La entrada de Tesla en el S&P 500 y la economía verde

IMAGE: CC0

Mi columna en Invertia de esta semana, titulada «Tesla y el S&P 500» (pdf), utiliza el anuncio de la próxima entrada de Tesla en el índice S&P 500 el próximo 21 de diciembre, que lógicamente ha hecho subir de nuevo y de manera muy acusada el precio de las acciones de la compañía y ha convertido a Elon Musk en la tercera persona más rica del mundo, como un indicador del desarrollo de la llamada economía verde.

Sin duda, la entrada de una compañía en un índice como el S&P 500 supone una prueba de madurez. La incorporación al índice supone la llegada de incontables fondos e inversores nuevos que no invierten específicamente en la compañía sino en todos los integrantes del índice, y que suponen una nueva base para la capitalización de la misma. La entrada en el índice no siempre supone una mayor apreciación del valor de la compañía, sino una consolidación de este y una mayor estabilidad: para Tesla, sin embargo, a la que muchos aún valoran erróneamente como si fuera una empresa de automoción, la pertenencia al índice puede conllevar que, a medida que se vaya consolidando la rentabilidad de sus otros negocios – baterías, techos solares, red de cargadores, etc. – los inversores puedan considerar esas nuevas líneas como incrementos de valor sobre la base de una compañía perteneciente al índice, con todo lo que ello conlleva.

Pero la entrada en el S&P 500 tiene consecuencias que van mucho más allá de las que supone para la propia compañía: el 30 de noviembre de 1999, la entrada de Yahoo! en ese mismo índice S&P 500 representó la llegada de la economía digital, que con sus lógicos vaivenes, nos ha traído hasta un momento en el que la mayoría de las compañías más valiosas del mundo son tecnológicas, y vemos la necesidad de regular la forma en la que compiten para evitar que lo hagan de manera abusiva. En muchos sentidos, la entrada de Tesla representa la llegada de la economía verde, de una revolución en torno a la descarbonización, a la sustitución de los combustibles fósiles y al desarrollo de procesos sostenibles que sustituyen a toda una forma de hacer las cosas que nos ha traído hasta el actual momento de emergencia climática.

Si a la entrada de Tesla en el índice, además, unimos la caída de Donald Trump, un negacionista convencido y un irracional adalid del petróleo y del carbón por encima de todo, y la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden, que trae bajo el brazo inversiones previstas de 1.7 billones de dólares en el ámbito de esa llamada economía verde, tenemos un panorama claro que define la magnitud de lo que viene: quien no quiera verlo, quien no apueste en esa dirección, se verá pronto en la misma situación que aquellos que, a finales de los ’90, despreciaron la llegada de internet o creyeron absurdamente que la primera crisis de las puntocom significaba que todo había acabado y que volveríamos a la normalidad anterior. Nunca fue así. Ahora, cuando miramos hacia atrás, nos cuesta recordar cuando la economía no era digital y las mayores empresas del mundo no eran tecnológicas. En no mucho tiempo, miraremos hacia atrás y nos horrorizaremos pensando cómo la economía podía ser tan demencial y tan insostenible. Si no entiendes que la economía verde está aquí para quedarse, ya sabes lo que te estarás perdiendo.


This article was also published in English on Forbes, «What Tesla’s entry onto the S&P 500 tells us about the global economy«


8 comentarios

  • #001
    Pedro - 18 noviembre 2020 - 14:50

    Quiero ser crítico con Tesla, pero no se como decirlo para que no me tomes por un necio cortoplacista…

    Elon me prometió muchas cosas hace mucho tiempo, y aunque algunas promesas se han cumplido, otras tanta no.

    Responder
    • Enrique Dans - 18 noviembre 2020 - 20:44

      Es que es un directivo visionario, no un mago. Si hacemos caso a la reputación que ha acuñado con el tiempo, parece claro que sus visiones terminan convirtiéndose en realidad, aunque eso no ocurra necesariamente en los plazos que anunció inicialmente. Pero en términos de porcentaje de éxito, no se me ocurren muchos mejores que él…

      Responder
      • Alejandro José Roman - 21 noviembre 2020 - 00:32

        Nada mas acertado respecto a lo que muchos estan esperando de un verdadero visionario e innovador.

        Responder
  • #004
    Juan T. - 18 noviembre 2020 - 15:12

    Y otra cosa:

    Las corporaciones contaminantes saben perfectamente que los tiros van por ahi y solo esperaban cuatro años mas de Trump para seguir con la mamandurria.

    Ahora que ven claro que no, van a ser los primeros en redirigir inmediatamente todo su inmenso capital a lo verde, así que el acelerón va a ser de órdago.

    Y olvidaros que dentro de cuatro años pueda revertirse la avalancha aunque ganaran los republicanos; para entonces los activos en carbón y petróleo ya estarán varados e irrecuperables.

    Por eso era tan importante que Trump perdiese, por que estabamos en el limite de un punto de no retorno.

    Responder
    • Juan T. - 18 noviembre 2020 - 15:19

      Por cierto Elon Musk ha ingresado en el Club de multimillonarios filántropos de Gates y Warren Buffet.

      Aunque después de ver que Zuckerberg está tambien en el club , no se si eso significa algo.

      Responder
  • #006
    Xaquín - 18 noviembre 2020 - 20:32

    «Quiero ser crítico con Tesla, pero no se como decirlo para que no me tomes por un necio cortoplacista…»

    Cómo me viene a la memoria una famosa frase de Julio César.

    Responder
  • #007
    Carlos Jerez - 19 noviembre 2020 - 01:47

    Si que es un símbolo de la llegada de la economía verde y llevamos unos cuantos en los últimos dos años, con las inversiones dirigiéndose a este sector. Mi pregunta es, que otras empresas de la economía verde creéis que tienen potencial de seguir el mismo camino? Tesla lo ha abierto, pero necesitamos otros campeones verdes.

    Por cierto Enrique, y sin querer abusar porque ya me concediste un deseo, pero hay un tema que cada vez estoy viendo más popular y podría ser interesante tener tu perspectiva, DeFi, o Decentralized Finance, y el movimiento Bankless. Parece interesante lo de algunas empresas que te ayudan a controlar tu dinero (o activos) sin que ellas tengan acceso, solo tu con tus Seeds, a través de cryptos como Ethereum.

    Responder
    • Gorki - 19 noviembre 2020 - 10:17

      Pues si es un tema interesante, porque al menos para mi, es algo absolutamente desconocido.

      Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG