El Blog de Enrique Dans

Hablando sobre las estrategias de Apple y Google, en Cinco Días

Escrito a las 9:23 am
7

Marimar Jiménez, de Cinco Días, me envió algunas preguntas acerca de la estrategia de Apple y de Google en el entorno de los smartphone, con la tesis de que podríamos estar viendo una batalla con situaciones similares a la experimentada en su momento entre Microsoft y Apple en función de la mayor apertura o cierre de cada sistema, y con una Apple que podría estar repitiendo algunos de los errores de entonces. Hoy lo ha publicado bajo el título “Google y Apple: ¿repetirán la historia de Windows-Mac?” (ver en pdf).

Mi impresión es que el análisis es infinitamente más complejo de lo que parece, con diferentes fuerzas que actúan en varios sentidos y muy pocas conclusiones sencillas o maximalistas: un mayor nivel de control y cierre de la plataforma, por ejemplo, juega en contra del desarrollo del ecosistema mediante varios jugadores (Android es impulsado por múltiples fabricantes frente a una Apple que tiene que capitalizar todo el esfuerzo de promoción de la plataforma), pero a favor de proporcionar incentivos a unos desarrolladores que se benefician de un mayor nivel de control y generan un parque con más aplicaciones. Pero un mayor nivel de apertura puede determinar una balcanización mayor, que lleve a desarrollos de mayor complejidad o incluso a una percepción de complejidad mayor o más frustrante de cara al usuario. Sin duda, un tema complejo.

A continuación, mis respuestas completas a las preguntas de Marimar:

P. Google empieza a tener algunos problemas con la “apertura” de Android. Al parecer, ha anunciado que retrasa la apertura de la última versión de su sistema operativo ¿A qué crees que obedece esta política? ¿Crees que esto puede generarle problemas con los fabricantes de móviles: LG, Samsung, HTC…, por qué? ¿Y a los desarrolladores?

R. Mantener un sistema operativo abierto en el ecosistema de los terminales móviles es una estrategia que ha funcionado impresionantemente bien para Google: la rapidísima adopción de Android (ya en el número uno en el segmento de smartphones), empujada por una amplia variedad de fabricantes de terminales que pueden diferenciarse construyendo sobre su licencia Apache y sin obligación de devolver a la comunidad sus innovaciones, ha posibilitado un éxito difícil de anticipar cuando se lanzó hace menos de tres años. Pero una balcanización excesiva es susceptible de generar problemas, de ahí que Google haya preferido en ocasiones aplazar la liberación de sus versiones más recientes hasta asegurarse un nivel de compatibilidad adecuado.

P. ¿Es un problema hoy por hoy o puede serlo el que Android esté tan diversificado?

R. La estrategia, sin duda exitosa, ha dado lugar a un importante nivel de diversidad en un mercado en el que conviven diferentes versiones del sistema operativo, adaptaciones por parte de fabricantes o configuraciones con limitaciones que permiten o no una actualización no trivial para el usuario medio, generando un ecosistema con elevada complejidad y con nuevas situaciones de equilibrio en la delicada ecuación de poder entre fabricantes, empresas de telecomunicaciones y desarrolladores.

P. ¿En tu opinión, cuál ha sido más acertada la estrategia del “todo cerrado” de Apple o la “abierta” de Google con Android?

R. Los resultados dejan claro que el potencial de crecimiento de Android sujeto a una estrategia con múltiples accionistas está muy por encima del de plataformas cerradas como las de Apple o RIM, y de hecho ha superado con mucho el crecimiento de ambas. Ninguna estrategia, en cualquier caso, está exenta de problemas en su evolución, y la elección entre crecimiento moderado con un mayor nivel de control o más rápido con un control más laxo responde a una amplia variedad de criterios. Por el momento, el crecimiento del parque de aplicaciones creadas por los desarrolladores y la cantidad creciente de fabricantes de terminales que adoptan Android parece determinar que las ventajas superan a los problemas, pero esta situación dista mucho de ser estacionaria.

P. ¿Crees que Apple puede tropezar dos veces en la misma piedra al cerrar sus soluciones? ¿O crees que esta vez, a diferencia de lo que le pasó con los Mac, es un acierto? ¿Por qué?

R. Las estrategias de apertura o cierre en nuestros días nunca son absolutas. Considerar a Apple como “un sistema cerrado” es maximalista y no del todo correcto, dado que una gran parte de su código es completamente abierto. El efecto de la apertura o cierre de cada uno de los “grifos” que llenan esta bañera es claro, pero el resultado final no lo es: abrir más el desarrollo supone más crecimiento, pero también mayor balcanización, de la misma manera que un mayor control del ecosistema de aplicaciones puede suponer, paradójicamente, más ingresos para los desarrolladores y un ecosistema que crece más rapidamente. Y los programadores de aplicaciones juegan un importantísimo papel a día de hoy en el atractivo de una plataforma.

P. ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la estrategia de Google y Apple con sus Android y su iOS? ¿Y qué lecciones deberían ir aprendiendo de ello?

R. La lección clara es un incremento de la complejidad del análisis. No se puede afirmar que un movimiento sea intrínsecamente “bueno” o “malo”, porque los equilibrios de fuerzas entre los diversos participantes en el mercado lo convierten en ambivalente. De acuerdo, si tu sistema operativo es cerrado, creces más despacio porque eres el único fabricante que lo impulsa. Pero por otro lado ofreces más control y capacidad de generación de ingresos a los creadores de aplicaciones, lo que hace que el crecimiento que te detraen los fabricantes de terminales te lo proporcione un ecosistema con más apps y que el usuario final pueda preferir porque le ofrece más funciones. Todo esto, estudiado en un entorno con múltiples segmentos de público objetivo, genera situaciones con numerosos vectores en juego que resultan difíciles de analizar.

P. ¿Android se va a convertir en el Windows de los PC? ¿Se puede repetir la historia de éxito de Windows-PC con la de Android-móviles?

R. Decir que Android va a ser la plataforma prevalente o dominante en el segmento smartphone tiene poco mérito, porque ya lo es y porque la dinámica del mercado parece que indica que lo seguirá siendo. Pero la situación de equilibrio de fuerzas entre sistemas operativos, operadoras, desarrolladores y usuarios es volátil y difícil de analizar. Ahora mismo, la mayoría de programadores ofrece sus aplicaciones a iOS y a Android habitualmente al tiempo, pero ¿obtienen igual rentabilidad en función del tiempo invertido en el desarrollo? Desarrollar para Apple es más sencillo, porque la variabilidad de factores es menor frente a la de un Android con infinidad de combinaciones de versiones, características, plataformas con las que negociar, etc. ¿Determinará esto una posición de supremacía o es equilibrado por otros factores? Como mercado, es apasionante y sumamente difícil de analizar.

7 comentarios

001
Pilar Lopez
08.04.2011 a las 10:33 Permalink

Buenas respuestas (como siempre).

De todas formas, yo siempre me decantaré por un software un poco más cerrado y privativo que garantice que las cosas funcionan como deben de hacerlo y no nos vamos a encontrar con cosas extrañas.

He visto el caso de un tablet con Android que envia cada media hora información personal a un servidor chino. Cuando digo información personal me refiero a agenda, llamadas, imagenes…. ¿Privacidad?. Desconozco si será un troyano, una aplicación “legal”….pero claro mientras exista el jailbreak y queramos ahorrarnos 60 centimos siempre puede ocurrir esto.

Fuente: http://macbarato.blogspot.com

002
tomeu pons
08.04.2011 a las 10:38 Permalink

Apasionante!! Llamadme Friki! :-)
Buen Fin de semana a todos!

003
Pablo Roca
09.04.2011 a las 04:10 Permalink

Para la ultima respuesta que respondes con una pregunta “la mayoría de programadores ofrece sus aplicaciones a iOS y a Android habitualmente al tiempo, pero ¿obtienen igual rentabilidad en función del tiempo invertido en el desarrollo?”

Digo rotundamente que no. Android es un buen negocio para Google y los fabricantes de Smartphones, para los desarrolladores ni de lejos es un buen negocio.

Saludos,

Pablo Roca

004
Eric Figueras Torras
09.04.2011 a las 13:15 Permalink

Nosotros en Amivox acabamos de publicar una aplicación para Android y estamos en el proceso de validación de Apple.

El proceso con Android fue fácil y rápido: lo subimos a Android Market y a los 7 minutos ya estaba disponible para todo el mundo. Sin necesidad de hablar ni comunicar con nadie. Pero es cierto que nos vamos encontrando con “sorpresas” que debemos resolver con updates de la aplicación (e.g., los Android de LG no procesan los envíos de audio con el mismo formato que la mayoría de móviles, con lo cual cuando nuestros usuarios envían mensajes de voz a Facebook, éstos quedan mudos…). En comparación con la diversidad que vivimos en el mundo de Java para móviles JME/MIDP2 esto no es nada, pero continúa siendo una molestia.

El proceso de la App Store es mucho más rígido: debemos aceptar una lista de requerimientos, la aplicación es analizada por el equipo de Apple en búsqueda de potenciales peligros, etc. Lo cual comprendemos y respetamos. A pesar de que nos hace ir bastante más lentos. Pero una vez finalizado el proceso de validación sí tienes la garantía de que el resultado es universal dentro del mundo del iOS.

Qué preferimos los desarrolladores? Pues en nuestro caso particular estamos contentos con ambos. Google nos da acceso instantáneo a un mercado grande pero con cierta diversidad de funcionalidad. Y Apple nos debe validar para entrar en un mundo un tanto más exclusivo y cerrado, pero así mismo grande y en continuo crecimiento. En otras palabras, los desarrolladores de aplicaciones debemos estar en ambos mercados y atenernos a las características de cada uno de ellos.

Buen finde!

005
Fran
11.04.2011 a las 03:18 Permalink

Pequeño detalle que si bien para los grandes desarrolladores es ridículo, para los pequeños si puede ser importante; la licencia de desarrollador de iOS, necesaria para poder publicar vale 99€ anuales, mientras que la de Android son 25€ y es vitalicia.

006
Mercadder
12.04.2011 a las 08:02 Permalink

Estrategia de Google acertada? En mi punto de vista ha sido todo lo contrario.

Un S.O. para varias operadoras no puede terminar en sonrisas y fiesta para todos. Tarde o temprano el usuario presionara al hardware, este al S.O. y finalmente la competencia entre las operadoras lo canibalizaran. Android es desechable.

iOS ha creado una revolucion en todo el espectro e incluso en el propio hardware de Apple hardware y MacOS. Y pronto este iOS cambiará la forma como usamos internet.

007
Darth
13.04.2011 a las 00:54 Permalink

Y los programadores de aplicaciones juegan un importantísimo papel a día de hoy en el atractivo de una plataforma.

supongo que durante todo este tiempo, en la plataforma Desktop no ha sido así….o no…más bien ha sido así durante todo este tiempo, y eso es lo que ha hecho de Windows una plataforma fuerte frente a cualquiera de las opciones de la competencia.

En cambio, hablar a día de hoy, de la importancia de las aplicaciones (cuando hablamos de aplicaciones básicas y de 0,75 euros, que la mayoría son web apps como quien dice…..) es un chiste.

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens