El Blog de Enrique Dans

Nosotros, el medio

Escrito a las 10:25 am
3

Imagen Muy interesante producto de The Media Center at the American Press Institute, traducido al español, disponible íntegramente en la red con licencia Creative Commons, y prologado, como no podía ser de otra manera dado el título, por Dan Gillmor. Por el vistazo inicial que he podido echarle, recoge mucho de lo escrito últimamente en fuentes como el propio Gillmor, pero se retrotrae hasta Nicholas Negroponte, uno de mis libros de referencia y que seguramente tuvo mucho que ver con algunas de las decisiones que tomé de cara a mi doctorado y especialización posterior cuando lo leí allá por 1995.

Una cita interesante por la parte que nos toca:

“Los weblogs, o blogs, como ya son comúnmente conocidos, son la forma más activa y sorprendente de esta participación. Estos sistemas de edición personal han dado paso a un fenómeno que tiene los visos de una revolución –al dar a cualquiera con el talento y la energía correctos la habilidad para ser escuchado a lo largo y ancho de la Web-.”

Y dedica el capítulo 3, “Cómo está tomando forma el periodismo participativo“, a este tema. Francamente, muy buena pinta. Como persona que tiene como una de sus principales líneas de investigación el impacto de la tecnología en los medios de comunicación, el debate que se está abriendo al respecto me resulta fascinante. Creo que en breve reeditaré un artículo antiguo al respecto, dado que vuelve a ganar en relevancia y me sigue pareciendo adecuado a pesar de los años…

La “estrategia Google”

Escrito a las 8:55 am
15

Este post no pretende ser ácido, ni amargo, ni tener ningún otro tipo de sabor. Tampoco quiere ser como el famoso vino de Asunción, que como es bien sabido no es blanco, ni tinto, ni tiene color. Lo que pretendo es reflexionar sobre algo que recientemente, sea por casualidad o no, estoy encontrándome en bastantes foros: el recurso a la llamada “estrategia Google”. ¿En qué consiste esa presunta “estrategia Google” que aparentemente gusta tanto a todo el mundo y es usada por otros a modo de “defensa siciliana” en el ajedrez?

A juzgar por lo oído hasta el momento en los citados foros, la “estrategia Google” consiste, grosso modo, en construir algo, intentar que se llene de usuarios hasta arriba, y esperar o promover de manera más o menos activa el que surjan modelos de negocio asociados a ello. Los defensores de esta presunta “estrategia Google” se apoyan, en primer lugar y como no podía ser de otra manera, en la valoración actual de la empresa, actualmente en máximos históricos (216.80 frente al precio de salida inicial de 95.96 dólares por acción). En segundo, en la historia de la empresa, que se inició con una tecnología desarrollada por Larry y Sergey para buscar en bases de datos, y escaló a partir de ahí hasta convertirse en el sistema de búsqueda que cambió las reglas de Internet y desarrolló todo el ecosistema a su alrededor que hoy conocemos. Según se cuenta en los mentideros próximos a la empresa, Larry y Sergey carecían de la más mínima intuición sobre el concept de Adwords, Adsense o publicidad contextual de ningún tipo cuando iniciaron su andadura. De hecho, como empresa de tecnología tradicional, esperaban obtener fees por licencias que cobrarían a aquellos que quisieran utilizarla en sus emrpesas, portales, etc. Pero el tiempo pasó, y al ver la que habían liado, se les fueron ocurriendo cosas, y se desarrolló la Google que hoy conocemos.

Toda una historia. Sin embargo, curiosamente ni es la primera, ni es especialmente original. Yahoo!, por ejemplo, hizo algo muy parecido: iniciarse como la aventura de dos amiguetes que querían tener sus favoritos a mano desde cualquier ordenador, y de repente, al cabo de un tiempo y cuando muchos más “amiguetes” habían añadido sus favoritos a la página, darse cuenta que tenían ahí un escaparate publicitario mucho mayor y más eficiente que cualquier fachada de Madison Square. Al menos, eso cuenta la leyenda.

Por tanto, y según entiendo yo, eso quiere decir que, amparándonos en la “estrategia Google”, podemos hoy en día construir cualquier nave, echarla al mar, esperar a que se llene de pasajeros, y no preocuparnos, porque después seguro que ya se nos ocurrirán maneras de pagar las facturas de la gasolina. Interesante. No digo que no me suene a nada conocido anteriormente, sólo digo eso: interesante.

La clase de ayer en el MBA-S1 fue una discusión muy interesante en torno a la “estrategia Google” y a cómo añadir valor mediante tecnología. En un breve plazo, he escuchado el recurso a la “estrategia Google” en variados sitios: desde una presentación acerca de una nueva y muy interesante empresa que se lanza en el mundo de la música, hasta una conferencia de Niklas Zennström, pasando por otros lugares variados… Y repito el comienzo del post; no quiero decir que sea malo o bueno, simplemente que es interesante y que merece una reflexión. La mía la tengo hecha, pero como es una reflexión, y no el resultado de una investigación que pueda exhibir en las narices de los críticos, prefiero reservármela, esperar y tamizar con el sentido común y los comentarios e ideas que tenga mi muy apreciada audiencia lo que posteriormente pueda escribir al respecto. En cualquier caso, tengo claro que es precisa una reflexión al respecto.

Luis Cobos y el progreso

Escrito a las 6:59 pm
12

Visto en Libertad Digital,

“(los poderes públicos) deben ayudarnos ahora igual que harían en un momento de crisis con el sector naval o pesquero (…) Asumamos que los artistas se encuentran en peligro de extinción y que la crisis es más profunda de lo que nadie había llegado a imaginar. Y mientras todo esto sucede, las compañías de telefonía se dedican a vender banda ancha animando a robar en Internet 24 horas al día con tarifa plana”

Claro, ese es el problema. Hay que prohibir la banda ancha. O mejor aún, prohibamos Internet.

No tengo palabras.

Mas victimas de sms.ac

Escrito a las 9:17 am
4

Hace aproximadamente mes y medio los critiqué duramente. Ahora veo que no soy el único al que le pasan esas cosas. Y a juzgar por la cantidad de mensajes basura que recibo de esta gente, han caído muchos más.

Hmmm… mal de muchos…

Veo manzanas por todas partes

Escrito a las 2:09 am
6

Imagen ¿Es “el retorno de la manzana”? De un tiempo a esta parte veo máquinas Apple por todas partes, tanto portátiles como sobremesas, por no citar los ubicuos iPod. En mi última estancia en Miami perseguí el Mini, pero estaba completamente agotado en todas partes. De hecho, en la Apple Store de The Falls me dieron toda la información sobre el Mini, que admitía voltajes europeos sin problemas, las ampliaciones, los periféricos, y cuando por fin dije, “venga, pues me lo llevo”, la dependienta me informó amablemente de que no tenían ninguno en stock, y me miró con una de esas caras de “pero tú, chaval, ¿de que árbol te habrás caído…?”

El caso es que si efectivamente mi completamente acientífica observación tiene alguna base real, me parecerá fantásticamente bien. Primero, porque creo que Apple se merece un retorno, sobre todo ahora, con esos impresionantes procesadores IBM de 64 bits (la mayoría de las patentes liberadas por IBM hacían referencia, precisamente, a desarrollos para ese procesador) y una imagen maravillosamente buena, desde el punto de vista estético y como “máquina de ensueño”. Segundo, porque la diversidad, como he comentado otras veces, es buena, sea en ordeandores, en microprocesadores o en lo que sea. Y tercero, porque será un fantástico caso de estudio de cómo revitalizar una marca que durante muchos años no había dejado de caer, y que a partir de un producto como el iPod y con la gestión de una persona como Steve Jobs puede conseguir volver a ocupar un lugar privilegiado en la mente de muchos consumidores.

¿Cuáles son las reticencias del usuario medio actualmente? Precio e incompatibilidad. En lo tocante al precio, la empresa está haciendo una fuerte apuesta por hacer ordenadores como el Mini, de diseño enormemente atractivo y precio razonable. Y en el tema incompatibilidad, aparte de que la misma se haya reducido enormemente, se benefician de un auténtico cambio de variable: cada vez más, como llevamos tiempo diciendo, el ordenador deja de ser una máquina de escribir sofisticada, una calculadora ultrapotente, un cacharro para hacer presentaciones, o un juguete, etc. y se convierte en una puerta de acceso a la red. Y en el momento en que mi máquina es una puerta de acceso a la red, donde dejo ficheros de todo tipo, accedo a contenidos, etc. y además lo hago de manera casi completamente independiente de la plataforma (por eso de la universalidad de la red, uno de sus principios básicos), el miedo a la incompatibilidad se puede ver francamente reducido, algo que sin duda beneficiará a las ventas.

Y ahora que además acabo de ver, vía Joi Ito, que un Microsoft Certified Systems Engineer critica duramente el Apple Mini, creo que ha llegado el momento de salir a la calle a intentar hacerme con uno…

“… an Apple is an Apple is an Apple… “

Mi vision del progreso, en Libertad Digital

Escrito a las 10:14 am
4

Mi columna del miércoles en Libertad Digital habla del progreso, y de porqué creo que cosas como el P2P y otras innovaciones disruptivas suponen algo positivo. Además, después de los comentarios de Niklas ayer, me ha quedado francamente majo. Cuando se desarrolló la radio, las discográficas dijeron que aquello mataría a la música, porque nadie iba a comprar algo que podían conseguir gratis. Con el vídeo, dijeron cosas parecidas. Y sin embargo, aquí estamos, hay música, se gana dinero con ella, y tenemos esas innovaciones ahí para poderlas utilizar, innovaciones que han supuesto cosas positivas para todos. Pero claro, no hay peor sordo que el que no quiere oír.

La visita de Niklas

Escrito a las 8:24 am
5

Imagen Vino Niklas Zennström, habló, y habló muy bien. Me había preparado una presentación para hacer de telonero, es decir, ir calentando un poco el debate mediante una discusión de caso mientras Niklas llegaba del aeropuerto, pero no tuve que utilizarla, porque los colchones de tiempo que habíamos tomado resultaron suficientes a pesar del retraso de 45 minutos de su vuelo. Niklas se adaptó perfectamente al formato del evento, que era del tipo “shoot from the hip“, es decir, preguntas en cualquier momento según se les ocurren a los asistentes (no en vano esto venía a ser una sesión para profesores del área de SI/TI, pero “crecidita”… salón de actos lleno, 160 personas). A la espontaneidad del tema contribuía poco el uso de traducción simultánea, que normalmente no utilizamos en actos de este tipo, y que obligaba a llevar el micrófono de un lado para otro para que las preguntas pudiesen ser oídas desde la cabina de traducción, pero la cosa estuvo, a pesar de ello, bastante fluida. En su charla, Niklas fue comentando el porqué de su estrategia, en la que curiosamente no distinguió ente KaZaA y Skype: ambos programas son tecnologías disruptivas que basan su éxito en el desarrollo de una red lo más grande posible, en el hecho de convertirse en estándar, para posteriormente buscar modelos de negocio asociados a dicha red. Niklas dejó muy claro como las tecnologías disruptivas no eran algo nuevo, y utilizó el conocido argumento de comparar el desarrollo de KaZaA (380 millones de instalaciones en dos meses…) con el de la radio o el del video, ante los cuales industrias enteras se rasgaban las vestiduras y anunciaban que significarían el fin de la industria de la música (alguien debería haber invitado a Carmen Calvo para ver si deja de decir tonterías… que bueno sería tener una ministra de cultura que además tuviera cultura) Según su punto de vista, Skype no significa el fin de las industria de las telecomunicaciones como la conocemos, sino una innovación de cierto impacto que mejorará las condiciones de los usuarios y obligará a la dinamización de un sector cuyas innovaciones habían sido más bien escasas en el curso de su historia, algo que toco precisamente en mi columna de Libertad Digital de hoy.

Niklas dejó clarísimo que sus benchmarks no son empresas como NTT o AT&T, sino Google o Yahoo!, e hizo directa referencia a como Google no tenía ni idea, cuando desarrolló su motor de búsqueda, del tipo de “ecosistema” que estaba creando, aunque intuía que eso le permitiría generar nuevos modelos de creación de valor. Luego vinieron los adwords y demás familia (estoy viendo muchas referencias al “modelo Google” últimamente, pero esto ya lo comentaremos en otro momento). Del mismo modo, una red como Skype, que ya se compara sin rubor en tamaño con muchas empresas de telecomunicaciones, sabrá encontrar modelos de negocio de diversos tipos. Dejó claro también que entendían que el modelo SkypeOut era transitorio: si bien se mantendrá, su importancia irá disminuyendo al haber cada vez más usuarios de Skype, y, por tanto, más llamadas Skype-to-Skype, que seguirán siendo gratuitas.

La fecha de la conferencia, además, ha coincidido con el día en que Skype ha anunciado el lanzamiento de sus versiones 1.0 para todas las plataformas, y en breve habrá algunos anuncios más.

Tras la conferencia de Niklas, que como me dijo una persona “será de esas que en poco tiempo te alegrarás mucho de haber estado en ella”, tuvimos un turno de preguntas, y habló Philip Vanhoutte, Managing Director de Plantronics, la empresa que hizo posible, junto a la fantástica labor de coordinación de Fernando Aparicio, que Niklas viniese. La presentación de Philip fue un tanto excesivamente comercial, cuando la mayoría de los asistentes esperaban que diera detalles sobre la relación Skype-Plantronics, pero mantuvo un razonable nivel de atención a pesar de que ya eran horas tardías. No vi terminar la cosa porque tenía clase, pero me dijeron que estuvo bastante bien. En breve (pero no me atrevo a aventurar plazo), espero tener un streaming de la charla de Niklas para que la podáis ver los que no estuvisteis, y según vayan saliendo, iremos añadiendo la cobertura de medios y blogs que comenten sobre ello para que podáis tener más puntos de vista.

CINCO DIAS: “Skype roba hasta un 25% de ingresos a las operadoras europeas
ANTOINE’S BLOG: “Un día en el Instituto

Bloggeando desde la sesión de blogs y empresa (Europablog)

Escrito a las 7:55 pm
9

Imagen Acabo de llegar, una hora tarde, viniendo de una clase. En la mesa, Loïc Le Meur, Julio Alonso, Alberto Knapp, Octavio Rojas y Juan Varela. Veo mucha gente, y un muy buen ambiente, con intervenciones muy fluidas desde la mesa y desde la audiencia. He pedido que la WiFi de Alumnos del Instituto se quedase abierta, por si alguien quería escribir desde aquí o simplemente chequear correo, etc. Me resulta interesante el hecho de que el aula esté llena: el tema se ha movido vía blogosfera, aunque los últimos días hubo algún periódico haciéndose eco del tema, que yo haya visto, La Gaceta y el ABC. Pero el tema, obviamente, genera su buena dosis de interés, por lo que veo.

Es la primera vez que veo a Loïc en persona, la vez anterior que estuvo en el Instituto no pude estar, y me tiene alucinado: entiende y sigue la conversación perfectamente en español, contesta en inglés, y aporta constantes ejemplos reales que se va a buscar al ordenador. Y en los ratos libres (este hombre tiene como mínimo un G5 en la cabeza) está posteando y subiendo fotos… De hecho, más gente está usando la pantalla para ilustrar ejemplos (ahora está Juan entrando en Periodistas 21), de manera que la sesión adquiere un dinamismo muy interesante.

Se están tocando temas de mucho jugo, como los blogs como herramienta de marketing corporativo, la relación entre blogs y medios, lo que pasará cuando “todo el mundo tenga un blog”. Y ahora se abre un melón también interesantísimo: “blogs y política”, algo que creo que va a ser uno de los próximos temas gordos que veremos en todas partes .

Muy bueno el comentario de Juan: “cuando blogueas, te vuelves transparente”. Tienes que contestar, dar transparencia, hablar con la gente, y veremos como los políticos y las empresas que no lo hagan no conseguirán funcionar ahí. Además, ha mencionado porqué empezó su blog, una razón perfectamente lógica: viajaba mucho y perdía las libretas… me recuerda a mí :-)

La verdad es que es una sensación rara e interesante esto de estar metido en un sitio que a su vez realimenta otros en la red en tiempo real… y además, el debate está super-interesante. En un ratito nos iremos a cenar, y la verdad es que la conversación promete.

ADEMÁS:

A la calle por blogger…

Escrito a las 1:29 am
5

Imagen Hierve la sangre en la blogosfera con las noticias de empleados que han sido despedidos o represaliados de alguna manera por mantener un blog. El caso del empleado de Google, el de la Reina del Cielo y muchos más, como los que recopila Manuel Almeida en este post. La cosa ha llegado al punto de montar una “carta internacional de derechos del blogger” y un sitio para defender a los “caídos en combate”, que proporciona incluso una lista de empresas “blogofóbicas”. Y el caso es que este tema, recurrente desde hace cierto tiempo, tiene todo el aspecto de evolución ascendente asociada al crecimiento de la propia blogosfera, con lo cual nos vamos a hartar de oír casos de ese pelaje procedentes de las empresas y situaciones más variadas…

El caso es que a mí siempre me ha ayudado mucho para formarme una opinión el sentido común que supone imaginarse las nuevas situaciones surgidas en la red puestas en un contexto clásico y conocido: el del mundo offline. Y en este caso de los bloggers despedidos, las cosas funcionan más o menos como sigue: ¿os imagináis tener un compañero de trabajo que se dedica a hablar constantemente mal de la empresa en lugares donde puede ser oído? O peor, ¿a publicarlo en prensa? ¿Una persona que genere mal ambiente, que dé mala imagen a la compañía, que critique de forma pública y notoria sus prácticas, que resulte incómodo para sus compañeros o que revele secretos industriales? A ese tipo de empleados, en el mundo tradicional, se les despide, y normalmente tiene además bastantes posibilidades de ser considerado un despido procedente. Entonces, ¿qué cambia cuando nos trasladamos al mundo online, y el empleado, en lugar de tener una boca muy grande, tiene una herramienta llamada blog? Obviamente, su poder de influencia puede multiplicarse, pero lo que la empresa le castiga no es el hecho de tener un blog, sino el de utilizarlo para las cosas que hemos comentado anteriormente.

Por supuesto, muchos casos serán absurdos y patentemente injustos, o revelarán un desconocimiento supino del tema o un pánico reverencial a lo desconocido. Pero en otros, el despido habrá venido por un conjunto de malas actitudes de los trabajadores, de revelación de secretos, de falta de rendimiento, de generación de mal ambiente y de factores afines de todo tipo. El blog seguramente sea en muchos casos lo de menos. Se trata de que si alguien en mi organización se dedica a criticarla en público, ridiculizarla, no proponer soluciones, mantener una actitud negativa y a sacar de quicio a todo el mundo, me parecerá muy bien que lo echen a la calle, sea blogger o no lo sea. Y son cosas que creo que son así independientemente del soporte que utilicen.

Se podría discutir, por supuesto, si echar a alguien por blogger es o no inteligente. Seguramente no lo sea. Posiblemente, la “reeducación” y el “adoctrinamiento” sean más productivos, puesto que el efecto de poner en la calle a alguien, al ser amplificado por la blogosfera, puede resultar enormemente negativo. El “plan Google de reeducación en tres días“, por ejemplo, parece una práctica bastante recomendable. Pero el que políticamente pueda no ser interesante despedir a alguien con la capacidad de amplificación que implica un blog no me parece que deba ser interpretado como que alguien, por tener un blog, deba tener “licencia para matar” o ser algún tipo de “especie protegida”. No somos una especie en peligro (todo lo contrario, cada vez somos más abundantes), y debemos regirnos por los mismos códigos de sentido común dentro y fuera de la blogosfera. Un empleado irresponsable puede serlo con o sin blog, y en determinadas ocasiones puede ser perfectamente lógico ponerlo de patitas en la calle.

Revisaros los casos listados en “The Bloggers’ Rights” y ya me contaréis. Sinceramente, creo que algunas cosas no son cuestión de free speech, sino de puro sentido común.

Talleres Becars recurre a la vía judicial

Escrito a las 9:09 pm
6

La página no oficial de Talleres Becars, aquella que un cliente maltratado mantenía, que se convirtió en recolectora de anécdotas e historias de multitud de clientes insatisfechos, y en auténtica bandera del poder de los clientes, se ha visto obligada a cerrar ante las amenazas de la empresa de proceder contra la persona por la vía judicial. La página aún está disponible en el caché de Google (y si no la conocíais, vale la pena leerla antes de que la quiten… la historia es de verdad escalofriante, y la cantidad de testimonios de otros clientes da mucho que pensar) .

De este tema hablé por primera vez allá por Abril del año pasado, y desde entonces he citado la página en un montón de cursos y conferencias como demostrativa de la fuerza de Internet, de como da voz a las personas, y del cambio del balance de poder entre las empresas y sus clientes. Ahora, ante la perspectiva de una demanda que podría ganar, pero que muy posiblemente le daría la lata hasta extremos indecibles, el cliente insatisfecho que mantenía la página ha decidido retirarla. En un mensaje a aquellos que le enlazamos a lo largo del año que mantuvo su protesta, comenta

“La pagina ha sido visitada por miles de internautas, ha sido colocada en cientos de foros y enlazada en varias paginas personales (…) Solo me resta daros las gracias a todos/todas los que me habeis apoyado y espero que hayais sacado la misma conclusion que yo: ¿A que taller no hay que ir a arreglar el coche?”

Está claro, las reglas han cambiado. Ahora, el cliente al que tratas mal o engañas, te puede montar un cirio del que se enteran en toda España. Y si además lo amenazas por la vía judicial, es peor, porque entonces va, lo cuenta y hace todavía más ruido.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens