El Blog de Enrique Dans

Una “influencia desproporcionada”

Escrito a las 9:27 am
13

Este artículo en The Guardian, “Ignore bloggers at your peril, say researchers“, afirma que una pequeña proporción de usuarios especialmente activos en la red están ejerciendo una influencia cada vez mayor sobre las opiniones de la sociedad en su conjunto, y que ese fenómeno es creciente al verse reforzado, además, por el desarrollo de relaciones con los medios de comunicación tradicionales, que acuden a ellos para buscar opinión y temas.

Bloggers and internet pundits are exerting a “disproportionately large influence” on society, according to a report by a technology research company. Its study suggests that although “active” web users make up only a small proportion of Europe’s online population, they are increasingly dominating public conversations and creating business trends

Cita también a Glenn Reynolds, autor de “An army of Davids“, que comenta que

“Bloggers and blog-readers are ‘influentials’ – the minority that pays attention to events outside of political and news cycles. They also tend on average to be better off, better educated and, more importantly, employed.”

El artículo me llama la atención porque coincide con lo que hice ayer en una breve intervención hablando de blogs ante una audiencia de anunciantes en medios, en la que coincidí con Jose Luis Orihuela, Julio Alonso y Alvaro Andoain: tras mostrar con casos reales unos cuantos ejemplos (malos y buenos) de influencia de los blogs en la comunicación y la imagen corporativa de diversas empresas, estuvimos hablando del interés de la comunidad blogger como generadora de opiniones, de críticas y de buzz en general, o como vehículo de información acerca de las percepciones que una empresa o una marca genera en la sociedad.

¿Ejercen los bloggers una “influencia desproporcionada”? Me parece una pregunta mal planteada. En mi caso, que llevaba tiempo dando conferencias y escribiendo columnas en prensa general y económica mucho antes de empezar con el blog, creo que el blog puede haber representado un sitio donde ser “el dueño” de lo que quiero decir sin tener que ajustarme al espacio o al tema que un medio me quiera dar o proponer, pero sobre todo, un sitio donde enriquecer mis opiniones con las ideas que otras personas me aportan, una bidireccionalidad que antes ocurría sólo en contadas ocasiones y en encuentros muchas veces casuales, con lo cual tendía a perderse. El blog me proporciona un sitio donde ordenar esas ideas y canalizar esa participación. ¿Influencia? Pues hay quien dice que sí. ¿Desproporcionada? ¿Con respecto a qué o a quién? ¿A la que debería tener si no hubiese tenido un blog?

A nivel social, creo que el blog puede estar siendo una fuerza “ecualizadora”: alguien con algo que decir y con capacidad para decirlo, puede alcanzar al decirlo una influencia antes reservada para los que, por posición o relaciones, tenían acceso a (o eran llamados por) los medios de comunicación. En ese sentido, pura democracia o, al menos, una meritocracia más equilibrada. Visto desde la órbita de las empresas, como plantea The Guardian, significa que éstas tendrán que ver quienes escriben sobre temas que puedan afectar a sus productos o a sus marcas, y que éstos podrán ser, en lugar de únicamente el periodista especializado o el experto de turno, prácticamente cualquiera con una opinion al respecto que alguien esté dispuesto a calificar de autorizada. ¿Es una “desproporción” que un consumidor de un producto pueda ejercer una influencia sobre la empresa que lo fabrica? Desde mi punto de vista, creo que no. Lo que era una desproporción o un contrasentido era precisamente lo contrario: que una empresa pudiese hacer lo que quisiera, sin miedo a lo que sus clientes u otros agentes alejados del poder medíatico pudiesen decir. ¿Puede una empresa hoy no mirar a la blogosfera? Sí, puede hacerlo… pero allá ellos. Estarán despreciando el canal de información e interacción más rico que han tenido nunca, algo que va en función de tu propia responsabilidad. Como dice Reynolds en el artículo,

“… but those who ignore online buzz do so at their peril: You can bury your head in the sand, but very quickly you’ll look like a very old-fashioned company.”

No sé si es desproporcionada o no, y me parece poco productivo plantearlo. Pero influencia es, sin duda. Y francamente, creo que es mejor que lo sea.

2 trackbacks

[…] Tenemos una curiosa tendencia a percibir el mundo de forma lineal: a mayor causa, mayor efecto. Es una buena primera aproximación, pero visto de cerca el mundo no funciona así. Hay distribuciones con largas colas … […]

002
Blogueros Influyentes
21.04.2006 a las 13:27 Permalink

[…] Cada vez más los usuarios leemos, aparte de la prensa tradicional, a un grupo importante de influyentes bloggers, este es el caso del profesor del Instituto de Empresa, Enrique Dans. En esta entrada de su blog se hace eco de un artículo aparecido en … […]

11 comentarios

001
Consultor Anónimo
19.04.2006 a las 10:34 Permalink

Francamente, creo que esto es hinchar el globo más de la cuenta. ¿Influencia en la sociedad? ¿En serio? ¿En qué sociedad?

Incluso si solo miramos dentro de nuestro “mundo desarrollado”, el consumo habitual de internet sigue siendo muy limitado. Los lectores de blogs siguen siendo muy limitados. Y aunque es cierto que hay voces “autorizadas” que gracias a los blogs encuentran medios de expresión adicionales a los que ya tenían, lo cierto es que su impacto en la sociedad es limitado.

Creo que los blogs son interesantes, mucho. Que ofrecen posibilidades que antes no existían. Que favorecen esa meritocracia que tan bien mencionas. Pero de ahí a decir que tienen un impacto decisivo en la sociedad, que “dominen las conversaciones públicas” o que estén creando “modelos de negocios”…

En fin, que influencia sí. ¿Relevante? Eso nos gustaría creer… pero, hoy por hoy, esto son juegos florales, “toreo de salón” para una “élite” (o sector minoritario). Las tendencias sociales siguen siendo influídas, en un 98%, por los medios tradicionales. Vale, antes era en un 99% y hemos ganado un 1%. Pero seguimos siendo, en esencia, intrascendentes.

002
Juan Reyero
19.04.2006 a las 11:31 Permalink

La falta de proporcionalidad nos pilla a contrapelo. Acabo de publicar un comentario en mi blog.

[Enrique: he intentado publicarlo como comentario aquí, pero haloscan no me ha dejado. Ha decidido que tenía demasiados enlaces (4). Tienen una forma curiosa de filtrar].

003
Enrique Dans
19.04.2006 a las 11:53 Permalink

Vaya… Es algo que Haloscan hace porque típicamente, los comentarios de spam ponen un montón de enlaces en cada comentario, para así conseguir mas “Google juice”. Perdón por la molestia.

004
ESE
19.04.2006 a las 14:39 Permalink

La influencia existe, y creo que es importante. Un par de personas, alejadas de la “blogosfera”, me han comentado los problemas que tendrás si vuelas con AirEuropa, tomando como caso un vuelo desde Shangai, leído en páginas de internet (que no sabían detallar)… No supieron decirme de dónde habían sacado la historia (se la habían contado), pero me sonaba a tu post sobre el tema (igual hay varios casos similares “bloggeados”)… Los blogs no tiene sólo sus lectores directos, existen los comentarios boca-oreja (igual que para cosas que hayas leído en periódicos o tv o lo que sea). Y seguramente va en aumento, y mucho. Las famosas estadísticas de blogs nuevos también te permiten pensar en que hay muchos más lectores de blogs nuevos…

005
Gorki
19.04.2006 a las 15:30 Permalink

Influencia muy limitada, una columna en El Pais, una tertulia en la COPE, un actor en los premio Goya, tiene mucha más influencia que todos los bloggeros juntos, por no hablar de quien sale en la televisión.
Lo importante del blog es que es más democrático, pues si hay mayor alcance popular en otros medios, muchas personas han de autorizar, (y censurar), su uso. En cambio aqui, cualquiera puede montar su púlpito y soltar sus sermones, sin que nadie pueda ponerle cortapisas, (por ahora).

006
Daniel
19.04.2006 a las 15:51 Permalink

A mi me recuerda a una cosa que leí, ahora no recuerdo donde concretamente. Pero básicamente se trataba de que había gente que empezaba a justificar que algo era cierto porque salía en la wikipedia en un momento determinado.

Yo creo que es cierto que hay muchos blogs que por número de visitas verdaderamente si que pueden llegar a acercar opiniones de los lectores a la del autor. No se si tanto como para cambiar su opinión, pero leyendo diversas opiniones se aprende.

007
Gorki
19.04.2006 a las 18:26 Permalink

Un bloggero tiene mucha menos influencia que un articulista de periódico, un tertuliano de la radio, o un actor en los premios Goya, por no hablar de un señor que sale por televisión.
Por contra, tiene algo que no tiene los otros que es libertad, pues no hay nadie por arriba que controle y censure lo que cuenta.
Cualquier persona puede subirse al púlpito, poner el paño y soltar su sermón, sin ningun tipo de cortapisa o censura.
La influencia que adquiera dependera de su constancia, de Google y de su propia credebilidad.

008
JodyDito
19.04.2006 a las 20:02 Permalink

Antes pensaba lo de Gorki, antes pensaba que los blogs era una gamba de placton en todo el océano, pero…….de repente, de un tiempo a esta parte, ya no, ya no sé que pensar.
O si sé que pensar (es una forma de hablar), creo que los blogs estan empezando a despegar a tener una influencia muy significativa, y…..¿por qué?, pues porque cada vez más gente tiene internet, cada vez hay más wi-fi, cada vez hay más cibercafés, cada vez hay más universo virtual, cada vez se compran más ordenadores….y además, portátiles.

luego, ya pienso de otra forma, esta empezando un fenómeno que terminará como dice el artículo de Enrrique y de los que cita, acabará siendo una forma de opinión, información, conversación, fuentes a consultar….etc,etc, que no solo esto, sino que directamente se irá a internet, a los blogs a buscar noticias, a comentar, a estar al día…..porque es la forma más inmediata, más a ras de tierra, más espontánea, más directa y más de todo.

Si, estoy covencido, que con el tiempo, ya lo está siendo en EEUU y otros sitios, lo de los blogs y lo de internet, será como esas enciclopedias del siglo IXI, que no dabas un paso sin consultarlas. He dicho, ala!.

009
ESE
20.04.2006 a las 10:30 Permalink

Gorki, no digo que los blogs tengan más influencia que los ejemplos que comentan, sino que sí que la tienen. Todo tiene su público (probablemente no es el mismo el que lee columnas de El País que el que escucha tertulias de la COPE), y pienso además, que el público va en aumento.
La credibilidad te la ganas (o la has obtenido previamente de la manera que sea), como en cualquier otro medio. Quizá en un blog es más difícil de obtener, pero las que obtienes son mucho más fieles y te depositan mayor confianza.

010
JoseM
20.04.2006 a las 15:59 Permalink

Ocurre lo mismo que en otros campos. Lo que no quieren es perder su control. A través de los blog, no existe ninguna forma de control. No pueden imponer sus opiniones, y lo que es peor, se pueden dar a conocer opiniones que no convienen que lleguen a escuchar.

011
Avern0s
20.04.2006 a las 16:50 Permalink

Yo sólo espero que los bloggers mas influyentes no caigan en la autocomplacencia o se sientas los nuevos mesias, por eso insisto en la bidireccionalidad de los mismos. Aunque obviamente esta bidireccionalidad no ha de ser equitativa ( es un canal de expresión basicamente unidireccional, que ha de enriquecerse).
Esto ya lo comenté en algún sitio incluso en mi raquitico blog.
Yo suelo leer blogs, en algunos expreso mis opiniones y veo los blogs de los demás “comentaristas” a veces son más enriquecedores que el original ( no es mi caso).
Lo que más me maravilla es que Todo se enlaza….y a veces a una velocidad pasmosa. ¿Eso es red social?
Ciao

Comentarios cerrados

Logotipo de Blogestudio Logotipo de Acens