El Blog de Enrique Dans

Historias absurdas: la eliminación de la publicidad de TVE

Escrito a las 2:05 pm
51

tveDos artículos interesante de sendos compañeros de piso en IE Business School me alertan de que, a pesar de tener una opinión al respecto, no había escrito nada sobre la decisión de eliminar la publicidad en TVE y financiar la misma mediante una tasa a los operadores de telecomunicaciones. Los artículos son “¿Se debería privatizar Televisión Española (TVE)?“, publicado por Rafael Pampillón en el Economy Weblog del IE, y “Privatizar la televisión pública“, de Víctor Torre de Silva, publicado en Expansión.

Ambos artículos aportan matices interesantes. Por un lado, los motivos para mantener televisiones públicas, tanto en el ámbito estatal como autonómico, son evidentes: el ánimo de contar con un instrumento para influir de modo directo en la opinión publica, y paticularmente en el voto de los ciudadanos. Por tanto, se están priorizando intereses de este tipo ante las que deberían ser las verdaderas motivaciones para mantener una televisión pública: ofrecer contenidos que, por su naturaleza, tenderían a tener una cobertura menor en las televisiones privadas. De ahí que nos encontremos con que la televisión pública, en realidad, se dedica a competir con las privadas por las audiencias siguiendo modelos similares , algo que éstas consideran competencia desleal. Este tipo de orientación en la televisión pública se da únicamente para favorecer el que tenga una gran audiencia, dado que solo en este caso sirve a los intereses de influencia sobre la opinión: si la televisión pública fuese minoritaria y orientada a aquello que las privadas no suelen recoger en su programación (cultura, teatro, documentales, etc.), su capacidad de influencia sería indudablemente muy escasa, como podemos comprobar en el caso de La 2. Defender, por tanto, la existencia de una televisión pública que desarrolla contenidos prácticamente idénticos a los de las privadas resulta conceptualmente muy difícil, ante lo cual la solución evidente es la privatización.

Por otro lado, la solución de obligar a las operadoras de telecomunicaciones a financiar una parte de lo que cuesta la televisión pública: un engendro absolutamente absurdo, que viola las más elementales leyes del mercado, contra el que la CMT emitió un dictamen en contra que ha sido ignorado, y que esconde un eufemismo ya revelado por las propias operadoras: en realidad, éstas repercutirán de manera íntegra la tasa del 0.9% en sus facturas a sus clientes (y lo harán, además, en color rojo para que no pase desapercibido), de manera que quienes realmente pagaremos la factura seremos, en realidad, los ciudadanos. Para las empresas de telecomunicaciones, el tema resulta completamente esperpéntico, porque no tienen absolutamente nada que ver con él: en nada les afecta que TVE tenga o no publicidad, y el hecho de destinar una parte de sus ingresos a mantenerla resulta completamente injustificable. Que un gobierno pretenda que sean los ciudadanos los que sostengan de manera directa el canal que éste emplea para manipular su opinión no deja de ser un alambique inexplicable: ¿qué hemos hecho los ciudadanos para que caiga sobre nuestras facturas de telecomunicaciones la responsabilidad de financiar TVE? ¿Es una manera de castigarnos porque cada vez nos conectamos más a Internet e lugar de ser pacíficos couch potatoes más fáciles de manipular?

Mal hace este gobierno en seguir el ejemplo francés. En Francia, las empresas de telecomunicaciones no solo se han negado a pagar, sino que han denunciado el intento de extorsión ante los tribunales europeos. El Estado debe renunciar a la manipulación informativa. Ni televisión pública, ni manejo turbio de la publicidad institucional, ni capciosas ayudas económicas con el fin de controlar el mensaje. Ese tipo de iniciativas de control informativo, que funcionaron en el siglo pasado y que algunos gobiernos pretenden seguir utilizando, resultan tan zafias y obvias en la sociedad actual que provocan verdadero rechazo. Dejémonos de historias alambicadas y absurdas: si se quiere financiar con impuestos un canal público de verdad, orientado a recoger lo que no tiene cabida en las privadas, adelante. Pero financiar con un impuesto indirecto recaudado por las empresas de telecomunicaciones una televisión más, con una oferta de programación similar a las muchas que hay en el ámbito privado, y destinada a la manipulación informativa al servicio del gobierno de turno… no gracias.

2 trackbacks

[...] Historias absurdas: la eliminación de la publicidad de TVE (via el Blog de Enrique Dans) [...]

[...] dejo para informaros sobre el tema con EnriqueDans, que a parte de una buena reflexión nos trae 2 artículos de compañeros de gran interés y [...]

49 comentarios

001
Goomer
24.06.2009 a las 14:41 Permalink

Yo apenas veo la televisión y no quiero sufragar una televisión pública que no me gusta, y que como dices, solo sirve para propaganda política (del partido de turno, en el gobierno, autonomías, etc.).

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

002
Roberto
24.06.2009 a las 14:46 Permalink

Los que nos gobiernan son expertos en dar gato por liebre, colocando el mensaje populista de “como las operadoras tienen mucho dinero, que paguen”. Y me siento tratado como si fuera la gallina de los huevos de oro. ¿De verdad creen que pueden seguir poniendo impuestos aquí y allá, y no pasa nada? O lo que es peor y más irresponsable, ¿saben de verdad que están estrangulando la economía pero no se atreven a tomar medidas con más valentía? Creo que en este país ya tenemos algo de cultura como para que nos traten como a adultos, y no con simples eslóganes del tipo “los ricos que paguen”, “las empresas con dinero que arrimen el hombro”.
Si en vez de intentar aumentar los ingresos exprimiendo la gallina dijeran que van a reducir los gastos, me darían un alegrón. ¿Caerá esa breva?

003
Ramón Ramos
24.06.2009 a las 15:02 Permalink

Totalmente de acuerdo. Las televisiones públicas deberían formar y culturizar a los ciudadanos, así como dar cabida a programaciones alternativas. Para idiotizarlos y para perder el tiempo, ya están las privadas.

004
Alberto Aranda Aranda
24.06.2009 a las 15:23 Permalink

Una duda que me surge… ¿Que relación hay entre TVE y las operadoras de telecomunicaciones? Que han elegido el sector al azar… Me parece todo un poco extraño…

005
Felipe Alfaro Solana
24.06.2009 a las 15:34 Permalink

Este gobierno de sociatas le va a costar aun mas al ciudadano de a pie. Lastima que la oposicion no sea mucho mejor.

006
roarson
24.06.2009 a las 15:37 Permalink

Es un absurdo,que las comapñía de telecom paguen la factura de TVE es surrealista (¿Por qué las telecom y no las constructoras o las agroalimentairas? si alguien lo sabe que lo aclare).

TVE en su actual formato no sirve para nada. Sólo sería justificable si ofreciera contenidos que no tienen cabida en el resto de televiones.

En Reino Unido la BBC ofrece esta programación y no emite publicidad. Eso sí,hay que pagar una tasa anual sólo por ver la televisión. Esto suena fuerte (y más en España) pero al menos sólo pagan los que ven la televisión,no todo el mundo. También el brazo comercial de la BBC es una compañía con muchos beneficios (que revierten al estado) que se hincha a vender producciones,aparte de ser un vehículo de fomento mundial con prestigio reconocido de la cultura inglesa. Nada de esto lo hace TVE o lo hace con poca repercusión.

007
Enrique Dans
24.06.2009 a las 15:39 Permalink

#5: sin ánimo de querer hacer política con el comentario, Felipe, estoy muy de acuerdo con lo que comenta Víctor en la columna de Expansión: lo de tener una televisión para influenciar al ciudadano ha sido históricamente un caramelo que todos los gobiernos, independientemente de su color, han querido mantener, y que se replica a nivel autonómico hasta trece veces, cada una con su presupuesto. Catorce máquinas de perder dinero al servicio de los gobiernos de turno. No es algo exclusivo de este gobierno. Para eliminar este sistema perverso hace falta voluntad política y pactos.

008
raul
24.06.2009 a las 15:46 Permalink

Otra tasa más para las telecos en este país!! Y pronto el canon de la SGAE para el ADSL, que ya tarda. Yo creo que falta también algún impuesto por movimiento de bits, que van como locos y sin casco ;-)
Nadie se da cuenta de que después de 10 años intentando favorecer la competencia en el sector sólo Telefónica tiene beneficios (más que nunca) y el resto a hacer ingeniería financiera para cuadrar los EBITDAs?
Y las administraciones a asfixiar con tasas de Fomento, Industria, ayuntamientos y lo que se les ocurra. O a montar empresas semi públicas para hacer la competencia en wifi o montando redes de fibra. Como si no tuviéramos bastante con todas las redes existentes que pagamos todos los españoles en ferrocarriles o eléctricas y que después de privatizarse se dedican a competir en unas condiciones muy ventajosas, con una red regalada y sin pagar ni la mitad de las tasas.
Por qué me regalan el Wifi y no la luz o el agua, que las necesito más. El club de los pringaos, eso es lo que somos las telecos.
Y la banda ancha es cara en España? No me hagas reir.

009
cbs
24.06.2009 a las 15:56 Permalink

por reducción al absurdo:
Si las telecos perdiesen todos sus clientes ¿Sería tve inviable?
¿A que clientes se va a repercutir la financiación de tve? ¿Gran público, pymes…?
Por cierto, este comentario puede ser enviado gracias a la red wifi abierta del ayuntamiento de cádiz. Hasta en vacaciones esta uno enganchado…

010
Adrián García
24.06.2009 a las 16:12 Permalink

Televisiones públicas y financiar a la prensa escrita porque les debemos la publicidad que nos dan y nos han dado y ahora no cuela decirles que el modelo ha cambiado.

De nuevo es una tasa como el Canon Digital, del tipo yo te apoyo y tú me apoyas a mi.

Es triste pero creo que lo que está claro que no es una medida dependiente del color del Gobierno, en todos los países está pasando, esto y se debe a que los Gobiernos actuales son resultado de la publicidad de ayer.

Por último creo que es una estupidez, con perdón, decir que esto va a repercutirse en los ciudadanos, cualquier opción se repercutiría en los ciudadanos, es una tasa más, un impuesto directo sobre el uso de las telecomunicaciones y saldrá delante porque a todos los partidos les interesa tener una televisión que les mantenga en el poder, al menos, una segunda legislatura.

011
kiki
24.06.2009 a las 17:00 Permalink

El nuevo modelo estrangula a la televisión pública a poner reportajes de camaleones y nada más. Al quitarle la pasta de la publicidad no podrán gastarse la pasta ni en deporte (que cuesta mucho dinero los derechos) ni superproducciones (aguila roja, amar en tiempos regueltos, etc).
Así que ya sabeís en un lao a ver camaleones y en las privadas con el batiburrillo de la TDT vamos a ver la misma mierda por decenas de canales.

012
Juan
24.06.2009 a las 17:01 Permalink

Cuando leí la noticia sobre la tasa del 0.9% a las operadoras, simplemente no me lo podía creer^. Pero hace ya mucho tiempo que nuestra capacidad de asombro se superó con creces. Que las operadoras tienen mucho dinero… será Telefónica, porque las demás… Que busquen otra manera, un poco honesta para variar, para financiar los métodos de control de la plebe.

013
Euroformac
24.06.2009 a las 17:43 Permalink

A mi, esto me parece aberrante, otro canon injusticado. Yo no veo ni la uno, y lo siento, llaménme inculto, tampoco veo la 2. Es que realmente no veo televisión, o lo hago escasamente televisión, pero es que incluso por algún problema con la configuración con la tdt no pillo ninguno de estos canales.

¿Por qué tengo que pagar? ¿Por qué hay menos anuncios en las televisiones privadas que argumentan competencia desleal? El problema es que los anunciantes se van a otros medios como el online, y no creo que vuelvan…

En esa línea de ayudar a los poderes mediáticos, miedo me da el próximo paso, ayudemos a los periódicos ! ¿piensan poner otro impuesto que sobre los ciudadanos?

Recurrimos al deficit e impuestos para salva prensa, televisión, que ya lo hemos hecho con los bancos…

014
Xo
24.06.2009 a las 18:05 Permalink

#1 Emigrar. Pero mirando bien antes donde, que hay sitios incluso peores… :-s

Respecto al tema en sí, bastante de acuerdo en lo triste que es el papel que cumplen las televisiones públicas. Sin embargo me gustaría romper una pequeña lanza en favor de TVC. Es cierto que también pecan de lo que todas (saber de donde sale su presupuesto y rendirse a ello), pero al menos tienen el buen gusto de no tocar temas vergonzosos como salsarosas y similares y en cambio programar bastantes contenidos culturales. No conozco todas las autonómicas de España (algunas sí) pero me atrevería a decir que en televisión pública es de lo mejorcito del estado.

015
wapeton
24.06.2009 a las 18:17 Permalink

Esto las telecos lo arreglan en dos segundos.
Facturan desde luxemburgo como Skype y aqui solo te cobran una tasa por la linea.
Ademas el estado perderia el 16% de iva pq lo facturaria el gran ducado.
Es que estos politicos son unos cracs.

016
olopez
24.06.2009 a las 19:24 Permalink

Las televisiones se financian a traves de los anunciantes que cargan los gastos del anuncio en el PVP aunque no se desglose en la cuenta; en ese sentido poco va a cambiar: la television se subvenciona de nuestro bolsillo o de nuestro trabajo, como todo. Para los que no la vemos o incluso la evitamos no deja de ser tirar dinero por el retrete.

Ahora bien, financiar un ente publico con dinero que viene del sector privado ya me parece el colmo del solialismo de pandereta: lo mismo les dara generar una television de calidad o hacer un bucle continuo de un programa tipo Ana Rosa porque esto ya va a ser otro funcionariado en toda regla.

A mi me parece increible que un gobierno pueda tener su propia television y radio aleccionadora pero lo vemos como lo mas normal del mundo.

017
Gorki
24.06.2009 a las 20:07 Permalink

En efecto ¿Por qué tienen que pagar las operadoras de telecomunicaciones y no los fabricantes de repetidores de televisión, o los fabricantes de fibra óptica?
¿Qué seguridad me tengo en mi negocio, se dedique a lo que se dedique, de mañana no aparezca una noticia en el BOE y tenga que pagar una tasa del 0,9 %, para mantener la piscina/sauna del Senado, el Parque Móvil Oficial, o cualquier otra necesidad acuciante de nuestros políticos?
¿Hay seguridad jurídica en España, o debo montar mi empresa en otro país más serio?

018
Manuel
24.06.2009 a las 20:13 Permalink

¿Por qué se habla de la manipulación del Estado y no de la manipulación de los poderes económicos que están detrás de la televisión privada?
Berlusconi puede mangonear el poder público desde su control de los medios privados.

La televisión pública no está para manipular (ejemplo de la BBC e incluso de la actual evolución de TVE) Sino para garantizar un servicio público no hipotecado por los intereses comerciales. Para garantizar un entretenimiento digno sin telebasura y una información plural.
Donde se trate a la audiencia como ciudadanos y no como consumidores.
El dinero invertido en radiotelevisión pública es imprescindible para que no se vayan a la basura los esfuerzos en educación.

Para algunos, el odio de lo público no tiene límites.

019
Emilio Gª Loeda
24.06.2009 a las 20:48 Permalink

Enrique yo como cliente de operadoras y contribuyente voy ha pagar cuatro veces el mismo impuesto.

a) Una vez como contribuyente
b) Una como cliente de una Telco, por tener con esta compañía ADSL y Teléfono.
c) Dos como cliente de dos operadores de telefonía móvil.

Es un ejemplo mas de la deriva política del actual ejecutivo, donde aumenta la presión fiscal y/o impositiva por una cuestión de imagen.

Por ultimo, recordemos la destrucción de empleos en el Ente Estatal en su departamento comercial.

Saludos

020
Ana
24.06.2009 a las 21:04 Permalink

Me parece propio de Maquiavelo este invento de financiacion que se ha sacado de la manga el gobierno. Totalmente inadmisible. Hace tiempo cuando me entere pense que era un globo sonda, pero parece que se va a materializar.

Una television mal gestionada, que paga cantidades multimillonarias a dueños de programas, que sigue pagando sueldos a presentadores que tienen contrato fijo pero que estan en sus casas. ¡hombre! ¿por que tiene que pagar eso el contribuyente? Si la empresa tiene perdidas que la cierren.

021
kiki
24.06.2009 a las 22:18 Permalink

No teneís ni idea. La maniobra consiste en que los anuncios van a costar en las privadas BASTANTE MAS que antes.
Esa es toda la gracia. Suben los ingresos de las privadas, la pública se mantiene del aire (del canón del espectro). Este tinglao lo ha montao Maria Teresa la de los trajecitos nada más largarse Solbes.

022
Gorki
24.06.2009 a las 23:30 Permalink

#50 Manuel
Donde se trate a la audiencia como ciudadanos y no como consumidores. El dinero invertido en radiotelevisión pública es imprescindible para que no se vayan a la basura los esfuerzos en educación.

Por algún extraño motivo la television público que veo, yo no debe ser igual a la que ves tu, pues desde luego no reconozco en lo que dices a ninguna de las televisión publica que veo y veo tres, TVE canal 9 y Telemadrid, según veo una del PSOE y dos del PP.

Por desgracia, nunca llegue a captar la BBC por tanto desconozco sus excelencias, aunque según cuentan allí es independiente del gobierno y ha tenido por eso mas de un rifirrafe, por ejemplo durante la guerra de Irak. ¿Recuerdas alguna vez que TVE no apoye al gobierno de turno? A si, los sindicatos de TelMadrid que con cuatro millones de parados en la calle se levantan contra doña Espe, pero callan el ! de Mayo,claro que ellos tienen asegurado el puesto de trabajo.

XD

023
Mario
24.06.2009 a las 23:37 Permalink

Bastaría recordar cómo la televisión (privada) norteamericana se alineó y recogió y todas las mentiras del gobierno de Bush que justificaban una guerra en Irak, para saber que la manipulación política a través de los medios no es privativa de la televisión “pública”, sino que la televisión privada también tiene un buen expertise en desinformar, ocultar o influenciar según lo dicten intereses políticos o económicos del momento.

El medio televisivo en especial es demasiado poderoso para que a ningún Estado le sea indiferente. Viviendo en un continente de televisión mayoritariamente privada, os aseguro que el poder político, económico y mediático ya funcionan, en el siglo XXI, como tres engranajes del mismo artefacto (las corporaciones pagan los medios-los medios apoyan a los políticos-los políticos favorecen las corporaciones y así ad infinitum). La privatización del medio no da ninguna garantía de independencia, por el contrario, la televisión actúa de manera más hipócrita, taimada y manipuladora si cabe.

La diferencia entre una y otra no está pues en su función manipuladora sino en el grado de participación ciudadana y en establecer un método de financiamiento que permita atenuar el poder excesivo de este medio.

Toda televisión pública se paga a través de sus ciudadanos ya esa directamente, como en la BBC, ya sea a través de una teleco (que traslada el costo al cliente), ya sea a través simplemente de nuestros impuestos cuando el dinero sale del Tesoro Público. En contrapartida el ciudadano está en capacidad de reclamar y exigir a su televisión pública, objetividad informativa, neutralidad política, programación cultural no comercial o hasta una determinada política medioambientalista en sus operaciones diarias. El grado de éxito que tenga el público para influir en su televisión varía de casi nada a determinante según el método de financiamiento y de ahí precisamente el éxito en cuanto a calidad de la BBC, que no puede darse el lujo de despreciar los deseos de quienes pagan su planilla directamente.

En la televisión privada la lógica es casi la inversa. El público no paga nada y no tiene en contrapartida ninguna injerencia en el manejo informativo, de contenidos o administrativo de la televisora. No exige ni puede exigir mayor o menor cultura ni mayor información. Quienes pagan la televisión privada son las corporaciones para, precisamente, manipular la opinión pública de acuerdo a sus intereses. La televisión privada actuará de acuerdo a quienes la financian y hará suyos sus objetivos; en caso de conflicto entre lo que es bueno para las corporaciones y lo que es bueno para la comunidad, elegirán naturalmente lo primero y muchos programas serán retirados no por falta de rating o relevancia, sino por simple imposición de los anunciantes.

En una situación de oligopolio natural como el de la televisión abierta no caben soluciones “de mercado”, simplemente hay que optar por el sistema “menos malo” para convivir con este minotauro en su laberinto.

024
jftamames
24.06.2009 a las 23:43 Permalink

Me parece interesante que, simplemente, la TVE desaparezca a no ser que descubramos algún valor de interés general por el que valga la pena mantenerla. Me parece que RNE, en algunas de sus sintonías, cumple con creces con un fin de interés general.
Pero con el patio político que tenemos este débate es completamente implanteable.

025
Gonzalo Martín
25.06.2009 a las 00:21 Permalink

Llevo escribiendo de esto el tiempo que tiene mi blog: independientemente de las motivaciones para tener una televisión pública, todas están sometidas a la realidad del mundo digital y de la red. Tienen todas el mismo problema: justificar su gasto cuando tienen audiencia (porque es igual que una privada, por tanto innecesaria) y cuando no la tienen (mucho dinero para tan pocos interesados).

Al igual que sucede con los monstruos de la comunicación, Internet va a aplanar sus estructuras, el problema que tienen es que no tienen la flexibilidad de una privada. Dos años después de limpiar la deuda de RTVE, ya está otra vez en pérdidas y ha habido que montar esto. Si dura lo de las telecos, que no durará mucho porque lo que va a suceder es que se reducirá su presupuesto, veremos como vuelven a caer en exceso de gasto una y otra vez al tiempo que la audiencia se disipa como se disipará la de todos los demás-

También es la vía principal para financiar el cine español sin llamarlo subvenciones.

El único modelo solvente de televisión pública que me parece justificables es el del PBS americano y puede que el tiempo también lo haga obsoleto.

Sólo una nota más, muy oportuna del artículo de Expansión: todo el mundo cree normal que se cerrara la prensa del movimiento y que se vendieran las radios del estado (salvo RNE, que se mantuvo) pero a mucha gente le parece normal que el estado tenga teles. Hay mucha superstición en ello. Y debiera empezar a hablarse de la competencia desleal contra los emprendedores de vídeo en Internet, que se ocupan de temas típicos de la televisión pública y que, sin embargo, no pueden tener los recursos publicitarios que su audiencia minoritaria sí tiene en las teles públicas. Una nueva elección típica del mundo red: si nos parece que la cultura debe estar controlada por el estado.

026
jose
25.06.2009 a las 02:31 Permalink

Lo que no entiendo es porque no se graban las televisiones en el momento de la compra… seria una primera forma de obtener ingresos y estaria mucho mas justificado.

Y cuando toque renovar licencia de las televisiones privadas, que se les anyada un pago anual para la television del estado (ya que ya no les hara la competencia)

027
marius
25.06.2009 a las 07:13 Permalink

Esencialmente, es lo que hay. Felicitaciones por el artículo, Enrique; se nota que tienes buen servicio de documentación.
Saludos.

028
zahorin
25.06.2009 a las 09:16 Permalink

Hace tiempo que vengo pensando sobre estas cuestiones y, cuanto más lo hago, más me indigno.
Como ya indicas en tu entrada no parece existir solución viable, pues los partidos políticos no están por la labor de perder la oportunidad de manipular informativamente.
De hecho, por los resultados que obtienen, creo que les resulta extraordinariamente provechoso el sistema actual. A unos más que a otros.
Estoy de acuerdo con lo que dice Mario (# 23). La alternativa de pago menos mala es la de la BBC. Que sean los que ven la TV los que la paguen. Así tendrán que adaptarse a los gustos de los televidentes. Aunque conociendo los gustos mayoritarios de los espectadores en España auguro más de lo mismo: programas bochornosos con contenidos deleznables y de una bajeza vergonzosa. Pero al menos a otros nos quedará la satisfacción de no cooperar, con nuestro dinero, a semejantes bodrios.

029
Alvaro [natua.es]
25.06.2009 a las 09:34 Permalink

“las que deberían ser las verdaderas motivaciones para mantener una televisión pública: ofrecer contenidos que, por su naturaleza, tenderían a tener una cobertura menor en las televisiones privadas”….

Yo esto no lo he terminado de entender nunca: ¿porqué tengo que financiarle los gustos televisivos a una minoría?, ¿porqué no me financian a mi el gusto por las pelis de Steven Seagal? ;-)

Y no sólo con la TV, lo mismo pasa con la ópera, el teatro, etc… ¿a santo de qué la mayoría tiene que financiarle los gustos caros a las minorías exquisitas?.

Yo entendería la TV pública como vehículo de educación y un canal de información de servicio público… o simplemente no veo demasiado sentido a una TV pública cuando hay tantas privadas. No hay periódicos públicos y no parece acabarse el mundo.

Entiendo que cuando la TV era una tecnología cara y restringida existiese una TV de servicio público, pero hoy en día no creo siquiera que tenga sentido.

030
Domingo
25.06.2009 a las 10:04 Permalink

Hola, es cierto que si la televisión pública tiene los mismos contenidos que las privadas no tiene mucho sentido pero es importante tener una televisión pública precisamente para esto, para no estar en manos únicamente de lo que más vende y precisamente vamos hacia ese modelo.

No se puede negar que la televisión pública estatal ha mejorado muchísimo en transparencia y objetividad. Ya no sirve al Gobierno de turno y su director ni siquiera lo nombra el Gobierno. Que pena que con las autonómicas no esté pasando lo mismo.

Y respecto a qué si vamos a pagar esto los ciudadanos porque las telecos nos lo van a trasladar pues decir que ya lo estamos pagando ahora también el Estado somos todos nosotros y el dinero que el Estado utiliza actualmente para la televisión sale de nuestros bolsillos así que no nos podemos escandalizar por esto.

Besos.

031
Miguel
25.06.2009 a las 10:35 Permalink

Evidentemente esto es un castigo a los que pasamos de ver la TV. Como no nos pueden manipular ni desde TVE ni desde las privadas porque estamos conectados a Internet o repasando inglés viendo series con subtitulos en inglés y español (como es mi caso) que nos hemos bajado previamente, pues quieren que paguemos por no mirar su publicidad. Los ricos del mundo consideran que tienen que ganar dinero a nuestra costa. Para ello gastan en su publicidad, para estafarnos con los productos extracaros que nos venden. Y si no les hacemos caso, nos implantan un impuesto revolucionario. Porque a los ricos hay que pagarles en la tienda o en el recibo. Nadie se libra.

032
Julio
25.06.2009 a las 12:35 Permalink

Pues la opción es clara: que privaticen o cierren TVE. Mi dinero es sagrado y no está para financiar telediarios, pagar sueldazos a presentadores ni otras zarandajas. Si quiero informarme ya veré yo las televisiones privadas, escucharé la radio, leeré los periódicos tanto en papel como en línea etc. Como mucho, que dejen una especie de segundo canal que no cueste apenas dinero porque tenga cuatro documentales, un poco de información, el mensaje del rey en Navidad y poco más. Con eso sobra.

033
Gorki
25.06.2009 a las 13:02 Permalink

#23 Mario
En una situación de oligopolio natural como el de la televisión abierta no caben soluciones “de mercado”, simplemente hay que optar por el sistema “menos malo” para convivir con este minotauro en su laberinto.
El oligopolio lo ha fomentado el gobierno (este y los anteriores) limitando por motivos políticos y no por motivos técnicos el número de emisoras de televisión, como limita el número de emisoras de radio, ¿Te suena el Antenicidio? ¿quién fomentó el oligopolio en la radio? – El gobierno

Hoy con la TDT hay mas de 80 emisoras de radio y dentro de poco habra miles de canales por Internet, No me hables de oligopolio.

Si cierran las televisiones públicas, solo perderemos una de la muchas televisiones mediatizadas que tenemos, como la cuatro o la sexta que son privadas y están mediatizadas pero no mas que Canal Nou, o Telemadrid por poner un ejemplo.

Tampoco me hables de la postura neutral de las televisiones públicas por que no me lo creo. La BBC funciona en Inglaterra, TVE no funciona, ni ha funcionado nunca en España.

También los Ingleses tiene listas abiertas de candidatos y aquí¡í las tenemos cerradas y alli el presif¡dente de gobierno todos los jueves explica en el Parlamente lo que hace y hasta de sus escaños salen preguntas molestas..

Nuestros políticos no son los mismos que en Inglaterra. ¡Que más quisiéramos!.

034
Daniel
25.06.2009 a las 13:25 Permalink

¿Nadie se da cuenta de que la razón de que se cobre a las empresas de telecomunicaciones es porque todas están llevando la Televisión a los hogares, y por lo tanto podrían cobrar, si quisieran, un porcentaje de la publicidad que llega al consumidor?

Ni tele5, ni Antena3 ni el resto, se han quejado de pagar ese “canon” a TVE, porque saben que podrán llegar a un acuerdo entre ellas para subir el precio que cobran por a los anunciantes (misma demanda pero menos oferta). Y lo mismo terminarán haciendo los operadores de teleco…

Respecto a que los Gobiernos usan la televisión para contar lo que les interesa, no te quito la razón, Enrique, pero prefiero una TVE sin anuncios, y que es actualmente mucho más plural que años atrás, que una Telemadrid con anuncios, y que da pena ver.

035
Portalero
25.06.2009 a las 15:51 Permalink

Añadid a todo esto el gasto que suponen las televisiones autonómicas y las locales de los ayuntamientos. Si no hay ingresos por publicidad, adivinad quiénes vamos a pagarlas.

Y no os extrañe que se inventen impuestos por cosas absurdas con tal de sacar dinero de donde sea para poder pagar el déficit del estado y la deuda pública.

036
alx
25.06.2009 a las 16:31 Permalink

Ante nuestros ojos las consecuencias directas de un gobierno bananero, cinico y sin rumbo. A su vez vitoreado en las urnas por una manada de borregos/as y couch potatoes sin parangón.

037
iokin
25.06.2009 a las 16:52 Permalink

No creo que la TV pública en esencia sea manipuladora. Es el uso que algunos hacen de ella lo que la convierte y manipuladora. No es muy popular pero se puede hacer una TV independiente del poder, se puede hacer TV para todos los públicos…simplemente hace falta voluntad.

¿Porqué una TV privada puede emitir pornografía y una pública no?…

038
José María
25.06.2009 a las 17:49 Permalink

Señor Dans, estoy de acuerdo con lo que plantea, en términos generales.
Pero hay algunas cosas que prefiero remarcar, como la tremenda deuda de TVE y su exceso de plantilla. En TVE hay personas que contrató el grupo de amigos de Pilar Miró, también están otros de la etapa de Pío Cabanillas, Cafarell, Enric Sopena y un largo etecé. Son gente que en su momento realizaba los des-informativos, pero que luego no han recibido más tareas, aunque tampoco se los puede despedir.
Y todo esto lo pagamos los contribuyentes.
El modelo decente de TVE sería mantener sólo La2, con la plantilla necesaria, sin contenidos ideologizados (tipo Michael Moore) y, entonces y sólo entonces, sin publicidad.

039
Montadito
25.06.2009 a las 18:42 Permalink

¡Damas y caballeros!
¡Estoy de acuerdo punto por punto con lo que dice Dans! En fin, estaré bajando la guardia. ;-))
Cuando lo escuché por primera vez no me lo podía creer, pero es que últimamente Zapa no está muy afortunado.
Y las teleco cabreadas con razón, por lo que dicen que en la factura pondrán en rojo el “canon”.

Como dice Dans “si se quiere financiar con impuestos un canal público de verdad, orientado a recoger lo que no tiene cabida en las privadas, adelante”, pero esto no.

¡Que podemos esperar en lo audiovisual de un pais en el que Alvarez Cascos siendo ministro declaró por ley al futbol DE INTERES GENERAL!

040
Mario
25.06.2009 a las 20:32 Permalink

#33 Gorki, Hay un oligopolio natural porque la televisión abierta utiliza el espectro radioeléctrico que limita las frecuencias disponibles para televisión (normalmente a unos 7 canales analógicos), y por ello se necesitan licencias para abrir una emisora de tv o de radio, a diferencia de diarios o revistas cuyo número no es limitado ni requiere licencia de ningún tipo.

Los políticos españoles no serán muy brillantes (como tampoco los nuestros) pero al menos hasta ahora no han intentado derogar las leyes de la física ni el electromagnetismo.

No, no me suena el “antenicidio” y naturalmente creo que los estados deben concesionar siempre las pocas frecuencias disponibles. Sería sorprendente que en España quedara espacio en el espectro sin que nadie lo quiera tomar.

Como dije, vivo en un país de televisión mayoritariamente privada donde el Estado se ha reservado una sola de las siete frecuencias; y en efecto la tv pública difiere de la privada en los contenidos y en la actitud crítica de la gente respecto a ella. Si con la tv pública puede haber exigencias y demandas por mejoras, atendidas o desatendidas, con la tv privada sólo cabe resignación.

041
Montadito
25.06.2009 a las 23:02 Permalink

Creo que está bien que haya una TV pública de calidad. Quizás la manera más racional es la inglesa, un canon que paga el que la ve. Pero, en España donde nadie quiere pagar nada por los contenidos, creo que sería un modelo imposible de implantar.

El modelo este de las telecos es raro porque puede pasar que haya gente con contrato con telecos que no vea la tele, y otra que la vea y no tenga contrato con telecos.

Pero claro, sin TV pública no hay Muchachada Nui gratis (en la TV, claro), ni partidos de basket gratis, ni debates, como La Clave, el de cine de Garci o el político de Telemadrid, ni REDES, de Eduard Punset. Así contesto a @Alvaro, #29. Lo de minorías o mayorías es muy relativo, porque si solo echan mierda, y no se puede elegir pues las estadísticas dirán que a la gente le gusta la mierda. A la larga la gente se acostumbra y se cree que le gusta.
Cuando solo había dos canales, “sabado cine” o “mas vale prevenir” lo veían 20 millones de personas. Eran programas buenos, si, pero no había otra cosa, pues también si. Es decir los 5 millones de Gran Hermano tampoco son para tanto si en el otro canal hay otra mierda diferente.

Programas tipo Muchachada Nui son la clave. Solo se pueden emitir en una TV de pago o en una pública, pues no da mucho dinero en un principio. Otro problema es que en la pública creen que con emitir ciertos programas de calidad ya vale, sin cuidar su horario o continuidad. Por eso en TVE2 se han cargado series de gran éxito mundial como “Mújeres Desesperadas” o “Urgencias”, o documentales como REDES, y no han cuidado demasiado a los chicos NUI.

El gran problema en España de la TV, es que por lo general, las televisiones privadas no de pago SON UNA MIERDA. No hay quien las vea. La TVE es un poquito mejor, pero si de verdad te gusta la TV tienes que pagar.
La mejor TV en España, pero como a 100 años luz de las demás es Digital+, que intenta imitar el modelo de la HBO americana. Pueden emitir series de gran calidad aunque no le gusten al gran público, porque como pagas la cuota no tienen que emitir la que más se vean independientemente de su calidad (que es lo que hacen las privadas no de pago). O series de alto contenido erótico o violento. Por eso solo en Digital+ han emitido “The Wire”, “Californication”, “True Blood”, “Breaking Bad”, etc. (Aún no me explico como en Cuatro se atrevieron a emitir “Dexter”).

042
Pedro
26.06.2009 a las 02:09 Permalink

Llevo casi 2 años sin televisión y la verdad es que me considero un ciudadano muy informado.
Entiendo que una televisión pública, pagada por nuestros impuestos debe ser un bien social, como la sanidad o educación y no buscar la rentabilidad económica de manera directa; primero debe ser rentable “socialmente”, luego las cuentas cuadrarán; eso si, a largo plazo.

043
Gorki
26.06.2009 a las 10:55 Permalink

··#48 Mario
Hay un oligopolio natural porque la televisión abierta utiliza el espectro radioeléctrico que limita las frecuencias disponibles para televisión (normalmente a unos 7 canales analógicos),
¿Qué tiene de espacial España, para que solo soporte 7 ccanales diferentes de televisión mientras que el espacio de Nueva York soporta montones de emisoras.

Tampoco permitió la instalacion de televisiones por satélite, la unica que emitio durante un tiempo en abierto lo hizo por ello con base en Inglaterra, no pudiendo acceder a la publicidad nacional.

Por si no lo sabes el Antenicidio fue algo que permitió el Gobierno de Gonzalez, que Prisa comprara Antena 3· y la cerrara porque hacía sombra a la SER. Se recurrió a los tribunales y Prisa perdió. pero ni Gonzalez, ni Aznar, ni Zapatero, han obligado a que se cumpla la ley dictada por el Supremo.

Quienes estaban en Antena 3, José María Gracia, Antonio Herrero, Luis Herrero y Encarna Sanchez se pasaron a la COPE, una emisora totalmente muerta y la levantaron en pocos meses a la altura de Antena 3, pero nunca les dieron emisoras de radio, por lo que su cobertura nacional es deficiente y es más, muchas emisoras que tenían, se las han cerrado, sobre todo en Cataluña.

Tu me dirás si el Estado no defiendo los Oligopolios en la radio al evitar una competencia limpia en el mercado…

044
Jack The Ripper
26.06.2009 a las 18:52 Permalink

Pero si la televisión cada vez se ve menos además, es bastante absurdo esto que intentan hacer.

045
Mario
27.06.2009 a las 23:00 Permalink

#43. Estoy hablando de televisión abierta no de televisión satelital o por cable. La primera es la gratuita, masiva y que hace uso de un limitado espacio público. Las segundas son un servicio pagado como cualquier otro que estás en libertad de contratar o no contratar y que ofrecen, efectivamente, centenares de canales.

Te sorprendería la cantidad de gente que aún utiliza antenas de conejo para ver televisión. Sólo en EEUU, que de tercermundista no tiene nada salvo a su ex-presidente, dos millones de gringos se quedaron sin TV con el apagón analógico.

046
montaje de muebles
02.07.2009 a las 14:04 Permalink

la publicidad es necesaria para poder enriquecer los contenidos por el aumento del presupuesto, la desventaja es que ese dinero siempre condiciona al medio informativo pues de el depende gran parte de su presupuesto

047
Fernando
03.07.2009 a las 21:24 Permalink

Tendremos la BBC del reality Show

048
csorozco
13.08.2009 a las 00:15 Permalink

Excelente reflexión acerca de un tema que se está simplificando para no destapar las incógnitas que plantea y el verdadero debate sobre el modelo de televisión pública que queremos…

Partiendo de tu comentario y de otros que he leído sobre este asunto he dado mi punto de vista en mi blog.

049
Petronila
09.01.2010 a las 16:32 Permalink

Como pueden tener un director con 83 años habiendo 4.000.000 en el paro es una ofensa para el resto. Este Sr. puede manifestar su sabiduria de múltiples formas.Es un mal ejemplo.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens