Sobre vigilancia y paranoias

IMAGE: Surveillance (CC0)

Una noticia acerca de un contrato del Instituto Nacional de Estadística con los tres operadores de telefonía móvil más importantes en España ha desatado todo tipo de noticias y comentarios alarmantes sobre la privacidad y la posibilidad de que el estado se dedique a espiar a los ciudadanos en España, un extremo completamente fuera de lugar en un estado de derecho y que carece de todo sentido desde cualquier análisis mínimamente lógico.

Lo que el INE hace es algo que se lleva haciendo muchos años, y que además, se realiza con todas las garantías de privacidad. Hace ya mucho tiempo que las operadoras tienen divisiones dedicadas a la venta de datos de movilidad de sus abonados en forma agregada, datos que cualquiera puede adquirir si tiene interés, por ejemplo, en el tránsito o la actividad en una zona comercial determinada, para obtener información sobre hábitos de la población, etc. Informes que conozco, por ejemplo, como el realizado por Bestiario hace ya unos cuantos años para el Ayuntamiento de Barcelona en la época de Xavier Trías utilizaron, de forma completamente estandarizada, normalizada (y sin que nadie se ofendiese) datos de más de trescientos mil usuarios de teléfono móvil para determinar los patrones de desplazamiento en el área metropolitana con el fin de optimizar rutas de transporte, etc., y nunca se consideraron amenazadores para la privacidad de nadie: de hecho, la práctica de las operadoras al suministrar esos datos era tan celosa con ese tipo de cuestiones, que cuando había menos de veinte dispositivos en una célula determinada, no se proporcionaban datos para evitar la remota posibilidad de que alguien intentase especular sobre su posible identidad.

Ese tipo de prácticas son completamente habituales, forman parte de la actividad de las operadoras, y se encuadran en un ámbito de respeto a la privacidad. Considerarlas de alguna manera «espionaje» o «monitorización» es algo que solo puede entenderse desde una óptica alarmista, sensacionalista o, como suele ser desgraciadamente el caso, de desinformación. La paranoia ante el uso de nuestros datos personales es hoy en día algo desgraciadamente habitual, pero esa paranoia, en países que podemos calificar sin ningún ápice de duda como estados de derecho, no tienen tanto que ver con la actividad de sus gobiernos como con la de algunas empresas privadas. En España, la actividad del INE se ha situado siempre dentro de lo legítimo y, es más, aporta un gran valor a la hora de proporcionar datos sobre los ciudadanos de nuestro país, en todos los sentidos. Plantear que una institución como el INE va a ser de alguna manera puesta al servicio de algún tipo de actividad de espionaje o de control poblacional es completamente absurdo, desde cualquier punto de vista que se quiera mirar, como muy acertadamente comenta Raül Segarra en este hilo de Twitter.

¿Qué pretende el INE? Mediante una herramienta completamente normal, un contrato con operadoras que ya de manera habitual llevan a cabo esa actividad, busca obtener datos sobre el movimiento de población de una forma más fiable y completa de lo que obtiene con la que era su herramienta anterior, la encuesta. Hace falta entender muy poquito de estadística para darse cuenta de la ventaja que supone en términos de eficiencia y de significación el poder obtener datos de una muestra prácticamente universal, la de usuarios de telefonía móvil, frente a la de obtenerlos de una muestra restringida como la de una encuesta puntual. Si, como parecen pretender algunos, la ley impidiese de alguna manera la realización de estas tomas de datos, el INE se vería obligado a seguir utilizando encuestas, los datos tendrían un nivel de calidad y de representatividad muy inferior, y las conclusiones que podría extraer para aconsejar, por ejemplo, el desarrollo de infraestructuras estarían basadas en información de menor calidad. ¿Es eso lo que pretendemos o lo que estimamos adecuado? ¿En función de qué criterio? ¿Únicamente porque no nos fiamos de una institución como el INE, que nunca ha generado ningún tipo de susceptibilidad? ¿Justifica eso que ahora nos dediquemos a soltar públicamente comentarios del tipo «ahora que sabemos que el gobierno nos espía»?

Pasar de «las operadoras van a facilitar información agregada sobre los movimientos de sus usuarios» a «el gobierno va a acceder a la localización de mi móvil» es un salto conceptual incorrecto y basado en la ignorancia: no, nadie va a acceder al GPS de tu móvil – algo que, por cierto, permites hacer de manera habitual a un buen número de apps muchísimo menos fiables en sus prácticas que el INE – ni va a activar ninguna función especial en él. Simplemente, va a recopilar una información sin la cual tu smartphone no podría funcionar, la del registro en antena, y la va a suministrar, sin datos personales de ningún tipo, para su tratamiento estadístico. Eso es todo. ¿Puedes renunciar marcando alguna casilla? No, porque no hablamos de lo mismo: no es porque alguien lo impida, sino porque los smartphones, para funcionar, necesitan forzosamente estar registrados en una antena. Te pongas como te pongas, que alguien calcule la densidad de smartphones registrados en cada antena en un período determinado no es algo que amenace tu intimidad ni tu privacidad. Y sí proporciona datos interesantísimos sobre la actividad de los ciudadanos en un país, útiles para muchísimas cosas.

No, nos pongamos como nos pongamos, el gobierno no nos espía. En un estado de derecho, si el gobierno quiere conocer las actividades de un ciudadano o grupo de ciudadanos, tiene que solicitarlo ante un juez. Pedir a lasa operadoras información sobre el movimiento de sus abonados y recibir una información completamente agregada sin posibilidad de re-identificación no es en absoluto una actividad de espionaje, sino algo que forma parte de la praxis normal de un gobierno. Los datos no muestran a nadie en concreto, sirven para saber qué número de personas se desplazan de Alcobendas a Madrid y a qué horas, pero no para saber si tú en concreto realizas ese desplazamiento, ni si te detienes un rato los lunes y los miércoles en casa de tu amante. Los datos, además se agregan por células, no por domicilios ni por calles concretas, y como ya hemos comentado antes, están a disposición de cualquier empresa privada que quiera adquirirlos, sin que ello suponga ningún tipo de amenaza a nuestra privacidad. Es, simplemente, algo normal. ¿Por qué íbamos a querer que el INE, cuyos resultados sirven para que el gobierno entienda mejor las necesidades de sus ciudadanos, no pudiese utilizar una herramienta así? Es, sencillamente, conspiranoia, y además, sin base alguna.

Proteger nuestro derecho a la privacidad o desarrollar una conciencia sobre la importancia de su protección es algo muy positivo. Ojalá lo hubiésemos hecho antes, y nos hubiese servido para identificar las muchas cosas que hacemos en nuestra vida cotidiana que permiten a terceros obtener infinidad de datos personales. Pensar que, en un estado de derecho, el estado se dedica a espiarte es algo completamente distinto, y además, en el caso que nos ocupa, algo completamente erróneo y no justificado. No hagamos alarmismo, no desinformemos y no caigamos en la paranoia, ni juguemos a evocarla. En términos de privacidad, cuanto antes pongamos las cosas y a los distintos actores en su sitio, mejor para todos.


This post is also available in English on my Medium page, «When it comes to privacy, let’s not confuse alarmism with vigilance«


23 comentarios

  • #001
    Gorki - 30 octubre 2019 - 12:02

    extremo completamente fuera de lugar en un estado de derecho y que carece de todo sentido

    Me da mucha tranquilidad que TU me lo garantices, aunque OTROS muchos se alarne

    Pero soy desconfiado por naturaleza y si algo se puede hacer, alguien lo hará. «La tecnologia ha llegado aqui para quedarse y nada se puede hacer por desinventarla». Lo hemos dicho todos muchas veces

    Responder
    • Tonino - 31 octubre 2019 - 07:59

      Yo soy de la opinión que el mal uso de esos datos ya se está haciendo y no te lo dicen. Precisamente por el hecho de que esta iniciativa se haga de forma bastante abierta me indica que no habrá nada raro.

      Responder
  • #003
    Javier - 30 octubre 2019 - 12:14

    Aquí un hilo que consideré interesante. No estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero sí es útil para generar debate.

    https://twitter.com/Marta_Serrano/status/1189116825721815041

    PS. Sé que tuviste tus «diferencias» con esta persona en un momento concreto…

    Responder
    • Enrique - 30 octubre 2019 - 12:38

      Esa señora no tiene ni idea de la arquitectura de una red móvil, de cómo se gestiona un «soft-handover» y de los parámetros que se registran en las BBDD.

      Me parece que de lo único que sabe es de perspectiva de género. Seguro que tiene un buen futuro por delante.

      Responder
  • #005
    Javier Abascal - 30 octubre 2019 - 13:35

    Estoy en desacuerdo con el menosprecio que se hace en general sobre el prójimo porque no piense como nosotros. Y podemos considerar que es un bobo que se cree todo lo que cuentan o un paranoico de alguna conspiración y decírselo a la cara. ¿Conseguiremos algo por insultar? Principalmente autocalificarnos y en segundo lugar denotar lo ignorante que es el insultador por mucha verborrea que utilice.

    En este caso en particular creo que mi privacidad no corre peligro por este contrato del INE. Aunque como dice Marta Serrano le parece que no es apropiado en algún punto. ¿Por qué alguien puede no estar de acuerdo con el buenismo que nos presenta Enrique?

    Por una razón muy sencilla por que no se ha explicado bien (y en algún caso porque no se ha entendido bien)

    ¿Cómo se soluciona?

    Sencillo, se llama transparencia, cuando el Estado compra datos deberían ser del Dominio Público y publicar los datasets en el propio portal del INE al día siguiente de recibirlos. Eso se llama TRANSPARENCIA Y DEMOCRACIA.

    Y hablando de transparencia

    ¿Para cuando el ayuntamiento de ALMEIDA va a publicar la consultoría express de Deloitte del 360?

    Otros, PP, que de democracia van flojitos, se gastan casi 18000€ y no lo publican.

    Esto es lo que tenemos que denunciar y no que hay 10 personas que son paranoicas, que esas siempre las habrá.

    Responder
  • #006
    alguien - 30 octubre 2019 - 13:47

    Es normal que haya recelo si dicen que «solamente» van a dar el número y no la persona titular.

    Porque eso es lo que se ha leído en casi todas las noticias. Y si se tiene el número, se tiene el titular.

    Falta transparencia, y menos insultar a la gente de conspiranóico.
    Porque, además, eso de que España es un estado de derecho y tal… jejeje, nos reiremos un poco.
    Saludos.

    Responder
  • #007
    Jaír Amores Laporta - 30 octubre 2019 - 14:23

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Interesante tema. No veo las noticias, solo repaso algún periódico y tengo feedly para ciertas webs. El caso es que este tema me había llamado la atención, y esperaba con interés un articulo del Sr Dans sobre el tema.

    Es muy interesante su postura, y estoy de acuerdo con lo que expresa. Aún así, tengo dos dudas.

    La primera es de si estas prácticas son o no espionaje. El diccionario dice que espiar es observar atenta y disimuladamente lo que dice o hace alguien por algún interés o al servicio de otra persona, para conseguir información secreta o para descubrir algo; especialmente observar de ese modo a un país extranjero o al ejército enemigo.

    Según esta definición, nos están espiando. Además, por mucho que sean datos anónimos, siguen siendo mis datos, y no he dado consentimiento para que los usen así (creo). Seguro que algo habré firmado, jejeje.

    Por otro lado, ¿Van a recibir alguna contraprestación las operadoras? Si es así, ¿nos van a pagar?

    Entiendo la utilidad de estos estudios, y no lo veo tan grave como para poner el grito en el cielo. Pero a mí, en mi web, la ley me exige que se acepten las cookies y que se confirme la suscripción expresamente. ¿Por qué no se exige lo mismo para las operadoras?

    *Fin de la pataleta.

    Saludos desde Las Palmas!

    Responder
  • #008
    LEON - 30 octubre 2019 - 14:29

    Sobre el papel todo queda muy bonito, pero la realidad es otra bien distinta.

    No digo que el INE como institución sea de confianza, tampoco digo que no lo sea, pero todos sabemos que bien de forma intencional o accidental todos los datos acaban filtrándose a donde no deben, eso es lo que preocupa. ¿dispone al menos el INE de una homologación que garantice que ningún dato va salir de allí o utilizado de forma incorrecta?.

    Lo mas grave de todo es que mis datos, facilitados a una empresa con el solo, único y exclusivo propósito de disponer de una línea telefónica, ahora circulen por lugares que yo no he autorizado y que sean objeto de compraventa al mejor postor.

    Si estamos en un estado de derecho, mi derecho a la privacidad es sagrado, no se lo he vendido a una compañía telefónica.

    El argumento de que, como esos datos ya se están vendiendo, el INE es solo va a ser uno mas de los clientes violadores de mi privacidad, me parece totalmente indigno.

    Responder
  • #009
    carlos - 30 octubre 2019 - 14:55

    Uno de los pilares fundamentales de la vida es la libertad, que entre otros, nos permite desarrollar nuestros planes vitales. Para tener esa libertad es esencial el anonimato (personalmente, en este ecosistema tecnológico, no sé como muchos lo vendeis tan barato).

    Así que, aun sin tener nada que ocultar, hago todo lo posible para intentar no dejar huella. ¿Se me escapan cosas? Claaroo!! Pero por lo menos dejadme hacer lo fácil y permitidme no participar en el estudio del INE. ¿Es anónimo? No lo sé, hay tantas cosas que nos dicen «blanco» y luego es «negro», tantas filtraciones, etc que es complicado garantizar ecosistemamente ese anonimato. Poco a poco nos pasa lo que a la rana hervida.A mí este asunto de ceder privacidad tan a la ligera y los robots de Boston Dynamics son las cosas que mas me asustan

    Responder
  • #010
    Javier Abascal - 30 octubre 2019 - 15:46

    Contesto aquí a Gorki sobre el concepto de privacidad que me comentaba en el artículo anterior.

    Es cierto que el concepto de privacidad es poco claro. Lo que yo entiendo por privacidad no es lo mismo que lo que entiende mi vecino. Releyendo a Snowden, venía a decir que si no te importa la privacidad porque no tienes nada que ocultar, tampoco te tiene que importar la libertad de expresión y no tienes nada que decir, y que no te importa la libertad de prensa porque no te gusta leer, o que te importa un pimiento la libertad religiosa porque no crees en la figura de dios, o que no te importa la libertad de reunión, porque eres un antisocial, etc etc

    ¿¿¿ Como dice León yo utilizo un servicio, que pago y usan mis metadatos para agruparlos, anonimizarlos y venderlos ??? Cuando he autorizado, aunque sea de forma agregada a que se realice esto !!!.

    La solución antisistema sería apagar el móvil los días de la encuesta del INE y que se metieran su estudio en sálvase la parte. [1] Sencillo. ¿no?

    La forma más efectiva para no sentirse “espiado” para este estudio es apagar el terminal los ocho días en los que se llevará a cabo: del 18 al 21 de noviembre, el domingo 24 de noviembre, el 25 de diciembre y los días 20 de julio y 15 de agosto de 2020. Si desconectarse por completo del móvil es inviable también podrían emplear su dispositivo en modo avión y utilizar solo las conexiones vía wifi.

    Personalmente creo que si luego no tengo acceso al dataset, deberiamos APAGAR el móvil. TRANSPARENCIA

    [1]: https://www.lavanguardia.com/vida/20191030/471289662660/guia-evitar-operador-movil-datos-estudio-ine-movistar-orange-vodafone.html

    Responder
  • #011
    Xaquín - 30 octubre 2019 - 16:42

    Curioso como gustamos de huir de todo atisbo científico que tenga un texto. Se indica en el texto como dato real el experimento hecho en Barcelona y se indica asimismo el hecho de que no hubo protestas. ¿Para qué?

    El texto habla de que ahora se hace algo parecido, otro experiemnto, pero saltan chispas. Supongo (ironía) que no tiene que ver con el estado megaexcitado de la población española. Y además con la ayuda extraordinaria del gran nivel (ironía) manifestado por la internet.

    Y si, se puede acusar al personal de adicto al GH o a la conspiranoia (bacteria profusamente diseminada, precisamente más por la derecha que por la izquierda). Y entendiendo que el comportamiento estalinista de muchos políticos (incluso de derechas), no tiene nada de izquierdas. Pero esta afirmación la dejo sin ánimo de debate.

    Lo que si me acojona intectualmentt, es el nivel de crítica negativa (realmente de crítica en sentido estricto tiene poco) con el texto de E.Dans. Simplemente explica su parecer sobre la falta real (científica) de datos, para sospechar malamente de las intenciones del INE y en paralelo indica que existe unha tendencia a la paranoia colectiva por parte de un sector amplísimo de la población mundial. Datos a montones por ahí repartidos..

    Y ahora me entero que llamar paranoicos a personas que muestras rasgos de paranoia es maleducado o así.

    De cauerdo que pudo explicarase mejor el INE, pero hasta eso tiene un problema (grande). Es típico de las aulas de ciencias, por ejemplo. Después de explicar algún concepto, incluso con varias vueltas y reviravueltas, siempre hay un sector del alumnado que dice no comprender. Coño decía yo siempre(sin el coño!) : pero os habeis molestado lo suficiente en atender a la explicación? Realmente «estabais en clase» durante las explicaciones, de hoy, de ayer y de antes de ayer. Incluso podía metarles las clases del curso pasado, cuando se introdujo el tal concepto.

    Porque el conocimiento se hace andando, y como decía un fílósofo ( o dos) sabemos muy poco de todo y se necesita una buena dosis de esfuerzo para aprender lo que no sabemos. Por ejemplo, lo de acusar al INE de espionaje, referido a una recogida de datos meramente anónima (hipotéticamente) necesita algo más de apoyo que un diccionario.

    Y ahora que se piquen los picajosos.

    Responder
  • #012
    Javier Abascal - 30 octubre 2019 - 18:19

    Xaquin

    Gracias por debatir desde la mesura. Solamente con ánimo pedagógico me atrevo a preguntar sobre tus afirmaciones. Quede primero claro que en este texto Enrique se muestra respetuoso, neutral y presenta la información entiendo que mostrando su punto de vista de una forma moderada, por lo que no me siento representado en ninguna excitación, y comparto contigo la visión general que como Sociedad estamos perdiendo la calma.

    ¿Ha servido ese estudio de Trias para mejorar algo en Barna? No lo parece. ¿Tenemos el dataset disponible? Tampoco lo parece. Dinero público derrochado.

    Tengo «una duda razonable» que el uso de mis datos puedan ser agregados sin mi conocimiento expreso. es mi opinión. En el caso que nos ocupa (INE) no tendría obstáculo, pero si esos datos se usan para fines comerciales, si los tendría.

    Con el disclaimer que si a mi Gobierno le oblipaga por ello), que al menos el dataset original sea público y disponible para que cualquier español pueda hacer estudios con él. (Eso es TRANSPARENCIA)

    Si relees mi primer comentario, me quejaba de los insultos, y en concreto que porque una persona que se llama Marta exponga sus ideas se la tache de «perspectiva de género» y además se la de de listillo.

    En la comunicación en prensa sobre el INE de ELPAIS dice literalemente «el instituto estadístico recibirá las posiciones agregadas de los números, pero no los titulares de las líneas». En las BBDD de aparece el ‘número» del llamante como es obvio, y cuando se hace un cambio de celda (handover) se sabe que el número A cambia de la celda 1 a su vecina 2. Creo que el artículo está mal redactado y cuando dicen número de móviles, se refiere a la cantidad de móviles manejados en un determinado momento por esa celda. Es decir manejará la estadística de la BSS, que son informes reglados y ofrecidos en los sistemas OSS de los operadores y que tienen por defecto en sus sistemas. Si la información que mandan al INE conforman un dataset del estilo siguiente cada 15 minutos:

    fecha: hora: Estación Base: Cantidad de móviles

    Entiendo que con muy poco comandos en los sistemas de operación lo obtienen las operadoras y que no comprometen la privacidad de los usuarios.
    Finalizo diciendo que es muy fácil denominar a los comentaristas, de una u otra manera, desde la ignorancia supina. En eso estoy de acuerdo con Vd. Menos crispación. Pero al pan pan y al vino vino.

    Pero el formato de los datos que se van a suministrar, no los conocemos. ¿No sería bueno conocer los detalles del dataset?

    Lo que no me queda claro es que El Estado tenga que pagar por estos datasets de hecho la Ley General de Telecomunicaciones Ley 9/2014 de 9 de mayo, la autoridad podría pedir por el artículo 10 esta información para

    1a. Satisfacer necesidades estadísticas o de análisis y para la elaboración de informes de seguimiento sectoriales»

    2. Las administraciones públicas podrán solicitar la información que sea necesaria en el ejercicio de sus competencias

    Responder
  • #013
    Gorki - 30 octubre 2019 - 19:13

    Hay quien utilkiza datos telefónicos profesionalmente que opina en este hilo de Twiter que si se utilizan datos sin personalizar y ojo, es un profesional de en el uso de estos datos.

    https://twitter.com/DathosBD/status/1189516184414314496?s=20

    Responder
  • #014
    Matt - 31 octubre 2019 - 01:24

    «ha desatado todo tipo de noticias y comentarios alarmantes sobre la privacidad y la posibilidad de que el estado se dedique a espiar a los ciudadanos en España, un extremo completamente fuera de lugar en un estado de derecho».

    «En un estado de derecho, si el gobierno quiere conocer las actividades de un ciudadano o grupo de ciudadanos, tiene que solicitarlo ante un juez».

    Aaaaaahh bueno, entonces me quedo mucho más tranquilo. Ningun gobierno de un «estado de derecho» ha hecho jamas nada ilegal y es conocida la grandísima independencia judicial y la excelsa separación de poderes de este gran estado de derecho …

    Responder
  • #015
    Luis - 31 octubre 2019 - 08:46

    Lo siento Enrique,pero no estoy de acuerdo con tu entrada de hoy.Todos sabemos a dia de hoy que cuando nacio la red social Facebook todo el mundo alegremente subia fotos,daba sus opiniones,etc, pensando que era un sitio cerrado (salvo para las personas a las que les dieses acceso a esa informacion) y hemos visto con el paso del tiempo que no era asi.Tenemos tambien el caso de los altavoces inteligentes de Amazon,los problemas de Google en la recopilacion de datos,etc.

    Al principio todas estas cosas nos parecian una panacea y luego hemos visto que no han sido nada mas que lugares o cosas para obterner informacion de las personas (por eso las multas a las empresas).

    En este caso el INE dice que va a recoger informacion para dar mejor servicio a los ciudadanos en ciertos ambitos.Eso lo dicen ellos,pero nadie me asegura que dentro de unos años pueda ocurrir otra caso Facebook,Google,etc.La vida no es tan de color de rosa como la pintan,una vez que se empieza recogiendo informacion de la gente, vete a saber para que se usa.

    Responder
  • #016
    José María - 31 octubre 2019 - 10:06

    Interesante debate del que aprendemos todos. Esta practica del INE antes no habia generado polemica? por qué ahora si?. Y por ultimo, alguien se beneficia economicamente de esto? quién? Cui prodest ? esperemos que todos.
    Un saludo muy cordial

    Responder
  • #017
    rutolf - 31 octubre 2019 - 13:22

    Por aportar un poco aquí:

    – Los operadores ni siquieran almacenan los datos personales que permitan identificar a una persona (ni nombres, ni DNIs, ni números de Tlf, etc.) en esos ficheros de big data.
    – Quien compra ese tipo de información (agregada y anónima) le importa un bledo lo que tú o yo estemos haciendo específicamente. Lo que quieren es conocer el movimiento, el segmento, etc. de la gente, no qué hace fulanito o menganito.
    – Nos volvemos locos con la privacidad de esto (que es totalmente privado) cuando luego dejamos que Facebook sepa todo de nosotros, que Gmail nos lea los emails (y sepa todo lo demás también de nosotros)… si es que hasta ponemos nuestro nombre en el buzón!

    Responder
    • X@os - 7 noviembre 2019 - 12:58

      La diferencia entre Google y Facebook es que ellos te piden tu conformidad, porqué están obligados ya que se manejan datos personales. El INE no pregunta.

      Responder
  • #019
    Enrique Peñarroja - 31 octubre 2019 - 15:16

    Realmente crees que España es un estado de derecho ?
    Solo me ha faltado la declaración de la ministra Calvo con repecto a los tribunales belgas para convencerme de lo contrario.
    Puedo fiarme de las instituciones pero de las personas ….

    Responder
  • #020
    Bakya - 31 octubre 2019 - 16:09

    Hoy, como ayer, el problema es siempre el mismo…el estado, siempre el estado‍♂️

    Responder
  • #021
    Xaquín - 31 octubre 2019 - 17:16

    Si estuviera en facebook le pondría un pulgar, y mismo un corazoncito al comentario de Javier. por las aportaciones que hace.

    Pero sigo diciendo que el 90% de la discrepancia con el texto se refiere a las intenciones del INE. Y juzgar intenciones non es demasiado justo. Luego pasa lo que pasa con los «juicios» de instructor tipo Llarena, por ejemplo.

    Si el estudio de Barna no vale, muy bien, a poner a parir a los ineficaces políticos que lo pidieron. Pero aún no lei un dato que indique se rompiera la privacidad de los usuarios. Así que el texto de EDans sigue impoluto intelectualmente. Y si el INE es como el NCI, pues lo mismo, que me den datos que los asemejen, porque para mi son muy diferentes (con datos incluidos).

    E ignoro mucho (muchísimo) de tecnología, pero tengo base filosófica y científica, para argumentar sobre el rollo macabeo que se ha montado alrrededor del concepto privacidad. Algo muy contemporáneo, ya que el poder de siempre se la pasaba por la ingle y todos tan «aguantones».

    La tecnología hace terribles compañeros de cama, pero las mafias existen desde casi casi la prehistoria. Quizás la más antigua es la que se montó, muy espontáneamente eso sí, para mantener a la mujer en casa, aún después de no ser prioritaria la caza. Se le pegó a la tierra, pero sin posibilidad alguna de mando en las decisiones importantes. SAsemás de «regalarle» el doble trabajo d ecuidar la tierra y cuidar las crías (humanas o no).

    Y si, puede que me desviara un poco, pero es que el problema de la paranoia es ya muy viejo. Al mismo tiempo que se incitaba a ser paranoico, por parte del poder, se acusaba a todo rebelde de ser paranoico, precisamente por el mismo poder. Y es que en esta vida que conocemos, todo prácticamente tiene la propiedad curva del espacio. Si lo caminas lo suficiente te das de bruces con el punto de partida.

    Y eso nos llebvaría a cierta paranoia feminista, por ejemplo. Pero ya me callo.

    Pienso que menos preocuparse de la privacidad para hacer lo que sea, y más preocupación por la inmensa cantidad de gente que anda vagando por el mundo, incluido al lado de casa, respirando lo que puede, comiendo lo que puede y algo paranoica, porque no tiene los afectos que debiera. Y en este último apartado se puede meter atodo tipo de gente que se precie como humana, aunque nade literalmente en determinada cantidad de oro.

    Responder
  • #022
    X@os - 7 noviembre 2019 - 12:50

    Estoy completamente en desacuerdo.
    Los datos de movimientos que realizan los usuarios, son datos personales y no deben extraerse sin el consentimiento del mismo.
    Estos reflejan parte de nuestras vidas privadas, como visitas de negocios, familiares, restaurantes, clubs de alterne, o lo que sea.
    El INE puede garantizar lo que quiera, pero no la inviolabilidad del sistema, ya que de vez en cuando aparecen de casos de brechas de seguridad y fugas de datos.

    Responder
  • #023
    X@os - 8 noviembre 2019 - 09:44

    Por cierto, Gracias a un Decreto Ley publicado el 5 de noviembre en el BOE con la nocturnidad de las elecciones, desde hoy en España la regulación sobre internet no tiene nada que envidiar a la censura de China. Con Catalunya como excusa (“excepcionalidad y urgencia”) se impone en todo el Estado la que es probablemente la norma más liberticida después de la ley de la patada en la puerta del socialista Corcuera en 1992.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG