El Blog de Enrique Dans

Hacia un gigante de los estándares

Escrito a las 1:43 pm
11

Imagen + Imagen La compra de Macromedia por parte de Adobe (El Mundo, Barrapunto, Libertad Digital, The Register) es una operación interesantísima por lo que conlleva en primera interpretación: dos de las compañías propietarias de auténticos estándares de uso en la Web, que habían seguido estrategias parecidas – e igualmente brillantes – para el posicionamiento de sus productos estrella, pero que contaban con carteras de productos mucho más amplias. En el caso de Adobe, el Acrobat Reader es un producto ubicuo, indispensable, de esas cosas que instalamos una y otra vez en cada nuevo ordenador. En el de Macromedia, la cuota de navegadores preparados para interpretar contenido en Shockwave Flash convierte al producto en el estándar de facto para animación. Y en ambos casos, estrategias muy parecidas: dar acceso libre al reproductor, y licenciar el software necesario para crear contenidos para el mismo.

En las notas de prensa de ambas compañías (Macromedia, Adobe) se hace hincapié en las posibilidades de integración de ambas plataformas, algo que sin duda dará lugar a productos interesantes, y en su poder para definir estándares de la industria. La operación, de unos 2.600 millones de euros en acciones, da lugar a un competidor sumamente interesante, que deberá afrontar la tarea de convencer a los creadores de contenidos para desarrollar en ella, algo sencillo si tenemos en cuenta que por un lado, ya lo ha hecho, y, por otro, cuenta con el fortísimo factor de un parque instalado de usuarios descomunal.

El Consejero Delegado de Adobe, Bruce Chizen, dirigirá la nueva compañía, en la que los accionistas de Macromedia pasan a controlar un 18% del total consolidado. ¿Que cabe esperar? Una consolidación de productos redundantes (Freehand y Illustrator, por ejemplo), una integración de funciones de las partes más coherentes, como Acrobat y Flash, y una potenciación de las herramientas de menor base instalada al producirse el apalancamiento en las herramientas de la otra parte. Y a medio plazo, una integración completa en una plataforma que, seguro, tendremos todos instalada en mayor o menor medida y usaremos con profusión.

WiMAX viento en popa

Escrito a las 10:52 am
3

Vía Slashdot, gran noticia: Intel acelera el desarrollo de sus chips con soporte WiMAX, que se lanzarán al mercado hoy lunes. Esto supone un empujón muy fuerte al posible desarrollo de WiMAX como alternativa de conectividad para muchas zonas. Quien no lo quiera ver, o está ciego, o tiene algún tipo de interés turbio en no verlo. El chip, denominado internamente Rosedale, estará integrado en desarrollos de equipos para uso doméstico y en movilidad de todo tipo de compañías con interés en el desarrollo de ese mercado.

El día que tuve la conferencia de Zaragoza, el pasado miércoles, estaba invitado a una prueba práctica del producto, a la lógicamente que no pude ir, en la que se “insinuó” que el lanzamiento estaba ya aquí. Ahora ya ha sido anunciado formalmente, con lo que Intel consigue una posición envidiable, y logra además un estímulo muy fuerte a las perspectivas de desarrollo de alternativas basadas en WiMAX.En breve, comentaré con más calma.

Algunos vistazos a Longhorn

Escrito a las 12:46 pm
5

Imagen
Vía Slashdot se están comentando algunos primeros vistazos a Longhorn, de la mano de Jim Allchin, VP for Platforms. La reseña apunta a este artículo en más profundidad de News.com, así como a este post de Thomas Hawk, asistente a la cena en la que Jim mostró algunos detalles del producto.

La mayor parte de los comentarios se los lleva el aspecto visual del producto, con carpetas semitransparentes que permiten ver, en el interior, iconos de archivos en los que se representa una pequeña vista preliminar de los mismos. Me imagino que este tipo de lindezas gráficas pretenden, además, asegurar un altísimo consumo de recursos, para conseguir así el apoyo de los fabricantes de máquinas, que han visto como invariablemente, generación tras generación, los consumidores necesitan cambiar de máquina para pasarse a la nueva versión del sistema operativo de Microsoft.

Algunos de los comentarios se centran en torno a las nuevas funciones de búsqueda, con herramientas como un panel de búsqueda rápida que permite ir viendo los ficheros que cumplen determinados requisitos a medida que se teclean. Los resultados de las búsquedas pueden ser almacenados en carpetas, que se actualizan automáticamente con los nuevos ficheros que cumplan los requisitos especificados. Permite también metadatos, es decir, que otorguemos palabras clave, etiquetas o ratings y los empleemos posteriormente para su búsqueda o clasificación. Algunas de las características parecen inspiradas en el próximo Mac OS X Tiger, que saldrá al mercado a finales de este mes.

También parece haber un fuerte enfoque en la seguridad: el ordenador no trabajará por defecto en modo supervisor, dado que este modo permite realizar cambios en el sistema que pueden ser aprovechados por software perjudicial. También prestaciones pensadas especialmente para mejorar la experiencia de uso de portátiles, versiones mejoradas del plug&play, encendido rápido para determinadas funciones, etc.

Conviene echar un vistazo a los artículos para ir conociendo algo que nos hartaremos de ver en el futuro. En el aire, dos cosas: uno, ¿cuanto tardará la comunidad de software libre en desarrollar las prestaciones “novedosas” que Microsoft pretenda ofrecer en Longhorn? Y dos, ¿querrá el mercado comprar una nueva versión de su sistema operativo? ¿Serán suficientes unas cuantas prestaciones para desencadenar una oleada mundial de atualización de programas y máquinas? La perspectiva que más aterroriza a Microsoft es, simplemente, que el mercado no quiera sus productos. Que los rechace, que se niegue a probarlos. Ya se han visto algunos artículos comentando lo complicado que puede resultar para Microsoft posicionar Longhorn ante el mercado. ¿Volverán los tiempos de las colas ante las tiendas la noche antes de empezar a vender Longhorn, o veremos como una Microsoft que arrastra una fuerte imagen de negatividad es observada con tibieza por un mercado despectivo?

Estratélites

Escrito a las 8:03 pm
6

ImagenEn la conferencia de InfoDIEZ de Zaragoza coincidí con el siempre interesante Alfons Cornellá, al que llevo leyendo desde hace ya bastantes años, y me quedé a su sesión. Mencionó varios temas muy interesantes, pero me quedé con uno del que no había oído hablar, aunque obviamente ya lleva cierto tiempo de desarrollo: los estratélites. Se trata, simplemente, de globos, o mejor, dirigibles o zepelines, que se mantienen geoestacionarios en un punto determinado a nivel de la estratosfera, es decir, entre 17 y 50 Km. de altitud, pero dentro de la atmósfera, en lugar de en el espacio exterior como los satélites convencionales. Es una capa situada muy por encima de la utilizada por las aerolíneas comerciales, e igualmente por encima de la mayoría de los fenómenos atmosféricos. El estratélite, de unos setenta y cinco metros de largo, tiene aspecto de ballena, mide unos 75 metros, está recubierto de paneles solares en su parte superior, se desplaza gracias a motores eléctricos, y únicamente tiene que descender periódicamente para realizar tareas de mantenimiento.

Dada su naturaleza, suponen un compromiso muchísimo más económico que la puesta en órbita de un satélite. Además por su altura, resultan ideales para la ubicación de puntos de iluminación de redes WiMAX, que precisan de lugares elevados para su ubicación. Iluminaría, por proyección cónica, un área menos de la superficie, y tendría la ventaja de un retraso de señal, o lag, menor que en el caso del satélite.

Al googlearlo un poquito, me he encontrado varios artículos al respecto en Wired, Gizmodo, y en la web de Sanswire (la empresa que ha desarrollado la idea y los primeros prototipos), que lo presenta como la alternativa perfecta para el desarrollo de redes de banda ancha a escala nacional. Se calcula que un estratélite puede cubrir aproximadamente la superficie de Francia.

La idea me ha resultado sumamente provocativa. Un dirigible eléctrico y autónomo, situado ahí arriba, e iluminando una zona amplia con conectividad de banda ancha. Suena completamente a ciencia-ficción.

Desaparecido para Bloglines

Escrito a las 10:44 am
19

Es impresionante la importancia que determinadas herramientas pueden adquirir en nuestro día a día. Ayer por la noche estuve utilizando Bloglines para leer cosas. Esta mañana me he levantado, y en lugar de la pantalla habitual con mis suscripciones a la izquierda, me he encontrado la pantalla de “Log in”. Al intentarlo, nada. Usuario desconocido. El blogroll de mi página ha desaparecido. Mi blog de fuentes, al que voy pasando las noticias que me llaman la atención al leerlas, me devuelve la desagradabilísima frase “That user does not exist”. Si pierdo mis suscripciones, tal vez pueda, a partir de la memoria y del blogroll antiguo, volverlas a reconstruir. Si pierdo mi archivo de lectura, eso no lo reconstruye ni el FBI. Y pensar en la posibilidad de leer mis suscripciones saltando de blog en blog en lugar de agregadas todas en el mismo sitio hace que se me pongan los pelos de punta. Uno tiende a no pensar nunca en la importancia de las herramientas, hasta que no las tiene…

En fin, veremos como es de rápido el servicio de Bloglines para solucionar la situación.

UPDATE: Efectivamente, el problema es general. A las 16:00 (GMT+1), el sistema sigue sin permitir el login. Curiosamente, la caída de servicio más prolongada que yo recuerdo de Bloglines antes de ser comprada por AskJeeves fue de tres horas, y fue planificada, con fontanero de aviso, etc. Interesante ver como el tener más recursos te puede llevar a dar un peor servicio…

UPDATE 2: Servicio reanudado a las 16:20 (GMT+1). No se ha perdido nada, ni suscripciones, ni clipblogs… Ufff…

Despertarse a gusto tecnologicamente

Escrito a las 1:26 pm
3

Me llama muchísimo la atención cuando la tecnología llega a cuestiones insólitas y poco exploradas. El SleepSmart, de Axon, es una idea que he visto en New Scientist y que me ha parecido interesante:

  1. Se pone uno una banda en la cabeza que monitoriza su actividad cerebral.
  2. Introduce la hora más tardía a la que podría despertarse con garantías de llegar a tiempo sin tener que estresarse a toda velocidad.
  3. El despertador, a través de la banda que lleas en la cabeza, monitoriza las fases de tu sueño, y se ocupa de despertarte en una fase de sueño ligero, cuando la transición sueño-vigilia es más suave y realmente te despiertas a gusto. Si alguien se acerca a la cama, puede ver en el LED de la banda la fase en la que te encuentras, y decidir si te despierta o no.

Me puedo creer perfectamente que el impacto del tema sea profundamente relevante: normalmente soy “automático”, según suena el despertador estoy perfectamente despierto y listo para cualquier actividad mental, pero hay días que me despierto con esa necesidad absoluta de “cerrar un sueño”, darle al snooze y hacer eso de “mamá… sólo un poquito más…”

Tecnología al servicio del descanso, y una de esas imágenes mentales, la de un tío durmiendo con una banda con leds en la cabeza, que nos evoca eso de que las ciencias adelantan que es una barbaridad…

El verdadero Peer-to-Peer

Escrito a las 8:57 am
15

Imagen
Vía Boing Boing llego a Grouper, una aplicación con muy buen aspecto para crear grupos de hasta treinta personas que comparten un espacio de intercambio privado y encriptado. Se supone diseñado para compartir fotografías, vídeos y material de tipo personal con privacidad sensible, pero nada impide utilizarlo para intercambiar materiales sujetos a copyright, música, películas o todas esas cosas que tanto nos gusta compartir. La aplicación recupera el significado real del peer-to-peer: si bien el término, desde un punto de vista técnico, refleja la compartición de ficheros entre ordenadores que se encuentran en un mismo nivel, es decir, sin que haya un servidor, la traducción de la palabra peer implica un significado del tipo “colega” o “compañero”, algo que en las redes P2P clásicas desaparece a manos de la masificación: en escasísimas ocasiones ocurre que conozcas al propietario del ordenador al que tu programa se conecta para bajarse un fichero. La idea de Grouper, en cambio, es la de permitir la formación de grupos de personas que en función de su dimensión, treinta personas, intercambien materiales en un contexto conocido.

Grouper es un auténtico corte de mangas a la industria: gratis, no spyware, no adware, un download de tan sólo 1.9 Mb. que baja en menos de treinta segundos (aunque según la configuración del ordenador, puede ser preciso bajarse los 23 Mb. del Net 1.1 de Microsoft), encriptación y privacidad. En una red Grouper no va a aparecer ese usuario fantasma que después se dedica a enviarte correo no deseado recriminándote porque te has bajado un fichero sin que ellos hayan podido cobrar su parte.

Esto es lo que han pedido, esto es lo que tendrán. Nos seguiremos intercambiando lo que buenamente nos dé la gana intercambiarnos, y además podremos defender el derecho a que los ladrones no entren en nuestra plataforma a fisgar que disco o DVD le presto a mis amigos. Hay que ver, señora ministra de incultura, que duro es esto de querer poner puertas al campo…

El hacking como elemento competitivo

Escrito a las 9:06 pm
7

Imagen vs.Imagen El mercado ha tardado poco en proporcionarme un ejemplo interesante para ilustrar, en la práctica, el valor potencial del hacking en el caso de la PSP como elemento de diferenciación competitivo. El el segmento de las consolas juegos de última generación, es todavía demasiado pronto para decir si será la Nintendo DS o la Sony PSP la que se lleve el gato al agua en términos de cuota de mercado. Las dos consolas tienen perfectamente internalizada su competencia, hasta el punto de haber lanzado en Japón con tan sólo trece días de diferencia: mientras Nintendo consiguió salir con su DS en Japón el 2 de Diciembre pasado, el lanzamiento de Sony no se produjo hasta el 15. En la “economía de velocidad” en la que estamos inmersos, el valor de trece días de ventas y comentarios de iniciados puede ser mucho mayor de lo que en principio podríamos pensar. Aunque los segmentos de precio son claramente diferentes – los $249 de la Sony PSP dejan a la Nintendo DS, posicionada en $149, compitiendo en una aparente gama inferior -, las funcionalidades de ambos productos hacen de este mercado un segmento digno de ser observado con mucho interés.

Sin embargo, el fenómeno que realmente ha llamado la atención en ambos casos ha sido el del hacking. Es como si las colas que se formaron en las tiendas los primeros días del lanzamiento de cada una de las consolas hubiesen estado integradas por una legión de hackers hambrientos enarbolando destornilladores. En un brevísimo plazo después de la salida al mercado, unos dispositivos que se suponían diseñados para jugar a videojuegos, ver películas o escuchar música se han convertido en navegadores, clientes de IRC, teléfonos, reproductores de contenidos de televisión transferidos desde el TiVO, lectores de eBooks, visores de comics, dispositivos para interactuar con el Aibo, hacer PSPCasting… Existen sitios dedicados específicamente a ello, comunidades de desarrollo de software libre para estas plataformas, redes P2P que intercambian contenidos formateados para las pantallas de estos dispositivos, y hasta concursos de hacking que confrontan ambas consolas.

En el fondo, la plataforma que consiga concentrar una actividad reunir una actividad mayor de hacking tendrá media liga ganada, porque podrá ofertar un conjunto de prestaciones más atractivo. En cierta medida, la llegada de ambas plataformas ha favorecido la aparición de una población de desarrolladores que funcionan por los mismos sistemas meritocráticos que lo hace una clásica comunidad de desarrollo de software libre. Existen incentivos para desarrollar, con el ánimo de que el dispositivo haga más cosas, y existen incentivos a compartir el conocimiento. Y desde el punto de vista de Sony o de Nintendo, es como si te viniera dios a ver: ni en el mejor de sus sueños habrían soñado con un vehículo de dinamización del mercado tan interesante y de un desarrollo tan rápido como éste. Llega un momento en que aquella empresa, Sony o Nintendo, que consigue crear un entorno más “atractivo” para ser hackeado mediante la apertura de sus fuentes, la liberación de información de la plataforma o el soporte de diversas funcionalidades, es la que obtiene una comunidad más pujante, un desarrollo más dinámico y un recorrido de mercado posiblemente mayor. Lo más alejado que se nos puede ocurrir del “la garantía quedará invalidada en caso de apertura por parte de personal no autorizado”.

En un muestreo completamente acientífico, Nintendo DS hacking muestra en Google unos 322.000 resultados, mientras que Sony PSP hacking duplica aproximadamente este número y lo lleva hasta los 659.000. También da cierta impresión de encontrarse uno cosas más variadas, e imaginativas para el entorno Sony, que, por otro lado, ha conseguido un diseño más provocativo y alejado de la consola tradicional que el de Nintendo. En resumen, un mercado que conviene vigilar. En su evolución puede haber conclusiones sobre la futura actitud de las empresas mucho más interesantes que los simples jueguecitos.

Cercedilla

Escrito a las 7:28 am
7

Sin tiempo para escribir y con el Bloglines lleno de cosas que me apetecería comentar, me subo a Cercedilla a iniciar un curso sobre CRM que doy todos los años a uno de los principales bancos del país. Ayer me bajé del AVE a eso de medianoche, la conferencia en Zaragoza estuvo muy agradable en cuanto a ambiente, aunque se me fue la olla con el tiempo y me alargué casi media hora más de lo previsto (el problema de estar acostumbrado a sesiones de hora y media… la cabra tira al monte). Después, tuvimos cervecita rápida pendientes del reloj para no perder el AVE, pero como siempre, un gustazo…

Nueva columna en Libertad Digital

Escrito a las 1:34 am
8

Vuelvo a elevar el tono de protesta, ahora que el infausto consejo de ministros del pasado viernes nos permite deducir que la actitud no es sólo de la ministra de cultura, sino del gobierno en su conjunto. El artículo parafrasea a Woody Allen: “Cómo acabar de una vez por todas con la cultura“.

Aprovechando el calorcito, la SGAE ha enviado un mensaje a diez mil usuarios que presuntamente intercambiaban música en redes P2P pidiéndoles que “desistan de su actitud o se verán obligados a actuar por vía legal”. Pronto lo comprobaremos…

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens