Facebook y los próximos procesos electorales en España

IMAGE: Jorge Antonio Miranda - CC BY SA

Con cuatro procesos electorales globales o parciales en marcha en los próximos meses (elecciones generales, europeas, autonómicas y municipales), y siendo un país con una fuerte difusión tanto de Facebook como de WhatsApp o Instagram, no cabe duda que España tiene mucho de lo que preocuparse, si consideramos precedentes relativamente recientes como los de los Estados Unidos o Brasil.

Recientemente, directivos nacionales e internacionales de la compañía se reunieron confidencialmente con los principales partidos políticos, y la sensación que estos afirman haber tenido fue la de que “estaban preocupados, perdidos, y que aún no sabían ni qué hacer de cara a las elecciones aquí”. Si te suena preocupante, es porque efectivamente lo es. Hoy, Facebook ha anunciado el lanzamiento de su programa de verificación de datos externo con fact checkers reputados como AFP, Newtral y Maldita.es, en un intento de tranquilizar a una opinión pública y unas instituciones que claramente perciben el peligro de que la red social y sus distintas herramientas se conviertan, como ocurrió en otros países, en una maquinaria de difundir bulos y noticias falsas al servicio de los intereses de algunos partidos o incluso de potencias extranjeras.

El propio gobierno, en conjunción con la Unión Europea, afirma estar creando una unidad de trabajo contra las fake news y el ciberterrorismo, una iniciativa obviamente necesaria, pero de gestión compleja en lo que conlleva de control para evitar que sea el propio gobierno el que tenga la tentación de arrogarse el papel de juez sobre lo que es o no es una noticia falsa.

Sin duda, hablamos de algo extremadamente importante. Sin embargo, los precedentes no invitan especialmente al optimismo: la manipulación de procesos electorales es algo que algunos actores están perfeccionando con cada iteración, y no son pocos los que afirman que Facebook no parece especialmente bien equipada para detener su avance, en particular cuando hablamos de opciones populistas o con tintes autoritarios. De hecho, todo parece indicar que la compañía no tiene un proceso como el fact checking en muy alta estima: verificadores con muy buena reputación como Snopes o AP han tenido numerosos problemas en el funcionamiento de sus relaciones con Facebook en otros países, y han afirmado que la implicación y el interés de la compañía era más bien escaso. En este sentido, Facebook no solo no ha hecho gran cosa para intentar luchar contra el problema, sino que incluso lo ha empeorado cambiando su política con respecto a los grupos y dándoles mucha mas visibilidad, algo que muchos identifican con la súbita popularidad de algunos líderes surgidos espontáneamente y con procesos como el de los gilets jaunes en Francia.

La cuestión es, sin duda, compleja: no se trata de exigir a Facebook que se responsabilice de todos los contenidos que aparecen en su plataforma, pero sí de que detenga iniciativas orquestadas por determinados malos actores destinadas a la intoxicación, la polarización o la difusión de rumores de manera intencionada. Si un contenido a favor o en contra de un partido o un candidato determinado se convierte en viral y circula espontáneamente, no parece que, en principio, haya que hacer gran cosa, salvo que sea claramente difamatorio, patentemente falso, etc. Sin embargo, la frontera entre ese tipo de viralidad espontánea y la campaña orquestada y diseñada por un actor interesado en un tema determinado puede llegar a ser relativamente fina: ¿qué ocurre, por ejemplo, cuando los partidos intentan apoyar un rumor determinado movilizando a sus afiliados o a empresas que ponen a su servicio perfiles falsos, aunque la noticia original no provenga realmente de ellos? Desde mi punto de vista, lo único que puede hacerse es aplicar algoritmos de machine learning y una monitorización muy próxima de todos los procesos de difusión viral para determinar su nivel de espontaneidad y el tipo de actores que participan, algo sumamente complejo, pero que sin duda, tendrá que acabar llevándose a cabo. La única manera de diferenciar un humano de un bot es utilizando otro bot, en una especie de carrera armamentística que termina llevándonos a un argumento similar al de Blade Runner. Las redes sociales podrían estar en una posición más privilegiada para monitorizar y poner bajo control ese tipo de procesos. Pero, obviamente, tienen que tener voluntad para ello.

En muchos sentidos, Facebook está fuera de control, y la mayoría de los políticos no saben qué hacer en ese sentido. Cuando no sabes ni cuántas de tus cuentas pertenecen realmente a personas reales y surgen actores que pueden crear y gestionar cientos o miles de cuentas falsas para simular actividad en torno a un tema determinado, la solución no está en mirar hacia otro lado y decir que “eso también pasa en otras redes sociales”, sino que precisa de medidas importantes y decididas. Muchos pensaron que la adquisición de Confirm en enero de 2018 tendría algo que ver con ese tema y que la compañía, que siempre ha defendido que estaba interesada en una política de “un usuario, una cuenta” se aventuraría a diseñar algún tipo de proceso de verificación, pero aún no ha presentado nada en ese sentido, y el problema parece empeorar con el tiempo.

¿Qué nos encontraremos en España ante unos meses de muy intensa actividad electoral? No hay forma de saberlo a priori, pero puede ser enormemente importante. Y tengo serias dudas de que Facebook, en un país en el que tiene una amplísima presencia, esté preparada para hacer gran cosa o asumir responsabilidad al respecto..


This post is also available in English in my Medium page, “Facebook and Spain’s upcoming elections


41 comentarios

  • #001
    Gorki - 12 marzo 2019 - 14:29

    Hoy toca Facebook.

    Responder
  • #002
    Enrique - 12 marzo 2019 - 14:52

    Yo esto lo veo más sencillo, yo no necesito que nadie me proteja de los bulos. Si hay una cantidad de personas lo suficientemente representativa que si lo necesita, entonces el problema es de como se ha concebido el sistema democrático.

    Responder
    • Gorki - 12 marzo 2019 - 16:12

      Me apunto a tu idea. No necesito que nadie me saque de mis errores. No necesito salvadores, me apaño solo

      Responder
      • Raúl - 12 marzo 2019 - 17:27

        Corroboro.

        Responder
  • #005
    xaquin - 12 marzo 2019 - 15:57

    Me parece estupendo. Ya Amenábar lo explicitaba en una peli maravillosa : el problema no eran los otros.

    Y yo me planteo que los políticos están fuera de control (algunos mienten como bellacos) y evidentemente no saben que hacer en este sentido (para mejorar).Por tanto, ¿piensan cambiar y ponerese a hacer política de verdad? De esa política que se inventó en Grecia y se fue prostityendo a lo largo de los tiempos?

    ¿Por que no pensamos más en regenerar la política directa y activamos sus programas para que realmente ayuden al ser humano? Entonces (efecto colateral) las redes sociales seguro que estarán más sanas.

    Responder
  • #006
    Jaír Amores Laporta - 12 marzo 2019 - 16:38

    Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida.

    Casualmente, estos días he visto algunos capítulos de la última temporada de Homeland. Me sigue sorprendiendo cómo la serie acierta en análisis complejos, como precisamente el uso de redes sociales para nada más y nada menos que derrocar administraciones completas.

    Y yo me pregunto, si una serie sabe lo que ocurre con las redes… ¿no lo saben otros jugadores del tablero, como los gobiernos? No entro en política, pero no me cuadra del todo que una empresa privada llevada por unos muchachos que parecen no envejecer tenga tanto poder.

    Ahora… si efectivamente es así, entonces vamos arreglados.

    Una vez más, me recuerda al artículo que publiqué sobre las redes sociales, los tiburones y los pececitos

    Saludos desde Las Palmas!

    Responder
  • #007
    Correlación no implica Causalidad - 12 marzo 2019 - 17:12

    Si teneis ocasión seguir a la periodista Marta Peirano en twitter sobre FB. @minipetite

    Offtopic:

    He dejado en el hilo de “callando bocas” un análisis de la tendencia que se observa en los índices de NO2 basado en los boletines de enero disponibles en la web del ayuntamiento.

    Un saludo

    Responder
    • Enrique Dans - 12 marzo 2019 - 17:50

      Lo hiciste… y era erróneo :-)

      Responder
      • Correlación no implica Causalidad - 12 marzo 2019 - 18:11

        Gracias por ser nuestra referencia. ;-)

        Y el BBVA haciendo un informe pro Carmena.
        Esto si que es un bulo…

        https://diario16.com/la-operacion-chamartin-sera-negocio-redondo-bbva-la-constructora-san-jose/

        Responder
  • #010
    Tomas - 12 marzo 2019 - 17:42

    ¿Y por que no asumir de una buena vez que la cantidad de personas desinformadas, incultas y sin criterio, es muy superior y lo seguirá siendo, y que , ademas, buena parte del resto de la gente, se van a seguir guiando por sus prejuicios por mas que tengan informacion contrastada (vease, por ejemplo, que el independentismo catalan no ha perdido un solo voto a pesar que la falsedad ,confirmada en la practica, de todos sus postulados)?

    Y puesto que cada persona es un voto, ya tenemos y tendremos la irresoluble tirania “democratica” de los tontos, y su opuesto complementario, la minoria malvada y astuta que tiene el poder.

    Nada nuevo bajo el sol.

    Responder
    • Sergi - 15 marzo 2019 - 07:30

      Jajajaja, la independencia no es una cuestión de postulados ni de información contrastada!!! El creer eso es lo que justamente lleva a la independencia de los pueblos que son tratados como súbditos y no como libres de decidir su futuro.

      La independencia no es una cuestión de opinión y no es necesario que lo entiendan ambas partes. Es una cuestión de necesidad, de al menos una de ellas. Como un divorcio.

      Con todo lo que ha llovido y seguís sin entender nada. Eso es lo que da pena. Pero en fin… os queremos mucho. Pero cada cuál en su casa y con sus reglas. Saludos.

      Pistas para el diálogo: poned urnas para un referéndum en Cataluña y luego dialogamos de los términos. Ahhh, no! qué es más fácil seguir creyendo que a los catalanes nos manipulan! es cierto, tonto de mí, lo olvidé por un momento!

      (Francament, és surrealista aquest tema, quines ganes de marxar!)

      Responder
  • #012
    menestro - 12 marzo 2019 - 18:06

    Francamente, me preocupa más ver “verificadores oficiales” dándole validez y restringiendo las informaciones y mensajes de carácter político que cualquier otro asunto.

    Con el componente de subjetividad y dialéctica que conlleva implícito el discurso político.

    Son los usuarios los que deben decidir el tipo de información que desean consumir y sus fuentes, y para ello, ya existen herramientas que limitan de forma voluntaria la información o publicidad que les llega.

    No es necesaria una actitud paternalista. La misma histeria anti-Facebook y hacia las redes sociales ya es más preocupante, por el afán de escrutinio y limitación que se impone a los usuarios desde terceras partes.

    Supongo que es necesario recordar que yo mismo fui el primero que trajo a este blog lo que sucedía en las elecciones en EE.UU. y Facebook.

    Creo, que conceder esa fiscalización del mensaje a adversarios políticos supone un problema añadido y sustrae el debate de ideas del foco electoral.

    Se convierte en un cuestionamiento de la credibilidad del discurso, y de su contenido dialéctico, no de los hechos.

    La subjetividad es un componente indispensable en la formación de un sentido crítico individual y autónomo.

    El debate político es otra cosa; no hay que sustraerlo o fiscalizarlo, sino alentarlo. La verificación corresponde a los medios de información y la opinión pública, no debe consistir en la limitación de la información o los mensajes políticos.

    (Por supuesto, no me creo las historias de brujas sobre Facebook, precisamente porque conozco el tema en suficiente profundidad )

    Sí me preocupa, ese intervencionismo en los medios de comunicación y el “pensamiento correctismo” cuando muchas de las verificaciones se efectúan con el propósito declarado y el sesgo implícito de cuestionar el fondo ideológico del mensaje o su validez.

    Pasa igual que con los ateos. El ateísmo nunca debe limitar la libertad de creencia de nadie o de la difusión de un mensaje religioso, en ningún sentido. Si está verificado, como si no.

    Si alguien quiere creer y votar a Trump, tiene toda la libertad de hacerlo. Incluso de asumir su discurso y propagar sus mensajes como ciertos, si así lo desea.

    La democracia consiste en eso, en la capacidad de convencer sobre un mensaje. No en el pensamiento único de un signo o de otro. O nos veremos ante aberraciones como las que ya se han producido en algunos medios de comunicación.

    Disclaimer.

    No, no voto ningún populismo. Y el ateísmo suele convertirse en otro tipo de prédica.

    Responder
    • Bakya - 12 marzo 2019 - 23:29

      Me preocupa mucho, muchísimo más, que Newtral y Maldita sean designados como fact checkers a que sea Facebook directamente quien lo haga, e incluso a que no se haga nada al respecto.

      Responder
  • #016
    ALAN TURING - 12 marzo 2019 - 19:07

    El fenómeno de las fake news no cesará hasta que no se elimine la impunidad que lo permite y esto pasa necesariamente por tomar tres medidas:

    1) Acabar con los multicuentas aplicando a rajatabla el principio de 1 persona= 1 cuenta. Esta regla podría tener alguna excepción lógica, como por ejemplo las cuentas temporales de Reddit.

    2) Tener castigos efectivos para los que hagan un mal uso de las redes sociales. Los baneos actuales no sirven de nada ya que los infractores usan diversos métodos (Proxys, VPNs, TOR, etc) para saltárselos.

    3) Prohibir que los menores de edad tengan cuentas en las RRSS.

    Por todo ello es necesario que se pida algún dato personal para todo aquel que quiera participar en una red social, por ejemplo se podría pedir un número de móvil y un ingreso de 20 céntimos hecho mediante cuenta bancaria.

    Aunque lo ideal sería que el Estado o la Unión Europea proporcionase un número (personal e intransferible) de identidad digital a cada ciudadano mayor de 18 años y que fuese obligatorio proporcionar dicho número para poder usar cualquier red social.

    Responder
    • Gorki - 13 marzo 2019 - 00:04

      O sea mas control policial, como en Irán por ejemplo

      Responder
      • ALAN TURING - 13 marzo 2019 - 00:39

        ¿Qué tiene que ver Irán con poner normas razonables de convivencia en el ciberespacio?

        Responder
        • Gorki - 13 marzo 2019 - 01:12

          Lo digo por el control policial delos contenidos, es lo típico de países con Internet “controlada”, ¿Quién eres? ¿Qué cuentas? ¿A quién se lo cuentas?

          Responder
          • ALAN TURING - 13 marzo 2019 - 15:45

            En todos los ámbitos de nuestra vida estamos controlados de alguna manera ¿Por qué internet debería ser diferente?

            Por ejemplo: Para ir en coche a cualquier sitio nos obligan a hacerlo en vehículos homologados, matriculados y asegurados y además hay decenas de miles de policías que se encargan de hacer cumplir las leyes viales. Creo que todo esto es razonable y no tiene nada que ver con Irán.

  • #021
    Cristina - 12 marzo 2019 - 20:28

    Es un momento muy determinante. Vivimos en un mundo con informacion muy fragmentada. El algoritmo de Facebook te trae los contenidos y mas bien podria ser un arma. Hoy leia sobre la troika. Juraba que venia de Rusia. Resulta que existe la troika europea. Organismos internacionales no sometidos a jurisdiccion ni soberania. Organismos que intervienen en un engranaje que gestiona sus brazos (La Troika Europea) cuya replica de diseño me resulta muy familiar. Siempre crei que la tecnologia era un medio y no un fin. Es una batalla por la informacion? Por la desinformacion? Por la libertad de expresion? O Por permanecer como un medio, cuyo algoritmo tiene la clave?

    Responder
  • #022
    Bakya - 12 marzo 2019 - 23:58

    Lo de Newtral y Maldita de fact-checkers es como poner al zorro a cuidar el gallinero. Nos estamos volviendo locos, de verdad

    Responder
    • Gorki - 13 marzo 2019 - 00:22

      Desconozco de que pie cojean estos “curadores” de noticias, pero seguro que cojean de uno aunque disimulen, por la sencilla razón de que todos cojeamos de alguno. Por ello es de suponer, que el “control” viene sesgado, si o si , no puede ser de otra forma.

      Por otra parte, durante siglos hemos tenido un sello de calidad de los contenidos, el “níhil óbstat”, (no hay objeción), y tenemos la experiencia, que aquello no garantizaba ni la veracidad de la información, ni mucho menos, su imparcialidad.

      Por favor, dejemos la cosa como está con todos sus defectos, yo soy capaz de discernir en función de quien lo envía el grado de validez de un contenido.

      Responder
      • Enrique - 13 marzo 2019 - 08:45

        Gorki, ¿lanzamos un verificador de los verificadores de noticias?

        Responder
        • Gorki - 13 marzo 2019 - 11:06

          No, es trasladar de puerta el problema. Me parece magnifico que haya este tipo de lugares. Si tengo dudas sobre la calidad de un contenido, puedo acudir a ellos para enterarme de su opinión.

          Otra cosa, es que se les de poderes de censurar una noticia.

          Responder
      • Daniel Rodríguez Herrera - 13 marzo 2019 - 13:57

        Por supuesto que cojean de un pie, y es el izquierdo. En Maldita se preocupan más por esconderlo, pero lo de Newtral es flagrante.

        https://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/internet/2019-03-13/facebook-ficha-a-ana-pastor-como-censora-oficial-1276634701/

        Y sí, puedes decir con razón que yo también cojeo del pie contrario. Pero no me paga Facebook por hacer fact-checking

        Responder
  • #027
    Enrique - 13 marzo 2019 - 09:09

    Acabo de leer que Newtral es de Ana Pastor. Enrique, un poquito de seriedad, por favor.

    Responder
    • Enrique Dans - 13 marzo 2019 - 09:26

      ¿Y qué? De verdad, esto es patético. ¿Está certificada metodológicamente por la Red Internacional de Verificación de Datos (International Fact-Checking Network)? Sí. ¿Lleva a cabo una investigación rigurosa contrastando fuentes y verificando los datos publicados? Sí. Pues por mí, como si es del Papa. No se me ha perdido nada defendiendo a Ana Pastor, pero lo de “es de este, no me vale” es lo más patético, sectario y asqueroso que he visto en mi vida. Pero vamos, lo supera lo de “el estudio es del ayuntamiento de Madrid y entonces no me vale” que tuve que leer en el post anterior… ¡¡¡un estudio con datos rigurosos y metodológicamente contrastado!!! Es para perder la esperanza en la raza humana…

      Responder
      • Gorki - 13 marzo 2019 - 11:22

        Soy liberal, por tanto puedo coincidir y mucho con la opinión de Ana Pastor, pero pensar que un medio de control de calidad de contenidos de Ana Pastor, va a tratar con el mismo rasero, una noticia referente al PP y una noticia referente al PSOE, me cuesta mucho creerlo, sencillamente porque es antinatural.

        Por eso, me parece bien que exista una empresa con ese objetivo, igual opinaría si es de Tezanos o de Julio Rodríguez, pero no que tenga un poder de censurar la información.

        No creo que sea un argumento “ad hominem”, sino que me parece mal dar poder de censura a nadie, aunque todos tengamos en cambio el derecho a opinar

        Responder
      • Daniel Rodríguez Herrera - 13 marzo 2019 - 13:59

        Puedes ver los datos tú mismo, ya que se supone que para ti lo importante son los datos, ¿no? Recopilación de las verificaciones de Newtral desde el 1 de enero:

        https://twitter.com/pabloharour/status/1105780293158490112

        Son 93 verificaciones en total, de las cuales 37 son al PP, 21 al PSOE, 14 a VOX, 10 a Podemos, 8 a Ciudadanos y 2 a los independentistas. ¿En serio no ves un sesgo claro sólo en la elección de temas, sin entrar ya en su tratamiento?

        Responder
        • Matt - 14 marzo 2019 - 01:46

          ¿Y qué culpa tienen ellos de que la derecha actual base todo su discurso en mentir y deformar la realidad?

          Responder
      • Enrique - 13 marzo 2019 - 17:18
    • Anónimo - 13 marzo 2019 - 09:32

      Newtral y Maldita son sitios web y organizaciones verificadas por Facebook y por organismos internacionales para verificiar la falsedad de una noticia.
      Que tengáis problemas tú y muchos de los que aquí comentáis, para discernir qué medios son fiables y hacen periodismo basado en datos, no califican a los hechos ni a las personas en las noticias, separan la opinión de la información y poseen una gran independencia respecto de los poderes económicos, es un verdadero problema para esta democracia. Simplemente, no sabéis diferenciar información de opinión, y medios que defienden intereses económicos de grupos de poder de medios fiables e independientes.
      Y sí, entre los primeros están los Abc, LibreMercado, LibertadDigital, OkDiario, LaRazon, Cope o Intereconomía, medios que anteponen la defensa de intereses privados y de minorías, a hacer periodismo. El problema de este país es que muchos creáis que esos medios se pueden comparar con los medios que poseen independencia y hacen periodismo.

      Responder
      • Daniel Rodríguez Herrera - 13 marzo 2019 - 15:58

        Vamos, que te parece muy bien que el fact checking lo hagan periodistas de izquierda porque lo que quieres es que se censure a los medios de derechas. Ajá

        Responder
        • Anónimo - 13 marzo 2019 - 19:12

          No, creo que los medios pueden ser de derechas o de izquierdas, liberales, neoliberales, decrecionistas, socialdemócratas, con foco en la defensa de la libertad individual o con foco en la defensa de los derechos humanos, como quieran establecer en su línea editorial. Pero ese sesgo, esa tendencia, debe manifestarse principalmente en sus secciones de opinión.

          Creo que la calidad de un periódico reside en cómo lidian con su propio sesgo, qué capacidad tienen para interpretar y contar las diferentes versiones de una noticia y los diferentes contextos que pueden estar influenciando en la situación o el acontecimiento que están contando.
          Es ahí, en la selección de noticias y en la forma de tratarlas, donde un medio fiable se esfuerza por transmitir los hechos y las interpretaciones eliminando o reduciendo al máximo posible el sesgo ideológico.
          Y de todo esto, nunca encontrarás nada en Libremercado, LibertadDigital, OkDiario, LaRazon o Intereconomía. Quizá en ABC aún quedan algunos buenos periodistas y algo de amor por el periodismo en sus direcciones.

          En mi opinión, y por lo que leo, ElConfidencial, por ejemplo, sí es un ejemplo de periódico liberal fiable.

          Responder
  • #036
    PATRICIO - 13 marzo 2019 - 09:26

    Newtral y Maldita aparecen como sociedades de la periodista Ana Pastor, por lo que ya nace viciado el acuerdo. Que me dejen como estoy.

    Responder
  • #037
    Lucas - 13 marzo 2019 - 10:00

    Llevamos muuucho tiempo siendo manipulados por la élite económica, política, periodística, ¿masónica?. Ahora el poder de la manipulación se ha democratizado. Bien. Tampoco hemos cambiado tanto. Somos la generación mejor formada. Dejar que seamos nosotros mismos los que contrastemos la info.

    Responder
  • #038
    Cristina - 13 marzo 2019 - 13:35

    Permanecer neutro frente a los hechos es una utopia. No he conocido todavia a un periodista que pueda hacerlo. Pero eso no lo invalida para crear un sistema de deteccion de fake news. Una noticoa falsa es aquella que distorsiona un hecho.¿ La opinion distorsiona el hecho?. No, pero influencia al oyente porque necesitamos coincidr y que coincidan con nosotros. Para mi, el juego politico ya no radica en la identidicacion ideologica porque forma parte del sesgo y/o fragmentacion en la que vivimos. Es solo que parece que todo está bajo un acuerdo que tiene una direccion politica casi única, y que ser influenciable por el impulso, pesa más que la investigacíon profunda de unos hechos, para la cual yo Si requiero periodistas. Una noticia puntual, requiere entender qué hay detras y en el segundo del impulso de compartir, no me da margen para discernir si no me he entrenado informándome previamente. Es otra forma de markering politico, donde el medio, ya no es un medio. Si la verificacion se orienta a las fake news, no invalida los programas. Pero el periodista con un trabajo riguroso, que a traves de datos, puede alertar de la veracidad y solo de esta, a mi me parece corecto que Facebóok lo incorpore. Por qué no?

    Responder
  • #039
    David Serrano Martin - 13 marzo 2019 - 14:48

    Fakebook lleva años siendo parte de la politica, manipula los resultados y publicidad para lo que les ofrecen los diferentes partidos.

    Responder
  • #040
    José Manuel - 14 marzo 2019 - 17:51

    Yo veo más lógico encomendar las labores de “vigilancia y desmentido” de las fake news a quienes saben del tema y les es fácil hacer comprobaciones porque tienen las herramientas: a la prensa. Quizá un organismo que aglutine a agencias de noticias y medios de comunicación de todas las tendencias (esto es importante) en colaboración con las principales redes sociales.

    Responder
  • #041
    Sergi - 15 marzo 2019 - 07:38

    No entiendo tanto miedo a las noticias y la información compartida en Facebook: en 4 años que llevo en Facebook he aprendido más cosas y de más colores políticos, sociales, legales y científicos que en 20 años leyendo en la blogosfera. Y no es un ataque a este blog o su política editorial, Enrique.

    ¿Dónde quedó aquello de la imposibilidad de ponerle puertas al campo Enrique? (es una pregunta retórica).

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG