La conducción autónoma y el visionario

IMAGE: Tesla

El Tesla Autonomy Day de ayer dejó, como todo evento en el que participa Elon Musk, muchos elementos reseñables para tratar de visualizar el futuro ya no de la compañía, sino de la industria, o incluso de la sociedad.

El habitual tono grandilocuente de los anuncios de la compañía estuvo indudablemente presente: el mejor chip de conducción autónoma del mundo, siete veces más potente que el de sus rivales y con una segunda generación ya en marcha, vehículos totalmente autónomos este mismo año 2019 que durarán más de un millón de millas con un mantenimiento mínimo, una red de más de un millón de robotaxis en muchas ciudades en 2020, posibilidad de utilizar estilos de conducción autónoma agresivos, fabricación de vehículos sin volante ni pedales en dos años… según Musk, comprar ahora mismo cualquier otro coche es financieramente absurdo, porque en tres años, será como tener un caballo.

Sin duda, lo fácil es interpretar este tipo de anuncios como bravatas exhibidas ante un público fiel, accionistas de la compañía, como una forma de calentar las expectativas – algo sobre lo que Musk mantiene contenciosos abiertos con la SEC – o de posicionar su compañía como algo verdaderamente especial y diferente al resto. Hasta aquí, todo normal. El problema surge cuando te das cuenta que el que se sube al escenario y dice todo esto es el mismo que hace más de doce años expuso públicamente su estrategia y la ha cumplido, que la actualizó diez años después y la está volviendo a cumplir, que ha conseguido que su compañía cumpla sus objetivos de producción, venda más vehículos en su segmento que muchas otras compañías históricas, logre ser el vehículo de fabricación norteamericana más vendido en su país, y que, en el medio de todo eso, ha lanzado proyectos capaces de crear la fábrica de baterías más grande del mundo, enviar cohetes al espacio y recuperarlos después, crear trenes ultra-rápidos que se mueven a 1,200 kilómetros por hora, o cavar túneles para intentar arreglar el tráfico en las ciudades.

Cuando las cosas se ponen a ese nivel, cuidado: poca broma. La trayectoria de Elon Musk es la que es, no admite interpretaciones, y muy pocos directivos vivos o muertos pueden presumir de algo mínimamente parecido. El futuro que Musk está dibujando para su compañía significaría un cataclismo absoluto para todo el mercado automovilístico tal y como lo conocemos, y un cambio dimensional en la sociedad en su conjunto. Podemos discutir las fechas: el propio Musk lo reconoce y dice «sometimes I am not on time, but I get it done», «algunas veces no llego a tiempo, pero lo hago», pero poco más.

Los desafíos que tienen por delante los vehículos autónomos no son pocos, y son de tipo tecnológico, regulatorio y de negocio: en muy poco tiempo, tendrán que ser seguros, útiles, y posiblemente incluso tener un precio razonable, aunque algunos – no Tesla – afirman que ese requisito no es totalmente imprescindible, porque no estarán pensados para ser adquiridos por usuarios finales que los infrautilicen, sino por flotas que los mantengan en actividad muchas horas al día. Para tratar de superar esos retos, hay múltiples candidatos, y no todos siguen la misma estrategia. La de Tesla, que trata de incrementar progresivamente el nivel de ayudas a la conducción hasta obtener un vehículo que pueda ser considerado verdaderamente autónomo y que prescinde de tecnologías como el Lidar, se contrapone a la de Waymo, la compañía creada por Google, que parte de la acumulación de sensores de todo tipo y de la eliminación desde el primer momento de un conductor considerado como eslabón débil. Los vehículos de Waymo acumulan ya más de diez millones de millas conducidas en tráfico real. Otros contendientes en esta carrera, como Uber, cuya división de conducción autónoma ha sido recientemente valorada en 7,250 millones de dólares, han conducido hasta el momento menos de 30,000 millas en modo autónomo, mientras Cruise, propiedad de GM, se mantiene aún en torno al medio millón.

Frente a ellos, la estrategia de Tesla de poner en el mercado un piloto automático con mejoras progresivas incorporadas, en muchos casos, en forma de actualizaciones de software ha logrado ya acumular ochenta millones de millas y nueve millones de cambios de carril, y afirma que mejora dramáticamente la seguridad: el pasado año, la compañía publicó datos que constataban que sus vehículos conduciendo en piloto automático experimentaban un accidente o evento próximo a un accidente (near miss) por cada 3,34 millones de millas, frente a uno por cada 1,92 millones de millas cuando circulaban con el piloto automático desactivado, y lo comparaba con el promedio nacional documentado por la NHTSA de un accidente por cada 492,000 millas. La estrategia de Tesla de poner en el mercado vehículos que cualquiera desearía comprar supera, por el momento, a la de aquellos competidores que diseñan y prueban vehículos no diseñados para ser un producto de consumo.

De una manera u otra, todos los precedentes indican que Tesla va a ser capaz de hacer realidad los términos de su anuncio de ayer. El término «visionario», aunque suele ser empleado en términos positivos, recoge también en su definición la idea de riesgo, de que las ideas de un visionario pueden funcionar de manera brillante o fallar miserablemente. Pero en el caso de Elon Musk, dada su trayectoria poco menos que de biopic heroico, esos riesgos aparecen como algo cada vez más como una probabilidad escasa. Después de todo, y aunque a muchos les cueste muchísimo entenderlo, Musk nunca tuvo especial interés en fabricar coches, sino en cambiar el mundo. Y decididamente, en ese sentido, este visionario va por muy buen camino.


This article was also published in English on Forbes, “Autonomous driving and Elon Musk, the visionary«


28 comentarios

  • #001
    Toronjil - 23 abril 2019 - 17:35

    En este vídeo (sin sonido y a cámara rápida) nos muestran como funciona el nuevo:

    Autopilot

    Ladran, luego cabalgamos. Goethe.

    Responder
  • #002
    José Antonio - 23 abril 2019 - 17:43

    Cada vez tengo más claro que hice muy requetebién en adquirir un Tesla Model 3. El 90% del tiempo conduce el coche, no yo. No quiero pensar cuando acaben de afinarlo bien para semáforos, señales de tráfico, etc…

    Responder
    • Toronjil - 23 abril 2019 - 18:22

      Según Elon, al ritmo exponencial que «aprende», a finales del presente año, o como muy tarde en 2020, el supervisor humano en los Tesla será contraproducente.

      Responder
  • #004
    Bertie - 23 abril 2019 - 17:57

    Sí, el problema con las flotas es que los humanos normalmente quieren ir a los mismos sitios a las mismas horas (p.ej. al trabajo, de compras, vacaciones…) y sería necesario disponer de una flota enorme que estaría la mayor parte del tiempo infrautilizada, y que en las horas punta no llegaría a cubrir la demanda de forma fiable.
    ¿Vemos los atascos de entrada a una gran ciudad? Pues el número de coches en uso simultáneamente, autónomos o no, sería el mismo.

    Responder
    • Enrique Dans - 23 abril 2019 - 18:06

      En absoluto. Las flotas pueden organizar eficientemente desplazamientos en alta ocupación, sistemas de recogida que, apartándose muy poco de la ruta óptima, pueden llenar el vehículo, como lleva mucho tiempo haciendo Uber Pool en muchas ciudades o como empieza a hacer Volkswagen con MOIA, con furgonetas eléctricas de doce plazas, mucho más eficientes. Además, la flexibilización de horarios y el trabajo en remoto son también tendencias que no pueden ignorarse. Esa actitud de «total, da igual, nada sirve» es simplemente una manera de justificarse para no hacer nada.

      Responder
      • Martin - 28 abril 2019 - 10:40

        Estaremos de acuerdo, en que las ventajas provienen del uso compartido y más eficiente del vehículo, y da igual quién lo conduzca.
        Puede conseguirse lo mismo sin cambiar de coche. Aprovechando los asientos libres los coches que ya tenemos. Compartiendo una parte de ellos y dejando de mover cada uno su propio coche, y de tirar el dinero al llevarlo infrautilizado, con cuatro asientos libres desperdiciados en cada viaje, de camino al trabajo (a donde son la mayoría de los desplazamientos)..
        Para eso no hace falta ningún LIDAR, sino una aplicación en el smartphone del pasajero y del conductor, que presente a quienes van en la misma dirección y les ayude a compartir sus viajes. 6 de cada 10 españoles compartirían coche para ir al trabajo, para ahorrarse más del 50% de gastos, en vez de hacer rico a Musk.
        Que ningún visionario crea que tendrá éxito una flota para llevar la gente al trabajo. Por lo que ya ha dicho Bertie de los picos de demanda en la hora punta, y porque el coche que lleve gente a un polígono industrial o una zona de oficinas, es muy probable que no vuelva a ser demandado por un cliente en esa zona, hasta que pasen las 8 horas que dura un turno de trabajo. Que es cuando vuelven a moverse los coches de los propios trabajadores (y pueden ofrecer plazas libres gratuitas o para compartir gastos).

        Responder
    • Gorki - 23 abril 2019 - 21:51

      Lo mismo pasa con los taxis actuales. Un, un día de lluvia no encuentras taxi. Pues no pasa nada.

      Responder
      • Bertie - 24 abril 2019 - 00:16

        Porque el uso del taxi es anecdótico. La mayoría se desplaza en vehículo particular o transporte público. Pero si un 80% de la población dependiese del taxi, sería imposible atender la demanda de forma rentable.

        Responder
        • Gorki - 24 abril 2019 - 11:20

          No veo la razón, habría mas robotaxis, y solo en momentos punta, como cuando llueve no habría suficientes robotaxis, como ahora ocurre, que en horas no punta hay taxis en las paradas esperando un cliente.. También los taxis no circulan en su mayoría por la noche y siguen siendo rentables.

          Responder
    • Martin - 28 abril 2019 - 10:53

      El coche autónomo no solo no quitará atascos, sino que podría empeorarlos con coches que no lleven ni un solo viajero.
      La solución para los atascos es aumentar la ocupación media (que en Madrid está alrededor de 1,1 personas por coche).
      Aprovechar los asientos libres de los coches que ya tenemos, para llevar al trabajo en hora punta a la misma gente, en menos coches.
      ¿Conoces este proyecto?
      https://dedocar.org/

      Responder
  • #011
    Jaír Amores Laporta - 23 abril 2019 - 18:35

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.
    Muy interesantes las “joyitas” que ha dejado el Sr. Mask. Me gustó la comparación con lo del caballo. Desgraciadamente, no todos disponemos de la capacidad adquisitiva para comprar un Tesla. Lo cual no quita de que sea una inversión excelente. Sobre todo si los plazos de mantenimiento se cumplen.
    Gracias por compartirlo. Saludos desde Las Palmas!

    Responder
  • #012
    Gorki - 23 abril 2019 - 19:13

    Lo importante no es que lo creamos nosotros sino, sus accionistas. Desde enero que el valor de la ccion muetra una pendiente hacia abajo preocupante https://www.nasdaq.com/es/symbol/tsla/stock-chart

    Responder
    • Gorki - 24 abril 2019 - 11:27

      Y concretamente no se lo creyeron el día de la declaración, la acción bajo un -3,85% respecto del día anterior.

      Responder
  • #014
    Pepe Pérez - 23 abril 2019 - 20:02

    Aunque no lo creas sigo siendo un entusiasta de toda esta tecnología y pienso que el día que realmente se ponga en marcha el mundo será completamente diferente. Pero también pienso que la cosa se enfría y lo que era para ya va a ser para algo más adelante. Desde hace tiempo sigo viendo los mismos videos convenientemente elaborados y nada nuevo. El paso definitivo no acaba de llegar y los plazos siempre se alargan.

    Responder
  • #015
    menestro - 23 abril 2019 - 20:14

    Es una actualización del sistema de asistencia a la conducción (ADS) Autopilot a la versión 3.0.

    Aunque lo llamen «Tesla FSD (Full Self-Driving)» es solo una etiqueta de marketing.

    Uno de los problemas más evidentes, y de ahí que el video de la demostración sea un travelling acelerado de un breve trayecto, es que los coches de Tesla no disponen de los sensores necesarios para identificar el tráfico y «navegar» en circulación urbana.

    Lo que de seguro hará que no se pueda certificar de ninguna manera como conducción autónoma y, con toda seguridad, culpen a la normativa y las leyes de esas limitaciones de los vehículos de la marca. (NHTSA, SAE, Euro NCAP, EU Comision )

    El autopilot 3.0 alcanza de forma limitada un Level 2 de automatismo, lo que se conoce como asistencia a la conducción avanzada (ADAS), lo que no permite ninguna conducción autónoma sin conductor, ni mucho menos.

    Reconocen de forma limitada la señalización de tráfico, peatones y vehículos, siguen una ruta predeterminada, mientras mantienen el carril de conducción.

    La potencia del chip no es relevante en esa circunstancia, ya que es el conjunto del sistema el que le permitiría alcanzar un Level 3 o similar, y este tiene un precio y una dificultad de aplicación en la cadena de producción muy elevado y prohibitivo en estos momentos.

    (Ya somos testigos de las dificultades de producción actual, como para meter sensores avanzados y autonomia sin certificar a un coche de 35k$)

    Pero como gancho para relanzar la demanda y generar expectativas, y mejorar la cotización en el NASDAQ, es evidente que tiene su efecto.

    Así que, si conduces un Tesla y le pones la actualización de Autopilot 2.0, ya certificada, trata de no estrellarte creyendo que el coche conduce solo todo el tiempo, debido a las sugerencias de marketing y la falta de advertencias, y los otros conductores y el mundo te lo agradecerá.

    Drivers Wildly Overestimate What ‘Semiautonomous’ Cars Can Do

    Euro NCAP tests: Tesla’s Autopilot criticised for encouraging drivers to rely on it

    Aggressive Tesla Autopilot Mode With «Slight Chance Of A Fender Bender» Apparently Coming

    Responder
    • Toronjil - 24 abril 2019 - 00:57

      El Tesla Model 3 tiene 8 cámaras, radar delantero y 12 sensores ultrasónicos.

      El Hardware 3.0 es teóricamente capaz de manejar un nivel 5 de conducción autónoma con esos 21 «sentidos». Es el Software el que está evolucionando de forma exponencial, lo que le permitirá en breve tiempo conducir a nivel 5.

      Otra cosa son las regulaciones, pero también en eso se avanza. El propio Elon dice que los incidentes por kilómetro tienen que ser mucho menores que los de los coches normales. Y de hecho ya lo son. Pero los siguen mejorando.

      Las ayudas a la conducción de Tesla (prevención de atropellos, frenadas con mejores «reflejos», etc) ya mejoran mucho las cifras frente a los coches normales que no tienen esas ayudas. Si además activamos el Autopilot, los incidentes por km aún disminuyen mucho más.

      Han recopilado muchísimos datos de incidentes leves. Como es natural, menos de incidentes más graves. Y muchos menos de defunciones.

      Hay que tener en cuenta que el número de defunciones por accidentes de tráfico en USA es enorme, cerca de 40 000 al año.

      Responder
    • menestro - 24 abril 2019 - 13:40

      BMW o GM con Super Cruise, están usando mapeado 3D mediante LiDAR, por ejemplo, navegación GNSS (Geofencing) y RTK (Navegación Inercial por Satélite con una precisión de 2-3 centímetros), ademas de cámaras de visión térmica para contrarrestar las condiciones meteorológicas adversas y nuevos sensores de detección más avanzados.

      Autonomous driving: Digital mesasuring of the world – BMW

      El anuncio de Tesla es exactamente igual que el que hizo en 2016. Son los mismos sensores. Solo cambia el chip de procesado de la información, y mantiene el mismo enfoque de limitar el gasto en sensores avanzados que la iniciativa open source de conducción autónoma comma.ai.

      Tesla, todavía está en pruebas de su integración de datos GPS con el Autopilot, que incluyo en la Version 9.0 de su software con ‘Navigate’ en octubre de 2018.

      (Los autobuses de la EMT en Madrid ya usan GNSS y la red RTK de Galileo)

      El Nissan Qashqai con ProPilot de serie solo usa dos cameras menos que el Model 3 y el mismo número de sensores. Tal que así. El Bus de la EMT tiene un sistema de navegación más avanzado.

      Responder
      • Enrique - 24 abril 2019 - 13:52

        Felicidades MENESTRO, un gusto leerte. Es importante que alguien nos traduzca el lenguaje marketiniano.

        Responder
  • #019
    jose luis portela - 23 abril 2019 - 21:57

    La brecha que hoy en dia tiene los coches Tesla vs el resto de coches es tan grande que las casas de automoción aun no se han enterado

    No solo en el tema de la batería, sino en el concepto de automoción que asoma por encima de esas cuatro ruedas

    Los que lo hemos probado, no queremos saber mas de cualquier coche del mundo que no sea un Tesla, pero no solo porque sea eléctrico, sino porque es algo mas que un coche.

    Responder
  • #020
    Gorki - 23 abril 2019 - 22:06

    Mi opinión es que los coches sin conductor alquilados como flota tienen demasiados pretendientes, (Google, Uber, Cabify, Blablacar, las actuales compañias del taxi, los actuales coches en sharing como Car2go, los fabricantes de automóviles,…. ) y dudo mucho que ninguno salga con tanta ventaja, para que pueda imponerse a los demás.

    Y si salen mas o menos juntos, porque por ejemplo Google cede su tecnología a cualquier fabricante de automóviles, supongo, que por lo que supone el automóvil en el PIB, los estados van a favorecer claramente a su propia solución nacional, por ejemplo en España a Seat o a soluciones de la UE.

    Asi que me temo que el futuro de los coches en sin conductor en sharing, serán cien compañías muy protegidas cada una por su estado y con muy difícil internacionalización. Por lo que no veo un negocio inmenso, aunque si bastante interesante, para ninguno de los contendientes. Por ello veo en globo las acciones expeculativas que se compran en vista de una gran supremacía de una determinada marca de coches autónomos en Sharing.

    Responder
  • #021
    Isangi - 24 abril 2019 - 09:40

    Estos 3 datos que aportas:

    «sus vehículos conduciendo en piloto automático experimentaban un accidente o evento próximo a un accidente (near miss) por cada 3,34 millones de millas, frente a uno por cada 1,92 millones de millas cuando circulaban con el piloto automático desactivado, y lo comparaba con el promedio nacional documentado por la NHTSA de un accidente por cada 492,000 millas. »

    Si bien son muy interesantes, conociendo como funcionan actualmente los Tesla son menos llamativos de lo que pueda parecer en un vistazo, y menos positivos para Tesla a mi parecer:

    En la primera comparación, entiendo hablas de Tesla en autopilot vs tesla en humano, con datos basados en el uso real. Y el autopilot «gana» al humano por el doble, pero aquí hay un dato que creo es clave: ¿cuando, de media, son conducidos los Tesla en «manual»? Supongo que , de media, se usarán más en manual allí donde el autopilot no funciona actualmente o no funcioan bien y entiendo/supongo que es precisamente donde más dificil es la automatización y donde más probable es tener un accidente.

    Es decir, que, haciendo una comparación inventada(de momento): Podriamos también suponer que en Autopilot tienen la mitad de accidentes porque se usan en vias donde también el «publico general» tiene la mitad de accidentes de media. ¿o se me escapan datos que me contradigan?

    Por otro, comparar Tesla vs resto del mundo es interesante, pero no parece que un dato que nos aporte demasiado, pues el conductor/comprador medio de Tesla no es, ni de lejos, el conductor medio ni de EEUU ni del mundo, es como si comparas los accidentes de los propietarios de RollRoyce con los de Seat para decir que tu RollRoyce es más seguro que los Seat.

    ¿no lo ves así?

    E insisto, que son interesantes, dan que pensar y apuntan a cual debe ser la dirección en cuanto a conducción, pero no me parecen «numeros de los que vacilar» por parte de Tesla Actualmente y sin tener métricas mejores con las que comparar de verdad.

    Responder
    • Gorki - 24 abril 2019 - 11:17

      Muy razonable, si el Tesla conduce por autopistas con poca circulación y yo me hago cargo al pasar las rotondas, lógicamente tendré yo muchos mas accidentes,

      De todas formas a mi me gustaría saber cuantos accidentes de los humanos, se producen en el primer momento de ceder la conducción automática al conductor distraído., que me parece el momento mas peligroso

      Responder
      • Isangi - 24 abril 2019 - 11:23

        También ese momento de transición debe ser sencillo cuando lo esperas/controlas pero no tanto cuando es por un imprevisto/urgencia que el autopilot no sabe solventar.

        Responder
        • Gorki - 24 abril 2019 - 11:33

          Eso es lo que me preocupa, vas tan distraído/aburrido por una autopista, porque conduce el autopiloto y de repente suena un pito y en 50 metros el autopiloto se desentiende, porque hay algo raro, por ejemplo una obra, o un accidente. ¿Que pasa?¿Cuanto tardas en reaccionar?

          Responder
  • #025
    unodelmonton - 24 abril 2019 - 13:32

    A mi lo que mas me intriga de todo esto es como va a ser capaz de «tener un millón de robotaxis en 2020», si en 2018 no llegó a fabricar (vender) en Estados Unidos mas que 200.000 coches…

    A partir de eso, cualquier predicción de si será posible o no que sean autónomos, o hasta que nivel, me parece que tiene las misma credibilidad.

    Responder
    • Enrique - 24 abril 2019 - 13:50

      Parece que no hemos aprendido nada del cine. Evidentemente, todos los Tesla S, X y 3 se revelarán contra sus dueños y se convertirán en robotaxis al servicio y los intereses económicos de la compañía.

      Luego saldrá una pequeña clausula recogida en el contrato digital que te salta (y firmas) en la tableta la primera vez que enciendes tu coche.

      Responder
  • #027
    Bakya - 24 abril 2019 - 19:41

    Todo muy bien, pero pretender cambiar el mundo mediante la fabricación de vehículos para consumo frente a adquisición de servicios en cuanto a la autonomía de vehículos se refiere, la verdad no es muy coherente. Hacer cosas grandes no implica salirte con la tuya siempre

    Responder
  • #028
    Angel - 25 abril 2019 - 21:18

    Sin duda, vivimos momentos muy excitantes. La tecnología cada vez más en simbiosis con los humanos. Y ni hablar de lo bien que le hace esto al planeta: basta de taxis moviéndose sin pasajeros y esperando encontrar uno, mientras contaminan el aire que respiramos. Un verdadero disparate. Bienvenidas las flotas eléctricas y autónomas!

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG