Facebook y el hardware

IMAGE: FacebookFacebook anuncia el lanzamiento de un dispositivo, Facebook Portal, una pantalla en dos tamaños diseñada para hacer videollamadas, con una cámara que sigue el movimiento de la persona, en línea con la misión de la compañía, enunciada como “bring the world closer together”. La experiencia de diseñar y fabricar con hardware no es enteramente nueva para una compañía que adquirió Oculus VR en marzo de 2014 y que ha evolucionado el diseño de su monitor de realidad virtual ya en varias versiones, pero sí supone una escalada del concepto de “relaciones entre personas” que abarca más de las habituales aplicaciones de ordenador o smartphone y entra en otro ámbito que, aunque tangencialmente relacionado por propósito, es un negocio completamente distinto y sujeto a otras reglas.

En este nuevo entorno, Facebook va a encontrarse con dispositivos de la gama de las llamadas smart screens, como los asistentes con pantalla de Amazon (Echo Spot y Echo Show) o de Google , que ya de por sí pugnaban, con estrategias distintas, por hacerse con un mercado en crecimiento. El mercado de asistentes domésticos está creciendo de manera muy significativa, pero los dispositivos con cámara y pantalla aún representan un pequeño porcentaje del total, en una categoría que aún se relaciona más con la voz que con la imagen.  Facebook Portal tiene una pantalla horizontal de10 pulgadas y un precio de $199, mientras que Portal+ tiene una pantalla vertical de 15 pulgadas y un precio de $349. La idea de posicionar este tipo de dispositivos como intercomunicadores mediante videollamadas, unida a la integración con la Alexa de Amazon y al hecho de liberar al usuario para que pueda moverse sin miedo a salirse de la escena podría llegar a posicionar a Facebook, si se plantease una estrategia razonablemente agresiva, como un competidor interesante en un segmento con grandes posibilidades de crecimiento.

El problema, sin embargo, puede estar en las actitudes que Facebook genera en una amplia base del parque potencial de usuarios. La compañía sigue mostrando crecimiento en número de usuarios, pero ese crecimiento esconde un cambio de relación de los usuarios con ella, sobre todo en mercado maduros, que llevan a algunos a anunciar el fin del social media tal y como lo conocemos, víctima de una fuerte crisis de confianza. Quien no ve a Facebook como una herramienta de manipulación política, la ve como una compañía peligrosa que puede ser víctima de intrusiones y poner en peligro sus datos, o incluso como un socio poco confiable porque vende a terceros los datos que no debería vender. Visto así, plantearse meter un dispositivo en el salón de casa con una cámara capaz de seguirnos podría ser para muchos una fuente de preocupaciones y una amenaza para la privacidad, ante una compañía que, posiblemente, ha incumplido sus promesas y ha tenido que disculparse en demasiadas ocasiones. Que el dispositivo venga con un interruptor para desconectar la cámara, una tapa para la lente y que los algoritmos de seguimiento se procesen en el dispositivo, sin enviar datos a la compañía, indica que Facebook es consciente de este tipo de problemas, pero no sabemos si hasta el punto de inspirar la confianza suficiente como para superar todas las dudas.

Tampoco está especialmente claro el nivel de demanda que el concepto de videollamada puede llegar a tener. Si bien muchos creen que en el futuro, todas o la gran mayoría de las comunicaciones implicarán no solo sonido, sino también vídeo, también es verdad que técnicamente este tipo de llamadas son posibles y bastante sencillas desde hace ya bastante tiempo, y sin embargo, su uso no ha crecido de una manera especialmente significativa más allá de algunas situaciones que puedan justificarlo. ¿Está el mercado suficientemente maduro como para aceptar un intercomunicador de vídeo en el salón pensado para un uso habitual o rutinario, cuando ya puede hacerlo simplemente utilizando una app en el smartphone o en el ordenador? Es susceptible ese concepto de generar una demanda suficientemente sólida, que supere además las expectativas de una Facebook muy cuestionada como compañía? ¿van los usuarios a otorgar a Facebook una posición permanente en su salón y confiar en ella para sus comunicaciones?

La idea de entrar en el mercado del hardware y anclar al usuario en un dispositivo específico tiene estratégicamente mucho sentido para una Facebook que, de no hacerlo, podría ver como una buena parte de las conexiones entre los usuarios pasan a llevarse a cabo por otros medios. Pero eso no quiere decir que lo vaya a tener fácil en absoluto.

 

ACTUALIZACIÓN (21/10/2018): en efecto, como muchos sospechaban, aunque no habrá publicidad en Facebook Portal, los datos que el dispositivo de Facebook capture a través de su uso podrán ser utilizados para determinar el tipo de publicidad que termines viendo en otras propiedades de Facebook.

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Do you trust Facebook enough to make all your video calls through it? 

 

17 comentarios

  • #001
    Pepe - 9 octubre 2018 - 13:08

    Entonces, Facebook ha pensado que para alguna gente puede resultar interesante anclarse en el salón para algo que se puede hacer en cualquier lugar con un smartphone.
    Volvemos a la situación de hace 40 años: sin móviles, ni siquiera fijos inalámbricos, cuando el Góndola sobre un mantel de ganchillo en el mueblecito de la entrada era el centro de comunicaciones del hogar.

    • Manolo - 9 octubre 2018 - 16:02

      Si, esa misma impresión de antigualla he tenido yo. Sin embargo, en el post la crítica viene más por la seguridad de los datos y la privacidad. No sé, algo nos debemos estar perdiendo.

      • PEPE - 10 octubre 2018 - 10:22

        La seguridad es muy importante, pero si el producto no tiene recorrido a nivel práctico, tampoco hay que estresarse mucho con un prototipo para geeks, más allá de querer limpiar la imagen.

        Parece que las tradiconales del soft acaban teniendo ganas de su propio dispositivo físico: Microsoft primero con sus teclados y ratones, después consolas y tablets, Google con sus móviles, gafas, cromcasts, asistentes y demás cacharrada, Amazon camino de lo mismo, ahora Facebook. ¿Para cuando Twitter rescatará el “busca” para leer los mensajes?

    • Pedro Torres Asdrubal - 9 octubre 2018 - 16:17

      Añade como apunta Enrique, que la video conferencia comercial cumplió 50 años en 2014.

  • #005
    Juan Navidad - 9 octubre 2018 - 15:41

    La monitorización completa, como aparece en la novela 1984 de Orwell ya está aquí. En esta versión nos hacen pagar por el aparato y todo, pero el resultado es el mismo. Yo no tengo FB en el móvil por eso: ello se precargan TODAS las fotos que tomas, dicen que es para que luego la carga sea más rápida si la subes a FB. Y la gente acepta eso. En fin…

  • #006
    menestro - 9 octubre 2018 - 15:57

    Lo que está meridianamente claro es el FUD que se está generando sobre Facebook y otras compañías, tratando de asustar y amedrentar sobre invasiones de privacidad o alertar acerca de “Espías” y estar sometidos a vigilancia, y que son brechas e incidentes de seguridad y un tratamiento sensacionalista de toda la información relacionada con la tecnología e Internet.

    Cuando dentro de unos años la gente lea que alguien – un ex agente de la CIA – recomendaba meter el móvil en el microondas para evitar ser espiado, o cosas así, le parecerá tan disparatado como realmente es.

    Vaya usted a saber por qué razón se trata de difundir esos miedos sobre las nuevas compañías tecnológicas, sera el flúor en el agua o que nos fumigan los aviones.

    Solo resulta una manifestación de la enorme falta de educación sobre dispositivos de uso cotidiano y el cultivo de los temores más básicos ante las nuevas tecnologías.

    Siempre es más fácil captar la atención sobre peligros o catástrofes inminentes, que informar de manera mesurada y hacer una reflexión inteligente sobre temas tecnológicos, que requieren de un conocimiento y familiaridad con los mismos.

    Algunos artículos sobre salud mental ya hablan literalmente de “mass hysteria”.

    No se diferencia en nada de un Ipad.


    “It’s human nature to want to be in control of our environment, and it’s scary to think that we might not have as much control as we had hoped.

    Doomsday Phobias

    Of course, the ultimate loss of control is a doomsday scenario. From sentient robots bent on destruction to missiles that launch themselves and begin World War III, films, literature, and TV shows are filled with “technology gone wrong.” We are afraid of an uncertain future, and our minds begin to fill in the blanks.”

    Technophobia Is a Fear Related to the Loss of Control

    The Victorians had the same concerns about technology as we do

    • Pedro Torres Asdrubal - 9 octubre 2018 - 16:20

      Afirmaciones extraordinarias, requieren evidencias extraordinarias. Carl Sagan

      Le felicito por su hipocresía conspiranoica.

  • #008
    Carlos Quintero - 9 octubre 2018 - 16:08

    En primer lugar, una empresa que usa con fines publicitarios el número de móvil que les proporcionas como segundo factor de la autenticación de dos pasos (2FA), ya no es una empresa de fiar:

    Yes, Facebook is using your 2FA phone number to target you with ads

    Y en segundo lugar, aunque el dispositivo viniera de una empresa nada sospechosa con tu privacidad (Apple, por ejemplo), yo no veo su uso para videollamadas personales en el salón de casa. A nivel personal creo que me sobran dedos de una mano para contar las videollamadas personales que he hecho en mi vida, y siempre ha sido móvil en mano. A nivel empresarial, aunque sí es un escenario donde yo prefiero la videoconferencia, encuentro que la gente tiende a preferir las teleconferencias a las videoconferencias (y eso que la videoconferencia en un portátil está a un click de distancia, por ejemplo, activando el video de Skype for Business).

  • #009
    Javier - 9 octubre 2018 - 17:40

    En un momento en que el número de llamadas de ámbito doméstico decrece exponencialmente, no sé si esto es algo por lo que los consumidores vayan a hacer cola

    • Krigan - 9 octubre 2018 - 23:10

      Cierto. No es solo que las videollamadas nunca hayan tenido mucho éxito a pesar de que hace años que podemos hacerlas en los móviles, es que hasta las llamadas de voz se han visto desplazadas, primero por los mensajes de texto de Whatsapp, y más tarde por una mezcla de mensajes de texto y de audio.

  • #011
    Gorki - 9 octubre 2018 - 18:57

    Y todo esto el mismo día que su rival en RRSS Google+ tira la tohaya tras descubrir errores que han puesto en conocimiento de tercero datos de loa usuarios

    ¿ Quien me garantiza que el fisgón que tengo en mi salón, no cuenta lo que quiera a quien se lo sepa preguntar?

    • Carlos Quintero - 9 octubre 2018 - 19:34

      Interesante también que hace un par de horas Google haya anunciado su nuevo dispositivo Google Home Hub sin cámara diseñado así a propósito “so you feel comfortable placing it in the private spaces of your home, like the bedroom”:

      Google Home Hub

  • #013
    Abelardo Ojeda - 9 octubre 2018 - 19:25

    Conclusiones interesantes leo. Por ahí dicen que la gente rara vez usa la videollamada (Facetime). Mi experiencia es otra. Mi pareja habla con su sobrina casi diario en videollamada, igual con sus hermanas. Mi sobrino (el hermano mayor), fue de los primeros que comenzó a hablar así con ella.

    Unos amigos, muy fans de Apple, así se comunican constantemente con sus hijos desde el trabajo. Es decir lo veo más común de lo que piensan, sobre todo en generaciones más jóvenes.

    En mi caso uso poco Facetime o la misma videollamada de Facebook para conversar con amigos, sobre todo porque para mi la llamada “freehands” es para conversar mientras continúo trabajano, no porque no me guste la idea… pero ojo, tengo 45 años.

    Acá en la Ciudad de México hay varias cadenas de tiendas que venden productos a plazos para personas con ingresos bajos: Elektra, Famsa y Coppel (en donde incluso se vende el Google Home). Lo que creo que sucederá con este tipo de pantallas para videollamadas es que se venderán a personas mayores que no entienden nada de tecnología para poder conversar con sus familias. También hay un segmento realmente grande de personas que no tienen recursos para móviles de gama alta. Esto me recuerda el asunto del Chromecast de Google, que se ha abierto paso en negocios pequeños donde la gente lo usa para dejar a los comensales poner video de YouTube o para ellos usar programación del mismo en sus tvs. Para muchos ha resultado mucho más económico que pagar todo el paquete de tv por cable.

    Sí, entiendo que si comparamos el precio de estos dispositivos con algunos móviles gama media, no resulta tan económico… pero por otro lado si son para casa, es uno por familia. De esa forma resulta una opción para esa numerosísima cantidad de hogares donde la gente es menos hábil con la tecnología.

    De cualquier forma, es posible que este dispositivo, aunque no sea tan exitoso, pueda dar ideas al resto del mercado para sondear su uso.

    • Gorki - 9 octubre 2018 - 19:59

      Cada uno cuenta la feria según le fué

      Creo que debo ser un usuario adelantado de la Videoconferencia, pues la utilice con mucha frecuencia, en las Oficinas del BBV hacia 1980. en Madrid para conectar con gente de la central en Bilbao. Para ello teníamos montado dos complejos equipos unidos por una linea punto a punto de Telefónica.

      Con ello nos ahorrábamos desplazamientos a la central para solicitar directrices en muchos asuntos. Sin embargo, cuando acabé mi trabajo con el BBV deje de utilizar la videollamada, y quizá la haya utilizado una vez mas para hablar con un sobrina que está en Eslovenia.

      Normalmente utilizo enviar vídeos por WatsApp en vez de videollamadas, para conectar en el ambiente familiar, y nada en absoluto en el campo profesional.

      Recuerdo que el banco de Santander tenía centralizado el tratar con extranjeros en su lengua, y mientras que oficinas situadas en los hipermercados de la costa, captaban los clientes,y alguien de su lengua les atendía desde Madrid. (Un uso inteligente de las videollamadas pero son casos muy puntuales, lo cierto es que por la razón que sea se utilizan poco. . .

    • Mesosoma - 10 octubre 2018 - 19:17

      Videollamadas siempre ha existido, pero fracasan por múltiples razones: cámaras frontales son de baja calidad, en transmisión vídeo pierde todavía mas calidad por velocidad de red y además en móviles, el inmenso costo de la transmisión de datos.

      En WhatsApp el servicio de mensajería mas utilizado en países hispanoparlantes, tiene capacidad de videollamadas jamás ha sido utilizado por nadie de mis contactos o grupos

  • #016
    Marcelo - 9 octubre 2018 - 19:52

    Ni siquiera son especialmente bonitos, es un diseño muy vulgar que no da muchas ganas de tener demasiado a la vista.

  • #017
    edans_fan - 10 octubre 2018 - 20:53

    Pues chicos, yo que quereis que os diga; mi madre no se aclara con las videollamadas de wassap,etc. Asi que, aunque soy contrario a Facebook, pienso que éste aparatito, para una abueleta de 80 años, si lo hacen simple de “coj*n*s”, puede ser muy util, para que mi madre vea a sus nietos, cuando esté sóla, con sólo pulsar una pantalla. No sé; igual hay que verle el lado positivo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados