Google, la distracción y el cambio de modelo

Google DiscoverUn artículo en Search Engine Land, Google.com mobile home page no longer just a search box, now shows Google Discover feed, me recuerda un tema sobre el que llevaba tiempo pensando, pero no me había puesto aún a escribir: el cambio de criterio de Google a la hora de configurar su página de entrada en los dispositivos móviles.

En efecto, desde hace tiempo, la página de la app de Google en dispositivos móviles ha dejado de ser la característica página en blanco de la compañía en la que únicamente aparecían el logo, la caja de búsqueda y los dos botones grises, para convertirse en algo completamente diferente: un compendio de información y noticias basadas en tus intereses, un producto denominado Google Discover obtenido a partir de información generada por nuestra actividad en la web y en distintas apps, por las características de nuestro dispositivo, el historial de localizaciones, y algunas cosas más. 

La idea es curiosamente parecida a la filosofía de los portales de los ’90, precisamente los que Google defenestró con su idea de página limpia, páginas que el usuario habitualmente configuraba por defecto en su navegador y en las que se podía encontrar de todo, desde noticias hasta el tiempo, pasando enlaces al correo electrónico y a todo tipo de información además de, por supuesto, publicidad. La idea era ser lo primero que el usuario encontraba al entrar en internet, y lograr mantener a ese usuario cuanto más tiempo fuese posible dentro de ella, lo que permitía ir mostrándole más publicidad que, además, podía ir segmentándose cada vez más a medida que ese usuario iba accediendo a información más específica. Cuando Google llegó, lo que más llamó la atención, aparte de la superioridad de sus resultados de búsqueda, fue aquel aspecto vacío de su página, que cargaba de manera instantánea y permitía acceder en un suspiro a una página de resultados desde la que nos dirigíamos directamente a lo que estábamos buscando, sin más distracciones. Cuando, varios años después, la compañía incorporó la publicidad como cimiento de su modelo de negocio, lo hizo a la derecha de las páginas de resultados, como un supuesto complemento de estos, y sin ninguna concesión a la distracción, con anuncios discretos, sencillos, sin imágenes, y completamente integrados en la estética minimalista de la página de resultados.

De acuerdo: en el mundo smartphone, las cosas no son ni tienen por qué ser iguales. Pero pasar de una estética completamente minimalista a una página llena de noticias, resúmenes del partido de tu equipo favorito, el tiempo o un cajón de sastre enorme lleno de información de todo tipo no es simplemente un intento de proporcionar un mejor servicio: es todo un cambio de filosofía. Afortunadamente, la opción puede eliminarse simplemente yendo al menú, haciendo clic en la configuración y en Discover (en español, “Tablón”), y diciéndole que no lo muestre en la página de inicio, pero como es bien sabido, la inmensa mayoría de los usuarios no van a hacer algo así, no van a meterse jamás en la configuración de nada, y se limitarán a utilizar lo que Google les pone delante de los ojos sin ningún tipo de resistencia. 

¿Qué supone este cambio de filosofía? Para mí, el navegador es una ventana que abro para hacer algo en concreto. Cuando abro una pestaña en el ordenador, lo máximo que quiero que aparezca es lo que aparece ahora: una ventana en blanco con diez discretos iconos que representan las páginas a las que accedo de forma más habitual, pero eso es todo. Abro mi pestaña, tecleo lo que quiera teclear, y me voy. En el smartphone, aspiro a hacer lo mismo, siguiendo esa filosofía de “navegador igual a medio para dirigirme a una página determinada”. Que Google ahora proponga una filosofía de “navegador igual a propuesta variada de noticias, entretenimiento y contenido” resulta molesto, y no son pocas las veces que, si no lo desactivas, te encontrarás olvidándote de lo que ibas a buscar al navegador, de la razón por la cual lo abriste, o procrastinando con otros destinos. Sí, para Google puede ser una estrategia muy interesante… pero no deja de ser curioso dedicarse a converger precisamente con la filosofía que contribuiste a matar hace casi dos décadas, ¿no? ¿Envidia Google a Facebook y esa idea que ya también comienza a verse anticuada de “voy a entrar a ver qué hay de nuevo y a curiosear que han compartido mis amigos”?

Es más: la propuesta de “toma estas noticias que te van a interesar” frente a la de “soy yo el que conscientemente voy a sitios que escojo para leer las noticias que me interesan” me parece que está relacionada con muchas de las cuestiones que dan lugar al fenómeno de las fake news, a una lectura menos crítica, más pasiva, menos direccional o voluntaria, y que incluso puede ser utilizada interesadamente como vector, en modo “seguro que es cierto, porque lo he visto en Google”. ¿Cuántas personas conoces para las que Google es sinónimo de internet, que ni siquiera teclean en la barra de direcciones, y que si el logo de Google no aparece al abrir una nueva pestaña, piensan que su ordenador se ha estropeado? ¿Te parece más o menos fáciles de engañar o manipular mediante ese tipo de noticias falsas? Es posible que a estas alturas yo mismo represente una tendencia anticuada, pero por principio, quiero que mi navegador sea eso, un navegador, no una revista de colorines. De acuerdo, Google me deja desactivar Discover, pero activándolo por defecto muestra una idea de lo que debe ser la web móvil que a mí, francamente, me resulta algo preocupante ver en esa compañía. Por supuesto, Google no es la única en seguir esa vía: aunque las ofertas de “configura mi página como página por defecto” ya no son habituales, evocan la web de los ’90, y solo son habituales en usuarios muy poco avanzados a los que alguna página se lo configuró a traición y no saben eliminar ese parámetro, hay otras propuestas que también inciden en esa idea.

Add Refind to ChromeEl caso de Refind, que desde hace algún tiempo se ha convertido en una de las páginas que más utilizo y que aparece de primera en mi pestaña de inicio, incluye, además de sus muy útiles herramientas de almacenamiento de contenidos y recomendación, una prestación adicional en la que propone añadir Refind a Chrome, y que configura cada pestaña nueva como un resumen de noticias en las que podrías estar interesado, que sin duda, y viendo la habilidad de sus algoritmos, estarán razonablemente bien escogidas. De nuevo, mi problema no es con el tipo de contenido que aparece en mi página de inicio, sino con la simple idea de que exista una página de inicio susceptible de distraerme cuando estoy intentando hacer otras cosas, y que seguramente, en no pocas ocasiones terminará por hacer que me olvide de aquello que iba a hacer y me ponga a leer una noticia que me resulte interesante. Consecuentemente, a pesar de ser un entusiasta del uso de Refind en mi día a día – es la herramienta con la que administro las noticias que guardo cuando quiero volver a ellas, o incluso a la que acudo buscando inspiración, con bastantes buenos resultados, cuando termino mi lectura mediante Feedly y no he encontrado nada sobre lo que escribir – he tomado la decisión consciente de no instalar esa función: para mí, evitar ese tipo de distracciones involuntarias es algo importante. ¿Soy el único al que le ocurre algo así?

Esa “web de la distracción” que nos aparta de lo que era nuestro propósito inicial cuando abrimos el navegador, o que incluso se convierte en una especie de televisión, que encendemos “para ver lo que hay”, es lo que me llama la atención viniendo de una compañía como Google, y me parece, como tal, un cambio de filosofía poco coherente. Posiblemente sea un signo de los tiempos: pensar en la web no como un sitio al que ir a buscar algo en concreto, sino como un sitio al que ir para entretenerse, para que te proponga sitios a los que ir o cosas que leer. Pero a mí, al menos, me resulta incómodo pensar en un modelo que veo menos como “herramienta potente para cualquier cosa” y más como “forma de entretener a las masas”, ese paso de “respondo a lo que me preguntes” a “te ofrezco cosas que te van a interesar sin que me las pidas”, y me parece inquietante que sea la compañía que más contribuyó en su momento a matar el modelo de los portales, la que ahora busque, en el smartphone, prácticamente convertirse en uno…

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Is Google taking us back to the bad old 90s with its new Discover model?” 

 

15 comentarios

  • #001
    Isangi - 5 noviembre 2018 - 15:05

    “resúmenes del partido de tu equipo favorito”

    De mi equipo(que apenas sigo el fútbol) o a veces del de tu pareja porque por lo que sea lo has comentado por whatsapp o lo ha grabado en alguna busqueda o lo ha hecho desde tu sesión del pc conectado a la tv o de donde sea que saque la información.

    Es decir, a mi, que más bien paso del futbol y le tengo mania al Barça, normalmente me enseña cosas del Barça(entiendo que por “culpa” de mi mujer)…

    mientras tanto, de MotoGP, Superbikes, F1 o parecidos que CLARAMENTE me interesan y google lo sabe seguro que me interesan: NADA DE NADA DE NADA…

    Responder
    • Enrique Dans - 5 noviembre 2018 - 15:07

      En mi caso tendía a acertar razonablemente antes de que lo desactivase, pero tienes razón que también es algo a tener en cuenta, qué pasa si además, no lo hace bien…

      Responder
      • Isangi - 5 noviembre 2018 - 18:11

        Yo, junto a muchos de la comunidad G+ de entonces,enseguida activamos el Google Now, sabiendo que aún tenia mucho camino por recorrer, pero era curioso y esperábamos que evolucionase a un asistente realmente interesante. Que entiendo que es lo mismo o casi que lo que muestra ahora la pagina del chrome.

        Pero lo único, realmente interesante que acabó, años después, haciendo GNow es decirte donde has aparcado el coche, y no siempre así que no puedes confiar en ello.

        El de web, no lo he probado, ya hace tiempo que volvi de Chrome a Firefox, pero imagino es lo mismo y, decepciona un poco.

        Parecido a lo que decepciona que los anuncios de google no se enteren de que ya me he comprado ese articulo que busqué así que deja de enseñarme anuncios de eso que ya compre, anunciame accesorios o cosas realacionadas a ello, pero no el producto del cual no voy a comprar 2 iguales…

        decepciona, lo pueden y deben hacer mucho mejor…

        Responder
  • #004
    Asier - 5 noviembre 2018 - 16:42

    Creo que es incorrecto. No se trata de google.com en el móvil sino de Google App, una app para búsquedas que suele venir instalada. Son cosas muy distintas.

    Responder
    • Asier - 5 noviembre 2018 - 17:03

      Me refiero al artículo enlazado, Enrique ya aclara que está hablando de la app.

      Responder
  • #006
    xaquin - 5 noviembre 2018 - 16:42

    Dar el trabajo hecho (la comida casi digerida) es el mejor camino de la obsolescencia cerebral. No me extraña que andemos dando tumbos y estemos acoplándonos a una democracia casi peor que la ateniense.

    Pero el problema no es Google, seguimos siendo los usuarios de Google. Como en su día el problema no era la democracia ateniense, el problema eran los 300 jueces de Sócrates.

    Responder
  • #007
    Gorki - 5 noviembre 2018 - 17:16

    Debo ser un tío raro. A mi Google , (aun), me obsequia con una página en blanco y lo único que presenta son logotipos de webs como, El mundo, El País, Facebook, Mil Anuncios el Marca … que supongo, que están ahí porque deben haber pagado a Google, pues no recuerdo haber entrado en Mil Anuncios nunca.
    Ami modo de ver los portales era una buena idea sobre el papel, la gente no sabe y yo como un guia en pais extanjero les llevo de la manita ahí donde me dan comisión.

    El fallo es que la gente si sabe y no necesita guia, se adentra por si mismo en interner y va donde le apetece.

    En mi móvil, la pantalla de apertura, tiene muchos logotipos de app, que o estaban desde el principio y no he borrado, o las he bajado yo. Yo elijo el que quiero sin ayuda de nadie, una de esas App es la de Google y a veces le utilizo, pero en mi caso concreto, utilizo mucho mas Google Maps que Google, pero desde luefo utilixzo mucho mas e la app de Whats App que las dos juntas, Google en el móvil es una App mas, ni siquiera la mas utilizada, ni la puerta de entrada a nada.

    Responder
    • Juan - 6 noviembre 2018 - 13:42

      Hola, creo que a lo que te refieres cuando dices “me obsequia con una página en blanco…” es al navegador y no a la app de google como ha hablado de ello ASIER más arriba en un comentario.

      Por otro lado cuando dices “El fallo es que la gente sabe”, pienso todo lo contrario, el usuario normal no sabe, siempre va por detrás de todo esto y cuando aprende, normalmente le da de lado o desactiva lo que pueda desactivar (cosa que no ocurre con tanta frecuencia como podemos llegar a creer).

      Responder
    • Benjamin - 6 noviembre 2018 - 15:48

      Gorki, no es google.com, es la app de Google, viene en Android con una G gigante

      Responder
  • #010
    Seo en Sevilla - 5 noviembre 2018 - 17:57

    Como siga Google acaparando espacios o funciones que no le corresponde o compete: como cuando trata de dar respuesta a preguntas, mostrando la respuesta que ha tomado de un site, o como cuando ofrece productos cuando alguien busca comprar algo… restando visitas legítimas a estas webs… tarde o temprano le acabará pasando factura.

    Responder
  • #011
    Angel - 6 noviembre 2018 - 04:55

    Recuerdo la página con widgets que dices. Se llamaba iGoogle.

    Responder
  • #012
    Enrique - 6 noviembre 2018 - 10:57

    No acabo de entender para qué sirve esa app de Google, ¿es un navegador mucho peor que Firefox u otros?, ¿es un historial de búsquedas mucho peor que el de Firefox? o ¿es un recomendador que no da pie con bola?

    Sólo entiendo que es una de estas tantas apps de Google que nadie ha pedido ni utiliza, pero que se te instalan con Google Services o la Play Store. Es decir, que Google no sólo ha vuelto a la práctica de los portales de los 90, si no que también ha adoptado la de instalar programas y/o barras que nadie quiere.

    Responder
  • #013
    Antonio Gregorio Montes - 7 noviembre 2018 - 08:36

    No, no eres el único. Pero cada vez serás más minoritario (si no cambias). Sobre lo de bueno o malo, vamos a dejarlo para otro día: en principio, buneo (opino),…

    Responder
  • #014
    Michel Henric-Coll - 8 noviembre 2018 - 11:49

    ¿Google, un buscador? No lo creo.

    Google es una agencia de publicidad que utiliza herramientas de búsquedad en internet dónde otros utilizan vallas, televisión, y otras revistas. Como un medio.

    Un buscar te permitiría encontrar lo que tú quieres encontrar, y sería el mejor de todos si encontrara sitios escondiditos, pequeños o de pocos medios económicos.

    Pero no. Su propósito es colocar los sitios más poderosos en cabeza, eliminar practicamente a los pequeños, de tal forma que pueda recomendar casi exclusivamente a los que pueden financiar sus campañas.

    Lo comparo a un plano de una ciudad en el que solo figurarían las calles comerciales e importantes, y donde te resultaría imposible encontrar la mercería Pepita, que está en el callejón Pocasuerte.

    Responder
  • #015
    Ricardo Buitrago - 13 noviembre 2018 - 18:02

    Google poco a poco está haciendo la transición de ser un buscador web, para convertirse en un motor de respuestas. Cada vez veremos más como tanto sus resultados de búsqueda, como su página de inicio presentarán más información directa, y menos enlaces hacia fuentes de información.

    Responder

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

 

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG