:

“Uno que no ha entendido nada”: es una de las frases más usadas en este blog. Voy a comenzar a usarla yo. Está muy bien. Puedes soltar cualquier argumento y luego en lugar de rebatir, puedes soltar la frasecilla de marras.
Y tu que es lo que has entendido si hablas de “virilidad” en este asunto.
O dices textualmente que “Amazon lleva más de ¡¡¡ 190 años !!! en este negocio y ha acumulado una riqueza en how know (???)”. Ya veo que tu si que lo tienes claro.

077
A.
04.02.2010 a las 11:58 Permalink

#74: Krigan: #67 Pues no, los lectores no solemos fijarnos en la editorial.

Y el concepto de lo que es una editorial cambia radicalmente con Internet. Bubok es una editorial, o lo más cercano que hay a una editorial para impresión bajo demanda. En ese sentido, Scribd y Wattpad son también editoriales para el elibro. También Amazon es cada vez más una editorial.

*************

Por un lado volvemos a la falacia de pensar que nuestra forma de leer es idéntica a la forma de leer de los demás. Quizás tú no te fijes en qué editorial publica un libro, pero te puedo asegurar que yo y mucha gente como yo sí lo hacemos. Creo que confundes “editorial” con “medio de publicación y/o distribución”. Una editorial es, por definición, otra cosa. El editor selecciona y criba, que es justo lo contrario de lo que hace Bubok (yo tengo material propio en Bubok, ojo, y es un servicio que me parece la mar de interesante). Pero el negocio de Bubok no depende de conceptos como la calidad de los contenidos, sino de la cantidad. Un servicio de autopublicación no es una editorial: es otra cosa, y está muy bien que exista (¡ojo!), pero el trabajo de un editor es precisamente el opuesto a lo que hace Bubok (yo no soy editora, pero trabajo con ellos necesariamente).

078
Krigan
05.02.2010 a las 00:59 Permalink

#77 Lo que digo es precisamente que en Internet no es necesaria ninguna selección. Es más, la gente no quiere tener que ir a una web donde haya una cuidada selección de libros de un tipo, para luego tener que ir a otra web con otra cuidada selección de libros de otro tipo. Lo que la gente quiere es ir a una web donde estén todos los libros, y usar las herramientas de búsqueda y recomendación incluidas en esa web.

¿Por qué no hay editores famosos? ¿Por qué no hay traductores famosos? Porque a la gente le da lo mismo el editor y el traductor. Pero Amazon todo el mundo la conoce, a pesar de que Amazon no hace ninguna selección de lo que publica (o precisamente por eso).

Tú te fijas en las editoriales porque trabajas con ellas (seguro que mi fontanero también conoce bien a todos los fabricantes de material de fontanería), pero pregúntale a gente que no esté metida en el mundo editorial, y te llevarás una sorpresa.

080
A.
05.02.2010 a las 11:21 Permalink

#78: “¿Por qué no hay editores famosos? ¿Por qué no hay traductores famosos? Porque a la gente le da lo mismo el editor y el traductor.”

Krigan, por dios. Decir que “no hay editores famosos” es falso. ¿Te suenan de algo los nombres de Esther Tusquets, Mondadori o Jorge Herralde? ¿Que no hay traductores famosos? Pues por nombrar uno más o menos conocido, te doy un nombre: Javier Marías, que fue Premio Nacional de Traducción allá por 1979 si no me equivoco. No confundamos las churras con las merinas. Por supuesto que hay “editores famosos” y editoriales que se distinguen (o históricamente lo han hecho, antes de la compra masiva de pequeñas editoriales por los grandes grupos, tipo RHM o Planeta) por su “sello” particular. O a ver si ahora Anagrama o Tusquets no han sido más que una “anécdota” sin importancia en este país (y te puedo dar ejemplos similares en otro montón de países).

No sé qué tipo de libros lees, pero decir que el lector no se fija en la editorial es, en muchos casos, falso. De hecho, tanto se fija que uno de los mayores “atrapalectores” son los premios que conceden las propias editoriales. Yo, po ejemplo, tengo la sana costumbre de NO leer casi ningún premio Planeta.

081
Krigan
05.02.2010 a las 13:18 Permalink

#80 La gente se fija en algunos premios (como el premio Planeta), pero no en los traductores (ese tan famoso yo ni sabía que existía, y no tengo ni idea de qué traducciones son suyas), ni en los editores. Obviamente, al lector le suenan los nombres de algunas editoriales (aparecen en la portada del libro), pero ni idea de que la fundadora de Tusquets se llame Esther, y sigo sin saber el nombre de pila del fundador de Mondadori. Además, no te sabría decir qué tipo de libros vendían.

Por cierto, soy lector empedernido de toda clase de libros desde que era niño. Si quieres hablamos de escritores y títulos de libro. Los fans de El Señor de los Anillos se saben hasta el nombre del elfo que se tiró un pedo delante de Aragorn, pero te aseguro que no saben el nombre del traductor que tradujo la obra de Tolkien al castellano.

082
montadito
05.02.2010 a las 13:58 Permalink

Hombre Krigan, te hemos pillado en un renuncio gordo, no conocer a Javier Marías. Es quizás el escritor español más internacional de los actuales. Claro, como no quieres leer El Pais,… ;-)

083
A.
05.02.2010 a las 15:23 Permalink

Krigan Krigan, ¡que te mato aquí mismo! :-)

¡¡¡Javier Marías, el escritor!!! Que además es un excelente traductor, aunque ahora ya no traduzca ;-) Ganó el Premio Nacional de Traducción siendo jovencísimo por la traducción de una obra muy difícil, el Tristam Shandy de Laurence Sterne.

Respecto a: “Los fans de El Señor de los Anillos se saben hasta el nombre del elfo que se tiró un pedo delante de Aragorn, pero te aseguro que no saben el nombre del traductor que tradujo la obra de Tolkien al castellano”.

Pues craso error no preocuparse por saber quién es la persona que reescribe en tu idioma una obra que sólo podemos leeer precisamente porque se traduce (la traductora de la saga de Tolkien, por cierto, es la argentina Matilde Horne (véase http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Matilde/Horne/traductora/Senor/Anillos/elpepinec/20080620elpepinec_2/Tes).

Te dejo también el obituario que el propio Marías escribió a la muerte de su traductora al alemán, Elke Wehr: http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Elke/Wehr/traductora/literaria/elpepinec/20080705elpepinec_1/Tes

084
Krigan
06.02.2010 a las 01:00 Permalink

¿Os referís a este Javier Marías? (sacado de la Wikipedia):

* Los dominios del lobo (1971).
* Travesía del horizonte (1972).
* El monarca del tiempo (1978).
* El siglo (1983).
* El hombre sentimental (1986).
* Todas las almas (1989).
* Corazón tan blanco (1992).
* Mañana en la batalla piensa en mí (1994).
* Negra espalda del tiempo (1998).
* Tu rostro mañana (2002 – 2007):
o 1: Fiebre y lanza (2002),
o 2: Baile y sueño (2004),
o 3: Veneno y sombra y adiós (2007).

Ni puta idea de dónde está el renuncio. Lamento si la verdad duele, pero las obras de este tipo no las conoce ni su padre (y no porque lo diga yo, nadie se ha molestado en subir un libro suyo a Wattpad). En todo caso, parece que es más conocido por ser escritor que por ser traductor.

Y no estamos hablando de supuestos crasos errores, estamos hablando de que ni el traductor ni el editor tienen tirón de ventas. Sin eso, el traductor es lo que es (un sub-asalariado disfrazado de autónomo), y el editor pasa a ser un elemento prescindible en Internet.

085
A.
06.02.2010 a las 15:08 Permalink

“Lamento si la verdad duele, pero las obras de este tipo no las conoce ni su padre”

Krigan por dios, no seas (o parezcas, porque no creo que lo seas) ignorante. Javier Marías es, actualmente, el escritor español de mayor difusión en el extranjero. Y decir que “el editor no tiene tirón de ventas” es… bueno, en fin. Que creo que es un tema que no cabe debatir si realmente te crees con toda la razón. Pero no me digas, por favor, que te gusta la literatura para a continuación apostillar que a Javier Marías no lo conoce “ni su padre” (que por cierto fue uno de los filósofos españoles más importantes del siglo pasado).

Un poquito de modestia y de reconocer que quizás no lo sabemos todo (y que no pasa nada por no saberlo) no vendría mal. Algo harto difícil en este país.

086
Krigan
06.02.2010 a las 17:23 Permalink

#85 Yo me baso en datos, y lo que hay es la realidad, no hay más. Si Javier Marías es el de mayor difusión internacional, ¿qué pasa con Zafón?

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Ruiz_Zaf%C3%B3n

10 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo con su primera novela para adultos, traducido a 45 idiomas, el más traducido según la Wikipedia, que también cita al segundo y al tercero, y ninguno es Javier Marías. Aquí tienes a los otros 2:

http://es.wikipedia.org/wiki/Javier_Sierra

http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_G%C3%B3mez-Jurado

Por supuesto, Zafón sí que aparece en Wattpad, no sólo en castellano, sino también en inglés. Javier Sierra también aparece.

En definitiva, a Javier Marías no se lo están bajando ni regalado, a diferencia de Borges, García Marquez y otros muchos que sí son famosos. Bájate de la torre de marfil, el mundo es muy diferente de como tú crees que es, y esto no tiene nada que ver conque yo me crea esto o lo otro. Si crees que no es así, saca datos que me contradigan.

Lo que cuentan son los datos, no apreciaciones subjetivas estilo “Javier Marías es la repanocha internacional” o bien “el editor tiene tirón de ventas”. Tiene tanto tirón de ventas que nadie va a la librería diciendo “ando buscando libros de Tusquets”.

087
montadito
06.02.2010 a las 18:10 Permalink

Krigan, que “Corazón tan blanco” ¿no lo conoce ni su padre? Claro porque tampoco habrás escuchado hablar de Julián Marías. En su día fue el libro más vendido en Alemania, un pequeño mercado. Aparte de que es uno de los articulistas más conocidos en España, y miembro de la Real Academia.

Lo tuyo es muy fuerte. Hablas de cualquier tema como si fueses erudito en el mismo y luego no reconoces meteduras de pata del calibre de la de hoy.

Infórmate sobre Javier Marias y luego hablas. A lo mejor no te gustan sus ideas pues no es muy partidario del todo gratis.

088
montadito
06.02.2010 a las 18:20 Permalink

#85, A. es que a Krigan le encanta discutir con todo el mundo. Me discute a mi que soy informático conceptos de redes informáticas, a otro que es abogado de leyes, a ti de editores y traductores.

No le cuesta nada reconocer que no conocía de nada a Esther Tusquets o a Javier Marias y sigue pretendiendo que tiene razón. El es así.

Y en esta web tiene un montón de seguidores. Es lo que tiene el mundo 2.0

089
A.
06.02.2010 a las 18:29 Permalink

Vale Krigan, para ti la china ;-) ¿Quién te ha dicho que por “repercusión” yo estaba hablando de número de ejemplares vendidos? Sigues confundiendo churras con merinas, y es una pena. Cuando Zafón o alguno de los otros autores que nombras sea candidato al Premio Novel de literatura en varias ocasiones seguidas (como ha sido y es el caso de Javier Marías) o cuando alguno de ellos haya obtenido el reconocimiento unánime de la crítica internacional como una de las voces más sólidas de la narrativa contemporánea, volvemos a hablar :-)

Te ufanas (como buen español) de despreciar aquello que desconoces.

090
A.
06.02.2010 a las 18:54 Permalink

Errata: me refería a repercusión, no “difusión” (numérica). Carlos Ruiz Zafón no tiene ni ha tenido jamás la repercusión mediática y crítica que sí ha tenido la obra de Marías en mercados tan difíciles para la literatura española como el alemán, por ejemplo. Pero insisto: desconocer el papel de Marías (como de muchos otros) en la narrativa española contemporánea es bastante… en fin, preocupante, incluso para sus acérrimos enemigos (que los tiene) ;-)

Por otro lado: hay vida fuera de internet y de las descargas, believe me. Mi anciana abuela, a sus 85 años, se acaba de “merendar” un Harry Potter la mar de contenta. Supongo que como no se lo ha descargado, mi abuela no cuenta, ¿verdad?

091
A.
06.02.2010 a las 20:47 Permalink

Montadito: a mí me gusta conversar con Krigan, conste. Es educado, o por lo menos conmigo lo ha sido siempre y eso para mí es muy importante. Además no me gusta entrar en debates digamos más “personales” porque yo no os conozco personalmente; estoy segura de que delante de un café o de una caña podríamos mantener charlas la mar de agradables, sin la acritud que a veces parece salir de la pantalla. Eso sí, en lo de hoy pues no puedo estar de acuerdo con él. Vender mucho no es sinónimo necesariamente de nada: el mejor García Márquez, o el mejor Benedetti, fueron los que menos vendían. Ahora no quiero lo último de García Márquez ni regalado (por ejemplo).

Porcier: lo de Premio Novel era una pequeña gamberrada ;-) (por el tema Zafón).

092
Krigan
06.02.2010 a las 22:01 Permalink

#87 Javier Marías no se tiene que preocupar del “todo gratis”, no se lo están bajando.

De todas formas, reconozco que un millón de ejemplares vendidos en alemán (Alemania, Austria y Suiza) no está nada mal. ¿Alguien conoce cifras de ventas en España?

#88 Todavía no me dijiste qué titulación reglada de informática tienes tú, enseñar a manejar el navegador no es lo mismo que ser informático. Por cierto, yo sí tengo un pequeño titulito de Informática. En cuanto a leyes, ¿tú no estuviste discutiendo de eso? Con 2 personas además.

093
Krigan
06.02.2010 a las 22:30 Permalink

Para A:

Vaya por delante que no pretendo despreciar a Marías, mal puedo despreciarlo si no lo he leído. Y estoy de acuerdo en que ventas y calidad no siempre son la misma cosa. Pero todo esto de Marías empezó cuando hablábamos de si la gente compraba los libros por el traductor y por el editor, y en ese contexto está claro que el nombre de Zafón tiene mucho más gancho que el de Marías.

Al final resulta que el gancho que pueda tener Marías en Alemania es por ser escritor, no traductor, y en España todavía estoy por ver que tenga algún gancho significativo (lo he buscado pero no he encontrado cifras de ventas), y si lo tiene también sería por ser escritor, no por ser traductor.

No quisiera ser demasiado pesado con Wattpad, pero Marías no aparece ahí, y para poder vender libros electrónicos primero tiene que haber algún deseo de bajárselos. Si la gente no se los baja ni gratis, ¿cómo se los va a bajar pagando?

Evidentemente, la mayoría de la gente sigue leyendo libros impresos, no sólo tu abuela. Pero mi experiencia con el mundo del pirateo, que ya son unos cuantos años, me dice que lo que triunfa en el p2p y similares es lo mismo que triunfa fuera de Internet. Harry Potter, por supuesto, es ampliamente pirateado.

Yo también encuentro muy placentero debatir contigo :-)

094
montadito
08.02.2010 a las 10:46 Permalink

#92, Krigan: parece mentira después de todo lo que hemos debatido por aquí que aún dudes de mi “titulación”. Además si luego cuento cosas hay gente que se molesta y luego dice que “quiero fardar”.

Ya te he dicho que llevo 15 años trabajando en informática, gran parte de ellos impartiendo formación además. Qué significará que en mi contrato de trabajo figure la categoría de “informático”. Soy titulado en una carrera superior de ciencias en la que cursé asignaturas de informática, y después de la misma tengo un montón de títulos oficiales en informática. Solo te mencionaré uno entre muchos otros: “Administración de Redes de Comunicaciones y Desarrollo de Aplicaciones en Internet” realizado en la Escuela Univ. de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid. Que no es precisamente la academia Pérez. Espero que no vuelvas a poner en duda mi titulación.

No se si no quisiste escuchar cuando te dije que a la plaza de profesor (y coordinador) de cursos accedí por oposición en un gran centro público. ¿Qué crees? ¿Que en Madrid ganas una oposición para impartir cursos de informática sin tener títulos oficiales?
Y no hagas guasa de lo de enseñar a navegar. Como te digo, he impartido muchos cursos durante años. Si menciono los cursos de navegar es porque son los últimos en los que ando metido, y porque creo que me habilitan para hablar del tema de “lo que quieren los internautas” con bastante conocimiento de causa.

095
montadito
08.02.2010 a las 11:12 Permalink

Estimada A:

a mi también me gusta conversar con Krigan (y contigo, claro). Se lo toma muy en serio y busca muchos datos. Ahora, a veces se mete en jardines en los que no debería, y en pocas ocasiones reconoce sus errores. Y respecto a lo de describirle como educado, no se yo si puede hacerse de alguien que llama lobotomizados a los que piensan distinto que el en algunos temas. Y te podría mostrar muchas perlas más.
P.D.: Lo del Nobel no es una gamberrada. He leído en más de una ocasión que Marías ha estado postulado al Nobel. De hecho, Pamuk (premio Nobel en 2006) ha pedido en ocasiones el Nobel para su colega Marías.

Comentarios cerrados

7 Comentarios en Menéame

001
tocameroque
01.02.2010 a las 11:20 Permalink

9.99 dólares (llorad….) son sólo 7,10 euros…y aquí se barajan precios para el ebook similares al papel…o sea 20.00 Euros… Así nos va.» autor: tocameroque

002
tepeyakk
01.02.2010 a las 11:23 Permalink

Un libro lleva mucha trabajo detras y muchas horas de esfuerzo del autor que debe ser recompensado si de esos 10 dolares 5 fueran para el autor bienvenido el Ebook pero pasará como el papel que el autor no sabe ni lo que se ha vendido y se lleva su triste comisión.

RECUERDO

Eso mismo dijo un Ministro argentino antes de expropiar las Aerolineas a una empresa española. No es lo mismo el valor que el precio, la compañia vale millones de pesos pero vamos a pagar 1 Euro.» autor: tepeyakk

003
nubio
01.02.2010 a las 11:32 Permalink

Las editoriales siguen con una mentalidad muy desfasada al mercado actual. Y no parece que vayan a reaccionar a tiempo. Es el problema de los modelos de negocio que se van quedando obsoletos. Cada vez es más factible que cada autor se monte su web y venda directamente sus títulos» autor: nubio

004
iramosjan
01.02.2010 a las 11:36 Permalink

#2 Ciudadano, la puntuación es tu amiga; empléala y aprende a apreciarla :D

Pasando al artículo, creo que es la primera vez que no encuentro absolutamente nada que objetar a un artículo de Enrique Dans. Es la restricción del suministro y la imposición de precios artificialmente altos lo que lleva al florecimiento de la piratería.» autor: iramosjan

005
rafaLin
02.02.2010 a las 13:35 Permalink

#2, de un libro en papel de 10 euros, el autor se lleva uno. Lo lógico es que de un libro electrónico se siga llevando 1, y que el precio sea de 1,25 euros.

Además así venderían mucho más… a mí si me venden un libro sin DRM por 1,25 euros, prefiero comprarlo a descargarlo, pero si lo ponen a 10 euros y con DRM pues prefiero descargarlo y en todo caso donar medio eurillo en la web del autor, si la tiene (no donaría el euro completo porque he hecho yo el trabajo de buscar el libro pirata).» autor: rafaLin

006
otama
02.02.2010 a las 15:22 Permalink

No pienso comprar ningún libro electrónico por más de 5€.

Espero que las editoriales pillen el cabreo de la gente y reaccionen a tiempo, porque de aquí a final de año dejaré de comprar libros en papel (al menos los de consumo ocioso)…

Y el otro medio no les va a dejar ni medio € por mi parte.» autor: otama

007
asturgea
03.02.2010 a las 09:13 Permalink

Veo esta noticia incompleta. Amazon entró -mal por su parte- en esta guerra empujado por Appel» autor: asturgea

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens