El Blog de Enrique Dans

VoIP: panorama movidito

Escrito a las 10:42 am
5

Está la cosa movida de verdad… en Costa Rica, el monopolio estatal se plantea declarar ilegal el uso de VoIP. Mientras, en Estados Unidos, la FCC, a petición de Vonage, ha multado con $15,000 a una empresa, Madison River Communications, por bloquear las comunicaciones VoIP. En España, tenemos un ministro que se apresura a presentar un proyecto de regulación que nadie le había pedido, en lo que parece para mí un intento de que las operadoras puedan obtener un pedazo de la tarta VoIP, y que ha sido bloqueado a nivel de comisión. Y Telefónica, para terminar de liarla, anuncia que antes del verano ofrecerá servicios de VoIP para particulares

A todo esto, en Skype anuncian que ya tienen Paypal disponible en versión beta.

Cuando una tecnología abre nuevos escenarios, es normal que el panorama aparezca un poco confuso. Pero… ¿TANTO???

Expansión de hoy

Escrito a las 9:06 am
2

En el Expansión de hoy, aparte de mi artículo, “Sopitas”, en el que vuelvo a hablar de la industria de los contenidos y de algunos cambios de actitud que estamos viviendo últimamente al respecto, aparece en contraportada una columna de John de Zulueta absolutamente recomendable. Se titula “La estrella H-P”, y al hilo de la historia de Carly Fiorina, habla de como lo importante no es el carisma del líder, sino la medida en la que éste es capaz de promover una estrategia triunfadora basada en la innovación. Una pequeña cita:

“En lugar de cegarse por la fama y las debilidades de Carlys Fiorinas, Emilios Botines o Isidoros Alvarezes, los estudiantes de empresariales deben buscar los nuevos modelos de negocio y la innovación”

Vale de verdad la pena leerlo, me ha parecido muy bueno. Mi columna la tendréis aquí mañana en texto y pdf, siguiendo mi práctica habitual. La suya no.

Internet y la calidad de servicio

Escrito a las 8:25 am
5

Casi no se nota, pero he cambiado la herramienta que utilizaba para mantener mi blogroll, esa lista titulada “Cosas que leo…” que aparece en la parte izquierda de la pantalla. Desde el principio de los tiempos utilizaba Blogrolling, una herramienta que te permitía mantener tu lista, asignar prioridades y añadir sitios a la lista desde el navegador. Sin embargo, me estaba causando varios problemas: uno de ellos estuvo influenciando, estos últimos días, la velocidad con la que se cargaba esta página, que en ocasiones se quedaba “colgada” en una pantalla previa con la cabecera, en la que no se podían leer los posts. Espero que ahora notéis un tiempo de carga más eficiente. El otro problema era de desfase. Tenía varios blogs que leo habitualmente metidos en Bloglines, que nunca me acordaba de pasar a Blogrolling. Está claro, mantener listas de cosas en varios sitios diferentes genera una esquizofrenia difícil de llevar. ¿La solución? Utilizar el mismo Bloglines para construir el blogroll. Como resultado, notaréis varias “apariciones” nuevas en la lista y cambios de orden (he reordenado en alfabético).

El leve cambio, casi imperceptible para quien no se fije mucho, me ha llevado a pensar en la escasa fidelidad y tolerancia que tenemos hacia las herramientas. Vaya por delante que yo soy de esos “clientes emotivos”, que “se encariñan” con cosas o personas con las que resulta profundamente absurdo encariñarse, pero que le vamos a hacer, soy así. Puedo mantener un montón de tiempo una cuenta en un sitio que me trate de pena simplemente porque me cae bien una persona, porque forma parte de algún tipo de tradición personal, o porque me evoca algo que me genera sentimientos positivos. Sin embargo, aquí estoy, acabo de abandonar Blogrolling porque sus servidores han estado “flojos” en calidad de servicio durante un par de días. De no haber influido en el tiempo de carga de mi página, seguramente no me habría planteado el cambio, aunque de hecho Bloglines tiene para mí muchas ventajas. Hace no mucho, abandoné Enetation, mi sistema de comentarios, y me vine a Haloscan por un problema de indexación que duró una semana, y que el webmaster de Enetation, habitualmente majísimo, tardó un poco más de lo normal en solucionar. Misma situación, al cambiarme a Haloscan he ganado mucho – fiabilidad, trackback, ausencia (por ahora) de spam – pero no me habría cambiado de no ser por la caída, aunque fuese momentánea, de la calidad de servicio.

Está claro: en un sitio como Internet, donde hay competidores a un click de distancia, tu calidad de servicio tiene que ser impecable y consistente. Si no, pasa lo que pasa…

La resistencia al RFID, en Libertad Digital

Escrito a las 10:02 am
14

Imagen Hace un par de días, El Mundo publicó un artículo, “Moda con radiofrecuencia“, sobre el proyecto de implantación de RFID que acababa de firmar la Asociación Textil de Galicia, el mayor hasta el momento en España, que yo recogí y comenté en este post. Pero ver la reacción en algunos medios que leo habitualmente y con algunos de cuyos autores mantengo una buena amistad (lo cual, por supuesto, no me impide polemizar… el día que dejemos de hacerlo, mala cosa), me inspiró para escribir este artículo sobre las resistencias ante las nuevas tecnologías en Libertad Digital, que acaba de salir hoy: “Cuentos de viejas“.

Lo que más me preocupa de reacciones como la de Kriptópolis, o de la postura permanente de sitios como SpyChips o Chip Espía es algo que escuché por primera vez a Carlos Sánchez Almeida: la llamada “criminalización de las herramientas“. Carlos lo aplicaba a la obsesión de legisladores y los proveedores de contenidos por criminalizar herramientas como el P2P o el software para duplicar o ripear CDs, que en sí no eran necesariamente herramientas delictivas, sino que simplemente “podían admitir” un uso delictivo. Carlos decía que el hombre se diferenciaba por ser un “ser constructor de herramientas”, y que criminalizar las herramientas era un atentado a la naturaleza humana. Haciendo un paralelismo con este razonamiento, me parece una actitud horrible criminalizar el RFID sólo porque, bajo determinadas circunstancias, podría convertirse en una tecnología capaz de amenazar la privacidad. Reaccionar a una implantación como la de las empresas de moda gallega con una frase como ésta,

“como siempre, se escudan en el control de stocks, pero cuando salgan de los almacenes y lleguen a sus tiendas empezarán a invadir nuestra intimidad”

es presuponer que los empresarios de ese sector son una especie de seres perversos cuyo libro de cabecera es, sin duda, el 1984 de George Orwell, y obsesionados por saber qué llevamos puesto en cada momento… un poco paranoico, ¿no? ¿Y si fuesen, simplemente, pacíficos responsables de empresas preocupados por optimizar su gestión de inventarios y sus sistemas de distribución? ¿Y si pretendiesen, simplemente, ofrecer más valor a sus distribuidores mediante una gestión más eficiente de los contenidos en las estanterías? ¿No es un poco duro criminalizar a todo un sector porque pretenda utilizar una tecnología? Un rápido paseo por páginas como Spychips nos demuestra de qué estamos hablando: boicots a empresas de todo tipo que utilizan RFID, protestas en la Metro Future Store (que utilizo constantemente en mis clases), movimientos contra Tesco

Lo siento, pero me ofende poderosamente ver a personas y sitios web de marcado carácter pro-tecnológico y a los que tengo cierto cariño tomando el papel de frenos al desarrollo de nuevas tecnologías. Si dentro de un tiempo, con la implantación ya desarrollada y probada, se detecta que algún empresario desaprensivo está utilizando la tecnología para cosas que atenten contra nuestra privacidad, entonces, y sólo entonces, será el momento de alzarse en insurrección contra la empresa, y de hacerlo además con todas las armas a nuestro alcance. Pero hacerlo antes de que la tecnología esté siquiera implantada me parece, como digo en el artículo, puros temores de cuentos de viejas.

Rediseñando el New York Times

Escrito a las 9:09 am
3

Imagen No puedes ignorar el que hoy en día haya millones de chalados como yo con sus páginas disparando vínculos hacia todas partes, como en una auténtica batalla de indios. O si decides ignorarlo, lo acabas pagando. Vía Joi Ito, algunos detalles del próximo rediseño del New York Times: dado que el periódico, como muchos otros, pasaba las noticias a un archivo de pago al cabo de una semana, todos los que vinculábamos a sus páginas pasábamos a tener un vínculo roto, con todo el mal efecto que eso causa. De ser un periódico de referencia y con influencia en la red, pasas a ser un periódico cuya página más vinculada es esta, el infamante error 404. Un medio al que nadie quiere vincular, porque los vínculos caducan al cabo de una semana. Una ofensa a la memoria colectiva de la red. Y con un pagerank muy inferior al que podrías tener, con lo cual tus noticias dejan de aparecer en los buscadores aunque su contenido fuese muy relevante con respecto al término de interés.

Me fascinan estos temas, porque los elementos de la transición de la prensa desde el papel a la pantalla fueron uno de los primeros intereses de investigación que empecé a desarrollar en serio a poco de llegar a UCLA. Ahora, vemos como el NYT, después de unos años de experiencia con este sistema, se plantea un rediseño que haga que sus páginas permanezcan disponibles y puedan convertirse en referencias inamovibles para todo aquel que las quiera vincular y convertir en referencia. Un diseño de periódico pensado blogger-friendly.

En breve, me atrevo a aventurar que veremos algunos cambios más: por ejemplo, los periódicos, hartos de ver como los bloggers solemos enlazar siempre que podemos las páginas en formato de impresión (habitualmente de diseño más “limpio” y con menos publicidad), empezarán a ofrecer permalinks, y posiblemente incluso algún tipo de trackback que permita seguir vínculos en reverso (algo que hoy en día manejan con mucho cuidado por esa idea papanatas de “no ofrecer vías de salida” a sus lectores). En otros casos, veremos como los periódicos intentan convertirse en elementos agregadores de contenidos de blogs independientes aplicando su criterio editorial, algo que generará previsiblemente más de un rifirrafe de diversos tipos. Veremos como algunos elementos creados y desarrollados en la blogosfera se van incorporando a los medios tradicionales, y los pioneros, los que empiecen a aprender primero, serán los que puedan sacarles más partido.

En España habría mucho que comentar a estos efectos. Las estrategias de algunos competidores son dignas de mención, así a bote pronto tendríamos mucho que hablar, sin duda, de la forma de desenvolverse en Internet de dos medios convencionales, El Mundo y El País; y de dos pure-players, Libertad Digital y Periodista Digital; y tendríamos elementos para comentar de muchísimo interés. Por ejemplo, es ya tradicional en el panorama Internet español la proclividad y apertura de El Mundo a probar nuevos elementos, muchas veces isn saber lo que éstos van a traer consigo en el medio plazo. Algo que contrasta profundamente con la fortísima rigidez de las decisiones que ha ido tomando El País, a pesar de contar en sus filas con personas que concoen profundísimamente el medio Internet. Otros elementos a comentar son, por ejemplo, la forma en que un Libertad Digital consigue, mediante el uso cuidadoso de los vínculos, convertir un periódico en un elemento central de una galaxia de sitios que le otorgan relevancia, una estrategia desde mi punto de vista profundamente brillante. O como Periodista Digital, un medio que podríamos considerar hoy de como de éxito descomunal (no hay más que ver en las estadísticas el tráfico que arrastran cada vez que te vinculan), decide hacer un polémico uso del derecho de cita en forma de estrategias agresivas de deep linking y, en cambio, renuncia al uso de páginas permanentes, perdiendo así atractivo para ese filón que supone la recepción de vínculos entrantes.

Todo un ecosistema en movimiento, con muchísimo interés para los que nos dedicamos a estudiarlo. Y en breve, en España, algunos rediseños que también darán que hablar.

La ley de Moore

Escrito a las 6:55 pm
0

Vía Libertad Digital, veo que Craig Barrett ha lanzado la predicción de que la Ley de Moore, la que predice que el número de transistores por unidad de superficie de microprocesador se duplica cada año, seguirá cumpliéndose en el futuro. Me encanta, porque nos lo había comentado ya cuando estuvo aquí recibiendo el MBA Honoris Causa. Por cierto, por cortesía de Javier Vallas, del Departamento de Informática del Instituto de Empresa, tengo el video del discurso de aceptación de Craig Barrett en streaming. Son veinte minutos, el sonido es directo y Craig tiene un tono de voz grave, con lo cual hay que subir el volumen y estar bastante atento para poder seguirlo (y para bajar al final cuando lleguen los aplausos, u os quedaréis sordos), pero es buenísimo, no tiene desperdicio. Craig es una persona a la que de verdad me encantó conocer. Un verdadero tecnólogo entusiasta de lo que hace, y absolutamente creyente en las posibilidades que tiene la tecnología para cambiar el mundo.

Movilidad y banda ancha

Escrito a las 10:08 am
0

El próximo miércoles 9 de Marzo, Actualidad Económica me ha pedido que modere un foro titulado “La movilidad: valor clave para el uso generalizado de la banda ancha”, patrocinado por Ericsson y con asistencia, entre otros, de las tres operadoras. El foro es gratuito, sujeto a disponibilidad de plazas. Hay más información aquí.

Adiós a la era newsletter

Escrito a las 12:10 am
22

En una decisión repentina pero muy meditada acabo de eliminar las suscripciones a todas mis newsletters. Una docena larga de newsletters de variada periodicidad. A algunas de ellas llevaba suscrito muchos, muchos años, y da una cierta cosa eso de pulsar el unsubscribe, pero simplemente ya no las leía. Llegaban, y una regla de la bandeja de entrada las mandaba directamente a una carpeta Newsletters, donde acumulaban polvo hasta que algún día entraba y las marcaba todas de golpe como leídas. Una rutina de lo más absurda, claro está. Las que he podido, las he sustituído por sus correspondientes versiones RSS, y las que no, simplemente se ha caído. Sólo mantengo las breaking news del WSJ, tan telegráficas, tan cortitas y tan rápidas que me parecen un servicio de verdadero valor añadido, y que además son de consumo inmediato: se leen en un periquete y se borran sin remordimientos.

Lo veo como el final de una época. Ya no quiero contenido que alguien lanza a mi muy maltrecha bandeja de entrada en permanente estado de ataque de denegación de servicio. Si estoy interesado en algo, me suscribo a su feed, y entro a verlo si quiero y tengo tiempo, desde cualquier ordenador y en cualquier momento. Si me interesa o es algo que voy a utilizar después, se va de mi agregador a mi clipblog o al del.icio.us. O, si es algo que quiero compartir, se viene directamente al blog.

Los mecanismos de uso y consumo de información cambian. Tiene mucho de psicológico, pero creo que marca una tendencia en la forma en que no sólo los proveedores de contenidos tradicionales, sino también las empresas de todo tipo, se relacionan con el entorno que les rodea. Un cambio de género comunicativo (communication genre), que diría Wanda Orlikowski, profesora del MIT y cuyos papers he utilizado un montón en trabajos anteriores. No es para nada científico ser uno el sujeto de su propio estudio, pero tengo toda la impresión de que estamos ante el final de la era newsletter.

Agarda, que lle vou poñe-lo chip…

Escrito a las 10:13 pm
2

O sea, en gallego, “espera, que le voy a poner el chip…” Vía El Navegante me llegan noticias de la que es la mayor implantación de RFID en toda España, que acaba de firmar la asociación de empresas textiles de mi tierra. Cada prenda de moda gallega irá convenientemente etiquetada con un chip RFID que permitirá seguir su camino por los diferentes procesos desde la fábrica hasta el punto final de distribución. Un millón de euros y un contrato adjudicado a Sun Microsystems me parecen una apuesta importante por la importancia de las tecnologías en un sector en el que saber donde está cada cosa en cada momento permite aprovisionar mejor, conocer tendencias, y reaccionar mejor ante una demanda en cambio permanente.

Diez años de Yahoo!

Escrito a las 4:50 pm
3

Lo he visto mencionado en Dirson, y me ha parecido interesante, porque últimamente estoy teniendo sensaciones parecidas a las que creo entrever en el post de Miguel…

Con la llegada del décimo cumpleaños, parece que muchas cosas se están moviendo en Yahoo!. Han sido diez años en los que tendría que pasar revista a muchas cosas. No hablamos de un cualquiera en la red… hablamos de una de las primeras páginas de las que empecé a hablar con admiración en mis clases, de una de las primeras newsletters que empecé a recibir (los Yahoo! Picks of the Week), de la página sin la que no podía ir a ningún sitio en Los Angeles (Yahoo! Maps), del primer catálogo donde di de alta manualmente mi página web, el primer sitio al que subí fotos personales, el primero donde monté un grupo, donde monté mi página personalizada, donde miraba el tiempo… son muchas cosas las que uno puede recordar de diez años con Yahoo!.

De un tiempo a esta parte, además, veo cosas interesantes. Veo que cada día más veces me sorprendo abriendo en paralelo en el navegador una pestaña con Yahoo! Search para repetir búsquedas que hago en Google, y en algunos casos – sobre todo con fotos y con vídeos, dos tipos de búsqueda que utilizo mucho para la preparación de mis clases -, los resultados obtenidos son incluso mejores que los del otrora todopoderoso mago de las búsquedas… Y además, os puedo asegurar que no soy el único al que le está pasando algo así.

Algo se mueve en Yahoo! Y la diversidad siempre es una buena cosa.

UPDATE: No había visto que ya estaba disponible este artículo de Wired, “The UnGoogle (Yes, Yahoo!)” mencionado por nuestro bien informado pasajero de la red en un comentario anterior. Me lo ha recordado Pablo con su trackback.

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens