Cuando tu competidor te gana, denúncialo…

IMAGE: Lamid58 (CC BY-SA)

Según SpaceX, la petición que Amazon presentó a la FCC la semana pasada solicitando que se denegasen permisos a Starlink para seguir ampliando su constelación de satélites es simplemente el resultado de que la compañía sabe que el proyecto que tiene similar al de Starlink, llamado Kuiper, no tiene ninguna posibilidad de ser competitivo con respecto al desarrollado por SpaceX, lo que la lleva a plantear una estrategia de simple obstruccionismo.

La contestación de SpaceX al intento de Amazon de retrasar su despliegue recuerda enormemente al tweet que Elon Musk hizo hace algunas semanas coincidiendo con la salida de Jeff Bezos como máximo ejecutivo de Amazon y con su denuncia a NASA para que reconsiderase el contrato de exploración lunar, en el que afirmaba que «Besos» (sic) había decidido retirarse para trabajar a tiempo completo planteando denuncias contra SpaceX.

En realidad, más allá de ser una simple disputa entre dos de las personas más ricas del mundo por ver quién consigue materializar antes sus planes, hablamos de un tema sobre el que ya he escrito en varias ocasiones: la estrategia que Elon Musk tiene de vincular sus proyectos mediante economías de escala que les permiten desarrollar ventajas competitivas verdaderamente difíciles de batir.

En efecto, el gran detalle de Starlink, que ya ha alcanzado los cien mil clientes con antenas desplegadas y 1419 satélites operacionales en órbita, no viene de su indudablemente cuidado diseño, de su dimensionamiento o de su capitalización, sino de algo mucho más evidente: la capacidad de la compañía de poder utilizar el espacio ocioso en muchos de los lanzamientos de cohetes de SpaceX para diluir brutalmente el coste de ponerlos en órbita. Antes de SpaceX, poner un satélite en órbita era algo extremadamente caro, al alcance de pocos y había que esperar mucho hasta que coincidiese un lanzamiento adecuado que pudiese ponerlo en órbita. Ahora, es algo mucho más barato y, más sencillo, y por lo que, además, hay que esperar generalmente muy poco, porque la compañía lleva a cabo lanzamientos muy a menudo. Si algo ha conseguido SpaceX es acelerar la curva de experiencia en el lanzamiento de cohetes, y al hacerlo, además, ha conseguido poner en órbita más satélites que nadie, a un coste muy inferior.

El planteamiento de Amazon, por tanto, es el de tratar de dificultar el desarrollo de un proyecto ya muy avanzado, planteando demandas sin sentido que intentan elevar sus barreras de entrada. Una estrategia que inició cuando denunció el contrato de adjudicación de un enorme proyecto de cloud computing, JEDI, a Microsoft, que terminó siendo cancelado, y que ha repetido con SpaceX al hilo del ya citado contrato de exploración lunar: Amazon, convertido en un bully judicial que pretende que cada vez que una agencia pública adjudique un contrato a alguien que no sea Amazon, sepa que tendrá que exponerse a una compleja batalla judicial por ello.

¿Por qué denuncia Amazon a SpaceX? Simplemente, porque le irrita enormemente no ser capaz de alcanzar las economías de escala de las que disfruta. Básicamente, un proyecto aún en sus inicios, Kuiper, intentando que otro que está muchísimo más avanzado y que cuenta con una gran ventaja, muy difícil de superar, en términos de coste, se vea sometido a retrasos por la vía legal. ¿Cuál es la magia de las economías de escala? Que son acumulativas, y que crecen cuanto más avanza el proyecto. Con su desarrollo mucho más avanzado, Starlink acumula mucha más experiencia, muchas más oportunidades para hacer pruebas e introducir mejoras, y un camino recorrido que le permite, simplemente, ser mucho más competitivo, algo que la compañía ha podido aprovechar, por ejemplo, para obtener la concesión del ya citado programa de exploración lunar por parte de NASA.

Una ventaja muy difícil de superar, y una estrategia que Musk aplica de manera sistemática a prácticamente todos sus proyectos. Por mucho que a Bezos parezca no terminar de gustarle…


This article is also available in English on my Medium page, «If you can’t beat them, report them to the authorities…«

10 comentarios

  • #001
    Gorki - 3 septiembre 2021 - 21:56

    No puedo saber si se ha «planteando demandas sin sentido» sin saber los términos de la demanda contra Space X. Solo conozco la opinion de Space X, pero ellos en este caso son juez y parte.

    Me gustaria conocer mas del tema para llegar a tener mi propio criterio. La unico que se cierto y seguro es que Starlink está creando una contaminación luminica en el firmamento que molesta a los observatorios astronómicos, pero estos aun no han demandado nada, (que yo sepa).

  • #004
    LUA - 3 septiembre 2021 - 22:41
  • #005
    Houk van Lake - 3 septiembre 2021 - 23:29

    La misma estrategia obstruccionista que se utiliza para no renovar el CGPJ

  • #006
    menestro - 3 septiembre 2021 - 23:30

    No va exactamente así. El espacio de radiofrecuencia se concede mediante licencias solicitadas a la FCC. hay una disputa por el espacio entre los 10GHz y 12.7 GHz KA-Band y las frecuencias de la KU-Band de 26.5- to 40-GHz.

    En principio, Starlink no tiene licencia para operar en el mismo rango de frecuencias que los satélites de Amazon, que vaya por donde, son más sofisticados y sus antenas les permiten una mayor capacidad operativa en el rango de Frecuencias de microondas de la KU-Band.

    Lo que sucedería si los satélites de Starlink usarán ese espectro con una tecnología no adaptada a ese rango de frecuencias, podría suponer un problema de ruido y saturación en la KU-Band (de la que que recordemos, no tienen una concesión de la FCC a día de hoy)

    Así que, es al contrario; la tecnología más avanzada para el rango de frecuencias de Banda ancha satelital, la KU-Band, es la de Amazon y el proyecto Kuiper, y Elon Musk pretende invadir ese espectro con una tecnología que no permite su total aprovechamiento, ocupando un espacio de dominio público como es el espectro de radiofrecuencia.

    Spacex usa en sus satélites una tecnología diseñada para un rango de frecuencias menos capaz (KA-Band) y que no permite la conexión de banda ancha satelital al mismo número de clientes que la de Kuiper.

    Para suplir esa carencia, Starlink emplea una emisión de radiofrecuencia mayor energía (mayor numero de «Beams» en el downlink) – Es una de las razones de que su paneles sean visibles a simple vista, el consumo energético que tienen que utilizar-, con lo que supone de saturación del espectro en ese rango de frecuencias que se ha concedido a Amazon.

    De hecho, Spacex planea reemplazar gradualmente los satélites de tecnología menos avanzada, que ahora están ocupando orbitas que se podrían aprovechar para la banda ancha satelital.

    Amazon tiene un despliegue menor de satelites, pero su tecnología es mucho más capaz, y probablemente la ganadora en el consumo residencial, hasta que Starlink «se actualice».

    rápido y embrollado, que se hace tarde.

    • menestro - 4 septiembre 2021 - 15:24

      Fe de erratas del Viernes noche;

      Donde pone Ku-Band, sustituir por Ka-Band y así se entiende de la forma correcta, porque como me temía y debido al comentario al vuelo, he trabucado el nombre del rango de frecuencias de 26.5 a 40-GHz, que es la que permite velocidades residenciales de hasta 400Mbs, 10 veces mas que Starlink, al proyecto Kuiper.

    • LEON - 5 septiembre 2021 - 14:06

      O sea que ahora la FCC, es la que asigna frecuencias en el espacio exterior.

      Ya sabíamos que los EEUU se habian apropiado de la «democracia», de la soberanía de unos cuantos países y hasta de sus territorios,

      ¿También se han apropiado de el espacio exterior?. ¿Asigna además las órbitas de los satélites?¿Ya se han apropiado de él?

      ¿Que pasa si los chinos los rusos o cualquiera que tenga capacidad de poner cosas en órbita decide actuar por su cuenta?

      • JM - 7 septiembre 2021 - 13:58

        En ese caso serían el malvado de la película

  • #010
    Javier Lux - 4 septiembre 2021 - 00:57

    El Lawfare es una pesadilla. Un arma terrible sólo en poder de los ricos y poderosos.

    Los jueces deberían de poder castigar el Lawfare por lo que hay que definirlo exactamente en el delito de acoso.

Dejar un Comentario a Gorki

Los comentarios están cerrados