Ciudadanos low-cost

EasyJetVicky Vilches me pidió opinión para este artículo en La Razón de ayer domingo titulado “Ciudadanos low-cost” (pdf), concretamente con respecto al papel e implicación de las nuevas tecnologías en el fenómeno. Fundamentalmente, hablamos de cómo el hecho de que low-cost no conlleve necesariamente la connotación de “cutre” o “de baja calidad” se debe en gran medida al papel de optimización, desintermediación y eficiencia que el uso de la tecnología permite ofrecer a estos competidores expertos en reingeniería creativa de procesos, y de cómo la introducción de otros factores, como la monetización de la atención, permite operar con unos márgenes bajísimos o incluso negativos a competidores que pretenden comercializar la atención obtenida de sus clientes de maneras inteligentes e innovadoras. Hablamos también de la posibilidad de desarrollar micromercados a los que antes era imposible dirigirse de una manera económicamente eficiente (long tail), y de la posibilidad de desarrollar esquemas de precio dinámico que optimizaban el área de rendimientos posibles por debajo del gráfico tradicional de oferta/demanda (Priceline y otros esquemas de tipo name-your-own-price). Evidentemente, no todo ha salido recogido en el artículo pero, en cualquier caso, fue una conversación muy entretenida.

9 comentarios

  • #001
    Luis Rull - 22 enero 2007 - 13:55

    Ayer publicaron en El Mundo (Sección Nueva Economía) un artículo parecido. Lamentablemente, todavía no está on-line.

  • #002
    Enrique Dans - 22 enero 2007 - 14:06

    Lo vi, me llamó la atención la coincidencia de temática :-)

  • #003
    edu william - 22 enero 2007 - 14:06

    Y quizá que estas empresas han sabido mejor que nadie explotar la idea de producto/servicio nuclear y centrarse exclusivamente en él. Y a su vez, gracias a Internet, potenciar el desarrollo del resto de servicios en red. Y no sólo como complementos de valor añadido al cliente, sino como fuente de ingresos en su estrucutura de negocios. Ya lo dijo O√?ŇúLeary (Ryanair) hace un tiempo: los billetes serán gratis gracias a la venta de otros productos que, en muchos casos, no tengan que ver directamente con la cadena de valor de la misma (juegos online, servicios del destino,…)

  • #004
    Sergio Campano - 22 enero 2007 - 20:17

    Interesante artículo con un acertado análisis de las pautas de consumo del siglo XXI.

    Gracias!

  • #005
    Ignacio Rodés - 22 enero 2007 - 22:06

    Un artículo acertado e interesante. No se trata más que la evolución de los mercados, ya precedida en casos como US, UK o AUS.

    Y desde aquí, no nos quedaremos de brazos cruzados.

    Salu2.

  • #006
    Ignacio Rodés - 22 enero 2007 - 22:15

    Hablando de O’Leary… Para que os hagáis una idea, alguien tan “loco?” como para parar los pies a la competencia con medidas más que discutibles ética-empresarialmente discutibles, o que dice ser cliente de Boeing porque “el dia que la directora comercial de Airbus folle igual que la de Boeing compraré Airbus” (palabras textuales)…

    Ya da que pensar…

  • #007
    Francisco Miranda - 23 enero 2007 - 02:53

    Solo comentar una curiosa paradoja. Mientras en Francia existe desde hace años una hotelería de bajo coste con varias cadenas de hoteles clónicos, el proteccionismo estatal ha limitado el desarrollo de los vuelos de bajo coste con destino Paris.

    Los alemanes son expertos también en low cost alimentario, más conocido como hard discount y tienen muchos supermercados en España.

    Fijémonos que el bajo coste se asocia generalmente a experiencias efímeras, mientras que en lo duradero sigue prevaleciendo el lujo. Los outlets triunfan porque ofrecen marcas caras y cuando vistes su ropa por la calle nadie sabe cuánto te ha costado.

    Para mi el bajo coste es la democratización, algo así como el economato del capitalismo, una tendencia a popularizarlo todo, igualando a los ciudadanos, un sueño socialista.

    Los ferrocarriles franceses y la cadena hotelera británica Travelodge también se han subido al carro.
    Supongo que estas empresas sacrifican la remuneración de altos cargos en beneficio de los resultados y ponen al cliente por delante como auténtico jefe de la compañía; de hecho una empresa no puede vivir sin clientes.

  • #008
    Ruyman - 25 enero 2007 - 21:35

    Yo escribo en http://www.BajoCoste.com y las puertas parecen que se te empiezan a abrir de una en una. Una capital semilla por aquí, par de inversores de la bolsa por otro lado, un abogado, par de empresarios, anunciantes que te seducen para que les ponga en mejor posición que no otros, empresas hasta de los USA para que me ponga a vender productos de bajo coste, etc.

    Por lo pronto parece que en breve saldrá la agencia de viajes del bajo coste. Aun me falta un poco más de ayuda para hacerlo como se debe.

    Y solo en un año.

  • #009
    Pablo - 28 enero 2007 - 13:20

    desde mi blog LOGIALCOST hace timpo que me planteo sobre si estaremos ante una nueva generacion la cual yo denominaria GENERACION LOGICALCOST

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados

Un comentario en Menéame

#009
pinar - 25 enero 2007 - 20:55

almenos que me la tumbais podrías explicar porqué

» autor: pinar