Amazon se va al cine

IMAGE: AMC Theatres an Amazon company

Las acciones de la cadena de salas de cine más grande de los Estados Unidos y del mundo, AMC, que estaban pasando por sus horas más bajas debido a las medidas de confinamiento derivadas de la pandemia, experimentan un incremento del 30% tras la revelación de unas supuestas conversaciones con Amazon de cara a una posible adquisición de la compañía.

La salud financiera de AMC, con una deuda acumulada de 4,900 millones de dólares, estaba en entredicho, y varios analistas afirmaban que su quiebra era simplemente una cuestión de tiempo, lo que situaría a Amazon prácticamente en la situación de caballero blanco dispuesto a salvar la compañía. La baja valoración actual de AMC, por debajo de los 500 millones de dólares, permite todo tipo de especulaciones en comparación con operaciones anteriores recientes como la adquisición de Whole Foods, situada en torno a los 13,700 millones, en junio de 2017.

Por el momento, todo son especulaciones. Pero ¿qué interés podría tener Amazon en la adquisición de la cadena de cines más grande del mundo? En primer lugar, la más obvia se deriva del hecho de que Amazon es ya una gran productora de contenidos, Prime Video, y que hacerse con un canal en el que poder gestionar su exhibición puede tener una propuesta de valor interesante. Hasta hace pocos meses, las normas antimonopolio de los Estados Unidos impedían que los estudios adquiriesen cadenas de cines para evitar que un solo actor tuviese el control de toda la cadena de valor, pero precisamente en noviembre de 2019, el Departamento de Justicia anunció que la norma, que llevaba en vigor desde los años ’40, sería revisada debido a la cada vez mayor complejidad y presencia de nuevos actores en la industria, como las compañías de streaming.

Es importante tener en cuenta que los contenidos creados por compañías como Amazon o Netflix, por ejemplo, sufren restricciones a la hora de competir en premios y certámenes como los Oscars cuando no han sido emitidos en salas de cine, restricciones que podrían eliminarse fácilmente si la propia compañía controla ese canal. Además, también podría funcionar como un incentivo para la atracción de talento creativo en la industria, en modo «firma conmigo y podrás emitir tu contenido primero en mis salas de cine, y después en Prime Video».

El interés por los canales físicos, por otro lado, no es una novedad para un dominador del canal digital como Amazon, que ya ha hecho incursiones en la distribución con hasta siete tipos de tiendas diferentes. Las cadenas de cine, además, podrían utilizarse para atraer más usuarios a su modelo de suscripción Amazon Prime, probablemente uno de los negocios más rentables de la compañía del mismo modo que la compañía lo hace con sus ofertas de contenidos, incluyendo, por ejemplo, la posibilidad de ir a sus cines a ver un número determinado de películas cada mes.

Hablamos de un negocio, el de la exhibición de contenidos, que lleva tiempo aventurándose en el entorno digital, pero que indudablemente podría beneficiarse mucho de las sinergias creadas con el que es también el mayor competidor del mundo en cloud computing: creas tu película, la sitúas en la nube, y automáticamente, estaría disponible en 2,200 pantallas en 244 cines en Europa y más de 8,200 pantallas en 661 cines de los Estados Unidos.

¿Está el hombre más rico del mundo a punto de adquirir la cadena de cines más grande del mundo? ¿Y es para él una decisión comparativamente similar en términos proporcionales a la que tomamos cualquiera de nosotros cuando decidimos irnos al cine?


This article was also published in English on Forbes, «Amazon goes to the movies«


8 comentarios

  • #001
    L. Íñigo Gimeno - 22 mayo 2020 - 13:35

    No tiene mala pinta la noticia según la cuentas, salvo el tufillo a monopolio que tiene la cosa.

    Con este tipo de cosas siempre me acuerdo de la escena de «Demolition Man» en la que tras salvar la vida al Presidente, este invita a cenar al personaje de Stallone al Pizza Hut. Ante la sorpresa por la cutrería de la invitación, el personaje interpretado por Sandra Bullock le explica que Pizza Hut había ganado la guerra de franquicias, y sólo había una marca de restauración.

    Y es que cuando hay monopolio, siempre perdemos los mismos…

    Responder
    • Lucio M - 29 mayo 2020 - 01:50

      Un detalle: la cadena de restaurantes que domina la industria en la pelicula es Taco Bell (bastante bizarro).

      Responder
  • #003
    Xaquín - 22 mayo 2020 - 19:43

    Resulta curioso que en la narraciones de Asimov (por poner un ejemplo) nunca salen salas de cine públicas, ¿por que será?

    Responder
    • Gorki - 22 mayo 2020 - 20:29

      El sospechaba que en el año 2100 la sala de cine era algo tan obsoleto como los cómicos de la legua.

      Aun he llegado yo a ver en mi pueblo un vodevil representado por una compañía que iba de pueblo en pueblo por las fiestas. y a Manolita Chen que era otra cosa parecida.

      Responder
  • #005
    Gorki - 22 mayo 2020 - 20:26

    En este momento preocuparse porque los cines caigan en un monopolio, viene a ser así como si nos preocupamos que todas las maquinas de revelado de películas caen en monopolio, cuando todos tenemos Photoshop en casa. Eso es lo único que puede salvar a los cines de su extinción.

    Lo que si merece la pena es especular por qué Bezos se ha metido en este tema

    1º. Si yo tuiviera acciones de salas de cines en cantidades muy grades, podría estar interesado en que momentáneamente subiera la cotización de las acciones, para deshacerme de ellas. Si por casualidad coincidiera con Bezón en Las Vegas, le pondría el siguiente negocio. Iniciamos una conversación secreta sobre el tema que quieras, por ejemplo que voy a anunciaar a Amazon e en las pantallas de mi cine, Lo mantienes muy en secreto, y yo hago circular el rumor, que estas pensando comprar la cadena,
    Suben las acciones y lo que gane de mas al venderlas, la mitad para ti y la mitad para mi, Si se descubre el pastel, decimos y que demuestren lo contrario, que negociamos anunciar Amazon en todas mis pantallas, algo muy interesante para ambas partes.
    .
    2.-Amazon quiere unos locales físicos para vender, igual que ha querido unos supermercados,, No necesariamente, aunque puede que si, sea por la posible proyección de películas, sino que en locales de los cines reconvertidos, se puede vender de todo como lo demuestra el cine Gran Vía, que hoy es una tienda de venta de ropa.
    Quizá quiera una cadena de tiendas bien situadas, para vender cosas que no se venden en supermercados, como electrodomésticos, electrónica, etc…

    3.-Amazon quiere una serie de puntos de distribución, colocados en las ciudades y transforma en almacenes super automatizados, el espacio de las salas de cine compradas a precio de saldo..

    4º . Amazon quiere entrar en el mundo del espectáculo público y y precisa salas donde poder dar, cine, mini teatro, conciertos, fiestas infantiles, celebrar bodas, presentación de libros, nuevos artistas y nuevos productos,….

    5º ,…. Se me agotó la imaginación pero puede haber muchos mas posibles negocios, que le interesen a Amazon, una empresa especializada en traer y llevar mercancía, tener distribuido por muchos locales de forma rara, trasteros, coworkings, gimnasios, restaurantes….

    Responder
  • #006
    Javier Lux - 23 mayo 2020 - 18:43

    Supongo que Bezos hará con AMC lo que hace con el Whashington Post, experimentar para reformar en profundiad un sector en plena crisis por culpa de las nuevas tecnologías.

    Sin ser un experto y sin seguir la actualidad al detalle desde hace mucho me ha extrañado la ausencia de nuevos formatos en las salas de cine. Por ejemplo retrasmision de eventos deportivos en directo. Creo que un cine reformado podría competir con el bar y el grupo de amigos que se reúnen para ver futbol o una carrera de motos.

    El tiempo lo dirá

    Responder
    • Gorki - 23 mayo 2020 - 22:39

      Cuando se podia ir al cine, retransmitían de vez en cuando operas y ballet en directo desde los mejores teatros del mundo, Milan, Paris Leningrado, Nueva York en directo cuando el horario local lo permite, o en diferido si por ejemplo es la Opera de Melbourne,

      Es caro comparado con el cine Unos 150€ pero tirado comparado con asistir ea la sala y a falta de mejor cosa . a los aficionados nos vale para reducir el «mono».

      Por supuesto es otra cosa porque la transmisón condiciona el espectáculo, pero merece la pena,

      Tengo un pariente que participó en quedarse con los cines Renoir de Majadahonda que los iban a cerrar.

      Hacen cosas muy intersantes, luchas a petidcion de los socios, Ciclos de Cine, cineforum,… y sobreviven,

      Por ejemplo como son varias salas, de forma simultánea dan en una cine de niñoa y en otra de adultos, así los padres con hijos, pueden ir al cine y no ver al Pato Donald.

      Yo propuse hacer un día fijo al mes por ejemplo, el primer domingo por la mañana dar en una sala cine en lenguas o almenos sutitulado en esa lengua por ejemplo árabe, y que hagan publicidad entre los emigrantes, y lo están estudiando.

      Lo que es asonbro es que unos aficionados al cine hagan rentable una sala que un profesional cerraba, porque no sabe como sacarla provecho, Evidentemente se pueden hacer cosas en las salas que hoy no se hacen

      Responder
  • #008
    Pedro Torres Asdrubal - 28 mayo 2020 - 15:06

    Durante la pandemia me han prestado una cuenta de prime, y no la he usado.

    Tengo Netflix, soy fanboy de Youtube y lo único que pirateo son los episodios de Survivor americano, que ha terminado la temporada 40 y ha sido la mejor de todas.

    ¿Te recomienda tu mujer Survivor? Nivel epicidad +9000

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG