Tesla y Arabia Saudi: ¿extraños compañeros de cama?

Tesla logo over Saudi Arabia mapEl tweet que Elon Musk publicó el pasado 7 de agosto, que pilló por sorpresa incluso a su mismísimo consejo de administración, y el posterior artículo en el blog corporativo sobre la posibilidad de excluir a Tesla del mercado bursátil pagando a los accionistas unos 420 dólares por acción ha dado lugar ya a infinitos golpes de tecla en medios de todo el mundo.

La SEC, que admite el uso de cuentas oficiales en redes sociales como herramientas de comunicación corporativa, está investigando hasta qué punto el texto “funding secured”, “financiación asegurada”, podría constituir una posible violación de las normas destinada a elevar la cotización de las acciones. Varios accionistas han denunciado a la compañía por manipular el precio de sus acciones asegurando tener esa financiación asegurada cuando en realidad no era estrictamente así, aunque la aclaración del tema publicada por Musk afirma que el accionista comprometido con esa inversión, que no es otro que el fondo soberano de Arabia Saudi, ha confirmado su interés en la operación, y que además, la operación se llevaría a cabo no con deuda, sino con capital.

La noticia, desde mi punto de vista, tiene dos derivadas interesantes: la primera proviene de las razones del interés por sacar a la compañía del mercado, que podrían convertirse en un movimiento pionero que llevase a otras compañías de Silicon Valley a plantearse lo mismo. El mercado bursátil, que tradicionalmente ha significado un paso fundamental a la hora de capitalizar las compañías y obtener fondos para su expansión, se ha convertido en un lugar incómodo, en el que analistas ignorantes con criterios profundamente simplistas someten a las compañías a constantes vaivenes en su cotización por razones que tienen mucho más que ver con intereses cortoplacistas que con la estrategia y la visión a largo plazo, vaivenes que distraen a los gestores, crean incentivos perversos y no alineados con el interés corporativo, y generan discusiones en muchos casos completamente estériles. La bolsa, vista así, podría seguir siendo ese momento mágico en el que se da entrada a cualquier inversor dispuesto a comprar acciones y permite la salida de los inversores anteriores que solo podían adquirirlas mediante un acuerdo con los propietarios de la compañía, pero pasaría, tras obtener esos fondos, a convertirse en un socio incómodo, ruidoso y molesto, con muchas más exigencias que beneficios reales. Si los mercados financieros, base de la economía capitalista, están pasando a tener esa consideración, podríamos estar ante el presagio de un importante problema futuro.

La segunda derivada es igualmente de mucho calado: ¿qué significa que el fondo soberano de Arabia Saudí, constituido fundamentalmente gracias a la riqueza acumulada mediante la explotación del petróleo, esté dispuesto a financiar la salida de Tesla del mercado bursátil? Sencillamente, una muestra de que la Vision 2030, un ambicioso plan para reducir la dependencia del país del petróleo, diversificar su economía y desarrollar sectores de servicios públicos como la salud, la educación, las infraestructuras, el ocio y el turismo, se ha convertido, bajo el liderazgo de Mohammad bin Salman, en una realidad tangible. Las más de doscientas inversiones del fondo soberano tienen como objetivos fundamentales campos como las telecomunicaciones, la industria aeroespacial, las tecnologías sostenibles, la seguridad, las energías renovables y las tecnologías de la información, y en ese sentido, es indudable que una compañía como Tesla encaja como un guante. Otra cuestión sería valorar los posibles intereses que un inversor así, si fuese mayoritario, podría tener en el control de los ritmos: una cosa es definir que se entiende que la única manera sostenible de crecer es plantearlo en torno a la generación de energía sostenible, el aprovechamiento del sol y los vehículos eléctricos, y otra cosa es querer que eso ocurra de un día para otro, algo que podría llegar a amenazar lo que es aún la clave de la economía del país. En ese sentido, los planes de Elon Musk para conseguir una base de accionistas suficientemente amplia que pudiese evitar un control excesivo por parte de los saudíes podrían convertirse en clave para la viabilidad futura y los planes de la compañía. 

Por otro lado, el movimiento del fondo soberano de Arabia Saudí sería la confirmación de que Silicon Valley, en la práctica, tiene más bien pocos reparos en la procedencia del dinero de sus inversores, la calidad de su democracia o sus tendencias al absolutismo, algo que, de hecho, ya había sido confirmado por la abundante presencia de inversores procedentes de un país como China. En la práctica, en Silicon Valley, los componentes ideológicos pasan a un claro segundo plano cuando hablamos de inversiones que pueden ayudar a las compañías a alcanzar sus objetivos a largo plazo: indudablemente, la misión de Tesla, establecida como “acelerar la transición del mundo hacia las energías renovables”, podría verse reforzada gracias al hecho de contar con una base de financiación más estable que los mercados financieros, y el hecho de que ese dinero pudiese provenir en una parte muy significativa del fondo soberano de Arabia Saudi, el país que supone la fuente más importante de petróleo del mundo, podría llegar a convertirse en un auténtico símbolo de ese cambio de época que la compañía pretende provocar, y para el que Arabia Saudi, un país con abundantísima insolación y con buenas bases para adaptarse a un nuevo modelo económico, afirma estar preparándose.

¿Llegaremos a ver una Tesla convertida en compañía privada y con Arabia Saudi como uno de sus inversores de referencia? (en realidad, el fondo posee ya casi un 5% de la compañía, mediante compras llevadas a cabo en el mercado). La idea no parece ya tan alocada cuando Elon Musk ya ha anunciado el nombramiento de asesores para llevar a cabo sus planes, y cuando el voto de los accionistas de la compañía, fundamental para la operación, podría inclinarse masivamente por dar su apoyo al plan. Que eso llegue a suponer, como Elon Musk parece pretender, una aceleración en los planes de la compañía, o pueda llegar a generar dudas en ese sentido, es ya es otra cuestión.

 

ACTUALIZACIÓN (25/08/2018): Tesla se queda en bolsa.

 

 

 

This article was also published in English on Forbes, “Tesla and Saudi Arabia: are they really such strange bedfellows?

 

17 comentarios

  • #001
    Gorki - 14 agosto 2018 - 13:53

    Sinceramente cada día veo a Elton Musk mas aventado. Sus bandazos imprevisibles hace que entrar en sus negocios, sea como montar en una montaña rusa sin fin. Según he leído, pretende vender sus acciones en Tesla, para montar un banco en Bitcoins, con el fin de obtener el 1% de los ricos que son el 1% de la población y repartirlo entre el 99% de la población restante, con lo que según él, los más pobres doblarían los ingresos.

    Claro, nada explica de como iba a poder sacar el 1% de lo que tienen los ricos con ayuda de los Bitcoin, ni por supuesto que sistema iba a utilizar para repartir ese 1% entre el resto de la población.

    No merece la pena leer las tonterías que suelta, solo merece la pena ver sus partes de producción y sus resultados económicos, y olvidarse del personaje.

    • Asier - 14 agosto 2018 - 16:10

      Me sorprende y apena que pienses así, son las nuevas ideas las que cambian el mundo, aunque muchas veces las primeras ‘ejecuciones’ o ‘producciones’ de dichas ideas fracasen.

      Por cierto, ¿dónde has leído lo del banco en bitcoins? Me interesa porque con el bitcoin lo que está ocurriendo es lo contrario que con el dinero fiat: cada vez está más repartido en lugar de estar más concentrado en unos pocos.

      • Gorki - 15 agosto 2018 - 12:45

        Corrió por la red, pero por lo que he podido encontrar cuando he buscado donde lo leí, era falso https://es.coinnewstelegraph.com/elon-musk-not-leaving-tesla-for-startup-wral-com/

        • Asier - 15 agosto 2018 - 14:03

          Pues fíjate en el poder de las noticias falsas, que te han llevado a escribir la historia de arriba y a crearte una opinión sobre Elon Musk basada en cosas que no ha dicho/hecho.

          • Gorki - 15 agosto 2018 - 15:05

            La opinión sobre Elon Musk la tengo forjada desde mucho antes de haber leído esta notici,a y se ha formado principalmente por los incumplimientos en sus predicciones y en las espectacuolartes y vacuas acciones que toma para conseguir estar a cualquier precio en los titulares. (Pongo por ejemplo, su participación en el “rescate” de los niños de la cueva de Tailandia)

          • Gorki - 15 agosto 2018 - 20:51

            Posiblemente sea “fake news”, …. pero me lo hevuelto a encontrar , esta vez a través de un patrocinado de Facebook
            https://version-float.club/

          • Asier - 15 agosto 2018 - 22:09

            Gorki, el enlace que has colgado no solamente es fake news sino que está plagado de enlaces a una estafa monumental.

            Me parece preocupante que aun sospechando no te hayas dado cuenta (por la url, por el logo y enlaces falsos, por la forma de redactarlo, etc.) y hayas compartido el enlace de esa estafa con todos los lectores de este blog.

            Instala un buen “ad blocker” si no lo has hecho ya (aunque no sé si éstos eliminan esos “patrocinados” de Facebook) y verifica las noticias con fuente fiables.

  • #008
    Pedro Torres Asdrubal - 14 agosto 2018 - 14:29

    Haters gonna hate are hating.

    “Lo llaman democracia y no lo es…”

    Lo decía Platón y sigue siendo cierto, que la dictadura es el mejor sistema de gobierno.

    Ojalá Musk no termine en el saco de los ídolos caidos. Estamos cortos de héroes.

  • #009
    DANN ELIO - 14 agosto 2018 - 15:35

    Los grandes proyectos de emprendimiento están hechos, entre otras cosas, de grandes ideas.
    Las ideas Elon ya las tenía. Muy buenas ideas, en mi subjetiva y modesta opinión. Y con la madera de emprendedor incorregible que tiene este hombre, me temo ( y tbn. me alegro ) que no serán las últimas.
    Pero hasta las más grandes ideas necesitan “oxígeno” para no desfallecer. Entre Tesla y Saudi, hay tema por supuesto, y pinta que va a ser un romance crematísticamente muy tórrido ;-)

    Pero no nos quedemos en la superficie de las cosas: Tesla también ha descubierto algo muy espiritual en Arabia Saudita…Tesla ha encontrado a un mecenas, un guardián…un “ángel de los negocios” a la altura del multiproyecto de Musk…y dispuesto también a lidiar con los riesgos.

    https://bit.ly/2MgGu3o

  • #010
    DANN ELIO - 14 agosto 2018 - 15:43

    Los grandes proyectos de emprendimiento están hechos, entre otras cosas, de grandes ideas.
    Las ideas Elon ya las tenía. Muy buenas ideas, en mi subjetiva y modesta opinión. Y con la madera de emprendedor incorregible que tiene este hombre, me temo ( y tbn. me alegro ) que no serán las últimas.
    Pero hasta las más grandes ideas necesitan “oxígeno” para no desfallecer. Entre Tesla y Saudi, hay tema por supuesto, y pinta que va a ser un romance crematísticamente muy tórrido ;-)

    Pero no nos quedemos en la superficie de las cosas: Tesla también ha descubierto algo muy espiritual en Arabia Saudita…Tesla ha encontrado a un mecenas, un guardián…un “ángel de los negocios” a la altura del multiproyecto de Musk…y dispuesto también a lidiar con los riesgos.

    https://bit.ly/2MgGu3o

  • #011
    Alberto - 14 agosto 2018 - 15:58

    Independientemente de como va la empresa, lo del tweet es manipulación de mercado de libro. La SEC hace bien en investigar.
    No sólo dice financiación asegurada sino también el precio, 420 dólares, y como es lógico la acción subió por el anuncio de una posible OPA de exclusión por parte, no lo olvidemos, del CEO de la empresa.
    El mercado de valores sirve para muchas cosas, como por ejemplo, ampliar capital para tener financiación y para eso interesa una cotización alta para no tener que diluir demasiado.

  • #012
    xaquin - 14 agosto 2018 - 18:55

    Cuando el yankee go home y lo que piensa GM… hubo gente que pensaba en la no espiritualidad del empresario USA (y del resto del mundo). Siempre pensamos que la “bonificacidad monetaria” de una empresa potente marcaba su “dirección espiritual”… lo que es bueno para mi bolsillo (luego llegarían los fondos y paraisos fiscales) tiene que ser bueno para todos.

    Con los hipis pudimos aprender como se fabrican ilusiones e hijos en comuna para “más ver”. Así que ya vislumbrábamos que Silicon Valley podía tener mucha silicona, pero poca leche alimenticía y humanitaria (por mucho que se publicitara lo contrario).

    Los seres vivos tienen una genética determinada y los entes económicos también. La diferencia estriba en que la naturaleza intenta evolucionar simpre positivamente y el capitalismo no puede evolucionar humanitariamente. Lleva consigo un gen que lo predispone a sacar el beneficio máximo con la explotación del ser humano que se necesite (mínima o, en tiempos de crisis, máxima!!). Y que curiosamente va emparejado fuertemente con el gen del poder (en los demás animales algo muy natural, necesita liderazgo, pero en la especie human torpemente sobrevalorado).

    En cierto modo es como el gen que llevó al estalinismo a pique. La explotación era llevada por un sector social que burocratizó toda ideología igualitaria. El bien común se convierte en dogma (como el mercado capitalista), pero es el grupo en el poder quien define el bien común. Igual que en la democracia capitalista es el poder establecido quien define la libertad necesaria para ser libre. Hasta con el terror hace que nos sintamoa más libres (House of Cards dixit, mejor dicho “ilustra”).

  • #013
    ALAN TURING - 14 agosto 2018 - 22:53

    La cifra de los 420 dólares por acción ¿La han elegido medio en broma por el tema de la marihuana?

  • #014
    Krigan - 14 agosto 2018 - 23:01

    Cabe preguntarse si las bolsas son un indicador fiable de algo. Ni de cómo va un país, ni de cómo va una empresa. Interesante el movimiento de Arabia Saudí, que apuesta por el futuro, y además tiene sol para dar y tomar, y está empezando a apostar por la fotovoltaica. Recordemos que Tesla no son solo coches eléctricos, son también baterías para el hogar y tejados solares.

  • #015
    Ignaci López - 15 agosto 2018 - 10:46

    Por cierto pocas alaracas en prensa de su visita en marzo a Israel, es lo que decimos en España… Agua
    Ya que sus amigos judios se han cansado de sostenerle, ahora necesita el dinero saudí para que floten sus grandes “ideas”. Mucha publicidad, mucho marketing, bordear a la sec,… Puede engañar a los pastores de cabras? Hombre, los asesores de los saudís, mucha confianza no dan. Verdad?

    Quien en su sano juicio pone su dinero en manos de este individuo? Pues cada día menos gente, nadie en Israel, ni los analistas tan malos ellos, ya no dan un duro por Rascayú 2.0. Igual se tenía que haber ido a Marte en su flamante anuncio, hubiera sido un final digno… Digno de un loco o de un payaso que sale disparado como la bala humana. Bala por cierto que también hizo el ridículo en Tailandia y se cabreo como un mono. En fin, pobre hombre.

    • Xavier - 20 agosto 2018 - 23:36

      Se nota que te cae bien.

      No llegaré nunca a entender qué lleva a un hater a leer, comentar y recomentar noticias, blogs y demás…

      ¿No es más fácil y terapéutico leer de temas y personas que no os escuezan?

      Quizás seriais más felices…

      Es que ya llega a ser cansino. Pesadillas

      • Pedro Torres Asdrubal - 22 agosto 2018 - 17:02

        La osadía de la ignorancia, aunque yo prefiero conjugar a Einstein y Sócrates: todos somos estúpidos, pero solo unos pocos aceptamos la verdad.

        ¿Como actuarías ante un niño rata en el mundo real? ¿Ignorándolo?

        Esa es la censura que me gustaría ver, la de blanquear a ratas, hasters y cizañeros escupemierda…

        ¿Creamos los iluminati? Si existen por favor, contactenme.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados