El Blog de Enrique Dans

La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio.

Escrito a las 7:20 pm
77

Popcorn time (haz clic para descargar la aplicación)

La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por una industria que pinta a la innovación como una amenaza a su anticuada receta comercial.”

Popcornti.me

 

Popcorn Time, la elegante aplicación para ver películas creada por hackers argentinos que “es tan buena que asusta” según la revista Time, cierra sus puertas y se despide con una espléndida carta de muy recomendable lectura debido a que sus creadores argentinos “necesitan seguir con sus vidas” y porque “enfrentarse a una industria tan tradicional y tratar de revolucionar un mercado tan grande tiene sus costos asociados que ninguna persona merece pagar”, pero resucita automáticamente en GitHub, primero vinculada a YIFI, y pocas horas después, de forma independiente.

Una aplicación que ofrecía un sistema de visualización de películas en streaming mejor incluso en cuanto a usabilidad que el ofrecido por Netflix pero utilizando YTS, una página de indexación de archivos torrent, y que escaló masivamente en popularidad al ser mencionada en todos los blogs y páginas más conocidos en en curso de una semana. La aplicación, desarrollada en tan solo un par de semanas, se define como un experimento abierto para aprender y compartir, en el que “ninguno de los desarrolladores ganaba dinero” y no había “ni publicidad, ni cuentas premium, ni cuotas de suscripción, ni nada de nada”.

Una vez más, se evidencia la realidad: existe una enorme demanda insatisfecha de personas que quieren acceder a películas cuando son estrenadas y en las condiciones que estimen oportunas, como desde su casa y en zapatillas, y que seguramente estarían dispuestas a pagar una cuota por ello, en lugar de tener que soportar las ridículas restricciones que la industria plantea. Los problemas de esa industria no se deben a los usuarios, ni a la tecnología, ni a los hackers, ni a nada por el estilo: se deben únicamente a su patente estupidez. Están generados por ellos mismos, por sus ridículas pretensiones de que “las cosas son así y nada puede cambiarlas”, por sus absurdamente limitadas ideas de “la distribución funciona de esta manera y si pretendes hacerla de otra, es que no tienes ni idea”.

El inmovilismo y la obstinación no merecen la protección de nadie. Los políticos que supuestamente representan al pueblo no tienen ningún tipo de sacrosanto deber de proteger a industrias empeñadas en no ser viables, en no adaptarse al entorno. El cine no está en peligro, y no va a desaparecer: lo que están en peligro son los parásitos que pretenden pretenden vivir de un sistema que condena a su distribución a desarrollarse mediante métodos del siglo pasado.

Como experimento, ha valido la pena. Enhorabuena, Pochoclín :-)

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Piracy is not a people’s problem, it is a service problem“)

5 trackbacks

[…] La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio […]

002

[…] Dans en su blog: La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio.“La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por […]

[…] Dans en su blog: La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio.“La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por […]

[…] El blog de Enrique Dans. – La piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio. Un problema creado por una industria que pinta a la innovación como una amenaza a su anticuada receta comercial.  […]

[…] que me parecen los derechos de retransmisión geolocalizados a estas alturas de la película, no soy el único, Que en un país donde existe una empresa que paga por los derechos de una retransmisión, no tenga […]

72 comentarios

001
Felix Maocho
15.03.2014 a las 19:33 Permalink

hoy he visto un Twit de Mario Tascon buenísimo en el que en la Hemeroteca ha encontrado una queja de los periódicos contra las radios porque radiaban las noticias,

cerca de 80 años despues sigue habiendo periódicoss y radios y cada cual da una vision diferente complementaria, ni la radio ha uitado v clientes a los perióddicos ni tan siquiera es considerada su competencia, han aprendido a colocarse en su sitio los dos canales, lo mismo ocurrira en el futuro con el cine e Internet.

pic.twitter.com/tmfHGSgQ1R

003
Antonio Castro
15.03.2014 a las 19:38 Permalink

El titular refleja una triste realidad que no es nueva. Lo que me preocupa es la nula capacidad de los ciudadanos para corregir problemas como este que tienen solución.

El desequilibrio de poder es cada vez más brutal y me temo que se ha convertido en una macrotendencia suicida que puede terminar en un colapso mundial de toda esta aldea global convertida en caos.

El problema de esa industria no es algo aislado, es un síntoma de algo mayor y más preocupante.

004
Felix Maocho
15.03.2014 a las 19:43 Permalink

Continuación de la noticia encontrada por Tascón ¡La misma especie de dinosaurios que nos encontramos hoy!
https://twitter.com/mtascon/status/444596009721552896/photo/1

005
Krigan
15.03.2014 a las 21:05 Permalink

Manda carajo que haya que recurrir a la piratería para disfrutar de algo tan bueno.

Fíjense en lo que podría haber sido Internet para la industria del cine. No tener que depender de videoclubs ni distribuidores locales, ni tampoco depender de plataformas de tv de pago, llevarse toda la pasta vendiendo directamente al cliente. Podría haber sido un paraíso terrenal en el que los beneficios alcanzasen niveles nunca antes vistos.

En lugar de eso, prefirieron proteger a toda costa los canales de venta anteriores, y el resultado ha sido desastroso. Los ingresos de lo viejo se han hundido, sin ser reemplazados por los de lo nuevo. Su menguante clientela tiene que soportar sistemas más obsoletos a cada día que pasa, mientras que el vacío ha sido rellenado por una piratería llena de vibrante innovación tecnológica.

En fin, a ver si sacan pronto una versión para Android. Netflix en España ni está ni se la espera.

006
Sunfas Tradelo ("Garepubaro")
15.03.2014 a las 21:17 Permalink

Yo lo unico que veo es que Hollywood sigue dominando el mundo( como siempre ) pero incluso mas que antes de internet, hasta tal punto que en algunos paises como India o China o Iran etc prohibieron o limitaron hace mucho las peliculas de Hollywood pero ahora debido a que los indus tienen dinero para comprar dvd e internet con torrent etc progresivamente, hasta India sucumbe a Hollywood como todos, los indus, chinos, iranis, pueden piratear ahora por desgracia y aqui gana el cine de Hollywood sin remedio que se carga sus cines locales, y arruina su industria local por falta de atencion, el mundo cada vez es mas americano. Si la Merkel Gadafi o Putin se le ocurre descolgar el telefono, les podrian mandar un misil ahi mismo donde se encuentren …

007
Observador
15.03.2014 a las 21:41 Permalink

#005 Krigan, ¿pero en serio crees que la solución hubiera sido la que dices en tu primer párrafo? Cuando te crezcan los pelillos en los huevecillos entenderás que si la mecánica de todas las industrias siguieran esa conclusión que deja ver la fachada de tu personalidad, en 10 años tendrías lo que Gates está advirtiendo que sucederá en 20. Es la redistribución, stupid! (no te estoy insultando, pongo cursiva porque es una frase de la campaña de Bill Clinton que se te podría aplicar muy bien).

Ya te han dicho por qué Netflix no viene a España, no sé por qué diantres sigues con el mismo tema… ¿Ahora va a resultar que tu admirado Netflix ya no es tan bueno? Ahora el bueno era Pop Corn, ¿no? Hace nada decías que Netflix era el futuro de la producción del cine, ahora ya “ni se le espera”. Y todavía sigo esperando qué piensas del hecho de que hayan pedido subvenciones crediticias a Maryland de más de 10 millones de dólares. Claro que luego resulta que generan 6000 puestos de trabajo y unos ingresos de 250 millones en ese estado. Imagino que tu solución sería que todo el mundo compartiera su tiempo para que vosotros pudierais seguir viendo The House of Cards.

Por cierto, lo de Dans colocando la frase de Pop Corn como dándole validez por venir de esa fuente es de película de los Marx. Es casi como haber puesto alguna de Kim Dotcom diciendo que “compartir” es un derecho, por encima de una de Gandhi.

Segundo por cierto, Dans: no es que la industria piense que “no se puede cambiar porque esto es así”. Es que están temiendo que al final acabe la cosa en un Spotify, lo cual significaría que las películas serían a lo Youtube. De hecho, Nextflix empieza a ver que no era todo tan sencillo. Y todavía sigo que me expliquéis por qué Google, que podría hacerlo perfectamente, no entra en ese nicho generando su propio contenido…

Pero vosotros seguid con vuestro discurso tendencioso, que ya saltará por los aires. Es lo que tiene la relatividad.

008
Mario
15.03.2014 a las 21:52 Permalink

##Krigan??? Ya viste. ¿No te dije acaso que esta aplicación era exactamente lo que Enrique demandaba? ¿No te dije también que Enrique propone volarse la ventana de cine y que los estudios pierdan los millones de las salas para ganar centavos en internet, el más pobre de los canales de venta con el de la televisión abierta? Que esta tontería era el tipo de advice que solo puede provenir de Enrique Dans, lo recuerdas?

“El cine no está en peligro y no va a desaparecer” alienta Enrique y tiene razón. Pero no va a desaparecer porque jamás los cines van a desproteger y atacar su propio negocio haciéndolo competir contra la televisión abierta o la internet. ¿Alguna vez en los últimos 60 años de televisión vimos a algún televidente o grupo de televidentes quejarse porque la TVE o cualquier otra en el mundo, no programaba las películas de la cartelera? No pues dejémonos de estupideces, los estudios primero eliminarán el home video, y regresaríamos a los años sesentas, antes que poner en peligro sus ingresos de taquilla.

Que sí, que las personas “seguramente estarían dispuestas a pagar una cuota por ello” nos sigue aconsejando el experto. ¿seguramente? ¿Qué personas? ¿La minoría de pagantes que mantenemos la ventana de home video o programación de cable para que una mayoría de parásitos la disfrute gratis? Mira que ya estamos allí hace buen rato y si hay algo que la internet ha enseñado en este corto tiempo es que no existe ninguna seguridad de que la gente pague por algo a lo que puede acceder gratis: en internet el pago por contenidos es voluntario.

Pero aún si fuese cierto y una masa de gente sí quisiera este servicio de pago. ¿Cuál sería el precio y cuántos clientes se necesitarían para reemplazar la taquilla anual? Se necesitaría por ejemplo decuplicar los suscritos actuales de Netflix pagando cada uno 120 dólares mensuales por lo menos, y esto solo para mantener los ingresos en el mismo nivel actual. Es cierto que 120 dólares al mes, es menos de lo que costaría a una familia ir al cine una o dos veces por semana pero seamos francos: ¿cuántos internautas españoles por ejemplo van a pagar la cantidad de 87 euros al mes, 1044 euros al año, por ver las mismas películas que ya pueden ver pirateando, si hasta el dólar anual de Whatsapp les pareció caro?

Al final el único experimento posible es rebajar el producto ofrecido a pura mierda: que Spielerg llame a su mamá para que protagonize sus películas, en el modo de “Carmina o revienta”, porque más de 4 mil dólares no podrán costar las películas. Esa y no otra es la famosa “adaptación” a la internet que la industria está obstinada en evitar a toda costa y personalmente estoy de acuerdo con ellos. Devaluar tu propio producto en el peor canal de distribución posible es algo que no funcionó ni para los periódicos ni para la música. Con el cine no tiene por qué ser diferente.

009
Krigan
16.03.2014 a las 00:42 Permalink

Mario:

Fue precisamente por proteger los ingresos de las salas por lo que Hollywood favoreció hasta el absurdo los formatos extra-largos estilo Cinemascope. Por ese mismo motivo intentó (tanto en el parlamento USA como en sus tribunales) que el Betamax/VHS fuera prohibido. En ambos casos se vio que la protección era innecesaria, y los nuevos medios tan temidos se convirtieron en nuevas fuentes de ingresos. De hecho, el VHS (y más tarde el DVD) se convirtió en la principal fuente de ingresos, por encima de las salas.

Ahora repiten ese mismo error (pero pretendiendo proteger el DVD y la tele de pago, solo tú temes ya por las salas). Pues bien, que hagan lo que quieran, con su pan se lo coman, pero luego que no nos den la tabarra con sus quejas. Desde luego, yo pienso seguir viviendo en el siglo 21, no voy a volver a los 60. Ni ellos tampoco, por más que digas. Sea donde sea que vayan ellos, no será a los 60 porque eso es imposible, ni ellos lo pretenden, eso es solo uno de tus disparates.

La taquilla anual USA son unos 10.000 millones de dólares, gastados por 300 millones de habitantes. En otras palabras, 33 dólares por habitante y año. Un cliente de Netflix son 96 dólares al año, y una cosa no quita la otra, los clientes de Netflix también van al cine, como cualquier hijo de vecino. Lo que está claro es que tus cifras son totalmente torticeras, números escogidos para engañar.Te inventas un número máximo de suscriptores que Netflix puede llegar a tener, te olvidas del resto de los competidores, y así sacas tu conejo de la chistera.

Netflix y Amazon ya han empezado a producir sus propias series, para no depender de los incompetentes que dirigen Hollywood. Google está a punto de hacer el lanzamiento internacional de Chromecast. Synology vende sus NAS como el pan caliente, igualmente bien se venden los sticks Android. Bollywood no es tan escrupuloso como Hollywood, y sus pelis se pueden ver desde hace tiempo en Youtube. A3Media, RTVE, y otras tienen su aplicación VOD Android. Ese Popcorn Time que tanto te preocupa es tan solo un elemento más de un panorama más general.

El futuro está siempre llegando, el pasado siempre yéndose para NO volver, los contenidos de vídeo van a estar sí o sí en Internet. La única cuestión es si la parte de Hollywood (que NO es el total) la vamos a ver en Popcorn Time o en Netflix. Que Hollywood no nos permita contratar Netflix no augura nada bueno para esta.

010
Michel Henric-Coll
16.03.2014 a las 10:35 Permalink

Érase una vez en unas tierras lejanas, unos industriales que se esforzaban en frenar la rotación del planeta para, con ello, evitar que el tiempo pasara. Habían calculado que si conseguían detener la rotación por completo, lograrían quedarse para siempre en el día de la marmota.

011
Clash
16.03.2014 a las 12:52 Permalink

COMPARTIR ES UN DERECHO – SOBRE PROPIEDAD INTELECTUAL
(Según legislación vigente en España).

La Constitución española de 1978 en el artículo 33.2, te recuerda lo que la prensa te pide que olvides:
«Es la función social la que, junto con el provecho particular del propietario, constituye el contenido esencial del derecho de propiedad».

Javier Barnés, Catedrático de Derecho Administrativo:
«En definitiva, por virtud de la función social, la utilización del bien, su explotación económica, no constituye el objetivo final de la propiedad privada. El rendimiento económico que pueda derivarse del bien ha de contribuir —con una cuota de participación que determinará el legislador— al beneficio social, verdadero fin de la institución».

En el libro “Internet y Derecho Penal” se dice que: «Es indudable que el usuario de Internet puede realizar copias de todas aquellas obras artísticas que la red le ofrezca, además, por supuesto, de disfrutar de su audición o de su lectura. Nada de particular sucede que no suceda también con otros casos de copias, fotocopias o grabaciones para uso particular, sin ánimo de lucro y sin propósito de ulterior difusión». (Art. 31.2 Ley de Propiedad Intelectual).

En el libro “Comentarios a la Ley de Propiedad Intelectual” se dice que: «la copia para uso privado no presupone en el copista la propiedad del ejemplar copiado», y en el libro “Manual de Propiedad Intelectual” coordinado por Rodrigo Bercovitz, se recuerda que en virtud de la copia privada: «son lícitas las grabaciones en vídeo de programas de televisión, o de música que se emite por la radio, o de una cinta de música que nos prestó un amigo, o la fotocopia de un libro que realice un particular».

SOBRE LA INDUSTRIA

«Que las empresas tengan especial influencia en la política significa que la democracia está enferma. El propósito de la democracia es asegurarse de que los ricos no tengan una influencia proporcional a su riqueza. Y si tienen más influencia que tú o que yo, eso quiere decir que la democracia está fallando. Las leyes que se obtienen de esta forma no tienen autoridad moral, sino la capacidad de hacer daño».

Richard M. Stallman

012
Xaquín
16.03.2014 a las 18:34 Permalink

Por un lado quiero felicitarme como ser humano por compartir patio con el anónimo anterior (ah, esa manía de ir “contra el anonimato”!!).
Por otro quiero darle vueltas al manubrio de la imbecilidad empresarial (y cegatería conchabada)a la hora de trabajar la distribución de contenidos audiovisuales (y digo AV porque en otros sectores hai algo de avance…Ikea hace tiempo, por ejemplo, que paso de la empresa decimonónica!)…
Kodak tuvo la primera patente de cámara digital, pero como buena empresa “con ojo” decidió menoscabar la línea digital para evitar la competencia de la línea analógica…que los dioses les salven la vista!
Resultado: está saliendo de la bancarrota (y menos mal que hay ejecutivos con vista!!)y pensando dedicarse a la impresión comercial (fotografía = 0)…otros tuvieron algo más de pisque y confianza en la tecnología digital…
pero no, el problema son los jack sparrow (no hollywoodenses claro!!).

013
Xaquín
16.03.2014 a las 18:42 Permalink

Y, por cierto (para meterme con los corsarios antipiratas), pensaba ligar con la Voz de Galicia, periódico donde lei la noticia sobre Kodak, pero dado que me insultan constantemente y no quieren que les mandemos lectores (lo niegan, que hagamos ese servicio “público” los internautas)…pues nada, que NO LOS ENLAZO!

014
Antonio Castro
16.03.2014 a las 19:24 Permalink

La industria del copyright es lobismo puro, aunque un poco más torpes que otros lobbies más sutiles en sus estrategias, conscientes de la importancia de no actuar mediante enfrentamientos directos.

Los 10 trucos de los lobistas para doblar la voluntad de un Gobierno, revelados por The Guardian

015
Libertinaje Digital
16.03.2014 a las 20:47 Permalink

Es cierto que el inmovilismo de la industria cultural (me cuesta relacionar estas dos palabras) huele a rancio, y que los canales de distrubución necesitan una reconversión que los adapte a los nuevos tiempos, pero no es menos cierto que el problema de la piratería tiene difícil solución. ¿Cómo podremos garantizar el acceso ilimitado de los usuarios a los contenidos culturales por medios legales? Parece complicado. Y lo parece por una sencilla razón. Mientras que el trabajo del creador debe ser remunerado (pues para eso ha invertido tiempo y esfuerzo en ello), el usuario no va a estar nunca dispuesto a pagar por todo aquello que le suscite interés intelectual, cultural o cómo queráis llamarlo, al menos no las cantidades que hoy en día se manejan. Y esta última postura no es menos legítima que la del autor, pues ¿por qué no tiene derecho el ciudadano a disfrutar de cuanta cultura quiera? Si ha de pagar por toda ella, a no ser que los precios sufran un más que notable descenso, acabará recurriendo a la piratería. De producirse esa requerida reconversión de la industria, dudo que ello garantizara la democratización del acceso a los contenidos. Difícil solución pues.

016
Krigan
17.03.2014 a las 00:24 Permalink

Libertinaje Digital:

¿Hay que pagar por una peli de John Wayne? En su mayor parte el problema es la excesiva duración de los derechos de autor, que cubre incluso los cortos de cine mudo del comienzo de la carrera de Charlot. Reducimos grandemente el problema si a los derechos de explotación les ponemos una duración corta. En mi opinión, una adecuada serían 5 años desde la primera publicación.

Así, ya no hablamos del “acceso al cine”, sino del acceso a las pelis de los últimos 5 años. ¿A que ahora suena más manejable lo que antes se antojaba imposible? Por lo demás, incluso con el obsoleto sistema de ventanas actual una peli te la emiten en la tele en abierto a los 1-2 años desde el estreno en cines. No veo por qué no se puede hacer lo mismo en Internet, con la ventaja de que los anuncios irían a un público objetivo bien seleccionado, en lugar de la burrada indiscriminada actual de anunciarle todo a todo el mundo.

Cada vez que Axe se anuncia en televisión, está tirando 3 cuartos de su dinero. Su público objetivo no son la mitad femenina de la población, ni los niños, ni los ancianos.

Y eso manteniendo un sistema de ventanas, que en realidad debería desaparecer. Es simplemente absurdo que la peli esté ya disponible en Internet de pirateo, con imagen de DVD promocional y sonido screener, desde el mismo día que se estrena en cines, y que la industria se espere meses como una bendita antes de ofrecerla en PPV (videoclubs) o en suscripción (tv de pago), y 1-2 años antes de ofrecerla gratis con anuncios (tele en abierto).

Lo lógico es ofrecerla desde el primer día en todas las posibles formas de comercialización, y luego que cada usuario elija la que más le convenga.

017
fugaz
17.03.2014 a las 08:34 Permalink

El problema actual de piratería no es únicamente que la industria del espectáculo viva en el s.XX, sino que además se le hace caso.

018
Libertinaje Digital
17.03.2014 a las 11:00 Permalink

Krigan:
Estoy totalmente de acuerdo contigo en que los derechos de autor requetestirados de obras antiguas no son más que una forma de chupar dinero, y que esos contenidos deberían estar disponibles de manera gratuita como patrimonio común. No me atrevo a decir qué antigüedad debieran tener como mucho tales derechos. Desde luego, no la actual.

Sin embargo, yo veo el problema en lo que se refiere a los contenidos “frescos”. ¿Crees que facilitar distintas vías de consumo (disponibiidad online a la vez que en salas de cine, por citar tu ejemplo) podría ser la solución? Supongo que reduciría los niveles de consumo pirata, pero aun así seguiría habiendo un problema, la posibilidad de ver sin pagar continuaría siendo un caramelo muy apetitoso para un muy importante sector de la sociedad que sólo valora dos posibilidades, pagar o no pagar, desdeñando cualquier otra consideración. Siento discrepar con Enrique Dans en esta cuestión, pues si bien es cierto que la piratería es un problema de la industria, también lo es de la gente, por lo que este país necesitaría experimentar un proceso educativo que le hiciera verdaderamente consciente de la importancia que tiene que el creador obtenga su merecida retribución.
No quiero que estos argumentos hagan pensar que condeno a quienes hoy acceden a contenidos piratas, pues yo soy el primero en hacerlo, ya que tal y como está montado el asunto no me queda otra si quiero disfrutar de una interesante oferta cultural. Soy estudiante, no tengo ingresos (a excepción de la ayuda de mis padres), y de otra forma no podría escuchar la música que me gusta, leer todo lo que me tienta, o ver cada película que me atraiga. No tengo impedimento alguno en desembolsar 6 euros por un libro, por ejemplo, en lugar de descargarlo ilegalmente, pero éste es un caso aislado en la oferta cultural que nos encontramos.

Por tanto, entiendo que lo que propones es interesante, y sería seguramente lo más lógico teniendo en cuenta las características del actual contexto tecnológico, pero la gente únicamente preocupada por obtenerlo todo a coste cero seguiría actuando igual (si bien habría también un sector que accedería a las nuevas formas de pago, de ser éstas razonables y asumibles). Industria anclada en el monolitismo sí, pero también una sociedad esquiva (al menos parte de ella).

019
Jesús Moraga
17.03.2014 a las 13:28 Permalink

Por una vez me atrevo a rectificar a Enrique en cuanto al título del artículo con el que, por otra parte, no estoy de acuerdo. Y es que desde mi punto de vista la “piratería” no es ningun problema. De hecho me niego a usar “piratería” en el sentido que le da la industria, pues es una mentira de primera. Planteo un caso concreto: hace un mes llevé a mis hijos a ver “Frozen” al cine, y les encantó. Ahora quieren la película en DVD, y resulta que aún no existe. ¿Mi respuesta? Pues ya la compraremos cuando cueste 5€, no me importa esperar, y mi tele de tubo funciona divinamente. Y la cuestión es que la quieren para verla en la tableta, con una resolución mínima. ¿Mis opciones?
1. Esperar no se sabe cuántos meses, comprarla, ripearla, reducir la resolución y cambiarle el formato.
2. Preguntar a mis conocidos, por si alguien ya ha hecho el trabajo.
3. Ver en Youtube los trozos más interesantes, con canciones y letras en VOS.
Al final lo que hice fue la 3. No me he gastado un duro, la productora no ha visto un duro (menos su publicidad, y la que ahora le estoy haciendo).
Mientras, la industria se gasta un pastón en meter en la cárcel a quien proporcione la peli para descargar. Tras 5 minutos de búsqueda, encuentro más de 10 enlaces.
Le cuento el caso a un compañero abogado, y me indica que es mejor ir al Centro Comercial y llevármela por la patilla, si me cogen es un hurto menor sin sanción. Si la descargo hago un “delito contra la propiedad y bla bla” mucho más sancionable.
Lo gracioso es que cuento el caso en clase a un grupo de adolescentes y al final de la mañana me vienen con un pen-drive con la película ya comprimida, en VO subtitulada en inglés. Justo lo que yo estoy dispuesto a pagar por 5€. Y yo me pregunto, ¿y la industria, dónde está, es que no se entera? ¿Siguen afirmando que si tomo esta última opción, han dejado de vender un Blue-Ray (que yo no puedo ver, ni necesito) de más de 20€? ¿Siguen pensando que merece la pena (y el dinero) presionar para que esto sea un horrible delito, mucho peor que ir directamente a la tienda y “afanarlo”?
Para finalizar, lo patético del tema es que los

020
Jesús Moraga
17.03.2014 a las 13:31 Permalink

(perdón, lo corté) … los que aún vamos al cine, compramos películas, discos y libros aún nos planteamos estas cuestiones. Los jóvenes ni lo piensan, interactúan con la red, y punto. ¿De verdad la Industria no encuentra cómo convencer a la gente para comprar sus productos? El problema está en las preguntas equivocadas…

021
trikar
17.03.2014 a las 14:12 Permalink

#16 Krigan, todos queremos lo mismo, estrenos simultaneos en cine y en internet, la cuestión es ¿Como, cuando y a que coste?
Es como los que piden la independencia, pero no te cuentan nada del día 1 a partir de que eres independiente.
Yo no estoy tan seguro que si mañana hay estrenos simultaneos, en cine pagando y en abierto con publicidad según tu, en internet, que beneficios habría y cuanta gente se quedará por el camino.
No es cierto que estén las pelícúlas el día del estreno circulando por internet, si se puede llamar a un screener de mierda algo. Vale, hay gilipollas que lo ven, pero esa gente que ve screeners o cams ¿Tu crees que va a pagar algo? Lo dudo. Luego está el porcentaje que se baja solo cosas en calidad, es decir, blurayrip. (brscreener no me vale porque el sonido es deficiente). Normalmente esas calidad está disponible en la red cuando ya está el BR físico o digital en el mercado o días antes. Si es un estreno mundial, esa gente espera 3 meses para bajarlo. Desconozco si han ido a verlo a cine o no, Alguno si otros no. De los que no, y esperan 3 meses para descargar su ansiado brrip, ¿por qué no pagan? No pueden decir que no tienen alternativa. Si te mueres por ver una película normalmente la gente va al cine, excepto los gilipollas del screener. El resto espera 3 meses para alquilarla o comprarla. Otros esperan 2 años a que la den en la TV.
Los estrenos simultaneos, actualmente cuestan unos 9$ en Estados Unidos, en el caso de que estrenaran un blockbuster, estoy seguro que el precio sería el doble. ¿está la gente dispuesta a pagar 15€ por ver una peli de estreno en su casa? Son tantas las posibilidades y tan complejas, que no podemos reducir el debate a “nos cargamos todas las ventanas y que pongan un popcorn time mundial”

022
Rodrigo
17.03.2014 a las 14:20 Permalink

Mario, Observador, Libertinaje digital …

En mi opinión caéis en un error, y es que todo el mundo que piratea compraría la música e iría al cine si no hubiese posibilidad de piratear los contenidos. Y eso no es cierto. Entiendo que hay gente que piratea y está dispuesta a pagar por los contenidos, pero hay otra mucha gente que piratea por “vicio” y si esos contenidos no estuvieran a su alcance de forma gratuita no los iban a escuchar o ver, con lo cual el cine, la música, la literatura están perdiendo una parte de clientes potenciales si tuvieran una buena oferta en internet, pero también, deberían olvidarse de esa gente que piratea por “vicio” porque no tiene solución. Y es mejor que pirateen porque seguramente comenten entre sus amigos las bondades de lo que han pirateado y es posible que esos amigos, compren los contenidos.

023
trikar
17.03.2014 a las 17:24 Permalink

Se podría decir que Argentina no tiene alternativas de pago, pero eso sería faltar a la verdad.
Tienen Netflix. ¿Ya no vale Netflix?
Tienen HBO, tienen DirectTV, tienen licenciados todos los canales de cable de Estados Unidos, itunes, google play, MovieCity, TotalMovie, OnVideo y seguro que hay más.
Pero claro los pobres argentinos no tienen alternativa. PopCorn podrá estar muy bien hecha y lo que quieras pero es igual que películas yonkis. Sus creadores no pagan un duro ni tienen servidores ni nada. Cuando alquilas una película en VUDU en calidad HDX, en streaming son 8Gigas, no 1 giga del BRrip de PopCorntime. Tienes una empresa detrás, un servicio de atención al cliente, una infraestructura. Esos no tienen nada. Está claro que si hay tantos gilipollas que se bajan screeners, pues la industría de contenidos da igual que se esfuerce en sacar TV en 4K o películas en 3D, si lo que la gente demanda es ver Gravity en su smartphone en zapatillas en el metro. Seguro que Alfonso Cuarón, pasó 4 años de su vida para esa gente y para que la emitan en PopCorn Time.
Que si, que todos nos bajamos películas y la industria es una ladrona y está por detrás de la tecnología, pero aunque la industria licenciara todas las películas mundialmente, ¿Como se promociona por ejemplo 8 apellidos vascos en Nueva Zelanda? Porque aquí se han gastado un pastón para que sea por fin un film español nº1 en taquilla, pero en Wellington, creo que no van a entender lo que es un Irrintxi ni el Aurresku, suma Nueva Zelanda y España a 194 paises, 195 con Crimea que están deseosos de ver la comedia del momento.

024
Enrique Dans
17.03.2014 a las 17:37 Permalink

#023: Razonablemente de acuerdo, Trikar, en que ningún creador se deja los cuernos para que después el mercado obtenga su producto por vías “alternativas” y sin pagar nada. Contrariamente a lo que algunos pretenden implicar, yo personalmente no defiendo modelos como SeriesYonkis o PopCorn Time, y creo – siempre he creído – que quien explota la propiedad intelectual de un tercer debe pagar a ese tercero con una parte de los ingresos que genera al explotarla. Pero también creo que la persecución no es la vía para conseguir algo: de entrada tienes que tener la seguridad de que quien quiera tu producto, lo podrá conseguir en condiciones razonables en comparación con las alternativas existentes. Lo contrario es no entender los negocios. Además, tendrás que preocuparte de que la percepción que tienen de ti no sea la de “un matón que los insulta, persigue o quiere llevar a la cárcel”, sino alguien que entiende las motivaciones que hay detrás de las cosas, que desea tener un enfoque de servicio al cliente, y que va a usar las señales que el mercado le mande para ponerse las pilas en ello, no para tratar de eliminar las señales (eliminar los síntomas no suele curar la enfermedad).

En cuanto a “Ocho apellidos vascos”, es un problema diferente. Es un producto ligero, una comedia enfocada a mercado local, que siempre ha existido, que no busca el mercado internacional, y que si lo hace, lo hará tras el correspondiente versionado – si es que es posible, que no lo sé (no la he visto). No creo que sus productores lo hiciesen con la idea de triunfar en 195 países. Pero en eso, poco que ver la parte digital, las descargas o PopCorn Time. Ahí solo importa que cuando se estrene, esté disponible por todos los canales que alguien pueda querer para consumirlo, que tenga un precio que se estime como razonable, y que la industria no me genere tanta antipatía que ya previamente haya decidido que no me da la gana de pagar por sus productos. Es decir, en dos palabras… SENTIDO COMÚN. Poco más. Y visto lo visto, poco menos.

025
Observador
17.03.2014 a las 17:47 Permalink

#022 y es que todo el mundo que piratea compraría la música e iría al cine si no hubiese posibilidad de piratear los contenidos. Y eso no es cierto.

Rodrigo, este tema, este particularmente, me toca bastante las pelotas. No por venir de ti, que seguramente seas un desinformado más que repite como un loro dogmas ajenos, sino por venir de algunos que van de economistas por la vida.

YA SABEMOS que no todo el mundo que piratea compraría. Pero es que nadie está diciendo eso. Lo que sí existe es un gran porcentaje de los que vosotros pensáis que no lo harían que sí lo acabarían haciendo. Sobre todo porque hay una diferencia, sobre la cual no tenéis ni puta idea cuando habláis de estos temas, y es la que hay entre:

A) Aquellos sujetos que no tienen dinero y no tienen posibilidad de tenerlo. Sí, estos efectivamente quedan fuera del mercado, sin elección.

B) Sujetos que no tienen dinero, pero tienen posibilidad de tenerlo, aunque de tenerlo preferirían desplazarlo a otros menesteres por poder obtener un elemento de decisión de forma gratuita. Quedan fuera por libre elección. Caso por ejemplo de gente joven que le pide un dinero a los padres y, a diferencia de lo que harían 15 años atrás, prefieren gastarlo en algo que no sea lo que estamos comentando. Vosotros os creéis que estos no pagarían porque de todas formas nunca lo habría hecho, pero es simple y llana bazofia mental que se acerca más al placebo que a otra cosa. ¿Hace 15 años sí lo hacían y ahora me vais a decir que no?

C) Sujetos que sí tienen dinero y que además prefieren desplazarlo a otros menesteres. Quedan fuera por libre elección. Estos igualmente van a aportar al sistema económico, independientemente de que hayan canales alternativos o no.

Efectivamente, dentro de lo que tú llamas “TODO” habría una segmentación en base a la tenencia económica y por supuesto a la decisión del sujeto. “A” sería imposible que pudiera cambiar de decisión, pero tanto “B” como “C” podrían hacerlo de haber sólo canales legales (pero incluso “C” puede verse condicionado). Es decir, su decisión económica estaría entre:

D) Decido gastar parte de mi dinero en otra cosa que no sea propiedad intelectual porque puedo conseguirlo mediante otro canal alternativo y con ese dinero desplazado obtener otros bienes/servicios, que es lo que se hace cuando tienes varias opciones en la que, si una la puedes obtener gratis, tenderás a decidirte por la otra (este también sería actualmente el problema de la droga y el narcotráfico de canal alternativo, aunque por droga uno obviamente sí paga).

E) Decido gastar parte de mi dinero en propiedad intelectual porque sólo puedo conseguirla mediante el canal legal. No podré obtener otros bienes/servicios, o quizás sí, pero le doy predilección a este por diversos motivos, entre otros el hecho de que si no tengo otro canal me va a ser complicado conseguirlo.

Está claro que el precio es una barrera importante en un país en el que los sueldos, por pescadilla que se muerde la cola, son bastante bajos. Pero lo de “alguien que piratea no habría gastado nunca dinero en X” es LA MAYOR GILIPOLLEZ de toda la dogmática delirante que os habéis montado con tal de justificar lo injustificable, dónde ese sería el máximo mandamiento. Hace años uno se dejaba hasta un 25% en música de su sueldo y no pasaba nada porque la disfrutaba. El problema es que el valor ha disminuido. Porque en realidad el problema es de valor, no de precio (antes no te podías permitir X pesetas en un disco, ahora hay gente a la que una cuota de 6 euros mes le parece cara).

Si tú mañana quitas Internet y mantienes un salario medio relativamente normal, el consumo ya no sólo del cine, sino de todo tipo de cosas de base física sería mucho mayor (eso ya probaría qué Internet afecta a la decisión económica). Vete a las discotecas y diles cuanto ganaban hace 10 ó 15 años y lo que ganan ahora, y eso que no se pueden piratear las bebidas. Si a la explosión de ruido intelectual le añades los canales alternativos y además una cultura de “si puedo no pago y ese dinero lo dedico a otra cosa”, diversos nichos van a estar bien jodidos. Esto en EEUU, Canadá, UK, Australia y demás países lo entienden porque fueron precisamente ellos quienes elaboraron las teorías de mercado (de diferentes tipos de mercado). En España y demás países hispanos no lo vais a entender en siglos porque lo vuestro es “si no es negro, debe de ser blanco”, que es la lógica favorita de los gilipollas.

Si la solución es que unos paguen por lo que los demás no hacen, te diré que tu sistema, al final, acaba siendo lo que es actualmente España. Ya no sólo en el tema de la propiedad intelectual, sino por el hecho de que unos pueden saltarse a lo que los demás se ven obligados. Para eso serían mejor las subvenciones. Esto es el mayor problema que tiene un sistema como España: que se permite que unos puedan hacer a su antojo algo con lo que otros aportan. Si el problema fuera que hubiera una parte de la población que por su capacidad económica no pudiera acceder a este nicho, lo suyo sería que el Estado se encargara de ello, pero no vengáis tocando las pelotas con lo de “yo igualmente no lo hubiera comprado”, cuando sois un país de caraduras, desde el más alto al más bajo. Ese cinismo lo he visto en todo tipo de argumentaciones de muy diferentes ámbitos y te aseguro que es sólo eso: cinismo barato.

Por otro lado, y esto creo que ya debería entenderse, la piratería que particularmente me importa es la de aquellos que “comparten” porque es un derecho y están ganando 25.000 euros mensuales, y no la del usuario medio, que sinceramente a mí me da bastante igual en el sentido de que cada país tendrá lo que se merezca. Pero sí me saca bastante de quicio que de los contenidos ajenos alguien se lucre. Imagino que entiendes la diferencia. O quizás no, porque creo que en España no acaba de entenderse esto por diversas razones.

Y te lo dice alguien que es más “publicista” que “privadista”, pero que uno sea lo primero no significa que sea gilipollas.

Muchos libros os quedan a vosotros por leer. Y muchas hostias por daros.

026
fugaz
17.03.2014 a las 18:37 Permalink

#25 Observador: exageras la postura del oponente.

#22 Rodrigo ha dicho “que todo el mundo que piratea compraría la música e iría al cine si no hubiese posibilidad de piratear los contenidos (…) no es cierto.”

y tu le respondes:

#25 “Pero lo de “alguien que piratea no habría gastado nunca dinero en X” es LA MAYOR GILIPOLLEZ (…) que os habéis montado”

Te lo explico: Los que piratean, no por piratear compran siempre menos, algunos a veces terminan comprando más y otros menos. Me creo los estudios que afirman que la piratería aumenta las ventas porque lo he experimentado en mi mismo y en conocidos, y porque a pesar de todo la gente (incluyendome a mí) gasta una pasta importante en ir al cine, comprar libros, etc.

027
Krigan
17.03.2014 a las 21:13 Permalink

Libertinaje digital:

Quitar las ventanas implica que el estreno sería también en “gratis con anuncios” (además de PPV y suscripción). Por tanto, los reacios a pagar optarían entre ver la peli con anuncios… o irse a PelisYonkies y verla también con anuncios, solo que los anuncios de PelisYonkies son de publicidad agresiva y timadora.

Siempre tendrás a recalcitrantes que harán lo que sea con tal de no ver siquiera los anuncios, pero las 3 décadas que han pasado desde que se popularizó el VHS han demostrado que la mayor parte de la gente sí está dispuesta a ver la publicidad, mientras esta no sea especialmente agresiva (ventanas emergentes y mierdas de esas). Es fácil grabar lo que vas a ver, y verlo grabado pasando los anuncios con el Avance Rápido. Con este sistema tan sencillo te evitas los anuncios, pero casi nadie lo hace, pese a ser posible desde hace décadas.

En todo negocio bien planteado hay discriminación de precios, por la sencilla razón de que no todos los consumidores quieren (o pueden) pagar lo mismo, y el vendedor siempre quiere obtener el máximo de cada consumidor. Hasta ahora, en el cine, tal discriminación estaba basada en el tiempo (las famosas ventanas). Ver gratis un montón de pelis no tiene nada de nuevo, lo hemos hecho en la tele desde niños, pero esas pelis no eran de estreno.

Pero ahora ya no es posible basarse en el tiempo, ni tampoco en otras características en las que también basaban la discriminación de precios, como el poder elegir cuándo comienza la reproducción y la posibilidad de pausarla (un alquiler de DVD costaba más que ver la peli en la tele, incluso si la peli ya tenía algunos años). La industria pretende seguir haciendo la comercialización como antes, y el resultado es obviamente desastroso.

La solución es bien simple: dejar que sea el propio consumidor el que elija cuánto quiere (o puede) pagar. Se hace en un enorme montón de negocios distintos, ofreciendo distintas modalidades de lo que es básicamente el mismo producto. En este caso concreto, consiste simplemente en que el consumidor elija si quiere ver la peli gratis (con anuncios), en suscripción, o en PPV. La peli es exactamente la misma, pero la modalidad de servicio no lo es.

Con la música ya se está haciendo. Un montón de gente prefiere iTunes, otros Spotify, otros Youtube. Los TRES crecen en ingresos a velocidad de vértigo.

Te dirán que es imposible los que cada día se desplazan en taxi, o en autobús, o van a pie. Los que en el autobús (o en el metro) optan por un billete sencillo, un bono de 10 viajes, o un bono mensual. “No va a funcionar” te dirán los que se toman un café en Starbucks, o en un bar de barrio, o lo compran en el supermercado para hacerse el café en casa. “Es una locura” proclaman los que se toman una cerveza o un cubata en un bar.

028
Krigan
17.03.2014 a las 22:03 Permalink

Trikar:

El mismo día del estreno en cines el Episodio 3 de Starwars estaba en Internet, con excelente calidad de imagen (un telecine de origen eslavo), pese a lo cual esa peli fue un gran éxito de taquilla. Y sobran los ejemplos de imagen DVD (promocional) y sonido screener (en español, porque en inglés hasta el sonido es de DVD).

Los screeners (de imagen y sonido) son populares. A mí tampoco me gustan, no son mi opción, pero está claro que ahí hay un mercado desabastecido, un enorme montón de gente que estaría contenta de ver la peli gratis con anuncios con un mínimo de calidad.

Por lo demás, partes de la errónea suposición de que hay opciones. Tú te has construido tu opción, no te la han dado, y tu opción implica doblaje latino o sonido en inglés, además de pagar un porcentaje sustancialmente superior por el proxy.

Los que se están quedando por el camino con el sistema actual ya se está viendo: casi todos (tú incluido). No me refiero a las salas, hace décadas que está claro que las salas de cine no tienen nada que temer de las copias, sean VHS, DVD, Bluray, Ultraviolet, DivX o mkv. Me refiero a las copias. El DVD está terminando de hundirse, el Bluray nunca despegó, el Ultraviolet se está quedando para vestir santos. ¿No es más sencillo permitirle a la gente que sea cliente?

Varios de los creadores de Popcorn Time son clientes de Netflix (clientes verdaderos, no piratas como tú).

029
Observador
18.03.2014 a las 01:29 Permalink

#026 y porque a pesar de todo la gente (incluyendome a mí) gasta una pasta importante en ir al cine, comprar libros, etc.

¿Ah, sí? ¿Entonces por qué estamos debatiendo este tema? No me hagas reír, anda.

030
Clash
18.03.2014 a las 02:26 Permalink

Se pueden escribir comentarios y comentarios, (gente “mu lista” y “mu leída”) elucubrando que es lo que podría o debería ser o de que color les gustaría que fueran las puertas. Lo cierto es que cada día en el campo hay más contenido de acceso libre, que llega más rápido y con más calidad a nuestras computadoras. Eso es un hecho.

Para mi resulta evidente que Popcorn Time ha dicho a “Hollywood” (la industria en general), que su modelo de expolio HA TERMINADO, “renovarse o morir”.

Los desarrolladores ya están en el paso siguiente:

“The innovators of today are working on fully encrypted parallel Internets which don’t rely on IPs. They are fluid oceans of homeless data that can’t be controlled by anybody”.
Los hermanos Marx en el Oeste

CULTURA LIBRE – ÉTICA HACKER

031
trikar
18.03.2014 a las 07:46 Permalink

Sobre lo que hablamos, declaraciones del CEO de Ultraviolet, la exclusividad mundial tiene que desaparecer, Ultraviolet está creciendo (más de lo que crees Krigan)y Netflix de momento no parece que vaya a restringir su acceso por VPN.
Australia es lider en acceso a Netlflix con VPN y aun así Netflix no va.
Creo que todos estamos de acuerdo con lo que dice. Veo más fácil que se abran las licencias a más países a medio plazo, que el hecho de que se eliminen las ventanas, en todo caso deberían acortarse y que se acabe el absurdo de que circulen BRRIP en la red y no se pueda alquilar o comprar en ningún país.
http://www.afr.com/p/technology/ultraviolet_chief_predicts_an_end_23YWQfVwIT52gODL16ylpO

El DVD y Bluray siguen dando ingresos, y por eso los mantienen, mirad las últimas consolas que han apostado por el bluray. Pero lamentablemente, esto parece no tener fin, se ha anunciado el sucesor del bluray, el Archival Disc para contenido en 4K.

032
Krigan
18.03.2014 a las 09:22 Permalink

Trikar:

En el otro hilo ya le dije a Montadito que los que sois usuarios de Netflix por proxy no incentiváis que Netflix vaya a vuestros respectivos países. ¿Para qué, si ya tiene vuestro dinero?

La eliminación de las ventanas es una necesidad. No tiene sentido hacer esperar meses (o incluso años para el “gratis con anuncios”) a la clientela. De hecho, desde que se inventó la tele la mayor parte de las pelis las hemos visto gratis, s poco realista en mi opinión el esperar que en Internet vaya a ser diferente, por muy bien que se quieran hacer las cosas.

033
fugaz
18.03.2014 a las 09:43 Permalink

#029 De la piratería. Del mercado que se deja pasar por no dar un servicio suficientemente bueno acorde al potencial de la tecnología y a las circunstancias. Hablamos de que la piratería no es un problema de gente. Es un problema de servicio.

Hay varias cosas que de momento niegas, pero de aquí a 20 años las aceptarás. Te doy un avance, sin explicártelas:
1) La copia no autorizada (que no el plagio) es una libertad natural, no es inmoral, y actualmente es beneficiosa para la sociedad.
2) La copia no autorizada es útil, por ejemplo, para bajar el precio de las obras digitales, aumentar su redistribución, y crear aficción.
3) Un buen servicio a un buen precio disminuye la piratería, y aumenta las ventas. La piratería sólo marca cuál es el mercado potencial existente, no lo destruye. Lo deja en standby, esperando a que el servicio sea acorde a su potencial.
4) Si se pudiese destruir la piratería por medio de la fuerza, no se vendería más. Se vendería más caro, pero mucho menos.

Apúntate esto para dentro de 20 años. Para entonces te sorprenderá haber estado en desacuerdo.

034
trikar
18.03.2014 a las 10:43 Permalink

Krigan, esa es tu opinión sobre los que usamos netflix fuera de sus fronteras. Pero son más los que descargan que los que usan VPN, así que como dices que solo le incentiva los que descargan, no nos va a tener en cuenta.

Lo de las ventanas estamos todos de acuerdo, pero por el camino tendrían que cerrar cientos de empresas y perderse miles de puestos de trabajo. Solo digo, que no es fácil hacerlo y si alguna vez lo hay, será dentro de bastantes años.

035
Pedro Torres
18.03.2014 a las 11:09 Permalink

¿Que sentido tiene “acaparar” cuando todo es accesible?

La Memoria y las colecciones multimedia son malas…

Vendo 8x2TB y 2000 DVDS, ya no quiero jugar a ser un bibliotecario gestionando una colección.

Internet ha arrasado. La copia es de Neanderthal. Destruir despues de leer.

Centremonos en CREAR y ENLAZAR. La memoria es un lastre técnico y existencial.

Hace 6 meses que navego sin historial y es como vivir sin reloj. No quiero ir dejando un rastro digital, no me interesa el camino recorrido sino el que tengo delante por recorrer.

Realmente me gusta la época que nos ha tocado :-)

036
Pedro Torres
18.03.2014 a las 11:21 Permalink

#033 Hace 20 años ya había quien decía lo mismo. “And they never see the writting on the Wall” (Universal Soldier)

#034 Cuando tienes a la gallina de los huevos de oro tu “negocio” es esperar a que ponga otro.

La empresas no están para darnos servicio a los clientes, ni para crear empleo, ni para sustituir al estado.

Poderoso caballero es D. Dinero.

De eso se trata, y sinceramente, si la alternativa es Pablo Iglesias from Teheran, prefiero a quien me quiere robar el dinero a quienes me quieren robar el alma.

037
Observador
18.03.2014 a las 12:24 Permalink

#033 Fugaz, lo siento, pero no. Eres un pobre loro que repite la teoría del “otro lado”.

1) La copia no autorizada (que no el plagio) es una libertad natural, no es inmoral, y actualmente es beneficiosa para la sociedad.

Pero es que en esto yo estoy de acuerdo, lo que sucede es que no entendéis que con la teconología de hoy la copia ha multiplicado su potencial de alcance. Ya no es lo de se lo grabo a mi par de colegas. No, ahora cualquiera lo puede copiar y dejárselo a 800000 personas, que según vuestras delirantes teorías no comprarían nunca nada. De libertad natural poco más que un cazurro intentando establecer una filosofía particular. La libertad natural no es hacer lo que me salga de los huevos, es otra cosa que tú no creo que entiendas en años.

A mí me parece bien la copia con ciertos límites, lo he dicho multitud de veces. El problema es que actualmente no existen esos límites y la potencialidad del alcance es geométrica con respecto a hace un par de décadas.

2) La copia no autorizada es útil, por ejemplo, para bajar el precio de las obras digitales, aumentar su redistribución, y crear aficción.

Aflicción es lo que me vas a crear tú a mí escribiendo “aficción”. El problema de los teóricos sobre algo, cuando no tienen ni puta idea sobre ese algo, es que suelen ser palabras que se borran en la orilla. Nada más. Sí, efectivamente la copia puede generar mayor distribución (que no “redistribución”) y crear esa afición a la que te refieres. Pero claro, aquí hay un problema y es que sí todos nos apuntamos al carro de “crear afición” y seguimos sin aportar esperando que otros paguen por los contenidos y a nosotros nos lleguen a 0, es posible que muchas cosas que no sean Juego de Tronos acaben canceladas. Es muy imbécil poner a Juego de Tronos como ejemplo general de que la piratería genera un éxito y el primer imbécil es su guionista por pensar que es así. Eso pudo servir a Juego de Tronos en concreto por muchos motivos, pero está clarísimo que no puede convertirse en ley general, porque es un caso concreto que no se puede aplicar al mecanismo de los demás.

3) Un buen servicio a un buen precio disminuye la piratería, y aumenta las ventas. La piratería sólo marca cuál es el mercado potencial existente, no lo destruye. Lo deja en standby, esperando a que el servicio sea acorde a su potencial.

Perdona, pero en el mercado de las apps hay miles de ejemplos de buenas apps a precios reducidos y aun así se siguen pirateando en según qué países. La piratería no marca nada y por supuesto que lo destruye. Tu afirmación es absolutamente delirante. En otros mercados a nadie se le ocurre ir al actor y decirle “oye, o me bajas el precio hasta mis posibilidades o conseguiré tu producto/servicio por otros medios”. Lo que hace uno es irse a otras opciones, no substituirlas. La piratería las substituye tendiendo a 0 y dejando sin circulación el mercado.

4) Si se pudiese destruir la piratería por medio de la fuerza, no se vendería más. Se vendería más caro, pero mucho menos.

Vamos a ver, piltrafilla. Tú tienes una película montada en tu cabeza a lo Star Wars, pero no, esto no va de fuerza ni puertas. Va de sostenibilidad o no. Si es sostenible, se entra en un mercado, pero si las investigaciones dicen que no, no se entra, es así de sencillo. Si Netflix no entra en España es porque ve un riesgo, independientemente de los requisitos que pongan los propietarios de los derechos.

Lo de que “Se vendería más caro, pero mucho menos” es una especie de dogma tecnológico que Amazon ya comprendió antes que nadie. Ellos venden sus libros (ni siquiera son suyos) a un bajo precio, porque lo único que le importa es precisamente lo que comentas, pero entonces se da la paradoja de que el acabado del producto es mucho peor que con otros sistemas que no les preocupa tanto el número de ventas como el tiempo y conocimiento que se desarrolle en aquél. Tú crees que todo precio puede ser igual siempre que haya mucho independientemente de la calidad, y esa es otra de las gilipolleces más sonantes que decís, como si Titanic fuera lo mismo que la película de la madre del actor español que cree haber revolucionado la producción del cine… Es imposible igualar los precios de las cosas en base a “porque hay mucho” y “es fácil copiarlo”.

Y que conste que yo siempre he defendido que en el caso de los diarios las tarifas sean muy reducidas, porque ahí sí te lo puedes permitir, siempre que recaudes lo suficiente, obviamente, que es lo que sucede en EEUU.

Tú vas de escritor de ciencia-ficción y te quedas en echador de cartas de 806.

Nada nuevo en este blog, por otro lado.

038
fugaz
18.03.2014 a las 17:02 Permalink

#037 En realidad son razonamientos propios. A veces coinciden con los de otras personas, es lo normal ocurre cuando alguien tienen ideas consecuentes.

1) Aún no sabes que significa “libertad natural”. No significa derecho humano, ni que no se puedan poner leyes. Significa que es el punto de partida. A partir de ahí, podemos negociar poner leyes que nos convengan a todos para una sociedad mejor. Los derechos de autor son restricciones que aceptamos poner a los editores entre todos para construir una sociedad mejor, con más para todos, no para una peor. Debemos pensar en lo que es mejor para todos, y a partir de ahí, puedes exponer tu propuesta.

2) Olvidas varias cosas. Primero, que de eso justamente hablamos: un mejor servicio hace pagar a la gente. Segundo, supongo que aceptas lo de “la afición”, que tiene muchas formas de dar beneficios. Si ves una serie en torrent querrás ver su segunda temporada en la tv en cuanto la saquen. O en forma de merchandising para algunos productos. Tercero, que nunca hubo tanto dinero y éxito para tantas series, no sólo hablamos de Juego de Tronos. Algo va bien cuando mucha gente ve mucho, hay mucha variedad, y se pide más.

3) Estás equivocado. No te engañes. La piratería no es tu enemiga. Sólo es un muñeco de paja, una ilusión de potencial mercado que te orienta dónde está realmente éste y qué se le puede ofrecer. No es un verdadero enemigo, no es “la competencia”. Gánate clientela dando un buen servicio, la piratería es flexible y cede. Funciona. Si no eres capaz de vencer a un muñeco de paja, ni sueñes con vencer a la competencia si es medianamente competente, porque esa si juega a tu nivel.

4) Aquí se te va la olla. No te preocupes, creo que el problema es que sólo ves como única opción la “venta por copia”, en vez del servicio. Por supuesto Amazon está haciendo un gran esfuerzo, pero es debido a la dureza al negociar de las editoriales, no a los usuarios, deseosos de comprar a un precio justo, ni tampoco a su propia gestión.

Por hoy es suficiente. En 20 años, más.

039
Krigan
18.03.2014 a las 22:20 Permalink

Trikar:

Las ventanas no aportan puestos de trabajo, el trabajo necesario para emitir una peli por la tele o ponerla en streaming en Internet es el mismo con independencia de que lo hagas el día del estreno en cines, 3 meses después, o 2 años después. Otra cosa es la sustitución de la tele (de pago o en abierto) por Internet para series y pelis, eso sí podría afectar al empleo, pero no mucho.

No tengo ni idea de si la transición durará muchos años o pocos, todo depende de lo empecinados que sean los que dirigen Hollywood. Lo que sí sé es que su terquedad les está quitando de ganar una burrada de dinero, sobre todo en pelis (en series no es tan grave la cosa, al menos de momento).

Para el cliente que no piratea todo son desventajas. Tiene que esperar meses para ver la peli (salvo que viva en USA y esa peli quiera y pueda verla en el cine). No puede elegir en qué momento empieza a ver la peli, ni puede pausarla, salvo que recurra a un formato físico (DVD, Bluray), con los inconvenientes que eso acarrea (tienes que ir a alquilarla (o comprarla), y luego ir a devolverla).

Para el pirata todo son ventajas, para el cliente todo perjuicios. No es una cuestión de precio, también es cliente el que ve la peli en la tele, gratis con anuncios, también ese cliente que no paga está puteado. Nunca fue una cuestión de precio, ni entre los que estamos dispuestos a pagar por recibir un buen servicio, ni entre los que prefieren el gratis aunque ello acarree tragarse unos cuantos anuncios.

El resultado son clientes perdidos, millones y millones de ellos. Ellos sabrán, pero si exceptuamos la taquilla de las salas, inmune a cualquier cambio tecnológico, la clientela que les queda es ya poca y en descenso.

040
Mario
18.03.2014 a las 22:45 Permalink

Si quitar las ventanas de protección fuese siquiera digno de consideración hace 60 años que los estudios podían haberlo hecho con un telecine y la televisión abierta. Si no se hizo nunca no es porque esta generación sea la más lista (por el contrario, hay estudios y libros que sostienen que es la más estúpida) sino porque ningún productor con dos dedos de frente disminuiría su mercado en un canal rentable para acrecentar el mercado de otro canal no rentable. ¿Cómo alguien puede sugerir la coexistencia en el tiempo, que significa competencia, de un canal donde un pago de 5 euros es real y exigible frente a otro canal donde el pago superior a cero es opcional o voluntario? En esta disyuntiva, el canal de internet es todavía y de lejos, el peor canal posible para el producto cinematográfico, peor inclusive que el de la televisión abierta donde al menos la publicidad es más importante y manejable.

Una película en televisión puede al menos venderse a los anunciantes por un precio a negociarse y este precio ser más alto que la publicidad regular porque es el medio el que maneja la pauta publicitaria. En internet en cambio, un producto de 120 minutos y 50 millones de dólares de producción se avalúa igual que el video de un minuto de un gato sobre el piano, porque lo único que interesa al vendedor monopólico de los avisos en internet -que es Google- es la cantidad de visionados y no los costes de producción. La Web es la economía del meme, del producto audiovisual barato, tramposo o azaroso. Basta con que al video del gato de nuestro ejemplo se le edite el audio con las primeras notas de “Para Elisa”, para que “Gato tocando Beethoven” tenga más visionados, millones más, que “12 años de esclavitud” con su premio a la mejor película, y Adsense de Google se encargará además de pagarle al dueño del gato 200 dólares y a los productores de “12 años de esclavitud” 20 dólares por sus visionados en YouTube, proporcionalmente a los resultados, como para que no quede duda qué contenido funciona y qué contenido no vale la pena distribuir por este canal.

Me parece extraño que a Enrique Dans le cueste tanto entender que la internet devalúa los contenidos al ofertarlos en un contexto económico que solo sirve para rentabilizar el costo ínfimo (YouTube) o el costo cero (piratería). Esto es algo que Enrique debería saber de primera mano porque él mismo ha sido en su momento productor de contenido de calidad para internet y fracasó miserablemente en el intento con MobuzzTv. No es que quiera desenterrar este cadáver que Enrique tienen en su patio trasero pero a la luz de lo que propone en el actual debate, solo puede concluirse que el aporte de Enrique, su expertise sobre la internet, falló totalmente en este emprendimiento como falla de nuevo hoy en sus consejos no solicitados a la industria del cine. Falló no porque el producto mismo de Mobuzz fuese malo, tampoco porque la tecnología utilizada no fuese la adecuada, sino porque Enrique no advirtió a sus socios que el entorno económico de la internet se basa en desvalorizar los contenidos y que por tanto, invertir en mejorar dichos contenidos contratando conductores conocidos y costosos, era suicida para MobuzzTv. Su programación competiría infructuosamente con los videos de gatos y su tarifario con otras tarifas de avisaje creadas para premiar a los dueños de los gatos y no a un productor profesional. En corto, a Enrique le faltó advertir que internet no era la televisión y que sus videobloggers perderían al competir directamente con los gatos, es decir, con el contenido más barato imaginable, y con lo gratuito, que era la piratería de contenidos de altísimo costo de producción ofrecida por nada, en ese entonces, en el mismísimo Youtube.

No encuentro ninguna racionalidad económica que invite a los productores de cine a sacrificar los dólares de la taquilla por las fracciones de centavos de un Spotify audiovisual. El único argumento que les queda a los piratas no es propiamente un argumento empresarial sino una amenaza mafiosa: “acepta esta miseria que paga la internet porque igual vamos a piratear tu trabajo y fracciones de centavos sigue siendo mejor que nada”. A eso se reduce todo al final cuando se pierde la perspectiva, uno no se da cuenta que está tratando con delincuentes y se racionalizan sus amenazas como modelos de negocio. Si de racionalidad económica se trata, nadie va a pagarle una parte de sus ingresos a un mafioso por “proteger” el barrio o por “evitar” que se incendie nuestra casa, así como tampoco los estudios no tienen por qué subir su cartelera a internet bajo la amenaza de la piratería.

Si Enrique tanto quiere la cartelera del cine en internet y cree que es un buen negocio no rentabilizado por los productores pues que vaya y negocie los derechos sin recurrir a amenazas mafiosas, que ofrezca más que Netflix o Plus Tv o ponga en la mesa una cifra equivalente a la taquilla española si tanta “demanda insatisfecha” ha descubierto que además está “dispuesta a pagar por ello”. ¿Qué esperan para poner la billetera donde ponen las bocazas? ¿Qué esperan para demostrar que Hollywood lleva no 25 años de internet sino 60 años de televisión equivocado y mejoraría sus ingresos poniendo al público su cartelera gratis con anuncios al mismo tiempo que en el cine? ¿Dónde están las cifras proyectadas que respaldan esta genialidad que en más de 50 años nadie pudo ver, archivadas junto al plan de negocio de Mobuzz?

041
Trikar
18.03.2014 a las 23:45 Permalink

Krigan,los alquileres online permiten 1 mes desde que la alquilas hasta que empiezas a verla, en ese momento tienes 24 o 48 horas para verla las veces que quieras, pausarla y pasarla para delante o hacia atrás, no tienes que ir a la calle a devolver nada… Te dije en otro comentario que los clientes estaunidenses son gilipollas, pues a pesar de convertir la secuela de los juegos del hambre en la mas taquillera del 2013, su salida en digital y formato físico ha supuesto un 40% más de beneficios que la anterior. Si te das una vuelta por todos los videoclubs online o entras en la sección de Amazon.com verás cual es la peli más vendida. Con este panorama no creo que parte de la industria tenga interés en quitar ventanas. De todas formas te veo muy verde en el mercado del VOD en muchas de tus intervenciones.

042
Krigan
19.03.2014 a las 00:57 Permalink

Mario:

Magnífico análisis, lástima que no tenga nada que ver con la realidad.

Hace 60 años no ocurría que cualquier chaval pudiese publicar la peli a escala mundial el mismo día del estreno en cines. Tampoco hace 20. Podías tirarte meses echándola en los cines, para después alquilarla otro año y medio en videoclub, para finalmente ponerla en la tele en abierto, y el que no la veía en cine te esperaba con la paciencia del santo Job, para pagar el alquiler o para tragarse los anuncios, porque no le quedaba otra.

Ahora, para cuando la peli llega al videoclub, la peña se ha pasado meses viéndola: algunos en VOS, antes incluso que el estreno en cines en España, otros en screener, DVDscreener, o BR-Line desde el día del estreno aquí. No todas están en la máxima calidad de vídeo y audio, pero está claro que a los videoclubs no les sienta bien tanta espera. No digamos ya la tele en abierto, que llega año y medio después de los HDrips puros.

Por cierto, que “12 años de esclavitud” es precisamente una de las que están en BR-Line, como mínimo desde el día 4 de este mes, y todavía está en los cines. No es que sugiramos la coexistencia, es que esta es una realidad.

A partir de ahí, la productora de “12 años” tiene 2 opciones: puede seguir forzando a los videoclubs a esperar (cada vez hay menos a los que forzar), o bien puede permitirles que alquilen la peli cuando todavía está en los cines. Pero si se lo permite a los videoclubs físicos, ¿por qué no a los online?

043
Krigan
19.03.2014 a las 01:53 Permalink

Trikar:

¿El mercado del VOD? ¿Cuál? ¿El USA o el español? Tú no eres un ejemplo de las ventajas de ser cliente, eres un ejemplo de las ventajas de ser pirata. E incluso en USA las ventanas son una desventaja para negocios como Netflix.

044
trikar
19.03.2014 a las 08:34 Permalink

Krigan, no hablamos de mi. Cada vez que te rebato tu ignorancia sobre el mercado del VOD me atacas. Da igual lo que haga yo a ver si te entra en la cabeza. Hablamos de los negocios existentes y de los que están por venir.
12 años de esclavitud, ha tenido más éxito por los premios que ha recibido, ya que cuando se estrenó, no es que reventara la taquilla precisamente, y ya tenía críticas excelentes. En USA lleva 5 meses en cartelera y también en alquiler, pero eso no le ha impedido recaudar un 129% más la semana que ganó el Oscar. (que idiotas, pudiendo descargarla o alquilara en casa).

En España, se ha estrenado algo más tarde, por lo que te estoy contando, no era una pelí a priori revienta taquillas. Pues le ha venido bien el retraso pues ya lleva recaudada más de 5M€, y lleva 13 semanas en cartelera. La semana pasada estaba en el 4º puesto. Obviamente hay mucha gente que ya la está descargando, pero aquí hasta abril no llega al alquiler. Por cierto, las películas llegan ya antes al alquiler online que al físico. Los videoclubs en España no pintan nada.

En Estados Unidos el alquiler en formato físico sigue siendo rentable y contra todo pronóstico, aumentan los negocios tipo redbox. ( no soy amigo del formato físico, pero es lo que hay, y mientras de pasta lo van a seguir manteniendo) http://estrenosdevideo.com/notis/los-cajeros-redbox-arrasan-en-usa

045
Krigan
19.03.2014 a las 12:58 Permalink

Trikar:

No es ningún ataque, hombre. Me parece perfecto lo que haces, como ya te he dicho en otras 2 ocasiones. Pero tienes tendencia a hablar como si hubiera una oferta “mundial”, una única oferta, cuando lo que hay es una oferta fragmentada por países, y notablemente más amplia en USA que en España.

No cuestiono que tus conocimientos del VOD sean superiores a los míos, pero lo que tengo (tenemos) disponible en España es lo que hay. Es como si yo pretendiese que la oferta de Internet es una maravilla porque hay de todo en Bittorrent y en las webs “yonkis”. Eso no es oferta, no me lo están ofreciendo, de la misma manera que a ti no te están ofreciendo Netflix ni Vudu.

Mientras dé dinero, no tienen porqué retirar el soporte físico (faltaría más). Pero la propia industria asegura que está en caída, y no veo motivo para dudar de sus cifras. En cualquier caso, lo que decimos es que la comercialización debería ser simultánea en todos los países y en todos los canales de comercialización, que hacerlo así les iba a dar mucho más dinero del que ganan actualmente.

Ahora, ¿puedo alquilar online las pelis de John Wayne? (vivo en España). La última vez que lo miré era que no (salvo un pequeño puñado de excepciones). En videoclub (español) sí se puede. Y llevan décadas echándolas gratis en la tele (en España), al igual que otras muchas que no son de John Wayne. ¿Dónde puedo ver online pelis gratis con anuncios? Mi escaso conocimiento del mercado VOD (me refiero al español) me dice que en ningún sitio, aunque la peli sea antigua, salvo un puñado de excepciones.

046
montadito
19.03.2014 a las 17:18 Permalink

Krigan (y algún otro):

Si tantas ganas tenéis de que entre Netflix en España, haced algo de manera proactiva como hace Trikar: manteniendo un blog sobre ello, escribiendo en sitios como este sobre VOD u oferta legal,… Pero no como hacéis la mayoría quejandoos sin más y pirateando como única acción. Haced una propuesta en change.org o manifestaros pero haced algo coño aparte de quejaros y pedir imposibles.

Ya lo mencioné y lo repito: si el Reed Hastings el CEO de Netflix ve que hay un cierto número de personas capaz de pagar su producto con el sobreprecio de la VPN tendrá claro que serán clientes suyos si o si a un precio menor. Si solo ve una masa de piratas no tendrá mayor interés. El jefe de Netflix es un empresario fiable, no es un macarra como el Dotcom.

Porque pedir el estreno mundial simultáneo de todas las películas es una chorrada como un piano. Si alguien de la industria lo lee lo único que hará será reirse. En cambio si se piden cosas posibles, racionales, podríamos hacer más fuerza.

Por ejemplo, propongo que todo aquel que compre una entrada de cine, reciba un código para descargar digitalmente esa película. Así solucionamos el “problema” de #19, Jesús Moraga.

O propongo que aquellas pelis que en las dos primeras semanas vayan mal en taquilla del cine, se estrenen en descarga legal y se haga la adecuada promoción. Así le habría ido mejor a Extraterrestre de Vigalondo que hizo un estreno convencional y fue un gran fracaso. Yo la vi en el Plus, que es de donde sacan algo los grandes fracasos de taquilla en España.

Medidas como estas revitalizarían el mercado. Pedir que “Los juegos del hambre: en llamas” se estrene el mismo día en descarga que en el cine es una memez como bien apunta Mario.

047
Mario
19.03.2014 a las 17:28 Permalink

#042. Krigan, la cuestión es muy sencilla, muy realista y muy actual:
Enrique y tú sostienen que hay que cambiar el sistema actual de distribución de Hollywood por un españolísimo sistema a lo “Carmina o revienta”, poniendo a la vez sus películas en todos los canales, y que tal cambio beneficiaría a la industria económicamente.

Es decir, la propuesta se presenta como una idea de negocios positiva para Hollywood pero que ellos, por ser unos idiotas que no saben nada de distribución ni de hacer dinero comercializando películas, ni entender tampoco la internet, no quieren aplicar.

Sin embargo, como sustento a la propuesta ni Enrique ni tú presentan ninguna cifra, ningún trabajo, ninguna proyección propiamente empresarial digna de respuesta, sino que se limitan al argumento mafioso de “acepta o pirateamos”.

Esto en mi país no se llama idea de negocio sino chantaje, y aunque el ladrón crea que todos son de su condición, no todos están dispuestos a mermar y canibalizar su propio negocio cuando los chantajean. Esto es exactamente lo que ha sucedido hasta ahora y lo que los hace perder la paciencia y empezar con los insultos de ignorantes, desadaptados, totalitarios que van a “romper la internet”, que “no saben nada de internet”.

Mi apuesta es que esta gente de Hollywood sí sabe un buen rato de cómo comercializar y ganar dinero haciendo películas, al menos mucho más que el productor español de “Carmina o revienta”; y que contrariamente al prejuicio de este blog, sí entiende y a medido muy bien las posibilidades de internet como canal de distribución, al menos la entiende mucho mejor que Enrique cuando asesoraba a Mobuzz.

Hollywood tiene la ventaja de haber asimilado las experiencias de otros que ya han pasado por esto como los periódicos -muchos quebrados y otros en crisis pero ninguno en todo el mundo mejor financieramente gracias a internet- y como la industria musical -exprimiendo ganancias de internet gracias a un impresionante catálogo en Spotify, pero incapaz de financiar o arriesgar inversión en nuevos artistas. Ninguno de estos escenarios le sirve a Hollywood que debe regularmente financiar millones de dólares en nuevas producciones para seguir subsistiendo.

Como tú y como cualquier otro, Hollywood también debe haber visto el potencial de internet como el medio para llegar directamente al cliente final a un nivel global -sino nunca hubiera dado luz verde a Hulu-, pero una industria Krigan, no toma decisiones ni puede darse el lujo de negociar con extorsionadores. Para los chantajes no hay negociaciones sino la política, las leyes y los juicios y bastante se mueve en ese ámbito hoy en día (reformas a su LPI o a la DMCA, la sentencia del tribunal europeo que hace ilegales las páginas de enlaces, los acuerdos con las tarjetas de crédito, las Yonquis huyendo de España). El argumento de “pierde dinero sino te pirateo” no funciona acá por más matones y amenazantes que se pongan ni por más Pop Corn Time que salgan en el futuro.

En vez de argumentar chantajes piensen cómo hacer de internet un canal rentable y seguro para los creadores y no la mierda que es todavía hoy con el eco-sistema dominante de Google financiando una red global de piratería (al menos hasta Enrique acepta hoy que la piratería es piratería cuando hace dos años decía que no existía). Cuando el canal sea bueno las negociaciones se sucederán solas sobre ventanas de exhibición, estrenos mundiales y todo lo que quieras.

048
fugaz
19.03.2014 a las 18:41 Permalink

#47 Mario: no es “acepta o pirateamos”. Vamos a piratear aceptes o no. Vamos a piratear sí o sí. La cuestión es si quieres hacer negocio. Si la respuesta es afirmativa, entonces deja de considerar a la piratería la competencia, porque no lo es. La piratería sólo es un muñeco de paja, no es competencia real. Sólo es un indicador de que existe un mercado potencial.

La piratería no es un problema de gente. La piratería no es un problema en ningún sentido. Es sólo un indicador de que hay mercado potencial, y de que hay opciones de mayores beneficios si se mejora el servicio.

Y para mejorar el servicio, ahí sí tendríamos que hablar de estrategias.

049
Krigan
19.03.2014 a las 19:39 Permalink

Mario:

Si tanto saben estos de Hollywood, ¿por qué nos vienen con lloros? Vale que sus cifras sobre pérdidas imaginarias parecen un guión de los hermanos Marx, disparate tras disparate, pero hay una realidad sobre la cual no mienten: antes el DVD era más de la mitad de sus ingresos, ahora es un pálido reflejo de lo que fue, sin haber sustituido con éxito sus ingresos por otra cosa más avanzada. Su gran apuesta, el Bluray, ha sido un fracaso que algunos predijimos.

Por lo demás, no se necesita ningún estudio para aplicar el más elemental sentido común. Difícilmente te van a poder alquilar pelis de John Wayne si no las ofreces de alquiler, difícilmente te van a poder ver gratis con anuncios esas mismas pelis si no permites ver de esa manera ninguna peli, ni vieja ni nueva. Podrían al menos empezar por ahí, pero ni eso.

Y vuestra solución es… la represión. 15 años lleváis ya, la industria y sus acompañantes del coro, proponiendo represión y más represión. ¿Ha funcionado? No. Pero ahí seguís, inasequibles al desaliento. ¿Cuándo vais a reconocer el fracaso? ¿Dentro de otros 15 años? ¿Dentro de un siglo?

Hulu solo está disponible en USA (¿de qué me suena esto?). Ya veo que es un aprovechamiento macanudo del “potencial de internet como el medio para llegar directamente al cliente final a un nivel global”. ¡Más madera! que dirían los hermanos Marx.

Y si el cliente no acepta tanta tontería, si se le ocurre decir que si no hay negocio es porque no hay oferta, entonces es que es un chantajista. Vamos a ver, alma de cántaro, ¿es que prefieres que el cliente te diga que no va a comprar, le ofrezcas lo que le ofrezcas? Bien vamos con esa mentalidad. No son oportunidades de negocio, son chantajes ante los que no hay que ceder, cueste lo que cueste.

050
Krigan
19.03.2014 a las 19:54 Permalink

montadito:

Lo que faltaba. Ahora el consumidor tiene que montar blogs y hacer campañas para ver si le permiten ser cliente. Si Groucho Marx pudo ir tan lejos en sus disparates es porque estaba subido sobre vuestros hombros.

Ya lo dije y lo repito: el bueno de Reed no necesita mover ni el dedo meñique para conseguir el dinero de Trikar, ya lo tiene. Es mi dinero el que puede conseguir, si viene a España. El bueno de Reed, antes de pisar Francia o Alemania (o Australia, donde hay un montonazo de “trikars”) ha preferido irse a toda Latinoamérica, con sus grandes masas de piratas al más puro estilo Krigan.

051
Hernando
19.03.2014 a las 21:46 Permalink

De acuerdo. Pueden “vender” películas a muy bajo precio de quienes estén dispuestos a ponerlas en su sitio, pueden “vender” películas raras de cietas temáticas (documentales incluso o asuntos de último grito tecnológico con entrevistas especializadas en modo membresía), así cosas y esperar a que se caiga el monumento de pies de barro y caiga por su propio peso. A mi por ejemplo me parece que el ver la última película no es el cuento, pudiera ser que haya la primicia, que la paguen los que tienen y haya por ejemplo la primicia de los pirateros que esperamos a que nos avisen que ya está listica la que necesitamos para ver, etc. Un abrazo a los partners, espero que les vaya bien, de seguro, eso del emprendimiento está en las médulas y algo se les ocurrirá.

052
montadito
19.03.2014 a las 22:27 Permalink

#51 Krigan:
Si Krigan, ahora el cliente tiene que currárselo para que le proporcionen servicios, los autores no pueden vivir de su trabajo y tienen que vender mecheros y camisetas… vivimos en un mundo muy complicado. Internet lo ha cambiado todo.

Lo que no ha cambiado es que el que no paga nada no es cliente de ningún servicio. Ninguna empresa lo necesita.

053
Krigan
19.03.2014 a las 23:22 Permalink

montadito:

Está claro, las grandes estrellas de Hollywood hoy día no ganan ni el salario mínimo, y las productoras hacen colectas y tómbolas para reunir los 100.000 dólares que se van a gastar en la próxima de Batman. Todo el mundo piensa que Cameron está loco porque se va a gastar 150.000 dólares en hacer Avatar 2.

Lo que no ha cambiado es que, si no ofreces el producto a la venta, entonces no lo vas a poder vender. Aunque esta afirmación es discutida por Mario, que dice que no se ha hecho un estudio al respecto.

054
montadito
20.03.2014 a las 09:34 Permalink

Por cierto, que estamos hablando de un supuesto “problema de servicio” en Argentina donde hay Netflix, y si Trikar está en lo cierto “Tienen HBO, tienen DirectTV, tienen licenciados todos los canales de cable de Estados Unidos, itunes, google play, MovieCity, TotalMovie, OnVideo y seguro que hay más.”

¿Qué problema de servicio tienen en Argentina que necesitan crear Popcorn?

055
Enrique Dans
20.03.2014 a las 10:51 Permalink

#054: Yo no estoy allá, pero te copio y pego de su nota de despedida:

la industria de las peliculas tiene demasiadas restricciones ridículas en demasiados mercados. En Argentina, los proveedores de servicios de streaming creen que “Loco por Mary” es una película reciente. Esa película es tan vieja que podría votar acá.

Lo de siempre: restricciones absurdas y crear escasez en un mercado que pide abundancia y ubicuidad.

056
montadito
20.03.2014 a las 13:29 Permalink

#55: He buscado y confirmado que en Argentina como mínimo tienen Netflix y HBO.
Entonces, ¿tener Netflix y HBO tampoco es suficiente? ¿Está justificado el acceso a la piratería cuando tienes acceso a dos de las más importantes compañías de cine y series en streaming?

Me reafirmo por tanto en que las personas de este blog que dicen que “piratean a saco hasta que llegue Netflix a España” (Krigan dixit) usan a Netflix como excusa. En Argentina tienen Netflix (y HBO) y aún así tienen la necesidad de seguir pirateando.

Y queda claro que incluso una oferta abundante tiene muy difícil competir con el gratis total.

057
Observador
20.03.2014 a las 15:50 Permalink

#056 Mira, Dans, te pego otra de cuando comenzaban los sites de warez:

La gente tiene derecho a compartir. El conocimiento debe ser libre.

Dos años después esos mismos se estaban lucrando a costa de engañar a la gente para que pusiera sus números de teléfono (cosa que se sigue haciendo). Y por supuesto el 95% de los sites tenían publicidad.

Y te recuerdo una de las frases del más grande de esos señores:

“España es nuestro mejor mercado”.

O eres muy inocente, o eres muy tonto. Y no creo que seas ninguna de las dos. Que te sea rentable el hacértelo es otra cosa.

058
trikar
20.03.2014 a las 18:30 Permalink

#55, Enrique esa frase que ponen en PopCorn es faltar a la verdad, yo tampoco estoy en Argentina, pero me molesté en buscar los servicios VOD que hay allí. Están mejor que en España. Tienen Netflix y con películas y series del 2013.
Pongo un pantallazo.
pic.twitter.com/scSK8to6Lq
Tienen Google play, Itunes para alquilar novedades de videoclub igual que el resto y en Tv por cable están mejor que nosotros.
Así que el creador de PopCorn no diga que “Algo pasa con Mary” es la película más reciente que tienen para acceder en streaming porque no es así.
Otra cosa es que reivindiquen los estrenos simultáneos o el fin de las ventanas, que es algo que queremos todos.
De todas formas, el que descarga un estreno en BluerayRIP, ¿que le va hacer cambiar de opinión para ver ese mismo estreno pero pagando 15€? ¿Cuanto dinero estaría dispuesto a pagar la gente por ver un estreno simultaneo en su casa? ¿Cual es el precio razonable que permita a la industría amortizar ese estreno simultaneo y al consumidor acceder a el? Nunca menos que una entrada de cine, pues al cine vas tu, pero la peli que alquilas la pueden ver tus 150 amigos de Facebook si caben en tu salón… Cuando haya estrenos simultaneos, la gente dirá que son muy caros y seguirá descargando. No es lo mismo pagar 8€ al mes por Netflix o 10€ por Yomvi, que pagar 15€ cada vez que quieras ver un estreno de cine en casa. Y por ahí van los tiros.

059
Enrique Dans
20.03.2014 a las 18:34 Permalink

#058: Trikar, ese razonamiento de que “una entrada vale 8 euros y entonces para verlo en casa te tendré que cobrar como poco 24 euros porque seguro que como mínimo veis la peli tres personas” es simplemente DEMENCIAL.

060
trikar
20.03.2014 a las 18:41 Permalink

Ya pero es que es así. Yo no he puesto el precio, solo digo el razonamiento de los que ponen el precio. Actualmente los pocos estrenos simultaneos que hay, valen del orden de 10$ y no son blockbusters. Imagina lo que costaría si estrenan una película de mayor entidad. Cuando preguntan en los foros o en atención al cliente en los VOD de USA del precio dicen:
- Los Derechos, las licencias, el beneficio para el VOD por un lado.
- Estiman que alquilar una película que tienes 24 horas y puedes ver varias veces y varias personas tiene un coste.
- Descargar en streaming esa película, les supone un coste, si es en HDX como en Vudu, son varios gigas de descarga, y eso les supone un coste (infimo por cada visionado, pero es un coste de servidores, energia, etc lo que sea).

Por eso te digo que los tiros van por ahí, y no van a bajar los precios de un estreno porque sea online, sino todo lo contrario. Será más barato ir al cine que verla en casa.

061
montadito
20.03.2014 a las 20:51 Permalink

#59 Enrique Dans:

Vaya por delante que Popcorn tiene una pinta estupenda y hasta cierto punto entiendo a sus creadores. Pero quizás se mantuvo un tiempo teniendo en cuenta que no tiene que pagar nada por los contenidos que muestra y muy probablemente tampoco cobraban nada sus creadores. Eso no es economía real. Es solo un experimento, muy bonito eso si, pero no sostenible en el tiempo. Si tuvieran que pagar las pelis que exhiben a precios reales no podrían mantenerse.

En tu entrada de hoy, defiendes este idealismo pero con emociones, no con razones. Para defenderles te limitas a reproducir su nota de despedida que además es mentira, pero dejas caer que “no estás allá”. Es decir, no conoces en detalle el caso pero te permites decir que es “lo de siempre”, “restricciones absurdas”… que no has contrastado en absoluto porque en cuanto busco un poco descubro que en Argentina hay Netflix, HBO y un montón más de servicios on-line, y cuando se conecta Trikar al Netflix de allí descubre que hay series y pelis de 2013, bastante más modernas que “Algo pasa con Mary”.

¿Es demencial afirmar que has montado todo tu razonamiento de hoy en base a tus prejuicios y a la nota de despedida de Pochoclín? ¿Tienes datos más allá de los que busques ahora en Google deprisa y corriendo sobre la situación del audiovisual en Argentina?

062
Krigan
20.03.2014 a las 22:09 Permalink

Trikar:

La industria se caracteriza por hacer cálculos de fantasía, y así les va. La realidad económica es muy distinta: dado que el coste por visionado es ínfimo, el precio óptimo para el vendedor es el que maximiza los ingresos. Si en USA el poner la peli a 10 dólares hace que solo haya un millón de alquileres, y el ponerla a 2 dólares hace que haya 10 millones, entonces lo que conviene es ponerla a 2 dólares.

Está claro que no es tan fácil determinar en la vida real cuál es ese precio óptimo, pero Hollywood no necesita disparar a ciegas. Pueden hacer estudios de mercado, pueden experimentar con precios, pueden consultar la opinión de los videoclubs online (también están lógicamente interesados en maximizar los ingresos), que tienen una gran cantidad de información sobre el comportamiento del usuario (por ejemplo, saben si un determinado cliente que no alquiló la peli de estreno a 10 dólares, sí lo hizo más tarde a 5 dólares, o todavía más tarde a 2 dólares).

Lo que no tiene sentido es razonar en plan “el hogar promedio son 3 personas, así que vamos a cobrar el triple que una entrada de cine”. ¿Dónde está la maximización de ingresos aquí? Por mucho estreno simultáneo que sea, la gente no está dispuesta a pagar 8 euros por un alquiler, no digamos ya 24. Simplemente, ir al cine no es lo mismo que alquilar una peli. Si fuera lo mismo, hace décadas que las salas de cine habrían desaparecido.

El problema es que no se busca la maximización de ingresos, sino algo completamente distinto: evitar a toda costa la canibalización de los canales antiguos. El resultado es un desastre, el DVD se hundió sin que nada más moderno ocupase su lugar. Todavía peor (desde su punto de vista), su lugar lo ocupó el divx.

063
Oatmeal
20.03.2014 a las 22:54 Permalink

Y para explicarlo con humor nadie mejor que The Oatmeal!

“I tried to watch Game of Thrones and this is what happened”

http://theoatmeal.com/comics/game_of_thrones

064
Observador
21.03.2014 a las 00:18 Permalink

#62 Si en USA el poner la peli a 10 dólares hace que solo haya un millón de alquileres, y el ponerla a 2 dólares hace que haya 10 millones, entonces lo que conviene es ponerla a 2 dólares.

Doctor Krigan, por esa regla de tres, ¿podría decirnos por qué no ponen los coches a 2000 euros si se venderían como churros? Y no me vengas con lo virtual/físico, porque una gran superproducción tal vez tenga más costes que X fabricaciones de coches, aunque los coches de momento no se puedan copiar por P2P.

Por otro lado, USA es USA y España es otra cosa. Primero analiza la antropología de los dos sistemas, y su cultura de mercado (aun cuando en muchos aspectos dé bastante asco), y podrás hablar con los mayores.

Trikar, efectivamente Enrique tiene razón, no se puede sobreaumentar el precio por el hecho de que hayan personas que compartan un visionado en una zona pública (una casa), de la misma forma, tampoco un bar no debería aumentar el precio de sus productos porque pague un partido de fútbol, ya que su producto esencial, a diferencia de un cine, no es ese. El problema no reside ahí, reside en que si cada vez aportan menos al canal oficial, la sostenibilidad será menor y la calidad por supuesto tenderá a disminuir. Es decir, a mayor pirateria, menor recaudación, pero aquí los genios dicen que no pasa nada porque no hubieran aportado nunca… Imagino que no ven dónde está la línea… Y mira que he puesto veces el vídeo de FITUR, que retrata perfectamente lo que digo.

Pero para Enrique Dans el ocio en Internet no es ni el 10% (o un porcentaje similar) y España es un ejemplo de ética y buenhacer (en una de sus entradas que quedarán para la posteridad).

Epic.

065
Mario
21.03.2014 a las 02:31 Permalink

#61. Para colmo de lo demencial ese servicio ya existió y no hay nada que especular en la cifra.

En Kriganlandia y en la nube de Enrique, año 2014: En Hollywood amigos míos, son todos unos ignorantes incapaces de usar la tecnología, dinosaurios que no quieren cambiar su sistema de distribución y ofrecerme sus películas de estreno en mi casa por la internet. La Internet, como todos sabemos, es nada menos el canal ideal para distribuir videos de gatos y millones de gatos no pueden estar más felices hoy en día. ¿Por qué Hollywood es incapaz de ofrecerme sus películas en las mismas condiciones y precios que se nos ofrecen los videos de los gatos? ¿Acaso no saben que todos los bits son iguales?

Pero yo y mi Padawan Krigan, en cambio, hemos venimos al rescate de Hollywood y hemos descubierto algo nunca antes imaginado: que existe una inmensa demanda para ver las películas de estreno del cine en las casas y en pantuflas, en pantuflas nada menos.

¿Y con qué nos encontramos? Con la “patente estupidez” de esa industria que rechaza el futuro brillante de “Carmina o Revienta” y nos priva de poder ver a la mamá de James Cameron o de Spielberg trabajando gratis. Como dije en mi blog, y entrecomillando mucho para resaltar la contundencia de las falsas citas, la industria rechaza nuestros consejos:” -por sus ridículas pretensiones de que “las cosas son así y nada puede cambiarlas”, por sus absurdamente limitadas ideas de “la distribución funciona de esta manera y si pretendes hacerla de otra, es que no tienes ni idea”.

En el mundo real, Los Angeles California, año 2011: Una veintena de directores- la lista es impresionante- protesta por la introducción de un nuevo sistema Premium de VoD, en el que las películas llegarían a los hogares por una tarifa elevada de 30 dólares mientras estas mismas películas se encuentran todavía exhibiéndose en los cines. DIRECTV empezaría ofreciendo “Cine Premium” el jueves 28 de Abril del 2011 con la película “Just Go with It” cuando ésta todavía se exhibía en salas.

La carta abierta de los directores de cine, auspiciada por los principales perjudicados por la medida como son las salas, recoge una serie de argumentos perfectamente atendibles y atribuyen dicho cambio a la necesidad de los estudios de reemplazar el ya entonces declinante mercado de home video: “But the problem of declining revenue in home video will not be solved by importing into the theatrical window a distribution model that cannibalizes theatrical ticket sales. (…) Further, releasing a pristine, digital copy of new movies early to the home will only increase the piracy problem—not solve it.”
http://www.hollywoodreporter.com/news/23-directors-producers-speak-premium-180584?page=2
http://www.noescinetodoloquereluce.com/2011/04/cameron-del-toro-y-zemeckis-no-al.html

Yo no sé donde quedará el neoluditismo, los dinosaurios y la industria que no quiere cambiar de la que habla Enrique, pero proponer como futuro modelo de distribución un experimento fallido de hace 3 años solo me demuestra que los únicos que nunca van a poder cambiar de discurso ni de mentalidad, son precisamente Enrique y seguidores que ya tiene la vida resuelta con sus héroes y sus villanos de siempre. Poco importa cuántas veces la realidad los desmienta.

Como ya menciona Trikar (#058), aquí no cuentan los prejuicios, ni los humores, ni el tarot, sino que las decisiones se toman en base a los resultados: ¿cuánto y cuántos están dispuestos a pagar en la internet para sustituir o inclusive reemplazar con ganancias el menor público que iría a las salas cuando se acortan o eliminan las ventanas? Mi sensación es que Hollywood tiene perfectamente medida esta proyección porque pudo fijar un precio a su servicio de Cine Premium; y que las fracciones de centavos de un Spotify cinematográfico o un Netflix Premium no valen ni por asomo el riesgo de afectar una taquilla anual de 10 billones.

066
montadito
21.03.2014 a las 11:09 Permalink

Promociones que hacen las empresas legales que no hacen las alegales:

- Anoche Canal+ preestrenó, para ver en casa en pantuflas, Byzantium la nueva película de terror de Neil Jordan, UN DÍA ANTES QUE EN LOS CINES.

- Canal+ invita a asistir al estreno de la temporada 4 de Juego de tronos en 7 cines de 7 ciudades españolas la semana que viene.
- La semana pasada Canal+ invitó en un cine de Madrid y otro de Barcelona a la proyección de un maratón en pantalla grande de la primera temporada completa de la serie True detective.

Algo se mueve en España con respecto a hace dos o tres años, ¿no?

P.D.: No es que me den comisión en C+, solo es que estoy suscrito a una newsletter en la que me informan de las novedades en mi correo y no tengo ni que buscarlas.

067
Krigan
21.03.2014 a las 22:27 Permalink

Mario:

Ofrecieron la peli a 30 dólares, 60 días después del estreno en cines, e incluso a eso se oponía una buena porción de Hollywood. La cosa no funcionó. Macho, estás confirmando lo que decimos.

068
Jesús Moraga
21.03.2014 a las 22:41 Permalink

… los tiempos en los que podías comprar un CD de buena calidad, el LP algo peor pero más barato, y una cinta casette de baja calidad muy barata, ¿dónde quedaron? ¿Por qué la “industria” no me ofrece otra cosa que esperar a que saque un BlueRay que no quiero a 20 o más euros, cuando hay copias P2P “perreras” a poco que busques? Bueno no, que empiezan los “gimoteos” y las acusaciones de “pirata”…
Bueno, finalmente mis hijos me acompañaron navegando buscando en Youtube, por contenidos exlusivamente legales y oficiales, viendo fragmentos en versión original, otras versiones latinas y en otros idiomas como francés, alemán, con subtítulos en español, en otros idiomas… y ya no qieren que consiga ninguna copia, ni legal ni ilegal, directamente quieren “ir al yutuve”, donde van de una a otra parte. Les encanta, es más cómodo, pueden cortar en cualquier momento.
Está claro que mis hijos NO son piratas, tienen 5 y 7 años. Está claro que cuando entiendan lo que cuesta ir al cine, no van a ir por las salas a menos que yo me ponga pesado. Está claro que, si por ellos fuera, podría tirar “los plásticos” con las pelis, legales o no, a la basura. Y está claro que la industria, mientras se queja de que nadie le propone un modelo viable, se hunde en lugar de ponerse las pilas, despertar a los tiempos, tomar la pastilla roja. Por triste que os parezca a alguno, personalmente creo que se lo merecen, se lo han buscado, y no me da ninguna pena. Aún no me han pedido perdón por el “canon” que pagué por mi cámara de fotos (que aún funciona) y por el maravilloso disco que no puedo reproducir en según qué ordenador.
Ya vale de quejarse de la “piratería”. Los rudos y maleducados calificativos de #observador por lo menos no ofenden mi inteligencia, pero sostener que CK se está hundiendo por las copias baratas de sus calzoncillos en el mercadillo, y que por eso no puede invertir, ni innovar… ¿no es una manera de llamarnos imbéciles?

069
Krigan
22.03.2014 a las 02:31 Permalink

Jesús Moraga:

Lo que ofende mi inteligencia es que toda clase de negocios estén ganando dinero en Internet, pero nos suelten que los contenidos son una excepción, que con los contenidos es imposible ganar dinero en Internet. Hay algo en Internet, una especie de magia maligna, que impide que los contenidos puedan dar dinero.

Lo que no comprendo es por qué esa magia no afecta a iTunes, Amazon, ni Netflix. Deben tener algún talismán que los torna inmunes a la brujería.

070
montadito
22.03.2014 a las 11:16 Permalink

Lo que yo no entiendo es por qué los que estáis tan enfadados con la industria en todos los post termináis por los Cerros de Úbeda y con generalidades: “lo de siempre”,”restricciones absurdas”, etc.

HOY hablábamos del caso Popcorn y no de una “causa general a la industria”. Repito: ¿Cuál es el problema del servicio en Argentina? Teniendo en cuenta que tienen Netflix, HBO, Google Play, TV por cable, etc. Aún así, ¿Está justificado el acceso a la piratería?

071
Krigan
22.03.2014 a las 21:35 Permalink

montadito:

Popcorn Time no solo se puede usar en Argentina, sino en todo el mundo, a diferencia de Netflix. Además, en Argentina no se estrenan las pelis al mismo tiempo que en USA, ni se estrenan las pelis en Internet al mismo tiempo que en los cines (esto último afecta incluso a USA).

Ahora están las discográficas cantando las alabanzas a Youtube. Han descubierto un filón en el gratis con anuncios tan pronto han empezado a permitirlo y cobrar por ello. Y sin ventanas.

072
Fenki
01.04.2014 a las 02:42 Permalink

Observador:
Claro que si, campeón.

Mario, Montadito:
Por lo menos vosotros argumentáis y discutís, de forma vehemente,pero con respeto.

Melies o Segundo de Chomon hubieran publicado sus obras en plataformas online de haber existido en su momento.

No podéis pararlo, solo adaptaros y acordaros de las culturas que se trago el desierto.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens