El Blog de Enrique Dans

Innovación y perfil de usuario: Facebook y sus cambios

Escrito a las 6:34 pm
15

Más de un 80% de los usuarios de Facebook odian los cambios que la red social propuso en su cuarto f8. O posiblemente, odien todo tipo de cambio, sin más.

A pesar de la escasa representatividad de la muestra, de únicamente mil usuarios, el tono de las noticias y chistes que pueden verse en sitios como Mashable o ReadWriteWeb indica claramente que una cantidad significativa de usuarios se muestran incómodos con la idea de cambios importantes en el uso de “su” Facebook. Una consecuencia que parece derivada directamente de la llamada curva de difusión de innovaciones o curva de Rogers, y que define – entre otras cosas – el perfil de aquellos que toman la decisión de adoptar una tecnología o innovación determinada.

Visto así, resulta interesante pensar que empresas con productos con una amplia base tan consolidada como los más de ochocientos millones de usuarios activos de Facebook cuentan no con una ventaja, sino con una desventaja a la hora de innovar. O mejor, que deben balancear la ventaja que supone su amplísima popularidad con una mayor dificultad a la hora de plantear a esos usuarios cualquier evolución en su producto, siguiendo el principio casi universal de que a mayor tamaño, mayor lentitud de movimientos. A medida que un producto va resultando progresivamente más atractivo para perfiles de usuarios más alejados del innovador o del que tiende a la adopción temprana, las reacciones que encuentra ante cambios de su producto resultan más negativas: bastante esfuerzo tienen que hacer algunos para aprender a usar la herramienta, para que encima vengan cada dos por tres y se la cambien de arriba a abajo.

En el caso de Facebook, la resistencia está teniendo lugar mucho antes de que la gran mayoría de usuarios hayan siquiera tenido la oportunidad de probar las nuevas prestaciones, que empezarán a desplegarse a partir del 29 de septiembre salvo para desarrolladores o aquellos que hayan decidido hacerse pasar por uno. La idea parece buena: un acceso más fácil y rápido a la información y, sobre todo, una mayor relevancia de la página, en la que pasamos de una aproximación de “solo se ve lo más reciente” a una de tipo “esto es lo que soy, lo que hago y lo que comparto”. Uno de los grandes problemas de Facebook, que tenía un ciclo demasiado rápido como para ser considerado una herramienta adecuada para consolidar una presencia en la red (la información “se enterraba” demasiado rápido), solucionado de una manera aparentemente brillante… pero presentado ante muchos millones de usuarios a los que, simplemente, el cambio en la forma en que funciona “su” Facebook les provoca una pereza mortal. Es más: posiblemente, el grado de pereza no tenga únicamente que ver con el perfil más o menos innovador del usuario, sino incluso con algo más, con una variable de “consolidación de la costumbre” capaz de generar dicha pereza incluso entre aquellos que sí tienen ese perfil de “lo pruebo todo”. El tiempo y la costumbre, por así decirlo, nos va convirtiendo a todos progresivamente en más refractarios al cambio.

¿Importante? No lo sé. Me imagino que es algo que Facebook tiene ya muy estudiado: se generan quejas, pero al poco tiempo, la inmensa mayoría de usuarios aceptan los cambios y, en poco tiempo más, se encuentran con que odiarían volver a la situación anterior. Pero de cara a la competencia entre distintos servicios, tener un perfil de empresa lenta cuyos usuarios rechazan el cambio frente a uno de empresa veloz cuyos usuarios están deseosos de ver movimiento y nuevas funciones, es algo que puede llegar a tener su cierta importancia.

15 comentarios

001
Francisca Hernández
25.09.2011 a las 18:51 Permalink

Pues resulta curioso que los cambios que molestan en Facebook sean los que hacen que Google + sea preferible. En mi opinión la diferencia está en que en Facebook tienes que ir a mirar a ver qué han hecho, qué han cambiado y cómo han alterado tus preferencias. Tienes que comprobar que no “estén” haciendo algo que tu no quieres o que hayan decidido reconfigurar tu cuenta según a “ellos” les parece que es lo mejor para tí. Sin embargo, en Google + “parece”, y solo digo parece, que tu eres quién configura la cuenta y que una nueva aplicación no reconfigura tus preferencias. Es una gran diferencia. Yo he revisado toda la configuración y no creo ser la única porque es algo que he visto en varios comentarios.

002
Ethereal
25.09.2011 a las 19:09 Permalink

A mi sinceramente no me acaban de convencer los últimos cambios que han hecho, lo de las suscripciones, el teletipo y el nuevo modo de agrupar a los amigos no me apaña, lo del teletipo lo considero bastante absurdo, ya que cuanta mas gente tengas o mas escribas, pues acabarás sin poder leerlo, tal como pasaba antes.

003
laura
25.09.2011 a las 19:17 Permalink

No me molestan los cambios de facebook.

004
CGdP Vlazeck
25.09.2011 a las 19:19 Permalink

Lo malo es, no que te ofrezcan mejoras, sino que te impongan cambios, independientemente de si tu los quieres o no.

Yo reconozco que soy alérgico a los cambios. Cuando los tengo opcionales me cuesta animarme a probarlos, y aunque antes o después lo hago y en bastantes casos acabo adoptándolos, en otras ocasiones los veo para mal, e incluso si me parece que ni mejoran ni empeoran pienso que si no es para mejorar, cambiar por cambiar es tonto.

Pero lo que no aguanto es que me los impongan “sí o sí”, eso sí que me cabrea. Incluso ante un cambio que siendo libre hubiese podido acabando adoptar me hurtan la decisión de si hacerlo o no, y el momento en que quiero hacerlo en caso afirmativo.

005
marisa
25.09.2011 a las 19:48 Permalink

El nuevo perfil será mucho más usable porque no habrá que cambiar de página para ver qué están haciendo tus amigos. Precisamente esto, que en una sola página y de forma muy visual sepan quién eres, qué haces, qué piensas, qué escuchas, dónde vives, lo que acabas de leer, tus fotos…puede dar cierto vértigo. ¿Tantas cosas queremos compartir? ¿Qué dejamos para nuestra vida privada?
El nuevo perfil pienso que es lo más parecido a desnudarse enmedio de una plaza donde todo el mundo sabe quién eres, qué haces, lo que piensas y lo que te gusta. Y personalmente, no quiero compartir tantas cosas, no sé vosotros.
Habrá que configurar muy bien la privacidad y no hacer un uso despreocupado de la plataforma.

006
Manuel
25.09.2011 a las 20:06 Permalink

Enrique: a ti que te parece?

007
Carlos
25.09.2011 a las 20:55 Permalink

Ya era hora para Facebook de hacer un cambio. Si no innovas y te relajas, mueres. Si no te critican por ello, es que no eres relevante…

008
Gorki
25.09.2011 a las 21:11 Permalink

Por qué no dejan las cosas como estaban e introducen los cambios como opción en los usuarios con versiones anteriores, y dan la última versión a las nuevas incorporaciones? Si yo hecho en falta algo de lo nuevo, como mayor control de privacidadm los círculos o lo que quieran inventar, ya lo buscaré, pero si no lo hecho en falta, ¿para qué me lo cambian?.

Siempre me ha parecido una tontería que me obliguen a actualizarme para que la aplicación pueda utilizar caracteres cirílicos, si yo no voy a escribir nunca en ruso. Con seguridad pertenezco al 80% de los usuarios.

009
Xavier
25.09.2011 a las 22:06 Permalink

Un gran placer leer tu post y darse cuenta que no estás tan solo en el mundo. Gracias, Enrique.
Innovar es bueno y eso supone cambiar, en eso nadie discrepa, lo que ocurre es que facebook dicta los cambios a su aire, cuando quiere y como quiere.
El usuario es un mindundi que como no paga y además consintió y aceptó todo desde el primer día se tiene que comer lo que le dan sin rechistar, so pena de quedarse sin relaciones de la noche a la mañana. Facebook, nos guste o no, todavía tiene la sarten por el mango en ese aspecto.

Uno siempre se ha ido adaptando a los releases a medida que las diferentes versiones de software se iban haciendo pequeñas, pero tambien las había ido agotando y exprimiendo en su conocimiento y en su uso. Eran otros tiempos.
Las actualizaciones iban parejas con las necesidades del usuario, las prestaciones crecían al ritmo que el usuario las demandaba, cuando no tardaban demasiado y uno esperaba ansioso tal o cual versión beta de tal cual software que prometía tal o cual maravilla. Si estás contento con tu 2CV ¿por qué debes cambiar de coche?

Facebook no está en esa onda, facebook, a iniciativa de Zuckerberg, (quien de vez en cuando tiene sueños) ;) persigue soluciones a necesidades inexistentes y a propuesta de sus departamentos de marketing se desarrollan prestaciones nuevas, que a su vez generarán “necesidades” nuevas en el usuario, en este caso artificiales, puesto que no son producto de la capacidad creativa del ser humano, sino de un software, un juego, una aplicación, un entretenimiento, para que nos entendamos. Aunque siempre puede sonar la flauta. XD

Lo que viene a ser la típica maquina recreativa, en este caso, para todos los públicos, en el mismo momento y en todo el mundo, (es que es muy fuerte, cuidado!), lo que lleva como consecuencia la implicación de una estructura comercial muy poderosa que cada paso que da cuesta un dineral, yo no entiendo de dinero, pero imagino que debe haber algo de presión por ahí ;) Y ya se encargarán, no problem, de que los cambios sean un éxito, apostaria porque será un exitazo, pero también soy malo apostando. ;)

Por otro lado, el nuevo usuario de facebook, de todo esto no sabe nada y se encuentra con lo que se encuentra, a partir de ahí derivará en nuevos usuarios. A los que nos da pereza someternos a las paridas del facebook siempre nos quedará quejarnos amargamente en la barra de una cockteleria hablando de si un facebook menos tontorrón es posible XD

Siento no decir más que obviedades, del tipo: El facebook es así. :))

010
Javier
25.09.2011 a las 23:55 Permalink

Leyendo los comentarios mme ha entrado una duda, si la forma de mostrar las cosas en el muro y la gestion de contactos es tan mala, ¿por qué a gente no quiere cambiar? Vale que no nos da la opción de elegir si queremos quedarnos con la interfaz actual, pero es que esta es pésima. Espero que los cambios sean para mejor y que con ellos vuelva a entrar a diario ya que actualmente llevo bastante sin entrar.

011
Carlitos
26.09.2011 a las 09:41 Permalink

No conozco Facebook. Lo que voy a escribir es sobre los cambios en general. El ser de los que probamos todo enseguida no nos inmuniza contra el odio a los cambios. Si cada aplicación que uso y que ya tengo trillada se dedicase a cambiar de interfaz sustancialmente en cada versión, no tendría tiempo de probar lo realmente nuevo. Eso ya pasa a veces con las de escritorio, no quiero pensar en la web, con unos propietarios para los que los usuarios no son clientes, sino mercancía que vender a los publicistas.

012
Benjamin Frugoni
26.09.2011 a las 11:01 Permalink

Me disgusta que haya “retocado” mis listas de amigos. Yo ya los había separado en grupos y ahora tengo que comerme mis listas + las listas que FB ha creado por mí. Ahora es un lío.

El intento de parecerse a G+ no ha venido acompañado de una forma mas sencilla de gestionar “amigos”.
Aún así, he pasado de 1450 a 470 amigos en facebook para reducir el “ruido”. Como siga bajando y Google+ subiendo en algún momento daré el salto.

Mi queja de G+ es que es bastante complicado enviarse privados. Vaya fallo

013
Andrés de Rojas
26.09.2011 a las 17:22 Permalink

No entiendo que la gente se queje tanto: Facebook es una empresa que ofrece un servicio gratuito que no estás obligado a tener. Si no te gustan los cambios, el ritmo de los cambios o cualquier otra cosa, borra tu cuenta, que no es el fin del mundo.

Personalmente no me siento cómodo con la forma en que Facebook plantea las relaciones en internet. Me gusta el concepto de “comparto esto ahora con mis amigos”, y no me gusta el “cada paso que doy queda grabado y a la vista”. Me mantengo en Facebook porque es donde están mis contactos y es una herramienta de comunicación excelente, pero a cada cambio “borro” amigos, pongo más contactos con perfil limitado y subo menos cosas, porque nunca sé dónde acabarán.

014
mercè
26.09.2011 a las 17:37 Permalink

Yo estoy encantada con los cambios en FB, me parece mucho más sencillo ver qué hacen mis contactos y al fin y al cabo FB es para comunicarte con los demás. Por cierto, esta semana voy a unas conferencias “Héroes del Social Media”. ¿Alguna vez habéis estado? He leído que el año pasado estuvieron muy bien, a ver qué tal este… ¿Alguien se apunta? Os dejo por aquí el enlace. Y muy importante, es gratis :) http://www.fundacion.telefonica.com/es/conocenos/eventos/evento/debateyconocimiento/30_09_2011_esp_3342

015
Albert
27.09.2011 a las 00:52 Permalink

Discrepo de la frase: “se generan quejas, pero al poco tiempo, la inmensa mayoría de usuarios aceptan los cambios y, en poco tiempo más, se encuentran con que odiarían volver a la situación anterior.”

Sencillamente, es que las quejas se disipan porque se quedan en un “o lo tomas o lo dejas”. Facebook aplica los cambios, y o los aceptas o cancelas el perfil.

Por mi antigüedad ya he conocido 2 grandes cambios en la configuración. Anunciados como “mejoras en la gestión de la privacidad y los amigos”. Es cierto que han simplificado los procedimientos pero no por haberlos hecho más fáciles e intuitivos sino porque han reducido la capacidad del usuario para personalizar y configurar el modo de presentar la información y su disponibilidad según para quien.
Por ejemplo, con el último cambio de las “listas inteligentes” determinadas opciones de configuración han desaparecido literalmente. Por lo que su modificación la tengo imposibilitada, ya que o generalizo para “todos los amigos” o las listas “inteligentes” o no puedo modificar los permisos para las listas que tenía autorizadas para dichas opciones.
Hay un hecho que me enoja sobremodo: Anteriormente las publicaciones limitadas para ciertas listas aparecían para los amigos como “personalizadas” sin revelar entre sí los nombres de quienes podían verlas. Ahora o publicas con las listas “inteligentes” o las personas verán para quienes publicas si decides publicar mediante listas propias.
Resumiendo:
1. Facebook hace cambios que obliga a tragarlos sí o sí.
2. Los anuncia como una mayor capacidad de gestionar la privacidad y mejora de la personalización por el usuario. Para usuarios que les gusta personalizar y gestionar las opciones, los cambios resultan ser contrario de lo anunciado.
3. Facebook inspira desconfianza, en un “a ver que han tocado ahora que antes podías personalizar y ya no” o “a ver qué opción nueva han sacado pública que haya que ir detrás para cerrarla o filtrarla para determinada lista -círculo-”
y 4. Si siguen con esa política estaré gratamente tentado de cambiarlo por google+

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens