China y su criptomoneda: controlando todos los aspectos relevantes

IMAGE: Julien Tromeur - Pixabay (CC0)

China parece seguir avanzando en su plan para el lanzamiento de su criptomoneda oficial, y lo hace cuidando especialmente uno de los aspectos de los que menos se ha hablado en las experiencias anteriores, pero que tiene una enorme importancia: el mecanismo de reparto o asignación de esas nuevas criptomonedas entre la población.

El mecanismo de reparto de la mayor parte de las criptomonedas ha tenido un problema fundamental: al tratarse de un tema que ha recibido una atención relativamente limitada, ha privilegiado a aquellas personas que, por la razón que fuese, tenían más acceso a la información relevante o podían superar más fácilmente las barreras de entrada a la comprensión de su funcionamiento, algo que tiende a generar una casta de privilegiados que utilizan ese acceso privilegiado para acumular monedas con las expectativas de obtener una ventaja de esa acumulación en caso de que la criptomoneda termine popularizándose. Este tipo de mecanismos tiende a privilegiar a aquellos que poseen recursos ociosos con los que pueden llevar a cabo apuestas, tendiendo así a la generación de patrones de desigualdad. Unas mil personas, los llamados bitcoin whales, poseen en torno al 40% del total de los bitcoins en circulación en el mundo, lo que posibilita esquemas de manipulación de la cotización en función de sus movimientos e intereses. Hoy, por ejemplo, hemos visto una transacción que ha movido 94,504 BTC, con un valor actual por encima de los mil millones de dólares, de forma completamente ajena a todo control o supervisión.

La ausencia de un mecanismo de reparto razonable en la mayor parte de las criptomonedas más allá del «yo la creo, y después ya veremos qué pasa» ha permitido que surgieran esquemas que ponen en peligro la viabilidad futura de su uso, al generar un ecosistema repleto de vicios y problemas de todo tipo.

El caso de China, obviamente, es diferente en todos los sentidos. Comienza por vulnerar una de las reglas de la mayor parte de las criptomonedas al plantear una fuerte centralización y control estatal – como todo en el gigante asiático – que evite la aparición de posibles situaciones indeseables, continúa haciendo hincapié en los aspectos de transaccionalidad y eficiencia necesarias para hacer frente a las muchísimas transacciones de toda una enorme economía como la china – lo que la lleva a prescindir de la cadena de bloques como tal por considerar su mecanismo ineficiente – y sigue, lógicamente, por un control del proceso de asignación de la nueva moneda.

Para ello, China ha diseñado un proceso que implicaría a los cuatro grandes bancos estatales del país (Industrial and Commercial Bank of China, China Construction Bank, Bank of China y Agricultural Bank of China), a la organización de tarjetas que incluye a todos los bancos del país, Union Pay, y a dos gigantes tecnológicos con fuerte actividad en el mundo financiero, Alibaba y Tencent. Esas siete instituciones, y posiblemente una octava por decidir, serían los que recibirían los nuevos activos cuando fuesen lanzados, y que la pondrían en circulación posiblemente en combinación con alguna de las grandes citas comerciales del país, que podría ser el próximo 11 de noviembre, Singles’ Day . La idea es posibilitar una difusión amplia que alcance a 1,300 millones de ciudadanos que actualmente utilizan el renminbi en sus transacciones, y que proporcione acceso a los activos de una manera razonablemente equilibrada, sin dar origen a desigualdades indeseables.

¿Se convertirá China en el primer país relevante del mundo – dejando aparte la anécdota de Venezuela con su petro – en poner en circulación una criptomoneda o moneda virtual de manera masiva, mientras el resto de los países aún se dedican as especular sobre sus efectos? Un movimiento así podría ser enormemente estratégico, y con una fuerte orientación al largo plazo.

Un proceso de despliegue de este tipo representaría el primer uso masivo de una criptomoneda transaccional por parte de un estado, daría lugar a una experiencia que muchos gobiernos del mundo estarían interesados en monitorizar, y permitiría ver los planes que el estado chino tiene, por ejemplo, en términos de control de aspectos como la privacidad y el control de la actividad económica por parte de su población, y cómo se integraría con el resto del mundo.

Habría que ver, por ejemplo, cuánto tiempo se mantendría el renminbi en circulación, qué efectos tendría una transición tan masiva y que afecta a semejante número de personas, o cómo se desarrollarían los procesos de adopción de las nuevas operativas, que afectarían a todos los aspectos de la vida en el país. En muchos sentidos, estamos hablando de la adopción de muchos de los aspectos – no de todos, indudablemente – que las criptomonedas han ido desarrollando, por parte de un actor estatal centralizado. Las implicaciones y el alcance de un movimiento así por un actor tan importante como China son, simplemente, difíciles de imaginar.


This post is also available in English on my Medium page, «China and its cryptocurrency: this will be a global game changer«


5 comentarios

  • #001
    Enrique - 8 septiembre 2019 - 17:01

    Gracias Enrique por tu post. El mecanismo de distribución es efectivamente importante, pero Bitcoin está «fallando» porque no consigue convertirse de momento en medio de pago. Cosa que sí pretende la Libra de Facebook con la red de 17 asociados y los adicionales que espera se unan al proyecto. Es una forma de ligar el e commerce con una moneda única. Algo parecido pretende China con su moneda, pero entiendo que su proyecto no busca ser global (más allá del propio ecosistema chino). Veo interesante,. como siempre, ver qué hacen los chinos en este campo, pero creo que será Libra quien aprenda bastante del rollout the la criptomoneda (no literal) china.

    Responder
  • #002
    Gorki - 8 septiembre 2019 - 21:38

    Lo que no entiendo por qué la llaman criptomoneda

    – No utiliza bockchain porque seria incapaz de registrar millones de transacciones

    – No utiliza minadores, el Banco central sin el menor esfuerzo, puede poner en circulacion tantas unidades monetarias como le da la gana poner en circulación.

    – Las transacciones no son secretas , ¡Por Dios! que es una acción del Gobierno Chino

    Por todo ello parece absurdo llamarla Criptomoneda, relamente va acostar diferenciarla de la Visa china si es que existe.

    Responder
  • #003
    Asier - 8 septiembre 2019 - 23:22

    Lo de China sinceramente no merece el calificativo de criptomoneda, ni ninguna otra ‘moneda digital’ controlada por bancos o gobiernos. Nuestro dinero ya es mayormente digital, no veo la necesidad de sacar nuevas divisas, me parece que lo que pretenden básicamente es acabar con el dinero físico y poder controlar toda transacción.

    En cuanto al Bitcoin y su distribución, varias cosas:

    – Es un sistema monetario emergente, comenzó con un coeficiente GINI de 1 y va decreciendo con el tiempo.
    – Los «repartos razonables» no existen. Si alguien piensa que sí que me explique exactamente en qué consistiría y cómo se llevaría a cabo. Solamente puedes aspirar a la igualdad de oportunidad para adquirirlo. Repartir gratuitamente entre la población algo que no entienden/valoran bien pero pueden vender no funciona (recordad los cupones de privatización de Rusia en los 90).
    – Bitcoin fue prácticamente gratuito durante más de un año para quien le interesara y luego durante muchos años ha tenido un precio muy bajo (se puede argumentar que sigue siendo bajísimo).
    – A medida que se revaloriza se distribuye más porque quienes acumularon muchos deciden venderlos (es un fenómeno natural que dispersa los bitcoin).
    – La concentración de riqueza en bitcoin no supone hacerte aun más rico (no hay intereses) ni tener mayor poder de decisión en su funcionamiento (a diferencia del sistema actual).
    – Su concepción fue inmaculada, y su crecimiento relativamente lento y orgánico, ninguna otra criptomoneda puede repetir su proceso (pasar de valer prácticamente nada durante años a valer $10.000 cada uno actualmente).

    En cuanto a la transacción «con un valor actual por encima de los mil millones de dólares, de forma completamente ajena a todo control o supervisión», es la prueba de que Bitcoin funciona. Yo al menos quiero poder gastar mi dinero sin que nadie me controle en qué lo gasto o a quién se lo mando (y no me vengáis con que los malos lo van a utilizar para tal o para cual, esto es muy parecido a lo de la privacidad en las comunicaciones).

    Responder
    • Carlos - 9 septiembre 2019 - 20:45

      Totalmente de acuerdo con tu comentario.

      Como leí una vez en elbitcoin.org, la diferencia entre quienes entienden Bitcoin y los que no lo entienden, es que los primeros creen que el sistema actual de dinero fiat creado por bancos centrales es insostenible, mientras que los segundos creen que todo está bien. Los segundos entienden el «cómo» de las criptomonedas, pero no entienden el «por qué».

      Ahora que el viejo sistema está iniciando su fase terminal con la normalización de los intereses negativos, ven como algo normal un sistema económico que castiga el ahorro y la inversión, y premia el consumismo desenfrenado y la especulación. Se quejan de que «nos estamos cargando el planeta», pero son precisamente ellos y los bancos centrales y gobiernos a los que apoyan quienes están generando toda esta destrucción.

      No paran de cacarear que Bitcoin «no funciona», mientras que Bitcoin, lento pero seguro, no para de crecer. La cuestión más urgente es resolver el problema de los bancos centrales. Más adelante, los smart contracts y las DAOs revolucionarán la gobernanza y nos permitirán vislumbrar la posibilidad de gobernanza sin gobierno (o con menos gobierno), permitiendo la coordinación entre muchas personas no organizadas sin depender de una institución central, permitiendo liberarnos de plataformas (aseguradoras, Uber, AirBnb, gobiernos…) y devolviendo valor a los protocolos.

      Responder
  • #005
    Ignacio - 9 septiembre 2019 - 07:39

    Buenos días Enrique,

    “Open, borderless, censorchip-resistant, neutral”

    https://youtu.be/uZPIz3ArQww

    Lo que expones parece una moneda digital no? En cualquier caso China va a implosionar en algún momento y espero que eso ayude a remover esa dictadura que manipula y oprime a mil millones de personas.

    Un cordial saludo.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG