El avance del vehículo eléctrico

IMAGE: Tommaso.sansone91 (CC0)

Las ventas de vehículos eléctricos en Noruega superaron, el pasado marzo, a las de vehículos alimentados por combustibles fósiles: un 58% de los vehículos vendidos fueron eléctricos. Un mercado evidentemente no representativo del resto del mundo, pero que debería llevar a muchos a replantearse cómo obtener unas cifras similares, de cara ya no solo a reducir las emisiones, sino otros factores como la dependencia del petróleo y su impacto en la economía.

Noruega, un país en el que la dependencia del petróleo no supondría un problema económico, ha llevado sin embargo hasta el límite la gestión gubernamental proactiva de este mercado desde un punto de vista político, tanto en término de desincentivos a los combustibles fósiles como de incentivos a los eléctricos: los conductores de vehículos con cero emisiones (eléctricos o de hidrógeno) no pagan impuesto de circulación, pagan un 25% menos de impuestos en el momento de la adquisición, tienen tarifas reducidas en peajes, ferries y aparcamientos, y pueden circular por los carriles bus.

Mientras, la industria alemana de automoción se va a ver obligada a hacer frente a multas impuestas por la Comisión Europea por colusión a la hora de decidir la implantación de tecnologías de limitación de emisiones, algo indudablemente merecido, pero que esconde la verdadera realidad: que lo que habría que hacer es conminar a la industria automovilística no a que reduzca las emisiones de los motores de combustibles fósiles, sino a que sustituya en un plazo razonable de pocos años esa tecnología obviamente obsoleta por motores eléctricos. El ejemplo del diesel es claro: a base de forzar restricciones cada vez mayores, Honda, Toyota y Volvo han abandonado ya la producción y comercialización en Europa de motores diesel, y Fiat Chrysler y Subaru lo harán en 2020.

Que las grandes marcas de automoción dejen de tener eléctricos en su catálogo como muestra anecdótica relegada al ostracismo por su red comercial y pasen a apostar de manera decidida por ellos es algo que únicamente puede conseguirse mediante la presión legislativa. Tesla puede hacer mucho, pero sigue ocupando, pese a sus esfuerzos, el segmento del vehículo de lujo, pero el elevado precio de los vehículos eléctricos sigue representando el factor fundamental que desincentiva su adopción por el consumidor, citado en un 48%.

Abandonar la absurda neutralidad tecnológica y apostar decididamente, como ha hecho el gobierno noruego, por el vehículo eléctrico es lo que realmente falta para obligar a esas compañías a llevar a cabo esa transición. Además, serán precisas estrategias adicionales, como el foco en el vehículo de dos ruedas en determinados mercados o la conversión a la electricidad de vehículos pesados, pero todo debe partir de la reconversión de la industria automovilística tradicional.

Si existe un papel lógico para los estados es el de forzar cambios fundamentales cuando estos no se producen de manera natural. El ejemplo noruego es la prueba evidente de que la intervención gubernamental decidida es capaz de provocar cambios tangibles en el mercado, y que esos cambios pueden actuar en claro beneficio del conjunto de la ciudadanía. Podemos, como en el caso de Londres, seguir incrementando el pago de peaje por acceder al centro de la ciudad de los vehículos más contaminantes, pero en el fondo, esto sigue siendo una solución incompleta, que posiblemente pueda generar más dinero para la reconversión de infraestructuras, pero que sigue castigando de manera selectiva a quienes no pueden plantearse fácilmente la sustitución de sus vehículos. Mientras no entendamos esto, sigamos pretendiendo ser “neutrales” cuando la neutralidad es completamente absurda e irresponsable, y sigamos dependiendo del espontáneo – y escaso o nulo – interés de las compañías automovilísticas por reconvertir su tecnología, seguiremos respirando basura en todas partes.


This post is also available in English in my Medium page, “People can’t afford to buy battery-powered vehicles: so why aren’t governments following Norway’s lead?


35 comentarios

  • #001
    Estacius - 8 abril 2019 - 16:39

    Mientras ningún fabricante de turismos del segmento medio decida apostar por orientar su oferta al vehículo eléctrico, y las opciones actuales sean adquirir un vehículo eléctrico casi al doble de precio que su equivalente en motor de combustión, todo seguirá igual. “Como no hay competencia, me quedo como estoy”, y mientras tanto haciendo lobby en Bruselas. Y por más subvenciones y exenciones de impuestos que se habiliten, nunca llegarán a igualar el precio de ambas tecnologías.
    Y ya que ni la política ni la industria mueven ficha, a ver si a base de alargar la vida de nuestros viejos coches de combustión esperando a ver qué pasa, se resienten las ventas hasta el punto de que la industria reaccione.

    Responder
    • Isangi - 8 abril 2019 - 17:31

      A la larga el vehículo electro debe ser más barato que el de combustión, es en sí bastante más sencillo y precisamente uno de los miedos que tienen los grandes fabricantes de coches, que si es sencillo “cualquiera” puede hacerles competencia. (además del menor mantenimiento requerido)

      Actualmente lo caro son sobretodo baterías además de amortizaciones de tecnologías o patentes pero eso el tiempo y la competencia lo solventan.

      Responder
    • Francisco José - 8 abril 2019 - 23:29

      Me gusta tu último párrafo, es una solución interesante.

      …a ver si a base de alargar la vida de nuestros viejos coches de combustión esperando a ver qué pasa, se resienten las ventas hasta el punto de que la industria reaccione.

      Responder
    • Juan Carlos - 9 abril 2019 - 18:47

      Coincido contigo. Queda un largo camino que parece que fluye cada dia hacia el eléctrico; Dada la demanda, nuevas tecnologías, la extracción que uno de los costes más caros… y esas ayudas que se gastan, tales entradas de un superconcierto de estrellas del panorama musical, tardara introducirse en nuestras carreteras. Superficie de carga, todavía es escasa para los kilómetros del país.
      Mas aquí que desgraciadamente política energética gubernamental-sector perjudicial creación de energía limpia.

      Responder
  • #005
    Bertie - 8 abril 2019 - 16:40

    Graciosos los noruegos. Con lo que ingresa su estado por la venta de petróleo al resto del mundo, subvencionan vehículos eléctricos. Así cualquiera.
    Y los demás, a pagar a precio de oro las energías renovables, que son la forma más cara de producir electricidad.

    Responder
    • Enrique Dans - 8 abril 2019 - 16:54

      No, ahí te equivocas. Las renovables ya hace tiempo que, sin subsidios, son más baratas que el petróleo.

      Responder
      • Gorki - 8 abril 2019 - 20:00

        La hidroeléctrica desde luego, eso ya desde los tiempos de Franco. Lo que pasa es que España esmas seca que Noruega.

        El resto quizá sean mas rentables cuando funcionan, por que un molino de viento parado, aparte de no producir nadan mas que gastos, (amortización fundamentalmente), precisa de un generador, que posiblemente funciona con productos petrolíferos, que produzca lo que él ha dejado de producir y que quedará parado, (y produciendo gastos), cuando el molino nuevamente entre en funcionamiento porque hay viento.

        El problema dela energía renovable es que aparece cundo a ella la viene bien y no cuando el consumidor lo necesita por eso precisa un respaldo tradicional..

        Responder
    • Lucio M - 8 abril 2019 - 20:10

      Con lo que ingresa su estado por la venta de petróleo al resto del mundo, subvencionan vehículos eléctricos. Así cualquiera.

      Esto es correcto. Aunque el estado noruego ya se encuentra moviendo su economia hacia fuentes renovables

      Y los demás, a pagar a precio de oro las energías renovables, que son la forma más cara de producir electricidad.

      Por favor, proporciona fuentes neutrales que respalden esa afirmacion. Que no sean de Fox News o demas medios claramente coludidos con la industria petrolera.
      En las noticias todo el tiempo yo he leido lo contrario. Tanto para paises desarrollados como para aquellos en vias de desarrollo.

      Responder
      • Bertie - 9 abril 2019 - 13:36

        Si consideramos el coste bruto, las renovables (la eólica, la solar es más cara) son algo más baratas que el carbón (https://en.wikipedia.org/wiki/Cost_of_electricity_by_source)
        Pero eso es engañoso, porque esos cálculos solo tienen en cuenta el coste del MWh producido.
        El problema es que como se ha señalado, es necesario tener un backup para cuando no haya viento, y eso generalmente son centrales de ciclo combinado de gas, que son mucho más caras. Es como si vas de ecologista porque tienes una bicicleta y la usas cuando hace buen tiempo… pero también un coche por si llueve.
        Y lo que si es impepinable es que la electricidad es mucho más cara en los países o estados que han apostado más fuerte por las renovables: Alemania, nórdicos, California… y más barata en los que apuestan por la nuclear (Francia).
        Y tampoco se puede negar el impacto ecológico que tienen las renovables a gran escala. Una cosa es poner un par de molinos, pero cuando son 200, 400… pues vaya.
        Y no sé si te valdrá como fuente, pero puedes mirar este artículo: “Por qué las renovables no pueden salvar el planeta”:
        https://quillette.com/2019/02/27/why-renewables-cant-save-the-planet/

        “Solar farms have similarly large ecological impacts. Building a solar farm is a lot like building any other kind of farm. You have to clear the whole area of wildlife.

        In order to build one of the biggest solar farms in California the developers hired biologists to pull threatened desert tortoises from their burrows, put them on the back of pickup trucks, transport them, and cage them in pens where many ended up dying.”

        Responder
        • Lucio M - 10 abril 2019 - 04:20

          El problema es que como se ha señalado, es necesario tener un backup para cuando no haya viento, y eso generalmente son centrales de ciclo combinado de gas, que son mucho más caras.

          Australia aposto por tener un sistema de respaldo basado en banco de baterias. La eficiencia del sistema es tan elevada, que van camino a recuperar la inversion por completo en un plazo de 3 años. El sistema, ademas, es mucho mas eficiente que sistemas de respaldo basados en combustibles fosiles: entra en funcionamiento en fracciones de segundo, en vez de minutos.

          Otras companias de energia electrica (no solo en Australia) estan invirtiendo cada vez mas en grandes bancos de baterias en vez de construir plantas de respaldo basadas en combustibles fosiles, dado que el costo de las mismas va en caida.

          Y no sé si te valdrá como fuente, pero puedes mirar este artículo: “Por qué las renovables no pueden salvar el planeta”:

          Michael Shellenberger (el autor de ese articulo) tiene historia de crear desinformacion sobre el tema, atacando a organizaciones como Greenpeace o Amigos de la tierra (FOE, por sus siglas en ingles). Es una persona pro energia nuclear.

          Responder
          • Bertie - 10 abril 2019 - 09:19

            Sí, los bancos de baterías de Australia. Basta con sacar la calculadora. Y aunque no te caiga bien Shellenberger, los números son los números:
            – El mayor centro de baterías en USA da potencia para 20.000 casas por 4 horas
            – Harían falta 15.280 centros que costarían 764.000 millones USD para todos los USA… por 4 horas.
            Y si quieres compensar las variaciones en producción de renovables necesitas mucho, mucho más de 4 horas de almacenamiento. Porque nunca sabes cuando va a soplar el viento de nuevo.

      • Bertie - 9 abril 2019 - 13:44

        Por cierto, las renovables también son peligrosas: en UK murieron 14 personas en 2011 mientras trabajaban en el mantenimiento de torres eólicas.

        Responder
  • #014
    Isangi - 8 abril 2019 - 16:44

    “un país en el que la dependencia del petróleo no supondría un problema económico”

    disculpa, NO acabo de entender o estar seguro de que quieres decir con esto…

    Responder
    • Enrique Dans - 8 abril 2019 - 16:51

      Tal y como se lee, que la dependencia del petróleo en el caso de Noruega no es un problema porque tienen su subsuelo lleno de él y no tienen que importarlo. Así que lo exportan, y con lo que sacan, incentivan a tope el vehículo eléctrico, como dice Bertie.

      Responder
      • Pit - 8 abril 2019 - 17:00

        Para mí lo insostenible de este modelo es que para que los noruegos destierran el combustible fósil de su sistema de transporte, el resto de lo mundo debe comprarle ese combustible (para quemarlo, claro).

        Responder
      • Isangi - 8 abril 2019 - 17:28

        Gracias por aclararlo, no creo que quede del todo claro en el texto original(o yo muy torpe).

        Eso es cierto, aunque como dice PIT también hay que tener en cuenta de donde han sacado el dinero, aunque no tanto de cara a futuro que como el resto de “potencias petroliferas” ya se están preocupando de usar el dinero que genera el petroleo para granjearse un mejor futuro que otros paises.

        Responder
  • #018
    Isangi - 8 abril 2019 - 16:47

    Yo el principal problema que veo, y disculpa la insistencia, es que todo esto genera una brecha aún más grande con quien menos dinero posee y eso es un problema importante.

    Responder
  • #019
    Gorki - 8 abril 2019 - 20:12

    Estoy convencido que el futuro es del coche eléctrico, por eso sigo sin renovar mi coche estirando su vida mas de lo que es sensato, porque el presente aun no es eléctrico. Esa es mi contribución al cambio de energías. Si dejamos de comprar coches pro que no los queremos de combustible fósil y no hay coches eléctricos racionalmente aceptables en el mercado, estamos acelerado la aparición de este tipo de coches.

    Mi propuesta es un huelga de consumidores de vehículos para acelerar el cambio.

    La conversión a la electricidad de vehículos pesados, la veo inviable en tanto los acumuladores se basen en baterías de Panasonic de voltio u y medio, pero es absolutamente posible con motores que funcionen con hidrógeno, bien en pilas de hidrógeno para generar electricidad, o directamente utilizando el hidrógeno como gas combustible de forma similar a como trabajaban con butano.

    En cuanto al Gobierno Noruego, le considero el caso mas perfecto de hipocresía ecológica y mi deseo, es que todos nos pasemos a la electricidad renovable, para que puedan meterse su petróleo en donde les quepa.

    Responder
    • Alqvimista - 8 abril 2019 - 20:41

      Pues estoy en las mismas, solo que yo tengo un diésel euro 5 de diez años… ¡a ver cuántos años de ultra contaminación me hacen esperar! Porque desde luego no me llega para cambiar ahora y dentro de cinco años.

      Por cierto, ¿alguien me puede explicar por qué es una buena noticia dejar de fabricar motores diésel euro 6 mientras se perdona a los gasolina cuando son, incluso, menos contaminantes?

      Responder
    • Enrique - 8 abril 2019 - 20:43

      La verdad que es un poco incoherente que Enrique demonice al consumidor del coche térmico tanto como al fabricante, pero en el caso de Noruega sólo se acuerda de cargar tintas contra el consumidor, en este caso el “fabricante” no tiene culpa de contaminar el planeta.

      Responder
  • #022
    Alqvimista - 8 abril 2019 - 20:16

    Y mientras tanto Volkswagen, cual Saulo Pablo moderno, pretende no sólo ser eléctrico sino electrificar el mundo: Volkswagen quiere ser el Microsoft del coche eléctrico

    Responder
  • #023
    Krigan - 8 abril 2019 - 22:07

    Bueno, pues ya es una realidad. Ya hay un país en el planeta en el que un escenario estilo Mad Max, con la gente peleándose por las últimas gotas de petróleo, ha pasado a ser imposible. Ya hace años que casi toda la producción eléctrica de Noruega es renovable, y todavía les da para exportar electricidad. Y ahora, la mayor parte de los coches que se venden son eléctricos.

    Noruega ha marcado el camino, y otros países lo seguirán. ¿Seremos de los últimos?

    Responder
    • Gorki - 8 abril 2019 - 22:25

      Podías decirme que parte de esta producción renovable de energía corresponde a molinos de viento o a placas solares. Si lo que han descubierto, es la energía hidroelectrica, les llevamos un montón de quinquenios de ventaja.

      ,

      Responder
      • Krigan - 9 abril 2019 - 01:47

        Evidentemente no vas a ver mucha energía solar en Noruega, pero cada uno usa en renovables lo que tiene. Ellos tienen mucha lluvia y nieve, y por tanto mucha hidroeléctrica, y nosotros tenemos mucho sol. La diferencia está en que ellos sí aprovechan lo que tienen, mientras que nosotros apenas estamos usando la solar.

        Responder
  • #026
    eldelaplazoleta - 9 abril 2019 - 02:37

    Tenemos actualmente una clase política gobernando que es… la que es, salvo contadas excepciones. No hablo solo de dirigentes políticos en España, sino de Europa y de la mayoría de países que son potencias económicas mundiales (Trump, Putin, Bolsonaro, Salvini, Erdogan, Macri, duterte, Xi Jinping, familia Saudí, etc, etc, etc). El panorama es desolador. A cada cual más cafre, inepto y (ó) corrupto. Antaño creíamos en España que en el norte de Europa tenían una mentalidad más avanzada, había vida inteligente, y en caso de necesidad o por simple justicia social vendrían a poner orden entre tanta cacicada, estupidez y podredumbre moral. Hoy en día Europa es más de lo mismo. El parlamento europeo, que es quien debería tomar cartas en el asunto y marcar el camino de la transición energética en Europa, es un presunto nido de ratas sobornables al dictado del mejor postor (lobby) o en su defecto de Lo que diga “la Merkel” y sus demonios. Luego se preguntan el por qué crece la ultra derecha y el número de euroescépticos.

    Los intereses económicos y las empresas priman sobre los ciudadanos y el bien común. Estamos a espensas de lo que decidan en los consejos de administración de las grandes multinacionales (no solo en este tema) para poder avanzar como sociedad, siempre en función de sus necesidades estratégicas y balances contables. Los políticos, en este tema, da la sensación de andar como pollos sin cabeza en busca de hacer o aparentar hacer algo, aunque no se sepa muy bien el qué. Nadie se atreve a abrir la caja de Pandora. Estan cediendo por incapacidad o dejadez toda la iniciativa de cambio a las empresas implicadas, automovilísticas y energéticas (principalmente eléctricas), esperando que ellas mismas se autoregulen a su ritmo y conveniencia. Todo en consonancia con la política neoliberal que predomina en Europa. Así nos luce el pelo.

    Vaya mitin me ha salido, parece que estemos en campaña electoral. No era la intención.

    Para que el coche eléctrico despegue “solo” hace falta: 1) Un vehículo utilitario de igual precio y prestaciones que los actuales de combustión, que aguante mínimo 400 Km de autonomía real y una batería garantizada por 10 años ó 200-300.000 Km. 2) Una amplia red pública de enchufes de recarga en las calles complementada por pequeñas redes privadas (Tesla, electrolineras, centros comerciales, garajes, etc) todas compatibles y de acceso público. 3) Un sistema justo que potencie y remunere adecuadamente la captación y distribución de energía renovable, principalmente fotovoltaica y eólica, que sustente la red del anterior punto “2” a precios regulados y comedidos. En España no tenemos el petroleo de Noruega pero si un enorme recurso solar por explotar. 4) Cuando los tres puntos anteriores sean una realidad, NO ANTES, presionar a los propietarios de coches de combustión a realizar el cambio a eléctrico mediante impuestos, peajes, limitaciones etc. Aquí los gobernantes empiezan por el punto “4” y el resto… ya lo vamos viendo.

    Responder
    • Jesús Sánchez - 9 abril 2019 - 18:35

      Lo de llenar las calles y aceras de cargadores de vehículos, pues no lo veo. Bonito panorama sería el cambiar árboles por unos terroríficos cacharros donde enchufar el coche. Por lo menos en mi barrio habría que llenar la calle de una punta a la otra y en ambas aceras, ya que por la noche se suele aparcar encima de ella (y de día también).
      Creo que es más práctico una batería recambiable con la que acudes a una electrolinera, y un sistema robotizado te la sustituye por una cargada. De esta forma no tienes que esperar para la recarga, ni tienes que hacer instalación en tu garaje, básicamente porque mucha gente no lo tiene.

      Responder
      • eldelaplazoleta - 10 abril 2019 - 01:40

        Hola Jesús, el tema del intercambio de baterías está ya muy trillado. Ya se ha intentado y ha sido un fracaso, a no ser que seas una empresa china con decenas de miles de vehículos idénticos donde tú eres tu propio mercado y dictas tus propias normas adecuadas a tus vehículos. Veremos como acaba la apuesta de los autobuses chinos. En vehículos particulares y entornos urbanos masificados e hiperconectados, yo no lo veo. En vehículos pesados y en casos muy determinados, quién sabe.

        Sobre el papel suena muy fácil pero llevarlo a la práctica tiene que ser terriblemente complicado. Hablamos de una pieza de unos 400-500 kilos de peso, con un volúmen considerable, que está diseñada para dar estabilidad al coche mediante un reparto de pesos y que hay que manejar con cuidado al tener carga eléctrica. Todos hemos visto en la F1 cambiarle las ruedas al coche de Fernando Alonso en apenas dos segundos pero la realidad cuando vas a un taller de mecánica es bien distinta. Cambiar el aceite de un coche normal son 10 minutos de reloj, y la última vez que fuí al taller a cambiarlo tuve que dejar el coche toda la tarde esperando a que el mecánico tuviese un hueco libre en su apretada agenda (más que un ministro). Una cosa son los vídeos de propaganda de youtube con laboratorios impolutos, mecánicos entrenados y herramientas especiales (robots), y otra la triste realidad.

        Incluso dando por hecho que TODAS las baterías de TODOS los coches fueran exactamente iguales, se instalaran de la misma forma y fuesen compatibles, cosa más que improbable que suceda, la logística para distribuir, almacenar, cargar e instalar las baterías sería un auténtico infierno. Los únicos que saldrían beneficiados con este sistema serían los fabricantes de baterías. Cada batería instalada habría que multiplicarla por infinidad de sitios de recambio con stock disponible esperando a ser usado. Desde un punto de vista ecológico seria un desastre. Desde otro punto de vista más egoísta, si me compro un coche de 100.000 euros y en el primer recambio me levantan mi flamante batería por otra más vieja, arde troya.

        Imagínate una operación salida (o simplemente una hora punta), has tenido suerte y encuentras una electrolinera con espacio suficiente para almacenar 40-50-100 baterías y personal cualificado y numeroso para realizar el cambio (casi nada). Ya puedes rezar por no ser el cliente 101 y que el resto de millones de veraneantes o vecinos regresando a casa no se te adelanten. Los que vivan en lo que de nuevo, gracias al abandono rural, volverá a llamarse la España profunda, ni cuentan. Una auténtica lotería.

        Cambiamos el acarrear cubos de agua desde un pozo o una fuente para rellenar antiguamente las tinajas de barro y poder tener agua dentro de las casas, por una red de abastecimiento de agua con la que simplemente hay que abrir un grifo. Dejamos de quemar aceite y velas para conseguir luz, por una red de abastecimiento eléctrico con la que simplemente hay que pulsar un interruptor en tu propia casa. Cambiamos las bombonas de butano y todo el trajín consiguiente para reponerlas, por una red de gas-ciudad con la que simplemente tienes que abrir una llave. Ahora, teniendo una red eléctrica que cubre la práctica totalidad del territorio español (y europeo), sería un atraso volver al trapicheo de baterías, “la TINAJA 2.0”. Lo suyo es montar una red de enchufes donde, desde cualquier sitio, puedas recargar tu coche en un tiempo razonable, pagues y sigas tu camino. Adios a acudir a un sitio obligatoriamente como es el caso de las gasolineras de hoy en día.

        Por cierto, el otro día leí que los cuatro grandes constructores de motos de Japón se decantaban por el intercambio de baterías. ¿Alguien más duda de que ahí hay negocio?. Próximamente en los concesionarios te ragalarán la moto si te haces un contrato de por vida recargando sus baterías a precio de sangre de unicornio.

        Responder
        • Jesús Sánchez - 10 abril 2019 - 08:23

          Se suele tardar unos 5 minutos en repostar y pagar. A lo sumo 10 si hay cola en los surtidores. Con la tecnología actual la “recarga rápida” son 15 ó 20 minutos, si no hay cola. Añade otros 5 si tienes que esperar. ¿Ves eficiente esperar 25 minutos para repostar?
          A esto hay que añadir que la carga rápida fastidia y acorta la vida útil. Las baterías actuales requieren de una carga inicial a corriente constante, para luego pasar a una de tensión constante, y esto requiere cierto tiempo. Los cargadores rápidos existen, pero acortan la vida de las mismas. Hablo de las baterías actuales.
          Donde vivo, la gente aparca donde puede, y por la noche todas las aceras están ocupadas por vehículos. Se aparca en vados, pasos de peatones, en doble fila, sin el freno de mano, para poder mover el coche de otro y sacar el tuyo, etc.
          Que no todo el mundo tiene garaje. Que hay muchas urbanizaciones que se construyeron sin ellos, y no me imagino una ciudad plagada de aparatos para recargar el coche. En mi humilde opinión, no lo termino de ver.

          Cargar una batería (actual) no es como echar agua en un cántaro. Hay que esperar un tiempo, y la gente ya no quiere esperar ni en la cola del supermercado (Amazon Go). Por eso llega agua y luz a tu casa, por que no quiero caminar, esperar a que se llenen los ccharros y volver. Quero energía ya.

          Responder
          • eldelaplazoleta - 10 abril 2019 - 20:39

            “Quiero energía ya”. Bueno, pues de eso se trata, de que cuando quieras recargar la batería del coche aparques en cualquier calle, de cualquier lugar, a cualquier hora, y cojas el primer enchufe que tengas a mano, lo conectes y ya está. No necesitas tener un chalet, ni un garage, ni tener que ir a un sitio obligatoriamente a que te desmonten medio coche, cada dos o tres días, para recambiar la batería y tener que pasar por caja.

            En tu barrio, aparte de instalaros enchufes en las aceras, lo que necesitáis es que el ayuntamiento os habilite un puñetero parking. A poder ser, con puntos de recarga suficientes para que cuando te levantes por la mañana tengas el coche eléctrico listo y a pleno rendimiento. JAJAJA. ;-)

            Lo de sustituir árboles por enchufes, no le veo la relación. No son incompatibles.

  • #031
    Pedro Torres Asdrubal - 9 abril 2019 - 11:08

    Tesla ya esta vendiendo el Model 3 por 35.000 USD, un chollo, mayor aun si eres empresa, desgravas los impuestos y lo amortizas.

    Si viviera en yanquikandía con garaje privado, ya me hubiera comprado uno.

    Antes de Tesla los coches eléctricos eran una promesa, ahora un lujo y en unas décadas lo único que circule.

    Responder
    • Jesús Sánchez - 10 abril 2019 - 08:29

      Todavía hay familias que sólo tienen 6000 euros para comprarse un coche, y rezan para que les dure mucho. Y encima, ni tienen ni pueden pagarse un garaje.

      Responder
      • Pedro Torres Asdrubal - 10 abril 2019 - 12:37

        Me recuerdas a mi tía cuando no quería comerme la fruta y me hablaba de los negritos pasando hambre.

        Terminé respondiéndole que metiera la fruta en un sobre y se la mandará.

        Cambia de discurso de la pena. Vive tu vida y no la de los demás.

        Responder
        • Jesús Sánchez - 10 abril 2019 - 12:49

          A mi sobran dedos de una mano para contar las familias, amigos y conocidos que puedan comprarse un coche de 35.000 euros.
          Trabajo en una empresa de unos 2000 empleados, y a esas cifras de inversión en un automóvil sólo llegan los directivos y algún que otro jefe de comercial. El resto de personal de a pie, como yo, no podemos invertir esa cantidad en un coche.
          Y no es ningún cuento de mi tía, es la realidad. Solo tienes que salir a la calle y preguntar, a ver cuántos estarían dispuestos a pagar 35.000 euros en un coche. Pero creo que Elon Musk hace tiempo que no se pasea (o quizás no lo ha hecho nunca) por un barrio o cuidad “normal”, en el que la gente vive hipotecada, tiene un coche de 20 años. Claro que hay familias con un coche cada uno, y se van cada verano a Orlando a ver DisneyWorld, pero te aseguro que son lo menos.

          Responder
  • #035
    Alex - 12 abril 2019 - 09:45

    Cada vez que sale el tema del vehículo eléctrico, me vienen a la mente dos imágenes: las operaciones salida de vacaciones y mi garaje comunitario.

    Empiezo por el segundo: más de 200 plazas. ¿puedo colocar 200 puntos de recarga? No. Hay plazas en las que ni anclado al techo del garaje. ¿La instalación de más de 200 cargadores individuales sería posible? Ni idea. Sin contar los posibles robos y vandalismo, a día de hoy e incluso a corto plazo, veo imposible que la mayor parte del parque automovilístico sea eléctrico.
    Las operaciones salida… a ver como se repostan 100 vehículos eléctricos (o más) en la misma electrolinera (tiempo de espera, precio…. demasiadas cosas). Según el gps de mi coche, el trayecto de 675 km, hasta mi lugar habitual de vacaciones, sin paradas me supone 5 horas y media (en realidad 6 y media mínimo con dos paradas y sin necesidad de repostar en ninguna de ellas). Este es un ejemplo que he encontrado en internet de un viaje Madrid-Sevilla (en un día normal, sin atascos, con todas los posibles cargadores para uno, o unos pocos coches eléctricos) https://elpais.com/sociedad/2019/01/26/actualidad/1548527760_895314.html …12 horas y media…. En otras pruebas con Tesla, los 450 km de autonomía, en realidad, a 120 km/h, apenas se quedaban en 325 km (sin la familia, ni el equipaje, sin apenas desniveles en las vías y, casi siempre por autopista).
    Desde mi punto de vista, hasta que no haya baterías que superen ámpliamente los 1.000 km, no veo viables los desplazamientos de largas distancias con vehículos eléctricos (o repostajes de 10 min máximo, incluidas las colas de espera, lo que implica una gran red de electrolineras).
    Creo que la mejor solución sería el hidrógeno para estos casos.

    Indudablemente, los vehículos eléctricos pueden ser una gran solución para las ciudades, siempre que estas tengan una amplísima red de puntos de recarga (y a precio justo).

    Otro punto. El precio de los coches y las ayudas. Vamos a comprar mi Kadjar 1.6 gasolina (20.400€) frenta a un Hunday Kona (37.204€ en oferta sin ayudas / 43.500 sin oferta ni ayudas). 17.000 euros de diferencia, como mínimo, que yo no me podría permitir. Las ayudas del gobierno…. recordad que en la declaración del IRPF del año siguiente hay que devolverle a Hacienda el 24,75% (mínimo)….. más el cargador y su instalación…. que cada uno haga sus cálculos.

    Y esta es mi opinión, la de alguien que no vive en un unifamiliar y tiene un salario medio (o inferior)

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG