El Blog de Enrique Dans

Publicidad contextual, artículo en Libertad Digital

Escrito a las 1:50 am
1

Mi columna de Libertad Digital de esta semana trata sobre la publicidad contextual como fenómeno. Es un artículo de tipo “formativo”, suavecito en cuanto a conceptos, pero me estaba encontrando un enorme desconocimiento al respecto de este tema en varios foros, y me ha parecido que podía venir bien un artículo de este tipo.

¿Será verdad que es Satán?

Escrito a las 1:03 pm
0

¿Será verdad aquel rumor que decía que Bill Gates era en realidad la reencarnación del anticristo? Eso supongo que es lo que se habrán quedado pensando los italianos que hayan intentado buscar “merda” en MSNSearch versión italiana, cuando se encontraron que el primer resultado de la búsqueda conducía a Clerus.org, una (supongo) pacífica página de una congregación de curas de la Santa Sede (ver noticia en The Register).

¿Error? ¿Googlebombing? (ya… como dicen en The Register, sería más bien un MSNSearchbombing, pero es que suena de pena) No sé, pero yo creo que esto de la excomunión no baja…

A eso le llamo yo llevar el anticlericalismo lejos, ¿no? La búsqueda está aquí, pero como no sé cuanto durará, he guardado la imagen aquí.

Blogs y publicidad

Escrito a las 10:26 am
6

Vía Boing Boing, veo este interesante experimento, que me sirve para evocar la reciente polémica sobre la publicidad en los blogs: una persona inicia un blog sobre asbestos (un componente utilizado habitualmente en construcción en los años ’60 y ’70, que demostró ser cancerígeno y origina muchas demandas en los Estados Unidos). Esta persona no tiene ni idea del tema, ni le interesa lo más mínimo. Simplemente, se ha dado cuenta de que es una palabra muy demandada en Adwords, porque hay muchos abogados interesados en anunciarse en sitios donde se habla del tema. Extrae noticias relacionadas con asbestos de Google News, monta los posts, y vende los adwords. Todo el contenido del blog está determinado por la publicidad.

En su momento, cuando Google sacó BlogSense el pasado Agosto, mi reflexión fue “dada mi naturaleza académica, no quiero tener la tentación (o el aspecto) de determinar el contenido de mis posts en función de los posibles ingresos publicitarios”. No me disgusta ganar dinero, pero me preocupa que por hacerlo de determinadas maneras, pueda perder otras cosas que me cuesta mucho ganar y me suponen, en último término, más dinero. Era mi reflexión aplicada a mi caso, en la que no pretendía por supuesto implicar que otros no pudiesen hacerlo. Ahora, tenemos el caso llevado al extremo. El tema me parece interesante porque se relaciona con cosas que hemos hablado hace muy poco: los posibles flujos económicos ligados a la blogosfera. Simplemente, otro elemento más para la reflexión.

De cien a cero en treinta segundos

Escrito a las 9:16 am
1

¿Cómo se pasa de ser “la semilla de la revolución”, algo hot-hot-hot de lo que todo el mundo hablaba, a ser elegido como el anuncio más malo y aburrido de toda la Super Bowl?

Preguntádselo a Napster. Ayer vi la noticia en The Register, y después en más sitios. El anuncio comparaba el hipotético (y absurdo) coste de diez mil dólares necesarios para llenar de música un iPod pagando a dólar la canción, con un servicio de suscripción all-you-can-eat por quince dólares al mes cuyas canciones desaparecen de tu alcance en cuanto lo dejas de pagar. La cortedad de miras y la exageración tendenciosa llevadas al extremo. Obviamente, cualquiera puede llenar su iPod con la música que le de la gana. Sus propios discos por cuyos derechos ya pagó en su momento, los discos de sus amigos, o lo que se quiera bajar de Internet al coste que estime oportuno, empezando en cero y llegando hasta lo que quiera pagar, en función de sus convicciones, su interés por financiar a quien produce la canción y otra serie de factores. Las opciones están ahí disponibles, y seguirán estándolo.

Por cierto, para los mitómanos de la publicidad, todos los anuncios de la Super Bowl están disponibles aquí.

El faro y el avance de la tecnología

Escrito a las 8:23 am
5

Imagen No es una mala metáfora… el faro, el aviso a los navegantes, empieza a ser innecesario. En este artículo de Der Spiegel, al que llego vía Slashdot, se cuenta como después de siglos y siglos con las costas del mundo civilizado erizadas de faros como auténticos bastiones de la seguridad, los faros empiezan a ser simplemente innecesarios. La disponibilidad de otra tecnología, el GPS, hace que el coste de mantener un faro con su luz operando toda la noche empiece a no tener sentido, y que muchas de esas edificaciones sean ya utilizadas para funciones diferentes a las que tuvieron cuando fueron concebidos: románticos hoteles, restaurantes, capillas para bodas…

Por supuesto, el tema no es sencillo. Cualquiera que haya utilizado un GPS – yo tengo el mío desde estas Navidades… mi mujer vio aquel post sobre el taxista y, consciente de las limitaciones de mi nulo sentido de la orientación, me lo regaló – sabe que la tecnología dista bastante de la perfección. No lo he probado en el mar, pero en tierra tiene los problemas de la actualización, los túneles o, simplemente, la interpretación de los comandos. Por otro lado, está el pequeño detalle de dejar la guía de la navegación mundial a quien opera el sistema, nada menos que el Pentágono, que, además, se reserva el derecho de “apagarlo” en determinados momentos (la última vez fue durante la crisis de Kosovo) si supone una amenaza para la seguridad. Galileo, el desarrollo europeo alternativo que se espera entre en funcionamiento hcia el final de la década, también tiene previstas este tipo de cláusulas. Además, el sistema es eléctrico… ¿qué ocurre si se agotan o fallan las baterías del barco? Sin embargo, mantener un sistema caro como la red de faros, cuyo coste es, además, en muchos países, financiado parcialmente por las compañías navieras, resulta dificil de sostener si se pretende utilizarlo sólo como alternativa a crisis o problemas puntuales.

Los procesos de sustitución tecnológica me resultan fascinantes. La tecnología consistente en encender una luz al borde de una costa lleva siglos existiendo. Para superarla, hemos puesto nada menos que veinticuatro satélites a dar vueltas por el cielo, y hemos desarrollado receptores capaces de situarse con respecto a varios de ellos. Me parece un sistema impresionante. Soy un tecnólogo. Pero cada vez que me subo al coche y veo que “eso” se conecta de repente con seis o siete cosas que pululan por el cielo, y que un programa sabe interpretar sus señales, trasladarlo al mapa de Madrid y darme instrucciones que hasta yo soy capaz de entender, me sigue pareciendo , como dirían en mi tierra, “cousa de meigas“…

Lawrence Lessig habla de la musica

Escrito a las 1:27 pm
10

Buen artículo de Lawrence Lessig en Wired a propósito de Wilco, el grupo que abandonó a su discográfica para pasar a poner sus canciones en Internet, y gracias a ello obtuvo un éxito fulgurante (que hizo que su discográfica recomprase sus derechos a cambio del triple de dinero). El grupo, por supuesto, no ha “traicionado” a la red a pesar de haber vuelto a la discográfica, muchas canciones están disponibles en su página, y sigue utilizando la misma para experimentos muy interesantes, como complementar el contenido de los CDs, hacer documentales, bonus tracks, etc.

El líder de la banda, Jeff Tweedy, deja caer esta “perla”, bien recogida por Lessig:

“Music,” he explained, “is different” from other intellectual property. Not Karl Marx different – this isn’t latent communism. But neither is it just “a piece of plastic or a loaf of bread.” The artist controls just part of the music-making process; the audience adds the rest. Fans’ imagination makes it real. Their participation makes it live. “We are just troubadours,” Tweedy told me. “The audience is our collaborator. We should be encouraging their collaboration, not treating them like thieves.”

Me parece inspiradora, para cualquiera a quien le guste la música y, sobre todo, para cualquiera que haga música. A ver si la leen algunos y empiezan a enterarse de algo.

Google Maps

Escrito a las 8:28 am
3

Imagen Acabo de ver Google Maps reseñado en Boing Boing. Lo he probado, y funciona impresionantemente bien. Desde el nivel de mapa general de los Estados Unidos, he llegado a algunos de los sitios en los que he vivido en cuestión de segundos, con un redibujado inmediato. El procedimiento de centrar en la pantalla lo que quieres ampliar funciona perfectamente, y también puedes meter directamente una dirección, un zip code, etc. y saltar directamente.

Cuando esté integrado con Keyhole va a ser la bomba. Del mapamundi al tejado de tu casa, en segundos…

Ask Jeeves y Bloglines, confirmado

Escrito a las 6:34 am
0

ImagenYa tenemos noticia en el WSJ (para suscriptores), reseña en Slashdot, anuncio en la página de Ask Jeeves, y una nota de prensa y FAQ sobre la adquisición en las páginas de Bloglines. Todas inciden en la sinergia existente: Ask Jeeves obtiene uno de los servicios más “adictivos” e interesantes de la red en este momento, con un crecimiento impresionante paralelo al ascenso meterórico de la blogosfera, mientras que Bloglines consigue una tecnología de búsqueda que hará que la localización de información en blogs crezca en usabilidad y potencia.

La FAQ incide mucho en la permanencia de Mark Fletcher al frente de la compañía, y en la independencia de Bloglines, que se mantendrá como un servicio independiente, dentro de la estructura de Ask Jeeves, y en la permanencia inalterada de todos los servicios que la compañía ofrecía a sus usuarios.

No hay información sobre detalles económicas de la transacción, aunque lógicamente, dada la naturaleza de compañía pública de Ask Jeeves, la tendremos en breve.

Lo mejor esta por venir

Escrito a las 1:18 am
2

Muy buen post en el blog de Seth Godin, de esos que hay que leer: “Why this ‘Internet thing’ is just starting“. Tiene toda la razón. Esto está sólo empezando.

The best is yet to come

Gran idea

Escrito a las 1:06 am
6

Esta es una gran iniciativa, y hacía muchísima falta. Si ahora conseguimos extenderla a la clase política, habremos ganado un montón.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens