El valor del trackback

ImagenEs siempre una de las cosas en las que hago más hincapié en presentaciones y conferencias cuando hablo de mi página: el verdadero valor lo aportan los que comentan en ella y los que la referencian en sus entradas. Esto es, además, mucho más evidente en blogs que, como éste, no buscan la publicidad ni las páginas vistas: yo no gano nada por tener mil visitas más o menos un día determinado, y sí lo gano por tener un montón de comentarios o de trackbacks más. Es la comunidad de lectores y comentaristas la que realmente da vida a la página.

Leyendo a Jaime Roca, me encuentro que cita en una entrada suya una foto que ha visto en mi Flickr, y que, además de darle crédito perfectamente, tiene un formulario debajo de cada entrada para rellenarlo si vas a hablar de ello en otro blog. Es decir, una manera de hacer el a veces escurridizo concepto del trackback comprensible a todo el mundo. Bien pensado, la cosa es francamente interesante. Yo llevo varios años usando Haloscan como sistema de gestión de comentarios y trackbacks, y para mí, indudablemente, tiene muchas ventajas: reduce el gardening al mínimo, y elimina completamente (toco madera) el spam, que me tenía mártir cuando usaba Enetation. Sin embargo, no es una herramienta especialmente cómoda – o incluso relativamente incómoda – para los comentaristas, y el trackback es… pues eso, “para iniciados”. Pero claro, mi tiempo de dedicación al blog está muy en su límite superior, y cualquier cambio, particularmente si es de algo que funciona, necesito pensármelo un montón.

¿Cuánto se utiliza realmente el trackback? Francamente, muy poco. Para mí no resulta un gran problema, en realidad, vía watchlists de Technorati y backlinks en las estadísticas me entero de todos aquellos sitios donde se cita una entrada mía – lo cual, por clarificar, no me parece importante por eso de observarme la region media de mi abdomen, sino por el hecho de ser lugares “en los que continúa la conversación”, que visito y leo siempre y en los que en ocasiones comento. Pero sí me parece una pérdida para el resto de los lectores, por lo que podría tener de enriquecimiento de la discusión. Yo en general puedo asumir que “me entero de todo”, no en vano soy de Sistemas deInformación (y los de Sistemas de Información enseñamos a los detectives todo lo que saben :-) pero creo que hay una importante pérdida de valor aquí. Habitualmente, cuando alguien escribe en su blog acerca de algo que ha leído previamente en otra página, le dedica un rato y lo elabora más de lo que lo haría en un comentario, y creo que eso es relevante para el resto de los lectores de la entrada original, que es una pena privarles de esa continuación, contestación o debate. Sin embargo, comparando las diversas fuentes, me encuentro con que vengo a obtener un trackback por cada doce citas: es decir, únicamente un 8% de los que me citan, dejan su rastro en forma de trackback. Aún si cualificamos los links descontando genéricos, blogrolls y sitios puramente mirror saldrían, contando la última semana, un sólo trackback reflejado por cada 5.38 citas en otras páginas, un triste 18.4%.

¿Por qué tan poca gente utiliza el trackback, o su sucedáneo, la autocita en comentarios, o incluso se disculpan cuando lo hacen? Si comentas una entrada que has leído aquí en otra página, deja que los lectores de la entrada original lo sepan, aunque tu opinión disienta de la originalmente expresada. Llévate el tráfico correspondiente a tu parte de la conversación, como debe ser, y recibe allí los comentarios que tengas que recibir. Apaláncate, sin caer en el spam, en el tráfico que tenga el sitio en el que has leído aquello sobre lo que escribes. En ocasiones hasta me he encontrado, tras leer una entrada en otro sitio sobre algo escrito por mí, haciéndome el trackback yo mismo (o sea, enviándome un ping “en nombre de otro” a una entrada mía), para así dejar saber a mis lectores que había algo interesante escrito al respecto en otros blogs. Sí, podría usar la herramienta de auto-discovery de Technorati que utilizan sitios como Joi Ito o Boing Boing, pero claro, ellos no tienen el problema de “esquizofrenia” en forma de múltiples URL que tengo yo…

Usad el trackback. Aunque no sea el sistema más cómodo, lo importante de esto son las conversaciones, no el que yo me suba a una piedra y predique sobre lo divino y lo humano, fundamentalmente porque no soy quien para predicar sobre casi nada. No tengo queja del volumen y calidad de la comunidad de comentaristas habituales, pero si además, después de leer algo aquí, te vas a tu blog y escribes sobre ello, no te limites a vincular… cuéntalo aquí también. Deja tu rastro. Llévate el tráfico que te corresponde. Métete en la conversación.

27 comentarios

#001
Epaminondas Pantulis - 28 marzo 2006 - 09:11

Enrique, el trackback es para las máquinas, los humanos sólo deberíamos enlazar unas historias con otras.

Por eso sno tan importantes los sistemas de bitácoras como La Coctelera, donde el trackback ocurre de forma transparente y natural:un trackback a mi bitácora aparece como un comentario en ella.

#002
Greg - 28 marzo 2006 - 09:39

En efecto. El trackback tiene poco exito a pesar de su gran utilidad.

En primer lugar, porque con este nombre no se va muy lejos. Un poco como si un tipo llamado Oscar Mayer quisiera vender charcuteria. ;-)

En segundo lugar, porque llamarlo trackback es posicionarse desde el punto de vista del técnico – que ve un retroenlace – en lugar del usuario el cual ve más bien un comentario externo, en oposición al comentario interno que se hace en el propio blog.

En tercer lugar, porque como mencionas, hacer un trackback no está al alcanze del usuario base.
Creo que sería más práctico si, en relación con el punto anterior, al pinchar sobre , pudiera elegir entre comentar in situ (como estoy haciendo) o desde mi propio blog gracias a un botón tipo “Blog this” de Blogger. Lo veo más natural, más usuario y menos técnico. Sin quitar por supuesto la posibilidad de hacer un retroenlace a posteriori.

#003
Juan Reyero - 28 marzo 2006 - 10:29

Precisamente blogger es el que lo pone más cuesta arriba, porque no ofrece soporte trackback. Una solución es usar Trackback wizard. Funciona, pero tienes que saber lo que quieres.

Sería sencillo y tal vez divertido automatizar el sistema desde tu propia bitácora. Reemplazar el trackback, demasiado críptico, por un “avísame de tu respuesta”, o algo así. Cuando le da al botón le pides los datos de su artículo y te haces un ping a ti mismo.

#004
Wilhelm Lappe - 28 marzo 2006 - 10:32

Una de las cosas que ocurren es que a veces quieres hacer un trackback y no sabes cómo, o simplemente no funciona (por hacerlo mal supongo), lo cual es bastante frustrante.

Yo, y no tengo explicación lógica para ello, sólo hago trackbacks cuando me baso en el artículo para escribir otro, si simplemente lo cito y no constituye “la base” del post no lo hago. Quizás porque lo considere más un reconocimiento al autor que otra cosa.

Lo que comentas de permitir a los lectores de la página original “seguir la conversación” es cierto y no lo he tenido muy en cuenta, así que creo que haré más trackbacks

#005
fernanblog - 28 marzo 2006 - 10:44

He oído hablar (en realidad he leído escribir) de un fenómeno contrario al trackback, aunque en términos más familiares en el blog de mi amigo carlitos

Se trata de visitar y leer sin opinar o enlazar.

Saludos a Enrique y al colectivo lector.
PD: ¿Cómo va ese hombro?

#006
Carlos del Val - 28 marzo 2006 - 11:07

Parece interesante la herrameinta del trackback, entiendo que debe ser como un enlace a otros lugares en los que se continúa con la conversación haciendo referencia al lugar de partida en donde se está haciendo referencias contínuamente, pero… ¿cómo lo hago? ahí está mi duda, a ver si consigo que alguien me lo explique y empezzaré a aplicarlo en la web del trabajo.

Un cordial saludo Enrique

#007
Alfonso Ballesteros - 28 marzo 2006 - 11:21

Tal vez habría que usarlo mas, pero es una herramienta demasiado compleja, en internet, cada vez más (o eso pienso yo) prima la usabilidad.

Yo he intentado hacer alguna vez trackback, ya que me parece una herramienta con la que dar a conocer mi blog por ejemplo que lleva poco tiempo funcionando, y siempre que lo he intentando nunca he podido culminar con éxito y las veces que parecía funcionar luego no cargaba la pagina original.

Como dices, esto son conversaciones y vincular unos blog con otros forma comunidad, pero para eso necesitamos sencillez ya que los que no somos expertos en esta materia nos toca estudiar mucho, yo para ver quien me cita utilizo la herramienta de Google para Firefox Blogger Web Comments me parece algo mucho mas sencillo se te habré una ventanita en la que ves todos los comentarios y referencias, el problema que tiene es que tarda en actualizarse.

Un saludo a todos

#008
jose m pelaez - 28 marzo 2006 - 11:30

Buen alegato sobre la conversación y participación en la Web 2.0 (para incordiar), aunque puede verse que la técnica y sus correspondintes herramientas todavía no estén demasidado finas, ¡mecachis con los de SI…!

#009
carlitosreina - 28 marzo 2006 - 11:54

Mi bloglines personal, en el sentido de persona, no de pertenencia a mi persona, que es mi gran amigo fernanblog, me mantiene siempre al día de lo que por aquí se cuece, y por otras ollas y sartenes se fríe o se saltea. Y siempre que menciona a alguien, incluido yo, me lo avisa. Con posterioridad a la mención, pero lo avisa al fin y al cabo. Y yo lo agradezco infinito.

Con respecto al fenómeno vini vidi vinci pero no scribo quod lego, de aquellos que pasan como una Estrella (no deja ni huella), completamente de acuerdo. Se agradece hasta un simple ‘he leído esto, un saludo’, o sin el saludo. Hasta un ‘te equivocas mucho en lo que dices’.

Lo interesante es la conversación, sobre el tema que sea, … La réplica, o la consonancia, la empatía, la simpatía o la discrepancia. Eso es lo interesante.

Algunos creen que a un blog le basta con existir. Otros que le basta con ser leído. Yo voy más allá. POSTILLAS NEEDED!! Mi versión del principio antrópico, quizá te interese :D

#010
jaime roca - 28 marzo 2006 - 13:23

Pues implementé el “sigue en” para simplificar y al mismo tiempo enriquecer eso, las conexiones. En mis posts suelo poner varios “viene de” (en términos razonables no hay límite para ninguno de los dos extremos). Y el blogger que va a seguir con el tema puede facilmente estimular tráfico hacia su blog.

#011
Pablo - 28 marzo 2006 - 13:34

si quieres enriquecer las conversaciones curratelo para que los comentarios de haloescan aparezcan, aunque solo sea como un enlace, en cada cita del feed rss. Asi yo y otros 1000 participarian mas y no seria un lector pasivo.

#012
Enrique Dans - 28 marzo 2006 - 13:50

No sé como hacerlo, Pablo. Mejor dicho, sí sé, pero entonces cada vez que cambia el número de comentarios, se me genera una actualización de la entrada, y vuelvo loco a todo el mundo en un ataque de spam digno del mejor vendedor de pastillas alargadoras de determinadas partes de la anatomía… Imagínate tres entradas al día lanzando llamadas a Bloglines cada vez que cambia el numerito de Haloscan… Posiblemente podría hacerlo cambiando de herramienta, pero estamos en lo de siempre, la falta de tiempo…

#013
Josep - 28 marzo 2006 - 14:23

Entiendo la ventaja de los trackbacks, pero tengo una laguna de proporciones oceánicas en cuanto a cómo se generan y se gestionan. Supongo que no es una herramienta que esté suficientemente desarrollada para el gran público, por lo que sólo se utiliza en páginas de personas muy metidas en la materia. Es una sensación.

#014
Julen - 28 marzo 2006 - 16:03

Yo, es que sinceramente no entiendo todavía el concepto de trackback… y ni si quiera sé como se pueden rastrear los post que hago con el watchlist de technorati :-(

#015
serantes - 28 marzo 2006 - 18:13

Enrique, has dado en la diana con el tema de los tracbacks (una vez más) y voy a intentar entender una vez más cómo se pueden hacer con dignidad, que no es sencillo.
Lo que no me ha gustado del fondo de la entrada es que me has recordado mucho a mi jefe: Siempre me dice qué hacer pero nunca c?²mo hacerlo, ains.
Saludos

#016
JL Bruzual - 28 marzo 2006 - 22:11

Muy interesante lo del Trackback, no tenia la menor puta idea para que servia. Claro que deberás disponer de esa herramienta dentro del Blog y dar el permiso de enviar y que te envien. Es como para avisar a alguien y a los que lo leen de que ha sido citados o se escribe alguna cosa en la misma onda.

#017
David Robles Fosg - 28 marzo 2006 - 22:48

Supongo que no añado nada nuevo pero sí que sumo opinión si digo que estoy de acuerdo con tu idea, pero han de ponerlo ( quién sea: tu, los alojamientos de blogs, …) más fácil si se quiere que los neófitos hagamos trackbacks.
Si no, me quedaré en un comentario o una referencia a tí en mi blog pero, efectivamente, perderemos la riqueza de la conversación.
Saludos,

#018
Silvia Porras - 29 marzo 2006 - 04:22

Creo que a la velocidad que nace cada nuevo termino en el cyberworld, es dificil hacer un trackback de mi conocimiento en esta area -si es que he entendido lo que es un trackback-

Lo divertido del asunto es que quiero aprender a syndicated mi blog… y estoy en ese problema, cuando boom! ya estamos hablando de la importancia de un trackback… bueno, gracias por la informacion y espero ponerme al dia para darle el credito a quien se lo merece ;-)

#019
RinzeWind - 29 marzo 2006 - 06:05

Con ciertos sistemas el trackback es muy sencillo de realizar. Por ejemplo, WordPress detecta automáticamente (si está la opción activada) que una de las páginas enlazadas en un artículo acepta trackbacks y lo envía él solito.

El problema de HaloScan es que no coloca información en la cabecera de las páginas y la autodetección mencionada anteriormente no funciona, así que hay que hacer el trackback a manopla, y eso sí puede resultar incómodo para el usuario neófito.

En fin, que el trackback es muy útil si se sabe utilizar.

#020
carlitosreina - 29 marzo 2006 - 13:58

trackback realizado, señores

#021
LA100RRA - 3 abril 2006 - 19:40

Pués yo he seguido la interesantísima conversación aquí, pero creo que no ha sido indexada :(

#022
Enrique Dans - 3 abril 2006 - 19:50

LA100RRA, yo sí la he seguido a través de mis backlinks y watchlists, pero no la he visto en los trackbacks. ¿Seguro que lo has hecho? Mis trackbacks no tienen autodiscovery como en WordPress o LaCoctelera, hay que hacerlos manualmente…

#023
LA100RRA - 14 abril 2006 - 17:24

Uff, perdón por responder hasta ahora, pero si lo hice, realmente no sé a que se deba.

#024
Rafael - 24 mayo 2006 - 13:58

Para mí la cuestión es ¿por dónde está el atajo para aprender a hacer esas cosas? Digo atajo por lo de que cuando se actualizan versiones, las cosas se pueden ver muy reformadas. Por lo demás, si atisbo la utilidad de lo que dices; me parece apetecible eso de llevarme el tráfico, pero tambien me atrae encontrar las historias de quien viene. Gracias por tu atención

#025
Eduardo - 8 enero 2007 - 14:17

Hola Enrique,

He llegado a tu blog intentando enterarme qué es un trackback.
Gracias por la información, voy a leerla con detenimiento. He empezado un blog hace un par de semanas y me estoy liando un poco. Si te apetece verlo es : http://ellas-ellos.blogspot.com/

Un saludo

Eduardo

#026
Hugomosh - 30 abril 2007 - 19:40

Soy un neofito en esto y quisiera saber como agregar Trackback a Blogger

#027
sekano - 16 junio 2007 - 01:28

Por más que leo y pregunto no consigo entender como funciona el trackback. En teoria wordpress debería detectar los enlaces a entradas de mi blog pero no lo hace. En cambio si detecta mis propios enlaces a otros post mios, aunque no los escriba de la forma en que se escriben los trackbacks.
A mi si me gustaría saber desde donde se me enlaza sin tener que ir a technorati ni mirar las estadísticas pero sólo me aparecen algunos trackbacks de los cientos de enlaces que me he visto por la blogosfera a post de mi blog.
Acabo de actualizar a la 2.2 a ver si funciona mejor lo de los trackbacks aunque no se si yo debería hacer algo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados