El Blog de Enrique Dans

La ministra y sus errores

Escrito a las 9:26 am
87

El adversario es otro“, artículo de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en El País de hoy. Con título de apariencia conciliadora, pero que está indudablemente llamado a ser polémico: para mí, estamos un poco en lo mismo de siempre, en las mismas desgastadas premisas que impiden un diálogo de verdad fructífero en este tema.

El adversario aquí, señora ministra, es precisamente ese: los errores de concepto. El problema para mí como usuario de la red es pretender discutir con alguien que, antes ya de sentarse, asume que para mí los enemigos son lo que usted llama “la gente de la cultura”. No es así, ni lo ha sido en momento alguno. El enemigo para los usuarios de la red no son los creadores, conjunto en el cual muchos directamente nos consideramos, sino la industria cultural. Los únicos casos en los que los autocalificados como “representantes de la cultura” se convierten en enemigos es cuando, por las razones que sean entre las que sin duda se encuentra el llamado “síndrome de Estocolmo”, asumen ciegamente las posiciones de la industria cultural y se dedican, con actitudes de auténtico kamikaze, a insultar a los ciudadanos.

Los “creadores”, señora ministra, no son nuestros enemigos. Primero, porque muchos lo somos, aunque estemos muy lejos de estar representados por absurdas “Coaliciones de Creadores” que son en realidad coaliciones de empresas intermediarias neoluditas que se oponen al progreso. Con los creadores, señora ministra, no nos cuesta nada entendernos, porque compartimos fines comunes. Queremos que el creador pueda vivir de su obra – aunque eso no sea un derecho, como no lo tiene el panadero a vivir de sus panes si hace un pan muy malo o que sus clientes no aprecian, sino algo que el mercado concede a quienes se lo ganan. Queremos que el creador sea remunerado por todo uso que se haga de su obra con ánimo de lucro. Y preferentemente, que sea remunerado de una manera que permita que la parte del león se la lleve precisamente ese creador, y no una industria predadora e intermediaria que le deja las sobras en forma de números de un solo dígito mientras lo justifica con fantasmas e ineficiencias. No, el creador no es nuestro enemigo ni lo ha sido nunca. De hecho, a aquellos creadores que se dan cuenta de ello, que entienden la nueva estructura del mercado y usan la red para estar más cerca de los ciudadanos y para proporcionar a éstos razones para comprar sus productos, les va bastante, bastante bien.

El enemigo, señora ministra, es la industria cultural que, y perdóneme que se lo diga de forma cruda, usted representa. La industria cultural que la puso a usted ahí. La industria cultural que, como bien reveló WikiLeaks, influencia sus decisiones. La industria cultural que trata a los consumidores como a imbéciles sin criterio. La industria cultural que usted no ha parado de favorecer desde que llegó al ministerio incrementando las cuantías de las subvenciones. La industria cultural que ha hecho que a usted no se la conozca como “ministra de Cultura”, sino como “ministra de Industrias Culturales”, o incluso directamente como la “ministra de EGEDA”.

Una ministra que asume directamente y da por buenos clichés que hablan de una generación hastiada, de usuarios de la red disfuncionales y con vidas insatisfechas, afectados por un aparente desánimo proveniente de todo tipo de crisis, que se sumergen en la red para evadirse de su triste realidad… Ministra, no me reconozco, ni reconozco en el tono de su artículo a ninguno de mis amigos que usan la red habitualmente. Mientras no sea usted capaz de asumir que en la red hay mayoritariamente ciudadanos normales y corrientes, personas que no tienen un problema – tiene muchos, pero no están todos condicionados por ellos ni todos en la mismo sentido – y sobre todo, personas con una enorme pluralidad, como no podía ser de otra manera, mientras siga viendo a los ciudadanos que utilizan la red como “bichos raros sujetos a algún tipo de patología”, las cosas van a seguir poniéndosele muy, muy difíciles. Los “raros”, señora ministra, no somos los ciudadanos que usamos la red, que somos ya más de la mitad de los ciudadanos españoles, sino los trogloditas con los que usted se reúne, los que se niegan tercamente a aceptar los efectos que la red trae consigo. Los que pretenden preservar sus negocios sin adaptarse a la red a base de restringir las libertades fundamentales de los ciudadanos. Los que pretenden o quieren pretender que una ley va a servir para detener o restringir un comportamiento asentado e imparable, que únicamente se podría evitar mediante el planteamiento de alternativas que el mercado considerase positivas – y seguramente, no viniendo de los mismos que se han dedicado a alienar innecesariamente a ese mercado con insultos e improperios. Las sociedades de gestión pueden decir lo que quieran a día de hoy, pero pasará al menos una generación antes de que el mercado acepte nada que venga con su nombre, su sello o su presencia.

Efectivamente, el adversario es otro. El adversario es un ministerio que no defiende en modo alguno al creador, sino a aquel que una vez hace años fue dueño de un recurso escaso que permitía al creador comercializar su obra. El impresor, la discográfica, la distribuidora, todos aquellos que durante muchos años resultaron fundamentales para que el creador pudiese encapsular su obra y hacerla llegar a su público. El adversario son las entidades de gestión que, a pesar de haber sido denunciadas por la Comisión nacional de la Competencia como ejecutoras de un monopolio nocivo para artistas y ciudadanos, siguen teniendo un papel cada día más reforzado. Los adversarios son todos aquellos que han visto su papel reducido, eliminado o como mínimo redefinido por la llegada de la red y que, lejos de asumirlo, pretenden enfrentarse a ello como si un dinosaurio pudiese enfrentarse a la glaciación y ganar simplemente maldiciéndola. El adversario, señora ministra, es usted.

9 trackbacks

001
La ministra y sus errores
18.01.2011 a las 09:30 Permalink

[…] La ministra y sus errores http://www.enriquedans.com/2011/01/la-ministra-y-sus-errores.html  por gelatti hace 2 segundos […]

[…] Dans: La ministra y sus errores Envía esto […]

[…] que se comenta por si solito… Si quieren más información, lean a Enrique Dans o a David Bravo, que es siempre un […]

[…] que lo dicen todo. El artículo publicado por la Sra. Ministra en El País de ayer, la respuesta de Enrique Dans y la respuesta en La aldea Irreductible, todos ellos por cortesía de […]

[…] rebatir todo el artículo, pero ya lo hicieron otros (como Aldea Irreductible, Jesús Encinar o EDans), así que sólo escribiré lo indispensable: no soy cineasta, ni gran amante del cine, tampoco […]

[…] se presentan en dos textos enfrentados: el publicado en El País por la Ministra de Cultura y la respuesta en su blog de Enrique Dans, considerado como uno de los personajes más influyentes en el Internet […]

[…] Nos han tratado como frikis, como bichos raros, como personas en contra de la cultura y sus creadore… […]

[…] Esa es la dicotomía más falsa de todo el artículo. La Ministra, una persona que viene de la industria, expresidenta de la Academia del Cine, piensa que hay personas, como ella y sus amigos, que son “gente de la cultura” y otros que no lo somos. Ella va a sus fiestas endogámicas, a sus entregas de premios, inauguraciones, estrenos, presentaciones… y como siempre ve a los mismos, entre canapé y canapé lógicamente concluye “estos son la cultura, estos son los míos”. Los demás, los que escribimos un blog de poesía, subimos fotos a internet, colgamos un video en youtube, damos un concierto para amigos, hacemos un documental sobre nuestro barrio, etc. No somos “gente de la cultura”. No vamos a sus fiestas. Somos otra cosa. A falta de otro nombre nos llama “gente de la tecnología”. Pues no señora. La cultura somos nosotros. Ustedes son el negocio de la cultura, que es otra cosa. […]

[…] y la sociedad española, mientras la ministra mantenía su “estrategia del miedo” y sus fantasmas. Y lo peor es que alguno de los protagonistas del vergonzoso episodio de aprobación de la ley […]

78 comentarios

001
Juan Manuel
18.01.2011 a las 09:37 Permalink

Ayer Carlos Herrera en su programa recomendaba ir a los videoclubes, ¿a los videoclubes? no me lo podía creer. Me recordó a mi tia, que una vez que mi hijo se cayó de la bicicleta, me recomendó que fuera a la Casa de Socorro.

002
Javier Cabrera
18.01.2011 a las 09:43 Permalink

Fantástica entrada, ya estaba yo comentando por twitter que la ministra en vez de aterciopelar tanto su artículo como si fuese un cuento de hadas, ya que es una ley tan importante y necesaria para ellos, por qué no la explican sin tanto adornito ni pamplina? Es que me recuerda a como un padre le explica a su hijo la reproducción con lo de la semillita o la cigüeña, no vaya a ser que se le traumatice o haga preguntas incómodas a los demas adultos cual Jaimito el de los chistes conocidos por todos. Es increíble el miedo que tienen a explicar la ley sin paños calientes y eso es prueba inequívoca de que saben que es una barbaridad y un atropello.

003
Trompeta
18.01.2011 a las 09:49 Permalink

Ha dicho mercado! NoooooOOOOOooooo!! La cultura no es una mercancia. Yo soy un creador y si no vendo es porque HarryPotter hace mucha publicidad asi que dame tu dinero para que yo pueda seguir creando obras que no te interesan a ti, cateto, pero mis compis del taller lo flipan

004
Aitor Calero García
18.01.2011 a las 09:54 Permalink

El problema es que es mucho más sencillo seguir viviendo con un antiguo modelo que cambiar y adapdarse. Pero es todo tan absurdo. Por mucho que quieran no podrán poner puertas al mar. Una ley no va a salvar al sector. La vida siempre se abre camino, y siempre habrá formas de compartir la cultura. Lo que no tiene sentido es que un autor que murió hace 20 años siga generando derechos de autor hoy.

005
timidoYperezoso
18.01.2011 a las 10:12 Permalink

pues está muy apetecible en esa foto. Igual si alguien le hace algún que otro favor cambia de opinión y apuesta de una vez por todas por la cultura libre. Me apunto

006
Montadito
18.01.2011 a las 10:14 Permalink

Señor Dans:

Hay que estar muy ciego, para no ver que la actitud de los cargos institucionales de Cultura (lease Sinde y De la Iglesia, sobre todo este último), es enormemente conciliadora en comparación con la de años atrás. La postura de Alex de la Iglesia, por ejemplo, me parece de una enorme coherencia y tendedora de puentes. Por ejemplo dijo que si no hay oferta legal, no puede hablarse de pirateo.

Mientras, usted sigue instalado en su bunker, descalificando cuando le parece bien (“los trogloditas con los que usted se reúne”) y sin aportar solución alguna más allá de las suyas tradicionales “si un autor no quiere que su obra circule, tendrá que no divulgarla. Guardarla en una caja fuerte y que no la oiga o vea nadie.” (http://www.enriquedans.com/2009/02/la-propiedad-intelectual-y-la-red-confirmando-teorias.html, comentario #13). ¡Esto si que es aportar soluciones!

Usted descalifica todas las iniciativas de Sinde, De la Iglesia y similares. Pues explíquenos cuáles son las soluciones que propone más allá de guardar las obras en cajas fuertes.

Como bien dice mi admirado Nacho Vigalondo en la última Redada (Redada 3, http://www.ustream.tv/recorded/11975027) “los que comprendemos como ha cambiado el modelo de negocio con el advenimiento de internet, debemos hacer más pedagogía”. Si Bardem solo llega hasta los tomates, debemos explicarle a Bardem que no es lo mismo la propiedad intelectual que los tomates, NO INSULTARLE O REIRNOS DE ÉL.

007
EBC
18.01.2011 a las 10:16 Permalink

Yo lo resumiría en pocas palabras: “Decid lo que queráis, pero lo que desde hace siglos ha sido mio debe seguir siendo mio y no estoy dispuesta a modificarlo. Esto sólo se moverá si me daís lo que yo considero que me pertenece.” Puro inmovilismo.

008
MAik
18.01.2011 a las 10:16 Permalink

Yo tengo que revisar las correas de mi carruaje…

009
Soul Survivor
18.01.2011 a las 10:23 Permalink

Cuando el leido el original de la superministra he sentido autentica irritacion, y es que si el articulo al completo es vergonzoso (creo que su respuesta en este post es muy correcta) hay una linea que me ha irritado sobremanera y solo me hace pensar que o la ministra nos trata como a tontos (cosa muy probable) o ella es tonta profunda: La frase en cuestion es “(…)Los ciudadanos del siglo XXI tenemos la percepción no solo de que Internet es nuestro, sino de que nuestras opiniones cuentan más allí que en el espacio físico donde desarrollamos nuestras insatisfechas vidas. Podría decirse incluso que para muchos sus vidas virtuales son mejores que las reales.”

Y aqui lo dejo porqu eme voy a poner a decir tacos en insultos hasta que rompa el teclado…voy a seguir con mi “insatisfecha” vida…

gracias enrique por la respuesta a semejante conjuto de sandeces…

010
Esteban
18.01.2011 a las 10:25 Permalink

Ayer, en una entrevista de Julia Otero a Luis Tosar, se quejaban de la “piratería” como uno de los males de la industria cinematográfica española. Decían que en Francia se protege al cine francés frente a las “major” de Estados Unidos, con mayores cuotas de pantalla en los cines y con la lucha contra las descargas en Internet. Se lamentaban (“es incomprensible”, decían) que España estuviera al nivel de los países asiáticos en permisividad respecto a las descargas.
Lo que realmente resulta incomprensible es que todavía gente como Julia Otero, una referente, al menos hasta cierto punto, de la radio en España, y toda una profesional, siga conociendo sólo una parte de la cuestión, pues habla como si nunca hubiera leído una línea de Enrique Dans u otro autor en esta línea. ¿Cómo puede una profesional de los medios estar tan fuera de onda?. Pero lamentablemente es muy común. Documentarse un poco para luego discutir y opinar, es lo mínimo que se puede pedir, ponerse en contexto. ¿No lo ha hecho en su carrera respecto a otros temas?

011
turin
18.01.2011 a las 10:28 Permalink

Creo que no entendeis correctamente a la ministra. Ella está en favor de la “pirateria” como la llama porque impulsa a la creación de obras geniales como la segundo parte del Quijote. Que malos son estos defensores del pillaje en internet. Pobrecita. (modo ironico off)

012
Roke
18.01.2011 a las 10:45 Permalink

Nuevos modelos existen, UV o la revista Orsai por poner ejemplos de medios distintos. Otros nuevos modelos se pueden crear, el problema viene cuando uno se encorseta con el pasado.

013
Alfredo Gómez
18.01.2011 a las 10:57 Permalink

Enrique, pienso que el nuevo modelo de negocio que elimina los intermediarios entre músico y oyente no puede ser extensible al mundo del cine a no ser que se invente algo que tecnológicamente lo permita de igual forma. Igualmente en el de la literatura.

En el mundo de la música, la venta de copias se puede suplir con conciertos, algo con lo que ganan más que con la copia. La Literatura y el Cine se basan el cobrar por copia. A no ser que inventen un PPV en Amazón o en la TV y el cine no se me ocurre otra cosa.

Además, el P2P se basa en que existe un modelo de negocio que es la venta de CD y la visita a los cines. Si los CD desaparecen y para entrar al cine hay que pasar por un escáner corporal, el P2P desaparecerá.

014
Tatere
18.01.2011 a las 11:17 Permalink

El eterno dilema, si las circunstancias cambian, por temas tecnológicos o cualquier otro factor, y el mercado se ve alterado, qué hacer con las industrias? dejar que se mueran por causas naturales o ponerles un suerito y conectárlas a las máquinas para que sigan viviendo artificialmente…hasta cuando? quién lo paga? y porqué no invertir todo ese dinero en ayudas para su transformación en algo qué el sea del interés del mercado? sinceramente no entiendo a qué jugamos…

015
Alberto Ortín Ortuño
18.01.2011 a las 11:39 Permalink

Estupenda respuesta Enrique. Yo añadiría algunas cosas más, pero por no extenderme… me remito aqui

016
iokin
18.01.2011 a las 12:01 Permalink

Efectivamente Sr Dans, existen errores de concepto. Hacer pan y cear son cosas algo diferentes. Quizás el problema es que igual que tú acusas a la ministra de no comprender el ámbito de las nuevas tecnologías deberías también hacer un esfuerzo por entender el arte o la creación más allá de un mero hecho “artesanal”…porque eso si que es volver no al siglo pasado…sinó casi puedes acabar remontándote a los siglos anteriores a Velázquez…y creo que no es plan ¿verdad?…si además necesitas contemporaneos que lo expliquen con claridad lee a Juan Antonio Ramírez…

017
Españolito Venido al Mundo
18.01.2011 a las 12:07 Permalink

Enrique. ¿Qué decir?

– Buen artículo, el tuyo.
– El de la Ministra de turno: Pues además de estar escrito en El País con un tipo de letra insufrible y molesta, parecida a la Times New Roman; al igual que el Quijote del que habla la Ministra de turno. Pues, la verdad, me ha recordado algo así como el cuento de “Caperucita Roja” o Caperucita y el Lobo, por no hablar de algo tan clásico de las madres y padres españoles:
Un niño fue solo al río, y se ahogo.
– Algo clásico en España. “Si amo”, “… usted que puede, que le dure muchas generaciones…, Etcétera y Etcétera.

En fin, que si se cree que todos los Internautas somo niños y nos peleamos entre nosotros como hacen los niños, los ancianos, y los adultos; allá ella. Las peleas de este tipo no son recomendables, se termina siempre mal con alguien y muchas veces recibiendo algún que otro golpe. Las pinturas negras de Goya dicen mucho sobre esto.

Resumiendo. Lo de siempre:
¡Qué sigamos comprándoles, como siempre; aunque “lo suyo” no valga nada, que nosotros no queramos, no podamos comprar lo suyo o no nos interese ya!

Saludos.

PD.
Después de leer, más bien ver, el artículo de la Ministra de turno, intragable. Y después de ir al sitio que dice la Ministra de turno; lo mas seguro es que esta noche me de una crema para las arrugas y una mascarilla para los ojos, antifaz incluido. Todo ello debido a que la letra de tipo “Times New Roman” me hace fruncir el ceño y hace que me salen arrugas. ¡Ese tipo de letra, ya no la usa, ni el BOE.

018
Mi Vida Es Privada
18.01.2011 a las 12:21 Permalink

#006 Montadito

Te recomiendo este Link:

http://www.filmica.com/david_bravo/archivos/010988.html#comments

Saludos.

019
spawn
18.01.2011 a las 12:41 Permalink

Excelente post.

Siguen empeñados en un negocio obsoleto y caduco. No se dan cuenta que igual que los que arreglaban las cunetas de la carretera, el lechero, el sereno,etc desaparecieron de la circulacion y aparecieron oficios nuevos. Ellos no ven los nuevos mercados que existen en internet ( amazon,netflix,etc ) y cuando de verdad se den cuenta se habran quedado en el camino.

Pero esto es España, como siempre ,anda tarde mal y nunca

020
Iñigo Irizar
18.01.2011 a las 13:00 Permalink

Hace años Gary Hamel identificaba a los negocios que “mueren” como aquellos en los que la dirección se aprende las respuestas pero se olvida de las preguntas.

Cuentan que el profesor adjunto de Einstein advirtió al premio Nobel que la pregunta del examen final de física era idéntica a la del año pasado y que así sería fácil aprobar. A lo que Einstein contestó que no le preocupaba; ya que la pregunta era la misma pero la respuesta había cambiado.

Para progresar en el debate, hay que reducir la importancia de las respuestas, y hacer mucho más hincapié en las preguntas. Entre otras cosas, como muy bien identifica Enrique, porque Internet no sólo afecta a la cultura, también a la industria, a las relaciones personales, a la creatividad, a la democracia, a la gestión, al conocimiento, la información, el debate, la participación…

Mucho ánimo, Enrique.

021
Antonio Castro
18.01.2011 a las 13:01 Permalink

Estamos siendo gobernados por la industria y por el mundo de las finanzas. Llámese “mercados”, “gran capital” o cualquier otro sinónimo de esa basura prepotente.

No sólo afecta a nuestras libertades en Internet, también nos van a meter mano a las pensiones:

* El 27 de octubre de 2010 Emilio Botín dijo sobre las pensiones lo siguiente: ¨Creo esencial abordar este tema, tanto para asegurar su viabilidad a largo plazo, como para enviar una señal clara e inequívoca a los mercados internacionales de nuestro compromiso con la sostenibilidad de las finanzas públicas¨.
* El 26 de noviembre de 2010, 37 grandes empresarios deciden que Zapatero es el problema y este los reune en la Moncloa consiguiendo una tregua a cambio de algunos compromisos.
* Ahora, casualmente, Zapatero dice que el sistema de pensiones no es sostenible. Una falacia que ATTAC España desmonta en http://www.attac.es/firmeza-en-defensa-de-las-pensiones-publicas/ Se trata de un negocio fabuloso para la banca.

Esto lo menciono para que se comprenda que el gobierno no nos representa:

No se puede razonar con Sinde. Es la mano de la industria de la cultura que se ha incrustado en un gobierno que ya no pertenece al pueblo.

El gobierno miente y engaña porque representa a esta gentuza y cuando intenta representarnos, lo zarandean y le recuerdan desde la industria quien tiene el poder.

Sinde no ha sido cesada porque no hay huevos. En la práctica, tiene incluso más poder que el propio Zapatero. Manejan el 4% del producto interior bruto, y tienen muchos amigos.

Hablar con Sinde no es hablar con una ministra. Es hablar con los que han secuestrado a un gobierno débil y corrupto.

http://www.ciberdroide.com/wordpress/el-fabuloso-negocio-del-secuestro-de-nuestras-pensiones/

022
Fede!
18.01.2011 a las 13:04 Permalink

#13, es cierto. Pero ahí el dilema sigue siendo el mismo: eliminar el intermediario. Es real que la copia física (el libro, la película) tendrán que seguir existiendo hasta que haya otro cambio de paradigma. Pero que no se puede hacer sin intermediarios es una mentira enorme. Lo que hay que hacer es brindar productos para los que la gente esté dispuesta a pagar.

Ya lo nombraron, pero ORSAI es ejemplo de ellos. Por qué más de 10.000 personas que no se conocen, compraron una revista que no existía, sin saber de qué se trataba, a un precio variable en todo el mundo cuando, además, el autor la colgó directamente en la web? Porque lo que valía era la revista en papel. Ahora, comprar Hola! ya no parece ser tan importante.

Lo mismo con las películas. Summerhood es un ejemplo de cine itinerante. Donde se junte un mínimo de gente, ahí va la película y la muestran en un “cine”. Por supuesto, no da 400 millones de dólares de recaudación. Pero tendrán que aprender a vivir con ello o armar un modelo de negocio que les permita seguir cobrando a los actores 20 millones de euros por trabajar 6 meses.

023
Montadito
18.01.2011 a las 13:06 Permalink

No te entiendo #18. Ya conocía lo que me enlazas, y conozco sobradamente los escritos de David Bravo y Javier de la Cueva.

024
Racano
18.01.2011 a las 13:20 Permalink

Alguien se acuerda cuando Radiohead paso de intermediarios y colgó un álbum enterito en su página web con la opción de bajarlo totalmente gratis y de “pagar” voluntariamente el precio que se considerara justo por él.
Resultó que en poco tiempo lo había descargado muchísima gente y que habían ganado mucho más dinero que lo que hubieran ganado publicandolo de forma tradicional.
Alguien por ahí tuvo que acojonarse y llamarles la atención porque poco después dejaron de permitir las descargas.

Unas preguntas a los enterados, de verdad quisiera saber las respuestas.
Por ejemplo, si me bajo un poddcast de siglo XXI de RNE3 a mi ordenador y lo escucho una y otra vez, es legal o no, será legal o no, es moralmente corrrecto o no, perjudica a los artistas o no.
Si edito dicho podcast y cojo solo la música que me interesa, es legal o no, será legal o no, es moralmente correcto o no, perjudica a los artistas o no.

Lo que esta gente no sabe es que cuando por fin consigan lo que quieren, la gente habrá dado un paso mas allá. Porque a lo que se tiende es a ya ni siquiera descargarte programas ni ningún otro contenido sino que se utilicen programas alojados en algún servidor y que son accesibles desde cualquier sitio.
Pronto no tendrá sentido bajarse una peli o una canción o una serie porque podrán ser visionados o escuchados directamente desde tu ordenador o tu móvil o incluso tu televisor. Serán básicamente bibliotecas virtuales inmensas. Qué diferencia hay entre esas y las bibliotecas reales que existen actualmente, donde un libro, una peli o un cd pueden ser utilizados por muchísima gente sin desembolsar un céntimo? (aunque seguro hubo más de un pedorro que auguró el fin de la cultura por culpa de las bibliotecas públicas).

Y esto me da otra idea, por que no cambiar la forma en que se subvenciona actualmente la cultura? pasar de te doy un millón de euros por hacer una peli que no verá ni dios, a te doy un millón de euros si hay un millón de personas que visiona tu peli en una de estas bibliotecas públicas virtuales?

025
Anonimo Perez
18.01.2011 a las 13:47 Permalink

Buena definición: “Un dinosaurio luchando contra la glaciación”

Estos dinosaurios, no van a parar hasta imponer sus métodos monopolistas, pero son incapaces de comprender que Internet es el ultimo resquicio de libertad que queda en el planeta y que están librando una guerra contra un medio que desconocen totalmente y cuyas consecuencias son imprevisibles.

Copiar y pegar ha existido siempre y existirá, la diferencia esta en que ellos si pueden usarlo en sus obras pero si lo hace un usuario es un sacrilegio.

De todos modos ¿Que podemos hacer nosotros si ponen al lobo a vigilar al rebaño?
Señora sinde, auto-financiarse su propia película (Mentiras y gordas) yo lo llamo trafico de influencias, ¿usted como lo llama? ¿Cultura?

026
Pablo Guil
18.01.2011 a las 13:51 Permalink

Si esta señora pone como ejemplo nada más empezar un texto sacado del Quijote, de hace CUATRO SIGLOS, es que no sabe en qué mundo ni en qué época vive, no es que no sepa, es que no tiene ni idea (y además no la quiere tener).

027
Mi Vida Es Privada
18.01.2011 a las 14:58 Permalink

Perdona #023 Montadito

Solo quería informarte, me alegro de que ya lo sepas.

Pido perdón a Enrique por llenar su blog de comentarios innecesarios, pero ya que has respondido tu. Pues que quieres, me has recordado una máxima de los Psiquiatras:
“Si quieres ser Psiquiatra, primero debes ayudarte, verte y protegerte a ti mismo, de todo, antes de intentar ayudar a tus pacientes”
Lo que es lo mismo: ¡Que antes de intentamos ayudar a los demás, antes debemos si no somos nosotros mismos los que necesitamos ayuda!

Nada más, me alegro de que estés tan bien informado.

Saludos.

PD.
# 013 Alfredo Gómes.
De lo intermediarios del “Cine”. Pues comprándose una Vídeo Cámara a un mínimo de 1280×720. Pues, creo, cualquier persona puede hacer reportajes, cortos y hasta películas que puede poner en Internet, ofrecer a Productoras, Etc. Etc.
¡No veas la pena que me da cuando en “La Tele” vio o adivino que muchos programas están hechos con las mastodónticas y viejas cámaras, Dinosaurios que diría Enrique. Las nuevas están sobre los 3.000 Euros en adelante, como diría un vendedor.
Ah, puede que sean productoras externas, y es que estos aparatos son carísimos y hay que amortizar los viejos y…
Fin de PD. Me repito: ¡Ayudar a los demás es bueno, pero no hay que olvidarse de uno mismo!

028
Hugo
18.01.2011 a las 15:15 Permalink

Señores, vendo aire. Exijo que me lo compren.

029
Miguel Ángel C.
18.01.2011 a las 16:37 Permalink

Viendo la intervención del señor Cerezo ( http://www.youtube.com/watch?v=33LVTi-rFcc ) ayer en los premios José María Forqué creo que la entrada de Dans no puede ser más acertada :(

030
enjuto_mojamuto
18.01.2011 a las 16:45 Permalink

También está muy bien la contestación que da a la ministra este artículo que retwitea Enrique: “Por diez años, señora Sinde, por diez años…” http://bit.ly/gqM5x2
Me encanta que entre otras cosas haga referencia y hable de lo de Tesla y Edison…

En cuanto a que la ministra nos pinta como bichos raros, ¿no era ella misma la que decía aquello de que “internautas somos todos”? ¿Se está insultando ella misma? ¿En qué quedamos? ¿O es que quiere decir que los raros somos los que en ésto estamos del mismo lado que Enrique Dans y otros que también entienden las nuevas realidades tecnológicas y piensan de nuevas maneras que no interesan a la ministra perteneciente a los lobbies constituidos por determinadas industrias y entidades de gestión?

Las situaciones “raras” las producen ellos cuando con sus despropósitos empujan a gente como yo a perder mi precioso tiempo contestandoles en la red en webs y en blogs como éste, cuando tengo cosas muchísimo más urgentes e importantes que hacer, pero que por desgracia pueden verse comprometidas por su empeño en intentar conseguir que los contenidos y materiales que necesito puedan continuar a precios y tarifas abusivos, o con acceso electrónico muy limitado o inexistente a los materiales de determinadas bibliotecas.

Recuerdo muy bien aquella gala de los premios Goya que los lobbies que he mencionado aprovecharon fantásticamente copiando descaradamente el esquema del “no a la guerra” (del que yo era y soy partidario) de otra famosa gala de los Goya, y dirigiendose a Zapatero, que había asistido, para pedirle que hiciera las mismas barbaridades que Sarkozy iba a hacer en Francia. Aquella gala debe estar grabada y me gustaría que vierais y escucharais atentamente el discurso que en ella le dirigio a Zapatero la que después nombró ministra de cultura, porque en ese discurso le pide a Zapatero literalmente y textualmente que tome las medidas que según ella ya se estaban poniendo en marcha en otros países para cortar las descargas (cuando ni siquiera se habían aprobado en los parlamentos, pero ella ya lo daba por hecho…).

Tal como dijo Enrique poco después del nombramiento de la ministra, fue como si nombrasen ministro de igualdad a un líder del Ku Klux Klan ( http://es.wikipedia.org/wiki/Ku_Klux_Klan ). Fue y es un golpe de estado digital y tecnológico involucionista de los lobbies de las entidades e industrias retrógradas y obsoletas de la propiedad intelectual basada en las copias.

Y desde entonces vivimos bajo el ciberfascismo, por mucho que lo quieran disfrazar o lavar su imagen, puesto que lo que están haciendo es inconstitucional, viola nuestros derechos y libertades fundamentales, y crea una administración paralela que constituye un estado de excepción (e incluso de sitio) permanente para la red, y una justicia paralela y privilegiada al servicio de los lobbies de los que hablo…

031
Enrique Dans
18.01.2011 a las 16:49 Permalink

#029: Gracias, Miguel Ángel, por sacar ese tema. La intervención de Enrique Cerezo (no lo olvidemos, la persona que ha realmente ha aupado a la ministra al cargo que hoy ocupa) ayer en los premio Jose Mª Forqué fue penosa y claramente reveladora de los males que aquejan a la cultura. Es una intervención que retrata magistralmente la caspa de una industria caduca, acostumbrada a vivir de la subvención y de un mercado que paga aunque nadie consuma. Ayer la vi, y mi reacción en Twitter fue automática: primero retuiteé a Antonio Delgado, y después, a medida que este iluminado subía el tono de su intervención, añadí el mío. Una verdadera pena.

032
Megustaerfurbol
18.01.2011 a las 17:38 Permalink

Que curiosa esta nueva Espania zapateril en la que Don Enrique Cerezo (el que fuera mano derecha de Jesús Gil), resulta que manda sobre el polémico Ministerio de Cultura. ¿O deberíamos hablar de “Ministerio de industrias culturales y furbolísticas“?

Enrique Cerezo, el presi del Atlético de Madrid…
Enrique Cerezo, el presi de EGEDA…
González Sinde, la Ministra de EGEDA…
González Sinde, ¿la ministra del Atlético de Madrid?

http://despuesdeg.com/2010/01/30/la-ministra-de-egeda-en-los-premios-jose-maria-forque/

http://sdehumo.net/blogs/actualidad/archive/tags/Cooperador+necesario/default.aspx

http://www.egeda.es/EGE_MostrarNoticia.asp?NmNoticia=365

http://noticias.lainformacion.com/estilo-de-vida-y-tiempo-libre/turismo/jesus-bonilla-a-lo-mejor-putin-es-del-atletico-de-madrid_TzWTQ2Z92reloku0EejT53/

033
Antonio
18.01.2011 a las 18:39 Permalink

Lamentable artículo de la Sra. Sinde, además, me juego lo que sea a que ella no ha puesto ni su nombre, estará redactado por un centenar de asesores [o publicistas] tratando de dar pena, convencer y tapar la mala imagen de esta impresentable.

Sr. Dans, de nuevo impecable, yo tampoco soy un bicho raro por usar la red.

Saludos.

034
Yo
18.01.2011 a las 19:21 Permalink

Pues sí, a la ministra se le da de miedo escribir Mentiras y Gordas

035
Mi Vida Es Privada
18.01.2011 a las 19:41 Permalink

Enrique…

De árboles como “Cerezos”, de “Aguerridas Esperanza” y otras cosas “Autonómicas Televisivas”. Déjalo… déjalo… Déjalo para más adelante.

Esos “arboles”, esas “Esperanza” y esas “Altas Torres de TV” caerán por la deuda.
Y si un Cerezo, una Esperanza y otras cosas o “entes” fueran un ciudadano normal; ya les habría embargado Hacienda, y hasta es posible que estuvieran en la cárcel. En España, lo de la cárcel no es seguro, en Alemania SI.

Y hablando de Alemania. ¿Habéis visto su celo para salvaguardar la intimidad de los ciudadanos? – Parece que la experiencia de Hitler les hizo comprender que no es bueno que haya algún “ente” que controle lo que dicen o hacen sus ciudadanos.
¡Un aplauso por Alemania!

Los Cerezos florecen en primavera. Y si empezamos a dar la vuelta al mundo florecen de forma continuada y hasta se van muriendo y desapareciendo.

¡Claro qué: No hay que ponerse tristes, después de un Cerezo viene “Otro Cerezo”!

Saludos.

PD.
Iba a poner que las tienen bien cogidas por el C…ñ…; perdón, Moño. Pero, se me ha olvidado.

036
PSG
18.01.2011 a las 20:22 Permalink

Mi primera reflexión a la vista del virulento debate provocado es que las nuevas tecnologias nos han traido la versión 2.0 de las dos españas, no cambiamos, eso si evolucionamos a entornos digitales y/o virtuales pero creo que en el fondo de la cuestión subyacen esos 2 códigos genéticos tan ibéricos como antagonistas. Podemos seguir cada uno en su trinchera disparando al aire para mantener satisfechos a sus seguidores, como creo que es el caso del Sr. Dans, o intentar ser algo más constructivos aportando ideas creativas, que para algo se autocalifica como creador, al debate. Quizás tengo un concepto de creador anterior al 2.0, o quizás no valoro a los creadores oportunistas de opinión, que efectivamente es otra arista de la creación. En cualquier caso, el artículo de la Sra. Gonzalez Sinde me parece muy coherente, bien documentado, respetuoso y certero, porque creo que en esta guerra si hay alguien que se beneficia por encima de las partes, es la industria que lo permite y no me estoy refiriendo precisamente a la industria cultural. Sinceramente, no entiendo por qué levanta tanta indignación que se cierren las 200 webs que se lucran con el trabajo de creación ajeno. Sr. Dans ¿que le parecería que la publicidad de su blog que con tanto cuidado selecciona y etiqueta de premium en sus tarifas la facturara una de estas webs que se dedicara a enlazar todos sus contenidos a sus sites? Pues creo que la cuestión es así de sencilla, usted como creador debería entenderlo. Creo que cultura y nuevas tecnologias desde hace tiempo unieron irremediablemente sus destinos y usted, como experto en nuevas tecnologias debería sumar y no torpedear. Sinceramente, me parecen mucho más ejemplares planteamientos abiertos y constructivos como los de Alex de la Iglesia que los que salen desde las posiciones que usted defiende. Para terminar y al hilo del excelente artículo de Amador Fernández-Savater, que usted destacaba el otro día, no se realmente cual de las dos partes tiene más miedo. Un saludo.

037
Montadito
18.01.2011 a las 20:45 Permalink

@Mi Vida Es Privada:
como parece que has intentado hacer de psiquiatra conmigo, comienza por aplicarte el cuento a ti mismo…

038
Gorki
18.01.2011 a las 21:10 Permalink

Pues decir lo que queráis la Sinde ha evolucionado mucho en su forma de pensar. Basta ver de que principios partió http://www.abadiadigital.com/articulo/gonzalez-sinde-para-que-necesitamos-adsl-a-no-se-cuantos-gigas/

Yo creo que en una docena de años avanzando de esa forma se pone al día.

039
Victor
18.01.2011 a las 21:14 Permalink

Mi abuelo tenía una librería y una imprenta manual. Desde el desarrollo de la imprenta industrial se le acabó el negocio y se quedó sólo con la librería, la cual ha ido decayendo hasta desaparecer.
Qué lastima que no viviese esta época, ahora podría exigir que le mantengamos las cifras de negocio entre todos vía subvenciones o canon. ¡Cada libro impreso en maquina automática debería pagar un canon a las imprentas manuales!

040
Albert
18.01.2011 a las 21:39 Permalink

Hola

Después de leer todo esto, estoy por pensar que esta Ministra es una INFILTRADA del PP, para torpedear al psoe de cara a las próximas elecciones, es que no le veo otra explicación. :-))

Salut

041
Carlosd
18.01.2011 a las 22:27 Permalink

Es divertido ver como la Sra. Sinde nada contracorriente.

No vale la pena discutir con un necio, salvo para reirse de el y eso es lo que nos está permitiendo con este esperpento.

Animo Enrique, dales caña, diles que no jueguen con fuego que se van a quemar.

042
enjuto_mojamuto
18.01.2011 a las 22:42 Permalink

Me acabo de dar cuenta de una cosa.

Fijaos en ésto que señala Enrique:

“Una ministra que asume directamente y da por buenos clichés que hablan de una generación hastiada, de usuarios de la red disfuncionales y con vidas insatisfechas, afectados por un aparente desánimo proveniente de todo tipo de crisis, que se sumergen en la red para evadirse de su triste realidad…”

¿No recuerda quizá en cierto modo al retrato “de brocha gorda” (lleno de tópicos, exageraciones, lugares comunes, generalizaciones y clichés imprecisos, equivocados y erróneos) que hace de la generación actual de jóvenes en su película “Mentiras y gordas”?

Me recuerda a cuando los americanos nos sacan a los españoles o a España en sus películas pintandonos con cantidad de tópicos y clichés falsos, turísticos y anticuados, y nos mezclan y confunden con México y los mexicanos, y mezclan y confunden las fallas de Valencia con las procesiones de Sevilla (hubo una mezcla así en una película) o los encierros de los sanfermines de Pamplona. En la película “En el punto de mira” metían las calles de una ciudad mexicana haciendolas pasar como pertenecientes a Salamanca, si total los gringos no se iban a dar cuenta cuando vieran la película…

¿Quiere Sinde ir de “supernanny” paternalista con las generaciones actuales? ¿No será que es ella la que tiene un problema y está llena de frustraciones extrañas?…

Bufff, cada vez me da más miedo esta gente, a ver si va a ser como ésa que salía en “Misery”, de Stephen King… :-( :-S

043
Atencion a creadores intermedarios y demás.
18.01.2011 a las 23:11 Permalink

Solo dos cosas:

Soy el cliente, y el cliente tiene siempre la razón.

Y dos: yo no tengo problemas, el que tenga problemas que busque soluciones.

044
Clara
19.01.2011 a las 00:43 Permalink

Creo que el disparatado artículo de la ministra Sinde en El País ha sido escrito por ella misma (cuando menos parcialmente) pues está plagado de incoherencias y esto es lo habitual en ella.

O quizás las incoherencias no son tantas… pues habla de hacer la revolución, en plan bolivariano, y sin confundir al enemigo, que “es otro” como diría el propio Hugo Chávez (que tampoco se calla)…

Sin embargo el mensaje de Sinde aunque bolivariano no es “paternalista” como el del venezolano Chávez sino mas bien “maternalista-parvulista” pues González
Sinde entiende que los españoles, y en especial los internautas, somos como unos niños de parvulario y que necesitamos entonces de una madre putativa culta, inteligente, preparada… que nos enseñe y proteja a todos. Y, sobre todo, que nos indique cual es el buen camino a seguir…

Ya lo decía el sorprendente cineasta Nacho Vigalondo que contra los internautas “hay que ser didácticos”…

http://www.ustream.tv/recorded/11975027

Pero lo que parece verdaderamente peligroso a estas alturas no es lo que digan o escriban en El País las Sindes o los Bautistas, que carecen tanto de credibilidad como de prestigio o autoridad moral, sino el quijotismo anti Internet que encarnan ahora otros personajes bastante menos conocidos por el gran público pero de intachable reputación profesional como es el caso del jurista Artemi Rallo, presidente de la Agencia de Protección de Datos quien, por ejemplo, no duda en afirmar públicamente: “A muchos ciudadanos les causa incomodidad o perjuicios que se conserven sus datos en una página web y que puedan ser recuperados por los buscadores con carácter universal” (…) “Lo deseable sería que Google, en lugar de pleitear sobre el ámbito de aplicación de la ley, diera una respuesta tecnológica para garantizar los derechos de los ciudadanos”…

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Google/enfrenta/Espana/borrado/datos/personales/elpepisoc/20110118elpepisoc_3/Tes

Y tiene, aparentemente, toda la razón. Es por ejemplo el caso de Jean-Claude Duvalier conocido como Baby Doc, el ex dictador haitiano e hijo de su padre François Duvalier (Papa Doc), el terrorífico ex dictador de Haíti. Baby Doc, efectivamente, no puede evitar que cualquiera entre en Google u otro buscador de Internet y se entere de quien es él y quien fue su querido padre. Esto es francamente injusto y Google debería solucionarlo de inmediato. Y menos mal que Adolf Hitler no ha tenido hijos. La propuesta de Artemi Rallo no debe dejar entonces de tenerse en la máxima consideración: borrar la memoria de todo aquello que pueda resultar inconveniente o traumático para cualquiera. Una suerte de Alzheimer social selectivo en las redes del cual habría de encargarse Google desindexando (¡basta con quitar los enlaces!) con la ayuda de la ley Sinde, la Audiencia Nacional y la Agencia de Protección de Datos…

http://es.wikipedia.org/wiki/Fran%C3%A7ois_Duvalier

http://www.noticias.cr/news/el-ex-dictador-duvalier-regreso-a-haiti-25-anos-despues

045
Anónimo
19.01.2011 a las 01:06 Permalink

jajaaa, ya van dos comentarios que intento publicar, y que no sacan. En fin, no hay peor ciego…que el “dinsaurio” que no quiere ver el glaciar xD

046
Peritta
19.01.2011 a las 03:32 Permalink

6-Mayo-2009

Joer, pues se han lucido los de la SGAE.
Menos mal que a los de Antena 3 les ha dado por difundir la noticia porque si es por los de la prensa gubernamental ni nos enteramos.

Y es que el ansia recaudadora de esta gente no la padecen ni los agentes ésos de los parquímetros que han sacado, puede que para descargar de trabajo a los policías municipales no sea que alguno se les fuera a lesionar.

Bueno, pues los de la SGAE más.

Les cuento. Resulta que una madre logra convencer al tío Bisbal, ya que es paisano, para que de un concierto en Roquetas de Mar (Almería) con el fin de recaudar fondos para intentar curar a su niño chico que padece una rara enfermedad, a ver si en un laboratorio de Estados Unidos acaban de investigar la cosa.

Sin embargo el Delegado Provincial de los de la SGAE llamó a la buena señora y, al decirle ésta que estaba en una clínica entretenida con la rehabilitación de su niño, el hombre fue y en lugar de llamar más tarde, se presentó en la clínica a decirle a la señora que tenía que dejar una señal, por supuesto económica, porque si no iba y le cerraba el espectáculo benéfico.

Después del acto lo que tuvo que pagar la buena señora fue un diezmo medieval, es decir, 5.000€ del ala, a la Sociedad General de Autores en concepto de derechos de autor de las cancioncillas que cantara el tío Bisbal.

Dudo mucho que los 5.000 € ésos fueran a verlos los autores de las cancioncillas ni hartos de griffa, y si les llegan 50 eurípides ya se podían dar con un canto en los dientes. También dudo si el tío Bisbal paga un porcentaje anual a los de la SGAE en concepto de los mismos derechos de autor por cantarlas.

No sé si la señora pecó de ignorancia al no preguntar a los autores si cedían altruísticamente sus derechos, pero es que también dudo que el que amenazaba con cerrar el espectáculo hiciera intención de ir a preguntarles.

Hoy nos hemos enterado que el recaudador para Almería de los derechos de autor, perdón, quise decir de la SGAE, es de profesión juez y a ratos libres se dedica a recaudar, como el Scheriff de Nottinham, impuestos, tasas y derechos

no sé si a comisión.

Oiga, como Los Miami o los de alguna maffia rusa o albanesa que se dedican al cobro de impagados. Jua, jua, jua. El mundo alrevés tío Andrés.

Espain is diferent.

Total que ahora andan los de la SGAE queriendo devolver el dinero, no sé si extorsionado pero desde luego que obtenido mediante amenaza, de cierre y de sanción, y no sabemos si la familia se lo querrá coger o tal vez les de vergüenza

ajena.

http://www.telefonica.net/web2/peritta

047
Nolo172
19.01.2011 a las 07:52 Permalink

Entiendo que se pueda discutir cualquier acto de gobierno que afecte a temas economicos (subvenciones, cánones, tasas, desgravaciones, nuevos impuestos, aumentos o reducciones para algunos sectores), o leyes que afecten derechos y libertades de la sociedad.

Pero respecto de los autores, al publicar con licencia creative commons Enrique y quienes utilizan esta licencia parten de una premisa fundamental: el autor decide las condiciones para la difusión de su obra (podeis comprobar las condiciones de la licencia creative commons haciendo clic en el logo al final de la página).

Por eso no entiendo la crítica a los autores que eligen libremente otras condiciones para difundir su obra, incluyendo el modelo en el que hay una industria que los financia.

El uso de internet sigue consistiendo en dispositivos y acceso vendidos por empresas privadas, así que seguimos relacionándonos con muchas industrias.

Un saludo.

048
Joaquin
19.01.2011 a las 09:23 Permalink

Gracias enriq por representar el pensamiento de muchos, eres nuestra voz en la red, q no decaiga tu empeño en hacer cambiar la mentalidad de esta gente o la de zp para q haga un cambio en el ministerio de industria cultural

049
Bosetuno
19.01.2011 a las 09:30 Permalink

Para *39 Victor:

La comparación que haces con la imprenta de tu abuelo sería equivalente a que la industria de manufactura de CDs (físicos) exigiera una compensación. Que yo sepa, a dia de hoy, ninguna de estas industrias ha hecho ninguna reclamación. Quien reclama es la industria del contenido, no la del continente.

Para *43 Atencion a creadores intermedarios y demás:

Si no pagas no eres cliente, así que no te van a dar la razón a menos que lo hagas. Y no vale pagar a Rapidshare para considerarte cliente de la “industria cultural”.

Saludos

050
TupperMenu
19.01.2011 a las 09:34 Permalink

No se puede poner barreras al mar.

051
Overflow
19.01.2011 a las 09:38 Permalink

Gran post de Enrique (otro más) como respuesta al amasijo de clichés expuestos por la ministra (por cierto, que recurrir a los tópicos es el primer indicio de ignorancia).

Sólo querría destacar una pequeña perla semántica que deja en su exposición la señora González Sinde:

“Internet y la digitalización no son un simple salto tecnológico más, sino una descomunal mutación cultural, económica y política sin precedentes.”

“Descomunal mutación”, no habla de evolución sino que utiliza una palabra a la que solemos asociar malformaciones genéticas y demás peligros que siempre se encargan de recordarnos las películas de ciencia-ficción.

El problema, Sra. ministra, es que en este caso, el cancer sois vosotros, empeñados en equipar la naturaleza de la propiedad intelectual con la física (por supuesto, para sacar pasta) y ejerciendo de sumos Sacerdotes y Hacedores de la cultura nacional.

Afortunadamente la realidad es terca.

052
José Gustavo López Sánchez
19.01.2011 a las 10:15 Permalink

Por favor, gracias a Internet y da la sensación que en El País dejan pasar los comentarios… No tienen desperdicio… La señora Sinde (creo que su abuela no estaría orgullosa) debería plantearse seriamente dejar todo este tema y ser honesta consigo misma, solo con leer los comentarios serios.

A esto nos conduce la política cuando se practica sin escrúpulos. Una ministra absurda que no la cambian porque nadie con dos dedos de frente e integridad haría este papel de defender lo indefendible. Que además no servirá para evitar piratería… pero sí para que JAMÁS EN LA VIDA se me ocurra pagar un céntimo por productos de ciertos autores. Se están retratando y están fomentando que me convierta en pirata… es más, si lo pienso bien, son tan absurdos que no tendrán el honor de ser pirateados.

Bueno, Enrique, tu Post va en la línea de los últimos tiempos. Realmente te debemos agradecer (porque es gratis y parece que no obstante lo haces, qué bicho más raro!!) el esfuerzo que haces. A ti y a muchos de esos con “insatisfechas vidas” que comenta la ministra (sin M) que ocupa un Ministerio. No está a la altura.

Vivo a diario lo que muchas veces se ha llamado “brecha digital”. La vivo en el trabajo y me cuesta disgustos porque hace el día a día en el mundo actual enormemente ineficiente. Mi labor es evitar esto (informática, procesos y gestión del cambio)… pero de verdad que la brecha es profunda.

¿Nos podemos permitir esto en un Ministro/a? NO, ROTUNDAMENTE NO. Esté elegida por el pueblo, por Dios, o por quien sea. Es decir, independientemente del sistema de gobierno, hay que conseguir que un gobernante sea una persona capaz de distinguir entre lo correcto y lo incorrecto. Lo político no debe afectar a temas como un plan hidrológico, el planteamiento regulador de la mayor revolución en la historia de la humanidad que es Internet, etc. ¿Nos gobernará alguna generación que tenga esto claro? Por desgracia no creo que eso lo vean mis ojos.

053
Antonio Castro
19.01.2011 a las 11:06 Permalink

La ministra llegó a decir lo siguiente: “…para muchos sus vidas virtuales son mejores que las reales”·

Me parece un poco fuerte, creo que eso encaja con algún tipo de Troll muy enfermo, pero no con un Bloger, aunque para esta señora todo Internet es la misma mierda, y nuestras razones, son mero ruido. Continúan instalados en la actitud faltona, arrogante, y prepotente.

Vengo diciendo que no basta protestar desde los Blogs. Hay que hacerlo desde la calle. Nuestro clamor en la red está llegando a una gente que toma decisiones con los oídos cerrados a Internet, son analfabetos tecnológicos y les sobra La Red de Redes, que para ellos solo aporta basura a este mundo.

054
El Pregonero
19.01.2011 a las 11:41 Permalink

Noticias: DESENGAÑO, DESENGAÑO A ESPUERTAS

Desengaño entre muchos Internautas por un artículo, presuntamente escrito por una tal “Menestra De Turno”
Aunque algunos Internautas elogian que se hable de Cervantes y del querido Quijote. Libro del que se puede echar mano para sacar toda la Filosofía del Español, Española incluida, así como de la vida en España…
Otros lloran el olvido de otros insignes escritores Españoles como Quevedo, y ponen el siguiente Link como Ejemplo: http://www.angelfire.com/in/alga/quevedo.html

El Pregonero, copia y pega extractos amparándose en el derecho a la información:
……………………………………………
……………………………………………
Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece,
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.
Puto es el gusto, y puta la alegría
que el rato puteril nos encarece;
y yo diré que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mía.
Mas llámenme a mí puto enamorado,
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado,
si de otras tales putas me pagare;
porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas.

FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645).

El Pregonero no se hace responsable de que Don Francisco de Quevedo escribiera esto.
Y si existe algún Copyright o derecho. El Pregonero ruega al Ministero de Cultura la mayor información posible para subsanar el “Error” y mejorar la noticia.

EL Pregonero seguirá informando con el rigor y la seriedad que le caracteriza.

SEGUIREMOS INFORMANDO…

055
Gorki
19.01.2011 a las 12:17 Permalink

#047 Nolo172

Los que opinan que “los autores que eligen libremente otras condiciones para difundir su obra”, no quieren entender que nos guste o no, sea legal o no, cualquier cosa que esta en Internet es susceptible de ser copiada y si que si realmente interesa a alguien la copiará en la intimidad de su hogar, pues todos podemos hacerlo. Igualmente todos los contenidos de texto imagen y vídeo, son susceptibles de ser digitalizados sin gran esfuerzo por cualquiera con los medios que habitualmente tenemos todos los internautas en nuestras casas.

Así pues, como bien dice Enrique y recuerda #6 Momtadito “si un autor no quiere que su obra circule, tendrá que no divulgarla. Guardarla en una caja fuerte y que no la oiga o vea nadie.”, pues de otra forma corre un riesgo cierto de ser copiado digitalmente.

Igual pasa si no quieres que te roben tu dinero, no basta que haya una ley que penalicen la acción, si tu dinero lo dejas en medio de la calle, no te extrañe que te roben, tu deber es protegerlo personalmente exista o no una ley que penalice el robar, y no porque lo diga Enrique o yo, sino porque es de sentido común.

La única y gran diferencia, es que en este segundo caso tu pierdes el dinero, mientras que en el otro caso no pierdes el objeto, porque solo lo COPIAN, no te arrebatan el original que sigue siendo de tu propiedad, por tanto la acción puede ser delictiva, (si así lo indican las leyes), pero no será nunca un robo.

056
Miguel
19.01.2011 a las 12:36 Permalink

He leído en la Aldea Irreductible un símil que me ha encantado: La SGAE, Sinde y su ministerio son Edison; la red es Nikola Tesla. El mejor producto, la corriente alterna, se quedó en el olvido mientras Edison se forraba sin hacer nada gracias a sus licencias y patentes.

057
Nolo172
19.01.2011 a las 14:01 Permalink

#55 Gorki

Se entiende perfectamente que todo lo digitalizable puede ser copiado. Desde que tienes itunes y las demás tiendas digitales, o se venden archivos sin que exista un objeto físico, o ni existe una venta directa, como en la música con Spotify en el modelo básico.

Estarás de acuerdo conmigo que si con la copia no se pierde el objeto, quien obtiene la copia gana un valor. Hoy el discutible canon ampara una copia privada, pero no la descarga, y creo que sobre ese valor no retribuído vendrá el debate futuro.

Un saludo.

058
Bosetuno
19.01.2011 a las 14:35 Permalink

Llevo años leyendo blogs y artículos acerca de la propiedad intelectual e internet. Y llevo años leyendo lo mismo que no es mas que una abstracción absurda de la una realidad extremadamente compleja y con muchisimos mas factores y agentes de los que se mencionan tanto de un lado como de otro.

En general Enrique creo que no aportas nada nuevo aunque lo que dices lo explicas muy bien.

Tal como veo yo la situacion tenemos dos frentes: La industria de la “Cultura” haciendose eco de la inminente desaparición de ésta por un lado, y en el otro los usuarios de internet aduciendo que la cultura debe ser de libre acceso.

Todavía no he leido en ningún sitio un hecho que me parece obvio. No estamos hablando de Cultura. La cultura, o los contenidos culturales no forman parte de ninguna industria (aunque alguna haga uso de ella). La cultura reside en museos, bibliotecas, fundaciones, auditorios, etc. Y todos estos lugares tienen una cosa en común, se financian bien de de administración publica o de donaciones de elementos privados, pero en ningún caso su mision es la de generar beneficios. A y así debe ser. La cultura no debe perseguir beneficios economicos para poder mantenerse libre y así poder ser autentica cultura. Por eso existen infinitud de premios, becas y subvenciones a las actividades culturales.

Por el contrario, cuando hablamos de la piratería en internet estamos hablando de la industria del entretenimiento pura y llanamente aunque en algunos casos pueda poseer cierto valor cultural. Lo gracioso del asunto es que ambos frentes se benefician del hecho de denominar “cultura” a esta industria del entretenimiento. Unos aducen que será el fin de la cultura con su valor, y los otros aducen que todo ese valor debe ser para todos. Esta claro que visto así todos tienen razón, solo que nos estamos equivocando de objeto.

059
Top Secret
19.01.2011 a las 17:31 Permalink

El verdadero artículo de la Ministra de EGEDA decodificado, descifrado y traducido subliminalmente por un amigo de Rafapal.

Lo confieso: me llamo Ángeles Gozalez Sinde y pertenezco a una antigua estirpe reptoide.

“Por parte de vos, Miguel de Cervantes, nos fue hecha relación que habíades compuesto un libro intitulado El ingenioso hidalgo de la Mancha, el cual os había costado mucho trabajo y era muy útil y provechoso (…) Os damos licencia y facultad para que vos, o la persona que vuestro poder hubiere y no otra alguna, podais imprimir el dicho libro (…) So pena que la persona o personas que sin tener vuestro poder lo imprimiere o vendiere: o hiciere imprimir o vender, por el mesmo caso pierda la impresión que hiciere, con los moldes y aparejos de ella: y más incurra en pena de cincuenta mil maravedís cada vez que lo contrario hiciere… Fecha en Valladolid a veinte y seis días del mes de Septiembre de mil seiscientos y cuatro años. Yo el Rey.”

El fragmento anterior, que se puede encontrar en El Quijote interactivo (www.bne.es), es parte del trámite legal de toda publicación en 1604 (en España y parte del extranjero). En esa licencia ya se establecen muy claramente puntos que hoy nos resultan parte de nuestra familia: no solo que el único propietario de los derechos sobre El Quijote es Miguel de Cervantes y no los intermediarios, sino que la obra es fruto de su trabajo y no de los intermediarios. También indica que solo el autor y no los intermediarios tiene capacidad para ceder esos derechos exclusivos de reproducción y comercialización de su obra a terceros y, lo que es más importante, expresamente advierte sobre una MULTA CUANTIOSA Y ASUSTANTE para quien imprima o copie la obra sin permiso en discos duros, DVDs, memorias USB, etc..

Y es que la cuestión de los derechos de los autores no es ni mucho menos nueva. Con cada cambio tecnológico (en 1604 se trataba de la aparición del maravilloso invento de Gutenberg), los derechos de los hombres y mujeres sobre sus creaciones (incluídos sus propios hijos) han atravesado una enorme sacudida y ahora hasta existe el derecho de voto para las mujeres incluídas las ministras.

Hoy, todo el mundo puede acceder gratuitamente a esta obra de Cervantes gracias a Internet (felizmente el tiempo no ha pasado en vano, ver El Quijote interactivo disponible en http://www.bne.es).

Sin embargo, cada generación considera que el suyo es un tiempo nuevo y que no tiene obligación de recordar que fue la maldita piratería de Internet la que empujó a Cervantes a escribir la segunda parte de su novela. O que fue la maldita piratería en Internet, tan frecuente en el cine mudo (otro salto tecnológico hacia el silencio), la que acabó con cineastas innovadores como Méliès. También contra la maldita piratería en Internet y a favor del respeto a los derechos de intermediación de las multinacionales del sector reptoide lucharon desde Beaumarchais a Immanuel Kant o, ya en el siglo XX, Mark Twain, hasta el punto de que el término “pirata informático” en esta acepción fue popularizado por el autor estadounidense.

Lo que diferencia el debate de los tiempos de Cervantes, Beaumarchais o Mèliés del de hoy es que Internet y la digitalización no son un simple salto tecnológico más, sino una descomunal mutación cultural, económica y política sin precedentes promovida sin duda contra los reptoides, que son nuestros auténticos amigos…

La pérdida de los públicos (que ya no quieren pagar por ver malas películas), la crisis de las instituciones (como el caso del Ministerio de Cultura de España), la indiferencia hacia la política de Zapatero, la precariedad de nuestros vínculos laborales o personales por culpa de Google, Twitter y Facebook, la incertidumbre y la desconfianza hacia nuestra economía provocada por la ministra Salgado, sumadas a una economía de mercado anti reptoide que huye de las reglas, hacen de Internet en el imaginario de nuestro Ministerio de Cultura una importante alternativa al orden de cosas que conocemos.

Una alternativa atractiva y aparentemente viable para la Coalición de Autores e Industrias de Contenidos que entendemos que nos pertenece y que se ha convertido en una extensión de nuestros cerebros reptilianos y de nuestras casas “MATRIX”. Pensamos en el Ministerio de Cultura español que la Red es de las pocas cosas que no tienen dueño, y queremos apropiarnos de ella pues sentimos así que viene a cubrir ese vacío inmenso que percibimos en un mundo que ha de ser nuestro y en el que entendemos que solo el poder tiene sentido, aunque no sepamos muy bien a qué achacarlo.

Los ciudadanos del siglo XVII (quiero decir XXI) que trabajamos en el Ministerio de Cultura español tenemos la percepción no solo de que Internet es nuestro, sino de que nuestras opiniones cuentan más en la España de ZP que en el espacio físico donde desarrollamos nuestras insatisfechas vidas. Podría decirse incluso que para muchos como nosotros nuestras vidas virtuales dentro del Ministerio de Cultura, totalmente aislados de la realidad, son mejores que las reales.

O al menos que su presencia, su mera existencia, cuenta mucho más. Por ello, apropiarnos de Internet nos ofrece alternativas a la realidad que podemos construir con nuestras manos al servicio de este Ministerio de Cultira reptoide de España. Durante el rato que estamos conectados a nuestros ordenadores en el Ministerio de Cultura, dejamos de ser meros funcionarios del Estado para volver a ser, como antaño, creadores de grandísimas obras como “V” Invasión extraterrestre o, mas recientemente “Mentiras y Gordas”.

Si perder un poco de popularidad es el precio que hay que pagar a cambio de una vida sin instituciones convencionales, sin normas heredadas y sin CCOO, etc., nos parece barato volar hasta Mallorca. Menos seguridad en los aeropuertos por más libertad para volar a donde queramos es la fórmula acuñada por Zygmunt Bauman para definir estos tiempos de incontinencia urinaria. Al fin y al cabo, hacía mucho tiempo que no nos sentíamos miembros de una comunidad tan poderosa: los reptoides.

Que estas semanas el debate sobre la Red sea descafeinado no debe, por todo ello, sorprendernos. Es mucho dinero el que hay en juego. La revolución social se hará contra la Red o no se hará (como dijo el gran André Malraux), parecen creer muchos, sobre todo esos jóvenes hastiados de porros y de una sociedad en la que no se reconocen cuando miiran a ZP y al Ministerio de Cultura y en la que encuentran poco o ningún espacio para la expresión y la participación que ahora nosotros los reptoides también limitaremos en Internet hasta extremos inimaginables.

Hasta aquí todo se entiende. Lo que quizá sorprenda a un observador del futuro reptiliano que mire atrás es el protagonismo que, al menos en nuestro país, el debate de Internet ha generado en la figura incontrovertible de mi misma, Ángeles Gonzalez Sinde: gente de la cultura reptiliana versus Internautas.

Los intermediarios que medran con los derechos de autor explotando a los verdaderos creadores y autores son percibidos ahora como palos en las ruedas que pretenden detener el avance del progreso, el avance hacia ese cambio social anti reptiliano, y no tanto como una realidad que conlleva la transmisión y control mental de nuevos valores reptilianos que tanto necesitamos y que la Red parece rechazar frontalmente.

Digamos que esta es la sinopsis de la película Sinde-Psicosis, pero algo falla porque la narración no avanza hacia el cambio de modelo reptoide ni de negocio reptoide ni de sociedad reptiliana.

Y es que el antagonismo parte de un falso supuesto que genera un problema grave de estructura en este guion que yo, Angeles Gonzalez Sinde, he escrito por amor a la causa y al dinero: la identificación del antagonista reptiliano. Mientras el héroe (los usuarios de la Red, el mítico internauta Enjuto Mojamuto) pierde tiempo y energía con el que considera su enemigo (la gente reptiliana de la usura cultural), el verdadero adversario, que no es otro que China, está en otro lado haciéndose más y más fuerte y esto es lo realmente bueno y esperanzador.

Pero esta función no ha hecho más que estrenarse, pues aunque parezca que siempre hemos vivido rodeados de pantallas y pantallitas, en realidad somos reptoides genéticamente hablando. De manera que todavía nos quedan por delante el segundo y el tercer acto. Y Venceremos, con “v”. VATICINO, con “v”, que en ellos ese falso antagonista reptoide -seres de la usuara cultural- se revelará como el aliado natural y verdadero del héroe -el anónimo y desinteresado internauta Enjuto Mojamuto-, y juntos encontrarán las fórmulas más eficaces para hacer de la Red ese espacio autónomo de creación, libertad y democracia controlado absolutamente por nosotros los reptoides desde el Ministerio de Cultura que ya todos sabemos que es (reptoide). Y protegerán, protegeremos, juntos a todos los reptoides de las verdaderas amenazas que son, me temo, muy distintas.

Esa ley SINDE que popularmente se conoce con el apellido de mi abuela SINDE no tiene por objeto ni controlar ni detener el progreso en la Red sino simplemente darle alas reptoides. De la misma manera que el propósito de las leyes de propiedad intelectual no fue nunca remunerar con justicia a los autores sino enriquecer a los intermediarios, velando por las necesidades e intereses de toda las grandes empresas del sector: proteger no las ideas para que crezcan las ideas sino todo lo contrario. Y a nuestra sociedad -a cualquier sociedad, pero más a la española, que cuenta ya con un inmenso patrimonio cultural en una lengua en expansión- le interesa estratégicamente (y esto lo digo no como ministra de cultura sino como estadista reptiliana) tener un tejido cultural reptoide fuerte, dinámico y diverso.

De los maravedíes al euro han sucedido muchas cosas y no comparo en vano la velocidad con el tocino, sin duda, pero creo que todos coincidiremos en que no fueron Cervantes ni sus colegas autores ni los actores de sus comedias quienes impidieron que llegásemos siglos después a Internet con una ADSL cara y lenta en España. Más bien fue al contrario. Las transformaciones metamórficas siempre se hicieron gracias al pensamiento crítico proporcionado por los reptoides. Lo lamentable no sería que los Méliès de hoy fueran erradicados de la Tierra como lo fue el gran cineasta francés o la peste negra cuando gigantes como Edison lo llevaron a la ruina a Nikola Tesla imponiendo un modelo de negocio que llevaba ¿anejo? un modelo no reptoide narrativo, estético e ideológico único.

Como no estemos muy atentos, eso es exactamente lo que ocurrirá con nuestra cultura reptoide. Cada vez menos gente podrá dedicarse profesionalmente a ella sin ser descubiertos y nos veremos abocados a un menú monofágico comiendo únicamente ratones, apenas unos pocos platos que gusten a pocos y ellos, los no reptoides, decidirán por nosotros en función de sus propios intereses sociales y culturales. Mucho ojo con esto.

Que Internet tiene que ver con democracia es algo que el Gobierno (del que formo parte) sabe bien y por ello intenta destruirla. No en vano impulsa cada año desde los Presupuestos Generales del Estado, y a través de Ministerios como Industria, Ciencia e Innovación, Educación y, por supuesto, Cultura, absurdas inversiones dilapidadores del dinero público para que España se quede atrás y esté entre los peores en el desarrollo de las TIC y en acceso a la Red. Por eso también ha sido la Ley de Economía Sostenible la que aborda en más de un artículo, además de la ya célebre Disposición Final, el impulso para promover una transformación que evitará la recuperación económica y nuestra competitividad internacional. Para que nadie mande sobre las ideas de nadie excepto nosotros los reptoides. Para que nadie imponga modelos a nadie excepto nosotros los reptoides. Para garantizar la convivencia de todos los derechos de los reptoides, pero, sobre todo, para favorecer el avance de la clase reptoide hacia una menor democracia con más voces reptoides y menos justicia para los demás.

060
vincha
19.01.2011 a las 18:14 Permalink

meneame recoge hoy un comentario de Albert Lladó en la Vanguardia sobre el articulo de la ministra ( cito el detalle para salvar la propiedad intelectual )
porque ya extendida la opinión y siendo tan propiamente intelectual no es propia de nadie, que ya lo es de todos.

Viene a decir el comentario que las referencias al Quijote y a la imprenta denotan que la cultura de la ministra o es floja o es continuación del guión de SU película- Mentiras y gordas – y que como intelectual no lo es propiamente. O sea QUE NO SE ENTERA-, pero MANDA; o mejor : POR ESO MANDA. sE VE QUE HACE FALTA UNA GRAN DOSIS DE IGNORANCIA para mandar en este pais de AHORA, simplemente CARADURA, impropiamente intelectual.

061
Miguel
19.01.2011 a las 18:49 Permalink

Lo que tiene delito es que, por alguna razón, haya que “proteger” el cine español, como si fuese un animal en peligro de extinción, con cuotas obligatorias de pantalla en los cines, subvenciones y demás. Francamente, una película no deja de ser un producto empresarial/cultural y está (debería) regida por una selección darwinista: si es bueno, sobrevive; si es malo, se muere. La única ventaja que tiene el cine americano es la económica, cosa de la que sólo pueden aprovecharse las películas de efectos especiales. Un drama urbano, una comedia de época, un thriller…todo eso puede hacerse sin efectos especiales y sin tanto dinero. ¿Cuánto costaron “Entre copas”, “Atrapado en el tiempo”, “Slumdog Millionaire” (¡hindú!)? Que se dejen de quejas y compitan, y si desaparecen no serían tan buenos. Que a Cervantes no le protegía la SGAE con cuotas de nada y ahí está.

062
NingúnOtro
19.01.2011 a las 21:56 Permalink

¿Y si en todo esto… la SGAE y compañía, aunque obtiene una zanahoria… no fuera más que un oportuno tonto útil?

Otra síntesis de más amplio espectro, sobre cuya lógica quisiera una opinión más informada:

Hay un detalle que se nos escapa, y no el menos importante… ¿quién actuaría como la parte denunciante en caso de proceder acciones, ya sean administrativas o judiciales contra una página web supuestamente infractora de derechos de propiedad intelectual?

Hasta ahora la parte actora, y que se jugaba sus cuartos bajo su responsabilidad, es el presunto derechohabiente o en su nombre alguna asociación privada encargada de la defensa de sus derechos. Si no les dan la razón… ¿para quién los gastos y eventualmente el marrón de una indemnización? Para el que pretendía tener derechos.

Si ahora la iniciativa la tiene la famosa comisión… aparte de la facultad (¡y el peligro!) de invertir la presunción de inocencia, agravando las posibles responsabilidades e indemnizaciones… si les dan la razón todos los beneficios son para el derechohabiente titular de los derechos de propiedad intelectual.

PERO, Y ES UN GRAN PERO…

¿Quién se come el marrón, presuntamente tremendo, si no les dan la razón cuando un vapuleado propietario de una página web tiene los cojones de defenderse hasta el final?

¿El supuesto propietario pasivo de los supuestos derechos infringidos? ¿o los sufridos presupuestos generales del estado que alimentamos todos con nuestros impuesto?

Si paga el estado…

1) A los legítimos propietarios de derechos infringidos les viene estupendamente.

2) A los falsos propietarios de falsos derechos infringidos les viene estupendamente.

3) AL GOBIERNO DE TURNO LE VIENE ESTUPENDAMENTE poder censurar por todo el tiempo que pueda alargar el procedimiento LO QUE LE DE LA GANA, aunque sea sin razón justificable aparente… pagan los presupuestos generales del estado a aquellos que tengan los cojones de insistir hasta el final. O sea que un grupo restringido usará todo el peso de la maquinaria de estado para FRAUDULENTAMENTE favorecer sus intereses y los de sus amigos… y la factura es para hacienda que somos todos.

Menudo chollo se montan los corruptos.

063
Gorki
20.01.2011 a las 00:23 Permalink

#056 Miguel
Eso de que Edison no hacia nada es una opinión un poco aventurada, yo creo que era un inventor que además tenía una gran visión comercial, lo que no es habitual en los inventores.

#057 Nolo172
Habremos de convenir que si todos en la intimidad de nuestros hogares podemos duplicar un fichero en un PC y extraerlo en del Pc para cederlo a otro, sea legal o ilegal, va a ser muy difícil, (por no decir imposible),que se consiga evitar la duplicación ficheros.

Supongamos que mañana se inventa una impresora capaz de duplicar indistinguiblemente el papel moneda. Es cierto que la copia de billetes está penada, pero crees que el Ministro de Hacienda se conformaría con aumentar las penas, o eliminaría los billetes de papel como documento de intercambio comercial.

Una ley por muy dura que sea, jamas evitará la duplicación y difusión de ficheros, por tanto, habrá que buscar otras soluciones al problema diferentes a la prohibición, porque esa ley no va impedir la proliferación de copias, nos guste o no.

El que las copias tengan valor o no, nada tiene que ver con el tema. A parte que el valor de un bien, es proporcional a su escasez y una copia de un fichero tiene un valor que tiende a cero, pues puede ser tan abundante como se quiera, de ello ya tiene buenos ejemplos las discográficas.

064
NN
20.01.2011 a las 02:02 Permalink

Que vergüenza, acabao de escuchar hace pocos minutos en el debate de 59segundos de TVE al señor Aldo Olcese y el hombre sigue criminalizando sin complejos a los internautas refiriéndose alas descragas con el término “PIRATERÍA”.

Ni siquiera respeta el título del debate ni lo que ha pedido la propia ministra González Sinde a la que se supone que Olcese sirve mas allá de su trabajo como lobbysta de la industria audiovisual..

Olcese es incluso peor, mas arbitrario y agresivo que Teddy Bautista. Y tampoco respeta a la justicia a la que quiere reemplazar por “comisiones especiales” mandadas por ellos mismos para que dejen fuera de juego a los jueces de verdad y puedan cerrar páginas d enlaces y buscadores como Google.

Sinde pide no llamar ‘piratería’ a las descargas

http://www.europapress.es/portaltic/sector/noticia-sinde-pide-no-llamar-pirateria-descargas-ilegales-porque-criminaliza-usuarios-20100331170412.html?bo=dp_tic

http://img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20101215121827.jpg

065
Krigan
20.01.2011 a las 13:09 Permalink

#57 Nolo172

Eso de que el canon no incluye las descargas es harto discutible. Legalmente ¿en qué se diferencian las descargas de cualquier otro caso de copia privada?

Por otro lado, si de lo que hablamos es de hacer negocio, tan sólo hay 2 posibles estrategias:

A- Basarse en que todo el mundo va a poder copiar la obra a coste virtualmente cero para su propio disfrute.

B- Basarse en que nadie va a poder copiarla porque si lo hace será castigado.

Antes era “sólo los impresores pueden copiar la obra, y estos no se van a arriesgar a infringir la ley porque una imprenta es cara y fácil de localizar”. Ese pasado ya no va a volver, así que sólo quedan las opciones que he señalado. Sin embargo, la estrategia B (que es la que sigue la industria) es absolutamente demencial. Por muy escritor famoso que sea mi vecino de la puerta de al lado, voy a poder copiar todos sus libros sin usar siquiera Internet, casi en sus mismas narices, y lo voy a poder hacer en mi casa o incluso en la calle, enfrente de la comisaría, con mi móvil que tiene wifi y Bluetooth.

El que siga la estrategia B no va a vender un pimiento. Te puede gustar o no, pero esa es la realidad. El objetar la estrategia A (decir que no se puede competir contra el gratix total (mientras te quejas de webs que compiten con éxito), decir que es inmoral (según tu moral, claro), decir que los autores tienen derecho a decidir si se copia la obra para uso privado (a día de hoy tal derecho no existe), etc), no sólo es un cúmulo de falacias, es de una irracionalidad suprema. No puedes objetar la estrategia A cuando esa es la única que tienes. Si la estrategia A no es viable, entonces nada va a ser viable, porque A es lo único que hay y lo único que habrá.

El semi-desconocido Konrath se está forrando a base de vender en la Kindle Store, otros todavía menos famosos venden incluso más que Konrath. J.K. Rowling por el contrario, no ha vendido ahí ni un sólo ejemplar de sus archi-exitosos libros de Harry Potter… porque se niega a permitirlo. Es la diferencia entre seguir la estrategia A y la B.

066
Ismael Varela
20.01.2011 a las 14:53 Permalink

En referencia al artículo firmado por esta Señora:
(…)En resumen esta mujer comienza con Cervantes y termina con el Ministerio de Industria, su conclusión es que Internet está lleno de insatisfechos que buscan en la red una vida que no tienen y construyen sobre la irrealidad y el anonimato. Y que roban, que enfrentan a dos industria y ese es lo que no cuenta, el verdadero problema de todo esto como regular la industria del contenido con la tecnológica.

La cultura no está contra los derechos de autor, ni esta red conspiratoria de insatisfechos faltos de valores está en contra de la cultura. La cultura es libre y pertenece al pueblo, el pueblo la aclama o la rechaza, ¿La industria? se aprovecha de ella, una élite que está perdiendo el control. (…)
Continua el artículo en el blog.

067
enjuto_mojamuto
20.01.2011 a las 18:20 Permalink

Joder, es la enésima vez en estos últimos años que en el Google Noticias me encuentro con mentiras y manipulaciones convertidas en noticias:

http://www.google.es/news/story?pz=1&cf=all&ned=es&ncl=d9ENsqnUl3rQz-MEPLRP4jc7O2lfM&topic=e

Tendré que quitar el Google Noticias (o personalizarlo) como página de inicio de mi navegador, aunque ya sé que Google no tiene ninguna culpa en ésto.

Ésto ya es un acoso y un ataque continuo, sistemático, coordinado, planificado estratégicamente, y con todos los medios a su alcance.

Que recuerden que a los dinosaurios su fiereza y su poder no les sirvió para escapar de la extinción…

068
enjuto_mojamuto
20.01.2011 a las 18:33 Permalink

Por cierto, la parodia que hace “Top Secret” en #59 es buenísima y deja en evidencia a la Sinde y sus lobbies… XD XD

069
Andreas Color
20.01.2011 a las 21:07 Permalink

Montadito:

Donde tú ves actitud conciliadora yo veo hipocresía. Antes pensaba que era desconocimiento pero ahora sé que es hipocresía y mentira pura y dura sin ningun pudor.

Y en cuanto a la pedagogía, más que a Bardem a Alejandro Sanz y a autores similares (que en realidad no pintan nada en este tema e intuyo que son usados) habría que hacérsela al Sr Cerezo (o similares) para que traslade con éxito todo su imperio a la red… pero que pelotas!! ¿Porqué tenemos (o tiene el Sr Dans) que aportar ideas o soluciones para desarrollar negocios privados? Que se busquen la vida como todo Dios. Esto no se trata de Cultura, la Cultura y aun más,el género humano, gracias a Interntet(gracias a poder compartir información) ha experimentado uno de los avances más brutales en toda la historia de la Humanidad, La música no muere, se hace infinita libre y con mucha más calidad, la literatura lo mismo de lo mismo, lo audiovisual idem, TODOS SOMOS CREADORES… como decía, todo este tema de la ley Sinde no tiene NADA que ver con la cultura, es COMERCIO, CAPITALISMO, por lo tanto como tal debe ser tratado. Que cada uno se busque las castañas.

En fin, me asombra que todavía haya dialogo “conciliador” cuando no hay que dialogar nada partiendo de premisas falsas tan gordas como PUÑOS.

070
Anónimo
21.01.2011 a las 11:53 Permalink

Enrique Dans for President!!! (or at least, Minister!)

071
Juan Carlos Mora
21.01.2011 a las 15:10 Permalink

¡Bravo! (me molestan mucho los comentarios cortos, pero en este caso sobran las palabras, el artículo ha quedado redondo, casi con ritmo de sinfonía con apoteosis total.)

072
Nolo172
22.01.2011 a las 11:16 Permalink

#63 Gorki,

Toda metáfora tiene sus pegas, como le pasó a Bardem con los tomates. Siguiendo con tu argumento, si todo el mundo imprime dinero, acabará teniendo un papel sin valor, mientras que si todo el mundo se descarga las canciones que quiere escuchar, tendrá canciones que quiere escuchar, y eso siempre tendrá un valor.

De todas maneras, el “tener” está evolucionando con los nuevos modelos a algo parecido a “disponer”.

#64 Krigan,

No soy abogado, que el canon no ampara las descargas es algo que Javier de la Cueva, abogado que ha ganado varios juicios contra el canon, dice en esta entrevista, pero encantado de escuchar tus argumentos, y si puedo se los preguntaré a él en alguno de los encuentros digitales que hace:

http://encuentrosdigitales.rtve.es/2010/javier_de_la_cueva.html

Que no existe el derecho del autor a decidir las condiciones de la difusión de la obra, hay gente que piensa distinto, entre ellos Enrique al publicar este blog bajo licencia creative commons.

El gratis para el usuario, que no gratis total porque se soporta con publicidad, ya existe con muchos modelos como Spotify que están apoyados por la industria.

Un saludo.

073
UnoDeTantos
22.01.2011 a las 20:32 Permalink

El que aparece en el cuadro que hay detrás de la ministra : ¿eres tú Enrique?

074
diseño grafico
24.01.2011 a las 13:09 Permalink

hay sinde sinde….

075
escorts en madrid
24.01.2011 a las 19:25 Permalink

Todo aquel que no se abre a todo lo nuevo que nos esta pasando, el que no se adapta a las nuevas tecnologías, bien porque no sabe y como en este caso porque no quiere, nos van ha hacer la vida imposible a los que pese a no tener la juventud de nuestro lado , hacemos lo imposible por ponernos al día y seguir vivos, beneficiandonos de todo lo que internet nos da. Esto es como una marea y al final seran tragados.

076
Manuel Martín-Vivaldi
25.01.2011 a las 00:50 Permalink

Estimado señor Dans, tras leer el artículo de la ministra y posteriormente esta especie de respuesta suya, he quedado francamente decepcionado porque en vez de profundizar en los argumentos o presentar propuestas, se limita a repetir todos los tópicos que no responden a la ministra ni aportan nada nuevo:

– Sociedades de gestión y Canon: por supuesto que es injusto y casi todos estamos en contra, pero ya existía antes de la ministra, al igual que la piratería existía antes del canon, a pesar de que la gente siga usando como excusa el canon para piratear. Por muy injusto que sea este impuesto, no da derecho a copiar lo que nos apetezca.
– Subvenciones: seguro que ambos estamos casi tan en contra de las subvenciones, pero es algo que tampoco es una aportación ni exclusividad de esta ministra y que no aporta mucho al tema tratado ya que la gente prefiere los últimos estrenos americanos que las “subvencionadas obras culturales” de nuestro país.

– “Aceptar los cambios que la red trae consigo”: no consigo entender la obsesión con este argumento de que la gente y negocios deben adaptarse a los cambios. La energía nuclear y las pistolas también son tecnologías que tienen sus ventajas o utilidades, pero no implica que tengamos que volcarnos ni adaptarnos a ellas, sino que el abuso o maluso de cualquier tecnología debe controlarse.

Estoy de acuerdo en que esta ministra tiene muchas cosas que solucionar, pero creo que el problema de los derechos de autor en nuestro país daba para una respuesta menos populista porque no creo que la ministra sea el adversario por la herencia que ha recibido ni por intentar aportar soluciones a la falta de respeto que existe en nuestro país al trabajo de cualquier creador.

Ojala en próximos artículos exponga ideas que de verdad sirvan para hacer reflexionar a sus incondicionales y ayuden a que nuestro país no siga teniendo uno de los mayores índices de piratería del mundo.

Le propongo un punto de partida interesante y desconocido u olvidado por tantos internautas:

Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

077
Rosa
05.02.2011 a las 12:14 Permalink

No se debo de ser yo sola pero de verdad, no he entendido absolutamente nada¿Dime Dans quien es elenemigo? Que es la Ley Sinde? ¿A quien perjudica? Porque esto me suena a que a a partir de ahora no te vamos a poder leer si no pagamos por ello y de ese ello te llegará una parte ¿Es así o no?….

078
donde invertir
02.01.2012 a las 04:49 Permalink

Pff… es bueno recuperar este tipo de post, a ver que pasa ahora que la ley esta aprobada yo tengo una web alojada en usa y no se como actuaran

Comentarios cerrados

3 Comentarios en Menéame

001
paranoid
18.01.2011 a las 08:33 Permalink

O sale con esta foto, o no me gusta el artículo alturl.com/9pidg» autor: paranoid

002
Molainternet
18.01.2011 a las 09:17 Permalink

#1 mmmm… Ahora lo entiendo todo. ¿La ministra es la prima mala de Spock?» autor: Molainternet

003
ortan
18.01.2011 a las 10:34 Permalink

A esta señora se le ha olvidado que ocupa su puesto porque miles de españoles “de vida insatisfecha” le han dado un voto positivo. En una democracia 2.0 real, esta señora tendría tantos votos negativos, que ya no ocuparía su puesto desde hace mucho. Desgraciadamente, el sistema electoral no es tan participativo como internet.» autor: ortan

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens