Cloud Computing por todas partes

Cuatro artículos en el Business Week de esta semana (How cloud computing is changing the world, Cloud computing: small companies take flight, Enter the cloud with caution y It’s 2018: who owns the cloud?) hablan del cloud computing, tras un primer artículo de introducción publicado el pasado Abril, Cloud computing: eyes on the skies. Y cuando un término llega al Business Week, biblia de cabecera de muchísimos directivos, de la manera en la que lo ha hecho éste, se trata de una señal inequívoca: te vas a hartar de oír hablar de cloud computing. Hasta tal punto se ve el término como trascendente de cara al futuro, que algunos han intentado incluso patentarlo

Sin duda, el tema tiene una trascendencia importante: como bien comenta Hugh Macleod, el cloud computing es la verdadera batalla importante en este momento en la escena tecnológica: las compañías que dominen “la nube” serán los verdaderos actores del futuro, con esquemas de concentración muy importantes debido a la misma naturaleza de la actividad. A quienes llevamos tiempo poniendo nuestros datos, nuestros pensamientos, nuestras imágenes, nuestras relaciones sociales y nuestra vida entera en la red, el cloud computing nos resulta cualquier cosa menos sorprendente, prácticamente una opción lógica derivada del hecho de trabajar desde muchos sitios o muchas máquinas. Pero para las compañías, la cosa va mucho más allá: viniendo de un pasado construido en torno a aplicaciones instaladas en ordenadores de sobremesa, brutalmente sobredimensionadas y capaces de hacer muchísimas más cosas de las que ningún empleado de la compañía podría llegar a querer hacer jamás, pensar en un futuro de aplicaciones minimalistas residentes en la red y accesibles desde cualquier sitio resulta casi un anatema. Hasta que se empieza a probar: ¿qué sentido tiene poner en manos de cada empleado una licencia con un coste de varios cientos de dólares para que pueda maquetar documentos de la manera más sofisticada posible, cuando lo único que necesitamos es que escriba y comparta fácilmente lo que escribe con quienes trabajan con él? Así, las empresas que prueban aplicaciones de este tipo se encuentran de repente con niveles de productividad y satisfacción sorprendentes, y con esquemas de trabajo que pasan a tener mucha más lógica cuanto más se utilizan.

La idea de compañías utilizando infraestructuras de aplicaciones, procesamiento y almacenamiento en manos de especialistas no es nueva, proviene de la idea del utility computing de los sesenta, cuando un ordenador era un recurso enormemente caro que había que compartir. Aunque la razón ha cambiado, el concepto sigue siendo el mismo, y a la luz de los avances en arquitecturas de virtualización, comunicaciones, seguridad y escalabilidad, pasa a tener muchísmo más sentido. Sin duda, el cloud computing va a ser la gran discusión en la informática corporativa durante los próximos tiempos.

20 comentarios

  • #001
    Emilio Márquez - 4 agosto 2008 - 12:46

    El ahorro económico directo en licencias de software y menores requerimientos de recursos hardware en las empresas se va a notar y mucho, para bien.

    De una forma casi transparente hemos migrado a aplicaciones ofimáticas online sin ningún problema en las que todos los compañeros pueden colaborar simultáneamente.

  • #002
    josempelaez - 4 agosto 2008 - 13:52

    A pesar de lo que diga o insinúe el wikipedista, creo que el time-sharing de los 60-70 distaba bastante del utility / cloud computing por algo más que por las razones a las que te refieres, en lo que estoy de acuerdo.

    El concepto subyacente entonces era repartir secuencialmente un procesador, memoria o almacenamiento escaso. Al hacerse muy rápido, los usuarios creían que compartían su tiempo de uso. En el utility computing de hace pocos años se empezaba a lograr lo que preveía John McCarthy en su analogía telefónica (creo que a tu “amigo” Nick Carr le gusta más la eléctrica). Me parece que ahora, en el cloud computing, prima la asignación dinámica de recursos físicos sin que el cliente sepa dónde están.

    Tengo curiosidad por ver cómo se enfrentan las empresas con esta última cuestión, y con las luchas por el control de la información, además de con las consecuencias que apuntas.

    Otra cosa es que en todos los casos se pague habitualmente según el uso o derecho de acceso. ¿Mismo concepto, motivo, atributo? ;-)

  • #003
    Diego - 4 agosto 2008 - 16:56

    Me resulta difícil comentar sin hacer spam… en todo caso, creo que esta revolución (la ubicuidad transparente de datos) es un pequeño paso en el camino, la verdadera revolución vendrá con el “internet of things” (todo tipo de dispositivos conectados a una red nutriéndola de recursos y datos). Aunque de eso, se habla poco… de momento :-)

  • #004
    Javier Rodriguez - 4 agosto 2008 - 17:28

    Para las empresas también tendran que considerar el ahorro en el OPEX, en el que se va gran cantidad de los presupuestos…
    Por cierto, interesante la alianza HP, Intel y Yahoo en ese sentido, otro posicionamiento más en el mercado.

  • #005
    joe di castro - 4 agosto 2008 - 18:41

    Tonterías…

    En primer lugar, como bien apuntan anteriormente, el time/sharing y los mainframes, poco tienen que ver con esto… ni como concepto, ni como arquitectura…

    Pero si el ASP (Active Server Pages) fue un rotundo y estrepitoso fracaso y el SaaS dista mucho de ser la panacea que nos están vendiendo (por mucho que Salesforce y otros nos inunden de powerpoints) este no será más que otra nube de vaporware pasajera…

    Porque los problemas son los mismos de siempre, y siguen ser la solución para los mismos…

    Por un lado está el problema de que es imposible encontrar un traje que se ajuste a todas las corporaciones… si incluso los tan traídos ERPs empiezan a desvelar sus debilidades y sus trampas (recordad si no las escandalosas subidas de licencias de SAP u Oracle)… si uno mete la cabeza bien a fondo en el problema, verá que si le quitas a los empleados las hojas de calculo y las bases de datos de andar por casa (aka Excels y Access) más de una empresa de las gordas se va a pique pese a su maravilloso programa todoterreno de muchos y más miles de euros… en alguna corporación el problema es tan gordo que existe toda una informática sumergida y oculta, con estos programas como pilares, para enmendar las terribles carencias de tan afamado software… no es ninguna tontería el que la consultaría artesana este resurgiendo de sus cenizas con fuerza y que algunos famosos “gurús” comiencen ya a hablar sin miedo de aplicativos a medida… cuando el río suena… en parte también porque las empresas empiezan a tener cierta cultura informática y cada vez están más inmunizados a los cantos de sirena de las grandes consultoras, esas que curiosamente siempre encuentran más adecuados para el problema, aquellas soluciones que más beneficios les reportan (curiosamente en horas/hombre adaptando programas todoterreno que teóricamente, no servían para todo?.. por qué entonces hay que estar año/s adaptándolo?)

    Y el segundo es aquel bien siempre menospreciado y a menudo en segundo plano, y el que curiosamente es lo único realmente valioso de toda corporación… la información… que si arquitecturas de red, que si software, que si hardware… no… empecemos por lo más importante, la información y construyamos el camino al revés… primero asegurar el almacenamiento, la disponibilidad y la seguridad de los datos… y a partir de ahí, construyamos una solución… y aquí empiezan los problemas… que seguridad y que disponibilidad me garantiza una solución cloud computing?… se sabe de casos de personas que han perdido todo su correo en gmail, y vete a pedirle cuentas al maestro armero… se sabe de servicios web con caídas de servicio por encima de las 24 horas… se sabe de compañías web que pincharon cual pompas de jabón de la noche a la mañana… se sabe de vulnerabilidades que han llevado a conocer hasta la talla de calzoncillos de los clientes de algunos servicios web, incluso de los que gozan de mayor reputación en cuestiones de seguridad… y ante este panorama, pretendemos cimentar una aplicación corporativa en torno a algo tan etéreo como una nube??… porque eso es lo que es, el termino nube le viene al pelo…

    El Cloud computing tiene mucho futuro, muchísimo… nadie lo niega… pero no en este terreno… aplicando el sentido común, alguien cree sinceramente que Amazón o Google confían su información corporativa/contable a un servicio de cloud computing en en la red? (aquí es donde como en todas las comedias norteamericanas, se introducen las sonrisas enlatadas)….

    La virtualización en los CPDs de toda la vida, dentro cada organización, tienen bastante más futuro (y presente) que esta solución…

    Y nunca mejor dicho, bajémonos de la nube y pongamos los pies en tierra…

    Saludos

  • #006
    joe di castro - 4 agosto 2008 - 18:48

    Y por no mencionar… las maravillosas conexiones a internet de las que gozamos en suelo patrio… si señor, toda una garantía sobre la cual construir una solución de gestión corporativa… (vuelven la sonrisas enlatadas, con cierta socarronería)

    saludos

  • #007
    Luis-tic616 - 4 agosto 2008 - 23:07

    Matizando a Joe,

    el ASP puede parecer que es casi lo mismo que el SaaS pero en mi opinión es muy distinto ya que en el ASP la “novedad” que ofrecía respecto al enfoque tradicional “in site” se fundamentaba en ofrecer “lo mismo” pero en una infraestructura compartida para bajar costes. Con arquitecturas de cliente pesado, no orientadas a servicios sino a cliente/servidor fuertemente acoplados y unas comunicaciones deficientes al final pasó lo que pasó – fracasó

    Coincido con Joe (aparte de sus divertidas referencias sobre la consultoría industrial vs artesana y los ecosistemas subterráneos de excels silvestres) en que hay todavía temas técnicos importantes no suficientemente resueltos (además de los mencionados de velocidad, seguridad, confidencialidad, disponibilidad, etc. hay que añadir la dificultad de integrar aplicaciones), pero son eso, problemas técnicos, que la historia nos dice que acabarán resolviéndose – en donde sí veo un problema más complejo de resolver, porque afecta a las organizaciones y personas, es en lo de conseguir que las empresas se adapten a un “traje común”.

    Mi experiencia de muchos años asistiendo, activa o pasivamente, a implantaciones de ERPs, me dice que muchas veces es una simple cuestión de no querer cambiar viejas prácticas – la resistencia al cambio típica. Con el estado del arte actual sería posible que se implantasen los procesos estándares previstos en los ERPs con ligeras modificaciones, sin programación, y personalizando sólo los informes/consultas de usuario. Más duro, insisto, es la integración con otras aplicaciones y sobre todo, cuando hay un cambio, la migración de los datos del sistema anterior.
    Una infraestructura común debería facilitar el compartir procesos y buenas prácticas sectoriales, algo en lo que los consultores artesanos tenemos mucho que decir.

  • #008
    martingerz - 5 agosto 2008 - 08:36

    ¿pero esto no existía ya hace tiempo? terminales tontos se llamaban, se conectaban a un servidor, por ejemplo a un AS/400 y el empleado trabajaba con la aplicación que le dejaban utilizar.

    Triunfará en la empresa pero eso sí ni Personal ni computer.

  • #009
    Refused - 5 agosto 2008 - 08:51

    Si parece que estan hablando de los Web Services

  • #010
    joe di castro - 5 agosto 2008 - 09:10

    #7 Luis, nada que objetar a la matización, de hecho no los considere similares, aunque si que nos lo intentaron vender desde una perspectiva muy parecida los “magos” del marketing… la de nosotros se lo hacemos todo, usted no se preocupe por nada… ja! ;)

    Donde no coincidimos es en que los problemas comentados sean solo problemas meramente técnicos… en la confidencialidad y seguridad de los datos de una empresa, no solo intervienen aspectos técnicos, también humanos… dos empresas de la competencia, eternos rivales, alojados en la misma nube? dependiendo de la misma empresa de servicios?… el factor humano es clave… dudo mucho que haya muchos empresarios dispuestos a algo así… y si al final ocurre lo mismo que en los ERPs, es muy sencillo que compartan misma solución dos empresas rivales, pero no es lo mismo compartir la misma solución, que que los datos de ambas se confien a la misma empresa para que ella los gestione y los aloje…
    Aún más, que ocurre con las fronteras entre naciones, que en este caso quedarían más diluidas que nunca… estarían dispuestos algunos gobiernos a que determinadas empresas punteras o clave de por ejemplo China y EEUU, compartan la misma cloud computing?
    Y ya no digamos el impacto de que una o dos empresas se hicieran con el 80% del mercado, en posición de casi monopolio, que es lo que seria previsible… quien quiere ese nivel de control?
    Si, ya sé que los aplicativos están compartimentados, aún en la misma nube… pero explícale eso a las empresas, a los gobiernos…

    Las cosas no son tan sencillas, quedan muchas, muchas cosas en el tintero… al fin y al cabo, lo más sensible de una organización es la información y lo de dejarla en manos de terceros no es una decisión precisamente fácil de tomar… y el factor humano aquí es clave… y no hay que olvidar que ahora algunas empresas ya empiezan a darse cuenta de que las empresas de consultoria los han tratado durante muchos años como a indígenas a los que cambiaban su oro por cuentas de colores… hay mucha corporación escarmentada de experiencias anteriores y este tipo de soluciones las miran con mucha desconfianza…

    En cuanto a la simple parametrización de los ERPs y el abandono de las viejas practicas… yo también he visto casos en los que las viejas practicas a las que se les invitaba a dejar caer en el olvido, eran precisamente la que marcaban la diferencia con la competencia… a veces la idiosincrasia propia, esa vieja guardia resistente al cambio, es el pegamento que mantiene unido esa magia que hace a una empresa distinta de otra… esa manía de encasillar, de hacer que sea el cliente el que cambie, a veces se lleva demasiado lejos…

    Y siguiendo con el ejemplo… Google y Amazón tienen sus datos en sus propios centros de datos, seguros en casita… creéis que alojan las cloud computing en los mismos servidores que sus datos? (sonrisas enlatadas) creéis que su gestión depende de un ERP? (sonrisas enlatadas)…

    Saludos

  • #011
    Diego - 5 agosto 2008 - 12:32

    #10

    Pues para unas cosas sí, y para otras no :-)

    WalMart no tiene nada de sus operaciones en un cloud, pero en cambio sí que utilizan uno para generar cartas personalizadas (con la ruta en coche desde tu casa hasta el centro comercial) en sus campañas de marketing.

    Que ningún CTO se va a arriesgar a poner información sensible fuera de su control por ahorrarse unos duros es obvio. Del mismo modo que para otras tareas (sin este riesgo) el ahorro también lo es.

  • #012
    joe di castro - 5 agosto 2008 - 12:46

    #11 Exacto, totalmente de acuerdo…

    Pero a donde yo quiero llegar es a… vale, mantengamos el software de gestión en la compañia y alberguemos en una cloud computing… que? un procesador de textos? una hoja de calculo?… no es tan sencillo… ya que son los datos los que marcan la diferencia, no la aplicación… y seguirá siendo necesario un procesador de textos para redactar los documentos con información sensible…

    El cloud computing tiene su nicho y sus aplicaciones, ya lo dije que no lo dudaba, ni tampoco dudo de su éxito… pero de ahí a llevar la ofimática corporativa a la nube, va un trecho muy largo… muy, pero que muy largo…

    Lo que está claro es que las aplicaciones empresariales están sobredimensionadas y sobrevaloradas… en una carrera hacia delante para seguir vendiendo licencias… ese tipo de negocio si que esta cada vez más obsoleto y el Software Libre acabará siendo su sustituto… al tiempo…
    Está claro que hay mucha gente que por mucho Word que tenga, jamás ha vuelto a ser tan productiva como cuando trabajaba con su WP 5.1 en DOS… y ese es un debate abierto, cada vez más, que espero que acabe con mucha tontería actual y que la usabilidad y productividad reciban por fin el sitio que se merecen…

    Saludos

  • #013
    Cristian - 6 agosto 2008 - 00:46

    No veo porqué se asocia el cloud computing al ahorro de costes en licencias de software…
    Si hablamos de los servicios de Google está claro, porque son gratuitos, pero si hablamos por ejemplo de un servicio como Salesforce, el coste de una licencia anual por usuario puede ser superior al de una licencia de Office (que además se paga una vez, no anualmente).

    Sé que Salesforce y Office no tienen nada que ver, simplemente introduzco esta puntualización para que no se confunda cloud computing con servicios gratuitos, son servicios online, pero no tienen porqué ser gratuitos. Existen múltiples aplicaciones gratuitas, y otras muchas de pago.

    Respecto al tema de la seguridad de los datos, estoy de acuerdo con lo que comenta #10, pero en cualquier caso, para las medianas y pequeñas empresas, donde la seguridad no es posiblemente un factor determinante, el cloud computing ofrece muchas más ventajas que inconvenientes.

    Saludos,

  • #014
    joe di castro - 6 agosto 2008 - 09:07

    13# Precisamente en eso de que en las Pymes la seguridad no es un factor determinante, no estoy para nada de acuerdo… hay tantos problemas de seguridad como en cualquier otra…

    Para muestra un botón:

    http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/07/30/0003_7022661.htm

    Y estas cosas (robos de información) ocurren más a menudo de lo que la gente cree, aunque apenas se descubren…

    Saludos

  • #015
    s2b - 6 agosto 2008 - 16:09

    #14 Precisamente por eso: en seguridad, me fio más de Google Docs que un Word en mi PC.

  • #016
    alberto - 7 agosto 2008 - 00:16

    Me da la impresión de que el término cloud computing es un nuevo vaporware de consultora tecnológica para vender las mismas cosas que ya están disponibles en el mercado bajo otra etiqueta.

    ¿Que innovación está aportando?, ¿La computacíón distribuida (esto es de los 60)? ¿Compartir estándares y modelos de datos? (esto es quizás anterior). Como apuntan en otros comentarios ¿Que hay de nuevo sobre los web services?, ¿Ó sobre SaaS y ASP?
    Mi prueba del algodón “Quiero conocer a alguien que invierta SU dinero en esta línea de negocio.” no el de sus clientes o el de sus administrados.

  • #017
    Juan Carlos Riofrio - 26 febrero 2009 - 22:46

    Otra moto que nos venden los grandes(liderados por IBM y Oracle). A mi juicio esta evolucion del Grid 4 años, solo es aplicable a los proveedores de infraestructuras de servicios no linkados. Para implementar esta optimizacion de servicios en las grandes empresas no tecnologicas, es necesario llegar a un nivel de madurez en SOA altisimo con un ESB y ECB completamente definido, multimodo transaccion y canal, es decir un nivel de madurez casi imposible por las propias evoluciones del negocio y sus procesos. Mejor definicion de procesos y sobre todo implementacion tecnica de los mismos y menos “estados ideales”…….

  • #018
    Ayuda VoIP - 29 marzo 2009 - 21:42

    Hola Enrique,
    No te equivocaste. 9 meses después se sigue hablando de Cloud Computing más que nunca. La computación en nube explicada en una animación

  • #019
    Jorge Hontoria - 13 octubre 2009 - 00:02

    Tenemos mucho que hacer para que el modelo no se desmorone… y si no leer las noticias… T-Mobile y Microsoft han admitido la pérdida casi segura de los datos personales de los usuarios de teléfonos Sidekick

  • #020
    Empresa Cloud Computing - 26 enero 2012 - 16:19

    Es interesante ver como pasan los años y los pronosticos y conjeturas se cumplen, o no. En el caso del Cloud Computing nadie duda ya de que no es solo una moda, y que ya está aquí para quedarse.

    En España son muchas las empresas que ofrecen servicios en la nube para empresas. Me gustaría aportar mi granito de arena y dejar el enlace de una Consultora tecnológica especializada en Cloud Computing y Software como Servicio. Con más de 4 años de experiencia se puede afirmar que el cloud funciona.

    Dejo el enlace por si a alguien pudiera interesarle: http://wwww.conpas.net

    Gracias y un saludo. Excelente blog

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados