La crisis del modelo de las tiendas de aplicaciones

IMAGE: App Store and Play Market icons

La App Store de Apple fue presentada el 10 de mayo de 2008 como forma de proporcionar contenido de todo tipo a la plataforma iOS, de crear un modelo de negocio para desarrolladores de aplicaciones y una interesante vía de ingresos para Apple, y se ha convertido en una auténtica máquina de hacer dinero: en 2018, se calcula que las App Stores de Apple en todo el mundo generaron unos 46,600 millones de dólares frente a los 38,700 millones del año anterior, todo un capítulo importante y con un crecimiento significativo para el epígrafe de servicios de la compañía. Su competencia, Google Play, fue lanzada el 22 de octubre del mismo año 2008 bajo el nombre Android Market, y el pasado 2018 generó 24,800 millones de dólares frente a los 19,500 millones del año anterior. En conjunto, hablamos de un mercado de 71,300 millones de dólares obtenidos de la venta de apps.

Sin embargo, el negocio podría empezar a resquebrajarse: las tiendas de aplicaciones juegan un importantísimo papel como canal para que desarrolladores no muy conocidos hagan llegar sus productos a los smartphones de los usuarios, pero cobran por ello unas comisiones muy importantes. Hace aproximadamente dos años, tanto Apple como Google se vieron obligadas a reducir su estructura de comisiones desde el 70/30 original hasta la mitad a partir del primer año. Sin embargo, para aquellas compañías en las que se genera un pago por suscripción a unos clientes que – obviamente – no solo conocen la app, sino que se encuentran fidelizados con su uso, la realidad es que ese 15% de comisión es un factor muy a tener en cuenta en la cuenta de resultados.

De ahí que, si en lugar de ser un desarrollador poco conocido que no quiere arriesgarse a distribuir independientemente (lo que supone pedir a los usuarios primero que te encuentren, después que se fíen y que sepan, además, instalar un fichero .apk en sus terminales), eres una aplicación mundialmente popular y con usuarios fieles, surja la tentación de tratar de saltarte este canal y ahorrarte así una comisión muy importante, que podrías simplemente incorporar a tus beneficios o utilizarla para ofrecer precios más competitivos. Y eso es precisamente lo que han comenzado a hacer cada vez más compañías: en agosto de 2018, Epic Games, creadores del popularísimo juego Fortnite, anunciaron su retirada de la Play Store de Android, y comenzaron a redirigir a los jugadores a su página web, en la que podían descargarse un instalador para dispositivos compatibles.

La siguiente en probar suerte fue Netflix, que a finales de agosto de 2018 planteó primero una prueba limitada a algunos mercados en la que comenzó a pedir a los usuarios que rellenasen la información de pago en la versión móvil de su página web en lugar de hacerlo en la app, para, en diciembre de 2018, pasar a saltarse completamente a la tienda de aplicaciones para todas las suscripciones nuevas en todo el mundo.

Spotify denunció las elevadas comisiones de Apple que lastraban su cuenta de resultados y se quejó a la Comisión Europea por sus condiciones en marzo de este año, que suponían, a su juicio, una forma de desequilibrar la competencia entre su app y la propia de Apple, Apple Music.

Hace unos días, la última en unirse a esta revuelta contra las tiendas de aplicaciones ha sido Tinder, que también ha forzado a sus usuarios a introducir su información de pago en su propia página y ha visto las acciones de su empresa matriz, Match Group, subir un 5%.

El ejemplo parece estar cundiendo, y está empezando a suponer pérdidas millonarias y un problema muy importante para Apple y Google: si aquellas apps con pagos recurrentes y que ya han ganado la confianza de sus usuarios huyen de su canal y recurren a métodos alternativos, las tiendas de aplicaciones pasarían a ser atractivas únicamente para aquellos desarrolladores que aún no han logrado esa confianza, y darían lugar a una espiral decreciente de ingresos, Por otro lado, el papel de generación de confianza y de supervisión que supuestamente jugaban las tiendas de aplicaciones se ha visto sumamente erosionado con el tiempo, dado que, en realidad, el usuario se encuentra muy desprotegido frente a muchos posibles comportamientos abusivos por mucho que instale sus apps en estas tiendas.

Tras muchos años gestionando un negocio con un sabroso 30% de margen, las tiendas de aplicaciones se vieron obligadas a rebajar sus comisiones. Ahora, la presión se incrementa, y comienzan a perder incluso esas comisiones en algunas de las aplicaciones con pagos recurrentes por suscripción, las más rentables. La pregunta es: ¿se ganan realmente las tiendas de aplicaciones las comisiones que generan? Para todas las apps que ya han decidido saltárselas, la respuesta es, evidentemente, no. ¿Pero cómo reaccionarán Apple y Google, si reaccionan, ante ese progresivo drenaje de recursos?


This post is also available in English on my Medium page, «The app store model is facing a rebellion«


20 comentarios

  • #001
    JM - 23 julio 2019 - 10:14

    Personalmente, sólo me instalo las app imprescindibles porque no me fio de lo que hagan sin mi consentimiento.

    Además la mayoría de las web son adaptativas, con lo que muchas app no son necesarias y sólo existen para recopilar datos.

    Responder
  • #002
    mbedial - 23 julio 2019 - 10:40

    Faltan algunos detalles…
    Apple prohibe cualquier tipo de link desde una app a un sistema externo de pago.
    Android al menos no lo hace, y permite pagos externos, pero en un iphone, como haya algo que saque hacia fuera, te cierran la app… Así son de nazis!

    Responder
  • #003
    Gorki - 23 julio 2019 - 11:46

    Mi religión me prohíbe pagar por aquello que puedo tener gratis. No tengo una sola App de pago en mi teléfono y tehgo todos mis deseos cubiertos con App gratuitas. .

    Responder
    • Javier Cuchí - 23 julio 2019 - 13:34

      En según que ámbitos, si no sueltas un dinerillo (tampoco suelen ser fortunas) vas vendido. Si eres aficionado a la meterorología, tienes recursos gratuitos útiles, pero si no vas a su versión premium, te quedas bastante cojo; en fotografía, lo mismo. Sí que puedes pasar sin las versiones de pago pero, francamente, por unos eurillos que en la mayoría de los casos son de pago único (en mi caso, la única excepción de pago continuado es FlightRadar24) no vale la pena prescindir de recursos estupendos.

      Responder
      • Gorki - 23 julio 2019 - 14:59

        Gratis me dicen hasta el clima de la playa que quiero visitar.

        http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/playas/toro-3303626

        Responder
    • Enrique - 23 julio 2019 - 16:12

      Gorki, no me esperaba esta faceta tuya. Entiendo que entonces tiente todo el software pirata, no compras nada de entretenimiento (cine, deportes, etc.) e incluso tú conexión a Internet es en realidad la de tu vecino.

      Responder
      • Gorki - 23 julio 2019 - 19:37

        ¡Auténtico pardillo!. Confundes «pirata» con «sensato».

        Internet esta llena de productos GRATIS, LEGALES y de CALIDAD, esos son los autenticos competidores de los servicios de pago de Internet y no los canales «piratas»..

        Tan es así, que como tengo el ADBLOCK, hay en sitios como «EL PAIS» que tan solo me pide que lo quite, Simplemente, salgo de ahí y busco en Google donde leerlo y siempre lo he encontrado,

        ¿Por qué leer EL PAIS, si puedo leer cientos de periódicos en abierto que desean que yo los visite?.

        Entretenimiento gratis hay todo el que quieras, Cine Deporte , etc. Sólo el fútbol en directo queda fuera de mi alcance, pero en este caso, remana a mi favor, el fútbol me aburre soberanamente. Si me gustara pagaría.

        La conexión si la pago, pero a cambio se la regalo a un vecino y por qué no, podía ser al revés. Incluso me llega gratis una de la
        EMT en abierto que he utilizado durante una emergencia en mi linea de fibra. .

        Lo que me parece del genero bobo es pagar a uno, si a otro por lo que sea, lo da gratis, Cuando encuentre, (en Internet) ,algo que desee y la única opción, (legal), sea pasar por taquilla, mi religión me permite pagar, no somos «ayatholas» de lo gratis.. .

        Responder
        • Mahoma - 3 agosto 2019 - 10:54

          Es gracioso ver como alguien acusa de ser bobo a quien paga y valora el trabajo de los demás, llevando por bandera y con orgullo la máxima de si existe gratis para qué pagar (triste, o muy pobre, a saber). Lo que me hace imaginarme cómo será en otros ámbitos de la vida: ¿mendigará comida antes que ir al supermercado?, ¿rebuscará en la basura en vez de comprar cosas nuevas?, ¿hará autostop por no comprarse un coche?, ¿de qué trabajará esta persona que no entiende que otros quieran cobrar por desarrollar software? Que nadie se ofenda, son pensamientos hipotéticos en voz alta, aunque cada uno es libre de darse por aludido.

          Responder
  • #009
    estafado - 23 julio 2019 - 15:29

    Los que tenemos una edad crecimos en un entorno Spectrum, MSX, CPM, DOS, Windows,… en el que lo normal era comprar un PC por un lado, e incluso un OS por otro… que decir tiene de los programas SW. Y cuando llegaron los móviles con posibilidad de correr programas, que luego se llamaron apps, estaban en un entorno cerrado como RIM, Symbian y luego los que todos usamos hoy, vinieron CAPADOS de fébrica y hacías JAILBREAK en apple o te quedabas a dos velas, pero no había competencia, pq el Jailbreak era para acceder a una tienda pirata.

    No sé como en un entorno de libre mercado se ha permitido monopolizar hasta el punto actual el SW que corre en los móviles y han entrado por el aro todos los grandes Microsoft con su Office, Oracle, Citrix Cisco, etc. pero SOMOS GILIPOLLAS por seguir el juego a APPLE y GOOGLE. Esperemos que haya inicitativas en la UE para desmontar estos chiringuitos, mucho libremercado para algunas cosas pero para otras me da que les encanta que pasen por el aro y tener el ecosistema cerrado, igual le conviene a más de una agencia tipo NSA que no haya SW que les cierre las backdoors….

    Responder
    • Miguel Durán - 23 julio 2019 - 16:16

      La competencia en Android existe, pero sólo Amazon ha hecho algo digno de nombrarse. Con Android 2.x eran legión los tablets y móviles chinos sin las aplicaciones de Google, y podías sobrevivir… Hasta que necesitabas WS o su equivalente, incluso algo tan espurios como las Apps de Hacienda, la EMT o Adif no las encuentras en todas partes. Lo más chocante es que los bancos te mandan a la tienda en lugar de ofrecer una alternativa. En Amazon supo abrir el mercado regalando juegos y mis Fire tienen todo descargado de Amazon sin que eche nada en falta… Pero o eres una gran empresa o no vas a comerte un colín con la Play Store preinstalada en los móviles…

      Responder
  • #011
    xaquín - 23 julio 2019 - 22:42

    Lo que más me gusta del panorama, es que así se democratizan un mínimo los efectos de la crisis generada por los poderes fácticos.

    Responder
  • #012
    Miguel Ángel - 24 julio 2019 - 00:26

    Nada nuevo, al canal presencial siempre se le utiliza como punta de lanza para penetrar en el mercado para una vez alcanzada la madurez y confianza en el producto, venderlo directamente o a través de killers; así ocurrió con los GPS’s, o las operadoras telefónicas en su negocio móvil. En un movimiento análogo, los desarrolladores cuyas app’s son más populares, evaden el derecho de pernada de las app stores y se quedan con todo el pastel. Quien gana poder de mercado, termina ejerciéndolo, así ha sido toda la vida.

    Responder
    • Gorki - 24 julio 2019 - 10:56

      Absolutamente de acuerdo, en el mundo físico pasa lo mismo,
      Un pequeño fabricante acude a un gran distribuidor para introducir su producto en el mercado.
      Cuando ha alcanzado cierto volumen, pone sus propias delegaciones de venta y vende directamente.

      Responder
      • anonimo - 24 julio 2019 - 11:26

        Una cosa es que alguien ponga peaje y acceso a una tienda porque ellos ponen su red de clientes. Y otra es no permitir que un desarrollador monte su página web, y que tú desde esa página puedas probar o comprar su SW, sin derecho de pernada…

        Debería por ley impedirse que cualquiera pudiera comprar su SW en cualquier lado. Va contra la libertad de empresa.

        Responder
        • Gorki - 24 julio 2019 - 13:32

          Debería por ley impedirse que cualquiera pudiera comprar su SW en cualquier lado. Va contra la libertad de empresa.

          No entiendo lo que quieres decir, debe estar mal redactado.

          O utilizas los servicios de Apple y Google y ellos ponen las condiciones que les parezca oportunos, por permitirte que las utilices, O montas tu propio chiringuito y no pagas a nadie.

          Responder
  • #016
    Michel Henric-Coll - 24 julio 2019 - 10:27

    ¡Me sobresalto! Leo «está empezando a suponer pérdidas millonarias y un problema muy importante para Apple y Google».
    Ganan juntos más de 71 millones de dólares, su avaricia les hace perder ventas y la interpretación es que la reacción de defensa de sus proveedores les generará pérdidas millonarias (sic).
    ¡Hombre! Estoy a punto de sacar el pañuelo y abrir un hilo en https://www.sumofus.org para proteger a estas compañías y hacerles agún donativo.
    Vamos a ver Enrique, se engolosinan con los beneficios que los proveedores de applicaciones les proporcionan y deciden darles menos dinero por su trabajo. ¿Se van a ir de su plataforma varios proveedores? Pues me parece la cosa más normal y justa del mundo, pero por favor, no confundas dejar de ganar con perder, que no es lo mismo.

    Responder
    • ANTONIO CASTRO OLVENZA - 24 julio 2019 - 11:39

      Muy bueno

      Partamos de la base que cualquier ser humano posee la capacidad de errar. Cuanto más expuesto esta ese ser humano más probable es que falle. Cuando alguien comete lo que a los demás nos parece un error puede pasar por dos razones. La evidente está errado, la segunda los que estamos errados somos los que oimos el mensaje y en nuestro análisis lo consideramos error. Hay una tercera posibilidad y es que el que emite el mensaje en realidad lo propaga para crear opinión no neutral y que quede un poso de verdad por repetición de un mensaje.

      En definitiva que si la capacidad de equivocación de un individuo es de un 10%, y emite al año 300 mensajes habrá 30 mensajes erróneos, si además asumes que tu apreciación es subjetiva en otro 10% le sumaras otros 30 mensajes como erróneos. ( si no hay intersección en el error). Si ademas el sesgo de los mensajes a favor de una determinada causa, es similar, otros 30 mensajes.

      Si 1 de cada 3 mensajes es erróneo hay tienes la medida. Que bajará a 1 de cada 10, si no percibes sesgo o tu no malinterpretas. Por eso el mundo de la educación está llena de expresiones como «el profe me tiene manía»

      Responder
      • Michel Henric-Coll - 25 julio 2019 - 10:50

        Efectivamente, Antonio, ya lo decía Göbbels: «una mentira 1.000 veces repetida se convierte en verdad».

        Responder
  • #019
    Pedro - 24 julio 2019 - 18:12

    Enrique,
    En realidad la comisión es de un 30% (no un 15% como tu comentas) , impuestos a parte. En las renovaciones (a partir del mes 13) si que pasas a un 15%

    Responder
  • #020
    Eduardo - 30 julio 2019 - 13:25

    Las tiendas de aplicaciones tienen su utilidad: dan seguridad (si, a veces falsamente porque las restricciones pueden saltarse, pero es mejor que nada) ayudan a los desarrolladores a dar a conocer sus aplicaciones, y a los usuarios a encontrar fácilmente la aplicación que necesitan. Pero si los grandes se están yendo está claro que toca revisar el modelo, siempre puedes instalar una app sin tener que pasar por la app store. O al menos es así en Android, no con los Iphone a menos que algo haya cambiado, y ahí es donde le toca cambiar las cosas a Apple. Ese jardín tan cerrado se tiene que acabar, o se les terminará el negocio. Si mientras ajustan pierden unos miles de millones, por suerte ese problema es sólo para ellos.

    Recuerdo que hace unos años se decía que las apps eran el futuro y que todo iría por apps, el tiempo y la evolución de los navegadores ha demostrado que casi todo se puede hacer vía web sin las apps. No desaparecerán porque en muchos casos la mejora en la experiencia es significativa, pero (dependiendo de cada aplicación), si se puede hacer vía web, mas compatible y accesible será. Mas trabajo también, pero en la mayoría de casos sale más a cuenta trabajar la adaptabilidad de una web app que gestionar las actualizaciones de una app para android por un lado y para iphone por el otro.

    Y esto porque por ahora son sólo dos los sistemas operativos dominantes, si consigue aparecer otro que pueda competir con ellos…

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG