El Blog de Enrique Dans

Columna en Libertad Digital: Internet, etiquetas y lectura reposada

Escrito a las 1:03 am
5

Mi columna de esta semana en Libertad Digital se titula “Internet, etiquetas y lectura reposada“: de la misma manera que utilizamos las tags para identificar y clasificar rápidamente el contenido de una entrada o de una foto, tendemos a asignar etiquetas a todo aquello que nos encontramos, cosas o personas. Después de todo, es un reflejo natural, una manera de simplificar o reducir la complejidad a la que nos enfrentamos. En aquellos medios en los que el flujo del contenido no está bajo el control del usuario, como la televisión, la categorización y el etiquetado se dan de manera rápida y con poca profundidad, porque el medio impide un análisis de cierto nivel como el que sí aplicamos, por ejemplo, con un libro. Y en Internet, por alguna razón tal vez relacionada con la semejanza del dispositivo de salida, a pesar de tener nosotros el control del flujo comunicativo, aplicamos el primer nivel de análisis superficial, pero rara vez el segundo.

5 comentarios

001
Guzmán Urrero
06.12.2007 a las 10:49 Permalink

Al final, en Internet estamos redescubriendo el funcionamiento de la biblioteca. Hace muchos años que los documentalistas y bibliotecarios asignan a los libros un código numérico, la CDU, que refleja a un golpe de vista muchos detalles sobre cada ejemplar (temas, subtemas, referencias, origen del autor, zona geográfica a la que hace referencia el texto…). Lo bueno de la CDU es que es universal, y me permite comprobar todos esos datos en un libro escrito en cualquier idioma. Como digo, es una serie codificada, sin palabras.
De momento, el tagging es intuitivo y felizmente caótico. Tiempo al tiempo… acabaremos usando una CDU específica y homologada para la red.

002
sebastianDell
06.12.2007 a las 12:29 Permalink

Enrique, sin ánimo de entrar en polémica, me resulta bastante sorprendente la leyenda que aparece en Libertad Digital, a la que por supuesto está sujeta el contenido que publicas allí:

“Los derechos de propiedad intelectual de estas páginas y de las pantallas que muestran estas páginas, y de la información y material que aparecen en las mismas y de su disposición, pertenecen a Libertad Digital S.A. salvo que se indique lo contrario. Los usuarios de nuestro Sito Web se comprometen a no reproducir, modificar, exhibir, vender, o distribuir el Contenido, ni a usarlo de cualquier otro modo con objeto comercial o público incluso citando la fuente original. Esta prohibición incluye la copia y adaptación del código HTML, utilizado para generar sitios web, en el Sitio Web Libertad Digital y todos los materiales gráficos por él servidos, incluyendo botones, barras, fondos, logotipos, fotografías, u otros no expresados en estos Términos y Condiciones, exceptuando los casos en los que Libertad Digital exprese lo contrario en un lugar destacado.”

Entiendo por tanto que es ilegal coger el artículo y pegarlo en mi blog, algo que me resulta paradójico, de alguna forma que no acabo de definir, si lo pongo en consonancia con tus opiniones sobre el acceso a la cultura, el DRM, las discográficas y cuestiones similares.

003
Enrique Dans
06.12.2007 a las 13:17 Permalink

@SebastianDell: sin embargo, mira lo que hay bajo las columnas de A. J. Chinchetru o del mismo Daniel Rodriguez Herrera, que además es el coordinador de Opinión:

“Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.”

Tu comentario quiere decir que seguramente debo pedir que lo incluyan también en la mía…

004
sebastianDell
06.12.2007 a las 14:32 Permalink

Creo que es lo propio, por coherencia con tus convicciones e ideas (y para espantar otros comentarios de moscones como yo), pero por supuesto, eso es algo que depende de ti.

005
Alejandro Santana
06.12.2007 a las 16:58 Permalink

Mi experiencia está muy alineada con el comentario que haces, Enrique. Cuando leo artículos o información de Internet tiendo a “leer por encima” los artículos u “ojear” la información para identificar si hay algo que pueda ser interesante para los temas que tengo entre manos. De manera rápida clasifico lo que veo y si tiene algún tipo de relevancia actual o futura, lo añado a mi cuenta de del.icio.us poniéndole una serie de tags que posteriormente me ayuden a encontrarlo.

Uno de los principales problemas que encuentro al usar del.icio.us o herramientas similares es mantener una consistencia con los tags (o etiquetas), y evitar una superabundancia de etiquetas. Cuando te das cuenta, tienes una gran cantidad de artículos y de tags, no jerarquizados ni relacionados que ayudan menos a la búsqueda de lo que a uno le gustaría. Agradecería enormemente conocer la experiencia de otras personas, incluso si hubiera algún artículo en algún sitio que comente una metodología de tagging.
En cuanto a la razón por la que nos comportamos de manera similar al recibir información de Internet que cuando vemos la tele frente a cuando leemos un libro o un informe concreto sobre un tema (léase informe de mercado, informe interno de una empresa sobre una inversión, imagino que lo mismo sucederá para una tesis…) creo que la razón fundamental se encuentra en lo que los americanos llaman “focus”, que no se si traducirlo por foco, enfoque o concentración en un tema específico.

Cuando leemos un libro o un artículo específico, tenemos el tema muy acotado, y buscamos una informaicón muy específica. Sabemos que el tema general es de nuestro interés concreto en ese momento, y lo que tiene el valor es el detalle.

Por el contrario, al ver la tele o “navegar” por Internet, recibimos una información mucho más generalista. Por tanto nuestro foco de concentración se centra más en identificar aquella información que analizada más detalladamente podría ser interesante. Esto sucede también cuando hacemos búsquedas con google o cualquier otra herramienta que nos ofrece una gran cantidad de respuestas. Posteriormente, cuando ya hemos identificado que un muy limitado número de artículos o textos nos interesan es cuando cambiamos al modo detalle, pasando a tener un enfoque más similar a la lectura de un libro.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens