El Blog de Enrique Dans

Sobre Lessig y la disrupción en la política

Escrito a las 11:12 am
43

El pasado viernes tuve la oportunidad de conocer en una conferencia en el Digital Law World Congress en Barcelona a una de las personas que más admiro en el ámbito profesional: Lawrence Lessig.

Creador e impulsor de las licencias Creative Commons, su trabajo en todo lo relacionado con la disrupción de la propiedad intelectual marcó de una manera importante mis líneas de pensamiento en ese sentido (todo lo que firmo como autor y queda bajo mi control lleva este tipo de licencia). Pero la admiración no queda ahí: su trabajo en ese ámbito le llevó a comprobar que el verdadero problema no estaba en la propiedad intelectual, sino en la política, y más concretamente, en la corrupción del sistema político.

En mi caso, fue mi trabajo en temas como la difusión tecnológica y la disrupción provocada por la tecnología a distintos niveles lo que me llevó a la misma conclusión: que la raíz fundamental de los problemas estaba en el sistema político. En efecto, áreas como la adopción de tecnología a nivel de las personas o de las empresas resultaban de por sí fascinantes, pero la verdadera cuestión, lo que más afectaba a todos los niveles era el impacto de la tecnología en cómo nos administrábamos como sociedad.

La política es un ámbito complejo. Aproximarte a la política, sea desde la posición que sea, implica entrar en discusiones polarizadas hasta extremos increíbles, con posiciones estereotipadas y simplificadas de manera increíblemente burda: basta que opines sobre un tema para que se te adscriba de manera inmediata a posiciones de “derecha” o “izquierda” que para mí, a día de hoy, no tienen significado alguno más allá de concepciones simplistas, ideologías falsas utilizadas para polarizar a votantes que no van más allá de “como soy de izquierdas/derechas, tengo que votar a X o a Y”. Me he visto supuestamente adscrito a partidos de todo tipo e incluso a movimientos cuya existencia desconocía completamente, únicamente por haber avanzado una idea determinada, por haberme reunido con ellos, por haber hecho un checkin en Foursquare o hasta por aparecer en una foto, sin que ninguna de esas adscripciones tuviese jamás ningún viso, siquiera lejano, de realidad. Ha habido incluso quienes han asegurado con total vehemencia que yo pretendía “una carrera en la política”, extremo que siempre fue y sigue siendo radical y absolutamente falso. Mi interés en la política es exactamente el mismo que el que tengo en otros temas: estudiar el fenómeno de la disrupción tecnológica. Con una diferencia: la disrupción tecnológica en la industria de la música, del cine o de los libros tiene un efecto relativamente limitado en mi día a día. La disrupción en la política, en cambio, me influye, tanto a mí como a todo lo que me rodea, quiera o no.

Esa fue exactamente la pregunta que hice a Lawrence Lessig: la disrupción tecnológica en las industrias en general, particularmente en aquellas que trabajaban con “productos bit”, es un proceso ya perfectamente estudiado, documentado, y que tiene una duración finita. En torno a los diez años, puede afirmarse que el proceso disruptivo se encuentra perfectamente asentado, que una amplia generalidad de la población ha tomado perfecta conciencia del mismo, e incluso dentro de las propias industrias surgen voces que lo comentan y reacciones en contra de quienes pretenden enrocarse y luchar contra el mismo. Sin embargo, si entendemos la política como una industria que además trabaja con un producto intangible, las ideas, la disrupción tecnológica no solo no ha llegado, sino que no parece tener fecha estimada. La política, incluso en las democracias más consolidadas, sigue siendo un terreno en el que la transparencia es escasa, en el que el vínculo entre representantes y representados no existe, en donde los políticos emplean cada vez más tiempo asegurando su reelección que realmente gestionando, y en donde el acceso de determinados lobbies de poder – que suelen además ser quienes contribuyen a las campañas y financian a los partidos – resulta prácticamente omnímodo. El nivel de corrupción en la política – y no hablamos de escándalos puntuales o de personajes concretos, sino el de corrupción establecida, institucionalizada, completamente asumida – es completamente insostenible en una escenario hiperconectado y bidireccional. ¿Para cuándo la disrupción en la política?

La respuesta de Lessig en ese sentido es para ponerse a pensar por su aparente pesimismo. Básicamente, según su experiencia, la disrupción de la política en los Estados Unidos es imposible. No va a ocurrir, al menos allí. Puede que vivamos la disrupción de la política, pero si llega a los Estados Unidos, será porque fue un proceso que se fraguó y maduró hasta tomar carta de naturaleza en algún otro escenario, y que, tras influir de manera conspicua en factores como la competitividad, la imagen o la economía de ese otro país o países, termina por ser adoptado.

La respuesta lleva a una reflexión profunda: no hablamos de cualquier persona, hablamos de Lawrence Lessig. Un académico prestigioso, con llegada a todos los escalones del poder, que comenta amargamente su decepción con el mismísimo Barack Obama en ese sentido, y que viene a decir que, tras haber estudiado el tema con rigor en los Estados Unidos, la necesaria disrupción de la política le parece imposible. Y hablamos de los Estados Unidos, un país con unos niveles teóricos de transparencia en la gestión y en la responsabilidad política que, en percepción de muchos, están muy por encima de muchas otras democracias consolidadas. En la política, solo funciona la anécdota que Lessig citó de aquella congresista recién llegada a su cargo, que recibió un consejo de un miembro de la cámara con muchos años de experiencia: “Politics are easy: always lean to the green” (“la política es sencilla: inclínate siempre hacia lo verde”), y que posteriormente aclaraba, por si acaso, “and he was not an environmentalist” (“y no era un ecologista”). Los movimientos que, surgidos a partir de la primavera árabe, comenzaron a adoptar un discurso relacionado con la disrupción política en varios países democráticos, han sido prácticamente neutralizados. Infiltrados, desacreditados, banalizados y reducidos a lo anecdótico en cuanto salieron de la red, su escenario natural, e intentaron desarrollarse a nivel de calle.

Sin duda, una conclusión dura y, en gran medida, descorazonadora. La amarga sensación de ver a alguien que claramente va muy por delante de ti en todo, y que ha perdido una parte significativa de la esperanza en un cambio que ambos consideráis fundamental. Siglos de consolidación democrática han dado lugar a un sistema tan corrupto, que hemos llegado a perder la capacidad de cambiarlo. La supuesta democracia en la que vivimos ha conseguido blindarse hasta tal punto, que se ha hecho inmune a la disrupción. La disrupción de la política tendrá que ser algo puramente generacional – o ni eso, dado que la capacidad del sistema de fagocitar a los nuevos entrantes parece descomunal – o algo que tenga lugar en algún otro sitio.

Lo que nos queda…

43 comentarios

001
Miguel
02.07.2012 a las 11:42 Permalink

Sólo conozco dos acepciones de “lo verde” la de los ecologistas y la de la perversión sexual. ¿Existe alguna otra o es que me he perdido algo?
Vale que los políticos sean mayoritariamente corruptos pero, ¿también pervertidos?

002
Gorki
02.07.2012 a las 11:52 Permalink

Estoy plenamete de acuerdo con tu opinión. En la política española que es la que conozco un poco, la claridad y le dialogo bidireccional me parece del todo punto imposible. ¿Como van a sacar a la luz, como se financian los partido político? ¿Como van a querer que nos enteremos de las acuerdos a que llegan antes de marcar las políticas a seguir?
Imposible, la política es incompatible con el control ciudadano.

003
Enrique Dans
02.07.2012 a las 11:55 Permalink

#001: Es que no eres norteamericano. El verde es el color del dinero en Estados Unidos. Nuestros billetes y los de muchos países tienen colores diferentes según el valor, pero los norteamericanos son todos iguales: verdes. Martin Scorsese, por ejemplo, jugó con la analogía entre el verde del tapete de billar y el verde de los billetes en “The color of money”.

004
bibliotranstornado
02.07.2012 a las 12:09 Permalink

La disrupción en política es como lo que dicen los americanos de la infantería, se la puede atacar con minas, ametralladoras, aviones y tanques, pero no se la puede parar.

Será más tarde que pronto, pero será.

005
David
02.07.2012 a las 12:15 Permalink

Te equivocas.

Islandia
Primavera Arabe
15M
Occupy Wall Street
.
.
.

Es solo el comienzo.

006
David
02.07.2012 a las 12:20 Permalink

Claro, si lo que esperabas es que la disrrupcion tecnológica afectase a la política “desde dentro”, pues eso es tanto como haber esperado, por ejemplo, que la industria musical diera un caluroso abrazo de bienvenida a la revolucionaria Internet.

Cada cual se agarra a la viejas maneras, a las cuotas de poder y prefieren ignorar el fin de una época que les va a llegar a todos. Pero cuando hablamos de politica, tenemps que hablar de sociedad civil.

007
Enrique Dans
02.07.2012 a las 12:21 Permalink

#005: Estoy plenamente convencido que ni Lessig, ni mucho menos yo, que aún no me he encontrado con todo lo que se ha encontrado él, asumimos ese pesimismo como derrotismo. El pesimismo es necesario tenerlo en cuenta cuando parte de un análisis, no cuando es una sensación sin más. Islandia es un laboratorio minúsculo, la primavera árabe ya ves en qué está deviniendo, 15M es a día de hoy un movimiento que tiene poco que ver con la horizontalidad y la identificación multilateral que tenía en sus orígenes, Ocuppy Wall Street está marginalizadísimo…

No seré yo quien minimice la importancia de lo que pasó aquellos días. Tal vez sea solo el comienzo. Pero hace falta MUCHO más.

008
José Luis
02.07.2012 a las 12:31 Permalink

No seamos utópicos, que se supone que ya somos mayorcitos. Esa disrupción en la política, es una idea anti natura; no se da de forma natural, tiene que ser impuesta, y no es sostenible.
Si los árboles se pusiesen todos de acuerdo, podrían ahorrarse construir un costoso tronco; pero bastaría con que uno solo no lo hiciese, para acabar el solo con todo el acuerdo.

009
Tony-tux
02.07.2012 a las 12:44 Permalink

#5 David, La primavera arabe, ya veremos en que queda; el 15M por lo pronto ha servido para que la gente patalee un poco, pero no le hacen ni puñetero caso desde las instituciones; Ocuppy Wall Street ha servido para que los policias de NY saquen a pasear sus porras y poco más. Islandia es el único sitio, de toda esta catástrofe, que ha hecho las cosas como tocan.

010
Anónimo
02.07.2012 a las 12:56 Permalink

Enrique,
Sabes muy bien que fui crítica contigo precisamente porque vi un exceso de ingenuidad y de simplificación (y también de populismo) en la red y, en especial, en el 15m. También yo admiro a Lessig, y a Tim Berners-Lee, y a Bauman. Y ellos son mis fuentes, y ellos son los “gurús”, palabra que detesto. Las revoluciones en los países árabes son incomprables con lo que pasó con el 15m, a menos que se quiera simplificar o frivolizar. He visto tanto oportunismo y poco rigor en este tiempo como para echarse a temblar. Gracias por esta entrada.

011
Rai
02.07.2012 a las 14:04 Permalink

Gran articulo, la disrupcion politica a mi juicio es facilmente explicable, pero como han dicho el pesimismo es un factor clave para que se lleve a cabo. Por tanto compartir de forma positiva esta idea y contaminar a cada vecino por muy utopico que suene para que no muera es lo que hay que hacer. Esta en marcha una revolución sin sangre ya que la información la tienen los individuos al alcance de la mano, la promoción de ella para que llegue y cale es la clave para que se encienda esta cerilla.

012
David
02.07.2012 a las 14:21 Permalink

Todo ello en tan poco espacio de tiempo ? Con unos “bandos” tan bien definidos en todas las ocasiones ? Con la mayor ofensiva a la red en toda su historia, desde todas partes, al mismo tiempo ?

De verdad creéis que es coincidencia ?

No, habrá victorias y derrotas, pasos adelante y atrás, aciertos y descalabros, a veces se ira mas rápido y otras mas despacio y por eso es que algunos quizás no terminan de reconocer el nacimiento de una nueva conciencia global, pero estamos asistiendo a los primeros balbuceos en el aprendizaje que todo recién nacido tiene que recorrer.

Mirad, algún día no habrá fronteras que nos separen, no habrá monedas que nos esclavicen, no habrá religiones que nos alienen, no habrá idiomas que nos aíslen o banderas que nos cieguen…nada humano nos volverá a ser ajeno nunca mas.

Quizás no estemos allí para verlo acabado pero desde luego y aunque no lo podáis terminar de ver, estamos presenciando su génesis.

013
Antonio Garcia Saenz
02.07.2012 a las 14:44 Permalink

Seguimos con lo mismo, todavia quedan ilusos que esperan que internet cambie algo,que no solo lo deje todo tronchado y estropeado, como lo ha dejado, sino que cambie algo de Verdad; no lo hara … esto ya es 2012 el tiempo mas que suficiente ya pasó, podeis seguir esperando pero hay mucha gente que ya abandono la espera, cada vez mas, espera y espera y veras lo que ocurre … empeorara y de la manera de que menos te guste, decepcion que no se quiere ver todavia pues las personas son asi …

014
David
02.07.2012 a las 15:58 Permalink

013 suena como alguien que ha visto todas las utopías y revoluciones que el siglo XX tenia que ofrecer y una tras otra las vio desvanecerse. No es una sorpresa por tanto su manera de sentir. El error consiste en no comprender lo extraordinario y exclusivo de este momento en la historia de la humanidad.

Supongo que tienes que ser parte de ello para entenderlo.

015
Observador
02.07.2012 a las 16:25 Permalink

Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay

Un tal José Saramago.

Eso sí… Si el cambio va a ser para peor, casi que mejor lo dejamos. Porque resulta que lo de la transformación societaria no tiene nada que ver con otros tipos de transformaciones (o no todas). Aunque quede muy bien meterlo todo en un mismo saco.

Por otro lado, cuando uno abre una manzana podrida para quitarle el pedazo corrupto, se da cuenta uno de que se nutren de ella muchos más gusanos de los que creía. Igual por eso es tan complicado.

Supongo que habrá que esperar a que los sistemas se auto-regulen……… (?¿)……(?¿??)…………(Risas).

016
Mario
02.07.2012 a las 19:33 Permalink

No sé que tanto tiene de ingenuo el pensamiento disruptor y qué tanto de simple oportunismo, sobretodo en el caso de Lessig… El ideario de Lessig, que es más eso que teoría del derecho, fue financiado y de manera multimillonaria, por intereses comerciales de empresas tecnológicas que necesitaban evitar riesgos legales en sus actividades consideradas ilícitas fuera de la red.

En este sentido, Lessig no fue ningún librepensador independiente sino que actuó como un lobbista más, representante de un grupo tan manipulador y corruptor como los que ahora dice combatir; y tomando su propio sarcasmo como base, el “follow the money” de Creative Commons nos lleva directamente a quienes se hacen ricos con la piratería online y el gambling. Humano al fin… Muy distinto y opuesto al caso de por ejemplo Green Peace, que tantas veces ha rechazado dinero de la industria de la energía en California, para no abrir dudas respecto a su mensaje.

Nunca he tenido nada contra Creative Commons sino que no me parecen ninguna novedad. Un autor siempre ha podido disponer de los derechos sobre su obra de la manera que quisiese, entre otras, cediéndolos a la sociedad, a alguna caridad, o cobrando por ellos a la industria o al público directamente. El propio Lessig no niega el derecho de autor. Pero de allí a pensar que la solución al problema de la piratería es que todos los autores usen sus licencias, equivale a pensar que la solución al problema del acoso sexual es pedirle a todas las mujeres que acepten tener sexo con sus jefes. Lessig parece aquí un empleado de servicio al cliente de Microsoft porque lo que propone, aunque técnicamente correcto, es una tontería que no va a resolver el problema real.

Punto y aparte de Lessig, la tecnología, que es una mera herramienta sin importar su grado de complejidad, siempre es acompañada por un innecesario optimismo. Imagino que por la necesidad del ser humano de ser positivista sobre su devenir. Cuando se instaló el primer telégrafo a fines del XIX los gurús de la época ya pronosticaban también que sólo con esa instantánea comunicación cambiaría la política, se acabarían las guerras, el hambre, la ignorancia y se generaría una gran hermandad en una humanidad pensante y bien comunicada. Pero de hecho en el Siglo XX sirvió, además de para muchas cosas beneficiosas, para que nos matásemos unos a otros de manera masiva y efectiva, o para que destruyásemos más rápidamente nuestro propio habitat y estos son sólo dos ejemplos grotescos de cómo la tecnología no es de por sí benigna sino que depende de lo que el hombre haga con ella.

Internet no es sino el telégrafo del Siglo XXI.

017
Federico
02.07.2012 a las 20:09 Permalink

Interesante artículo. No tanto por lo de Lessig que a mi entender, su inteligente estàndard de licencias no resuelve el problema de fondo entre la libertad y el control sobre el acceso a contenidos de interés público. Ahora lo de inclinarse hacia lo verde: tan claro como un estanque. Por suerte, la política es siempre disruptiva y aunque se enriquezcan algunos de los que pasan por ella, en su complejo juego de poleas de poderes desequilibrantes, algo queda…

018
Carlos (econ)
02.07.2012 a las 20:54 Permalink

Enhorabuena por el artículo. Este es sin duda el Enrique que buscaba cuando llegue a tu blog.

Tuve el placer de cartearme brevemente con Lessig tras leer Free Culture. Mi absoluta admiración a quien llevó la ley Sony-Bono al tribunal supremo.

El tono de tus comentarios recuerda mucho a Adam Curtis en su trilogía “All watched over by Machines of Loving Grace” donde me atrevería a decir que llega a tus mismas conclusiones: que nos hemos metido en un laberinto de ideas liberales que terminan por anular la voluntad individual; el individuo se convierte en un engranaje de la maquina. En vez del Estado para el pueblo, el estado se convierte en un fin en si mismo.

Donde tú hablas de política, el hace un repaso a la historia moderna, el siglo de la máquinas y como el éxito de la ciencia y la ingeniería nos ha hecho ver todo a través de la visión de un ingeniero, que predice el comportamiento de cada elemento del sistema, anulando su voluntad.

Si hay algo esencial para un científico, es definir el problema. Un cordial saludo.

019
Krigan
02.07.2012 a las 21:11 Permalink

El mundo no cambia en un año, el cambio llevará décadas o incluso siglos, pero el que piense que nada va a cambiar con Internet es un ingenuo en mi opinión. Eso es como estar en el año 1460, poco después de la invención de la imprenta, y pensar que esta no va a cambiar nada, que el mundo va a seguir siendo medieval.

He dicho que tardará siglos en completarse, pero el cambio ya ha empezado. Hace solo 10 años casi cualquier persona habría considerado que la Wikipedia era una utopía imposible, hoy es una realidad. Hace solo 15 años casi cualquier persona habría afirmado que la prensa era un bastión de la libertad, hoy muchos pensamos que los periódicos son panfletos al servicio de oscuros intereses. Hace solo 20 años la mayoría pensábamos que la democracia representativa era el “no va más”, ahora muchos la vemos como un sistema en el que continuamente se traiciona la voluntad de los votantes, y se habla de sustituirla por una democracia directa, basada en el voto electrónico.

Wikileaks ha dejado obsoleto al Washington Post, los partidos piratas consiguen escaños en Suecia y Alemania, millones de personas usan Linux en el móvil… decir que el mundo no está cambiando es negar la realidad.

020
enjuto_mojamuto
02.07.2012 a las 21:38 Permalink

Enrique, por si no te habías enterado, hay nuevo libro de Manuel Castells sobre todos estos temas. Se titula “Redes de indignación y esperanza”:

http://sociologiac.net/2012/06/24/manuel-castells-las-personas-estan-cambiando-de-forma-de-pensar-ellas-son-la-gran-esperanza/
http://vmedia.cadenaser.com/cadenaser/2012/06/20120623csrcsrsoc_2_Aes_LAU.mp4

021
Xaquín
02.07.2012 a las 22:01 Permalink

Carai, si ahora va a resultar que el rock no es otra cosa que una variante (evolutiva) del blues y el blues nació en los campos de algodón…que mira tú por donde rima con opresión…será que hai demasiada gente preocupada por llevar alforjas of Vuitton en vez. de mirar la realidad (y ahora la virtualidad) para sacar conclusiones en el viaje de la liberación de la mayoría de la humanidad?

022
Observador
02.07.2012 a las 22:32 Permalink

#017, Krigan: El mundo no cambia en un año, el cambio llevará décadas o incluso siglos, pero el que piense que nada va a cambiar con Internet es un ingenuo en mi opinión.

Por favor, que alguien divida el futuro Nobel de Dans y le dé la mitad a Krigan. Es evidente que se lo ha ganado.

023
Tania Ruiz
03.07.2012 a las 07:49 Permalink

Así estamos en México!! con un gobierno corrupto imposible de cambiar, con unas elecciones fraudulentas que proclaman ganador a un candidato mediático impuesto a pesar de que el pueblo se unió (en gran medida gracias a las redes sociales) e hizo público su repudio a él. Aunque la tecnología nos permite documentar y denunciar ese fraude el sistema está tan podrido que parecen resultar ganadores. Y ahora empezará la restricción en la red, pues están impulsando una propuesta con la que se podrá sancionar a quien hable mal de un candidato.
México se hunde, espero que podamos salvarnos.

024
delivolicita
03.07.2012 a las 10:06 Permalink

Buen post, a años luz de las inocentes expectativas creadas por el 15M. En mi opinión, al final se puede resumir todo en concentración de poder, «El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente». ¿Cómo cambiarlo?, potenciando los modos de producción hacía cualquier alternativa que distribuya la riqueza; hablamos de software libre, dominio público, modos de producción P2P…construyendo una alternativa paralela y disminuyendo nuestras dependencias del estado.

Por cierto, no cometamos el mismo error del 15M, la culpa no es de la clase política la culpa es de todos nosotros, no vale solo con indignarse y pensar que malos son los demás, lucha por tu realidad, haz política!

025
guillermo
03.07.2012 a las 12:08 Permalink

Yo tb tuve la suerte de poder escuchar al profesor Lessig el pasado viernes (y a ti tb Enrique, que es a lo que iba realmente).

La verdad es que también me sorprendió el pesimismo/hiperrealismo de su visión, pues de alguna forma se “daba por vencido” en esta lucha y nos arengaba a los europeos a tirar del carro en estos momentos… creo que incluso había un poco de patada-en-el-culo en sus palabras. Lo que quizás no tuvo en cuenta el Sr. Lessig es que los tentáculos de los lobbys americanos son suficientemente largos como para dar la vuelta al mundo varias veces…

026
Antonio Garcia Saenz
03.07.2012 a las 13:04 Permalink

La revolucion del siglo XX de la informacion se dio con la radio, telefono y television, y al final del mismo como guinda internet, ahora mismo son ya todos medios que han sido “asimilados” “adaptados” o “amortiguados” tras un periodo de incubacion ya pasado por las sociedades, la linea ya mas o menos se conoce por donde va a grandes rasgos, al menos por la nacion mas avanzada que es USA y es simplemente lo que le tocara a India o Camerun cuando le llegue su hora de tener toda su poblacion conectada o los que nos tocara dentro de poco a Europa. Y la leccion es simple, mas y mas datos, y creciente exponencialmente hay intereses para ello, no significa mas informacion, mas datos suele significar por el contrario menos informacion, cada vez tenemos mas y mas datos y menos informacion respecto a todo lo que implique sociedad o politica y en tantos otros temas y artes

027
Carlos (econ)
03.07.2012 a las 14:57 Permalink

#024, eso lo decía yo en el 15M y me tachaban de Troll.

Por muy liberales que seamos, no nos hace inmunes a que la realidad nos de un chasco, como cuando comprobamos que no éramos el centro del universo, o que no hay diferencias de calado entre nosotros y un mono. Quizás ahora nos toque ver que el liberalismo como la ciencia, es útil para todo y suficiente para nada (el lema de mi Blog).

El sueño liberal de usar la razón para dejarlo todo atado y bien atado puede que sea una expresión de nuestro fundamentalismo y nos merezcamos darnos con el canto en las narices.

Enrique es partidario de la idea que los mercados financieros son objetivos, lo que en económica denominamos “eficaces”. Pero en el mundo real y objetivo no hay cambios bruscos que justifiquen las burbujas, y la idea de la objetividad de los mercados no se sostiene.

En cuanto el liberalismo ha salido de internet, se han “transformado” por mecanismos sociales. Somos los pequeños burgueses… un estorbo…

No ignoremos la complejidad del problema. No es la política la que está fallando, es el modelo que tenemos del individuo, de sus aspiraciones, de su toma de decisiones y de la sociedad en la que forma parte.

El padre del término “ecosistema”, decía que el ser humano tiene la genética de Neanderthal, las estructuras sociales del Medievo, y la tecnología de StarWars.

Asimov , en su serie Fundación, tampoco veía salida a la deriva inevitable de la sociedad y proponía una secta de científicos liberales que sentara las bases de un nuevo imperio.

YO CREO EN NOSOSTROS, en la búsqueda del conocimiento. Lejos de decepcionado, me apasiona todas las incógnitas y problemas con las que tenemos que lidiar. Estamos donde tenemos que estar. ¡ANIMO!

028
Aloe
04.07.2012 a las 15:51 Permalink

A estas alturas vamos a descubrir que en este local se juega y que el poder existe y la codicia existe, que luchan por conservarse arriba y ganar más si pueden.
La verdad es que yo no soy mucho de recomendar clásicos, pero hay que recordar que Shakespeare ya nos contó esto impecablemente… a ver si va a haber escrito pa ná. :-)

Por otra parte, el futuro no es previsible, ni está controlado. Cuando se lee historia, te maravillas de cuanta gente desalentada pensó que nunca derrotaría al señor feudal, que nunca acabaría el comercio de esclavos, que nunca conseguiría derechos civiles de ninguna clase. Y todo eso, contra fuerzas formidables, se consiguió.
No para todo el mundo, no para siempre, no sin pérdidas. Esas guerras nunca están ganadas ni perdidas del todo.
NI el optimismo ni el pesimismo están justificados, en mi opinión.

Muchas cosas parecían imposibles y un día dejaron de serlo. Pero quien subestime el poder organizado y su tremenda capacidad de absorber, neutralizar o ignorar las reclamaciones de la gente, incluso fingiendo que las comparte y renunciando al poder desnudo, si eso es lo que da legitimidad, como en los regímenes democráticos, vive en el guindo y ya es hora de que se caiga.

029
miguelc
04.07.2012 a las 17:27 Permalink

#26: Antonio Garcia.

Comparar radio, televisión y teléfono, con Internet es mezclar churras con merinas.

Proyectar lo sucedido con los 3 primeros medios y decir que pasará lo mismo con Internet (o que ya ha pasado, como pareces sugerir), es desconocer sus importantes diferencias.

Para empezar radio y televisión son medios puramente unidireccionales. En ellos no encontrarás más información (o desinformación) que la que sus gestores quieran transmitirte.

El teléfono no permite acceder a bases de datos, no tiene memoria, y con él, por limitaciones prácticas, sólo hablamos con un número muy reducido de personas.

Internet, por otra parte, es inherentemente bidireccional. Todo el mundo puede ser productor a la vez que consumidor de información.

Sólo eso ya supone una diferencia radical con la radio y la televisión.

Si crees que te ocultan cosas, o que la información está manipulada o excesivamente sesgada, en Internet puedes hacer algo al respecto. Con los medios clásicos la única posibilidad es cambiar de canal, y si todos los (pocos) canales se ponen de acuerdo (como vemos últimamente con preocupante frecuencia) pues te aguantas y te quedas sin saber.

Y el segundo hecho que diferencia a Internet no es menos importante. Tiene memoria, y pone esa memoria a disposición de todo el mundo. Puede almacenar hechos, citas, datos, análisis, opiniones, … ¿Qué televisión puede ofrecer eso? ¿Con qué teléfono puedes acceder a tal información?

Y por último, el miedo a ser sepultados bajo una montaña de datos. Si hay que elegir entre tener demasiada información o demasiada poca, ¿qué es preferible?

Con demasiada poca es imposible tomar decisiones racionales. Con excesiva información tienes un problema de digestión, pero siempre cabe la posibilidad de buscar formas de facilitártela. Existen los buscadores, y los círculos de chat, y los foreros en quienes confías, y las herramientas de análisis estadístico, y los gráficos, etc. Con Internet al menos tienes una opción que el anterior sistema te negaba.

Tu comentario no lo encuentro pesimista, lo encuentro directamente derrotista.

¿Para que hacer nada si todo está perdido antes de empezar? Un estado de ánimo que le ha venido siempre muy bien a los que tienen la sartén por el mango, desde los señores feudales hasta los racistas del siglo pasado.

030
Roberto Menor
04.07.2012 a las 17:30 Permalink

A tomar vientos el tratato ACTA
Un pequeño paso para EUROPA, un gran paso para la humanidad
http://blog.opinguino.es/2012/07/hello-democracy-bye-bye-acta/

031
David
04.07.2012 a las 22:17 Permalink

Estoy muy contento porque compruebo que hay muchos que queremos cambiar las cosas y que sabemos que esta es la mejor de las oportunidades que ha tenido el hombre en toda su historia. Cada vez se nos hace mas evidente y cada vez somos mas.

032
edhelday
04.07.2012 a las 23:10 Permalink

Enrique has visto esto?:
http://ataquealpoder.wordpress.com/la-oportunidad-de-oro/
Se trata de un mecanismo para la disrupción de la política que podría funcionar desde dentro.

033
edhelday
05.07.2012 a las 02:47 Permalink

En el link anterior se explica un mecanismo seguramente más realista. Por mi parte intentaré explicarlo con mis palabras, como yo creo que debería llegar a ser. Considerad este post como una primera aproximación.

El problema con el 15m es que pretende cambiar el sistema desde fuera, lo cual es imposible por las propias estructuras defensivas del mismo. (incluyendo cosas como el fútbol. Además el 15m se negó, por principio a entrar en el juego “democrático”, por su evidente corrupción, pero también porque lanzar un partido necesariamente hubiera perjudicado la extaordinaria amplitud de sus bases, fragmentando y debilitando el movimiento.

El problema con los partidos es que una vez concretado un ideario, incluso las personas más cercanas al mismo encontrarán puntos de disenso. Es imposible estar de acuerdo con cada punto de un ideario, por tanto no nos representan. Sólo podemos seleccionar al partido cuyo ideario se aleje menos del nuestro propio. Debido al fenómeno del “voto útil”, propiciado por lindezas como el sistema d’hont, o bien acabamos votando a una minoría sin representación o bien tenemos que elegir entre dos o tres, al “menos malo”, tapándonos la nariz, para que nos represente, suponiendo que luego cumplan el programa prometido… juas.

. . . . . . . . . . . . .

Imaginemos que el 15m presenta un partido. (yo creo que el nombre ideal hubiera sido democracia 2.0, pero ya esta pillado, ¿no?)

con dos puntos básicos:
-.1) El programa de este partido no lo decide nadie del partido, sino los internautas, no los militantes sino la totalidad de los votantes, de todas las ideologías. Esto requeriría, como mínimo, una web con autenticación por DNI electrónico. Además el programa debe ser totalmente abierto para los votantes, admitiendo inclusión, evaluación, derogación de cada punto, en tiempo real, así como un sistema de evaluación de los gestores que podrían incluso ser depuestos si la mayoría suficiente lo decide.

-.2) El compromiso de que, caso de alcanzar el poder, adaptarán las instituciones a este funcionamiento democrático directo, a tiempo real.

A la larga esto significaría la demolición del sistema de partidos tal como lo conocemos, ya que ¿qué sentido tiene votar por un ideario cuando puedes votar por las ideas?

Lo bueno de la propuesta es que atacamos el problema desde dentro. Mucha más gente puede sentirse identificada con un sistema que tiene por base a los votantes en tiempo real, no una vez cada 4 años, y cuyas ideas no emanan de unos dirigentes, sino del colectivo de la ciudadanía. Podríamos participar en la política y las acciones de este partido aunque no le hubiésemos votado.

Lo malo pueden ser problemas de seguridad, autenticación, o también de sinergia entre los gestores (que todavía me parecen necesarios) y las ideas colectivas (en el otro documento en este punto se citaba el caso del chikilicuatre). El problema de los “analfabetos digitales”… Y seguro que encontraréis otros problemas.

El tema es que creo que introducir ideas en esta línea, si no en un nuevo partido, por ejemplo emplazando a partidos existentes a integrar sistemas parecidos, puede ser la llave hacia la disrupción política.. O quizás un agujerito en El Muro del Poder.

Por último, señalar que existen ya ideas similares, como http://www.partidodeinternet.es aunque a mí me parece todavía muy limitado, es un principio.

034
Antonio Garcia Saenz
05.07.2012 a las 06:08 Permalink

#033 , por lo pronto hace mas de diez años, los politicos, alcaldes, concejales etc tenian cada uno un correo electronico al que le podias escribir, hacer peticiones cometarios etc. Eso ya no existe, ningun politico muestra su correo electronico porque no es un medio valido, solo recibe ruido, amenazas, comentarios absurdos pensandos en 2 minutos, en miles y millones de mails inutiles. Asi que me parece bien que una queja la tenga yo que seguir dejando en carta de papel y desplazarme al ayuntamiento por ejemplo, me parece un filtro muy razonable y aun asi …

Siguiendo con el ejemplo los politicos tampoco suelen tener cuentas validas en Facebook o similares, ya que tampoco sirven, solo son plataformas igualmente de ruido e inservibles. Si alguno como Obama si tiene su cuenta de Facebook pero la tiene configurada que sigue siendo un mecanismo unidireccional, osea esta casi en las mismas que ver en teletexto o television los mensajes de Obama.

Eso de los gobiernos de “masas bidireccionales interactivas” y demas es tan solo una fantasia y ademas una fantasia caotica, que ha acabado reforzando y haciendo mas imprescindible la unidireccionalidad.

Una impresion negativa me lleve en mi vida al dia siguiente que cayeron las Torres Gemelas y comente en total con una veintena de personas de mi entorno. No me creia lo que decia tanta gente aturdida por la noticia; “que si eso ha estado bien”,”que si se lo han merecido” y comentarios radicales partiendo de gente que afortunadamente no se dedica a la politica de manera profesional. La politica si que debe quedar en manos profesionales, y cada vez mas y mas profesionales, gente como Merkel con un gran numero de carreras y doctorados y que le paguen mejor que a deportistas de elite ya que su funcion, arreglar un pais, es mas importante que una competicion deportiva, aunque la masa no entienda esto.

Cada vez los politicos tendran que ser mas profesionales, como sea otra profesion que ahora caiga en manos de amateur, aficionados, como la musica, periodismo y demas, entonces se vivira un desastre como una guerra mundial de verdad, pero eso no va a ocurrir, pues estas cosas refuerzan al sistema que aun debera estar mas encauzado que antes de internet, finalmente

035
Aloe
05.07.2012 a las 10:44 Permalink

#34 Santo cielo.

A ti te dan miedo los conocidos que dicen burradas improvisadas después de un atentado lejano y en un país que despierta cierta antipatía. (*)

Tú das mucho más miedo.

(* ¿Hay alguien, Merkel incluida, que no diga alguna vez tonterías crueles sin pensar respecto a algo que sucede muy lejos y que no le involucra emocionalmente? Yo creo que no, no hay nadie, ni los premios Nobel)

036
edhelday
05.07.2012 a las 14:54 Permalink

La profesionalización de la política nos está llevando a menos democracia, nos lleva a la aristocracia (=el gobierno de los mejores)(=¿tecnocracia?) Prácticamente estás dando la razón a los que nos imponen esta democracia de pastel, claro, porque la gallofa no tenemos ni pajolera idea de nada.. (en realidad si la tuviésemos estaríamos corriendo a gorrazos a buena parte de los espantapájaros que nos des-gobiernan..)
Ni hablar. Quienes nos han metido en este berenjenal económico son gente inteligentísima y grandes políticos.. pero que no trabajan para la mayoría de la gente, sino para los que tienen la mayoría del DINERO. Esto es una estafa y no nos la hemos tragado por la falta de inteligencia de nuestros dirigentes, sino por su falta de ética.
Para salir de esto es precisa más democracia, no menos. (Y también más información para los ciudadanos) Y ahora que por fin tenemos la tecnología suficiente para avanzar hacia una democracia verdaderamente representativa, no hacerlo es como si los médicos de hoy, ante una infección nos amputaran un miembro (con whisky como anestesia) en lugar de solucionarla con penicilina (sólo disponible desde mediados del siglo XX). Ya está bien de depender de un sistema democrático decimonónico.

037
Manuel García
05.07.2012 a las 15:04 Permalink

#034 ¿Pero a qué llamas “profesional”? ¿Alguien con un título? ¿Necesita el mejor futbolista del mundo tener uno? ¿y el mejor músico? ¿el mejor pintor? ¿el mejor político?

¿a qué llamamos “amateur” o “aficionado? ¿Desde qué punto de vista (o de quién) lo es?

Si uno se saca del sobaco por talento, inspiración divina o lo que sea, el mejor solo de guitarra de la historia o el mejor tratado económico de la pesca del atún, ¿es menos válido porque no es un “profesional” del medio?

Pienso que delimitas fronteras que no son fácilmente delimitables en ese sentido.

Además de decir que todo lo que se produce en internet es “ruido” para los políticos y que no afectan en NADA a las decisiones que toman, afirmación que me parece un poco pasada de rosca…

Personalmente no sólo no me hallo en desacuerdo sino que creo que es una tendencia que irá aumentando año tras año (la influencia de internet en la política).

038
Antonio Garcia Saenz
06.07.2012 a las 01:16 Permalink

Esta claro, por ejemplo leyendo post anteriores, que internet esta dando a la gente lo que antes se conocia por “influjo magico” esta sustituyendo de facto, aunque no se reconozca, a biblias coranes y manifiestos comunistas, es una cuestion de fe, de incoherencia e irracionalidad que siempre acompaña al ser humano, el pensamiento magico renovado, pero la realidad sigue estando ahi y es mas tozuda que todo y lo supera todo, como el 15m que logra a reunir un monton de gente, simplemente para llegar a tener consciencia que mayormente no tiene nada que ver entre si y que mas bien son enfrentados, asi que nada y dispersion, ya que esto no es un contexto valido, tanto bit y venga bit siempre se aleja a toda velocidad de la vida real y acaba por no servir para nada, de hecho vivimos peor que los 80s 90s no es ninguna casualidad

039
Manuel García
06.07.2012 a las 08:15 Permalink

#38 Debo ser un poco torpe porque no entiendo a dónde quieres llegar. ¿Estás tratando de decir que los “internautas” estamos tomando internet como nuestro nuevo Dios Salvador y tenemos la esperanza y la fe ciega de que va a resolver por sí sola todos los problemas de la humanidad?

¿que “tanto bit” lo único que está es alejándonos más aún de la realidad?

040
Jesús
06.07.2012 a las 12:45 Permalink

Voy a soltar una serie de pensamientos aleatorios:

Sacramento, en su concepto original, significa “alimento del alma”. Y como soy libre, elaboro mi propio “programa espiritual”. Pues bien, mi sacramento es el conocimiento, porque disfruto interiormente al obtenerlo.

Con todo esto sólo quiero decir que, en este blog y otras muchas fuentes, llego sabiendo que vengo a disfrutar. Y lo agradezco :)

Después del rollo espiritual xD , una serie de cuestiones.

A raíz de la foto y suponiendo que ese ordenador es suyo, ¿puede este hombre defender las ideas que expone y utilizar un producto de una empresa bastante opuesta a esas ideas en muchos casos y parecer igual de coherente?

No digo que Apple es es mal y los que lo usan vayan a la hoguera xDD pero detrás del producto hay personas que obtienen dinero mediante el y, en este y muchos casos, el dinero permite convertir las ideas y creencias de quien lo posee en hechos. Es un tema para reflexionar.

Esta entrada me produce una mezcla de sentimientos: alegría por saber de expertos en este campo, frustración por la poca expectativa a corto plazo que supone, esperanza porque no se podrá evitar y algún día se hará realidad, y un sentimiento muy particular: desconcierto.

Desconcierto porque no alcanzo a entender POR QUÉ las personas que yo reconozco como superiores, mejores, más capacitadas (como quiera definirlo) que YO no intentan, por difícil que sea, cambiar las cosas desde dentro, haciendo política. Desde una nueva agrupación política o una ya existente, me da igual, pero quiero a gente que vale tomando decisiones.

Yo creo que la política nunca debe ser una profesión sino un servicio que todos, de forma voluntaria, deberíamos querer prestar de forma transitoria en algún momento de nuestra vida. Porque es el verdadero lugar dónde cambian las cosas, donde se decide el día a día de millones de personas.

Estoy estudiando Ingeniería en Telecomunicaciones, espero desarrollarme en ese campo gran parte de mi vida, pero cada vez tengo más claro que pienso pasar un tiempo en política (entrar, servir, y SALIR, que es muy importante lo último). Siento la necesidad de contribuir, de arreglar, de saber que si algo se puede hacer mejor se está caminando en dirección hacia ello.

Y desde aquí, yo acuso. Porque por los tan laureados y poco utilizados principios de mérito y capacidad, todas las personas que yo reconozco como más sabias, más experimentadas, más capaces y en definitiva MEJORES QUE YO como muchos economistas, profesores, blogueros, filósofos, científicos, decenas de personas en las que me inspiro (entre las que no digo nombres porque me quedan muchos por conocer), deberían ocupar cargos a los que YO no debería poder acceder en el futuro porque bajo mérito y capacidad esas personas los merecen más que yo.

Esto me suscita otro pensamiento: ¿por qué estas personas, distintas entre sí, y que yo reconozco como válidas tienen en común su no-participación en política? Me carcome por dentro no saber la respuesta. Pensar que no van a cambiar nada si lo intentan no es una respuesta para estas mentes preclaras. Tiene que haber algo más.

Ustedes (señor Dans, para mi incluido) podrían intentar llegar más allá con sus ideas. En política. Si no lo hacen, personas como yo intentaremos que se haga. Pero tengan presente: nadie mejor que el autor de una obra para explicarla.

041
Antonio Garcia Saenz
06.07.2012 a las 14:12 Permalink

Yo no se de cocina y me gusta que por tanto haya expertos en el restaurante para eso le pago el plato, ni de arquitectura se nada y agradezco que haya arquitectos leyes y normas a cumplir de la que no sabemos la mayoria, pero asi no tenemos que estar siempre pesando si el techo de la casa se nos caera encima, ni de politica ni de llantas de automovil, entonces tengo que confiar en otros expertos que viven de eso especificamente y en eso consiste la Civilizacion continuamente. El creciente grado de complejidad acentua este hecho, cada vez se necesitan mas expertos hasta me extrañaria si ya la carrera de telecomunicaciones no se habria dividido en varias distintas ramas a tomar, a especializarse.

Paises como Italia o España estan hoy en el mismo sitio, con riesgo quiebra, y mas paises, y los diversos y opuestas politicas llevaron al mismo sitio, pues aqui hay algo mas; hay una creciente abundancia de datos y creciente falta de informacion como nunca antes se ha conocido, de ahi, con esta falta de informacion, que los politicos europeos esten improvisando, probando suerte, haber cuando sale buena de una vez … un mundo contradictorio, cada vez menos informacion, y mas y mas gente con conocimientos, en China India etc, el conocimiento aumenta exponencialmente, el conocimiento por tanto valdra menos en el mercado, y las materias primas necesarias que no son renovables ni ampliables cada vez costaran mas y hasta las que si lo son. Los primeros sintomas nos llegan como siempre del pais mas avanzado, sabias que la principal fuente de ingresos de California no es ni Facebook, ni Google ni Apple, ni Hollywood ni Disney ni tanta empresa del conocimiento todas juntas, sino que;

Agriculture (including fruit, vegetables, dairy, and wine production) is a major California industry. In fact, California is the world’s fifth largest supplier of food and agriculture commodities.[23][page needed] Airborne exports of perishable fruits and vegetables amounted to approximately $579 million in 2007.[24]By way of comparison, California exported more agricultural products by air that year than 23 other states did by all modes of transport.[24]

According to the California Department of Food and Agriculture, “California agriculture is nearly a $36.6 billion dollar industry that generates $100 billion in related economic activity.”[25] The state’s agricultural sales first exceeded $30 billion in 2004,[26] making it more than twice the size of any other state’s agriculture industry.

http://en.wikipedia.org/wiki/Economy_of_California

( Al lado aparece un grafico erroneo como marca constante de la Wikipedia )

100 billones de dolares al año la agricultura de California eso ni lo sueña ni su Google ni su Apple ni su … es el tipo de cambio total que viene, el futuro nunca es lo que te creiste

042
edhelday
06.07.2012 a las 15:24 Permalink

La unidireccionalidad es lo que quieren los que tiran de los hilos de los políticos, es el mango de la sartén..
A mi no me parece que la gente de Rajoy esté tomando decisiones erróneas, sino que la debacle es deliberada. Están realizando su plan, sólo que los beneficiarios no somos el pueblo. Nos gobiernan a nosotros pero no para nosotros, y lo que está saltando a la vista es que la capacidad de los ciudadanos de controlar a los políticos es NULA y los votos son papel mojado.
También decis que internet aporta caos, que es el nuevo credo, la nueva magia.. te ha faltado decir que es el nuevo opio del pueblo, después del fútbol..

Yo pienso que internet es el mejor sistema de interconexión de personas que se ha creado. imperfecto, sí, pero contiene el potencial de transformar el conjunto de individuos de que se compone la sociedad en una verdadera Humanidad, a la manera de la Gaia de Asimov pero basándose en la tecnología. Naturalmente estamos lejísimos de algo así, pero sinceramente creo que caminar en esa dirección es la única manera de que sobrevivamos como especie a nosotros mismos.
Naturalmente este ideal del que hablo sólo sería alcanzable a muy largo plazo, tanto que temo que lo más probable es que nos autodestruyamos mucho antes.

El todo es mayor que la suma de las partes. Por supuesto que ciertas personas estarán más dotadas para ser políticos que usted o yo, pero ninguna persona aislada, ni siquiera un partido, puede competir con la habilidad combinada de toda la ciudadanía. Es la esencia de la democracia y es lo que nos enseña prácticamente cada caso de disrupción de los comentados aquí (como el de wikipedia sin ir más lejos.)
Esta debe ser la tendencia de nuestra evolución como sociedad: más democracia, no menos.
No olvidemos que una democracia basada en un sistema de “encuesta continua global” como el que planteo sería mucho menos sensible a las presiones de los grupos de poder, que son los que convierten a los partidos y a la presente democracia en una estafa y una burla. Y si el caso español no lo deja claro, no hay más que ver lo ocurrido con las democracias de Grecia e Italia para ver qué tipo de “democracia” de pegolete desean nuestros “pastores”.

043
Antonio Garcia Saenz
07.07.2012 a las 12:28 Permalink

“… ni siquiera un partido, puede competir con la habilidad combinada de toda la ciudadanía. Es la esencia de la democracia …”
Es que cuando veo en el congreso todos los politicos votando aburridisimas leyes y aguantando para no quedarse dormido, no comprendo como la gente podria llevar eso a cabo, el trabajo es el trabajo si es duro, necesita gente con conocimiento cuanto mas mejor, y entonces no hay posibilidad de hacerlo ameno ni cosas asi es convertible en un videojuego online con millones de jugadores … en fin, sinceramente creo que hablas de otro planeta

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens